Archivo de la etiqueta: Planificación

Pensamiento de diseño para bibliotecas

Design Thinking for Libraries, IDEO 2015

Toolkit

Actividades

Guía básica

Las bibliotecas públicas de Aarhus (Dinamarca) y Chicago (EE.UU.), con la financiación de la Fundación Gates, crearon el kit de herramientas Design Thinking for Libraries para introducir una forma de trabajo que le ayudará a entender las necesidades de los usuarios y a involucrar a sus comunidades como nunca antes. Los retos a los que se enfrentan los bibliotecarios son reales, complejos y variados. Como tales, requieren nuevas perspectivas, nuevas herramientas y nuevos enfoques. El Design Thinking nos permite trabajar juntos para descubrir qué quieren nuestras comunidades y experimentar para crear servicios, programas y procesos que satisfagan sus necesidades cambiantes. Este conjunto de herramientas sirve de introducción.

El diseño de la experiencia del usuario (UX) en las bibliotecas

Users at the Center of Everything A crash course in UX for your library By Callan Bignoli and Lauren Stara | American Libraries March 1, 2021

Texto original

El diseño de la experiencia del usuario (UX) es la filosofía de considerar los espacios, servicios y procesos desde el punto de vista del usuario final. El término se originó en el mundo digital en el campo de la interacción hombre-máquina, fue recogido por los diseñadores de productos, y desde allí se ha filtrado en todos los aspectos de la vida, incluyendo la biblioteca.

El pensamiento de diseño significa mirar un proceso o proyecto con una perspectiva nueva, un enfoque que puede cambiar el resultado de forma drástica. Si su proceso no da resultados, un simple ejercicio de pensamiento de diseño puede hacer que fluya su creatividad.

Se puede poner en práctica estas ideas de forma gradual, comenzando con pequeños cambios y llegando a innovaciones más amplias que abarquen todo el sistema. El concepto central del movimiento UX es la empatía. La clave está en aprender a ver una situación con la mente de un principiante, dejando de lado los años de formación y experiencia en biblioteconomía y viendo la biblioteca desde el punto de vista de un nuevo usuario.

Siendo realistas, la mayoría de las personas que entran en su edificio no están familiarizadas con sus procedimientos y políticas, sus sistemas de catalogación y clasificación, la distribución del edificio o la increíble gama de servicios que ofrece. ¿Cómo se puede cambiar el espacio físico, aunque sea ligeramente, para ayudarles a entender la biblioteca?

El pensamiento de diseño implica salir de la propia cabeza y entrar en la de los usuarios. La idea es emplear técnicas que ayuden a sacar al cerebro humano de las formas de pensar conocidas y generar nuevas soluciones. El objetivo final es siempre fomentar la empatía y ver las cosas desde una perspectiva diferente, normalmente la del usuario o consumidor del servicio. De este modo, el pensamiento de diseño es un gran método para mejorar la filosofía de la biblioteca.

En realidad, todos somos diseñadores por el simple hecho de vivir nuestras vidas: lo que elegimos para vestirnos, cómo organizamos nuestras casas y espacios de trabajo, y qué libros leemos y qué programas de televisión vemos. Todo ello son decisiones de diseño, conscientes o no. Tanto si utilizamos hojas de cálculo, pinturas al óleo o palabras, como si cantamos en la ducha, todos somos inventivos. El movimiento maker, por ejemplo, no es más que el más reciente reconocimiento de la necesidad humana de expresarnos.

El pensamiento de diseño es un enfoque creativo, o una serie de pasos, que ayudarán a imaginar soluciones significativas para tu biblioteca. También es una mentalidad, porque empiezas a pensar como un diseñador, aunque no te consideres tal.

Cualquier tipo de servicio puede transformarse y mejorarse. Tomemos un ejemplo: el servicio principal de identificar, encontrar y sacar un libro.

¿Cómo identifican los usuarios los artículos que quieren tomar prestados?

