Archivo de la etiqueta: Dispositivos

Los móviles, territorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes

dyo0am1x4aizune

Los móvilesterritorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2019

Ver

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez trabaja en una serie de proyectos orientados a la formulación de acciones de fomento de la lectura entre los adolescentes. Por primera vez, en 2018, los más jóvenes -Generación Z (16-20)- han usado los móviles como  dispositivo principal para navegar en internet y, especialmente, para participar en redes sociales. El móvil se ha convertido ya en la plataforma a la que se acude para ocupar los ratos libres -transporte urbano, espera en una consulta, antes de una reunión, etc.- con entretenimiento, noticias o cualquier otro contenido interesante.

 

 

Cómo utiliza la gente Internet, los dispositivos móviles, los medios sociales

screen-shot-2019-01-30-at-11.58.23

Número total de usuarios en internet, con dispositivos móviles y en redes sociales

 

Digital in 2019. Essential insigths into how people around the world use the Internet, mobile devices, social media, and ecommerce” . We Are Social y Hootsuite, 2019

Ver PPS

Ver por región

Global Digital 2019 de We Are Social and Hootsuite revela que los usuarios de Internet están creciendo a un promedio de más de un millón de nuevos usuarios cada día, y que todos los usuarios del milenio ya están en línea.

Global Digital de este año es uno de los estudios más completos y actualizados del mundo conectado de hoy. El número de personas que utilizan Internet ha aumentado durante el último año, con más de un millón de personas que se conectan por primera vez cada día desde enero de 2018. Tampoco son sólo los usuarios de Internet los que han estado creciendo, como revela la nueva y extensa colección de informes Digital 2019 de Hootsuite y We Are Social.

  • En la actualidad hay 5.11 mil millones de usuarios móviles únicos en el mundo, un aumento de 100 millones (2%) en el último año.
  • Hay 4.390 millones de usuarios de Internet en 2019, un aumento de 366 millones (9%) con respecto a enero de 2018.
  • Hay 3.480 millones de usuarios de medios sociales en 2019, con un crecimiento total mundial de 288 millones (9%) desde en el último año.
  • Hay 3.260 millones de personas que utilizan los medios sociales desde dispositivos móviles en enero de 2019, con un crecimiento de 297 millones de nuevos usuarios, lo que representa un aumento interanual de más del 10%

 

Usuarios de Internet en 2019

2018 fue otro año de crecimiento en todos los aspectos digitales. Sin embargo, quizás la historia más convincente de las cifras de este año es que el crecimiento de los usuarios de Internet se aceleró en el último año, con más de 366 millones de nuevos usuarios en línea desde 2018.

screen-shot-2019-01-30-at-12.02.22

Penetración de Internet por regiones en 2019

Internet está creciendo a un ritmo de más de 11 nuevos usuarios por segundo, lo que da como resultado untotal de un millón de nuevos usuarios cada día. Vale la pena señalar que parte de este crecimiento puede atribuirse a la existencia de una información más actualizada de los números de usuarios, pero eso no quita importancia a las implicaciones de este crecimiento.

screen-shot-2019-01-30-at-12.03.58

 

Comportamiento de los usuarios de Internet en 2019

Las maneras en que la gente usa Internet también están evolucionando rápidamente, y la telefonía móvil representa una parte cada vez mayor de nuestras actividades en línea. Los teléfonos móviles representan casi la mitad del tiempo que la gente pasa en Internet.

De promedio, los usuarios de Internet del mundo pasan 6 horas y 42 minutos en línea cada día. Eso es un poco menos que la cifra del año pasado de 6 horas y 49 minutos, este descenso puede deberse en parte al gran número de nuevos usuarios que todavía están aprendiendo a usar Internet, y que lo utilizan menos que los usuarios más experimentados que recurren a sus dispositivos conectados cientos de veces al día.

Pero, ¿qué están haciendo los 4.400 millones de usuarios de Internet en el mundo en línea para esas horas de 6½ cada día? Como es de esperar, Google sigue dominando los rankings de los sitios web más visitados del mundo, y tanto SimilarWeb como Alexa sitúan al gigante de las búsquedas en lo más alto de sus listas. La “otra” gran plataforma de Alphabet, YouTube, ocupa el segundo lugar en ambas listas, mientras que Facebook ocupa el tercer lugar.

