Archivo de la etiqueta: Makerspaces

Espacios de creación en Humanidades: una clase diferente basada en habilidades y rasgos específicos en lugar de en el contenido.

 

3519e5d15c2be52a2bf3fd400f332cc3

 

This Humanities Makerspace is a Different Kind of Class
The alternative class structure has had a lot of success at Brewster High School
By Jennifer Garry, Patch Contributor
Jul 1, 2019 9:09 am ET

Ver original

 

Imagina un salón de clases en la escuela secundaria donde los estudiantes pueden escribir sobre temas que les apasionan, donde la colaboración y el proceso son tan importantes como los resultados, donde abundan los controles de atención y la flexibilidad. Todas estas cosas se pueden encontrar en el espacio de creación de Humanidades de Marcus Eure y los resultados son impresionantes.

Ocho de los 10 mejores estudiantes que se graduaron de la Escuela Secundaria de Brewster tomaron el curso de inglés AP de Eure. Además, muchos de los antiguos alumnos de Eure han acreditado que su espacio de creador los preparó para la universidad. El curso de Eure se basa en habilidades y rasgos específicos en lugar de en el contenido.

Para Eleanor Keefe, graduada en 2019 y una de las 10 mejores estudiantes, el entorno de makerspace fue transformador. “La atmósfera del makerspace no se parece a ningún ambiente de clase que haya experimentado en mis cuatro años de bachillerato: es mejor”, dijo. “Es un ambiente enteramente dedicado a las necesidades de sus estudiantes, fomentando la colaboración, la utilización de la tecnología y el aprendizaje independiente a nivel universitario.” y continuo “A lo largo del año, he podido escribir sobre temas que me apasionan. Me ha enseñado la importancia de la investigación y de basar mi opinión en hechos y no sólo en lo que se le dice. Esa fue una gran lección que me será útil a lo largo de toda mi vida”.

El bibliotecario Brendan Breen también está impresionado con lo que Eure ha hecho con el makerspace “Está dispuesto a correr riesgos”, dijo Breen. “La clase está hecha a la medida de cada estudiante. Ellos mismos establecen sus calificaciones y hay mucha autorreflexión. En realidad tienen que explicar cómo aprendieron. Es fortalecedor”.

La estructura de la clase cambia de año en año, basándose en los comentarios de los antiguos alumnos y con el objetivo de preparar mejor a los alumnos para un futuro en constante cambio.  Ese sentimiento de empoderamiento seguramente los acompañará en el futuro.

 

Arduino para principiantes

3d-book-mockup-merged

 

 

Arduino For Beginners. Makerspaces.com, 2019

Texto completo

Arduino For Beginners contiene 15 proyectos con plantillas imprimibles a todo color. Incluye instrucciones paso a paso. Aprende Arduino, electrónica y más. 134 páginas.

 

Más y más espacios de fabricantes alrededor del mundo están buscando agregar programación informática  y electrónica a sus programas de formación de fabricantes. Una de las mejores maneras de hacerlo es integrando una placa Arduino en los actividades, proyectos y lecciones de makerspace.

Muchos formadores aún no han dado el salto a la codificación o a Arduino porque piensan que la programación es compleja. Por eso se publica este tutorial escrito para el principiante absoluto sin experiencia alguna.

Este tutorial pretende ofrecer una perspectiva  de alto nivel de todas las partes y piezas del ecosistema de Arduio paso a paso crear tu primer proyecto simple de Arduino.

 

¿Deben las bibliotecas tirar los libros viejos? Una foto viral de un basurero de Chicago suscita un acalorado debate en los medios sociales

 

65545505_2290170357728188_9178620831272534016_n-e1562191929329-900x0-c-default

 

Una foto en Facebook de un basurero de una escuela secundaria de Chicago lleno de libros de texto ha encendido una acalorado debate en los medios sociales sobre el papel de las bibliotecas y si las escuelas públicas gestionan bien sus recursos.