– En el boca en boca
– La lista de libros recomendados del curso
– Anuncio en las redes sociales
– Navegano
– A través del servicio de recomendaciones a los lectores
– Búsqueda en el catálogo en línea

Imagina cada una de estas posibilidades desde el punto de vista del usuario y del personal. Piensa en lo que quiere el usuario. ¿Es una persona que quiere prestar el artículo y nada más? ¿Desea hablar con un empleado para obtener un servicio personalizado? ¿Necesita una entrevista de referencia en profundidad para determinar lo que realmente busca? ¿Son nativos digitales y les gustan las referencias por chat? ¿O quieren un trato más cercano y personal?

Una vez localizado el artículo, ¿qué opciones de préstamo tiene disponibles? ¿el servicio de libros electrónicos y de audio electrónico es fácil de usar? ¿Qué ocurre cuando el material que quiere no está en la estantería o no está en la colección?

La respuesta a cada una de estas situaciones requiere un enfoque y una serie de pasos diferentes. Las bibliotecas públicas las utilizan toda la gama de personalidades, edades y niveles de habilidad. La capacidad de leer a un usuario y adaptar los servicios a sus necesidades no es algo con lo que la mayoría de la gente nace; requiere de práctica.

  • Preguntar primero de cuánto tiempo dispone el usuario. Esto puede ayudar a establecer el tono de la interacción.
  • Preguntar al usuario si prefiere que le busques o recomiendes algo o que le muestres cómo utilizar las técnicas de búsqueda.
  • Si el usuario quiere un artículo o un libro sobre un tema concreto, ofrécele acompañarle a la zona adecuada de las estanterías.
  • Si el autoprestamo es un servicio nuevo en la biblioteca, asegúrese de que haya un empleado cerca para ayudar a los novatos en el proceso. Ofrece siempre al menos un puesto de préstamo con personal tradicional para aquellos que lo prefieran.
  • Ten en cuenta que la mayoría de las personas que utilizan la biblioteca no conocen bien los sistemas de clasificación y no tienen en su cabeza un conocimiento detallado de sus materiales y procedimientos. Se trata de hacer accesibles las colecciones y los servicios.

Describir con palabras cómo funciona un proceso o un ejercicio de diseño es difícil. Casi siempre hay un momento mágico durante el proceso en el que todo el mundo mira a su alrededor con ese brillo “eureka” en los ojos. El proceso es experimental, iterativo y muy divertido. Facilita la suspensión del juicio, la tormenta de ideas y la generación de ideas locas. Sin embargo, requiere salir de la zona de confort y puede resultar caótico y difícil.

Al igual que en la entrevista de referencia, tienes que indagar en cada situación y asegurarte de que haces las preguntas correctas, hasta que encuentres el quid de la cuestión. Lo primero es evaluar las necesidades. Y luego establecer la estrategia adecuada:

Identificar al usuario. Uno de los pasos fundamentales del proceso de UX es la identificación de los usuarios. Dependiendo del tipo de biblioteca en la que se trabaje, estos grupos pueden incluir a los usuarios, estudiantes, profesores, no residentes y personal.

Cada grupo puede desglosarse más o combinarse, si es necesario. Por ejemplo, en una biblioteca universitaria, puede haber estudiantes de grado y de postgrado o estudiantes de diferentes facultades o disciplinas. El personal puede abarcar a los profesores y a los que no lo son, como el personal profesional y el de apoyo.

Los usuarios de las bibliotecas públicas son muy diversos: personas mayores y adultos; jóvenes, adolescentes y preadolescentes; niños y preescolares; nuevos residentes; lectores precoces; personas con discapacidades, etc. Cada uno de estos grupos tiene necesidades y preferencias diferentes y a veces contrapuestas.

Evaluar las necesidades de la comunidad. Antes de realizar un cambio positivo, es importante evaluar dónde se encuentra y qué necesita. ¿Qué servicios podríamo ofrecer si tuvieramos más dinero, recursos o espacio?

