Archivo de la etiqueta: Estudio de usuarios

Sobre la diversidad: una encuesta a los lectores canadienses

On Diversity: A Survey of Canadian Readers 2021. BookNet Canada, 2021

Texto completo

PDF

ePub

El informe  “On Diversity: A Survey of Canadian Readers 2021” incluye información sobre las formas en que los lectores descubren libros diversos, lo que consideran un autor o título diverso, su percepción de la diversidad en la industria editorial, los temas que quieren ver más a menudo en los libros que leen, y mucho más.

La encuesta del estudio se realizó en enero de 2021 a 1.306 canadienses de habla inglesa mayores de 18 años, ubicados en todo Canadá, y representativos de la población canadiense en función de la edad, el género y la región geográfica.

En esta encuesta, introduce el término “identidad no dominante”. Este término sirve de paraguas para incluir una o varias de las identidades de la negritud, la indigeneidad, el género, la sexualidad, la discapacidad, la neurodiversidad, la clase, la estructura familiar, la edad, la religión, la lengua u otras identidades que generalmente están poco representadas o no tienen ventajas. En aras de la inclusión, no queríamos limitar lo que podía o no podía incluirse dentro del término, así que era el encuestado el que decidía si quería identificarse como tal: el 41% de los encuestados dijo que siempre o a veces se clasificaba como perteneciente a una identidad no dominante.

Cuando se les preguntó sobre lo que los lectores, en general, querían ver más en los libros que leen, los cinco temas más destacados fueron

  • Problemas de salud mental (46%)
  • Experiencias multiculturales o de inmigrantes (46%)
  • Clase trabajadora (45%)
  • A través de las edades o multigeneracional (44%)
  • Vivir en una zona rural o urbana (42%)

La lista cambia cuando nos centramos en las respuestas de los lectores que leen libros más diversos.

  • Entre edades o multigeneracional (58%)
  • Condición de inmigrante o no residente (57%)
  • Neurodiversos/neurodivergentes (55%)
  • Mayor tamaño corporal (52%)
  • Aspecto poco convencional (51%)

Cabe destacar que el 86% de los lectores está de acuerdo con la afirmación “Las bibliotecas deberían tener más libros de una mayor variedad de autores”, y lo mismo ocurre con una afirmación similar pero centrada en las librerías o minoristas (85%), y en las editoriales (86%).

Últimas tendencias en las actitudes, el comportamiento y las expectativas de los consumidores globales respecto a los servicios digitales en 2021

The App Attention Index 2021: Who takes the rap for the app?
By AppDynamics Team | Jul 20,2021

Ver completo

El índice explora las últimas tendencias en las actitudes, el comportamiento y las expectativas de los consumidores globales respecto a los servicios digitales, basándose en entrevistas con más de 13.000 consumidores.

La pandemia ha cambiado nuestras vidas de manera inconmensurable. Aunque cada país ha sufrido una trayectoria muy diferente, y todas las comunidades se han enfrentado a sus propios y únicos desafíos durante los últimos 18 meses, una cosa es cierta para la gente de todo el mundo: casi todas nuestras rutinas y comportamientos normales fueron repentinamente puestos en espera en un mundo socialmente distanciado.

Pero los servicios digitales también han ayudado a las personas a satisfacer sus propias necesidades emocionales, a sentirse conectadas con los amigos y la familia, a controlar a las personas vulnerables, a dar la bienvenida a nuevos miembros de la familia y, lamentablemente, a despedirse de otros. Para la mayoría de las personas, las aplicaciones y los servicios digitales han ofrecido una oportunidad de aferrarse a algún nivel de interacción social: las videollamadas familiares, las horas de cóctel virtuales, los concursos en línea.

Y no son sólo los jóvenes o los “digitalmente aptos” los que han adoptado la tecnología como forma de hacer frente a la pandemia. Personas de todas las edades, de todos los grupos demográficos y geográficos, han recurrido a los servicios digitales y han sentido los beneficios únicos de una alternativa digital a su modo de vida habitual.

El 84% de las personas afirman que los servicios digitales han tenido un impacto positivo en sus vidas durante la pandemia, permitiéndoles superar este difícil período y hacer frente y funcionar en la mayoría de los ámbitos de sus vidas.

El número de aplicaciones que la gente utiliza a diario se ha disparado un asombroso 30% en comparación con hace dos años. Y los consumidores dependen de una gama mucho más amplia de servicios digitales que en 2019, desde herramientas de mensajería, videollamadas y redes sociales para conectarse con sus seres queridos, hasta la transmisión de música y vídeo, los juegos en línea y los podcasts para mantenerse entretenidos.