 

La foto que mostraba libros en un basurero como “El Gran Gasby” de F. Scott Fitzgerald y “Hiroshima” de John Hersey en las afueras de la Escuela Secundaria Senn en el lado norte de Chicago, la tomó y publico un vecino en un grupo de padres de Facebook. Mientras que la reacción inicial en Facebook fue denunciar a la escuela por haber se desecho de algunos clásicos de la literatura, muchas personas en redes sociales, incluyendo maestros y bibliotecarios, simpatizaron con la necesidad de las escuelas de liberar espacio para nuevos materiales y/o nuevas actividades. Otros discutieron la escasez de bibliotecarios en las escuelas públicas de Chicago y la falta de fondos para los materiales escolares.

Un portavoz de Chicago Public School dijo que Senn está renovando los fondos de su biblioteca, y como parte de ese proceso, la escuela está eliminando los libros que estaban en mal estado, que estaban repetidos y obsoletos. Y dijo que además, cuando los bibliotecarios tratan de donar los libros que ya no se utilizan, la mayoría de los sitios no los quieren.

Por mi parte decir que en nuestra biblioteca recibimos a menudo libros por donaciones, que por escaso interés temático no incorporamos a la biblioteca, pero que ofrecemos a las bibliotecas que si les interesan, pero aquellos que no incorporamos los ponemos en una zona que hemos denominado “Libros libres” para que las personas se los puedan llevar, y de esa manera darles una segunda oportunidad para alguien que esté interesado en leerlos. Este tipo de iniciativas están teniendo una gran relevancia en torno al movimiento de las “Pequeñas bibliotecas libres“. También hay una tercera alternativa la venta de libros usados en bibliotecas.

 

¿Cuál es la mejor manera de crear un “makerspace” exitoso en una biblioteca universitaria?

 

makerspace_1200x600

The Secret to a Successful Maker Space
December 15, 2018 Daniel Barwick

Ver original

 

“El éxito de los espacios de los fabricantes, ya sea en la fase de desarrollo o en la fase operativa, depende totalmente de la mentalidad de su gente.”

Daniel Barwick

La cuestión es la siguiente: ¿cuál es la mejor manera de crear un espacio de creador en una universidad? Contestar a esta pregunta no es tan fácil como parece, porque hay casi 1000 espacios de fabricantes en los Estados Unidos y la mayoría de ellos se encuentran en instituciones educativas. En muchos casos, estas instituciones han luchado para crear sus espacios de creación y para que tengan éxito; para alcanzar su pleno potencial en el servicio a los estudiantes y a la comunidad. Y hay muchos más espacios de fabricantes en construcción en los Estados Unidos que los ya terminados – muchas, muchas universidades, comunidades y distritos escolares tienen planes para crear un espacio de fabricantes, o en realidad han comenzado a crear uno, y se han dado cuenta de que el proceso puede ser muy difícil.

¿Qué es un espacio de fabricante?

Los espacios de los fabricantes son lugares donde las personas pueden trabajar en colaboración para crear objetos físicos utilizando una gama de herramientas que van desde la baja tecnología hasta la alta tecnología. Sin embargo, en la práctica, los espacios de los fabricantes se han convertido en mucho más que eso: sus capacidades informáticas hacen posible la creación de objetos virtuales, y el entorno de colaboración a menudo anima a la gente a ir más allá de la fabricación y aventurarse en las áreas de marketing, desarrollo empresarial y espíritu emprendedor. Los espacios de creadores se utilizan a menudo como incubadoras y catalizadores para la creación de empresas.

Algunos espacios del fabricantes se llaman Fab Labs. Esto sólo significa que se les ha concedido una licencia de Fab Lab International para usar el nombre y formar parte de una red internacional de espacios de fabricantes.

Cando llegué al Independence Community College en 2011, teníamos libros de ingeniería y un profesor de ingeniería. Sin embargo, no teníamos estudiantes que completaran los programas, es decir, estudiantes que pudieran complementar esos programas con experiencias prácticas. Cuando visité la instalación que albergaba los programas de ingeniería, me di cuenta de que tenía un gran espacio de laboratorio que casi nunca era  utilizado. El espacio de laboratorio, que era parte de un edificio que había sido construido y luego donado por una compañía aeroespacial, era el sueño de un ingeniero: techos altos, alto voltaje, aire comprimido, puertas elevadas y muchas otras características deseables. Pero el espacio no estaba siendo usado para nada que pudiera atraer a los estudiantes, y de hecho estaba siendo usado principalmente para almacenamiento.