Las plataformas de medios sociales tienen una fuerte presencia en las listas de ambas compañías, y es interesante notar que Twitter continúa mostrando resultados destacados en los rankings de sitios web, a pesar de su base de usuarios que se está erosionando.

Los sitios de comercio electrónico han ido aumentando constantemente a lo largo del año pasado, y los últimos datos de Alexa sitúan a 5 sitios de comercio electrónico en el top 20 del ranking. Las plataformas chinas están particularmente bien representadas este año, y cabe destacar que tanto Taobao como Tmall se sitúan ahora por encima de Amazon en términos de tráfico global.

Los sitios para adultos también siguen ocupando un lugar importante en los rankings de SimilarWeb, aunque los datos de Alexa cuentan una historia ligeramente diferente. De cualquier manera, todos los números indican que la gente pasa mucho tiempo consumiendo contenido para adultos.

GlobalWebIndex informa que el 92 por ciento de los usuarios de Internet ahora ven videos en línea cada mes, lo que significa que más de 4.000 millones de personas en todo el mundo están consumiendo contenido de vídeo en línea a principios de 2019. En cuanto al contexto, aproximadamente 6.000 millones de personas en todo el mundo disponen de un televisor, según los datos comunicados por la UIT.

El uso de herramientas de control por voz aumentó significativamente durante 2018, con aproximadamente cuatro de cada diez usuarios de Internet que ahora utilizan comandos de voz o búsquedas por voz cada mes.

 

 

El 92% de los adolescentes años afirma tener un perfil en redes sociales y lo usan fundamentalmente para sentirse integrados en el grupo

tipos-redes-sociales

Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes” Madrid: Fad, Google y BBVA, 2019

Texto completo

La investigación “Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes” analiza el uso que las y los adolescentes en España de 14 a 16 años realizan de la red y las redes sociales, las dificultades que encuentran, cómo las solventan, los dispositivos que manejan y desde cuándo, entre otras cuestiones.

 

La investigación analiza el uso que las y los adolescentes españoles de 14 a 16 años realizan de la red y las redes sociales, las dificultades que encuentran, cómo las solventan, los dispositivos que manejan y desde cuándo, entre otras cuestiones.  Los resultados de la investigación se han obtenido a través de 1.624 entrevistas a adolescentes de 14 a 16 años en centros educativos, 4 grupos focales y 8 entrevistas individuales.

Cerca del 90% de las y los adolescentes españoles de 14 a 16 años disponen de entre 2 y 5 dispositivos digitales personales, destacando entre ellos el Smartphone en primer lugar (89,9%), seguido por el ordenador portátil (76%) y tablet (69%). La mayoría de ellos indican además que tienen estos dispositivos desde hace al menos dos años, lo que indica la temprana edad a la que los y las adolescentes tienen acceso a las TIC.

Casi la totalidad (el 92%) de las y los adolescentes entre 14 y 16 años afirma tener un perfil propio en redes sociales y lo usan fundamentalmente para sentirse integrados en el grupo. Prefieren Instagram (para publicar y ser vistos) y Youtube (para consumir contenidos, sentirse fan), pero también utilizan Twitter (para seguir a sus ídolos) y Facebook (como plataforma para juegos y mantener amistades lejanas). Para el contacto día a día con amigos y familiares, prefieren Whatsapp.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio del estudio “Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes”, una investigación realizada por Fad, Google y BBVA en el marco del proyecto Conectados (proyectoconectados.es) y que se presentó el 22 de enero de 2019, en Google for Startups Campus.

La mayoría  de los y las adolescentes en España de 14 a 16 años (el 83,6%) reconoce un uso muy habitual e intensivo del móvil (el 72,4% está muy de acuerdo con que miran el móvil constantemente); aunque se desprende que existen ciertos límites (con porcentajes de alto acuerdo minoritarios que rondan el 15% de aunque esté con gente sigo pendiente del móvil incluso en clase estoy pendiente del móvil).

Fundamentalmente lo usan en casa (constantemente o muchas veces al día un 83%), a más distancia, el 56%, en movilidad, mientas que nunca o casi nunca (o con unas frecuencias muy bajas) utilizan recursos comunes (el ordenador de casa, el de sus centros de estudios o en bibliotecas).

