Archivo de la etiqueta: Bibliotecas digitales

14 consejos para diseñar la biblioteca digital perfecta en la escuela

renaissance-digital-library

14 Tips for Building the Perfect Digital Library

Todd Brekhus Expert advice for getting the most out of your technology.

November 5, 2018

Texto completo

 

¿Cómo podemos ayudar a nuestros estudiantes a convertirse en consumidores inteligentes de medios digitales? Muchos estudiantes acceden a diario a una amplia gama de contenidos a través de los medios sociales e Internet, pero a menudo sus estos contenidos no proceden de fuentes fidedignas o no son materiales de lectura de alta calidad. Las bibliotecas digitales son una manera poderosa para que los educadores ayuden a enseñar a los estudiantes a encontrar, evaluar y utilizar el contenido digital, una habilidad esencial a medida que los materiales y fuentes en línea continúan creciendo a un ritmo asombroso.

 

Con esto en mente, Todd Brekhus nos da algunos consejos, ideas y recomendaciones para  construir la biblioteca digital perfecta.

1. Piensa en bibliotecas estudiantiles, no en bibliotecas escolares.

Los niños no deberían tener que correr a la papelera para obtener la única copia de un título favorito, y tampoco deberían tener que correr a la computadora para obtener la única copia digital. Con la tecnología digital, cada estudiante puede tener su propia biblioteca. Por ello es aconsejable buscar opciones de bibliotecas digitales que permitan a todos los estudiantes leer el mismo libro simultáneamente para maximizar la elección y el compromiso de los estudiantes.

2. Expandir la lectura más allá de la clase de lengua.

En muchas escuelas, los maestros de lengua tienen sus propias bibliotecas, mientras que los maestros del área de contenido sólo tienen estantes de libros de texto y de vez en cuando van a la biblioteca de la escuela. Con la tecnología digital, cada aula del edificio puede tener su propia biblioteca, a menudo sin ningún costo adicional. Mejor aún, ya que los libros digitales pueden “viajar” de un salón de clases a otro, los estudiantes pueden tener una experiencia de lectura sin fisuras en Ciencias sociales, Ciencias y lengua, ayudándoles a construir fuertes conexiones entre los planes de estudio.

3. Recuerda que no se requieren dispositivos digitales para cada uno

Las bibliotecas digitales pueden ser muy eficaces incluso sin un modelo 1 a1. Con sólo unas pocas computadoras o tabletas, los maestros pueden establecer puntps de lectura por las que los estudiantes pueden rotar durante la formación en grupos pequeños.

Además, si su solución de biblioteca digital se basa en un navegador (en lugar de requerir software o hardware específico instalado), los estudiantes pueden leer en cualquier dispositivo, incluyendo teléfonos celulares, consolas de videojuegos o incluso televisores inteligentes.

4. Extender la lectura más allá del día escolar.

Las bibliotecas digitales presentan una oportunidad única para que las escuelas se asocien con organizaciones comunitarias. Los estudiantes pueden leer textos digitales antes y después de la escuela en la biblioteca pública, centros comunitarios o cualquier otro lugar donde tengan acceso a Internet. Dado que las investigaciones han demostrado que el acceso a los libros es a menudo más importante para la lectura de los estudiantes que su estatus socioeconómico, estas asociaciones comunitarias pueden ayudar a mejorar el rendimiento de los estudiantes, lo cual, a su vez, fortalece a la comunidad local.

5. No eliminar los materiales impresos.

Esto puede parecer un consejo extraño en un artículo sobre bibliotecas digitales, pero la mayoría de los estándares requieren que los estudiantes trabajen con confianza tanto con materiales impresos como digitales. Intenta que sus bibliotecas impresas y digitales trabajen asociadas y, en última instancia, se mejoren mutuamente.

6. Evite animaciones y otras distracciones en textos digitales.

Aunque puede ser tentador buscar textos digitales que utilicen ventanas emergentes, juegos, animaciones y otras características “divertidas” para atraer a los estudiantes, hay alguna evidencia de que estas distracciones llevan a una lectura superficial. Los textos digitales deben ser diseñados para ayudar a los estudiantes a concentrarse en la lectura.

