Archivo de la etiqueta: Estudio de usuarios

Los niños siguen prefiriendo los libros impresos a los digitales

01-early-reading-habits-rich-illustrations

The Digital Reading Habits of Children. The BookTrust, 2016

Texto completo

Existe  una retórica sin fin acerca de cómo ‘la juventud de hoy’ son adictos a Internet,  esclavos de sus dispositivos móviles e incapaces de concentrarse algo más allá de un clip de vídeo de 6 segundos, sin embargo una reciente encuesta llevada a cabo en Reino Unido dice que el 75% de los niños prefieren los libros en papel al formato digital.

Con la presencia cada vez mayor y el éxito de  Internet, la adopción generalizada de dispositivos móviles y la digitalización especialmente entre las personas más jóvenes, parecería lógico pensar que su formato de lectura preferido sería el electrónico. Sin embargo, según los datos de una reciente encuesta en el Reino Unido “The Digital Reading Habits of Children” (2016) llevada a cabo por The BookTrust, los niños prefieren los libros impresos a las versiones digitales.

En la encuesta participaron  1.500 padres de niños de 0 a 8 años, el 76% declaró que sus hijos preferían leer versiones impresas de libros, con sólo el 15% que informó sobre la preferencia por libros electrónicos. Las razones más comúnmente mencionadas para esta preferencia fueron principalmente experienciales, como disfrutar de intercambiar los libros, la propiedad sobre el contenido del formato físico y la experiencia de elegir un libro de una biblioteca. Incluso en los hogares donde la adopción de tecnología digital era alta, el consumo de libros electrónicos era bajo, y el formato en papel seguían siendo el preferido para la lectura.

También el 45% de los padres expresaron su preocupación de que los eBooks aumentarían el tiempo que su hijo está delante de una pantalla, con preocupaciones relacionadas con la salud de los ojos y el bienestar general.

Otro dato interesante es que el 35% de los padres estaban preocupados porque sus hijos perdieran el interés por el formato impreso, lo que indica un deseo de proteger el libro impreso como un producto cultural. Otras preocupaciones incluyeron la exposición del niño a contenidos inapropiados (31%), la publicidad excesiva (27%) y los efectos a largo plazo sobre la capacidad de atención y concentración del niño (26%).

Planificación y Diseño de Espacios de Aprendizaje en Bibliotecas Universitarias: Perspectivas de Expertos  Arquitectos, Bibliotecarios y Consultores de Bibliotecas.

1250d5c333cc3409ff7a66f993667d3f

Head, A. J. [e-Book] Planning and Designing Academic Library Learning Spaces: Expert Perspectives of Architects, Librarians, and Library Consultants. Washington, Project Information Literacy; University of Washington – The Information School, 2016

Texto completo

“Best Practices” and “Worst Practices

Este documento identifica los enfoques, los retos y las mejores prácticas relacionadas con la planificación y diseño de los espacios de aprendizaje en las bibliotecas universitarias actuales. Como parte de la Serie  Project Information Literacy (PIL) Practitioner Series (PIL), se presentan datos cualitativos de 49 entrevistas realizadas a una muestra de bibliotecarios universitarios, arquitectos y consultores de bibliotecas. Los participantes estuvieron a la vanguardia de 22 proyectos recientes de diseño de espacio de aprendizaje de bibliotecas en universidades y universidades en Estados Unidos y Canadá entre 2011 y 2016. La mayoría de los proyectos de biblioteca habían asignado espacio para apoyar al menos uno de estos cuatro tipos de actividades de aprendizaje: Estudio individual colaborativo, tutoría por parte de los compañeros de aprendizaje, o clases ocasionales impartidas por instructores de la universidad. La colaboración exitosa entre el arquitecto y el bibliotecario fue fomentada por su compromiso compartido de satisfacer las necesidades de los usuarios, aunque pocos interesados recopilaron sistemáticamente la información de los usuarios más allá de las estadísticas de uso estándar y los recuentos de accesos.