Algunos datos:

El 84% de las personas afirman que los servicios digitales han tenido un impacto positivo en sus vidas durante la pandemia, permitiéndoles superar este difícil período y hacer frente y funcionar en la mayoría de los ámbitos de sus vidas.

El 85% de las personas afirma que las aplicaciones y los servicios digitales se han convertido en una parte fundamental de su vida en los últimos 18 meses.

El 75% afirma que las aplicaciones y los servicios digitales han sido un salvavidas para mantener algún tipo de normalidad durante la pandemia.

El 72% de las personas dicen estar agradecidas a las marcas que han invertido en lo digital durante la pandemia para poder acceder a los servicios que les gustan y en los que confían.

El 67% afirma que algunas marcas han ido más allá con la calidad de su servicio digital durante la pandemia. Valoran enormemente esto y dicen que ha tenido un impacto positivo en su lealtad a esa empresa.

El 83% de los consumidores afirma que la disponibilidad de los servicios digitales ha hecho que algunas actividades sean más accesibles y fáciles de compaginar con otros compromisos.

El 81% afirma que la disponibilidad de servicios digitales les ha permitido probar cosas nuevas que no habrían hecho antes.

El 68% de las personas cree que es una falta de respeto para los usuarios que las marcas ofrezcan una mala experiencia digital en estos tiempos.

El 57% dice que imagina que la mayoría de los problemas con los servicios / aplicaciones digitales son completamente evitables.

El 71% espera una experiencia mejorada si paga por un servicio digital.

Usos y actitudes de consumo de contenidos digitales en España 2021

Usos y actitudes de consumo de contenidos digitales en España 2021. Madrid: ONTSI, 2021

Texto completo

El Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) publica una nueva edición del estudio sobre uso y actitudes sobre contenidos digitales en España. El informe recoge las principales tendencias de los hábitos de consumo de contenidos digitales en 2021 y su evolución en los últimos cinco años.

La principal conclusión es que el uso y consumo de contenidos se ha normalizado y generalizado entre la población española, de tal manera que la casi totalidad de la población consume al menos un tipo de contenido digital. El consumo ha crecido sustancialmente desde el anterior estudio de 2016, afectando a todos los tipos de contenidos analizados.

El mayor incremento se produce en el uso de películas y series. Pasando de 59,5% en 2016 a 80,3% en 2021. Pero el caso más destacable lo protagonizan los contenidos formativos y educativos que se instaura como uno de los tipos de contenidos más utilizados por las personas entre 16 y 74 años.

Solo un 6,7% de la población mayor de 14 años no ha utilizado contenidos digitales durante el último año, una cuarta parte de los cuales dicen no usarlos por la dificultad en su uso.

El estudio analiza el impacto que la pandemia ha producido en el consumo de los contenidos digitales, mostrando como el 39% de la población aumentó su frecuencia de consumo durante la pandemia y en la actualidad consume más que antes de la pandemia. Este incremento ha quedado patente sobre todo en el uso de películas, series y contenidos formativos.

Otro fenómeno analizado es el relacionado con el pago por disfrutar de los contenidos digitales. El estudio muestra que se ha incrementado de forma considerable la proporción de personas que pagan por ver contenidos, pasando del 32,1% en 2016 al 59,5% en la actualidad.

También se analiza el impacto que tienen las nuevas tecnologías en el bienestar de la población. Se aprecia que las nuevas tecnologías han servido para confortar a las personas durante la pandemia y se hace necesario facilitar su acceso a todas las personas. El ejemplo más significativo es que el 77,4% de la población agradece a las nuevas tecnologías haber podido contactar con familiares y otros allegados por videoconferencia contribuyendo así a un mayor sosiego de la población al posibilitar el contacto fluido con seres queridos. Para el 62,5% de la población las ventajas que proporciona internet y las nuevas tecnologías superan los posibles inconvenientes.

Por último, el estudio analiza la percepción de la ciudadanía respecto de la adopción del teletrabajo debido a la pandemia. El impacto de la COVID-19 en el trabajo se percibe como una circunstancia tendente a hacerse estructural, ya que casi una tercera parte de las personas empleadas creen que el teletrabajo formará parte de los sistemas que se mantendrán en el futuro en sus organizaciones. Las principales ventajas percibidas del teletrabajo se centran en la mejor gestión del tiempo, sobre todo por el ahorro en los desplazamientos, y la mayor adaptabilidad de los horarios.

