Archivo de la etiqueta: Acceso

Barreras para el acceso a las colecciones de archivos Historically Black Colleges and Universities (HBCU).

Creating Access to HBCU Library Alliance Archives: Needs, Capacity, and Technical Training. CLIR, 2022

Texto completo

Este estudio explora las barreras comunes y las visiones compartidas para crear acceso a las colecciones de archivos de las bibliotecas de los Historically Black Colleges and Universities (HBCU). Es uno de los pocos informes que documentan las necesidades de las bibliotecas de las HBCU en relación con los archivos y las colecciones especiales, y se basa en una serie de grupos de discusión en línea que la autora, Sharon Ferguson Freeman, facilitó con directores y decanos de bibliotecas de HBCU en 2021. El estudio proporciona información sobre la importancia de las colecciones especiales y de archivo para las bibliotecas de HBCU y sus comunidades; la gestión y capacidad de los archivos y colecciones especiales; y los valores, prioridades, necesidades y aspiraciones de estas bibliotecas. Los resultados también revelan información relacionada con el impacto de la pandemia del COVID-19 en las HBCU y temas más amplios de importancia que no se habían previsto cuando se inició el proyecto.

Libraries After Dark: un proyecto piloto de salud pública contra las ludopatías en una zona de alto riesgo

Libraries After Dark

Libraries After Dark es una iniciativa de la concejala del Ayuntamiento de Darebin Susan Rennie y la responsable de política social del Ayuntamiento de Moreland Judy Spokes. Este proyecto piloto, financiado por la Victorian Responsible Gambling Foundation (Fundación para la Responsabilidad en el Juego) del Gobierno del Estado, se propuso determinar una propuesta sencilla. Si las bibliotecas ofrecieran un horario nocturno regular con actividades y oportunidades de aprendizaje y una reunión social, esto podría desviar a las personas en riesgo de una espiral de pérdidas en las salas de juego. En esencia, se trataba de animar a la gente a pasar de la sala de juego local a la sala de su comunidad: la biblioteca local.

Estas bibliotecas se centraron en crear programas nocturnos que tuvieran sentido para sus comunidades individuales, que conectaran a la gente con la gente y también con su lugar, para inculcar un sentido de pertenencia.

¿Qué hicieron? Las cuatro bibliotecas abrieron una noche a la semana hasta las 22.00 horas. El aislamiento social es uno de los principales factores de riesgo de caer en la adicción al juego. Los lugares de juego son atractivos, cálidos y acogedores, abiertos a los solteros sin que se sientan solos, fuera de lugar o inseguros y, por supuesto, también abren hasta tarde. Libraries After Dark creó un espacio acogedor, seguro y alternativo. Dado que se trataba de un proyecto piloto, se recogieron datos con medidas de éxito para intentar aportar pruebas de que este tipo de intervención social podía funcionar para atender las necesidades de las personas con mayor riesgo de sufrir daños a causa del juego.

Cada biblioteca ofrecía una variedad de opciones. Los factores clave del éxito fueron que había algo que hacer, algo que comer y beber, que hacía calor y que no se presionaba a los que estaban en la biblioteca para que participaran si decidían simplemente estar allí.

  1. Aumentar el conocimiento de la biblioteca local como opción social alternativa a los lugares de juego.

Un total de 33.404 personas asistieron al programa en las cuatro bibliotecas, muy por encima de la audiencia prevista. Los formularios de evaluación demuestran que se llegó al público previsto y que se distribuyeron folletos de concienciación sobre el juego y servicios de apoyo. Algunas de las actividades se diseñaron con y en colaboración con los servicios locales de apoyo a los perjudicados por el juego, lo que aumentó la concienciación sobre la ayuda disponible a nivel local.

