Archivo de la etiqueta: Espacios

La riqueza oculta de las ciudades: creación, financiación y gestión de espacios públicos.

Kaw, Jon Kher, et al. The Hidden Wealth of Cities: Creating, Financing, and Managing Public Spaces. World Bank, 2020.

Texto completo

En todo el mundo, aproximadamente un tercio de la superficie de una ciudad está cubierta por espacios públicos, desde calles, plazas de barrio y parques hasta instalaciones públicas como bibliotecas y mercados.

A pesar de esta importancia, el potencial de los espacios públicos -que suelen ser propiedad de los gobiernos locales y estar gestionados por ellos- para transformar las ciudades y mejorar la vida urbana suele pasarse por alto por muchas razones: una planificación urbana deficiente y ad hoc, limitaciones financieras y otras prioridades urgentes derivadas de la rápida urbanización. La degradación resultante de los espacios públicos en lugares congestionados, dominados por los vehículos y contaminados se convierte a menudo en un lastre, creando una espiral descendente que agota los recursos públicos y agrava diversos problemas de la ciudad.

Por el contrario, las ciudades que invierten en la creación de espacios y lugares públicos conectados e inclusivos evitan esta tendencia y les va mucho mejor. Aprovechan los activos del espacio público para crear valor para el área circundante, apoyando los medios de vida y promoviendo los negocios locales; y estimulan la revitalización urbana y la innovación, atrayendo más empresas y talento. Estas ciudades también son capaces de cosechar los beneficios económicos de los espacios públicos bien concebidos.

La biblioteca como lugar: repensar las funciones, repensar el espacio

Freeman, Geoffrey T., y Council on Library and Information Resources. Library as Place: Rethinking Roles, Rethinking Space. Council on Library and Information Resources, 2005.

Texto completo

¿Cuál es el papel de una biblioteca cuando los usuarios pueden obtener información desde cualquier lugar? ¿Y qué significa este cambio de papel para la creación y el diseño del espacio bibliotecario? Seis autores, un arquitecto, cuatro bibliotecarios y un profesor de historia del arte y de los clásicos, exploran estas cuestiones en este informe. Los autores desafían al lector a pensar en el nuevo potencial del lugar que llamamos biblioteca y subrayan la creciente importancia de la biblioteca como lugar de enseñanza, aprendizaje e investigación en la era digital.

Las bibliotecas hoy: un desafío para la arquitectura

López-Avedoy, Teresa and Goldin, Daniel Las bibliotecas hoy: un desafío para la arquitectura., 2021 [Newspaper/magazine article]

Texto completo

A finales del siglo XX era frecuente escuchar voces que anunciaban la extinción de las bibliotecas. Sin duda, esos augurios estaban emparentados con la inminente desaparición de los libros en papel y, de manera general, con la desmaterialización del mundo y las maneras en las que se transmitía y almacenaba la información y la cultura. Pero si nos atenemos a los hechos, las cosas no han sido así. Todo lo contrario.

Durante las primeras décadas del siglo XXI han proliferado concursos para la edificación de nuevas bibliotecas alrededor del mundo. Un dato aún más interesante es que esta revitalización se ha dado tanto en países con redes bibliotecarias consolidadas —tradicionalmente constructores de bibliotecas—, como en otros países que no solían edificarlas. Las hay grandes y pequeñas. Nacionales o locales, que se insertan en una red o que la inician.

La variedad de proyectos y la diversidad de los entornos es un dato duro. Las bibliotecas siguen siendo apuestas por el futuro, pues eso es una biblioteca que se construye. Si no fuera así ¿para qué proyectarlas y construirlas?

Nos alegra saber que algunos de los nuevos proyectos han surgido por iniciativas privadas, impulsados por organizaciones socialmente comprometidas. Jardín Lac Las Vizcaínas (JLV) es uno de esos.

Con afán de alimentar su construcción con la conversación, iniciamos esta serie de colaboraciones para conversar sobre propuestas arquitectónicas recientes. Nos enfocaremos sobre todo en proyectos que sí fueron edificados, aunque también hablaremos de proyectos que están por construirse.

