Archivo de la etiqueta: Lectura

Liderando la participación familiar en el aprendizaje temprano

new-cs-graphic_may-2016

Lopez, M. E., Jacobson, L., Caspe, M., & Hanebutt, R. “Leading Family Engagement in Early Learning” State Library Administrative Agencies:, 2018

Texto completo

A Supplemental Guide

Los líderes de las bibliotecas estatales están promoviendo enfoques de dos generaciones para el aprendizaje temprano y fomentando ambientes en los que los niños y los adultos en sus vidas tengan igualdad de oportunidades para crear conocimiento y adquirir nuevas habilidades juntos. El nuevo informe de políticas de The Global Family Research Project’s de State Library Administrative Agencies: “Leading Family Engagement in Early Learning” , presenta iniciativas de este tipo en cuatro estados: California, Colorado, Georgia y Maryland.

Además,se incluye una guía suplementaria que examina las mejores prácticas para la participación familiar dentro de una variedad de espacios, desde bibliotecas públicas hasta escuelas. Se basa en el trabajo presentado en Leading Family Engagement in Early Learning: El Papel de las Agencias Administrativas de las Bibliotecas Estatales para proporcionar a los líderes bibliotecarios una lista selecta de recursos que pueden informar, inspirar y conectar sus esfuerzos para impulsar la participación de la familia.

Anuncios

El tiempo dedicado a la lectura en EE.UU cae considerablamente respecto al dedicado a Netflix o a Spotify

aa36fe3d8c78dd0650e35e1fae68e3cb-800x500

 

Michael Kozlowsk. “Reading books is on the decline” GoodEreader, 2018

Ver original

La lectura de libros, tanto electronicos como impresos, está en declive y todos los involucrados en la venta al por menor y la industria editorial están tratando de averiguar por qué. ¿La gente simplemente ya no está leyendo por placer y si consumiendo contenido original de Netflix o escuchando Spotify? Lo que se sabe es que entre 2003 y 2016, la cantidad de tiempo que el estadounidense promedio dedica diariamente a la lectura por interés personal bajó de 0.36 horas a 0.29 horas.

 

La Encuesta más reciente de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos sobre el Uso del Tiempo encontró una importante disminución en la lectura en el tiempo libre – un sólo el 19% de los estadounidenses mayores de 15 años informaron que leen por placer. Las mayores disminuciones se producen en el grupo de edad de 35 a 44 años. El tiempo que dedican a la televisión y la visión de vídeos por Netflix, que es casi 10 veces la cantidad de tiempo dedicado a la lectura por placer.

american-reading-declines

El Centro de Investigación Pew publicó un informe en marzo de 2018 que encontró que los adultos con ingresos más bajos son “cerca de tres veces más dados que los adultos más acaudalados a no leer libros (36% vs. 13%)” y que aquellos con “un título de bachillerato o menos son cerca de cinco veces más favorables que los graduados universitarios (37% vs. 7%) a no leer libros en ningún formato en el último año”. El número de lectores que no leen libros es mayor entre los hispanos, quienes “son casi el doble de propensos que los blancos (38% vs. 20%) a manifestar no haber leído un libro en los últimos 12 meses. Pero hay diferencias entre los hispanos nacidos dentro y fuera de los Estados Unidos: Aproximadamente la mitad (51%) de los hispanos nacidos en el extranjero reportan no haber leído un libro, comparado con el 22% de los hispanos nacidos en los Estados Unidos”. Mientras que el 28% de los adultos estadounidenses de 50 años de edad y mayores dijeron no haber leído un libro en el último año, esta cifra fue del 20% para los menores de 50 años.

Entre los datos más desgarradores, es que el 33% de los graduados que termina secundaria nunca leen ningún otro libro el resto de sus vidas y el 42% de los graduados universitarios nunca leen otro libro después de la universidad. El 70% de los adultos estadounidenses no han estado en una librería en los últimos cinco años y el 80% de las familias estadounidenses no compraron ni leyeron un libro el año pasado.