Como sugiere el sentido común, la comunidad a la que se sirve es el mejor punto de partida para desarrollar cualquier servicio público, incluidas las bibliotecas. Dondequiera que nos encontremos, hay personas que pueden aportar una perspectiva histórica, valiosos conocimientos sobre el funcionamiento de la zona y una comprensión de los problemas críticos y de lo que es significativo para la gente de la comunidad. Aprovechar esta información al principio del proceso ayudará a crear un sentimiento de propiedad comunitaria en el proyecto que puede ser muy beneficioso tanto para la biblioteca como para los usuarios.

Como parte del plan estratégico de tu biblioteca (sí, realmente necesita uno de estos), debería recoger opiniones e información del público sobre sus preferencias y deseos de servicios, así como sobre su contexto local. Sin embargo, no se limite a eso; la mayoría de los usuarios de la biblioteca -y mucho menos las personas que no utilizan la biblioteca- no están al tanto de las ideas de futuro en el ámbito bibliotecario. Investigar un poco para saber lo que ocurre en otras bibliotecas, ya sea en tu zona o en otras más lejanas. Ccada viaje, ya sea de negocios o de placer, es una oportunidad para investigar nuevas bibliotecas y ver cómo son sus instalaciones y servicios. ¿Están haciendo algo exitoso que podríamos copiar? La mayoría de los bibliotecarios están dispuestos a compartir sus experiencias e ideas, así que no dudes en hacer preguntas.

Empezar de a poco, pensar en grande

Esta forma de trabajar no es fácil para mucha gente. Requiere un gran cambio de mentalidad en el que aceptemos la incertidumbre, veamos las situaciones con la mentalidad de un principiante, aceptemos un estado constante de incompletud y nos permitamos (y permitamos a los demás) fracasar. Recuerda que todos somos diseñadores, lo sepamos o no, y que podemos salir de nuestra zona de confort para mejorar nuestras bibliotecas.

Los pasos sencillos y graduales son muy útiles para lograr el cambio. Empieza con un nuevo mensaje en el buzón de voz, o sal de detrás del mostrador para ayudar a los usuarios. Prueba algo nuevo. Si no funciona, prueba otra cosa. No hay errores.

Mejora continua y gradual

Es extraño pensar en la intemporalidad de las bibliotecas. Pueden existir de una manera que otros tipos de instituciones y empresas no pueden porque la biblioteca es un concepto además de una colección y un edificio. Las bibliotecas no tienen que tratar de crecer o cambiar de ninguna manera en particular para complacer a sus partes interesadas, al menos no de una manera que se rija concretamente por medidas como los beneficios en un trimestre determinado. Del mismo modo, los estándares que utilizamos para evaluar la calidad de nuestras bibliotecas no son universales. Por eso decimos que se necesita un plan estratégico: Tienes que definir tus propios objetivos y normas de calidad.

A falta de un plan de este tipo, o si un plan está anticuado o se ignora, las bibliotecas tienden a simplemente… detenerse. En el mejor de los casos, esto significa que están funcionando lo suficientemente bien pero no están ampliando sus servicios o evaluando lo que les falta. En el peor de los casos, significa que no están funcionando en uno o más niveles importantes. Los planes estratégicos no son una panacea, pero si se hacen desde una perspectiva centrada en el usuario, pueden investigar tanto lo que no funciona como lo que la comunidad quiere y necesita. Si se hacen las preguntas adecuadas, se encontrarán cosas grandes y pequeñas que necesitan atención. A su vez, empieza por solucionar los problemas pequeños, luego lidia con los medianos y, por último, programa los más grandes. A medida que vayas avanzando, desecha las sugerencias que no encajen, o guárdalas para reevaluarlas más adelante.