Conectando espacios de aprendizaje: Posibilidades de aprendizaje híbrido

Connecting Learning Spaces: Possibilities for Hybrid Learning. Working Group Report on Digital Learning, 2021

Texto completo

El informe del Working Group Report on Digital Learning presenta una serie de factores que deben estar presentes para que el aprendizaje híbrido sea una opción viable para los estudiantes, lo que requiere una planificación deliberada, una toma de decisiones informada y una inversión sustancial. Aborda las consideraciones para acceder al aprendizaje híbrido, especialmente las relacionadas con el acceso equitativo, tal y como exige el ODS 4: «Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos».

El informe se organiza en torno a cuatro ejes:

1
Infraestructura (liderada por la UIT): Innovación en los modelos operativos de infraestructura y conectividad para garantizar el aprendizaje digital inclusivo (en sinergia con Giga, fabricantes de equipos y dispositivos, modelos de inversión para crear una infraestructura de aprendizaje digital sostenible, etc.)

2
Aprendizaje híbrido (dirigido por la UNESCO): Comprensión de la dimensión humana que facilita el aprendizaje híbrido eficaz, incluido el análisis sobre las funciones adecuadas de los profesores y otros facilitadores, los modelos sostenibles de producción y difusión de recursos alineados con el plan de estudios y las prácticas pedagógicas domésticas y mixtas de éxito.

3
Habilidades digitales (liderado por Ericsson): Competencias para utilizar la tecnología conectada para el aprendizaje y el empoderamiento, habilidades digitales para la empleabilidad, demandas anticipadas del mercado laboral, habilidades para navegar por mercados laborales cambiantes y perturbados.

4
Impacto de la tecnología de frontera (dirigido por Huawei): Escenarios para el futuro del aprendizaje digital, implicaciones educativas y ventajas de las tecnologías de frontera, incluyendo IA, IoT, 5G, aprendizaje automático, análisis de datos, etc.

El informe llama la atención sobre las tendencias, las prácticas prometedoras y las desviaciones positivas relacionadas con la impartición del aprendizaje híbrido y el compromiso de los estudiantes. Se hace hincapié en la experiencia del profesor y del alumno. Comienza con una taxonomía de los modelos más comunes de aprendizaje híbrido y procede a examinar el papel cambiante del profesor, los enfoques para el seguimiento y la evaluación del aprendizaje híbrido, y el valor de las diversas herramientas, los contenidos abiertos y las habilidades digitales para aumentar la experiencia del usuario.

Por último, el informe de Broadband Commission explora los resultados previstos del aprendizaje híbrido y las proyecciones para el futuro de la educación y, por extensión, el futuro del aprendizaje digital, lo que incluye un análisis de determinadas tecnologías de frontera para el aprendizaje híbrido, y las recomendaciones asociadas para contextos de bajos y altos recursos.

Espacio físico y virtual en la biblioteca

Espacio físico y virtual en la biblioteca. Actas del VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas se celebró en el Palacio de Congresos de Toledo los días 16 y 17 de noviembre de 2016. Madrid: Ministerio de Educación, Cultura y Educación, 2021

Texto completo

Actas del VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas se celebró en el Palacio de Congresos de Toledo los días 16 y 17 de noviembre de 2016. Esta edición del congreso estuvo dedicada a las nuevas tendencias en relación a los espacios físicos y virtuales de las bibliotecas públicas, prestando especial atención a los nuevos usos y servicios que demanda una sociedad cada vez más tecnológica.

Este Congreso se ha estructurado en torno a los dos espacios principales de la biblioteca pública a día de hoy, el físico y el virtual, poniendo de relieve la necesaria existencia de ambos y sobre todo, tal y como se recoge en las conclusiones del Congreso, su imprescindible interrelación, sin líneas divisorias. De esta forma, las bibliotecas públicas ya no solo reproducen los servicios físicos en los espacios virtuales, sino que una vez más, han sido punta de lanza de la innovación, y ofrecen servicios y contenidos propiamente digitales.

