Archivo de la etiqueta: Servicios a la comunidad

Informe anual de Library Publishing Coalition

2021-2022 Annual Report. The Library Publishing Coalition, 2022

Texto completo

Library Publishing Coalition (LPC) es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja en la extensión, el impacto y la sostenibilidad de la publicación en bibliotecas y de la investigación abierta proporcionando un foro profesional para el desarrollo de las mejores prácticas y la experiencia compartida sobre la publicación académica a través de las bibliotecas.

Library Publishing Coalition acaba de anunciar la publicación de su Informe Anual 2021-2022. Además de describir las finanzas, los activos y los miembros de la LPC, el informe anual destaca varios hitos programáticos, entre ellos:

  • Los resultados del proyecto de flujos de trabajo de publicación de la biblioteca
  • Un análisis del panorama realizado por el Grupo de Trabajo de Preservación
  • El lanzamiento de un proyecto conjunto entre el LPC, la ARL y la AUP para establecer conexiones entre las comunidades editoriales universitarias.

Estas iniciativas, así como la continua sostenibilidad del LPC, son el resultado del trabajo realizado por los miembros del LPC, el personal, nuestros socios y las organizaciones afiliadas. Todas las personas involucradas en este trabajo ofrecieron su tiempo, energía y experiencia para cumplir con nuestra visión de un panorama editorial académico que es abierto, inclusivo y sostenible.

El importante papel de las bibliotecas en la construcción de una sociedad creativa e innovadora

Jullia Joson “The Important Role Libraries Play in Building a Creative and Innovative Society” Arch daily, 2022

Ver original

Como puertas de acceso al conocimiento y la cultura, las bibliotecas desempeñan un papel fundamental en la sociedad. Los recursos y servicios que ofrecen las bibliotecas son fundamentales para crear oportunidades de aprendizaje, así como para apoyar la alfabetización y la educación, y contribuyen a dar forma a nuevas ideas que son fundamentales para construir una sociedad creativa e innovadora.

Las bibliotecas también ayudan a garantizar un registro del conocimiento creado y acumulado por las generaciones pasadas. Si existiéramos en un mundo sin bibliotecas, sería difícil hacer avanzar la investigación y el conocimiento humano, así como preservar el conocimiento y el patrimonio acumulado del mundo para las generaciones futuras.

Más aún, en el clima político actual, las bibliotecas se han convertido en centros del movimiento que apoya a las mujeres, a los inmigrantes, a las personas de color, a la comunidad LGBTQIA+, así como a quienes se enfrentan a la persecución religiosa. Son espacios públicos y gratuitos que permiten a cada persona sentirse segura y encontrar un hogar fuera de casa, donde la inclusión es la norma. Ahora, más que nunca, son instituciones vitales a las que todos los miembros del público deberían tener acceso, y aquí hay varias razones para ello.

Las bibliotecas ofrecen recursos educativos gratuitos

Las bibliotecas son sinónimo de educación, ya que proporcionan innumerables recursos, como libros, acceso a Internet, instalaciones de impresión y programas de formación educativa y profesional que pueden impulsar el desarrollo económico, social y cultural. En la actualidad, las bibliotecas no sólo prestan sus servicios de forma presencial, sino que desde la luz de la pandemia también han integrado el aprendizaje electrónico para mejorar la accesibilidad al público en general. Además de prestar libros e impartir cursos, las bibliotecas también se dedican a digitalizar materiales para la investigación o el estudio privado. No todos los estudiantes pueden permitirse el lujo de pagar todos los libros o revistas a los que necesitan acceder para sus estudios, por lo que dependen de los servicios de una biblioteca para mantener su consumo académico.

Las bibliotecas preservan la historia y el patrimonio cultural

Reconociendo la importancia cultural de compartir, Mahatma Gandhi dijo que «ninguna cultura puede vivir si intenta ser exclusiva». El estímulo para compartir y reutilizar la información y el conocimiento se presenta de muchas formas, y ésta es una de las funciones más importantes de las bibliotecas. Las bibliotecas son ricos depósitos de importantes colecciones históricas y culturales, muchas de las cuales no están disponibles en ningún otro lugar del mundo.

Las bibliotecas, que albergan siglos de aprendizaje, información, historia y verdad, son importantes defensores en la lucha contra la desinformación. A pesar de que los últimos siglos han sufrido muchos cambios, al estar sujetas a la innovación, las bibliotecas siguen manteniendo su objetivo principal de proporcionar a los visitantes la información que buscan y están seguras de ofrecer sólo la verdad.

Las bibliotecas ayudan a impulsar las economías locales

Dado que las bibliotecas son gratuitas para los usuarios, no muchos se plantean el papel que desempeñan en la economía; sin embargo, las bibliotecas desempeñan un papel fundamental en el fortalecimiento financiero de las comunidades locales. Las bibliotecas ofrecen un espacio de trabajo para los teletrabajadores, proporcionan acceso gratuito a Internet a las personas que buscan oportunidades de empleo y ofrecen formación para el trabajo y las entrevistas a quienes lo necesitan sin necesidad de gastar enormes cantidades de dinero en la mejora de la mano de obra. La tecnología que se encuentra en las bibliotecas hoy en día puede ser innovadora y ofrecer acceso a herramientas, formación y habilidades costosas que, de otro modo, no estarían al alcance de todos.