  1. Aumentar la participación del grupo destinatario en las actividades de la biblioteca

Utilizando estadísticas comparativas de recuento de puertas entre el horario nocturno normal de 18.00 a 20.00 horas y las estadísticas de público de las actividades a lo largo del proyecto piloto, demostró un aumento de las visitas. Es evidente que acuden personas con dificultades socioeconómicas importantes, como las personas sin hogar y los ludópatas. Estas pruebas son anecdóticas y proceden de observaciones grabadas por el personal que impartía el programa nocturno.

Debido a la naturaleza del programa, no pudimos demostrar a cuántas personas del objetivo de prevención secundario del programa piloto -aquellas en riesgo de sufrir daños por el juego- se llegó. Hubo un intento de utilizar una tarjeta postal temática para recoger opiniones escritas sobre el programa con la ventaja añadida de un vale de comida como premio, pero al final el personal de la biblioteca no pudo mantener esta función de marketing manual porque era difícil distribuirla en las zonas clave y recogerla.

  1. Aumento de la comprensión del personal bibliotecario sobre los daños del juego y el potencial del personal bibliotecario para apoyar al grupo objetivo.

Esto se ha conseguido sin lugar a dudas. Las pruebas también demuestran que el personal de la biblioteca tiene ahora un conocimiento profundo de los servicios que existen para apoyar a los miembros de la comunidad. Esto forma ahora parte de los conocimientos del personal que refuerza su capacidad para apoyar a su comunidad y remitir a los necesitados a los servicios adecuados. También mostró al personal de la biblioteca un problema clave en su comunidad local que desconocían.

  1. Aumentar los vínculos en la región de los servicios que trabajan en la prevención de daños, las bibliotecas y las funciones de política social y salud pública dentro de los Ayuntamientos.

El establecimiento de un grupo de referencia para el proyecto que evaluara continuamente el proyecto a medida que se desarrollaba y aplicaba fue una parte fundamental de la metodología y permitió a las bibliotecas ajustar, mejorar, colaborar y compartir continuamente los éxitos y los fracasos. Este grupo incluía gestores de servicios bibliotecarios, personal bibliotecario implicado en la ejecución real del proyecto, funcionarios del Consejo y representantes del organismo financiador, la Responsible Gambling Foundation. Esto proporcionó un espacio formal para la evaluación y la reflexión continuas a medida que avanzaba el proyecto piloto.

Estas relaciones se fortalecieron a lo largo del proyecto y nuestras conexiones dentro de la región con las organizaciones de servicios aplicables también se legitimaron y fortalecieron, ya que pudieron ver el impacto del trabajo que la biblioteca estaba haciendo y del que no habían sido conscientes antes del proyecto piloto.

Principales conclusiones del proyecto

La comida y la bebida fueron muy importantes en el programa para llegar a un público diferente de la biblioteca y también para competir con los locales de juego. Las tazas de té y café y los tentempiés estaban a disposición de los visitantes de la biblioteca para que se los preparasen ellos mismos, lo que resultó mejorar el aspecto social de los programas de la biblioteca.

Fue esencial contar con una imagen de marca coherente y de alto perfil. Los cuatro servicios bibliotecarios la utilizaron. El mensaje era muy sencillo: Bibliotecas After Dark: abrimos hasta las 22:00 todos los jueves. Los carteles, las publicaciones en las redes sociales y todo el marketing llevaron esta marca coherente, con imágenes y colores que fueron ganando adeptos en la comunidad a medida que el proyecto piloto maduraba a lo largo de los 12 meses de ejecución.

Ampliar la base de socios más allá del sector de las bibliotecas públicas también supuso un enfoque valioso a la hora de poner en marcha un programa de intervención en salud pública. Era importante darse cuenta de que la biblioteca no tenía que hacerlo sola y que colaborando con otros proveedores podíamos amplificar el impacto de todos los socios a lo largo del programa. Hubo un beneficio demostrado para todos los socios. Este enfoque puede ampliarse a otras cuestiones de salud pública y a otros determinantes sociales de la salud que afectan a las personas desfavorecidas y a sus comunidades. Libraries After Dark demostró que la asociación con una biblioteca tiene un impacto positivo en un problema de salud pública dentro de la comunidad.