7. Encuentra maneras efectivas para que los estudiantes se involucren con el texto.

Aunque las animaciones pueden distraer, hay muchas características interactivas que pueden mejorar la experiencia de lectura. Busca opciones digitales que tengan herramientas útiles que permitan a los lectores resaltar, dibujar, anotar, escribir diarios y citar fuentes.

8. Usa materiales digitales para leer en voz alta.

Primero, olvídate de invertir en libros grandes y caros: Con una biblioteca digital, cualquier libro puede ser proyectado para que sirva como un gran libro. Incluso los estudiantes mayores informan que una de sus actividades favoritas de lectura es hacer que su maestro lea en voz alta, y los textos digitales permiten que incluso los libros para adultos jóvenes -que casi nunca están disponibles en formato de libro grande- se usen para leer en voz alta en el aula. En segundo lugar, las opciones digitales con audio incorporado significan que los estudiantes pueden disfrutar de la lectura en voz alta en cualquier momento, incluso cuando un profesor o un miembro de la familia no está disponible. Para los estudiantes cuyas familias tienen bajos niveles de alfabetización, el audio grabado puede ser la única manera de que los padres/tutores lean libros con sus hijos y apoyen activamente su educación.

9. Apoya a los estudiantes y a sus familias con múltiples opciones de idiomas.

Una biblioteca digital puede ser un recurso poderoso para los estudiantes, especialmente si incluyen títulos en otros idiomas o textos en dos idiomas. Un diccionario incorporado permitirá a los estudiantes buscar rápidamente palabras desconocidas y construir vocabulario, mientras que el audio grabado puede proporcionar modelos auditivos de sintaxis y gramática correctas dentro del idioma. (Por esta razón, intenta recurrir a textos digitales que utilicen audio grabado por personas reales, no por voces computarizadas.). Los textos digitales en otros idiomas, como el español, también hacen posible que los miembros de la familia con conocimientos limitados de inglés puedan leer con sus hijos. En muchos casos, los textos digitales en dos idiomas también pueden proporcionar a los padres/tutores la oportunidad de desarrollar sus propias habilidades en inglés.

10. Ir más allá de los libros.

Una biblioteca digital no tiene que limitarse a los libros de clase. Puede incluir novelas gráficas, libros ilustrados, fotos y textos informativos, e incluso artículos de noticias. En particular, los artículos de noticias pueden ayudar a despertar la curiosidad de los niños sobre el mundo, desarrollar conocimientos básicos sobre una amplia variedad de temas y fortalecer las habilidades socio-emocionales como la empatía y la apreciación de la diversidad.

11. Empoderar a los estudiantes.

Con las bibliotecas digitales, los estudiantes a menudo pueden obtener información en tiempo real sobre su lectura (cuánto tiempo están leyendo, a qué nivel y qué tan bien están entendiendo el material) que simplemente no pueden obtener con los materiales impresos. Anima a los estudiantes a usar esta información para tomar posesión de su aprendizaje y tomar decisiones informadas sobre su lectura.

12. Capacitar a los maestros.

Los profesores también se benefician de tener información más detallada sobre la lectura de sus alumnos, pero esa no es la única manera en que las bibliotecas digitales pueden ayudar a los educadores. Cuando cada libro de una biblioteca digital está esencialmente disponible como un “conjunto de clases”, los profesores pueden dar rienda suelta a su creatividad. Los maestros ya no se limitan a los pocos títulos con unas treinta copias disponibles, sino que pueden crear proyectos y actividades basados en los intereses de los estudiantes, por ejemplo con los acontecimientos actuales o las noticias locales. Asegúrate de que todos los profesores estén debidamente capacitados en todas las funciones y colecciones disponibles en la biblioteca digital, para que puedan aprovechar al máximo todas las ventajas que ésta ofrece.