La mayoría de los entrevistados informaron haber enfrentado algunos desafíos comunes durante su planificación de proyectos e implementaciones. Uno de los desafíos fue traducir los objetivos de diseño en diseños tangibles al tratar de resolver problemas de mitigación del ruido, asignación de espacio compartido y proporcionar suficiente energía eléctrica para los dispositivos de TIC. Otro desafío fue asegurar prácticas de comunicación eficaces con los equipos de planificación, así como con los componentes de todo el campus a lo largo de los proyectos. Otros incluyen la construcción de consensos, la compensación por la interrupción del proyecto y el conocimiento inadecuado de los problemas de TICs por parte de arquitectos y bibliotecarios, y tener muy pocas mediciones de evaluación a priori para vincular los resultados de aprendizaje con los objetivos de los proyectos de espacio de la biblioteca.

En conjunto, el éxito de los proyectos de aprendizaje de la biblioteca depende del conocimiento compartido y la comprensión de los cambios radicales en el aprendizaje, la pedagogía y la investigación que enfrenta la universidad. Los bibliotecarios y los arquitectos necesitan trabajar juntos para aplicar ese conocimiento y entendimiento al entorno único y las necesidades de aprendizaje y enseñanza de su institución específica.

¿Quiénes no leen libros?

ft_16-11-23_nonreaders-promo

Who doesn’t read books in America?
BY ANDREW PERRIN

Pwe Research

NOVEMBER 23, 2016

Texto completo

Casi todos los estudios de mercado y usuarios se hacen tienen  en cuanta a aquellos que habitualmente leen libros, pero de cara a diseñar políticas de lectura quizás sea más interesante conocer quienes son los NO lectores y cuales son sus razones para no tener la lectura entre sus prioridades.

Alrededor de un cuarto de los adultos estadounidenses (26%) dicen que no han leído un libro en su totalidad o en parte en el último año, ya sea en forma impresa, electrónica o de audio. Entonces, ¿quiénes son, exactamente, esos lectores que no son libros?

A nivel general decir que la proporción de estadounidenses que informan no haber leído libros en los últimos 12 meses prácticamente no ha cambiado desde 2012, pero es ligeramente mayor que en 2011, cuando el Pew Research comenzó a realizar encuestas sobre hábitos de lectura de libros. Ese año, el 19% de los adultos dijeron no leer ningún libro. Dato que se corresponde igualmente con el número de ciudadanos estadounidenses que no han visitado una biblioteca en el último año.

Varios rasgos demográficos se correlacionan con la no lectura de libros (nivel educativo, ingresos, procedencia étnica, etc.).

  • En cuanto al nivel educativo, los adultos con una titulación de secundaria o menos son tres veces menos inclinados a ser lectores que los graduados universitarios (40% vs. 13%). Una encuesta del Pew Research Center de 2015 también informó que estos adultos con menor nivel educativo son también los menos dados a poseer teléfonos inteligentes o tabletas, dos dispositivos que han visto un aumento sustancial en el uso de lectura de libros electrónicos desde 2011. Además los adultos con estudios universitarios que poseen un dispositivo móvil son además más inclinados a usarlos para leer.
  • Respecto a los ingresos. Los adultos con un ingreso familiar anual de menos de 30,000$ tienen aproximadamente el doble de probabilidades de ser no lectores que los adultos más ricos (33% vs. 17%).
  • Por procedencia étnica. Los adultos hispanos también tienen el doble de probabilidades que los blancos (40% vs. 23%) de no haber leído un libro en los últimos 12 meses.
  • Por estructura de edad. Los americanos mayores son un más dados que sus homólogos más jóvenes a no haber leído un libro en el último año. Alrededor del 29% de los adultos de 50 años o más no han leído un libro en el último año, en comparación con el 23% de los adultos menores de 50 años.
  • En cuanto al género, los hombres tienen menos probabilidades de leer un libro que las mujeres.(hombres no lectores, 31%, mujeres no lectoras 21%)
  • Zonas rurales o urbanas. Los que viven en zonas urbanas, generalmente son más lectores que los que viven en habitat rural (32% vs. 23%)

Los mismos rasgos demográficos que caracterizan a los lectores que no leen libros son aplicables a aquellos que nunca han estado en una biblioteca. Por ejemplo, los hombres, los hispanos, los adultos mayores, los que viven en hogares que ganan menos de 30,000$ y aquellos que sólo tienen un diploma de secundaria o no se graduaron en secundaria son los más dados a informar que nunca han estado en una biblioteca pública.

