Archivo de la etiqueta: Aprendizaje

Espacios para el aprendizaje

learning_spaces_cover

Oblinger, D. G.. [e-Book] Learning Spaces, EDUCASE, 2006

Texto completo

El espacio, ya sea físico o virtual, puede tener un impacto significativo en el aprendizaje. Learning Spaces se centra en la forma en que las expectativas de los alumnos influyen en dichos espacios, en los principios y actividades que facilitan el aprendizaje y en el papel de la tecnología desde la perspectiva de quienes crean los entornos de aprendizaje: profesores, tecnólogos del aprendizaje, bibliotecarios y administradores. La tecnología de la información ha aportado capacidades únicas a los espacios de aprendizaje, ya sea estimulando una mayor interacción mediante el uso de herramientas de colaboración, videoconferencias con expertos internacionales o abriendo mundos virtuales para la exploración. Este libro representa una exploración continua a medida que unimos el espacio, la tecnología y la pedagogía para asegurar el éxito de los estudiantes.

Anuncios

Aprendizaje y desarrollo corporativo en el siglo XXI: tendencias y mejores prácticas

21st-century-corporate-learning-development

Nick van Dam. “21st Century Corporate Learning & Development: Trends and Best Practices” BookBoon, 2018

Texto completo

Las organizaciones de todo el mundo están experimentando cambios radicales. El papel del aprendizaje se ha vuelto más estratégico en muchas organizaciones siendo considerado uno de los activos intangibles más destacados cuando se valoran a las organizaciones.

Varios estudios de investigación confirman que el desarrollo de la capacidad de las personas sigue siendo una alta prioridad para muchas organizaciones en todo el mundo. A nivel mundial, más de 8 de cada 10 ejecutivos consideran el aprendizaje como un tema importante o muy importante. Los altos ejecutivos informan que sus empresas no están desarrollando habilidades lo suficientemente rápido o líderes lo suficientemente profundos. Por lo tanto, no es sorprendente que más del 60% de las empresas planeen aumentar su gasto en I+D, y más del 66% de las organizaciones aumentarán el número de horas de aprendizaje formal.

Este libro presenta prácticas de L&D de vanguardia basadas en el trabajo y la investigación del Prof. Dr. Nick Van Dam (Global Chief Learning Officer de McKinsey & Co.).

Bibliotecas Públicas: un espacio vital para la participación de las familias

pages-from-public-libraries-a-vital-space-for-family-engagement-232x300

Lopez, M. E., M. Caspe, et al. [e-Book]  Public Libraries: A Vital Space for Family Engagement, Harvard Family Research Project, Public Library Association, 2017.

Texto completo

 

Las bibliotecas están construyendo una base para el compromiso familiar al apoyar a las familias para promover el aprendizaje de por vida de sus hijos. Comenzando en los primeros años, los servicios de las bibliotecas públicas apoyan y mejoran el bienestar de las familias y guían el desarrollo de los niños en formas que van mucho más allá de la alfabetización temprana.

El proyecto Harvard Family Research Project, encuestó a líderes de bibliotecas públicas de todo el país acerca de sus prácticas de participación familiar, convocó a una comunidad de aprendizaje de bibliotecarios, realizó entrevistas con bibliotecarios y revisó la investigación para estudiar de cerca las prácticas de participación familiar en las bibliotecas públicas. De esta investigación surgieron cinco maneras prometedoras de que las bibliotecas involucren a las familias en el aprendizaje de los niños desde la primera infancia y a lo largo de los años escolares.

 

Co-Creando Aprendizaje Profesional a través de la Participación Familiar

powered-by-families-co-creating-professional-learning-through-family-engagement-summits_list_item

 

Powered By Families. Co-Creating Professional Learning Through Family Engagement Summi. Global Family Research Project

Texto completo

Con demasiada frecuencia, los formuladores de políticas educativas diseñan programas y procesos sin consultar a los maestros y líderes escolares que tendrán que implementarlos. De la misma manera, las iniciativas que las escuelas desarrollan para las familias a menudo no son diseñadas con la participación de las familias. Esto limita la medida en que los programas y servicios son relevantes y significativos para la vida de las familias. También va en contra del objetivo de las escuelas de hacer del compromiso familiar una responsabilidad compartida.