Además, la universidad también tenía un programa de emprendimiento que no tenía un lugar físico en el campus. El programa fue bastante exitoso, y había dado buenos resultados de emprendimiento de negocios exitosos. Otra coincidencia fue que había visitado otros Fab Labs junto con el director del programa de emprendimiento y por mi cuenta, en varios estados, y estaba convencido de que la comunidad de Independence se beneficiaría de un Fab Labs.

Así que me reuní con el director del programa de emprendimiento, Jim Correll, y le hice una propuesta de tipo: podríamos destinar un edificio a su programa y crear un Fab Lab. El Fab Lab serviría como un laboratorio académico para nuestros programas de ingeniería, y como un Fab Lab tanto para el programa de emprendimiento como para la comunidad. (Una de las condiciones para obtener una licencia de Fab Lab es que las instalaciones deben estar disponibles para la comunidad.) Jim no necesitaba que lo convencieran, estaba en ello. Durante los próximos seis meses, con un poco de ayuda mía, Jim recaudó donaciones de dinero para equipar el nuevo laboratorio. La universidad hizo algunas inversiones básicas en la infraestructura del laboratorio, y así iniciamos el proyecto. Contratamos a un hombre llamado Tim Haynes para ser el gerente del laboratorio. Tim ya era un empleado de la universidad – trabajaba en la biblioteca – pero yo creía que su verdadero corazón estaba en la misión tradicional del espacio del fabricante.

Han pasado cuatro años y el Fab Lab ha florecido. No lo digo a la ligera; los logros del laboratorio en ese tiempo han sido asombrosos. Creamos un programa trimestral para construir manos protésicas para niños discapacitados. Creamos un campamento de verano para que las niñas de secundaria aprendan materias STEM. Hemos ayudado a los empresarios a llevar productos al mercado. Hemos proporcionado un espacio de trabajo para que múltiples organizaciones locales puedan crear y soñar. Hemos creado un programa de extensión que trae algunos de los equipos del Fab Lab a nuestra área de servicio en lugar de hacer que la gente venga a nosotros. Adoptamos la energía solar y nos convertimos en el primer Fab Lab del mundo en operar sustancialmente con energía solar. Hemos ampliado la oferta curricular de nuestra escuela mediante la creación de cursos destinados principalmente a otras especialidades; por ejemplo, los estudiantes de música ahora pueden construir un instrumento musical desde cero como parte de un curso. Hemos crecido en tamaño físico – una subvención federal de la administración de desarrollo económico nos permitió construir un nuevo edificio completo junto a las instalaciones originales. Esta lista apenas es la superficie, pero el verdadero cambio ha sido la conciencia en torno a la autoeficacia que hemos traído a la gente de la comunidad.

Como prueba de ello, permítanme dar un ejemplo. En 2015, justo un año después de la apertura del Fab Lab, el campus elaboró un nuevo plan estratégico. Como parte de ese proceso de planificación, hicimos una serie de estudios ambientales que incluyeron un conjunto de datos que incluía entrevistas en profundidad con 62 residentes de nuestra comunidad. Los residentes fueron seleccionados deliberadamente por nuestro investigador institucional para ser parte de nuestra comunidad – el grupo incluía de todo, desde personas que hacían las tareas domésticas hasta personas de la tercera edad y personas de negocios. Las preguntas de las entrevistas eran preguntas abiertas sobre la universidad. Sólo hubo un atributo positivo de la universidad mencionado por el 100% de los encuestados: El Fab Lab. Nunca antes habíamos visto un resultado como este. Incluso si los encuestados no habían usado el Fab Lab ellos mismos, conocían a personas que habían usado el Fab Lab, o conocían a personas que conocían a personas que usarían el Fab Lab. Las historias de éxito de las organizaciones financiadas con fondos públicos, especialmente las instituciones educativas, también tienden a ser divisorias: el éxito en los deportes antagoniza a aquellos a quienes no les gustan los deportes, el éxito en las artes antagoniza a las personas que no se preocupan por la financiación pública de las artes, etcétera. El fabuloso laboratorio parecía ser en gran medida inmune a las críticas. Por qué?