 

ft_16-11-23_readbookwhohasnt

7 cosas sorprendentes sobre qué piensan y cómo usan las bibliotecas los estadounidenses

dibujos-animados-de-la-biblioteca-con-el-nino-y-muchos-libros

Rainie, L. (2015). 7 surprises about libraries in our surveys: Pew Research, 2015.

Texto completo

Aunque el 10% de los estadounidenses nunca han utilizado una biblioteca, piensan que las bibliotecas son buenas para sus comunidades. Los que leen libros electrónicos y libros impresos prefieren la lectura en los diferentes formatos en función de diferentes circunstancias. Los lectores que más utilizan las bibliotecas compran más libros en todos los formatos. En la era de la lectura social, muchos usuarios se sienten cómodos con la idea de obtener recomendaciones de los bibliotecarios en base a sus hábitos de lectura anteriores . Muchos bibliotecarios están luchando por encontrar la mejor manera de ofrecer los mejores servicios en la era digital. La opinión sobre si las bibliotecas deben hacer cambios en la forma en que organizan sus libros, como desplazar parte de los libros impresos fuera de los lugares públicos para liberar más espacio con el objetivo de instalar centros de alta tecnología, salas de lectura y eventos culturales está dividida entre los usuarios..

 

El Centro de Investigación Pew lleva a cabo estudios sobre las bibliotecas y han descubierto algunos hechos sorprendentes sobre lo que piensan los estadounidenses de las bibliotecas y la forma en que las utilizan.

1. En cuanto al uso de la biblioteca por grupos de edad. Los mayores de 65 años y los jóvenes de entre 16 y 29 años son los grupo de edad que menos probabilidades tiene de haber visitado una biblioteca en los últimos 12 meses.

2. Aunque el 10% de los estadounidenses nunca han utilizado una biblioteca, piensan que las bibliotecas son buenas para sus comunidades. Por lo que la encuesta identifica a este grupo de usuarios de la biblioteca como “admiradores distantes”: Además un 15% de los estadounidenses de 16 años de edad y el grupo de los más mayores nunca han estado en una biblioteca. A pesar de no ser usuarios sus opiniones sobre las bibliotecas son positivas, esto podría deberse al hecho de que el 40% de ellos dicen que algún miembro de su familia es usuario de la biblioteca. Alrededor de dos tercios de ellos dicen que las bibliotecas son importantes porque promueven la alfabetización y la lectura, y que desempeñan un papel importante en dar a todos la oportunidad de tener éxito y que además mejoran la calidad de vida en una comunidad. Por último, el 55% dice que la pérdida de la biblioteca local sería un duro golpe para la comunidad.

3. La lectura de libros electrónicos está aumentando. La incidencia de la lectura de libros electrónicos ha subido de manera continua. Aunque el 28% de la población nunca ha leído un libro electrónico. Pero esta realidad no ha afectado el número de los que leen libros impresos. Además la gran mayoría de los lectores de libros electrónicos también disfrutan de los libros impresos.

4. Los que leen libros electrónicos y libros impresos prefieren la lectura en los diferentes formatos en diferentes circunstancias. Una de las razones por las que muchos amantes de los libros y de la lectura prefieren uno u otro formato está en función de las circunstancias del momento, considerando que cada uno de ellos tiene sus propias virtudes. La gente prefiere los libros electrónicos a los libros impresos cuando quieren un acceso rápido y portabilidad, pero prefieren el libro impresión  cuando leen a los niños y cuando desean compartirlos libros con los demás. Cuando se le preguntó acerca de la lectura de libros en la cama, las opiniones se dividian entre un 45% que prefiere leer libros electrónicos en la cama, frente al 43% que prefiere leer libros impresos cuando está en la cama.