13. Empoderar a los bibliotecarios.

Como defensores de la lectura, los bibliotecarios trabajan para fomentar el amor por la lectura en cada estudiante. Debido a que las bibliotecas digitales amplían las opciones de los estudiantes -y más libros significan más oportunidades para que cada estudiante encuentra el libro adecuado para motivarlos a leer más- los bibliotecarios se vuelven más esenciales cuando ayudan a guiar a los estudiantes (¡y a los educadores!) hacia su próxima lectura. Además, libres de las necesidades del formato impreso, los bibliotecarios pueden actuar como líderes informando de las tendencias en la lectura de los estudiantes a los directores y profesores. Será importante proporcionar a los bibliotecarios acceso completo a todos los datos disponibles a través de la biblioteca digital para ayudar a asegurar que puedan usar su experiencia para monitorear, analizar y hacer recomendaciones sobre la lectura a nivel de la escuela o en comunidad.

14. Elimina los costos de almacenamiento, los dolores de cabeza de inventario y las multas por libros perdidos.

Al considerar el costo de una biblioteca digital, recuerda también considerar los ahorros. Con una biblioteca digital, no hay costos de almacenamiento, no hay necesidad de hacer inventario, no hay papeleo o sistemas de archivo, y no hay costos de eliminación. Para los estudiantes y las familias, las bibliotecas digitales eliminan cualquier preocupación por incurrir en multas por libros atrasados, perdidos o dañados.

 

 

 

 

Importancia de las bibliotecas en la sociedad del conocimiento. Planeta biblioteca 2018/09/28.

 44982510451_690f17a75d_b_d

Ir a descargar

Si tuviéramos que destacar una palabra que resuma que está ocurriendo esta última década con las bibliotecas de la llamada sociedad del conocimiento, sin lugar a dudas ese término sería cambio, ello está implicando una transformación fundamental en la naturaleza misma de lo que hacemos y cómo lo hacemos.  En la era de Google y Amazon, los diferentes medios permiten acceder a la información con mayor facilidad y rapidez que nunca, como consecuencia, cada vez que se discute el tema de presupuestos en todos los lugares se plantea la cuestión de cual es papel de la biblioteca en la era digital. Por otro lado, en este contexto la biblioteca ha perdido la exclusiva de ser casi la única proveedora de contenido. Atrás han quedado los días en que las bibliotecas acaparaban el mercado de la información a través de la entrega de valor casi exclusivamente como proveedores de contenido. Hoy empresas privadas de gran potencialidad y visibilidad entran en competencia con algunos de los servicios que tradicionalmente ofertaba la biblioteca; de esta manera compañías globales como Amazon a través Amazon Unlimited ofertan a sus clientes un servicio de préstamo de libros digitales a cambio de una tarifa plana mensual que oscila entre los 7 y 9 dólares, servicio que entra en competencia directa con lo que durante siglos han hecho las bibliotecas. Por lo cual la biblioteca de hoy y de mañana debe ser proactiva, y debe involucrar a su comunidad

Open Library permite a los usuarios “buscar dentro” de más de 4 millones de libros

 

screen-shot-2018-07-13-at-17-40-17pmpdt

Open Library

Muchos sitios web de libros, como Amazon y Goodreads, ofrecen la posibilidad de buscar libros por título y autor, pero no facilitan la búsqueda de libros según su contenido.  Este tipo de búsqueda se denomina “Búsqueda de texto completo”.

La Biblioteca digital Open Library de Internet Archive, permite ya buscar dentro del propio texto. Una mejora del motor de búsqueda que permitirá encontrar información a texto completo de los 4 millones de documentos que tiene a disposición está biblioteca.

 

 

 

La Biblioteca sin libros

41tdbta2kbl

Bell, David A. ; Ridi, Riccardo “La biblioteca senza libri” Macerata: Quodlibet,  2013

PDF

Gratis en Amazon

¿Qué harán las bibliotecas y los bibliotecarios en la era digital? ¿Por qué debemos mantener instalaciones costosas para acomodar toneladas de papel cuando todos los libros estarán disponibles en formato de libro electrónico? ¿Cómo están cambiando los hábitos de los lectores? David A. Bell, profesor de Historia en Princeton, trata de responder a estas y otras preguntas en un ensayo brillante que dibuja una perspectiva revolucionaria, inspirándose en las transformaciones que tienen lugar en una de las bibliotecas más grandes y avanzadas del mundo, la Biblioteca Pública de Nueva York. Pero como Estados Unidos, tanto por la difusión de la innovación como por su enfoque cultural, no es Italia, le pedimos a Riccardo Ridi, profesor de Bibliografía y Biblioteconomía en la Universidad Ca’ Foscari de Venecia y experto en bibliotecas en línea, que discutiera la escritura de Bell. El resultado es un diálogo estimulante entre dos percepciones diferentes del cambio, ricas en ideas e ideas para entender mejor lo que está ocurriendo en un campo, la difusión de la cultura, que es una parte fundamental de nuestra identidad.