Usan sus dispositivos propios para diversas actividades en la red, destacando el escuchar música (75,6% con frecuencia), buscar información (41,6%), navegar (48,3%), para relacionarse con otras personas o ver su información por estas vías o para jugar a videojuegos online  (el 37,6% con frecuencia).

Las y los adolescentes utilizan las redes sociales fundamentalmente para presentarse a los demás con una intencionalidad clara de sentirse integrados en el grupo: que los demás les vean, que los demás respondan a eso que comparten y obtener aprobación. No obstante, la inseguridad de exponerse, el no recibir respuesta o que esta no sea la esperada o incluso los mensajes de rechazo, admiten que es lo que menos les gusta de las redes sociales.

De las redes sociales señalan sus beneficios (como encontrar personas con las que llegar a tener relaciones personales y afectivas, el 58,8% se mostraba muy de acuerdo), pero también parecen conscientes de los límites de esta comunicación (como que en internet y redes sociales las personas mienten más que en el cara a cara, el 83,5%; o que las normas de relación en estos contextos son diferentes a las que existen en el cara a cara, el 57,7%)

Se  desprende que las y los adolescentes utilizan las redes sociales y otras plataformas (como la mensajería instantánea) para hacer diferentes actividades o para tratar con sus diferentes círculos personales: así Whatsapp es la herramienta preferida para comunicarse con las amistades o la familia; Instagram para compartir sus experiencias o ver las de sus contactos; o YouTube para el fenómeno Fan (desde el seguimiento de gamers a videoclips).

Reconocen, por tanto, la potencialidad que les abren las TIC al mostrar un alto grado de acuerdo a que gracias a internet y redes sociales les es más fácil hacer las tareas y trabajos de la escuela (75,7%); sentirse más conectado a sus amistades (72%) y organizar sus actividades cotidianas (62,3%), lejos de otras opciones como sentirse que siempre han de estar disponibles sentirse más conectado a sus familias (entre un 36 y 39% de adolescentes que muestran un grado de acuerdo alto).

Existen diferencias significativas entre las destrezas que las y los adolescentes declaran poseer y los aprendizajes que dicen recibir en la escuela o en casa. En ambos terrenos educativos se identifican oportunidades pedagógicas necesarias. Las y los adolescentes perciben un escaso apoyo por parte de sus docentes y progenitores en general en sus actividades en Internet, aunque perciben un mayor grado de asistencia por parte de madres y padres que de sus profesores.

Aunque la implantación de Internet en los centros escolares es casi universal, según datos del Ministerio de Educación, el acceso a internet desde la red de las aulas está bastante regulado y restringido a las actividades académicas. La mayoría (el 51,2%) de las y los adolescentes admite que sus docentes les impulsan a realizar tareas escolares apoyadas en internet con mucha frecuencia, pero solo dos de cada diez indican la utilización de TIC y redes para tareas en colaboración con sus compañeros o para mantener el contacto académico con sus profesores.

Según las y los adolescentes son las habilidades digitales relacionadas con la edición de texto y con la búsqueda de información lo que más se les enseña en sus centros educativos, mientras que las habilidades relacionadas con el diseño de contenidos, seguridad y uso de los dispositivos tiene menos relevancia en la docencia de los centros. No obstante, y a pesar de esto, las y los adolescentes reconocen tener un amplio manejo de muchas de estas habilidades digitales.

Esas diferencias entre lo que reciben en la escuela y las habilidades que declaran poseer, así como la escasa percepción de mediación “digital” tanto de progenitores como de docentes, puede encontrar como una de las explicaciones el auto-aprendizaje y la facilidad de lograr estos recursos en internet. Además, las y los adolescentes de forma mayoritaria creen que tienen el mismo nivel de habilidad tecnológica que sus amistades o que la gente de su edad, pero el 83% indica que tienen bastante o mucha más habilidad que sus padres y madres y el 59,8% que sus docentes.

