Archivo de la etiqueta: Lectura

Las bibliotecas de L.A. están cobrando las multas a los más jóvenes en tiempo de lectura

Vangelis Velazquez, Anarabel Velazquez

Las bibliotecas públicas de Los Ángeles querían reducir el número de libros perdidos. Las sanciones por retrasos o perdidas de libros en las bibliotecas estadounidenses tradicionalmente se cobra en dinero. Pero la verdadera solución no llegó hasta que consideraron lo que realmente querían que más niños lean más libros. Por eso han cambiado su política de sanciones, de manera que por cada hora de lectura, las chicos que han sido multadas obtienen un descuento de 5 dólares del importe de la sanción que han acumulado por retraso o perdida de algún libro

 

Las bibliotecas están empezando a pensar de manera diferente sobre los libros perdidos y atrasados, en particular los que han sido prestados a los más jóvenes. En las bibliotecas estadounidenses las multas por retraso generalmente se cobran en dinero. pero ya algunas bibliotecas están renunciando a los cargos por demora. La Biblioteca del Condado de Los Ángeles, además de hacer eso, recientemente también está permitiendo que cualquier usuario menor de 21 años obtenga una reducción de su multa por libros perdidos o devueltos con retraso a cambio de tiempo de lectura. Por cada hora que pase leyendo en la biblioteca, obtendrán un descuento de 5 dólares en multas que haya acumulado previamente por sanciones.

“Great Read Away” es parte de una iniciativa que busca eliminar políticas o programas que impiden el acceso de los ciudadanos a los servicios. Su lema es “Lea en la biblioteca y reduzca sus multas”. Para participar en el programa, los niños, adolescentes y adultos jóvenes hasta la edad de 21 años pueden visitar a cualquier miembro del personal de la biblioteca, quien los inscribirá en el programa y les proporcionará una visión general de cómo funciona, además de hacer un seguimiento del tiempo de lectura que le permitirá reducir su multa.

Desde que el programa comenzó en junio de 2017, las 87 bibliotecas del condado han registrado más de 29,000 sesiones de lectura y en consecuencia han reducido las multas de muchos de sus usuarios. Entre los beneficiarios del programa se encuentra Dariana Martínez, de 10 años de edad, estudiante de cuarto grado de Fourth Street Elementary School, que comenta que había acumulado una multa de unos 30 dólares y que ahora la ha reducido a menos de 10 dólares a través de dedicar tiempo a la lectura durante las visitas semanales a la biblioteca. “El programa Read Away me ayudó, porque muchas veces olvido devolver mis libros a tiempo y mi mamá tiene que pagar la multa“, dice. “Así que cuando mi madre se enteró de Read Away, se puso muy contenta.”

 

 

Anuncios

Evolución de lectura durante el desayuno

 

cwozptsueaasmu9

De la prensa impresa a la digital, del eReader a la tablet

 

La velocidad de la vida moderna es de 2,3 palabras por segundo, o unas 100.000 palabras al día. Esa es la palabrería que bombardea a la persona promedio (estadounidense) en las 12 horas en que típicamente está despierta y “consumiendo” información, según un nuevo estudio de la Universidad de California en San Diego: “¿Cuánta información?

Desde 1980 hasta 2008, el número de bytes que consumimos ha aumentado un 6 por ciento cada año. En 28 años, tendrá un aumento del 350 por ciento.

La IFLA publica un informe sobre el estado de los derechos a la lectura de las personas con discapacidad en cada país de la Unión Europea

 

2018-06-14_15_20_02-update_marrakesh_eu_june_2018-pdf_-_adobe_acrobat_pro

Ver informe completo

Guía para la implementación del Tratado de Marrakech

El Tratado de Marrakech, firmado en 2013, elimina las barreras innecesarias a la creación y el intercambio de libros en formatos que sean accesibles a las personas con discapacidades de lectura. Anteriormente, las normas sobre derechos de autor a menudo obligaban a las bibliotecas y a los usuarios a pedir permiso o pagar tasas, y hacían casi imposible el intercambio transfronterizo de obras.

 

Mientras los Estados que han firmado la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se reúnen en Nueva York, la IFLA publica hoy una actualización sobre lo que están haciendo los gobiernos de la UE para hacer del Tratado de Marrakech una realidad en Europa.

La Unión Europea aprobó legislación clave – Directiva 2017/1564 y Regulation 2017/1563– en septiembre de 2017, con un plazo para que los Estados miembros actualizaran sus propias leyes el 11 de octubre de 2018. La ratificación en Europa significará que otros 28 países están cubiertos por el Tratado de Marrakech, abriendo el acceso a las colecciones en las principales lenguas del mundo a personas de otros países que lo hayan ratificado.

El informe de la IFLA supervisa si a menos de cuatro meses de esa fecha, la situación actual en la mayoría de los Estados miembros. Examinando en particular si los Estados miembros están intentando que las bibliotecas paguen por copiar y compartir libros físicos y audiolibros, si se enfrentan a obligaciones adicionales y si las personas con dislexia y otras discapacidades pueden beneficiarse de estas condiciones.

En general, son relativamente pocos los Estados que están aceptando la posibilidad de ofrecer pagos de compensación. Esta es una buena noticia, dada la carga financiera y burocrática que puede representar.

Sin embargo, cada vez son más las que exigen que las bibliotecas se registren como “entidades autorizadas”, a pesar de que esto es ilegal en virtud del Tratado, o que proporcionen más papeleo del necesario. Además, no son suficientes las ventajas de la reforma para garantizar que todas las personas con discapacidad se beneficien de las disposiciones de Marrakech.

La IFLA seguirá supervisando la legislación nacional en los próximos meses. Damos la bienvenida a las preguntas.