Hacer las cosas intuitivas y fáciles


El famoso libro de diseño web de Steve Krug Don’t Make Me Think: A Common-Sense Approach to Web Usability (No me hagas pensar: un enfoque de sentido común para la usabilidad de la web) trata sobre la importancia de la usabilidad y la capacidad de encontrar objetos en el mundo digital, cualidades que son igual de válidas en los entornos físicos. ¿Cuántas veces ha visto a los usuarios entrar en la entrada de la biblioteca y detenerse a mirar a su alrededor con la mirada perdida? Piense en formas de ayudar a la gente a navegar por su mundo.

Elimina el desorden y trabaja para proporcionar señales visuales, auditivas y táctiles claras y coherentes. Ve adonde están a las personas, no donde creas que deberían estar. Escucha lo que la gente realmente necesita. Los bibliotecarios somos hábiles en hacer entrevistas de referencia, así que cambia un poco esa técnica y utilízala en cada interacción. Modifica este enfoque para adaptarse a la persona que tienes delante, que seguro que aprecia el servicio personal.

Seguir las formas tradicionales de operar, dictadas por enormes manuales de políticas y complicados procedimientos, sólo sirve para reforzar el anticuado estereotipo de los bibliotecarios. No abogamos por la anarquía, pero las bibliotecas ya no son el único juego en la ciudad. Tenemos que hacer que nuestras bibliotecas sean cómodas y receptivas, lugares donde la gente quiera pasar su tiempo.

Kit herramientas para crear espacios inteligentes

Toolkit for Creating Smart Spaces
WebJunction / 26 January 2021

Las bibliotecas han evolucionado en los últimos años para aumentar su función de proporcionar aprendizaje permanente a sus comunidades. Han pasado de la participación pasiva a la participación activa con los miembros de la comunidad. Se están convirtiendo en centros de aprendizaje colaborativo, proporcionando espacios y servicios en los que personas de todas las edades pueden participar en actividades prácticas, explorar y resolver problemas juntos, y fortalecer los vínculos sociales.

WebJunction ofrece este conjunto de herramientas para ayudarte a replantear el lugar de su biblioteca como centro de aprendizaje comunitario. Obtén ideas para reconfigurar tu espacio físico y reimaginar sus servicios para promover el aprendizaje activo y participativo. Estos recursos fueron desarrollados para guiar a las bibliotecas pequeñas y rurales a través de un proceso de transformación en el programa  Small Libraries Create Smart Spaces, pero son valiosos para las bibliotecas de cualquier tamaño.

Los recursos de la caja de herramientas son “para agarrar y llevar” -artículos cortos o videos para aumentar las habilidades y conocimientos paso a paso justo cuando lo necesitas.

Planificación de un makerspace

6 Strategies for Funding a Makerspace By Paloma Garcia-Lopez

Ver original

Encontrar o reutilizar un espacio

Encontrar un espacio es más fácil de lo que crees. Muchas ciudades y distritos escolares tienen espacios infrautilizados u olvidados que pueden reutilizarse por un coste muy bajo. Por ejemplo, Andrew Coy, profesor de tecnología en un instituto y director ejecutivo de la Digital Harbor Foundation, creó el primer espacio makerspace público y gratuito de la ciudad de Baltimore en un edificio vacío de Parks & Recreation que estaba a punto de cerrarse. Andrew explica: “Los directores de las escuelas primarias con los que hablé sobre el maker también tenían ideas sobre cómo se podrían utilizar los espacios próximos a sus edificios… cediéndonos uno de ellos para toda la programación maker”. Aunque todo este proceso duró casi un año entero, estuvo lleno de momentos de retraso o duda, y no estuvo exento de errores, el resultado final mereció la pena y ha supuesto una gran colaboración.