Las bibliotecas públicas pueden pasar de una práctica basada en pruebas a un enfoque más proactivo basado en pruebas prácticas. Proyectos piloto para construir evidencia del impacto de la biblioteca en áreas de salud pública, alfabetización, inclusión digital y pensamiento crítico dentro de las comunidades. Esto implica que las bibliotecas se sientan más cómodas a la hora de iterar constantemente o crear prototipos de ideas o proyectos que aborden un problema crítico dentro de sus comunidades. Este enfoque implica adoptar un modelo de aprendizaje/acción de investigación constante. Se planifico un proyecto (y no un nivel perfecto, sino para aprender) y luego lo ponemos en marcha mientras observamos y evaluamos sobre la marcha.

Se trata de un modelo que empodera a la comunidad. Sin embargo, requiere que el personal bibliotecario cambie mucho de mentalidad, ya que nuestro modelo actual consiste en «hacer a» o «hacer por» la comunidad, porque sabemos más que nadie. Imaginemos pasar a un enfoque más empoderador en el que se trabaje con la comunidad para diseñar soluciones locales.

La Biblioteca Pública de San Diego pone en marcha un nuevo horario de autoservicio sin la presencia de bibliotecarios

Un nuevo programa de la Biblioteca Pública de San Diego permitirá a las bibliotecas permanecer abiertas hasta tarde, sin personal, para los titulares de tarjetas de la biblioteca en la sucursal de College-Rolando.

El programa, denominado Open+, ayudará a atraer a más personas a las bibliotecas, en particular aquellos que no pueden utilizarlas durante el horario regular, dijo la directora de la biblioteca Misty Jones.

Open+, un sistema desarrollado por el proveedor de tecnología Bibliotheca, con sede en Norcross, es una solución completa que controla y supervisa automáticamente el acceso al edificio, las terminales de autoservicio, los ordenadores de acceso público, la iluminación, las alarmas, los anuncios públicos y la seguridad de los clientes. Las cámaras de seguridad vigilarán el uso de las instalaciones. 

Permitirá a los usuarios utilizar su carné de la biblioteca para acceder a las salas comunitarias, a los ordenadores y a los servicios y materiales de la biblioteca fuera del horario normal de funcionamiento.

La biblioteca no contará con personal durante las horas adicionales, pero habrá un guardia de seguridad, explicó Trevor Jones, director de la sucursal de la Biblioteca College-Rolando, donde Open+ comenzará como programa piloto.

El horario habitual de la sucursal es de 11.30 a 20.00 horas los lunes y martes y de 9.30 a 18.00 horas de miércoles a sábado. El plan inicial es utilizar el nuevo programa para ampliar el horario de la sucursal a las 21.30 horas de lunes a jueves. Si tiene éxito, los responsables de la biblioteca dicen que intentarán ampliar el horario de mañana, permitiendo que la sucursal abra a las 7 de la mañana ciertos días.

Fuera del horario de atención al público, el acceso a la biblioteca requerirá un carné y los usuarios deberán firmar un acuerdo. Para obtener el carné es necesario presentar un documento de identidad válido con fotografía y un comprobante de domicilio actual, según el sitio web de la biblioteca. «La biblioteca facilita a todo el mundo la obtención del carné y ha establecido políticas para eliminar barreras», añadió Misty Jones.

El sistema de bibliotecas Pioneer salva la brecha digital en los parques a través de bancos con paneles solares y wi-fi que permiten acceder a los libros y a otros recursos digitales

Sitzman, Kelly. «Pioneer Library System Bridges the Digital Divide in Parks | Field Reports». Library Journal. Accedido 31 de enero de 2023.