5. Los lectores que más utilizan la biblioteca compran más libros. en todos los formatos.Una de las grandes preocupaciones de la industria editorial sobre el préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas es que el libre acceso a los libros electrónicos a través de bibliotecas puede afectar negativamente a la venta de libros. Pero contrariamente, los datos de Pew Research demuestran que aquellos que más utilizan las bibliotecas son también los más dados a comprar libros, y que en realidad prefieren comprar libros, en lugar de tomarlos prestados en bibliotecas. Ya que el 78% de los estadounidenses de 16 o más años que habían leído un libro en el año anterior, tanto lectores de libros impresos (54%) como lectores de libros electrónicos (61%) dijeron que prefieren comprar sus propias copias de estos libros que tomarlos prestados de otro lugar.

6. Uno de los principios fundamentales de los bibliotecarios es el apoyo a la privacidad de los clientes. Los bibliotecarios se han resistido durante mucho tiempo a compartir los datos de préstamo de libros o de las actividades on line de sus usuarios cuando navegan en internet. Sin embargo, en la era de la lectura social, muchos clientes se sienten cómodos con la idea de obtener recomendaciones de los bibliotecarios en base a sus anteriores hábitos de lectura. En una encuesta de 2012, el 64% de los encuestados dijeron que estarían interesados en tener cuentas en línea que les proporcionasen recomendaciones personalizadas de libros basadas en su actividad pasada en la biblioteca. Un 29% dijo que “muy probablemente” usaría este servicio si se pusiera en su biblioteca.

7. Muchos bibliotecarios están luchando por encontrar la mejor manera de ofrecer los mejores servicios en la era digital. Las respuestas a una encuesta de 2013 informó que hay una opinión dividida, entre alrededor del 20% de los encuestados que dijo que las bibliotecas deben hacer cambios en la forma en que organizan sus libros, como desplazar parte de los libros impresos fuera de los lugares públicos para liberar más espacio con el objetivo de instalar centros de alta tecnología, salas de lectura y eventos culturales. Sin embargo, el 36% dijo que las bibliotecas no deben hacer esos cambios y el 39% dijo que las bibliotecas “tal vez” deben considerar el traslado de algunos libros a otros espacios no públicos.

Navegantes en la Red – Encuesta AIMC a usuarios de Internet

 

navegantes-en-la-red

18º Navegantes en la Red – Encuesta AIMC a usuarios de Internet. Madrid: Asociación para la investigación de medios de comunicación.(AMIC), 2016

Descargar

A finales de 1996, en los inicios de Internet en España, AIMC decidió llevar a cabo la primera Encuesta a Usuarios de Internet, a través de un cuestionario colocado en la misma red. El estudio tenía como principal propósito conocer con detalle el perfil del internauta así como sus hábitos en la utilización de Internet y generó una amplia repercusión entre todos los sectores –tanto profesionales como académicos– relacionados directa o indirectamente con el uso y análisis de Internet.

En la actual edición, Navegantes en la Red ha recopilado más de 17.900 respuestas válidas -frente a las 10.000 de la primera encuesta realizada en 1996-. El sondeo se ha llevado a cabo entre los internautas más activos que han respondido de forma voluntaria a la encuesta a través de casi 200 sitios webs, entre los que se incluyen los más visitados del país. Este análisis desvela los hábitos y opiniones sobre Internet en España y, tradicionalmente, anticipa numerosas tendencias que se producen en la ‘red de redes’.

  • Más de la mitad de los encuestados considera interesante poder contar con una casa o un coche inteligente.
  • Aumenta el tiempo de conexión: el 41% de los internautas utiliza la Red más de 4 horas al día.
  • El 94% de los encuestados utiliza el teléfono móvil para conectarse a Internet.
  • Entre los usuarios de redes sociales, Facebook (87,4%) mantiene su hegemonía, por delante de Twitter (45,9%), e Instagram (30,7%), que se alza por primera vez hasta la tercera posición.
  • Un 25% de los internautas ve la televisión a través de internet a diario.
  • Se duplica la cifra de personas que han pagado por ver películas o series directamente online respecto a 2014.
  • El 35% de la comunidad online utiliza alguna aplicación en su móvil o tablet para escuchar la radio.
  • Los internautas que acceden únicamente a la versión electrónica de un periódico aumentan del 36,5% registrado en 2013 al 46,2% en 2015.
  • El 43% de los encuestados realiza alguna compra online semanalmente.
  • Más de la mitad de los internautas (58,4%) optan por el navegador Google Chrome y el sistema operativo Windows 7 es el más utilizado (34,7%), mientras que Android domina el teléfono móvil con el 78,7%.

