Archivo de la categoría: Investigación

¿Están sobreutilizadas las suscripciones a la biblioteca?

 

ssd-periodicals-price-survey-mobile-blog-image

Are Library Subscriptions Over-Utilized?
By LISA JANICKE HINCHLIFFEMAY The Scholarly Kitchen 22, 2018

Ver completo

El costo por uso es una relación de dos componentes: el numerador (costo) y el denominador (uso). Como tal, existen dos estrategias posibles para mejorar la relación costo por uso como medida de valor, ya sea aumentando el uso o disminuyendo el costo. Las bibliotecas disponen de muchas estrategias para aumentar el uso y los intereses de los editores están alineados con este enfoque, ya que no amenaza los ingresos por suscripciones. De hecho, los propios editores también se esfuerzan mucho por aumentar su uso. El autor plantea algunas estrategias para racionalizar los presupuestos y aumentar la eficiencia de las suscripciones

 

No tenemos que buscar demasiado para encontrar a alguien que argumente que una base de datos de suscripción es un buen valor porque tiene un costo por uso inferior al promedio. Los bibliotecarios y editores son muy dados a plantear este argumento para mostrar que nuestra institución proporciona un alto valor a sus usuarios por la inversión en la suscripción a colecciones. Sin embargo, ¿es siempre así que el bajo costo por uso es un indicador de calidad? Si el verdadero valor de una suscripción está siendo oscurecido por la sobreutilización, ¿deberían las bibliotecas tratar de amortiguar ese exceso con el  fin de disponer de medidas más apropiadas del valor real de una suscripción? Al hacerlo, ¿podría una biblioteca negociar mejores precios para algunos recursos y, por lo tanto, administrar más eficazmente una asignación presupuestaria limitada a fin de servir mejor a su comunidad de usuarios?

En contraste, los bibliotecarios han expresado frustración por su aparente incapacidad para influir en la parte del numerador de la ecuación de costo por uso. Ninguna biblioteca es capaz de comprar o licenciar todo el contenido que sería útil para su comunidad de usuarios; la mayoría de las veces su poder adquisitivo disminuye, ya que sus presupuestos no siguen el ritmo de la inflación y mucho menos de los aumentos de precios. Por lo tanto, el reto al que se enfrentan los bibliotecarios no es cómo gastar cada vez más dinero en cantidades cada vez mayores de contenido, sino más bien cómo gastar cada vez menos dinero de la manera más eficaz posible. En realidad, para muchos bibliotecarios, la tarea principal es saber que es lo que se puede cancelar.

En este ensayo se plantea la posibilidad de que la creciente disponibilidad de contenido de acceso abierto, junto con el potencial de esfuerzos sistematizados para poner ese contenido abierto en el flujo de trabajo de los usuarios, podría ser un mecanismo para que los bibliotecarios obtengan algún control de sus presupuestos y precios. En términos generales, hay pocas razones para pagar por algo que está abiertamente disponible y, sobre todo, cuando se hace así se impide pagar por otras cosas que los usuarios de la biblioteca necesitan.

Las bibliotecas han hecho un gran esfuerzo por desarrollar repositorios institucionales, apoyar los mandatos en acceso abierto a los campus y abogar por la financiación de las APC (Gastos por procesamiento de artículos). Al menos en parte, el objetivo ha sido reducir los costes (y quizás los beneficios de los editores comerciales) además de aumentar el acceso de los lectores. A medida que las versiones en acceso abierto de los artículos estén cada vez más ampliamente disponibles a través de estos y otros esfuerzos, mediante la presentación de versiones abiertas a los usuarios de las bibliotecas, o incluso privilegiando las versiones abiertas, las bibliotecas podrían aprovechar los resultados de sus esfuerzos para negociar precios más bajos. Tales contratos todavía podrían permitir a la biblioteca demostrar el valor de invertir en recursos de suscripción – cambiando el costo por uso, no aumentando el uso de los recursos de suscripción sino disminuyendo sus costos.

El autor  sugiere algunas tácticas, así como las estrategias de empuje de ResearchGate, Google Scholar y otras similares, que podrían darnos una idea de cómo las bibliotecas podrían ofrecer mejor los materiales de acceso abierto en el flujo de trabajo de los usuarios, a través de una serie de enfoques en tres categorías: adquisición, vinculación y entrega.

Ver completo

 

 

Anuncios

Informe Cotec 2018. Situación de la I+D+I en España

 

mockup_portada_versic3b3n-1

Informe Cotec 2018. Madrid, Fundación Cotec, 2018.

