Archivo de la etiqueta: Makerspaces

Makerspaces, creando futuro: espacios colaborativos de aprendizaje para un futuro sostenible

Making Futures – Social Design

Making Futures. Marginal Notes on Innovation, Design, and Democracy. Ehn, Pelle Nilsson, Elisabet M. Topgaard, Richard (eds).

Texto completo

Experimentos de innovación, diseño y democracia que no buscan una aplicación revolucionaria sino un futuro sostenible creado en colaboración. La innovación y el diseño no tienen por qué consistir en la búsqueda de una aplicación revolucionaria. La innovación y el diseño pueden comenzar en las actividades diarias de la gente. Pueden abarcar los servicios locales, la producción cultural, los espacios para el discurso público o las plataformas tecnológicas. El enfoque es participativo, colaborativo y atractivo, y los usuarios y consumidores actúan como productores y creadores. Se preocupa menos por hacer cosas nuevas que por crear un futuro socialmente sostenible.

En este libro se describen experimentos de innovación, diseño y democracia, llevados a cabo en gran medida por organizaciones de base, organizaciones no gubernamentales y vecindarios multiétnicos de la clase trabajadora, que desafían la percepción dominante de lo que constituye una innovación exitosa. Relatan los esfuerzos de innovación social, la apertura del proceso de producción, el desafío a la clase creativa y la expansión de la esfera pública. La amplia gama de casos considerados incluye un colectivo de mujeres inmigrantes que prestan servicios de colaboración, el desarrollo de un movimiento de open-hardware, el periodismo de base y las actuaciones de hip-hop en los autobuses urbanos. Señalan la posibilidad de una innovación democratizada que vaya más allá de la iniciativa empresarial en solitario y de la crowdsourcing al servicio de las empresas para incluir múltiples futuros imaginados y realizados localmente por públicos a menudo marginados.

Atlas: Makerspaces en las bibliotecas públicas de los Países Bajos.

ATLAS

Caso, Olindo ; Kuijper, Joran. Atlas: Makerspaces in Public Libraries in The Netherlands. Delft: TU Delft Open, 2019

Texto completo

Las bibliotecas públicas quieren contribuir a una sociedad inclusiva e innovadora y pretenden que sus clientes adquieran los conocimientos necesarios para el siglo XXI. Por lo tanto, las bibliotecas públicas holandesas están agregando gradualmente más y más actividades a su programa de estudios, enseñando estos diferentes tipos de habilidades, como la “alfabetización de los inventos”. También suelen ofrecer un “espacio de actuación” (es decir, un espacio de fabricación) para sus clientes. Esto significa que los espacios de las bibliotecas ya no están dominados por los libros, sino que reflejan el desarrollo actual de la actividad principal de las bibliotecas, pasando de las colecciones a las conexiones para servir a sus comunidades locales. La KB, la Biblioteca Nacional de los Países Bajos, participó en el proyecto KIEM1 Espacios performativos en las bibliotecas públicas holandesas. Stepping Stones of Inclusive Innovation, que investiga el desarrollo de espacios performativos en las bibliotecas. Este proyecto, una colaboración con la Facultad de Arquitectura y el Entorno Construido de la Universidad Tecnológica de Delft, se ajusta a los intereses estratégicos de la KB para proporcionar un sistema bibliotecario innovador y con conciencia social.

¿Cómo se organiza una biblioteca de las cosas?

.

Library of Things: borrow power tools, ukuleles, and ice cream makers  alongside books - Positive News - Positive News
Library Things

Más post en UA sobre  Bibliotecas de las cosas

Cada vez las bibliotecas amplían su misión social más allá del libro. Las bibliotecas de las cosas o las bibliotecas de herramienta prestan todo tipo de atilugios, que catalogan e incluyen en sus catálogos como si fueran libros. Las bibliotecas de herramientas permiten a los usuarios sacar o prestar herramientas, equipos y materiales de instrucción sobre “cómo hacer”.

