Archivo de la etiqueta: Lectura

Leer, imaginar, actuar. II Catálogo Cerlalc-IBBY de libros infantiles para el desarrollo sostenible

«Leer, imaginar, actuar. II Catálogo Cerlalc-IBBY de libros infantiles para el desarrollo sostenible». Cerlalc, 2021

Texto completo

El catálogo recoge un listado de 72 libros infantiles publicados en los últimos diez años en la región, relacionados en su temática o contenido con los ODS 3 – Salud y Bienestar, y 4 – Educación de calidad. La selección, dirigida por la Gerencia de Lectura, Escritura y Bibliotecas del Cerlalc en coordinación con la Presidencia de IBBY LAC, estuvo a cargo de 151 secciones nacionales de IBBY en los países de América Latina y el Caribe, y da cuenta de la enorme diversidad y riqueza de la oferta editorial para el público infantil en la región, cuya calidad y nivel de desarrollo la consolidan hoy como uno de los segmentos más importantes del sector.

Leer para crecer: modelo para proyectos bibliotecarios con familias

Leer para crecer: modelo para proyectos bibliotecarios con familias.  INELI Iberoamérica, 2018

Texto completo

Es un conjunto de ideas, pautas e instrucciones que debe servir a cualquier profesional que trabaje en una biblioteca para ser capaz de diseñar y ejecutar proyectos sociales innovadores, que potencien su capacidad y el impacto de la biblioteca en su comunidad.

El modelo se entiende como una guía de referencia que desde un enfoque innovador y práctico sirva para conducir el diseño de proyectos capaces de impulsar la revalorización, transformación y construcción de sentidos, idearios y prácticas lectoras en familia. Plantea para ello una nueva concepción de la labor de mediación que debe
realizar la biblioteca, estableciendo pautas de trabajo colaborativo con otros agentes sociales, educativos y políticos del entorno relacionados con la familia para poner en marcha iniciativas que se conviertan en auténticos iniciativas de intervención social capaces de alimentar la producción cultural favorecer el desarrollo de los colectivos humanos.

Los estadounidenses leen menos libros que en el pasado

Americans Reading Fewer Books Than in Past by Jeffrey M. Jones, Gallup, jan 2022

Texto completo

Los estadounidenses afirman haber leído una media de 12,6 libros durante el año pasado, una cifra inferior a la que Gallup ha medido en cualquier encuesta anterior que se remonte a 1990. Los adultos estadounidenses están leyendo aproximadamente dos o tres libros menos al año que entre 2001 y 2016.

El descenso en la lectura de libros es principalmente una función de la cantidad de libros que los lectores están leyendo, en contraposición a un menor número de estadounidenses que leen cualquier libro. El 17% de los adultos estadounidenses que dicen no haber leído ningún libro en el último año es similar al 16% a 18% medido en las encuestas de 2002 a 2016, aunque es más alto que en las encuestas de 1999 a 2001.

El descenso se debe a la disminución del porcentaje de estadounidenses que leyeron más de 10 libros en el último año. En la actualidad, el 27% afirma haber leído más de 10 libros, lo que supone un descenso de ocho puntos porcentuales desde 2016 y es inferior a todas las mediciones anteriores en al menos cuatro puntos.

La formación de lectores más allá del campo disciplinar

Ramirez Leyva, Elsa Margarita. La formación de lectores más allá del campo disciplinar. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información, 2020.

Texto completo

La formación es un proceso que continua a lo largo de la vida; implica la necesidad de desarrollar diferentes capacidades intelectuales, emocionales, sociales y culturales, así como generar saberes y experiencias para aprender a conducir nuestros conocimientos, habilidades y emociones en diferentes contextos como ciudadanos, con responsabilidades profesionales, familiares, sociales y planetarias, además de conducir nuestras transformaciones una vez que se egresa de la educación formal. En este proceso, la lectura es fundamental y es un campo especialmente importante del trabajo del bibliotecólogo. Este libro reúne experiencias y conocimientos de expertas y expertos en el área de distintos territorios de Hispanoamérica para fomentar y promover la lectura desde las bibliotecas y los ambientes universitarios