Este informe destaca las voces de los organizadores de la cumbre Frances Frost y Gillian Cohen, así como los puntos de vista de dos equipos de la cumbre: PAVE (Parents Amplifying Voices in Education) de Washington, D.C., y AFEL (Action for Early Learning) en el oeste de Filadelfia proporcionando un modelo estructurado para involucrar activamente a las familias junto con educadores, administradores y socios comunitarios.

El programa “Lavar y aprender” de las bibliotecas públicas de Minesota lleva el aprendizaje a las lavanderías

detroit-laveries-enfants-wash

 

Bibliotecas en las esquinas, en los parques y en las estaciones de metro. ¿Por qué no en lavanderías? Imagínate un sábado cualquiera, cuando muchas familias aprovechamos para hacer las tareas pendientes de la semana. Tu y los niños estáis haciendo recados, incluyendo una parada de varias horas en la lavandería. Ellos se aburren, tú te aburres…. ¿Y si pudieras usar ese tiempo de lavadora para algo como la educación? ¿Y si tu lavandería tuviera los servicios de una biblioteca?

 

Las bibliotecas de Minesota junto con el grupo sin fines de lucro Libraries Without Borders. han diseñado un curioso programa denominado “Wash and Learn”. El programa consiste en la instalación de ordenadores portátiles y puntos de acceso WiFi en las lavanderías y será apoyado por bibliotecarios que estarán en el lugar durante unas horas cada sábado hasta principios de octubre para dirigir talleres, realizar cuentos para niños y ayudar a la gente a acceder a los recursos de la biblioteca. También habrá estantes de libros y otros materiales que la gente quiera sacar en préstamo un libro o leer en el propio lugar.

Entre los talleres que se proponen en el servicio “Wash and Learn” está cómo llenar formularios de impuestos, cómo crear un correo electrónico, elaborar un “curriculum vitae” para solicitar un puesto de trabajo, contratar un seguro médico, o que actividades puedo hacer con mis hijospara ayudarles a tener éxito en la escuela.

La biblioteca de lavandería esta activa los sábados en la lavandería Giant Wash de St Paul en Minesota hasta octubre, comenzando su actividad  a las 11 de la mañana . Los usuarios que se inscriban en el programa entre las 11 y la 1 del mediodía recibirán un lavado y secado gratis en la lavandería, cortesía de Giant Wash. De momento St. Paul es la única ciudad de Minnesota que está probando el programa, pero los funcionarios esperan llevarlo a otros lugares si tiene éxito. Anteriormente este programa se hizo en Detroit.

Catherine Penkert, directora del sistema de bibliotecas de St. Paul, dijo que debido a problemas de horarios y transporte, no todas las familias pueden acudir regularmente a una sucursal de la biblioteca cuando la necesitan. El programa “Wash and Learn” tiene como objetivo ayudar a cerrar esa brecha digital. “las personas tienen horarios de trabajo muy ocupados, horarios escolares muy ocupados, y puede ser difícil llegar a nosotros”, dijo. “Por eso queremos pensar más allá de nuestros edificios y conocer a la gente donde están con nuestro personal y recursos bibliotecarios”.

“Estoy emocionada de ver el lanzamiento de esta fabulosa alianza”, señaló en un comunicado de prensa Jennifer Nelson, bibliotecaria estatal de Minnesota. “Hay tantas maneras en que la gente en Minnesota puede conectarse con las bibliotecas, y esta novedosa forma de divulgación promete ayudar a inculcar el valor del acceso abierto y equitativo a la información en todo el estado”.

Las lavanderías son “anclajes para la comunidad”. El planteamiento del servicio era encontrar esos espacios en los que casi nos vemos forzados a estar ociosos para de ese modo poder llegar a las personas que no disponen ni de tiempo, ni de recursos para desplazarse a una biblioteca de manera habitual. El programa convierte los locales de lavado en en estaciones de computación, trae estantes con libros apropiados para el nivel de lectura, y proporciona personal de la biblioteca local y facilitadores para dirigir los programas.