 

El valor intrínseco de las bibliotecas como espacios públicos físico-digitales, comunicando la nueva normalidad

library-dig

 

The intrinsic value of libraries as public spaces: physical-digital, communicating the new normal. Changing landscapeTM report, Sidney: University of Technology Sydney (UTS) Civica, 2018

Texto completo

Ver informe 2017

Las expectativas de los usuarios de las bibliotecas se están cumpliendo en gran medida cuando visitan el espacio físico de la biblioteca, pero no siempre es así cuando interactúan en el espacio de la biblioteca en línea. Este informe ofrece información de los propios usuarios de la biblioteca que puede ayudar a cerrar la brecha entre la entrega de servicios físicos y en línea. 

 

Casi el 90 por ciento de los usuarios de bibliotecas de Australia piensa que los servicios de bibliotecas en línea son importantes, pero sólo el 61 por ciento está satisfecho con la experiencia en línea que reciben de las bibliotecas. Eso se compara con el 85 por ciento de los usuarios que están satisfechos con la experiencia física de una biblioteca.

El hallazgo aparece en un nuevo informe de la Universidad de Tecnología de Sídney (UTS). Aproximadamente 600 usuarios de bibliotecas en Australia, Nueva Zelanda, Singapur y el Reino Unido fueron encuestados para este informe. Los encuestados indicaron que la usabilidad (86 por ciento), la disponibilidad gratuita (75 por ciento) y la compatibilidad de dispositivos (63 por ciento) eran las características más valoradas del sitio web de una biblioteca.

Muchos sugirieron también que las bibliotecas deben ofrecer una experiencia en línea más fácil de usar, comparable a los servicios comerciales, y que se mantenga al día con los cambios tecnológicos.

El informe “El valor intrínseco de las bibliotecas como espacios públicos – Físico-digitales, comunicando la nueva normalidad“. Fue desarrollado por el Instituto de Políticas Públicas y Gobernabilidad de la UTS y encargado por la empresa de software Civica. Es el último de una serie de informes, y es la segunda edición de una serie de informes de la biblioteca que comenzó en 2016. Se centra en el estado de la prestación de servicios bibliotecarios a la vez que explora las experiencias de los usuarios con las bibliotecas y sus percepciones de los espacios físicos y digitales.

Según Sophi Bruce, investigador principal de este proyecto en la UTS, la investigación reafirma firmemente que los usuarios de las bibliotecas valoran los espacios físicos y en línea y que hay muchas oportunidades en el entorno en línea. “Hay muchos factores que causan esto. Entre ellos se incluyen las dificultades para navegar por las plataformas de los sitios web de las bibliotecas, la imposibilidad de acceder al contenido desde diferentes dispositivos y la capacidad de algunos miembros del personal de las bibliotecas para comprender adecuadamente la tecnología y promoverla entre sus miembros.

Los cambios en las actitudes de los usuarios, los avances tecnológicos y los recursos limitados están forzando a las bibliotecas a invertir en servicios digitales. Pero el informe reveló que estos mismos factores también están actuando como barreras para el cambio, ya que las bibliotecas tienen dificultades para navegar a través de ellos.

“Los usuarios que saben leer y escribir digitalmente esperan que las bibliotecas se adapten a las interfaces de las plataformas comerciales; sin embargo, algunos miembros del personal de las bibliotecas han informado que carecen de confianza cuando se trata del cambio digital”, dijo Sophi  Bruce.

“La falta de una sólida infraestructura de Internet en Australia dificulta la prestación de servicios en línea eficaces. Las bibliotecas tienen la responsabilidad de buscar soluciones innovadoras. “La colaboración es clave para mejorar los servicios de la biblioteca”.