Crear un club de creadores

Crea un club de creadores para recaudar fondos para el proyecto, involucrando al campus y a la comunidad local. Lleva a cabo una “campaña de recogida de herramientas” en tu escuela o barrio, pidiendo a los padres que donen herramientas. No te imaginas la cantidad de herramientas que la gente tiene almacenadas. Aunque nos gustaría que las familias guardaran algunas herramientas para hacer cosas juntos en casa, muchos estarían encantados de donar sus herramientas extra a las escuelas.

Muchos profesores y alumnos pueden probar estrategias de recaudación de fondos de los clubes escolares en el campus, como la organización de un “make-a-thon”. En el instituto de Pittsburg, en el condado de Contra Costa (California), las clases de matemáticas y carpintería venden lo que hacen. Entre las actividades de recaudación de fondos realizadas en el pasado se encuentran las carcasas de teléfonos móviles impresas en 3D o los recuerdos grabados por los alumnos con su cortadora láser.

Busca organizaciones cívicas, sociedades y grupos religiosos para hacer partícipe a la comunidad de lo que hacen los alumnos en las escuelas. ¿por qué no realizar una mini Feria Maker? Los clubes de creadores y los profesores pueden mostrar el trabajo de los estudiantes en una reunión.

Solicita el patrocinio de alguna empresa

Muchos de los negocios locales pueden estar interesados en la creación de un espacio de este tipo, para ellos puede ser un mecanismo de promoción de sus servicios. especialmente empresas que tengan que ver con los trabajos que se desarrollen en el espacio. Ya que además permite que ellos puedan disponer de mano de obra formada en el futuro.

Buscar subvenciones

Las escuelas pueden conseguir una subvención del Departamento de Educación de su estado o de financiadores locales. La financiación de las subvenciones suele ser un problema para quienes no tienen estatus de organización sin ánimo de lucro, por lo que es posible que tengas que buscar una organización que te represente. El patrocinio fiscal es una forma rentable de poner en marcha nuevos programas, reunir a grupos para que colaboren en un tema y probar nuevos enfoques para el cambio social.

Financiar los materiales del proyecto en línea

Los profesores suelen recurrir a DonorsChoose.org para conseguir materiales para sus proyectos. DonorsChoose permite a los profesores compartir sus necesidades en el aula con una comunidad floreciente y deseosa de ayudar. Sugerimos utilizar esta herramienta para recaudar dinero para materiales que se utilizarán durante el semestre de primavera, con tiempo para hasta cuatro meses de publicación de proyectos, planificación y recepción de suministros.

Iniciar una campaña

Indiegogo es una plataforma de crowdfunding en la que la gente que quiere recaudar dinero puede crear campañas de recaudación de fondos para contar su historia y correr la voz. Puedes diseñar tu propia campaña en torno a tu nuevo makerspace.

Un makerspace es un entorno de aprendizaje rico en posibilidades. Los makerspaces tienen todo tipo de formas y tamaños y sirven como punto de encuentro de herramientas, proyectos, mentores y experiencia. MAKE: Magazine dice que una colección de herramientas no define un makerspace. Más bien se define por lo que permite: hacer.

FabLab Guide: cómo montar su laboratorio y maximizar su impacto

FabLab Guide – how to set up your lab and maximise its impact. Bristol: University of Bristol, 2019

Texto completo

Una guía en la que se describen los principales retos y problemas para quienes dirigen, o están pensando en crear, FabLabs (espacios de fabricación digital). Abarca los antecedentes de los FabLabs y el Movimiento Maker, cómo crear un FabLab, incluyendo la planificación, los permisos, la financiación, la dotación de personal, el equipamiento, el lanzamiento y el marketing. Se ofrece orientación sobre cómo conectar con la industria y utilizar el conocimiento online y offline. Se explican los aspectos educativos de los FabLabs y su impacto social y económico en las distintas comunidades. La guía concluye con las conexiones globales de los FabLabs.