Ver noticia

Pioneer Library System (PLS) siempre está buscando nuevas formas de innovar los servicios para llegar a los usuarios allí donde se encuentran. Al salir de la pandemia, nos dimos cuenta de que el comportamiento de los usuarios había cambiado. Aunque nuestras bibliotecas han ofrecido recursos digitales 24 horas al día, 7 días a la semana, durante años, PLS está observando ahora un mayor compromiso digital que nunca. Los servicios cómodos y a la carta ya no son opcionales: el acceso instantáneo a los carnés y materiales de la biblioteca es imprescindible. Los usuarios interactúan ahora con la biblioteca fuera de nuestras paredes con regularidad a través de StoryWalks, Bibliotecas 24 horas, casilleros de libros, programas virtuales y mucho más. Las colecciones digitales circulan a un ritmo sin precedentes.

A pesar de todas las formas de conectar con la biblioteca, la brecha en la conectividad sigue siendo muy real. Para combatir la brecha digital, reducir las barreras al servicio y añadir aún más formas de relacionarse con la biblioteca fuera de nuestras paredes, Pioneer Library System tomó medidas para instalar bancos solares en todas las comunidades en las que prestamos servicio.

Al encontrarse con un banco solar PLS, los usuarios descubrirán algo más que un asiento acogedor. Los bancos solares incorporan un panel solar, un cargador de teléfono y una conexión Wi-Fi que conecta instantáneamente al usuario con la biblioteca digital. En colaboración con OverDrive, un simple código QR enlaza directamente con una colección de «acceso público» de libros, audiolibros y revistas digitales. Los usuarios pueden leer, escuchar y disfrutar al instante de las primeras secciones de más de 100.000 materiales electrónicos de Pioneer Library System. Para tomar prestados títulos completos, el usuario puede descargarse la aplicación y solicitar un carné de la biblioteca.

El proyecto beneficia a todos los implicados. Los usuarios pueden conectarse, acceder instantáneamente al material electrónico y cargar sus dispositivos, al tiempo que se reimagina el aspecto de la biblioteca actual. «Es fantástico ver lo último en tecnología en nuestra comunidad», dijo McNally. «Es algo que nuestra comunidad no podría tener si no fuera por nuestra asociación con el Pioneer Library System».

Bibliotecas, telecentros, cibercafés y acceso público a las TIC

 

f9082e72-3f9a-4d7c-abba-06fe928ac185_1.f8012747d50cd4f61a3fd37d551f24e5

Gomez, R. (2012). [e-Book] Libraries, Telecentres, Cybercafes and Public Access to ICT. IGI Global, 2012

Texto completo

Los lugares públicos son vitales para el acceso a la información en todo el mundo, pero existen pocos estudios formales sobre las complejas formas en que las personas en los países en desarrollo utilizan las tecnologías de la información en los lugares de acceso público.. Bibliotecas, Telecentros, Cibercafés y Acceso Público a las TIC: International Comparisons presenta investigaciones innovadoras sobre los nuevos desafíos y oportunidades que enfrentan las bibliotecas públicas, los telecentros comunitarios y los cibercafés que ofrecen acceso público a computadoras y otras tecnologías de la información y la comunicación. Escrito en un lenguaje sencillo, el libro presenta un análisis en profundidad de los espacios que sirven a las poblaciones desatendidas, salvan las «brechas digitales» y promueven los objetivos de desarrollo social y económico, incluida la empleabilidad. Con ejemplos y experiencias de todo el mundo, este libro arroja luz sobre una faceta sorprendente y poco estudiada de la revolución digital en un momento en que se necesitan más que nunca estrategias eficaces de inclusión digital.

El acceso a los archivos en España

 

1c6dbfdb3145d73ccc3f14b637b79e43000001

Antonio González Quintana, Sergio Gálvez Biesca, Luis Castro Berrojo (dirs.). El acceso a los archivos en España. Fundación Francisco Largo Caballero, 2019

Texto completo

Ver además

Libros gratis sobre ARCHIVOS y ARCHIVÍSTICA

 

En conjunto, nos ofrecen una información muy completa de la situación de nuestros archivos, el acceso a sus fondos, las limitaciones legales y materiales que existen, además de sus experiencias en la investigación.