Bibliotecas: escenarios para que cada libro encuentre su lector

Bibliotecas: Escenarios para que cada libro encuentre su lector. Buenos Aires : Biblioteca Nacional de Maestros. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, 2007

Texto completo

La posibilidad de abrir el mundo de la lectura a la escuela ha sido una constante en las acciones que ha emprendido la Biblioteca Nacional de Maestros del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología argentino. Desde su Programa BERA (Bibliotecas Escolares y Especializadas de la República Argentina) ha lanzado diferentes líneas de acción para convertir a las bibliotecas de los establecimientos educativos en espacios de lectura, investigación y producción de conocimiento. Para ello, el Programa se despliega en cuatro ejes: técnico-bibliotecológico, pedagógico, de gestión del conocimiento y biblioteca y comunidad. El avance en cada uno de ellos se va gestando a partir de diversas líneas de capacitación, que se multiplican a nivel jurisdiccional.

Biblioterapia: la lectura como fuente de placer y de bienestar

Biblioterapia: la lectura como fuente de placer y de bienestar

Julio Alonso Arévalo Universidad de Salamanca, España

SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN DE LECTURA pasado, presente y futuro LOS PODERES DE LA LECTURA POR PLACER, organizado por el Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información, IIBI, UNAM (México) del 23 al 24

Entre muchos niños estadounidenses, la lectura por diversión se ha vuelto menos común

Katherine Schaffer. “Among Many U.S. Children, Reading For Fun Has Become Less Common, Federal Data Shows” Pew Research, 2021

Texto completo

Los porcentajes de niños estadounidenses de 9 y 13 años que dicen que leen por diversión casi a diario han disminuido con respecto a hace casi una década y se encuentran en los niveles más bajos desde al menos mediados de la década de 1980, según una encuesta realizada a finales de 2019 y principios de 2020 por la National Assessment of Educational Progress (NAEP).

Entre ambos grupos de edad, los porcentajes que dijeron en el año escolar 2019-20 que «leen por diversión en [su] tiempo libre casi todos los días» estaban en sus puntos más bajos desde que se hizo la pregunta por primera vez en 1984, según la encuesta, que se realizó entre los estudiantes de escuelas públicas y privadas de Estados Unidos antes del brote de COVID-19. No está claro si la pandemia puede haber cambiado estos patrones.

La proporción de alumnos y alumnas que dicen leer por diversión casi a diario ha disminuido en ambos grupos de edad desde 1984. Se ha producido un descenso de 21 puntos entre las chicas de 13 años y de 12 puntos entre las de 9 años. En el caso de los chicos de 9 y 13 años se han producido descensos de 11 y 16 puntos, respectivamente.

Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil

Pérez Martínez, Ana… et al. Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil de la UNAM. Ciudad de México : Universidad Nacional Autónoma de México, Coordinación de Difusión Cultural, 2019.

Texto completo

En 2019 el Sistema Universitario de Lectura cumplió cinco años y encontró en la elaboración de una encuesta sobre prácticas de lectura y escritura la forma de ver un rostro más horizontal y activo de la lectura respondiendo a preguntas como: ¿Qué les pasa a los jóvenes cuando leen? ¿Qué relación establecen con los libros, otros lectores y la lectura en general? ¿Qué papel tiene la escritura en sus vidas?

En cuanto a las razones que estimulan a los jóvenes a leer se identifica en primer lugar el estudio, con 55 por ciento, y en segundo, el gusto, con 26 por ciento. Entre la población de licenciatura las personas que leen por razones de estudio aumentan. En bachillerato, la lectura por estudio es de 49 por ciento, mientras que, por gusto, de 32 por ciento.

22 por ciento de los jóvenes aseguró seguir las recomendaciones de sus profesores, esta confianza sólo es superada por las recomendaciones hechas por amigos, a las que les dan una importancia de 33 por ciento. Esto refleja que en las relaciones de amistad hay un núcleo importante para la práctica lectora y que entre pares se comparten los libros y lo visto.

Al abordar su historia de lectura encontramos un hallazgo relevante, la encuesta nos dice que crecer en un hogar lector, donde hay libros y se lee en voz alta a los pequeños, no es determinante para cultivar el gusto por las letras. Ya que a 49 por ciento de los jóvenes a los que no se les leía de pequeños, reportan que les gusta mucho o bastante esa práctica.