Más de 50 páginas de texto e imágenes proporcionan la orientación sobre Fab Lab, dividida a grandes rasgos en tres tipos:

  • Orientación práctica: La guía expone los principales retos y cuestiones para quienes dirigen, o están pensando en crear, Fab Labs. Abarca los antecedentes de los Fab Labs y el Movimiento Maker. Se incluyen los principales aspectos de la creación de un Fab Lab (planificación, permisos, generación de ingresos, personal, equipamiento, lanzamiento y marketing).
  • Impacto: La guía se centra en cómo los Fab Labs nuevos y los ya existentes pueden maximizar el impacto de sus laboratorios. El impacto incluye el impacto social (como la formación de una comunidad y la conexión con las comunidades locales, la formación de capital social, el aprendizaje intergeneracional, el intercambio y el bienestar), el impacto económico (como la ayuda a la creación y el apoyo al espíritu empresarial, la asistencia a las empresas locales e internacionales y la información a los organismos no gubernamentales y a los responsables políticos) y el impacto medioambiental (como la sostenibilidad, la seguridad alimentaria, el reciclaje de materiales, la retroingeniería y los cambios en el lugar de producción). Los Fab Labs también tienen una fuerte conexión con la educación, desde la enseñanza de los primeros años hasta el aprendizaje permanente y el desarrollo de habilidades.
  • Inspiración: La guía ofrece textos e imágenes de Fab Labs existentes en todo el mundo. Las últimas secciones de la guía pretenden inspirar a los Fab Labs, tanto a los emergentes como a los ya establecidos, para que contribuyan a la innovación dentro y fuera de los laboratorios, especialmente a través de una mayor comunicación y cooperación entre ellos. La guía también contiene información sobre las conexiones con la industria, especialmente con el sector de la fabricación aditiva (impresión 3D).

Ideas e inspiraciones para crear un makerspace en tu escuela

Creating a Makerspace: Insight and Inspiration for starting one in your school. School Specialty, 2018

Texto completo

Un lugar donde los estudiantes piensan críticamente trabajando con sus manos, donde están en parejas o en grupos. Se hacen preguntas, no buscando respuestas, sino buscando cómo llegar a la respuesta. Están concentrados, comprometidos, desafiados. Están aprendiendo. Éste es el espacio educativo de los creadores. Un lugar dentro de la escuela -una sala dedicada, un espacio en la biblioteca o un rincón en el aula- donde los estudiantes crean, inventan, construyen, juegan y hacen. Y es que los makerspaces ofrecen una gran variedad de actividades, como la carpintería, el arte, la costura, la electrónica, la robótica o la creación de prototipos – ofrecen actividades que permiten a los estudiantes tener un mayor control de su aprendizaje – apoyan la enseñanza de cualquier disciplina – no sólo de los cursos STEM o STEAM – tienen muy pocas reglas, si es que las hay, (aparte de las de seguridad y civismo), son una cultura, una comunidad y un enfoque educativo, tanto como un lugar

Guía para la planificación del impacto de la investigación

Hannon, D., Dewaele, A., De Smet, E.& Buysse, A, (2019). Guide to impact planning. Published as a deliverable within the ACCOMPLISSH project (grant agreement No 693477): ACcelerate CO-creation by setting up a Multi-actor Platform for Impact from Social Sciences and Humanities, 2019

Texto completo

Esta guía para la planificación del impacto detalla varias herramientas para la investigación en el campo de las Ciencias Sociales y las Humanidades, la mayoría aplicables en la fase inicial del proceso de investigación. Los investigadores de Ciencias Sociales y las Humanidades y los responsables políticos pueden encontrarla especialmente útil, con explicaciones fáciles de entender y una amplia gama de herramientas de acción. El plan de acción para la planificación del impacto resultó muy útil.

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas

Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas. Estrategia en materia de Administración Digital y Servicios Públicos Digitales. Madrid: Gobierno de España, 2021

Texto completo

El Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas es uno de los elementos principales del componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de modernización de las Administraciones Públicas. 