Texto completo

 

El Informe Cotec refleja cada año, desde 1996, la situación de la I+D+I en España, a través de los principales indicadores nacionales, autonómicos e internacionales. El documento ofrece además análisis de expertos y propuestas destinadas a que la innovación sea un motor de cambio que contribuya al desarrollo económico y social del país.

El último ejercicio del que se disponen datos, 2016, se debe al empuje del sector privado, que ha conseguido compensar una inversión pública en retroceso. En 2016 se observa también el primer aumento reseñable —desde 2008— en el número de empresas que hacen i+d. Sin embargo, este suave empuje no ha sido suficiente para frenar la caída en el esfuerzo empresarial en i+d en relación al pib, iniciada en 2008, y que contrasta, de nuevo, con el aumento sostenido de los valores de este indicador en la Unión Europea.

Es preciso recordar que la falta de inversión privada en investigación y desarrollo es también —y sobre todo— un reto para las políticas públicas, puesto que son las administraciones las responsables de crear las condiciones de entorno —regulatorio, fiscal, educativo, fi nanciero, cultural…— adecuadas para el desarrollo de un tejido empresarial que apueste defi nitivamente por la i+d. En este sentido según datos de la ocde, España es, a día de hoy, uno de los países desarrollados que, en relación con su PIB, presenta un menor apoyo público a la ciencia, la tecnología y la innovación en el sector privado (ocupa la posición 22) En el año 2010 se inicia una reducción en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado destinadas a i+d+i que está lejos de recuperarse.

Además de los sucesivos recortes en lo presupuestado registrados hasta 2015, el descenso drástico en la ejecución ha provocado que la inversión pública haya caído más de un 60% entre 2009 y 2016, bajando en ese periodo de 8£476 millones de euros a 3£182. A falta de conocer el dato definitivo de 2017, las primeras estimaciones de la Fundación Cotec, en base a los datos de ejecución para 2017 facilitados por la Intervención General del Estado —y a la evolución observada en los primeros meses de 2018— no parecen anticipar ninguna mejoría. Un año más, todas estas evidencias recurrentes hacen necesario insistir en la necesidad de revisar las políticas de innovación, sus instrumentos, los fondos que se destinan a ellas y los medios humanos y tecnológicos que se dedican a su gestión. entre los países de la OCDE).

Suecia apoya las revistas científicas digitales de código abierto y boicotea a Elsevier

tear_up_contract

Sweden to open source digital science journals and boycotts Elsevier
Michael Kozlowski

Good e-Reader 

2018, may, 18

 

 

Elsevier es una de las mayores editoriales del mundo especializada en revistas científicas, técnicas y médicas y ediciones digitales. Ganan miles de millones de dólares cada año y las universidades suecas pagaron a Elsevier 1,3 millones de euros por la publicación de artículos y 12 millones de euros por el acceso a los artículos. El año pasado, Suecia exigió que todos los contenidos de investigación presentados desde su país se pusieran a disposición del público y que sus 1.900 revistas estuvieran a disposición de los investigadores y las universidades. Elsevier se negó y ahora Suecia ha suspendido todos los pagos a la empresa y, a partir del 30 de junio, los investigadores suecos ya no publicarán con ellos.

Astrid Söderbergh Widding, presidenta de la Universidad de Estocolmo y presidenta del comité de dirección del consorcio, dijo que los crecientes costes de la comunicación científica están “tensando los presupuestos universitarios a escala mundial, mientras que los editores operan con altos márgenes de beneficio”.

“Necesitamos monitorear el costo total de la publicación ya que vemos una tendencia hacia un rápido aumento de los costos de lectura y publicación”, dijo la profesora Widding. “El sistema actual de comunicación académica debe cambiar, y nuestra única opción es cancelar los acuerdos cuando no cumplan con nuestras demandas de una transición sostenible hacia el acceso abierto.”

El gobierno sueco quiere implementar el pleno acceso abierto a los artículos de investigación y otros contenidos académicos para 2026. Quieren negociar una serie de acuerdos que incluyan derechos para que los investigadores publiquen todo su trabajo en abierto. Austria, el Reino Unido, Suecia y Finlandia han llegado a acuerdos similares, mientras que Suiza comenzará a negociar sus primeros contratos de acceso abierto este año.