Creo que la razón principal del éxito del FabLab fue la mentalidad empresarial de las personas que lo dirigen. Cuando digo “mentalidad emprendedora”, lo digo en realidad en un sentido un tanto técnico, porque el programa de emprendimiento de ICC funciona según los principios de algo llamado el  Ice House Entrepreneurial Program, creado por Gary Schoeniger, que dirige una organización llamada Iniciativa de Aprendizaje Empresarial, o ELI. Los valores que el ELI busca para que sus estudiantes emulen y busca ejemplificar por sí mismo, proporcionando algunos valores al respecto:

  • Ofrezca un servicio excepcional
  • Desafíe a las personas con nuestras propuestas
  • Escuche para Entender
  • Sea un solucionador de problemas ingenioso
  • Sea útil, agregue valor
  • Haga lo correcto
  • Trabaje duro, coma bien, y este bien
  • Reflexione, aprenda y crezca

El personal del Fab Lab ha interiorizado completamente estos valores, y es esta mentalidad la que está en el centro del éxito del laboratorio. Estoy seguro de que cualquiera que piense por un momento en esta lista, y prevea una organización que la ejemplifique, es fácil ver por qué las personas que usan el Fab Lab se sienten bien atendidas y desafiadas, y por qué la comunidad ve al laboratorio como un verdadero espíritu creador que proporciona un valor añadido. Aunque las sofisticadas máquinas del laboratorio son emocionantes, creo firmemente que el éxito del laboratorio no tiene casi nada que ver con ellas. Un espacio de fabricante con impresoras 3D puede abrirse en una comunidad, pero a menos que el personal se dedique a la divulgación y proporcione un servicio genuino a los usuarios, el espacio de fabricante seguirá siendo un pequeño nicho de negocio que sirve a un pequeño grupo de aficionados dedicados que no necesitan ayuda. La mayoría de la gente necesita ayuda, y eso es lo que marca la diferencia, no las impresoras.

Hay otras razones para el éxito de los espacios de los fabricantes. No te atrevas a hacer clic en este enlace antes de leer el último párrafo de esta entrada del blog, pero aquí hay un gran artículo en el New York Times sobre otro beneficio notable de los espacios del fabricante.

Conozco personalmente cuatro espacios de fabricantes que han estado tratando de despegar durante tres años o más, sin éxito. Conozco a otros cuatro que se han abierto pero que sirven a un público muy pequeño o muy reducido, o a ambos. Los ocho sufren el mismo problema, una superficialidad en su misión o en la ejecución de la misma, lo que hace que los seguidores o usuarios piensen en los laboratorios sólo en términos de los equipos que hay dentro. El resultado es el fracaso. El éxito de los espacios de los fabricantes, ya sea en la fase de desarrollo o en la fase operativa, depende totalmente de la mentalidad de su gente. Para la mayoría de las personas, la creatividad es una experiencia novedosa y, por lo tanto, un poco aterradora, y para muchas personas, trabajar con las manos también es novedoso y aterrador. Las máquinas no curan el miedo; la gente lo hace.

PD: Usted puede obtener una copia del Fab Lab Blab, el boletín del Fab Lab de ICC, contactando a Jim en jcorrell@indycc.edu

¿Por qué deberíamos amar las bibliotecas, incluso los domingos?

 

library_cst_010612.0

 

Mayor Lori Lightfoot is right. Why we should love libraries, even on Sundays
Chicago Tribune3 díaschicagotribune.com

Texto completo

 

Las bibliotecas públicas son mucho más que un lugar para sacar libros. Son un refugio seguro, especialmente en los barrios pobres de Chicago. Por ello, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot promete encontrar dinero para abrir las 77 sucursales de las bibliotecas de Chicago los domingos Además argumentó que las bibliotecas son realmente la Zona Cero de lo bueno que puede tener una comunidad porque añaden un valor muy significativo a una ciudad.