 

La presente obra, dirigida por Antonio González Quintana, Sergio Gálvez Biesca y Luis Castro Berrojo, reúne un total de 20 colaboraciones. Sus autores y autoras son profesionales de algunos de los grandes archivos de nuestro país. También han contribuido especialistas en legislación, así como personas que se dedican a la investigación, especialmente a la Historia.

Este libro pone de manifiesto el valor y la importancia del acceso libre y universal a los documentos de los archivos, así como a la libertad de obtención de información como un Derecho Humano. Como todo Derecho Humano corresponde al Estado su tutela y garantía. Tutela y garantía que deberían implementarse por dos vías. En primer lugar, mediante la promulgación de una nueva legislación adaptada a las necesidades de los usuarios –es decir, la ciudadanía– y a los estándares democráticos internacionales. En segundo lugar, dotando a los archivos de los medios técnicos y humanos necesarios para la conservación, tratamiento y difusión de los fondos. En suma, el desarrollo de políticas públicas archivísticas para la defensa de los Derechos Humanos. Unas políticas que han de formar parte de la lucha contra la impunidad del franquismo. Unas políticas, destinadas a garantizar los principios de Verdad, Justicia, Reparación y Garantía de No Repetición, sobre los que reiteradas veces diferentes organismos de las Naciones Unidas han llamado la atención al Estado español, dada su parálisis al respecto. Lógicamente, las políticas públicas archivísticas a las que aludimos, deben garantizar asimismo la libertad de investigación.

En el libro encontramos tres partes diferenciadas, una primera dedicada a la situación y al marco legal y reglamentario desde una perspectiva internacional hasta el desarrollo normativo en nuestro país, sus carencias, sus limitaciones, las novedades, y los cambios y recomendaciones que los autores entienden que habría que adoptar para mejorar la situación del acceso a los documentos desde el punto de vista jurídico.

 

 

Campus Activated Subscriber Access (CASA): acceso sin fisuras al contenido suscrito por una biblioteca

casa_5

Campus Activated Subscriber Access (CASA), proporciona un acceso sin fisuras al contenido suscrito o adquirido para los usuarios de una institución, incluso cuando están fuera del campus o desde un dispositivo móvil.

 

CASA es una extensión del servicio Subscriber Links de Google Scholar que permite identificar la afiliación institucional de un usuario cuando accede al contenido desde una ubicación autorizada en el campus y, a continuación, facilita el acceso continuo a las colecciones de libros y revistas de la biblioteca desde su casa o cuando utiliza un dispositivo que no está conectado a la red de la institución.

Anurag Acharya, co-creador de Google Scholar, dijo: «CASA se basa en el programa de enlaces de suscripción de Google Scholar, que proporciona enlaces directos en la interfaz de búsqueda a las colecciones suscritas para los usuarios del campus. Con CASA, un investigador puede comenzar una búsqueda de literatura en el campus y retomar el trabajo donde lo dejó una vez que esté en casa, o viajar, sin tener problemas de acceso a los contenidos suscritos por la biblioteca. Sus colecciones suscritas se destacan en las búsquedas de Google Scholar y puede acceder a los artículos exactamente de la misma manera que en el campus».

CASA ayuda a las bibliotecas a proporcionar a sus usuarios el acceso más inmediato al contenido adquirido, a la vez que soporta los acuerdos de licencia para agilizar aún más el acceso al contenido, al conectar a los usuarios con el contenido autorizado mediante licencias de forma rápida y fiable, dondequiera que decidan hacer su investigación.