La primera biblioteca de herramientas nació en Ohio en1976 donde se creó una biblioteca de préstamo de herramientas en Columbus gestionada por Modcon Living, una organización sin fines de lucro que trabaja para preservar y revitalizar los hogares y comunidades. A esta le siguieron otros proyectos como The Phinney Tool Library en 1978 y The Berkeley Tool Library en 1979. Con su creciente popularidad y su éxito probado, las bibliotecas de herramientas y los bancos de herramientas están desempeñando un papel fundamental en la economía del intercambio y muchos de ellos se han implementado en las bibliotecas públicas, universitarias y en los espacios de fabricantes (makerspaces). Incluso organizaciones como The Share Shed (Totnes, Reino Unido) está desarrollando la primera Biblioteca de Cosas móvil. Estos sitios también organizan sesiones formativas sobre el uso de herramientas y ferias que contribuyen a la socialización de las personas.

Biblioteca de las cosas móvil deThe Share Shed (Totnes, Reino Unido)

Estos servicios surgen en buena medida de lo que se ha denominado economía social o circular, un nuevo concepto que consiste en que en lugar de ser propietario de las cosas, los bienes “son de todos” y se utilizan cuando se necesitan. Es un sistema económico sostenible en torno a la distribución de los activos humanos y físicos. Incluye la creación compartida, producción, distribución, comercio y consumo de bienes y servicios por parte de diferentes personas y organizaciones. La economía de compartir significa que en lugar de ser dueño de las cosas directamente, la gente paga para utilizarlas solo cuando las necesita.

Nada más fácil que organizar una biblioteca de las cosas. No cuesta dinero. Al igual que muchas personas donan libros a las bibliotecas pueden donar herramientas que no utilicen y les ocupen espacio es sus trasteros y garajes, pero que estén en buen uso. Sólo necesitamos una estantería adicional para exponer los aparatos y herramientas, e integrarlas en el catálogo como si fuera un documento más, que cualquier usuario pueda llevar en préstamo para cuando lo necesite.

My Story

Toronto Tool Library

Estos propósitos no sólo amplían la capacidad de servicio de la biblioteca, si no que además contribuyen a la sostenibilidad. Se trata de un proyecto social sin ánimo de lucro, aunque en algunos sitios es gratis y en otros se pone un precio básico de renta a cada herramienta en préstamo para contribuir al mantenimiento, adquirir nuevas herramientas y a ofrecer cursos sobre actividades como artesanía, electricidad, jardinería, informática, etc.

Estos proyectos contribuyen a varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenibble planteados por la UNESCO en el horizonte 2030 para aboradar los retos de la humanidad:

Objetivo 7. Energía saludable y no contaminnante

Objetivo 12. Producción y consumo responsables

Objetivo 13. Acción por el clima

Reducir la cantidad de aparatos que utilizamos contribuye además a la economía familiar y a la sostenibilidad del planeta. La biblioteca es de todos y para todos, y con ello puede acetúar a un más su capacidad de contribución al bienestar y a la equidad social. En 2011, Popular Mechanics reconoció que “Construir una biblioteca local de herramientas” es una de sus diez principales formas de cambiar el mundo

Fuente: https://www.libraryofthings.co.uk/

Algunas bibliotecas de herramientas en el mundo

La biblioteca pública de Ashland ahora ofrece un kit de diseño, creación y juego para los niños

La biblioteca pública de Ashland ahora ofrece un kit de diseño, creación y juego para los niños. El nuevo kit es parte de una iniciativa para involucrar a los estudiantes en el desarrollo de habilidades en Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas (STEAM).

Aprender a través de la creatividad y ser creativo mientras se aprende es algo que la Biblioteca Pública de Ashland, Oregon apoyará con su nuevo Kit de Diseño, Creación y Juego.

El kit es parte de una iniciativa estatal que se enfoca en involucrar la curiosidad natural de los niños sobre el mundo, incluidos aquellos interesados ​​en desarrollar habilidades en Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas (STEAM).

El personal de la biblioteca dijo que los elementos del kit, que se pueden usar en la biblioteca y, en algunos casos, tomar prestados, incluyen dos iPads, dos Chromebooks software de animación, una cámara digital, un Silhouette Digital Fabricator, una tabla Buda (Buda boards) software y circuitos 3D Snap.