 

Samsung presenta un teléfono con pantalla plegable que se convierte en una tablet de 7,3 pulgadas

 

c61f1271d52fd22b44635867ab301bee

Infinity Flex Display

Sansung acaba de presentar un teléfono plegable para que quepa en el bolsillo. La pantalla plegada es de 4,58 pulgadas, con una relación de aspecto bastante alta de 21:9, se despliega en una pantalla principal de 7.3 pulgadas, (1536 x 2152). La densidad de píxeles es de 420 ppi. Y la compañía espera ponerlo en el mercado el año que viene.

 

Si desplegamos la pantalla Infinity Flex Display se convierte en una tableta, se apaga la pantalla pequeña y se activa una pantalla de 7,3 pulgadas, que tiene un tamaño similar al del iPad Pro.

Características de Infinity Flex Display

  • Tamaño desplegado de 7,3 pulgadas.
  • Relación de aspecto: 4,2:3.
  • Resolución: 1536 x 2152 píxeles.
  • Densidad de pantalla: 420 dpi.
  • Material de recubrimiento flexible, sin cristal.

 

El mismo día, Google también anunció por separado la compatibilidad con lo que denomina “plegables” en el sistema operativo Android, aunque esto parece ser más un anuncio para que los desarrolladores trabajen sobre modelos de teléfono de pantalla desplegable.

flexpai_folded_open_1000x1500

El nuevo iPad se encendera mediante reconocimiento facial, lleva USB universal y es hiperdelgado

ipad_pro_2018_feature_image_apple

Nuevo iPad Pro

Apple finalmente está reinventando el iPad, el gigante de la tecnología reveló su última -y potencialmente la mejor- actualización de su serie iPad desde su debut en 2008.

El nuevo producto todavía se conoce como iPad Pro, pero es mejor que nunca. El Pro actualizado, ya no viene con un botón de inicio. En su lugar, simplemente es activado por FaceID. Esto permite que el iPad sea 5,9 mm más delgado que sus predecesores. Además, ya no viene con un conector para auriculares, lo cual puede ser desagradable para algunos, ahora se sincroniza perfectamente con los AirPod inalámbricos lo que lo hace tan delgado como una hoja de papel. Lo que le hace ideal para viajar.

El nuevo iPad también viene con una pantalla de retina líquida, que es ideal para jugar, ver películas en tiempo real o leer un libro electrónico durante los viajes de larga distancia.

Para cualquier persona que también le gusta tomar fotos con su iPad, el nuevo modelo viene con una cámara trasera actualizada. La compañía también cambió su conector propietario y lo reemplazó por un USB-C estándar utilizado por toda la industria tecnológica. Esto significa que los viajeros pueden conectar sus cámaras al puerto en cualquier parte del mundo y descargar sus fotos. También hay un práctico método abreviado Siri que eliminará las fotos una vez que se importen a Lightroom para editarlas y ahorrar espacio de almacenamiento.

El uso de dispositivos móviles para informarse sigue creciendo, superando a los ordenadores de sobremesa y portátiles

woman-reading-news-mobile-phone-close-up-s-hand-74154783

Fedeli, Sofia ; Matsa K. E. “Use of mobile devices for news continues to grow, outpacing desktops and laptops” Pew Research Center. 2018

Ver estudio

Los dispositivos móviles se han convertido en una de las formas más comunes en que los estadounidenses obtienen noticias, superando a los ordenadores de escritorio o portátiles. Aproximadamente seis de cada diez adultos estadounidenses (58%) a menudo reciben noticias en su dispositivo móvil, 19 puntos porcentuales más que el 39% quienes que reciben noticias en una computadora de escritorio o portátil, según una encuesta del Pew Research Center.

 

La proporción de estadounidenses que a menudo reciben noticias en un dispositivo móvil es casi el triple del 21% que lo hizo en 2013. Al mismo tiempo, la porción de estadounidenses que a menudo reciben noticias en un ordenador de sobremesa se ha mantenido relativamente estable, con un 39%, con un aumento de sólo 4 puntos porcentuales desde partir de 2013.

La porción de adultos que alguna vez reciben noticias en el ordenador – a diferencia de los que a menudo reciben noticias – es casi la misma que la de aquellos que lo hacen en un dispositivo móvil – el 88% de los estadounidenses reciben noticias en su dispositivo móvil y el 84% reciben noticias en el ordenador. En general, el 96% de los adultos de EE.UU. reciben noticias en línea, es decir, siempre reciben noticias en un dispositivo móvil o en una computadora.