 

 

 

 

 

¿Quién está descargando artículos científicos piratas? TODO EL MUNDO. En los países ricos y pobres, los investigadores acuden al sitio web Sci-Hub.

chmf2jlu8aacn7v

Bohannon, John Who’s downloading pirated papers? EVERYONE. In rich and poor countries, researchers turn to the Sci-Hub website.  Science Magazine. American Association for the Advancement of Science, 2016

Texto completo

Los artículos científicos son fuentes primarias necesarias para la investigación ya que contienen una descripción detallada de nuevos resultados y experimentos. Ahora mismo SciHub, tal como afirma la propia página «el primer sitio web pirata en el mundo para proporcionar acceso público y masivo a decenas de millones de documentos de investigación», contiene unos  60.000 artículos que cualquier persona puede descargar de manera gratuita, simplemente introduciendo el número DOI, la URL o buscando por el título.

Sci-Hub fue cread0 en 2011 por la neurocientífica kayazistana Alexandra Elbakyan, y cuyo proyecto ha sido descrito por la ciencia tanto como un acto de altruismo, como una empresa criminal masiva. Lo cierto es que en diciembre de 2016, Nature Publishing Group la nombró una de las 10 personas más influyentes de 2016. Elbakyan actualmente se encuentra exiliada en un destino desconocido por temor a ser extraditada o encarcelada.

Según Elsevier que denunció a Sci-hub en 2015, en tan solo una semana de 2016 se habían descargado 500.000 artículos de esta compañía. En 2015, Elsevier presentó una demanda legal contra Sci-hub, alegando infracción de derechos de autor, y la posterior demanda llevó a la pérdida del dominio sci-hub.org, que a la semana siguiente tuvo un nuevo sitio bajo el dominio http://sci-hub.cc/. 

Pero ¿Quién está descargando todos estos documentos piratas? De acuerdo con este artículo en Science Magazine, TODO el mundo, tanto países ricos como países pobres, de todas las áreas de conocimiento, y tanto artículos actuales como de hace unos años.

elbakyan-sci-hub

Según datos proporcionados por Alexandra Elbakyan:

  • El mayor uso de Sci-Hub  tiene lugar en los campus estadounidenses y europeos.
  • Estados Unidos es el quinto país que más descargas hace desde el sitio Sci-Hub después de Rusia.
  • Cada vez más científicos donan documentos voluntariamente a Sci-Hub.
  • La web Sci-Hub tiene más de 200.000 solicitudes de descarga al día.
  • Las solicitudes provienen de millones de direcciones IP únicas.

Algunos críticos de Sci-Hub se han quejado de que muchos usuarios pueden acceder a los mismos documentos a través de sus bibliotecas, pero recurren a Sci-Hub en vez de hacerlo legalmente, y denuncian que lacen esto por conveniencia y no por necesidad.

Por lo tanto, la cuestión que destaca viendo estos datos es preguntarse ¿Por qué los investigadores de universidades de países desarrollados, -que generalmente disponen de licencias de todas estas bases de datos de manera legal-, recurren a Sci-Hub? La cuestión es sencilla. Por qué se trata de una interfaz de diseño limpio y sencilla de utilizar, similar a Google, y les resulta más fácil buscar un artículo desde esta página que hacerlo desde las plataformas comerciales o desde los catálogos de sus universidades. Por lo tanto, esto es lo que tenemos que aprender tanto editores como bibliotecarios, facilitar el acceso a la información de manera más sencilla e intuitiva.

Acceso de los estadounidenses a Internet entre 2000 y 2015

Perrrin, A. and M. Duggan [e-Book]  Americans’ Internet Access: 2000-2015 : As internet use nears saturation for some groups, a look at patterns of adoption, Pew Research, 2015.

Texto completo

Pew research ha llevado a cabo diversas encuestas nacionales entre los adultos estadounidenses que han documentado cómo Internet se ha convertido en una parte integral de la vida cotidiana de la sociedad americana, en la que el 84% de los adultos estadounidenses utilizan Internet a diario.