En este sentido, el movimiento makerspace es quizá la expresión última de esta voluntad creadora y creativa de las bibliotecas, y principalmente, de sus usuarios. Estos laboratorios de creación y experimentación son solo una muestra de cómo la biblioteca pública ayuda a cohesionar socialmente a la comunidad a la que sirve. No debemos olvidar que las bibliotecas públicas son el servicio cultural más accesible al ciudadano, y es que, de hecho, un 97 % de la población española cuenta con servicio bibliotecario en su localidad

Una biblioteca en transición: la remodelación de la State Library Victoria

A Library in Transition: State Library Victoria’s redevelopment. The University of Melbourne in association with State Library Victoria
July 2018

Texto completo

En 2017, la Biblioteca Estatal de Victoria comenzó Vision 2020, una remodelación de 88,1 millones de dólares australianos que tiene como objetivo la transición de la Biblioteca del siglo XIX a la era digital. A lo largo de cuatro años, se han reimaginado y reformado los espacios físicos de la Biblioteca, la prestación de servicios, la estructura organizativa y la forma en que la experimentan los usuarios. Al igual que muchas otras grandes bibliotecas públicas a nivel internacional, la remodelación de la Biblioteca Estatal de Victoria es una respuesta a los cambios económicos y culturales más amplios que configuran la vida pública de las ciudades y los ciudadanos en la era digital. Este estudio sitúa la remodelación dentro de esta transformación más amplia. Basadoen entrevistas con el personal profesional y los usuarios para comprender las formas contrastadas en que las tecnologías digitales y la cultura digital están afectando a las bibliotecas y a su público.

Nuevas bibliotecas en edificios antiguos: reutilización creativa

 “New Libraries in Old Buildings: Creative Reuse” editors: Petra Hauke, Karen Latimer and Robert Niess. The Hague: IFLA, DeGruyter, 2021

Texto completo

PDF Version (390 pages)

EPUB Version

Más sobre Edificios

Este libro se centra en las dificultades y oportunidades de la revitalización de edificios antiguos, abandonados o en ruinas para convertirlos en una biblioteca, e investiga la transformación de edificios que originalmente tenían un propósito diferente. La publicación muestra ejemplos de buenas prácticas en todo el mundo de diferentes tipos de bibliotecas en entornos históricos, tanto urbanos como rurales, manteniendo un enfoque de sostenibilidad en lo que respecta a la arquitectura y el diseño interior.

4 espacios importantes que debe tener toda biblioteca moderna

Petra Paraschiv. 4 important spaces every modern library should have. Prich, 2017

Ver noticia

Hay un potencial prometedor en el uso diverso de los servicios de la biblioteca. Por ello, las bibliotecas son más valoradas ahora por sus espacios y por las oportunidades que crean para la comunidad, como el apoyo a la educación, el acceso a tecnologías recientes y la ayuda a las empresas locales, entre otras cosas.

Como señala Kathryn Zickuhr, del Pew Research Center, no hay una sola cosa que la gente quiera que sean sus bibliotecas. Quieren que sus bibliotecas sean muchas cosas, un lugar donde puedan estudiar y reunirse con amigos y asistir a reuniones, y para otras muchas cosas más.

Sin embargo, a la hora de pensar en el espacio en el que deben tener lugar estos servicios, aquí hay 4 espacios importantes que toda biblioteca moderna debería tener para estar a la altura de todas estas necesidades y atraer a una diversidad de visitantes.

  1. Un espacio social para la interacción y el intercambio de conocimientos
  2. Un espacio tranquilo para el estudio
  3. Un espacio maker para la innovación
  4. Un espacio neutral y de confianza para el uso público

  1. Un espacio social para la interacción y el intercambio de conocimientos

Un informe reciente de los datos del Centro de Investigación Pew sobre la asistencia a las bibliotecas de Estados Unidos muestra de forma interesante que los millennials son los visitantes más frecuentes de una biblioteca pública, ya que el 53% de los encuestados de entre 18 y 35 años visitaron una biblioteca pública o un bibliobús en 2016. Los millennials, que representan a la generación joven, son una generación social y consumen y difunden conocimientos mientras socializan.

Disfrutan colaborando en diferentes proyectos y, por lo tanto, cuando están en una biblioteca, la mayoría de las veces, acuden en grupo o con sus familias para charlar y jugar. Por ello, la biblioteca moderna también debe crear un espacio en el que los usuarios puedan participar abiertamente en la información: procesarla, reflexionar sobre ella, mantener conversaciones al respecto y desarrollar nuevas ideas, conversaciones y oportunidades como resultado de ello.