El crecimiento en el consumo de noticias móviles ha sido impulsado por los adultos mayores y aquellos con menores ingresos, como lo ha demostrado un análisis anterior. Sin embargo, los jóvenes siguen superando a sus mayores. Alrededor de siete de cada diez adultos de 18 a 29 años de edad (71%) a menudo reciben noticias en su dispositivo móvil, en comparación con el 37% de las personas de 65 años o más. Además, las personas de 65 años o más tienen más probabilidades de recibir noticias en un ordenador de sobremesa que en un dispositivo móvil (un 47% frente a un 37%, respectivamente). Este es el único grupo de edad más propenso a recibir noticias en una computadora de escritorio o portátil que en un dispositivo móvil.

Juzgar un libro por algo más que su portada: explorando las características de las experiencias de lectura tradicionales y de libros electrónicos

aaeaaqaaaaaaaal8aaaajdbjnty4zjlllta2mwytndrkyi04otvkltlkoweyytq4zje5mw

Juzgar un libro por algo más que su portada: explorar las características de las experiencias de lectura tradicionales y de libros electrónicos que apoyan el aprendizaje de los niños.
por Tamara Spiewak Toub, Ph. D.
26 de julio de 2017

Texto original

 

Imagínese: un niño pequeño mira a un adulto con expectación y le entrega un libro. Es difícil decir que no a una simple petición como esa, así que el adulto se sienta al lado del niño y se zambulle en la historia. Cuando rompemos esta interacción de lectura de libros adulto-niño, hay muchos elementos que varían. Por ejemplo:

  • La proximidad y orientación física del adulto y el niño. ¿Está el niño sentado en el regazo del adulto? ¿Están uno al lado del otro en una mesa? ¿Están abrazados?
  • Orden y cronometraje de las páginas leídas. ¿Leer sin parar? ¿Volteando hacia adelante y atrás las páginas para mirar o recordar algo? ¿Interrumpirse o perder interés y terminar un tiempo después, si es que lo hace?
  • El volumen, tono y animación de la voz del adulto. ¿Es constante? Variada basada en caracteres o puntos de trazado? ¿O diferente según el compromiso del niño?
  • El contenido de lo que dice el adulto. ¿El adulto simplemente lee el texto dentro de las páginas del libro? ¿Hay preguntas o comentarios adicionales sobre la historia? ¿Preguntas o comentarios sobre otras cosas? ¿Respuestas a las preguntas, comentarios o comportamientos del niño?
  • El comportamiento y compromiso del niño. ¿El niño está escuchando en silencio? ¿Mirando el libro o al adulto? ¿Tocando el libro? ¿Hablando con el adulto? ¿Distraído por otras cosas?

Y eso es sólo el comienzo!

Muchos de estos elementos de la experiencia de lectura han sido identificados como importantes para facilitar el desarrollo de los niños. Al leer con los niños, les presentamos la palabra escrita, el simbolismo y las narraciones, así como conceptos académicos y sociales clave y procesos de pensamiento. Les ayudamos a construir las bases para la alfabetización y el aprendizaje.

Nuestra sociedad anima a los padres y cuidadores a leer con los niños desde la infancia. a través de programas, en los que pediatras y enfermeras distribuyen libros en visitas para niños sanos y discuten la importancia de leer en voz alta con las familias. Tenemos bibliotecas y librerías llenas de libros de bolsillo y libros de tapa dura. Y tenemos tiendas de aplicaciones llenas de libros electrónicos.

Lo que lleva a muchas preguntas, como: ¿Son los libros electrónicos mejores o peores para los niños que los libros tradicionales? ¿Qué características de las interacciones tradicionales de lectura de libros para adultos y niños se imitan bien con los medios digitales? Y, a medida que los investigadores identifican las características clave de la lectura de libros que promueven el aprendizaje de los niños, ¿cómo podemos diseñar y utilizar mejor los medios digitales para incorporar esas características?