Este Plan prevé movilizar una inversión pública de, al menos, 2.600 millones de euros para los próximos tres años, de los cuales al menos 600 millones irán destinados específicamente a las comunidades autónomas y corporaciones locales para el desarrollo de servicios públicos digitales en todo el territorio. El objetivo del Plan es el de mejorar la accesibilidad de los servicios públicos a los ciudadanos y empresas con todas las garantías para la protección de los datos personales y de las empresas, superar las brechas digitales sociales y territoriales e impulsar la eficiencia de las administraciones públicas mediante la digitalización de importantes ámbitos tractores como la Sanidad, la Justicia, o las políticas de Empleo, los servicios consulares o la administración territorial en materia de inclusión. 

Los proyectos de alto impacto en la digitalización del Sector Público contarán con una inversión de 1.040 millones de euros. Por ejemplo, en materia de Sanidad se reforzará la interoperabilidad para la gestión de la información de las distintas Comunidades Autónomas que permitan mejorar el servicio, aplicar inteligencia artificial al análisis de datos y afrontar emergencias sanitarias; en el ámbito judicial, el Ministerio de Justicia ha elaborado el Plan Justicia 2030 para mejorar los servicios digitales para ciudadanía, empresas y colectivos y avanzar a una gestión judicial sostenible en el tiempo; y en materia de Empleo se mejorarán los sistemas de información que dan soporte a las prestaciones por desempleo y a las políticas de activación para el empleo. Todo ello, con las adecuadas garantías para los derechos de la ciudadanía y las empresas en materia de datos.

Con este Plan, se avanza hacia una Administración del Siglo XXI al incluir reformas e inversiones que mejorarán tanto los procedimientos administrativos como las competencias digitales y los recursos disponibles. El sector público de las distintas administraciones servirá como punto de apoyo y palanca de las grandes transformaciones que España requiere en el ámbito digital. Este programa apoyará, además, la transformación digital de las Administraciones autonómicas y locales, de forma consistente a las directrices marcadas para la Administración General del Estado en este período.

El Plan aumentará la eficiencia de las Administraciones Públicas, mediante el refuerzo de los medios y servicios compartidos, generando así una serie de sinergias y ahorros de costes muy significativos que aseguren la sostenibilidad de las inversiones y proporcionen más medios e instrumentos para la consecución de los objetivos de resiliencia, cambio climático, medioambiente, transición digital, salud pública y cohesión territorial.

Además, y en coherencia con el Plan de Conectividad e Infraestructuras Digitales, una mejor conectividad digital en los centros públicos favorecerá la mejor prestación de los nuevos servicios que recoge este Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas como, por ejemplo, la telemedicina.

Para ello, el Plan se estructurará en tres ejes de actuación:

1. Transformar digitalmente la Administración con iniciativas trasversales para el despliegue de servicios públicos eficientes, seguros y fáciles de utilizar y para la generalización del acceso a las tecnologías emergentes.
2. Desplegar proyectos tractores de digitalización, por ejemplo, en los ámbitos de Sanidad, Justicia o Empleo. 
3. Apoyar la digitalización de las administraciones territoriales, Comunidades Autónomas y Entidades Locales.


Medidas clave del Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas

App Factory: Una iniciativa para potenciar el desarrollo de aplicaciones móviles de calidad con las que mejorar el acceso a los servicios públicos, acercar la Administración a la ciudadanía y facilitar una relación más fluida y cercana. El objetivo es que a finales de 2025 la mitad de los servicios públicos estén disponibles en app móviles. 

Administración en un Clic: Facilitará a ciudadanos y empresas el acceso a la información y a los servicios públicos digitales de la Administración General del Estado. Una medida que evitará la dispersión de información y que reducirá barreras a la consulta de información y la utilización de los servicios. 