El impacto de COVID-19 en el uso de la biblioteca universitaria

Connell, R. S., Wallis, L., & Comeaux, D. (2021). The Impact of COVID-19 on the Use of Academic Library Resources. Information Technology and Libraries40(2). https://doi.org/10.6017/ital.v40i2.12629

La pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto en la educación superior, incluidas las bibliotecas universitarias. Este documento compara el uso de los recursos bibliotecarios (incluyendo el préstamo interbibliotecario, las visitas al sitio web y las herramientas de descubrimiento, el uso de las bases de datos, las interacciones con los usuarios, etc.) en tres bibliotecas universitarias antes y después de la pandemia. La última parte de los semestres de primavera de 2019 y 2020 son los marcos temporales en los que se centra la atención, aunque se utilizan dos marcos temporales de control de períodos anteriores de esos semestres para determinar cómo diferían los semestres cuando el coronavirus no era un factor. Las instituciones experimentaron patrones de uso similares en muchas métricas.

La migración en línea de una nación: Ofcom revela un año vivido en línea

A nation’s online migration: Ofcom reveals a year lived online. Ofcom , 2021

Texto completo

Los adultos del Reino Unido pasaron más tiempo en línea que otros países europeos durante la pandemia. En 2020 la factura de las compras online del Reino Unido superó los 110.000 millones de libras por primera vez. La mitad de los adultos del Reino Unido visitaron un sitio o una aplicación para adultos en línea en 2020

Los adultos del Reino Unido pasaron más tiempo en línea en el ordenador de escritorio, los teléfonos inteligentes o las tabletas en 2020 que los países europeos comparables, según el estudio anual de Ofcom sobre los hábitos en línea de la nación.

El informe Online Nation 2021[1] de Ofcom ofrece una instantánea de un año sin precedentes, en el que la comunicación, el entretenimiento, la cultura, el comercio minorista, el trabajo y la educación se movieron más en línea.

Los adultos británicos pasaron más de tres horas y media (217 minutos) en línea cada día en 2020, más de una hora más que en Alemania y Francia y 30 minutos más que en España.

Los británicos también gastaron casi 2.450 millones de libras en aplicaciones móviles el año pasado, con Tinder, Disney+, YouTube y Netflix a la cabeza de la lista[3].

Con las tiendas de las calles principales obligadas a cerrar, las ventas de compras en línea en el Reino Unido aumentaron a la mitad (+48%) hasta casi 113.000 millones de libras en 2020. Las tiendas en línea de los minoristas de alimentos y bebidas experimentaron el mayor aumento de las ventas (+82% respecto a los niveles de 2019), mientras que los artículos para el hogar también se dispararon, debido al mayor interés en las mejoras del hogar (+76%)

El poder de compra online de los niños también está creciendo, gracias a las aplicaciones digitales de dinero de bolsillo y a las tarjetas de débito prepago adaptadas a los más jóvenes. Desde el cierre de la primavera de 2020, los adolescentes han gastado más dinero online que offline, y esta tendencia ha continuado en 2021 (68% online frente al 32% offline en marzo de 2021)

Alrededor de uno de cada ocho británicos adultos en línea (12% o seis millones) y más de uno de cada cinco (22%) de los que tienen entre 15 y 34 años dijeron que usaron un servicio de citas en línea antes del cierre de primavera en 2020. Tinder fue la aplicación de citas más popular entre los jóvenes adultos británicos online – visitada por el 11% de los 18-24 años en septiembre de 2020 – mientras que Plenty of Fish fue la más popular entre el grupo de edad de 45-54 años. El bloqueo vio un aumento en las estafas románticas, con el dinero perdido por los estafadores aumentando en un 12% a 18,5 millones de libras.

Los sitios y aplicaciones de vídeo social son utilizados por casi todos (97%) los usuarios adultos de Internet del Reino Unido, y por el 92% de los niños de 3 a 4 años. Los adultos jóvenes son usuarios especialmente intensos de las plataformas de vídeo social, y los jóvenes de 18 a 24 años pasaron una media de 1 hora y 16 minutos al día en YouTube en septiembre de 2020, lo que supone un aumento de 11 minutos desde 2019[7].

TikTok experimentó un enorme crecimiento durante la pandemia: de 3 millones de visitantes adultos del Reino Unido en septiembre de 2019 a 14 millones en marzo de 2021. TikTok también experimentó el mayor aumento en el uso diario entre los adultos jóvenes – con los 18-24 años más que duplicando el tiempo que pasan en él en el año hasta septiembre de 2020 (de 17 minutos a 38 minutos).

Alrededor de la mitad (49%) de los adultos del Reino Unido (unos 26 millones) visitaron un sitio web o una aplicación para adultos en septiembre de 2020. El más popular, Pornhub, fue visitado por alrededor de un tercio de los adultos en línea (15 millones) en septiembre de 2020, lo que representa la mitad de todos los hombres en línea del Reino Unido, en comparación con el 16% de las mujeres en línea del Reino Unido.