Al hablar de formatos, encontramos una distinción entre las preferencias; los encuestados prefieren leer en formato impreso: novelas, 36 por ciento; cómics o mangas, 21 por ciento; cuentos, 20 por ciento. En formato digital: noticias, 72 por ciento; artículos y blogs, 68 por ciento; reseñas de cine, 49 por ciento; música, literatura, tips, consejos y ciencia, cada una con 37 por ciento, y ensayos, 26 por ciento.

Destacamos que esta pregunta permitía respuestas múltiples. Cabe resaltar que la poesía es el género más equilibrado, ya que se lee con la misma frecuencia de forma digital o impresa:19 por ciento.

Podemos hablar de una alternancia de formatos con base en los gustos particulares y materiales de lectura. La comunidad estudiantil recurre a mecanismos de bajo costo en el formato digital y adquiere libros impresos de forma directa.

En la encuesta hubo un apartado que exploró la percepción de los jóvenes al momento de leer, algunas de esas ideas se registraron.

Lightsail and Learn: una biblioteca digital que ayuda a los niños a amar la lectura

Lightsail

La forma en que los niños aprenden a leer necesita una actualización. El proceso actual para que un profesor determine el nivel de lectura de un niño puede llevar hasta 30 minutos por alumno. Las evaluaciones son muy subjetivas y, debido a la presión para que los niños pasen rápidamente de curso, se calcula que el 40% de los niños leen en el nivel equivocado. Con cientos o miles de niños en cada escuela, es un proceso ineficaz y lento que necesita desesperadamente una revisión.

Y esto suponiendo que las evaluaciones del nivel de lectura se lleven a cabo. Mientras que las buenas escuelas realizan esta prueba varias veces al año para asegurarse de que sus alumnos están mejorando, algunas escuelas ni siquiera la realizan.

Cuando a Gideon Stein, fundador y director general de Lightsail, se le encomendó la tarea de dar un giro a las escuelas que fracasaban en Nueva Orleans, comprobó los efectos perjudiciales que la escasa o nula evaluación de la lectura tenía en los niños.

«Fue el trabajo más duro que he hecho nunca», dice. «Los niños tenían tantos problemas y estaban tan atrasados. Muchos de ellos simplemente no sabían leer, nadie estaba al nivel del grado. Sin la oportunidad de demostrar que han crecido, [los lectores de bajo nivel] van a perjudicar al mismo nivel. Se aburrirán y dejarán de leer».

Stein se preguntó qué pasaría si pudiera integrar las evaluaciones directamente en el fondo de la propia lectura, de forma que pudiera tomar el pulso al nivel del lector cada pocas páginas. A medida que el lector progresara, el sistema se adaptaría y crecería.

Tras haber fundado y salido con éxito de varias empresas tecnológicas, y haber sido vicepresidente de una red de escuelas concertadas en Nueva York, Stein utilizó estas experiencias complementarias para lanzar Lightsail. Mediante una «evaluación adaptativa», la plataforma Lightsail personaliza su biblioteca de 6.000 libros para ajustarse al nivel de lectura de cada niño. Piensa en ello como un Netflix que ayuda a los niños a aprender y amar la lectura.

La clave de Lightsail reside en su algoritmo altamente dinámico que evalúa el nivel de lectura de cada niño y adapta la experiencia a él. Los niveles de lectura se determinan utilizando la escala Lexile -el estándar de oro para la evaluación de la alfabetización- que luego determina los tipos de libros que interesan a un niño. A medida que la capacidad de lectura del niño crece, se le recomiendan nuevos libros.

Para aquellos que se han quedado atrás en la lectura, Lightsail puede ponerlos al día a más del doble de la velocidad media de aprendizaje. Un estudio realizado en Johns Hopkins descubrió que los niños que leen durante 30 minutos al día progresan a un ritmo de 2,7 años en un solo año. Un estudio no relacionado con el anterior, realizado por la Escuela de Magisterio de Columbia, arrojó resultados similares: entre dos años y medio y tres años.

Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual


“Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual —yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed— ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho.”

Alejandra Pizarnik