Adam Rowe, colaborador de Forbes, informa que según PubTrack Digital de Nielsen, las ventas totales de libros electrónicos fueron de 162 millones en 2017, un 10% menos que los 180 millones del año anterior. Sin embargo, Rowe explica que “esto no significa que se vuelve al libro impreso, y no debería ser considerada una evidencia de un decreciente interés público en los libros electrónicos. Simplemente se lee cada vez menos.

Este año se han publicado varios informe que lamentan que el típico estadounidense simplemente ya no lee por placer. El smartphone siempre está en nuestro bolsillo y mucha gente tiende a leer en él, pero es muy fácil romper la inmersión en la lectura cuando recibes notificaciones de Facebook o Twitter. Netflix constantemente nos da pop-ups acerca de una nueva película original o programa de televisión que acaban de añadir y las alertas de mensajería instantánea son omnipresentes. Los E-Readers ya no son tan populares como antes y Barnes and Noble está almacenando cada vez más juguetes, discos y otros artículos que libros.

 

 

Curso de Lectura Rápida: cómo duplicar tu velocidad de lectura en una noche

51mssjje7xl

 

Vergara, José. How to Double Your Reading Speed in One Evening: Speed Reading Course (Tu Business Coach Productivity Series Book 1) Kindle Edition

Gratis en Amazon

Si es la primera vez que te acercas a la Lectura Rápida, este libro te ayudará a dominar los conceptos básicos de la Lectura Rápida. Sólo con este libro puedes leer el doble de rápido, una vez que pongas todas estas cosas en práctica y seas hábil en ello.

Antes de empezar a leer, piense en lo que significaría poder leer el doble de rápido. ¿Serás capaz de ahorrar mucho tiempo?   La lectura rápida no sólo le hará un lector más rápido, sino que también aumentará su comprensión de lo que lee.

 

 

Modelo DELFIN. Desarrollo de Estudiantes Lectores Fortalecidos en Información: metodología para desarrollar competencias informacionales en estudiantes e Secundaria Básica

29317580898_79756edaa0_d

González Rivero, M. d. C. and S. Santana Arroyo (2018). [e-Book]  Modelo DELFIN. Desarrollo de Estudiantes Lectores Fortalecidos en Información: metodología para desarrollar competencias informacionales en estudiantes e Secundaria Básica. La Habana, 2018.

Texto completo

 

El Modelo DELFIN, acrónimo escogido para denominar el Modelo de Competencia Informacional en la Enseñanza Media (Secundaria Básica), sus siglas responde a Desarrollo de Estudiantes Lectores Fortalecidos en Información y se asocia a las cualidades que posee este mamífero para aprender desde muy joven guiado por su entrenador, por su alegría, facilidad para relacionarse con otros, su vida en familia, la falta de instintos agresivos, y su habilidad para nadar a gran velocidad y su notable deseo de llamar siempre la atención. La mayoría de las características mencionadas muy parecidas a las de un estudiante adolescente con ansias de saber y aprender

Siete maneras en que las familias promueven la alfabetización temprana

 

42988929792_97cddcb1d6_b_d

Caspe, M. and M. E. Lopez ( 2016). [e-Book] Seven Research-Based Ways That Families Promote Early Literacy. Cambridge, MA, Harvard Family Research Project.

Texto completo

Infografía en español

Infografía en Inglés

 

La idea de que las familias desempeñan un papel fundamental en la promoción del desarrollo de la alfabetización de los niños es indiscutible. La alfabetización, o la capacidad de leer y escribir, se compone de una variedad de habilidades que van desde el reconocimiento de letras y la conciencia fonémica, hasta el lenguaje oral, el vocabulario, la comprensión de cuentos y la motivación. Estas habilidades comienzan a desarrollarse al nacer, y una base de investigación sustancial y sólida. confirma que las familias desempeñan un papel importante en su promoción. La alfabetización temprana es una experiencia positiva -ya sea en el hogar, en programas para la primera infancia, en escuelas o en bibliotecas- impulsan una trayectoria para llegar a ser lectores seguros de sí mismos en el futuro, lo cual es un factor importante. Un hito en el camino hacia el éxito en su vida estudiantil y profesional.