Diseñado para que lo usen niños de segundo a séptimo grado, los kits les ayudan a aprender habilidades esenciales para la escuela y la vida, y les dan un comienzo temprano en conceptos como pensamiento crítico, resolución de problemas y familiaridad con tecnología simple.

Silhouette Digital Fabricator se puede usar para hacer diferentes cosas cuando se conecta a una computadora. Los Snap Circuits funcionan con electricidad más avanzada. La tabla Buda permite pintar sobre el tablero con agua y hacer un diseño, pero luego se desvanece cuando el agua se evapora. Es una gran terapia para el estrés, es ecológico ya que solo usa agua, sin tinta, sin pintura, sin productos químicos.

El kit está financiado por una subvención de la Ley de Tecnología y Servicios Bibliotecarios del Instituto de Institute of Museum and Library Services del Department of Education’s Office of Commonwealth Libraries. La misión de OCL es operar “una importante biblioteca de investigación y recopilar, preservar y conectar al gobierno estatal, las bibliotecas y todos los residentes con la información y los recursos necesarios para la educación, el enriquecimiento y el avance”. El valor de los artículos es de aproximadamente 5.000 dólares.

Sus cinco áreas de objetivos son el aprendizaje y la alfabetización a lo largo de toda la vida, los servicios de biblioteca digital, la capacitación y el apoyo, las poblaciones desatendidas y con necesidades especiales y el desarrollo de la fuerza laboral.

Un grupo de estudiantes desarrolla un proyecto de sostenibilidad en un makerspace al aire libre

Pin on UURE

Los estudiantes convertirán un jardín del campus existente en un espacio de sostenibilidad, con un aula al aire libre, gracias al apoyo de la Fundación SIA, con sede en Subaru (Indiana).

El makerspace proporcionará a los estudiantes de Rose-Hulman, a los educadores y estudiantes locales, y a los clubes de jardinería de la zona, oportunidades para aplicar prácticas de sostenibilidad. También mejorará el aprendizaje de los conceptos de sostenibilidad.

Esta iniciativa está siendo dirigida por el programa HERE de Rose-Hulman, una experiencia de aprendizaje en vivo para un grupo selecto de estudiantes de primer año, de una variedad de especialidades académicas. Estos estudiantes están interesados en la sostenibilidad, la ingeniería humanitaria, o los impactos que los ingenieros y científicos tienen en el mundo.

“Nuestro nuevo espacio de fabricación al aire libre será un entorno educativo vivo y creciente que permitirá a los estudiantes y grupos comunitarios ver la sostenibilidad en la práctica.

La Fundación SIA otorga subvenciones dos veces al año para apoyar las artes y la cultura de la comunidad, la salud y el bienestar o los programas educativos en toda Indiana. La fundación otorgó 9.998 dólares para el proyecto Rose-Hulman.

Cuando esté terminado, el espacio de sostenibilidad contará con recursos de energía renovable. Un sistema de bombeo de agua alimentado por energía solar desde un estanque cercano mejorará el cultivo. Un sistema de ventilación alimentado por energía solar mejorará las condiciones de crecimiento dentro de un invernadero cercano, donde las parcelas de siembra madurarán durante todo el invierno para ser plantadas por los miembros del Club de Jardinería a finales de la primavera.

El nuevo salón de clases al aire libre proporcionará un laboratorio de aprendizaje en vivo para otras actividades y cursos en todo el campus. El nuevo entorno educativo del estudio de diseño permitirá a los estudiantes trabajar en proyectos sostenibles del mundo real, proporcionando el potencial para que los estudiantes de ingeniería mecánica y eléctrica apliquen técnicas de energía renovable y tecnologías apropiadas. Además, los cursos de biología e ingeniería civil y ambiental tendrán otro laboratorio en el campus para proyectos de investigación y de clase.

Al mismo tiempo, el aula al aire libre podría proporcionar un espacio para que Rose-Hulman acoja proyectos de sostenibilidad y educación ambiental para los estudiantes del área desde el jardín de infancia hasta el bachiller. Las instalaciones también podrían ser utilizadas para proyectos de estudiantes de secundaria interesados en aprender más sobre ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a través del programa de verano Operación Catapulta de Rose-Hulman.