 

 

 

Empoderamiento, experimentación y compromiso: el reposicionamiento de las bibliotecas como laboratorios de experimentación, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales de sus comunidades

16x9-large

 

Mathews, B., S. Metko, et al. “Empowerment, Experimentation, Engagement: Embracing Partnership Models in Libraries.” EDUCAUSE Review vol. 53, n. 3 (2018).

Ver Original

Al pasar de un modelo transaccional a un modelo asociativo, las bibliotecas se están reposicionando como laboratorios de exploración, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales en las tareas de enseñanza, aprendizaje e investigación. Aquí recogemos un artículo publicado por Mathews, B., S. Metko, et al.  en EDUCAUSE Review, que ilustra con algunos servicios desarrollados por Virginia Tech Libraries sobre como las bibliotecas universitarias se están convirtiendo en socios colaborativos de sus comunidades y en fuerza impulsora del aprendizaje.

 

¿Qué relación queremos que tengan los estudiantes con su biblioteca? Esta es una pregunta esencial para aquellos de nosotros que trabajamos como profesores y personal de bibliotecas en la educación superior. A medida que el entorno de la información se vuelve cada vez más diverso, complejo y digital, necesitamos considerar los diferentes roles que están adoptando las bibliotecas. Desde espacios para creadores y centros de capacitación digital hasta iniciativas de acceso abierto, proyectos de bibliotecas digitales y  alfabetización; de este modo, las bibliotecas universitarias y de investigación se están involucrando con sus usuarios y  comunidades como nunca antes lo habían hecho.

“Aunque estas responsabilidades y nuestra experiencia en la adquisición, navegación y evaluación de información siguen siendo demandadas, los bibliotecarios también estamos asumiendo papeles más activos como colaboradores académicos, maestros, y consultores”

 

En la medida que los entornos físicos y virtuales de las bibliotecas siguen evolucionando, también lo hace su filosofía de servicio. El empoderamiento intelectual sigue siendo la base de su razón de ser, pero la manera en como abordamos esta misión está cambiando. Históricamente, las bibliotecas han estado arraigadas a un modelo transaccional, en el cual profesores y personal de la biblioteca proporcionan acceso al contenido y a las herramientas, y ofrecen asistencia a los usuarios de la biblioteca. Aunque estas responsabilidades y nuestra experiencia en la adquisición, navegación y evaluación de información siguen siendo demandadas, también estamos asumiendo papeles más activos como colaboradores académicos, maestros, y consultores. Cada vez más se nos demanda con más frecuencia para proporcionar los conocimientos y la infraestructura que pueden empoderar a la gente para crear, compartir, curar y reflexionar sobre su aprendizaje. Como resultado, las bibliotecas están pasando de un modelo transaccional a modelos de asociación.

“… las bibliotecas ofrecen oportunidades sin precedentes para conectar el aprendizaje de nivel superior con iniciativas tecnológicas en todas las unidades del campus”

A medida que este esfuerzo evoluciona, nuestra atención va más allá de la compra, la concesión de licencias y el acceso a las colecciones, y abarca un mayor énfasis en el contenido que los estudiantes y el profesorado generan por sí mismos. Las bibliotecas se están reposicionando como laboratorios de experimentación, incubadoras de ideas y colaboradores esenciales en las tareas de enseñanza, aprendizaje e investigación. Nuestra propia institución, Virginia Tech Libraries, ofrece algunos ejemplos de esta transformación:

  1. Alfabetización digital e informativa. Si, como ha afirmado la especialista en alfabetización mediática Renee Hobbs, “la alfabetización es compartir el significado a través de símbolos“, ¿cuál es el papel de la biblioteca en la promoción y el empoderamiento de los alumnos en todo el espectro de las alfabetizaciones digitales y de la información? A medida que nuestra sociedad y nuestra cultura utilizan cada vez más los símbolos como modos formales de comunicación, ¿cómo debemos guiar el desarrollo de estas alfabetizaciones a través de nuestros contextos de aprendizaje específicos? Durante el último año, hemos estado trabajando en la creación de un marco de alfabetización digital que proporciona una estructura para abordar estas cuestiones. El marco identifica un conjunto de competencias básicas para un ciudadano digitalmente alfabetizado, así como los valores que los estudiantes deben esforzarse por personificar a través de la práctica cuando se involucran en contextos tanto digitales como físicos. Una iniciativa que ha surgido de nuestros esfuerzos de alfabetización digital es el programa ePortfolios. Las bibliotecas que dirigen una iniciativa electrónica ofrecen oportunidades únicas para explorar la intersección entre la enseñanza de la alfabetización digital y la de la información a través de una perspectiva pedagógica y tecnológica. Si bien esta es una nueva área de servicio para las bibliotecas, ofrece oportunidades sin precedentes para conectar el aprendizaje de nivel superior con iniciativas tecnológicas en todas las unidades del campus, a la vez que se arraiga profundamente en las iniciativas de éxito estudiantil a nivel local. El proyecto ePortfolios también se alinea muy bien con los valores típicos de la biblioteca, como la apertura, la curaduría, la preservación del trabajo de los estudiantes y la idea de la biblioteca como plataforma.
  2. Prácticas Educativas de Alto Impacto (HIP). Para fomentar un alto nivel de conexión personal, estamos poniendo a prueba un modelo de enlace que integre al cuerpo docente de la biblioteca dentro de equipos colaborativos e interdisciplinarios organizados en torno a las propuestas del documento Prácticas Educativas de Alto Impacto de la Association of American Colleges & Universities (AAC&U). Estos bibliotecarios están explorando nuevos modelos de enlace basados en asociaciones en investigación de pregrado, aprendizaje de servicios, experiencias de primer año y nuestras comunidades de aprendizaje vivencial (LLC). Su compromiso abarca desde dirigir un evento de exhibición para estudiantes en una conferencia de aprendizaje experiencial y desarrollar un sistema de asesoramiento personalizado para estudiantes de pregrado hasta ayudar a la Oficina de Investigación de Pregrado a diseñar e implementar el Programa de Excelencia en Investigación para Estudiantes de Pregrado. A medida que la relación entre la biblioteca, el campus y los líderes estudiantiles ha crecido, también lo ha hecho la complejidad y responsabilidad del trabajo. Al permitir que los bibliotecarios de proyecto High-Impact Practices (“HIP”) tengan tiempo y espacio para explorar colaboraciones significativas y a menudo indefinidas; así estamos descubriendo que las bibliotecas se encuentran en una posición única para proporcionar infraestructura y conocimiento para los programas de campus que están emergiendo o que actualmente están desatendidos. De esta manera, los bibliotecarios de HIP operan como constructores de comunidades y socios de campus dentro de modelos de servicio que cambian rápidamente.
  3. Estudios. Si, como ha afirmado el diseñador Chris Flink, “el espacio es el’lenguaje corporal’ de una organización“, ¿qué dicen los espacios de la biblioteca sobre la cultura y las prioridades del campus? ¿Cómo reflejan y condicionan la experiencia del usuario? En los últimos dos años, hemos creado una red de estudios-espacios que enmarcan a la biblioteca como un socio creativo fomentando tanto la colaboración como el compromiso con las tecnologías emergentes. Estos espacios van desde la producción de medios hasta la visualización de datos. Cada estudio tiene un enfoque distinto, pero todos adoptan un enfoque de diseño de servicios para la creación de nuevos entornos de aprendizaje en la biblioteca. Es decir, el fomento de modelos de servicio en los que los estudiantes puedan adquirir nuevas competencias, abordar problemas del mundo real y en los que fomentar la creatividad se considera tan importante como facilitar el acceso a las colecciones de información o enseñar alfabetización digital. En el estudio de diseño 3D, por ejemplo, hemos visto a estudiantes de medicina veterinaria que entraron en el estudio como aprendices de la impresión en 3D y que, con nuestra ayuda, han creado modelos médicos complejos e innovadores. En nuestro Fusion Studio, un espacio diseñado específicamente para equipos de investigadores de pregrado, los estudiantes reciben talleres sobre comunicación interdisciplinaria como parte de su acceso al estudio para que puedan participar de manera más efectiva en proyectos de múltiples campos. Los estudios son a su vez prototipos: iterativos, adaptables y lo suficientemente flexibles en sus modelos de servicio para satisfacer las necesidades cambiantes de los usuarios. Su propósito es nutrir y amplificar las conexiones entre los estudiantes, la tecnología y las ideas. La biblioteca, situada en la intersección de estas tres líneas, es ideal para asociarse en estos esfuerzos.
  4. Exposiciones y programas. La inicciativa Course Exhibit Initiative (CEI) transforma los proyectos de los cursos en exposiciones interactivas. Estas exposiciones son verdaderas colaboraciones entre estudiantes y profesores que trabajan junto al curador del CEI para conceptualizar y, en muchos casos, construir las exposiciones. Las exposiciones permiten a los estudiantes materializar las tareas del curso de maneras poderosas e inesperadas, ya sea presentando su trabajo dentro de nuevos contextos o enmarcando las tareas ellos mismos. El proceso de crear una exposición a menudo inspira preguntas que son difíciles de plantear -o responder- dentro del contexto tradicional del aula. Por ejemplo, una exposición reciente de un curso de inglés de pregrado presentaba documentos de archivo de colecciones especiales sobre los vuelos espaciales de los años sesenta, junto con poesía estudiantil, medios de comunicación mixtos y reflexiones críticas sobre los materiales de fuentes primarias. Para diseñar la exposición, los estudiantes tuvieron que considerar su propio trabajo en relación tanto con las colecciones como con el público involucrado en la exposición. De manera similar, el Programa de Curaduría de Aprendizaje Activo, que muestra métodos de enseñanza innovadores en Virginia Tech, anima a toda nuestra comunidad académica a reflexionar sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje. A menudo en formato digital y con observaciones y entrevistas con estudiantes y profesores, las exposiciones consideran el contenido de los cursos menos que la forma en que los estudiantes pueden dirigir su propio aprendizaje a través de pedagogías de aprendizaje activo. Una vez más, a través de estas iniciativas, la biblioteca es vista cada vez más como un socio educativo dinámico, un co-creador en el aprendizaje tanto como un repositorio, físico o virtual, de información.