 

El 84% de los adultos estadounidenses utilizan Internet.

.

El nuevo análisis de los últimos 15 años pone de relieve varias tendencias clave:

Para algunos grupos, especialmente los más jóvenes, las personas con altos niveles de educación y los de los hogares más ricos, la penetración de Internet se encuentra en niveles de saturación completa. Para otros grupos, como los más mayores, las personas con menos nivel de educación, y los que viven en hogares de bajos ingresos, la adopción ha sido históricamente más baja, pero tiene una progresión en constante aumento, especialmente en los últimos años. Al mismo tiempo que persisten brechas digitales en relación con la edad, capacidad económica y condición social.

Por lo general los adultos mayores han ido detrás de los más jóvenes en el uso de Internet, pero ahora una clara mayoría (58%) de las personas de la tercera edad utilizan internet.

Por edades

Lógicamente, las personas con educación universitaria utilizan internet más que otros grupos. Del mismo modo, aquellos que viven en hogares que ganan más de 75,000 dólares utilizan Internet más que los que viven en hogares que ganan menos de 30,000 dólares. Sin embargo, las brechas relacionadas con la clase se han reducido drásticamente en los 15 años.

También hay diferencias raciales y étnicas, los blancos y de habla inglesa tienen más y mejor acceso a Internet que otras etnias como afroamericanos e hispanos. Según los datos de esta encuesta el 78% de los afroamericanos y el 81% de los hispanos utilizan Internet, en comparación con el 85% de los blancos.

Al igual que aquellos que viven en zonas rurales tienen menos probabilidades que los que habitan en zonas urbanas de utilizar Internet. Aún así, el 78% de los residentes rurales están en línea.

Acceso de los estadounidenses a Internet entre 2000 y 2015

Perrrin, A. and M. Duggan [e-Book]  Americans’ Internet Access: 2000-2015 : As internet use nears saturation for some groups, a look at patterns of adoption, Pew Research, 2015.

Texto completo

 

Pew research ha llevado a cabo diversas encuestas nacionales entre los adultos estadounidenses que han documentado cómo Internet se ha convertido en una parte integral de la vida cotidiana de la sociedad americana, en la que el 84% de los adultos estadounidenses utilizan Internet a diario.

El 84% de los adultos estadounidenses utilizan Internet.

.

El nuevo análisis de los últimos 15 años pone de relieve varias tendencias clave:

Para algunos grupos, especialmente los más jóvenes, las personas con altos niveles de educación y los de los hogares más ricos, la penetración de Internet se encuentra en niveles de saturación completa. Para otros grupos, como los más mayores, las personas con menos nivel de educación, y los que viven en hogares de bajos ingresos, la adopción ha sido históricamente más baja, pero tiene una progresión en constante aumento, especialmente en los últimos años. Al mismo tiempo que persisten brechas digitales en relación con la edad, capacidad económica y condición social.

Por lo general los adultos mayores han ido detrás de los más jóvenes en el uso de Internet, pero ahora una clara mayoría (58%) de las personas de la tercera edad utilizan internet.

Por edades

 

Lógicamente, las personas con educación universitaria utilizan internet más que otros grupos. Del mismo modo, aquellos que viven en hogares que ganan más de 75,000 dólares utilizan Internet más que los que viven en hogares que ganan menos de 30,000 dólares. Sin embargo, las brechas relacionadas con la clase se han reducido drásticamente en los 15 años.

También hay diferencias raciales y étnicas, los blancos y de habla inglesa tienen más y mejor acceso a Internet que otras etnias como afroamericanos e hispanos. Según los datos de esta encuesta el 78% de los afroamericanos y el 81% de los hispanos utilizan Internet, en comparación con el 85% de los blancos.

Al igual que aquellos que viven en zonas rurales tienen menos probabilidades que los que habitan en zonas urbanas de utilizar Internet. Aún así, el 78% de los residentes rurales están en línea.