Las bibliotecas son espacios seguros y fiables para todos

Una de las cosas más valiosas que las bibliotecas aportan a sus comunidades es el espacio. Aunque las bibliotecas no son sustitutos de los refugios, los centros de asesoramiento o las soluciones sistemáticas a largo plazo para las personas sin hogar, sin embargo, son vitales para la salud y la seguridad públicas, ofreciendo apoyo a los necesitados. Cada mañana, cuando las bibliotecas abren sus puertas, se convierten esencialmente en refugios, centros de aprendizaje y centros de empleo para la población más desatendida. Además de servir a los usuarios que sufren la pobreza y la falta de hogar, las bibliotecas son simplemente espacios seguros y significativos para todos los miembros de la comunidad.

Las bibliotecas ayudan a construir comunidades

Las bibliotecas no sólo sirven para proporcionar información, sino también como centro social para las personas que desean encontrarse a sí mismas y a sus comunidades. Los estudiantes se reúnen en las bibliotecas con sus grupos de estudio para realizar trabajos escolares, las madres se unen a los clubes de cuentos para bebés, los ancianos asisten a eventos para inspirar la conexión con otros, y los ávidos lectores se dan el gusto de discutir su última lectura con otras personas de ideas afines.

Además, las bibliotecas actúan como centros comunitarios para poblaciones diversas apoyando a las personas que no hablan bien el idioma para ayudarles a integrarse en la comunidad, por lo que se asegura que la selección de la biblioteca esté llena de libros en diferentes idiomas, así como que el personal sea a menudo multilingüe para atender esta necesidad. Seas quien seas y te identifiques como te identifiques, todas estas comunidades se reúnen para aprender, compartir y celebrar dónde viven, quiénes son y qué quieren llegar a ser.

Tanto si una biblioteca tiene una arquitectura grandiosa como un diseño modesto, el espacio físico de una biblioteca tiene una forma de comunicar nuestros valores subyacentes como sociedad, proporcionando recursos y servicios para la alfabetización y la educación, y ayudando a las personas a ampliar su red comunitaria. Las bibliotecas son espacios extraordinarios que desempeñan el papel necesario para garantizar que sigamos formando individuos creativos e innovadores que participen en nuestra sociedad en constante evolución. Por lo tanto, es poco probable que la necesidad del público de contar con bibliotecas que sirvan como espacios compartidos y centrados en la comunidad cambie en un futuro próximo.

Comunidades de usuarios, necesidades de información y servicios bibliotecarios: investigaciones.

 

24982493517_b71d8a4a4e_o_d

Calva González, J. J. (coord.). [e-Book]  Comunidades de usuarios, necesidades de información y servicios bibliotecarios: investigaciones. México, Instituto de Investigaciones Bibiotecológicas. y de la Información, 2017

Texto completo:

PDF

ePub

 

Los usuarios de la información son uno de los elementos fundamentales de los servicios bibliotecarios y de información que se brinden, ya sea que estos se encuentren en sectores público o privados. Así se tiene a comunidades o sectores sociales de muy diferente orden como lo son: los enólogos, los agricultores de agave, los estudiantes, las comunidades indígenas, los docentes y muchos otros más, que esperan de dichos servicios, precisamente, obtener la información que necesitan. Todas las comunidades de usuarios de la información del tipo que sea, tendrán siempre necesidades de información. El conocimiento de las necesidades de información se obtiene de una manera bastante aproximada llevando a cabo los llamados “estudios de usuarios” y concretándose sobre las necesidades informativas. La investigación sobre los usuarios de la información está presente en esta obra, la riqueza de información que brinda permite que sea utilizada en diversas comunidades y que para ciertos sectores como los agroindustriales.

Las bibliotecas Populares y su relación con la comunidad

bibliotecas-populares

Las bibliotecas Populares y su relación con la comunidad. Herramientas de Gestión Social para Bibliotecas Populares [e-Book] . Buenos Aires, CONABIP, 2017.

Texto completo

Este documento retoma algunas de las múltiples dimensiones que atraviesan a las bibliotecas populares en sus diversas formas de relacionarse con la comunidad de la que forman parte. En particular, nos interesa destacar aquello que hace a su masa societaria, aquellas personas que sostienen a la biblioteca con sus diferentes aportes, ya sean económicos (pagando la cuota social) o en tiempo (participando de las distintas actividades y en algunos casos en las comisiones directivas), haciendo hincapié en algunas ideas para fortalecer e incrementar el volumen de asociados. También, presentamos algunas de las actividades que realizan las bibliotecas populares para y junto con su comunidad y proponemos herramientas que facilitan la realización de diagnósticos para que la biblioteca popular pueda conocer los intereses y necesidades de los actores que quiere acercar a ella.