 

#LeerNoEsUnDelito: un estudiante denuncia su detención por intentar leer en la biblioteca pública del Metro de la Ciudad de México

 

metro

 

José Luis Gallegos trató de utilizar la sala de lectura de la biblioteca pública “Benito Juárez”, ubicada en el metro Chabacano, de la Ciudad de México, pero fue llevado a un juzgado cívico. El joven denunció que la encargada del lugar le aseguró que las instalaciones sólo pueden ser usadas por trabajadores del Metro.  La postura que contradice aquello que se publica en la página del sistema de transporte colectivo, en donde además de indicarse que se trata de espacio pensados en el “público usuario” se ofrecen los horarios de atención.

Tras cinco horas en el juzgado se concluyó que no había cometido ninguna falta y el joven fue puesto en libertad. “Lo que sigue es luchar para que este tipo de espacios puedan usarlos cualquier persona y concienciar a las autoridades que no pueden detenernos arbitrariamente por usar una sala de lectura”, expuso José Luis cuando fue liberado.

Con el hashtag #LeerNoEsUnDelito cientos de usuarios de redes sociales denunciaron el hecho. Para exigir que este acto no vuelva a repetirse y una mayor apertura de estos espacios, el joven y 18 organizaciones convocaron mañana a una jornada de lectura en voz alta frente la biblioteca.

Ver Video

leernoesundelito

¿Por qué la media de préstamos en bibliotecas españolas es 15 veces inferior a la de Finlandia?

 

41713624815_f51884b90e_b_d

 

Me ha resultado muy esclarecedora la tabla que aporta el artículo de Pedro Lázaro Rodríguez, Javier López Gijón, Javier y Enrique Herrera Viedma, sobre visibilidad de las bibliotecas públicas y la lectura en medios de comunicación españoles publicado en la revsita BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació. En la tabla se muestran los resultados para los préstamos y las visitas por habitante para 17 países europeos. Una comparativa interesante de las distancias que en estos asuntos nos separan de países como Finlandia con 18 libros prestados por habitante, frente a los 1,3 prestados en las bibliotecas españolas por cada habitante. Pero no sólo de Finlandia, que es el país más destacado en educación y lectura, si no del resto de los países, ya que ocupamos el penúltimo lugar, sólo por encima de nuestros queridos vecinos portugueses. Al menos en visitas a bibliotecas estamos algo mejor posicionados en el doceavo lugar con 2,39 visitas por habitante a las bibliotecas al año, pero lejos de las casi 10 visitas que hace de media un ciudadano finlandés

Son muchas las razones que sustenta probablemente estas cifras, desde las condiciones climáticas al devenir histórico, pasando por otros temas de índole político como las inversiones en cultura, dotación e infraestructuras culturales, educativas o también de índole profesional. Hace unos meses publicábamos en universo abierto un artículo titlado “¿Por qué las ciudades de Finlandia son paraísos para los amantes de las bibliotecas?” En él hablábamos de que las bibliotecas son la cara visible de la creencia finlandeesa en la educación, la igualdad y la nueva ciudadania, una nación alfabetizada que lleva el aprendizaje publico en su ADN.

Tampoco es difícil entender por qué se utilizan tanto las bibliotecas urbanas de Finlandia: El 84% de la población del país es urbana, y dado el clima a menudo duro, las bibliotecas no son simplemente lugares para estudiar, leer o tomar prestados libros – son lugares vitales para socializarse. Y de este modo estos espacios no están diseñados para ser templos polvorientos para la alfabetización. Son espacios vibrantes y bien pensados que tratan activamente de involucrar a las comunidades que los utilizan.

Lo cierto es que como profesionales debemos de aprender del ejemplo. Me agradaría que dejaseis vuestra opinión y comentarios al respecto.

 

 

 

 

 

Segovia propone disfrutar de la gastronomía y la lectura a través de los pinchos literarios

pincho-literario

En Segovia durante las jornadas de “Pincho literarios” al pedir una consumición, se le acompaña de una tapa y un texto literario escrito o en viva voz de los grandes autores de la literatura española con citas sobre los placeres de la gastronomía. Los integrantes del Taller de Creación Literaria “¡Cuéntame un cuento que no te sepas!”, te invitan a dejarte sorprender en esta JORNADA del PINCHO LITERARIO de DEGUSTACIÓN GRATUITA

Por ejemplo de textos como este del poeta chileno Pablo Neruda, un juego de palabras en torno a las palabras y la comida.

“…Amo tanto las palabras… Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema… Las agarro al vuelo, y las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento vibrantes, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como aceitunas… Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las libero…. ¡Qué buen idioma el mío!

P. NERUDA

 

BiblioTaxi. Lectura en Movimiento

wow2539-e1386106596320

 

Bibliotaxi es un acuerdo entre Easy Taxi y la Fundación El Libro de aquel país para poner en marcha una iniciativa para poner a disposición de los clientes que se suben a un taxi una pequeña colección de libros.

La biblioteca cuenta con unos cuantos libros de diversos autores argentinos de diferentes temas y para clientes de todas las edades, disponibles en el respaldo del conductor, que convierten al taxi en una biblioteca en movimiento. Además el pasajero puede llevarse el libro para continuarlo en casa, después debe devolverlo en el próximo servicio de taxi que solicité o en alguna de las paradas establecidas. Iniciativas de este tipo ya existen en otros países como en México, Ecuador, Chile, Colombia o en Sao Paulo (Brasil). La iniciativa intenta fomentar el gusto y la pasión por la lectura, a la vez que garantiza la mejor experiencia de servicio para el pasajero.

El proyecto ahora cuenta con unos 3.000 libros en unos 200 taxis de Buenos Aires, Córdoba y Rosario. También se pretende que esta iniciativa sea una zona libre de intercambio de libros entre los pasajeros.