QuickReports producidos por el Centro Cooney en 2012 fueron algunas de las primeras investigaciones sobre cómo las interacciones entre padres e hijos usando libros impresos en donde se comparan con sus interacciones usando libros electrónicos y cómo los padres ven estas diferentes oportunidades de lectura. La comunidad investigadora ha seguido profundizando en estos temas en los años transcurridos desde entonces, y los datos recientes contribuyen a una cada vez más profunda conversación. En la reunión anual de la Jean Piaget Society a principios de junio, formé parte de un simposio (organizado por la Dra. Brenna Hassinger-Das, la Dra. Rebecca Dore y la Dra. Roberta M. Golinkoff) dedicado al tema de la toma de decisiones basadas en la evidencia sobre los medios digitales infantiles. Mi presentación fue sobre cómo la ciencia podría informar mejor los procesos de selección de los padres. Luego, tres de los otros oradores presentaron nuevas investigaciones sobre las experiencias de los niños con los libros electrónicos, en particular, y cómo las diferentes características de los libros electrónicos contribuyen a esas experiencias.

La Dra. Brenna Hassinger-Das y sus colegas se propusieron explorar cómo las experiencias de los niños con los libros electrónicos se comparan con sus experiencias con los libros tradicionales, especialmente dada la confusa combinación de estudios anteriores que muestran diferencias en algunos casos pero no en otros. Desglosando aún más la categoría de libros electrónicos, examinaron diferentes características de los libros electrónicos comparando “libros electrónicos sin embellecimiento” (versiones digitalizadas de libros tradicionales),”libros electrónicos con audio” (con una función de lectura automática en voz alta) y “libros electrónicos de actividades” (con actividades interactivas). Ochenta y seis padres y sus hijos de 3 o 4 años participaron en el estudio. Los pares fueron asignados aleatoriamente a uno de los cuatro tipos de libros y los padres fueron instruidos a “leer el libro como lo harían normalmente”. El equipo de Hassinger-Das se centró específicamente en el tipo de charla que los padres utilizaron durante la lectura de libros y en la comprensión del cuento por parte de los niños. Descubrieron que los padres utilizaban cantidades similares de algunos tipos de conversación, independientemente del tipo de libro que estuvieran leyendo. Por ejemplo, utilizaron la misma cantidad de palabras objetivas (por ejemplo,”Hay dos osos en esta foto”), independientemente del tipo y formato del libro.

Pero algunos tipos de conversación eran más frecuentes con ciertos tipos de libros. Por ejemplo, los padres que leyeron el libro electrónico con audio utilizaron más la “charla de distanciamiento” que los padres que leyeron el libro electrónico con actividades. La charla de distanciamiento incluye preguntas y comentarios que conectan un elemento de la historia con las experiencias de los niños, pasando de la historia misma a algo cercano a sus vidas, como “¡Vimos un oso en el zoológico ayer!”. Muchos investigadores han identificado el distanciamiento como una parte clave de la lectura de libros para adultos y niños que apoya el desarrollo de la alfabetización. Es importante destacar que en este estudio, cuando los investigadores hicieron preguntas a los niños acerca de la historia del libro, la exactitud re recordar de los niños no dependía del tipo de libro que leyeron, pero sus respuestas tendían a ser mejores si sus padres utilizaban mucha conversación distanciada, es decir les incluían en la narración elementos de su vida cotidiana.

En el siguiente estudio, la Dra. Rebecca Dore y sus colegas se preguntaron si los niños podrían retener tanta información con el uso independiente de un audiolibro electrónico como lo hicieron al hacer que sus padres leyeran el libro electrónico con ellos. Esta es una pregunta particularmente relevante, ya que muchas familias están adoptando los medios digitales como una herramienta para mantener a los niños entretenidos, comprometidos y educados mientras que los adultos realizan otras tareas diarias. ¿La función de audio de un libro electrónico proporciona un apoyo comparable para los niños?

Casi 140 niños de 4 a 5 años participaron en el estudio, ya sea leyendo un libro electrónico con sus padres, usando un libro electrónico independientemente con la función de audiolectura, o leyendo un libro electrónico sin la función de audio. Los resultados mostraron que las habilidades de los niños para volver a contar la historia y responder a las preguntas de comprensión eran mucho mejores cuando los padres leían con ellos. La experiencia independiente no fue tan buena como para apoyar estas habilidades narrativas. Sin embargo, tener la función de audio ayudó a los niños a retener más información que cuando la función de audio no estaba disponible. El estudio halló que el uso independiente de libros electrónicos con narración automatizada puede apoyar la comprensión del cuento por parte de los niños, aunque no es tan útil como la narración de los padres.