Por ejemplo, DOKK1 – la famosa biblioteca de Aarhus (Dinamarca) es un espacio vibrante para todas las generaciones, que ofrece lugares como: espacios de aprendizaje, espacios mediáticos, espacios juveniles, espacios familiares, espacios comunitarios y muchos más. De este modo, la gente tiene acceso a recursos, clases, formaciones, eventos comunitarios, eventos de empresa, reuniones de grupo, clubes de lectura, instalaciones de juego, programas para adolescentes, niños y mucho más.

2. Un espacio tranquilo para el estudio

Durante siglos, la biblioteca ha representado un espacio sagrado para el consumo de conocimiento. La zona de estudio era fundamental en los servicios bibliotecarios tradicionales, en los que el objetivo principal era acumular la mayor cantidad de conocimiento posible. Hoy en día, dado que la gente tiene acceso continuo a la información, la biblioteca ya no es la única fuente para consumir conocimiento.

Aun así, cuando se pregunta a los usuarios de las bibliotecas, se observa que 3 de cada 4 encuestados piensan que es «muy importante» para la comunidad que las bibliotecas públicas sigan ofreciendo espacios de estudio tranquilos para adultos y niños (encuesta realizada hace unos años por el Pew Research Center). Por tanto, la gente sigue valorando la idea de un espacio tranquilo para leer un libro impreso o un recurso digital, para organizar sus pensamientos o para trabajar sin las distracciones diarias de nuestra sociedad moderna.

Hay muchos debates sobre si una biblioteca debe convertirse en un lugar de interacción y perder los lugares tranquilos o no. Ambas opciones pueden ofrecerse en una biblioteca moderna y la biblioteca puede representar simplemente un punto de encuentro para todos, independientemente de las distintas formas de asimilar el conocimiento. Es igualmente importante ofrecer un lugar tranquilo y un lugar social. Como ventaja, la creación de una «sección de charla» en la biblioteca simplemente reducirá las quejas sobre todo el ruido de la sala, ya que los usuarios pueden elegir dónde ir en función de sus necesidades.

  1. Un espacio maker para la innovación

Una expectativa importante del usuario es crear más espacio para él y no para los libros. La gente no sólo quiere desarrollar nuevas habilidades y aprender a utilizar la tecnología moderna, sino también compartir su experiencia con los demás. Las bibliotecas prestan atención a las necesidades de los usuarios e intentan adaptarse a ellas. Así, los makerspaces de las bibliotecas se han convertido en una tendencia en los últimos años.

Según el libro Makerspaces de Samatha Roslund, un makerspace representa un lugar físico donde la gente se reúne para compartir recursos y conocimientos, trabajar en proyectos, crear redes y construir. Además, un makerspace puede ser cualquier cosa, desde un carro de libros reutilizado lleno de material de manualidades hasta una mesa en un rincón con LEGOs, pasando por un laboratorio completo con impresoras 3D, cortadoras láser y herramientas manuales.

  1. Un espacio neutral y de confianza para el uso público

Tal y como se desprende de la investigación de National Archives, las bibliotecas llegan a un abanico mucho más amplio de grupos de edad y entornos sociales en comparación con otros tipos de actividades culturales. En consecuencia, la biblioteca representa algo diferente para cada uno de nosotros. Puede ser un lugar tranquilo para el trabajo perspicaz de los profesionales, un patio de recreo para las familias o incluso un punto de información para quienes tienen recursos limitados y mucho más. Sin embargo, hay un aspecto en el que todos están de acuerdo: la biblioteca es un espacio público neutral y seguro. Las personas se sienten protegidas al saber que están en una institución pública en la que pueden pasearse y pasar libremente unas horas sin ser cuestionadas.

Arquitectura y ambientes de bibliotecas

Elsa Margarita Ramírez Leyva (coord.). Arquitectura y ambientes de bibliotecas. México: Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Nacional Autónoma de México. Dirección General de Bibliotecas de la UNAM, 2020

Texto completo

Primer Coloquio Internacional sobre Arquitectura y Ambientes de Bibliotecas, 2 al 4 de Mayo, 2018 Universidad Nacional Autónoma de México, México Objetivo: Intercambiar conocimientos y experiencias multidisciplinarias en la planeación, proyección, diseño, construcción y evaluación de espacios físicos y virtuales en el campo de las bibliotecas universitarias y otras afines, tales como de investigación y especializadas, con la finalidad de establecer líneas de acción y políticas en beneficio de la oferta de servicios y productos de información y bibliotecarios de calidad en tres ambientes: enseñanza-aprendizaje, investigación y lectura.