Perfil sociodemográfico de los internautas 2015

perfil-sociodemografico-de-los-internautas-analisis-de-datos-ine-2015-1-638

Perfil sociodemográfico de los internautas 2015. Análisis de datos INE 2015 [e-Book] . Madrid: INTSI, 2015

Descargar

El ONTSI presenta el informe “Perfil sociodemográfico de los internautas. El número de personas de 10 años y más que han accedido a Internet en alguna ocasión alcanza casi los 31 millones en el año 2015. Más de 22 millones de personas de 16 a 74 años se conectan a Internet todos los días. Una tercera parte de las personas de 65 a 74 años han accedido a Internet en alguna ocasión.

internautas-blog-acens-hosting-cloud

El porcentaje de personas que se conectaron a Internet en el último mes entre los pensionistas y las personas dedicadas a las labores del hogar ronda el 40% . El porcentaje de internautas es mayor entre las personas que tienen otra nacionalidad, además de la española. El perfil de los internautas en cuanto a la variable sexo coincide en todos los tipos de internautas: 50,9% hombres y 49,1% mujeres. Casi el 30% de los internautas que acceden semanalmente tienen estudios universitarios. La distribución de la población internauta respecto del tamaño de hábitat es muy semejante a la de la población total.

Estudios de usuarios en diferentes comunidades: necesidades de información y comportamiento informativo

 

Calva González, J. J. (2013). [e-Book]  Estudios de usuarios en diferentes comunidades: necesidades de información y comportamiento informativo. México, UNAM, Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información, 2013

Descargar

 

Los estudios de usuarios son una parte esencial de la ciencia bibliotecológica, ya que se refieren al sujeto que da existencia a la bibliotecología, pues la información que se organiza y conserva en algún soporte es para que sea utilizada por el usuario. Los usuarios son la razón por la cual la información debe conservarse, de esta forma puede ser empleada por las siguientes generaciones y con ello promover el avance en la ciencia, la tecnología, las humanidades, el arte y en general en la sociedad misma, ya que la información organizada y conservada en algún soporte (como los libros o los servidores) está para ser utilizada por la sociedad a través de los lugares donde se encuentra, como pueden ser las bibliotecas, la hemerotecas, los centros de documentación o cualquier otra unidad de información. Por tales razones es preciso tener un perfil completo de la comunidad de usuarios a los cuales se les brinda la información. La elaboración de perfiles de usuarios permite que las unidades de información respondan a sus necesidades informativas, satisfaciéndolas.

Para contar con perfiles objetivos se requiere llevar a cabo estudios de usuarios que reflejen las características informativas de la comunidad de que se trate. Si es una comunidad indígena, como los tepehuas o amuzgos, los resultados de un estudio de usuarios deben reflejar las necesidades informativas que tienen con miras a que puedan ser retomadas por la unidad de información que competa y les brinde la información que necesitan.

En el desarrollo de los estudios de usuarios para la detección de las necesidades de información y el comportamiento de búsqueda de los sujetos integrantes de una comunidad es preciso seguir una metodología científica, es decir, una metodología rigurosa que permita que los datos recabados correspondan a la realidad de dicha comunidad de usuarios, de esta forma sus perfiles serán realmente objetivos. Es cierto que entre las metodologías que se siguen se puede optar por las cuantitativas o cualitativas, o alguna combinación de ellas, pero lo importante es que ambas arrojen los datos suficientes para establecer el perfil informativo de una comunidad de usuarios como los vitivinicultores o los geógrafos.