 

“A través de estas iniciativas, la biblioteca es vista cada vez más como un socio educativo dinámico, un co-creador en el aprendizaje tanto como un repositorio, físico o virtual, de información… este es un momento crítico para experimentar con nuevos modelos de participación que potencien -no sólo apoyen- la enseñanza y el aprendizaje. “

 

Estos ejemplos ilustran cómo estamos reimaginando la relación que los estudiantes y el profesorado tienen con sus bibliotecas. A medida que las universidades están reconsiderando el papel de las bibliotecas, creemos que este es un momento crítico para experimentar con nuevos modelos de participación que potencien -no sólo apoyen- la enseñanza y el aprendizaje. ¿Cómo lo hacemos?”

 

” … aunque cada vez se está publicando más contenido y se producen más interacciones en línea, hay una necesidad cada vez mayor de consultas personalizadas cara a cara. Sabemos que el hecho de que algo sea digital no significa que sea intuitivo.”

 

Para empezar, consideramos la noción conflictiva de que aunque cada vez se está publicando más contenido y se producen más interacciones en línea, hay una necesidad cada vez mayor de consultas personalizadas cara a cara. Sabemos que el hecho de que algo sea digital no significa que sea intuitivo. Nos esforzamos para que los usuarios de las bibliotecas puedan pedir ayuda y anticiparse a los retos sociales, culturales y técnicos. El desarrollo de modelos de servicio que se centren en reducir las barreras de entrada y el miedo y la ansiedad es una prioridad absoluta, al igual que la creación de modelos que proporcionen asistencia a grupos tradicionalmente subfinanciados o con problemas estructurales.