Diseño del espacio de estudio de la biblioteca: Intencional, inclusivo y flexible: ¿Cómo podemos diseñar nuestros espacios de estudio para satisfacer las necesidades de nuestros usuarios?

Library study space design: Intentional, inclusive, flexible
APRIL 23, 2021 Angela Zoss

Ver original

En el departamento de Assessment & User Experience department, una de las tareas constantes es recoger y revisar las opiniones de los usuarios para identificar problemas y sugerir mejoras. Si bien las bibliotecas ofrecen una gran variedad de servicios a los usuarios, una de las áreas más importantes y difíciles de corregir es el diseño de los espacios físicos. Los espacios de estudio de las bibliotecas, que suelen estar habitados por estudiantes, presentan una gran variedad de tamaños y formas, y están distribuidos de forma un tanto aleatoria en los edificios. ¿Cómo podemos diseñar nuestros espacios de estudio para satisfacer las necesidades de nuestros usuarios? Cuando tenemos espacios de estudio con diferentes características, ¿cómo podemos informar a nuestros usuarios sobre ellos?

Estas preguntas y la necesidad de una evaluación más profunda del diseño de los espacios de estudio de la biblioteca inspiraron la formación de un pequeño equipo With Intentional Furniture Team (or SWIFT).. Este equipo se encargó de identificar las mejores prácticas en la disposición del mobiliario de los espacios de estudio, así como de hacer recomendaciones sobre las oportunidades de mejora de los espacios existentes y los esfuerzos de divulgación. El equipo revisó y resumió la literatura relevante sobre el diseño de los espacios de estudio de las bibliotecas en un informe interno preliminar. Pronto se publicará una versión modificada del informe en el repositorio institucional de Duke en las próximas semanas. En este post, se comparten algunas de las sugerencias sorprendentes y valiosas de esta revisión de la literatura.

Aumentar la privacidad en espacios grandes y abiertos

Algunas de las plantas de los edificios de la biblioteca tienen grandes espacios de estudio abiertos que pueden albergar a un gran número de usuarios. Dado que el espacio de estudio es limitado, estamos muy motivados para aprovechar al máximo el espacio que tenemos. Sin embargo, la forma en que se diseña un espacio influye en la comodidad de los usuarios que pasan mucho tiempo en él.

En el caso de los grandes espacios abiertos, el tema de la privacidad surgió en varios estudios diferentes. En este contexto, la privacidad se refiere tanto a la visibilidad en un espacio como a la posibilidad de hacer ruido sin ser escuchado. Incluso cuando las políticas permiten el ruido en un espacio, la falta de privacidad puede hacer que los estudiantes se pongan nerviosos y hagan ruido. En los espacios en los que el silencio es la norma, la falta de privacidad puede hacer que los usuarios se sientan expuestos y especialmente nerviosos por cualquier movimiento o sonido que puedan hacer.

La bibliografía sugiere que hay formas de mejorar la privacidad en los espacios abiertos. En el caso de los espacios para grupos, la colocación de separadores o tabiques entre las mesas de los grupos puede ofrecer privacidad y proporcionar servicios útiles, como superficies para escribir. En los espacios tranquilos, la privacidad puede mejorarse variando el tipo y la altura del mobiliario y girando los muebles en distintas direcciones para que los individuos no estén frente a frente. La densidad de asientos también debe limitarse en los espacios tranquilos.

Aislar las zonas ruidosas de las tranquilas

El control del ruido es un tema habitual en la literatura. Las bibliotecas son algunos de los únicos espacios del campus que ofrecen un entorno de estudio tranquilo, pero la necesidad de espacios tranquilos debe equilibrarse con la necesidad de participar en el trabajo cada vez más colaborativo que exigen las clases modernas. Las bibliotecas suelen estar en lugares céntricos del campus y ofrecen un espacio privilegiado para que los grupos se reúnan entre o después de las clases. ¿Cómo proporcionar suficiente espacio tranquilo para las personas que necesitan trabajar sin distracciones y, al mismo tiempo, dar cabida al trabajo en grupo y a la socialización?