 

Agenda Big Data : Ética de los datos y estudios de datos críticos

 

51fyovht6fl-_sx331_bo1204203200_

 

Richterich, A. [e-Book]  The Big Data Agenda : Data Ethics and Critical Data Studies. Westminster, University of Westminster Press, 2018

Texto completo

 

Las grandes prácticas actuales en materia de datos se guían en gran medida por las deliberaciones relativas a su eficiencia y optimización. Sin embargo, hay otra perspectiva. Este libro destaca que la capacidad de recopilar, analizar y utilizar grandes cantidades de datos digitales (de los usuarios) plantea importantes problemas éticos. Annika Richterich proporciona una visión general contemporánea y sistemática del campo de los estudios de datos críticos que refleja las prácticas – corporativas, institucionales y gubernamentales – de recolección y análisis de datos digitales. Evalúa en detalle una gran área de investigación de datos: los estudios biomédicos, centrados en la vigilancia epidemiológica. Estudios de caso específicos exploran cómo se han utilizado los grandes datos en el trabajo académico. La Agenda de los Big Data concluye preguntando si la propiedad de los datos puede ser reclamada por los ciudadanos para que no sea simplemente una afirmación de una concepción de los derechos sobre los datos (de los usuarios) definida por el dominio tecnológico. Ella argumenta que la alfabetización de datos y la ética del discurso pueden contener soluciones y críticas.

LSE Press – una nueva plataforma de publicación de acceso abierto para las Ciencias Sociales

28376843518_6260caa380_b

 LSE Press

 LSE Press es una plataforma para la investigación de alta calidad y acceso abierto en las ciencias sociales. Su misión es apoyar el lanzamiento y desarrollo de publicaciones innovadoras, de acceso abierto dirigidas por académicos. Con sede en la Biblioteca de la London School of Economics, LSE Press está abierta a publicar propuestas que reflejen la reputación de la LSE como una fuente global y confiable de investigación excelente.

 

La insatisfacción con la publicación académica tradicional ha sido un factor motivador significativo en el surgimiento de tantas nuevas editoras universitarias. La industria editorial científica se ha consolidado cada vez más entre un puñado de grandes empresas, que continúan teniendo enormes ganancias cada año. El informe Jisc “Changing publishing ecologies: A landscape study of new university presses and academic-led publishing“, puso de relieve la frustración general de las editoriales universitaria con esta comercialización de la investigación, y la necesidad de proporcionar una alternativa al modelo existente. Los nuevos modelos tienen como principal objetivo trabajar directamente para sus comunidades de investigación, y al hacerlo ofrecen oportunidades para que las universidades muestren el trabajo de sus propios académicos.

LSE Press llega en un momento importante para la publicación académica, ya que el panorama de las políticas de acceso abierto cambian para incluir libros y artículos de revistas. LSE Press es sólo la última de una serie de nuevas iniciativas de edición universitaria. UCL Press fue la primera editora universitaria de acceso totalmente abierto del Reino Unido, que ya ha publicado un sólido programa de monografías y ha editado colecciones desde que comenzó en 2015, y a principios de este año anunció planes para lanzar su propio megajournal. Otros, como la University of Huddersfield Press, establecida en 2010, han estado publicando desde entonces en abierto, ejemplos más recientes incluyen Goldsmiths Press y White Rose University Press, un esfuerzo cooperativo dirigido conjuntamente por las Universidades de Leeds, Sheffield y York.  Lo que muchas de estas nuevas rotativas tienen en común es que son de acceso abierto, basadas en bibliotecas, y a menudo ofrecen un conjunto más pequeño de servicios que un editor tradicional, desdibujando la línea entre editor y plataforma.

LSE Press proporcionará una plataforma para la investigación de alta calidad en Ciencias Sociales y, en línea, en sintonía con el objetivo de la London School of Economics (LSE) de liderar las Ciencias Sociales internacionales, interdisciplinarias y orientadas a temas específicos, apoyará el lanzamiento y desarrollo de publicaciones académicas innovadoras en su formato, contenido y alcance. Además el proyecto cuenta con la  colaboración de Ubiquity Press

Los principios rectores de LSE Press son:

  • Proporcionar una plataforma para publicaciones innovadoras o experimentales
  • Publicar investigaciones en Ciencias Sociales de alta calidad y revisadas por pares
  • Publicar sobre una base de acceso abierto para asegurar una audiencia global

 

Y su misión tiene como objetivos:

  • Apoyar el lanzamiento y la elaboración de publicaciones de acceso abierto en el ámbito de las Ciencias Sociales .
  • Permitir que los investigadores se comprometan con una audiencia global con una investigación de alta calidad, revisada por pares y accesible.
  • Fomentar la publicación innovadora y experimental en términos de formato, contenido y alcance

 

La primera revista que lanza LSE Press es Journal of Illicit Economies and Development, pero además de revistas, LSE Press tiene la intención de publicar una serie de libros, incluyendo monografías de investigación, monografías cortas e incluso libros de texto. El nuevo modelo de edición universitaria también ofrece la oportunidad de buscar publicaciones más innovadoras y experimentar con nuevos tipos de contenido. Con este espíritu, LSE Press explorará opciones para publicaciones digitales más especializadas, como revistas de datos o de codificación. Si bien, las oportunidades de publicación se extenderán más allá de la investigación, con la posibilidad de que las revistas estudiantiles también se alojen en la plataforma.

 

Basado en:

Booluck, Kieran. “Announcing LSE Press – a new open access publishing platform for the social sciences”. LSE May 16th, 2018 http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/2018/05/16/announcing-lse-press-a-new-open-access-publishing-platform-for-the-social-sciences/

 

 

 

 

 

Humanidades digitales y bibliotecas universitarias – una encuesta de las biblioteca de Australia y Nueva Zelanda

3bb55d60-5dd1-4153-a7e1-04cc4d2de00d

McKenzie, Clare ; Ros,Kerry. “Digital humanities and academic libraries – an Australasian survey“, University of Wollongong, 2018

Texto completo

Informe que investiga los modelos de servicio y colaboración dentro de las bibliotecas universidades australianas y neozelandesas en apoyo de las actividades y proyectos de humanidades digitales en su institución.

El análisis de los autores no muestra un fuerte compromiso formal con las actividades de Humanidades Digitales (DH) por parte de las bibliotecas universitarias de Australasia. A pesar de que hay pruebas claras de que las bibliotecas están participando en actividades de DH, en las respuestas no se identificaron funciones específicas de DH, lo que sugiere que estas actividades se llevan a cabo además de las responsabilidades habituales del personal de la biblioteca. Además, los participantes en la encuesta no identificaron corrientes de fondos bibliotecarios dedicados y continuos para proyectos de DH para actividades financiadas con cargo al presupuesto general de la biblioteca o como parte de las subvenciones para proyectos académicos.

Los autores no pueden sacar conclusiones sólidas de los datos, pero sugieren que la DH sigue siendo un área emergente para muchos académicos y bibliotecas, con bibliotecas individuales o personal bibliotecario que responden en gran medida a la necesidad/demanda de este sector académico de la institución.

Desafortunadamente no hay datos actuales de los EE.UU. para indicar si la presencia de DH en las bibliotecas académicas se ha fortalecido o no y, por lo tanto, es difícil proyectar la dirección que puede tomar en las bibliotecas académicas de Australasia. Un análisis más detallado de los datos que acompañan a este resumen puede revelar más, y lo hará en el futuro. El modelo de servicio puede al menos proporcionar una plataforma para una evaluación comparativa en el futuro con el fin de determinar si el modelo de servicio ha cambiado de alguna manera.

Como señalan los autores, esto parece ser consistente con los hallazgos de la encuesta de 2011 realizada en las bibliotecas universitarias de EE.UU., tal como se aprecia en el informe SPEC Kit 326: Digital Humanities (Bryson, Posner, St. Pierre, and Varner). Más informes SPEC kit

 

REDIB presenta el primer ‘ranking’ de publicaciones iberoamericanas, desarrollado con Clarivate Analytics

 

ddtlmjvxuaa8ndl

Ranking de Revistas REDIB

https://redib.org/recursos/Ranking/Revistas?lng=es

La Red Iberoamericana de Innovación y Conocimiento Científico (REDIB), plataforma del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Universia, ha presentado la primera clasificación de publicaciones científicas iberoamericanas, Ibero-American Journal Rankings, desarrollada con la colaboración de la compañía Clarivate Analytics. El nuevo ranking incorpora una metodología novedosa, ya que no sólo se centra en el impacto de las revistas científicas en la región, sino que además tiene en cuenta los artículos publicados.

La iniciativa nace del acuerdo que REDIB y Clarivate Analytics firmaron en julio del año pasado para consolidar un sistema de información bibliográfica que permita la generación de indicadores de calidad editorial y científica a nivel iberoamericano.