 

 

La alcaldesa Lori Lightfoot prometió el lunes encontrar el dinero para establecer el horario de los domingos en las 77 sucursales de las bibliotecas de Chicago, a pesar de tener que lidiar con un déficit presupuestario importante.

Actualmente, la biblioteca central de Harold Washington y tres bibliotecas regionales -Woodson, Sulzer y Legler- están abiertas de 13:00 a 17:00 los domingos, pero las 77 bibliotecas sucursales están cerradas.

Vamos a proporcionar más recursos para que nuestras bibliotecas puedan seguir creciendo. Para que podamos expandir nuestro horario porque es importante que estemos presentes y visibles para nuestros residentes y las bibliotecas son realmente el punto de partida de lo que es bueno de Chicago”, dijo Lightfoot después de presentar el programa “Summer of Learning” en la biblioteca de McKinley Park.

Además añadió. “Estas ya no son la biblioteca de nuestros abuelos. La gente las está usando como un lugar de reunión de la comunidad. … Lo usan como oficina. La utilizan como refugio para los personas sin hogar en periodos críticos en verano e invierno. … y esto no puede dejar de hacerse los domingos porque es importante que estemos presentes y visibles para nuestros residentes”. “Esta mañana estuve con alguien que habló, por ejemplo, de que en la comunidad ortodoxa [judía] los domingos son los días en que pueden ir a la biblioteca y no pueden hacerlo”, dijo la alcaldesa.

Lightfoot dijo que el financiamiento para abrir bibliotecas sucursales los domingos se incluiría “con seguridad” en su primer presupuesto de la ciudad, que entrará en vigencia el 1 de enero, pero, “Vamos a ver qué podemos hacer para poner las cosas en marcha este año”. El presupuesto para abrir las bibliotecas los domingos es de en torno a los 700 millones de dólares al año, a lo que añadió “Por el beneficio que aportan, es una inversión relativamente modesta. … Es muy importante y aporta mucho valor a la comunidad”. Lightfoot señaló que los estudios muestran que el uso de las bibliotecas está aumentando, no disminuyendo, incluso en la era digital y especialmente en los vecindarios empobrecidos, y añadió “Ser capaz de ir a explorar el mundo, hacer que los bibliotecarios te ayuden a explorar el mundo y te ayuden con tus tareas sólo es posible en un espacio seguro”.

Las bibliotecas son tan importantes para una gran ciudad como las escuelas, los parques y el transporte público. A nivel nacional, las bibliotecas públicas son ahora mucho más que un lugar para sacar libros. Son anclajes comunitarios que millones de estadounidenses -más de 171 millones, según la última encuesta del Institute of Museum and Library Services- utilizan cada año. Las bibliotecas son ahora un lugar donde los solicitantes de empleo que no tienen acceso a Internet en casa pueden usar un ordenador para completar las solicitudes. Son un lugar donde la gente puede celebrar una reunión vecinal, asistir a un taller sobre como montar un pequeños negocios, escuchar una charla de un autor o utilizar una impresora 3D en un laboratorio de fabricación para un proyecto escolar.

 

El nuevo espacio creativo de la Biblioteca Pública de Los Ángeles permite Imprimir en 3D, grabar en una pantalla de croma y muchas cosas más.

 

octavia_lab_logo_transparent

 

LA Public Library’s New Maker Space/Studio Lets You 3D Print, Shoot On A Green Screen, And Way More

Texto completo

 

La Biblioteca Pública de Los Ángeles quiere facilitar la tarea de hacer cosas. El nuevo Octavia Lab maker space/audiovisual studio de la Biblioteca Central de Los Ángeles tiene una superficie de 3.000 pies cuadrados diseñado para ayudar a cualquier ciudadano a crear cualquier cosa. Permite hacer de todo, desde impresión en 3D y uso de una cortadora láser hasta la filmación en una pantalla chroma y el uso de máquinas de coser.