Los bibliotecarios encuestados como parte de la investigación han indicado que los acuerdos de consorcios y las asociaciones con proveedores podrían ayudarles a seguir siendo pertinentes en un espacio digital en rápida evolución. Según Richard Fiddis, Director General de Civica International, las asociaciones con proveedores de tecnología son la clave para seguir siendo relevantes en este mundo digital, al tiempo que ofrecen servicios innovadores y de alto nivel.

“Un ejemplo de esto es la asociación que tenemos con el Great Southern Consortium en Australia Occidental, donde nueve consejos han colaborado para utilizar Spydus, el sistema integrado de gestión de bibliotecas de Civica que proporciona una experiencia de usuario mejorada tanto para los clientes como para el personal de las bibliotecas”, dijo.

El Instituto de Políticas Públicas y Gobernabilidad (IPPG) de la UTS está integrado por un grupo de investigadores y profesionales en las áreas de administración pública y políticas, investigación social, participación de las partes interesadas y liderazgo. IPPG lleva a cabo investigación aplicada social y conductual y académica, asesoramiento sobre políticas, educación de postgrado y formación para el desarrollo profesional.

Descripción del sistema de preservación de las bibliotecas digitales de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria

 

c257d82e40421d26841309d9d215c583

Descripción del sistema de preservación de las bibliotecas digitales de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria. [e-Book]  Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, 2017.

Texto completo

 

Como en cualquier otra biblioteca, los gestores de las bibliotecas digitales tienen la obligación de conservar sus fondos. La garantía del acceso a los contenidos digitales para las generaciones futuras es un criterio fundamental especificado por la Ley 10/2007, de 22 de junio, de la lectura, del libro y de las bibliotecas, en su art. 4. La preservación de los contenidos digitales culturales, comparados con la conservación de los documentos plasmados en los soportes tradicionales de papel, es una tarea mucho más compleja, ya que supone el reto de preservar toda su riqueza y su complejidad más allá de la tecnología informática vigente en el momento de su creación. Este documento describe el sistema de preservación construido en la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria con el fin de preservar a largo plazo los contenidos de la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico (http://bvpb.mcu.es) y de la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica (http://prensahistorica.mcu.es), resultado de importantes inversiones realizadas desde 2006 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la digitalización de materiales del patrimonio bibliográfico.

Patrimonio Textual y Humanidades Digitales

 

patrimonio_textual_e_humanidades_digitais

Maria Filomena Gonçalves, A. P. B. (2013). [e-Book]  Património Textual e Humanidades Digitais. Evora, CIDEHUS, 2013

Texto completoTexto completo

 

El universo digital ha traído a la esfera del libro y del texto una dimensión global, permitiendo que las multiseculares bibliotecas se hayan añadido a las bibliotecas virtuales, cuya accesibilidad ha hecho más rápida y menos ardua la actividad del investigador. Así, quien pretenda hoy rastrear fuentes desconocidas u olvidadas en las bibliotecas portuguesas dispone, no sólo de herramientas adecuadas o adaptables a objetivos específicos, sino también de medios de investigación y de difusión de la información inimaginables hace pocas décadas. Con este libro, titulado Patrimonio textual y Humanidades Digitales – De la antigua a la nueva Filología, se pretende, por un lado, recuperar y valorar, no sólo fuentes de la memoria textual del portugués clásico que o son desconocidas o han ido olvidad, sino también demostrar el interés cultural y filológico de los escándalos de manuscritos de la fase final del período clásico; y, por otro, mostrar cómo hoy es posible aplicar el medio digital a fuentes antiguas y cuáles las soluciones encontradas para casos concretos. Los textos reunidos en este volumen representan, pues, un recorrido de la antigua a la nueva Filología, que se asume como una Filología Digital, representando algunas de las áreas de investigación que se sitúan (o se adentran) en dominios de tangencia con las Humanidades Digitales – la historia el libro y la lectura, la inventaria de los espolios, el rescate de textos clásicos y el análisis de fuentes poco o escasamente estudiadas – y congregando temas tanto de raíz filológica, lingüística e historiográfica, tanto del ámbito de la Informática y de la Lingüística Computacional.