Los aspectos de la sostenibilidad están siendo diseñados actualmente por los estudiantes y la facultad de HERE, mientras que los administradores y el personal de la Oficina de Operaciones de Instalaciones llevarán a cabo la preparación del sitio y construirán todos los aspectos del proyecto.

¿Por qué establecer colaboraciones entre FabLabs y bibliotecas públicas?

Image for post

Introducing the Public Library Innovation Exchange (PLIX)
Public libraries and the MIT Media Lab are kindred spirits. Together, we hope to design new programs for libraries around the country.

Ver noticia

The Public Library Innovation Exchange (PLEX) construye colaboraciones entre los investigadores del Media Lab y las bibliotecas públicas de los EE.UU. El proyecto está apoyado por la Fundación Knight y tiene tres componentes:

  • Intercambios de residencia, entre el personal de la biblioteca pública con un investigador del FabLab para trabajar juntos en un proyecto. Cada socio del equipo viajará a la institución del otro socio para una breve residencia, para permitir un trabajo en profundidad, co-diseño y desarrollo.
  • Un sitio web público, donde se alojan recursos para ayudar a las bibliotecas a implementar proyectos creados en el FabLabs. Esto incluirá guías de instrucciones y kits dirigidos específicamente a las implementaciones de las bibliotecas públicas.
  • Una serie de eventos en línea y lugares de reunión virtuales para bibliotecarios e investigadores del Fablab, para demostrar las herramientas y proporcionar un foro para la conversación y la generación de ideas. El objetivo aquí es construir una comunidad de colaboradores a través de los mundos de las bibliotecas y FabLabs

Desde los espacios de creación hasta los estudios de grabación y los programas de alfabetización temprana, las bibliotecas trabajan para crear entornos abiertos, de colaboración y orientados a la comunidad en los que se desarrolla un aprendizaje más allá de los libros. Los investigadores de lso FabLabs están creando soluciones a los desafíos que requieren la participación de la comunidad, incluyendo la prevención de enfermedades, el aumento de la alfabetización de datos, y la participación de los niños con la programación informática. Se trata de proporcionan mucho más que libros a sus visitantes, sirviendo como centros comunitarios para el cambio social y la innovación.

Muchos proyectos del Laboratorio de Medios ya están colaborando con las bibliotecas para desarrollar herramientas y obtener valiosos comentarios. Por ejemplo, los juguetes inspirados en Montessori de Learning Beautiful para enseñar a los niños principios de diseño y ciencias de la computación fueron probados e implementados en colaboración con la Biblioteca Pública de Chicago, asegurando que sean utilizables y materiales de aprendizaje atractivos para los programas de infancia temprana de las bibliotecas.

Aunque muchos de los proyectos desarrollados en los FabLabs empiezan como prototipos, las tecnologías inventadas y los productos creados están hechos para resolver problemas reales. El objetivo es que la construcción de estas colaboraciones salve la brecha entre los resultados de la investigación y la implementación práctica en la comunidad a una escala mayor. También impulsa fomentar una comunidad de innovación colaborativa, en la que los bibliotecarios y los investigadores del FabLabs trabajen juntos con regularidad para identificar problemas, idear soluciones y hacer productos sostenibles y fáciles de usar.

Makerspaces en bibliotecas universitarias

Makerspaces en bibliotecas universitarias

XX Encuentro de Bibliotecas del Noroeste del Conurbano Bonaerense 24/09/2020 11 h (16 h. de España) JBDU (Buenos Aires, Argentina)

VIDEO WEBINAR

El entorno académico ofrece muchas oportunidades para que el equipo y las actividades de fabricantes se vinculen directamente con el aprendizaje. En los campus universitarios, los makerspaces pueden orientarse a la ingeniería, diseño, para que los estudiantes de ciencias desarrollen sus talentos que van a aplicar en la industria cuando se integren en el mercado laboral. También pueden estar dirigidos a un público más amplio de estudiantes que trabajen en proyectos, desde la creación de arte a la visualización de la anatomía o la grabación de testimonios de la historia oral. Las bibliotecas universitarias tradicionalmente se han utilizado para almacenar el conocimiento, pero hoy también son lugares donde se aprende y se crea, por ello muchas bibliotecas que han emprendido el nuevo camino están siendo más relevantes que nunca para sus usuarios. Si bien, algunos departamentos pueden tener ya sus propios laboratorios, pero estos espacios tienden a no coincidir con el número de horas de apertura de la biblioteca. Esto es a menudo una de la ventaja de la biblioteca universitaria, lo que la convierte en el lugar perfecto para ubicar un makerspace.