“Estamos muy entusiasmados”, dijo el bibliotecario de la ciudad John Szabo. “Este es un espacio que es un espacio igualitario e igualador. Es una oportunidad para que el niño más pobre de Los Ángeles tenga acceso a una tecnología increíblemente cara que quizá no tenga en la escuela”.

5d03ec43f4faed0009dd3da3-eight

El laboratorio lleva el nombre de Octavia Butler, autora pionera de ciencia ficción.”De hecho, le pedimos a nuestro personal que reflexionara sobre cómo debería llamarse, porque teníamos un nombre de trabajo:’Espacio Digital”

El uso del laboratorio es gratuito, pero es necesario llamar para reservar equipo específico. Hay cargos por usar los suministros necesarios con algunos de los equipos, pero el uso del equipo en sí es gratuito.

El horario del laboratorio es limitado – está abierto cuatro horas al día, de lunes a sábado. Es de 1 a 5 p.m. la mayoría de los días, pero funciona de 3:30 a 7:30 p.m. los miércoles y jueves.

La impresión en 3D es cortesía AWWWWWW (Cortesía LAPL)

La idea del laboratorio surgió hace tres o cuatro años, según Szabo. Ellos reunieron el dinero para ello y comenzaron la construcción en los últimos seis a nueve meses.

“Habrá jóvenes que se convertirán en ingenieros gracias a algunas experiencias que han tenido en el espacio, o que seguirán una carrera de edición sólida, o lo que sea”, dijo Szabo.

Una de las características distintivas de la instalación es su Laboratorio de Memoria DIY, tiene por objetivo ser de ayuda para digitalizar y preservar los documentos personales. Puede manejar diapositivas, negativos, impresiones, cintas VHS, casetes de audio, y disque con la finalidad de conservarlo en un formato digital.

La lista de todas las herramientas disponibles en el Octavia Lab:

Laboratorio de Memoria DIY
Adobe Creative Cloud
Tabletas Wacom
Cortadora Láser
Impresora 3D
Molino CNC
Escáner HP Sprout/3D
Herramienta de corte de silueta
Cortador de vinilo Roland
Impresora de gran formato Epson
Máquinas de coser
Serger
Máquina de bordado computarizado
HTC Vive – VR
Tela de fondo de pantalla verde/Tela de fondo de pantalla de visualización
Equipo de iluminación
Final Cut Pro
Pro Tools
Micrófonos

 

Conceptos relacionados con los Makerspaces

Mmakerspace-at-unc-chapel-hill-design-for-higher-ed-1

Etiquetas relacionadas con el concepto MAKERSPACE, que nos ayudarán a comprender que es un espacio de fabricantes.

  • Experimentación
  • Reimaginación
  • Implicación
  • Empatía
  • Talento
  • Curiosidad
  • Inspiración
  • Colaboración
  • Eficacia
  • Adaptabilidad
  • Polinización cruzada
  • Economía social
  • Empoderamiento
  • Interacción
  • Conectores
  • Plataformas
  • Smart cities
  • Psicologia positiva
  • Confianza
  • Sostenibilidad
  • “Ecotono”.*
  • Motivación
  • Aprendizaje experiencial
  • Cultura participativa
  • Acceso digital equitativo

Contexro.

A pesar de que los medios de comunicación tradicionales han entrado en crisis y se han debilitado, las bibliotecas están reforzando su posición como espacios de participación ciudadana.

Aprender haciendo.

Los makerspaces favorecen la capacidad de experimentación, el aprendizaje, son una excelente oportunidad para aprender haciendo.

Tipos de espacios

  • Cómo espacio suplementario
  • Cómo espacio dedicado
  • Cómo parte del plan de estudios.

Son espacios cómodos y seguros para involucrar a las comunidades que los utilizan, para de ese modo propiciar la socialización y la cooperación que refuercen la identidad de comunidad y el apoyo al desarrollo de la economía local;

Espacios alternativos

El movimiento fabricante ofrece ambientes de aprendizaje complementarios al aula tradicional que comprometen a los estudiantes con la exploración grupal y la resolución de problemas

Experimentar.