Las experiencias positivas del aprendizaje linguistico de temprana edad establecen los niños en un camino para llegar a ser lectores seguros cuando llegan al tercer grado, lo cual es clave y importante en el camino hacia la graduación de la escuela secundaria.

Los estudios demuestran que cuando las familias…

  • Tienen conversaciones continuas y interesantes con sus hijos
  • Crean un ambiente positivo para el aprendizaje de lenguaje
  • Hacen la lectura divertida
  • Tienen expectativas altas para el aprendizaje de su hijo/hija
  • Se comunican con el maestro de su hijo/hija
  • Utilizan sus idiomas principales
  • Visitan la biblioteca

…Los niños desarrollan fuertes competencias lingüísticas y de la alfabetización.

Más post en UA sobre Lectura, libros, bibliotecas y familia

Las bibliotecas de L.A. están cobrando las multas a los más jóvenes en tiempo de lectura

Vangelis Velazquez, Anarabel Velazquez

Las bibliotecas públicas de Los Ángeles querían reducir el número de libros perdidos. Las sanciones por retrasos o perdidas de libros en las bibliotecas estadounidenses tradicionalmente se cobra en dinero. Pero la verdadera solución no llegó hasta que consideraron lo que realmente querían que más niños lean más libros. Por eso han cambiado su política de sanciones, de manera que por cada hora de lectura, las chicos que han sido multadas obtienen un descuento de 5 dólares del importe de la sanción que han acumulado por retraso o perdida de algún libro

 

Las bibliotecas están empezando a pensar de manera diferente sobre los libros perdidos y atrasados, en particular los que han sido prestados a los más jóvenes. En las bibliotecas estadounidenses las multas por retraso generalmente se cobran en dinero. pero ya algunas bibliotecas están renunciando a los cargos por demora. La Biblioteca del Condado de Los Ángeles, además de hacer eso, recientemente también está permitiendo que cualquier usuario menor de 21 años obtenga una reducción de su multa por libros perdidos o devueltos con retraso a cambio de tiempo de lectura. Por cada hora que pase leyendo en la biblioteca, obtendrán un descuento de 5 dólares en multas que haya acumulado previamente por sanciones.

“Great Read Away” es parte de una iniciativa que busca eliminar políticas o programas que impiden el acceso de los ciudadanos a los servicios. Su lema es “Lea en la biblioteca y reduzca sus multas”. Para participar en el programa, los niños, adolescentes y adultos jóvenes hasta la edad de 21 años pueden visitar a cualquier miembro del personal de la biblioteca, quien los inscribirá en el programa y les proporcionará una visión general de cómo funciona, además de hacer un seguimiento del tiempo de lectura que le permitirá reducir su multa.

Desde que el programa comenzó en junio de 2017, las 87 bibliotecas del condado han registrado más de 29,000 sesiones de lectura y en consecuencia han reducido las multas de muchos de sus usuarios. Entre los beneficiarios del programa se encuentra Dariana Martínez, de 10 años de edad, estudiante de cuarto grado de Fourth Street Elementary School, que comenta que había acumulado una multa de unos 30 dólares y que ahora la ha reducido a menos de 10 dólares a través de dedicar tiempo a la lectura durante las visitas semanales a la biblioteca. “El programa Read Away me ayudó, porque muchas veces olvido devolver mis libros a tiempo y mi mamá tiene que pagar la multa“, dice. “Así que cuando mi madre se enteró de Read Away, se puso muy contenta.”

 

 

Evolución de lectura durante el desayuno

 

cwozptsueaasmu9

De la prensa impresa a la digital, del eReader a la tablet

 

La velocidad de la vida moderna es de 2,3 palabras por segundo, o unas 100.000 palabras al día. Esa es la palabrería que bombardea a la persona promedio (estadounidense) en las 12 horas en que típicamente está despierta y “consumiendo” información, según un nuevo estudio de la Universidad de California en San Diego: “¿Cuánta información?

Desde 1980 hasta 2008, el número de bytes que consumimos ha aumentado un 6 por ciento cada año. En 28 años, tendrá un aumento del 350 por ciento.