Las 4Cs que impulsarán el desarrollo de las bibliotecas del futuro.

This is how you build the library of the future
Por Karen Connors. eSchool News, 7 de agosto de 2017

Ver noticia

Con una descripción de trabajo siempre cambiante y un espacio de biblioteca donde los libros coexisten con las impresoras 3D, el bibliotecario que colabora en las tareas de Alfabetización Informacional se centra en las cuatro C. (colaboración, comunicación, pensamiento crítico y creatividad)

Cuando se mira hacia el futuro de la biblioteca, la educación y la instrucción, el hardware no será el catalizador del cambio. Las personas que están detrás de la tecnología serán las que transformen el aprendizaje de los estudiantes. Los especialistas en medios de comunicación que operan dentro de las demandas de la innovación del siglo XXI se encuentran con la responsabilidad no sólo de ser lo más tecnológico posible, sino de aprovechar su creatividad para crear un inspirador entorno de aprendizaje en la biblioteca. Las 4 C’s (colaboración, comunicación, pensamiento crítico y creatividad) impulsarán nuestro enfoque pionero para desarrollar las bibliotecas del futuro.

Como profesores, los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación de hoy en día aportan una valiosa comprensión del potencial que tienen tanto la información como la tecnología para apoyar un entorno de aprendizaje eficaz. Los bibliotecarios innovadores tienden a estar a la vanguardia en la identificación, modelado e implementación de las últimas tecnologías de manera que los estudiantes y los profesores puedan ver percibir beneficios.

Si bien la innovación suele asociarse con el último gadget o software, no siempre equivale a una solución de alta tecnología. Lo más importante es una base sólida para el enfoque del aprendizaje.

Las cuatro C nos animan a ser considerados en nuestros proyectos, esforzándonos por integrar la formación en tareas que sean auténticas y tengan relevancia en la vida real para los estudiantes. Colaborar con los profesores del aula o del área de contenidos y diseñar oportunidades de aprendizaje creativas basadas en proyectos para vincular la búsqueda de información, la resolución de problemas y la comunicación puede extender y promover el aprendizaje de manera poderosa.

Los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación continuarán siendo socios docentes que no sólo ayudan a los estudiantes a comprender cómo utilizar mejor las últimas herramientas tecnológicas, sino que también proporcionan opciones y apoyo para determinar qué herramienta es la mejor para recopilar, conservar y utilizar la información, así como formas eficaces de comunicar y sintetizar ideas. Los educadores se esfuerzan por inculcar a sus alumnos el amor por el aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Los bibliotecarios y los especialistas en medios de comunicación de hoy en día están modelando y aplicando lecciones mejoradas por la tecnología para lograr ese objetivo.

Las bibliotecas son conectores comunitarios

.

Vasconcelos Library in Mexico City : BeAmazed

FOTO: Biblioteca de Vasconcelos (México)

.

“Hay personas que quieren hacer cosas, escribir y aprender algo, y otras personas que están dispuestos a compartir lo que tienen y enseñar lo que saben. Las bibliotecas pueden ser los conectores, los facilitadores del intercambio de conocimientos. Las claves están en responder adecuadamente a estas cuestiones: ¿Cómo podemos ayudar a una comunidad a conocer sus propias historias? ¿Cómo podemos aprovechar los conocimientos y experiencia de nuestros vecinos? ¿Cómo podemos crear alianzas con organizaciones y organismos que desarrollan información cultural, histórica o demográfica? ¿Cómo podemos reunir a aquellos que quieren saber y a los que tienen el conocimiento para compartir?

Laurie Putnam de San Jose State University School of Information