SIenten la libertad de poder cometer errores, y aprenden a confiar en sí mismos

4C. Conexión. Comunidad. Conocimiento y Creación

La capacidad de adaptación de la biblioteca a lo largo de la historia ha sido asombrosa; como diría Borges en su conocida obra “La biblioteca de Babel”, responde a una dimensión infinita. Se trata de y una visión diferente, aunque de ninguna manera incompatible con el concepto tradicional de biblioteca.

El espacio es la principal estrategia de la biblioteca en la era dgital. Animar a los usuarios a desarrollar y compartir habilidades que no pueden ser practicadas a través de Internet

Cambio denominación

Algunas bibliotecas incluso han llegado a cambiar el nombre por una denominación relacionada con el espacio creativo:

  • Wigan Life Centre
  • Oldham Library and Lifelong Learning Centre.
  • Yale Teaching and Learning Center (Stearling)
  • LC “Center for Learning, Literacy and Engagement

Aumento visitantes.

Aumentando el número de personas que acuden a la biblioteca con diversos propósitos más allá de coger un libro en préstamo.

Biblioteca Pública de Plymouth en los cinco años transcurridos entre 2011 a 2015. Chatanooga 20%

Planificación.

Cualquier sala de reuniones o área abierta puede convertirse en un espacio de creación durante unas horas. Las actividades pueden ser tan variadas como las propuestas, la fórmula es muy sencilla: hacer algo que interese a alguien, y dar la posibilidad de proporcionar un espacio para que alguien que desee enseñar alguna habilidad a sus vecinos pueda hacerlo. Se puede comenzar con cosas sencillas, y después hacer nuevas propuestas.

Actividades.

Las actividades desarrolladas por las bibliotecas públicas son muy diversas, tan diversas como cada comunidad con su propia historia, su entorno y sus peculiaridades. La lista de herramientas ideal no existe.

Así, los espacios de creadores en bibliotecas universitarias tienden a centrarse más en proyectos vinculados con la disciplina relacionada.

Según 89% de las bibliotecas públicas ofrecen algún programa creativo.

La mayoría de las 123 bibliotecas miembros de ARL se dedican a publicar o publicar actividades de apoyo.

Objetivos

Lo ideal es que el makerspace favorezca la inspiración, la colaboración y la conversación.

Además de los lugares de trabajo, se integrarán en el mismo espacio lugares de descanso que también se puedan usar para reunirse, conversar, organizar, y/ o revisar.

Se trata de poner a disposición de la comunidad creadora una amplia variedad de materiales, visibles y fáciles de encontrar. Para ello se pueden usar contenedores transparentes. Y exponer trabajos que han desarrollado otros.

Tarea del bibliotecario

La labor de la biblioteca en este espacio sería fundamentalmente establecer dinámicas comunitarias, abiertas y participativas que estimulen la creación, el aprendizaje y la creatividad.

Es un espacio donde las ideas se hacen realidad apoyadas por el conocimiento puesto común y el estímulo proporcionados por los demás miembros.

Principalmente se trata de la reorientación del espacio actual para satisfacer las necesidades contemporáneas, revitalizando las bibliotecas para servir mejor al público, cuyo objetivo es proporcionan beneficios que se ven reflejados en el desarrollo y el bienestar de su comunidad.

Concluiones

Para concluir podemos afirmar que el auge del movimiento fabricante en bibliotecas es el mejor indicio de que estas seguirán cumpliendo con su papel.

 

*  Ecotono. Biologia. Desde el punto de vista sistémico es en el ecotono donde se produce el mayor intercambio de energía. Así, el ecotono representa la zona de máxima interacción entre ecosistemas limítrofes. Es por este motivo que estos límites suelen considerarse como zonas de mayor riqueza e interés biológico.

Bibliografía:

Alonso-Arévalo, Julio. “Makerspaces y bibliotecas“. Barcelona: El  Profesional de la Información EPI-UOC, 2018. Colección EPI-UOC, n. 47. ISBN ISBN: 978-84-9180-385-0

Alonso Arévalo, Julio. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas: creación, planificación y programación de actividades. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019.