Una estrategia es asegurarse de que la gente se sienta cómoda haciendo ruido en espacios donde se fomente. Las bibliotecas pueden situar los espacios ruidosos para aprovechar otras fuentes de ruido que les proporcionen cierta «cobertura» acústica; por ejemplo, el mostrador de atención al personal, las fotocopiadoras, los ascensores y las salas de reuniones. Los espacios silenciosos deben estar aislados de estas fuentes de ruido, quizá situándolos en plantas distintas. Las estanterías también pueden ayudar a separar los espacios, ya que los libros proporcionan cierta absorción del sonido, y la obstrucción visual reduce las distracciones visuales para los estudiantes que estudian en silencio.

Las salas de estudio privadas reservadas satisfacen varias necesidades

A veces, la aplicación de políticas sobre el ruido para mantener los espacios en silencio sólo resuelve una parte del problema. Los espacios de estudio silenciosos reducen las distracciones causadas por el ruido, pero los estudiantes pueden ser sensibles a otros tipos de distracciones: distracciones visuales, olores fuertes o químicos, etc. Para los estudiantes que necesitan espacios completamente libres de distracciones, las bibliotecas podrían considerar la posibilidad de crear salas reservables disponibles para el estudio individual.

Este tipo de servicio es útil para algo más que las necesidades de estudio con pocas distracciones. Haciendo excepciones en el caso de las pandemias, las bibliotecas suelen emplear un enfoque de asientos en los espacios de estudio por orden de llegada. Los usuarios con problemas de movilidad o con poco tiempo para estudiar se beneficiarían enormemente de poder reservar un espacio de estudio con antelación. La identificación de espacios de estudio reservables para individuos, ya sea dentro de un espacio de estudio más grande o como parte de un conjunto de salas privadas reservables, podría satisfacer una variedad de necesidades actualmente insatisfechas.

Los espacios físicos necesitan presencia en la web


A medida que SWIFT comienza a pensar en las recomendaciones, saben que tienen que abordar el alcance en torno a los espacios. Actualmente, los usuarios tienen pocas opciones para conocer los espacios. Existe alguna señalización en nuestros edificios para identificar las diferentes políticas de ruido, y hay algunas páginas web que dan una visión general básica de los espacios, pero los usuarios a menudo se ven reducidos a realizar circuitos exhaustivos por los edificios para descubrir todo lo que queda disponible. Lo más probable es que los estudiantes encuentren algunos de estos espacios por casualidad o por el boca a boca, y si esos espacios no satisfacen sus necesidades, puede que no vuelvan.

Una revisión detallada (Brunskill, 2020) ofrece una orientación muy explícita sobre el diseño de los sitios web para apoyar a los usuarios con discapacidades. Como suele ocurrir, las mejoras que apoyan a un grupo de usuarios suelen mejorar los servicios para todos los usuarios. Compartir de forma destacada la siguiente información sobre los espacios físicos apoyará mejor a todos los usuarios que busquen su espacio en las bibliotecas:

  • Detalles sobre la navegación por los espacios físicos (mapas, planos, fotos)
  • Información sensorial sobre los espacios (ruido, privacidad, iluminación, sensibilidad química)
  • Accesibilidad física del edificio
  • Información sobre el aparcamiento y el transporte
  • Contacto de los servicios para discapacitados (con nombre, formulario de contacto)
    hardware y equipos de tecnologías de apoyo
  • Problemas de accesibilidad de los espacios

Próximos pasos

A lo largo de esta revisión de la literatura, vimos el mismo consejo una y otra vez: Se necesita variedad. No existe una solución única para las necesidades de los usuarios. Con una planificación cuidadosa, deberíamos ser capaces de adoptar un enfoque intencional en el diseño de los espacios para acomodar mejor las necesidades de los usuarios. Las bibliotecas tienen nuevos grupos encargados de actuar sobre estas y otras recomendaciones relacionadas, y aunque puede llevar algún tiempo, este objetivo es crear una comprensión compartida de las mejores prácticas para el diseño del espacio de estudio de la biblioteca.

Bibliografía

Disposición de los muebles

Aislamiento del ruido

Privacidad de as salas de estudio

Sitios web sobre espacios