Estos hallazgos sugieren que el diseño de los libros electrónicos tiene importantes implicaciones en cuanto a lo bien que pueden apoyar el aprendizaje de los niños. Como sabemos que las características de las interacciones entre adultos y niños en vivo son importantes contribuyentes al desarrollo de los niños durante la lectura de libros, necesitamos encontrar maneras de incorporar características y estrategias similares en el diseño de los libros electrónicos. La Dra. Gorgene Troseth y sus colegas han asumido este reto con la Fred Rogers Company, con miras a utilizar los libros electrónicos como una herramienta para apoyar el tipo de charla distanciada que facilita el desarrollo de los niños. Limitaron las características de los libros electrónicos que los investigadores han encontrado a menudo interfieren con el aprendizaje, y aumentaron los elementos multimedia que tienden a apoyar el texto de la historia.

El equipo también creó un avatar llamado Ramone, que aparece en la pantalla periódicamente para modelar y animar los tipos de preguntas y comentarios que los adultos pueden hacer mientras leen el libro con los niños. Con una muestra inicial de casi 50 niños de 3-4 años de edad y sus padres, el equipo de Troseth ha comenzado a comparar la conversación de los padres mientras leen una versión del libro electrónico que no tiene Ramone a la conversación de los padres cuando están leyendo con la ayuda de Ramone. Mientras que los padres sin Ramone usaron alrededor de 220 palabras, los padres con Ramone usaron más de 830 palabras.

Estos primeros hallazgos sugieren que la incorporación de características basadas en la evidencia a las aplicaciones digitales puede ayudar a aumentar los tipos de comportamientos que mejor apoyan el aprendizaje de los niños a partir de las aplicaciones. Idealmente, los desarrolladores pueden aplicar enfoques similares al diseño de aplicaciones que los niños utilizan de forma independiente, de modo que los beneficios de la lectura para niños adultos pueden reflejarse aún mejor cuando los compañeros de los niños son digitales.

Cuando la Dra. Jennifer Zosh presentó sus pensamientos en el simposio de junio, ella desafió a los asistentes a pensar en cómo integrar a los padres de manera más estratégica dentro de los recursos digitales para padres. Con la lectura de libros, en particular, la investigación nos dice que hay ingredientes clave para el éxito de un padre (o cualquier adulto) leyendo a un niño. Por supuesto, qué ingredientes son clave depende en parte de cuáles son los objetivos de aprendizaje, así como otras consideraciones sobre la familia, incluyendo la edad del niño.

Mientras que la investigación del simposio se centró principalmente en los preescolares, una  noticia recientes anunció:”Los libros electrónicos capturaron la atención de los niños pequeños y llevaron a un mayor aprendizaje” que las versiones en papel de los libros, basadas en la investigación publicada en Frontiers sobre la capacidad de los niños pequeños para aprender nuevos nombres de animales durante la lectura de libros. Es esencial abordar estas cuestiones clave sobre los beneficios relativos de los libros electrónicos en todo el espectro del desarrollo mientras nos esforzamos por aprovechar al máximo la tecnología literalmente al alcance de nuestros dedos.

Aunque puede ser difícil para la investigación mantenerse al día con el ritmo de los avances tecnológicos, es importante crear sólidas redes de colaboración y comunicación entre investigadores, diseñadores y desarrolladores de aplicaciones, y las familias y educadores que ayudan a dar forma a la vida digital de los niños. Y esa es una de las razones por las que he estado tan emocionada y honrada de unirme a la comunidad de Cooney Center en estos esfuerzos. Nos sirve a todos tomar lo que la ciencia sabe sobre las prácticas efectivas de lectura de libros y aplicarlo a la creación de libros electrónicos para que los niños los usen con o sin adultos. Y al estudiar la efectividad de los diseños de medios digitales, podemos continuar ajustando hasta que tengamos varias características – el dar golpecitos, deslizar, voces, animaciones, etc. – trabajando a favor de los niños (y de los adultos que los cuidan) para mantenerlos comprometidos, aprendiendo y participando en el aprendizaje.