En segundo lugar, a largo plazo, invertimos en el ciclo de vida de los estudiantes. Adoptamos una perspectiva holística, identificando oportunidades claves de compromiso a través del currículo y esfuerzos co-curriculares. Las bibliotecas están bien posicionadas para interactuar a un nivel introductorio y luego escalar con los individuos y transformarse a medida que sus necesidades, capacidades y aspiraciones crecen.

“Las bibliotecas están bien posicionadas para interactuar a un nivel introductorio y luego escalar con los individuos y transformarse a medida que sus necesidades, capacidades y aspiraciones crecen.”

Así que, volviendo a la pregunta que inició este artículo: ¿Qué relación queremos que tengan los estudiantes con su biblioteca? Una que se base en asociaciones dinámicas e interdependientes. Una que impulse las ideas y proponga la biblioteca no sólo como un lugar donde ocurre el aprendizaje, sino como una institución que trasciende sus muros. Y, con suerte, una relación en la que todos los alumnos se sientan incluidos en una comunidad, respaldados por una red de apoyo que se ocupe de sus necesidades específicas. De esta manera, a medida que los estudiantes progresan a través de su jornada académica, la relación crece desde las bibliotecas que proporcionan servicios transaccionales a los estudiantes, a la asociación con ellos, a la transformación no sólo de lo que pueden hacer sino también de lo que hacemos como docentes y personal de la biblioteca.

Brian Mathews is Associate Dean for Learning at Virginia Tech Libraries.

Stefanie Metko is Director of Teaching & Learning Engagement at Virginia Tech Libraries.

Patrick Tomlin is Director of Learning Environments at Virginia Tech Libraries.

© 2018 Brian Mathews, Stefanie Metko, and Patrick Tomlin. This work is licensed under CC BY-NC-SA 4.0.

 

 

Las bibliotecas son espacios para hacer y conectar con el aprendizaje

 

111214-book machine.jpg

La Biblioteca Pública de Sacramento dispone de un servicio de autopublicación con la maquina de edición bajo demanda “I Street Press”, una imprenta profesional donde los residentes pueden convertir un PDFs en un libro encuadernado por menos de $10.

 

 

Las bibliotecas son espacios para hacer y conectan eso con el aprendizaje. En la era de Google y Amazon, la relación de la biblioteca son los libros, está cambiando, ya la única función no es el préstamo de libros, bibliotecas de todo el mundo están diversificando sus servicios para adaptarse a su entorno y seguir siendo relevantes para sus usuarios, ya que las bibliotecas como instituciones públicas se encuentra en una posición única para convocar a los miembros de la comunidad y compartir sus experiencias de todo tipo.

Desde su creación en 2015  Library of Things presta más de 100 artículos diferentes desde instrumentos, máquinas de coser hasta bicicletas. Cada artículo se presta por una semana a la vez y los titulares de la tarjeta pueden reservar cualquier objetoal igual que pueden con los libros. Los usuarios también pueden hacer desideratas, la adquisición de determinados objetos responde a las solicitudes de los usuarios, pero en otros casos se trata de una adquisición realizada por la biblioteca para experimentar si la gente querrá usarlo y para qué podría usarlo.

Por ejemplo, la Biblioteca Libre de Filadelfia recientemente construyó una cocina de grado culinario con una lista completa de clases que van desde simples clases de “cocina saludable” hasta clases para personas que quieren ser cocineros profesionales.

La Biblioteca Pública de Sacramento ha ido añadiendo constantemente objetos a sus servicios más allá de los libros. Desde un pequeño estudio de grabación, hasta una instalación para aprender programación o a manejar objetos virtuales con realidad virtual. La sucursal Central y la sucursal de Arcade cuentan con Makerspaces y la biblioteca Central tienen a disposición de sus usuarios una máquina de autopublicación “I Street Press“, una imprenta de grado profesional en la que los residentes pueden convertir un PDF manuscrito en un libro encuadernado por menos de $10, tal y como hacen las empresas de edición bajo demanda.

El objetivo de todo este movimiento es involucrar a las personas, que dispongan de recursos con los que experimentar nuevos aprendizajes de manera informal, y que entre ellos se propicie un espíritu cooperación y una identidad de comunidad.