GobTechLab: La iniciativa pondrá en marcha un laboratorio de innovación de la Administración General del Estado para mejorar la experiencia en el uso de los servicios públicos digitales a través de la participación ciudadana, la creación colaborativa y la innovación en servicios públicos. Este proyecto contempla el desarrollo de un espacio abierto donde experimentar servicios públicos con ciudadanos y empresas y recoger sus opiniones o sugerencias para la mejora de los mismos. Los principales ámbitos de aplicación serán las tecnologías emergentes como la IA, analítica del dato y blockchain.

Plan estratégico de la Torotnto Public Library: construir el éxito, la resiliencia y el bienestar ciudadano

Our plan at a glance infographic. Described in full in the following paragraphs.

tpl: vital to Toronto: building success, resilience and well-being for our city. Torotnto Public Library, 2020

Texto completo

PDF Accesible

El nuevo Plan Estratégico (2020-2024) de la Biblioteca Pública de Toronto, considerado uno de los mejores sistemas de bibliotecas del mundo, refleja las aportaciones de miles de torontonianos de todos los barrios y de socios y colaboradores de la comunidad de muchos sectores. El plan se centra en cinco prioridades estratégicas y tres facilitadores de apoyo que darán forma y guiarán el trabajo que desarrollará la biblioteca durante los próximos cinco años. El plan permite planificar a largo plazo y responder en el momento al cambio. En el nuevo Plan que hemos se puso a los torontonenses en el centro, con la ambición de construir más resiliencia, éxito y bienestar para nuestra ciudad y sus residentes.

Hay cinco prioridades:

  • Espacio público,
  • Inclusión y alfabetización digital
  • Desarrollo de la mano de obra
  • Sociedad democrática
  • Excelencia en el servicio público.

El enfoque en la equidad se aplica a todas las prioridades estratégicas. Este enfoque es un compromiso para entender y romper las barreras de acceso y aumentar la inclusión.

Los facilitadores son apoyos fundacionales y organizativos que permiten alcanzar los resultados. Hay tres habilitadores: asociaciones, modernización y evaluación y responsabilidad.

Los resultados a corto y medio plazo se centran en lo que supone el éxito para los ciudadanos de Toronto cuando utilizan la biblioteca. Los resultados a largo plazo tienen un impacto en la ciudad y están vinculados a iniciativas más amplias. Estos resultados son el cambio transformador que ayuda a que la ciudad tenga éxito, sea resistente y esté bien.

Guía de planificación espacial para bibliotecas

Library Space: A Planning Resource for Librarians. Massachusetts Board of Library Commissioners (MBLC), 2020

Texto completo

El 16 de noviembre de 2020, la Junta de Comisionados de Bibliotecas de Massachusetts (MBLC) anunció el lanzamiento de  Library Space: A Planning Resource for Librarians, una guía para planificar espacios bibliotecarios públicos nuevos o reconfigurados “Esta guía de planificación espacial no solo ayudará a planificar de manera flexible y eficiente edificios de bibliotecas que satisfacen las necesidades únicas de una comunidad; también ahorrará tiempo y dinero a las comunidades a medida que comiencen a explorar opciones para una biblioteca nueva o reconfigurada ”, dijo Lauren Stara, especialista en construcción de bibliotecas. El miembro de COSLA, James Lonergan, es el Director de la Junta de Comisionados de Bibliotecas de Masscahussetes.

Espacio de biblioteca: un recurso de planificación para bibliotecarios  crea un conjunto formal de mejores prácticas para diseñar el espacio de biblioteca que se puede aplicar a las bibliotecas de todo el país. La guía brinda a los bibliotecarios, administradores, planificadores de espacios y arquitectos herramientas para la planificación y el diseño de edificios de bibliotecas públicas. Lleva al usuario a través del proceso paso a paso para determinar qué considerar al diseñar una nueva biblioteca para su comunidad, e incluye ilustraciones de diferentes tipos de habitaciones, adyacencias, estanterías y asientos que se pueden considerar para un proyecto de construcción.