A pesar de que la mayoría de las plataformas fijan la edad mínima de los usuarios en 13 años, casi dos tercios (59%) de los niños británicos utilizan las redes sociales a los 11 años. A los 15 años, el uso aumenta al 95%.

Alrededor de nueve de cada diez niños mayores (de 8 a 15 años) dicen que las redes sociales les ayudaron a sentirse más cerca de sus amigos durante la pandemia. Sin embargo, una proporción similar de adolescentes dice que provoca presiones de popularidad. Dos tercios de los chicos (67%) y tres cuartas partes de las chicas (77%) de 7 a 16 años también están de acuerdo en que los medios sociales pueden provocar preocupaciones sobre la imagen corporal[9].

Más de la mitad de los niños de 12 a 15 años declararon haber tenido una experiencia negativa en Internet en 2020. La experiencia más común (citada por el 30%) fue que alguien que no conocían intentara hacerse amigo de ellos en línea. Una minoría significativa había visto algo aterrador o preocupante (18%), o contenido de naturaleza sexual que les incomodaba (17%).

¿Cómo utilizan los espacios y recursos de la biblioteca los estudiantes del campus?

Brendan Johnson and Katie Odhner. Focus groups from home
Conducting virtual focus groups during the COVID-19 pandemic and beyond
. College and Research Libraries, Vol 82, No 6 (2021)

Ver artículo

Los grupos focales se han convertido en una práctica común en las bibliotecas académicas para descubrir las actitudes, creencias, preocupaciones, comportamientos y preferencias de grupos particulares de personas. Dado que los grupos focales proporcionan una oportunidad para la discusión abierta, los participantes pueden describir sus pensamientos con sus propias palabras, lo que permite recoger opiniones y experiencias que no podemos prever. El objetivo del proyecto era disponer de información de cómo utilizan los espacios y recursos de la biblioteca y qué les hace sentir como en casa en la biblioteca a través de grupos focales por medio de Zoom.

Para ello, la biblioteca universitaria de Penn State-Abington realizó una experiencia focal con 3.700 estudiantes universitarios, incluidos 545 estudiantes internacionales y un 58% de estudiantes de color para evaluar las necesidades de esta dinámica comunidad estudiantil a través de grupos de discusión.

Se hicieron nueve preguntas básicas, con múltiples preguntas de seguimiento, en función de las respuestas de los participantes:

  • ¿Con qué frecuencia vienes a la biblioteca y cuánto tiempo sueles pasar aquí?
  • ¿Qué sueles hacer en la biblioteca?
  • ¿Qué opinión tienes de la biblioteca en comparación con otros espacios de estudio del campus?
  • ¿Sientes la biblioteca como propia?
  • ¿Qué tipo de interacciones has tenido con el personal de la biblioteca?
  • ¿Ha utilizado alguna vez la biblioteca para obtener ayuda con una tarea de clase?
  • ¿Has asistido alguna vez a un evento en la biblioteca (como el Finals Recharge, Research Party, lectura de poesía, taller, etc.)?
  • ¿Qué tipo de eventos te interesan?
  • ¿Tienes algún otro comentario que quieras compartir y que no hayamos cubierto en las preguntas anteriores?

Los grupos focales generaron un conjunto de información informativa y procesable que ayudó a entender cómo los estudiantes utilizan los espacios, que opinión tienen de la biblioteca, y cómo podrían ser atendidos mejor por los programas ofertados. Esta información es útil para evaluar, apoyar o justificar las decisiones sobre los espacios y las políticas de la biblioteca. A continuación se presentan tres ejemplos sobre las preocupaciones por el ruido, la programación y las interacciones del personal que se encuentran entre nuestras principales conclusiones de los grupos de discusión.

Entre los resultados se aprendió que los estudiantes aprecian tener una variedad de espacios disponibles en la biblioteca, incluyendo espacios para socializar, colaborar y estudiar individualmente. Indicaron que es importante tener una política de ruido flexible que permita todas las actividades descritas anteriormente. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes dijeron que utilizaban la biblioteca principalmente para estudiar y realizar otras actividades académicas, y muchos también consideraron que la biblioteca es demasiado ruidosa a veces. Esto coincide con la percepción del personal de que existe un “problema de ruido” en la biblioteca. Se tiene previsto abordar estas preocupaciones sobre las políticas de ruido reexaminando el uso del espacio de la biblioteca para garantizar que haya zonas específicas donde los estudiantes puedan sentirse cómodos hablando y estudiando sin interrupciones.

La opinión de los estudiantes sobre los eventos confirmó muchas de las opciones de programación y generó nuevas ideas para nuevos eventos de la biblioteca. Entre los actos más populares de la biblioteca se encuentran los programas para desestresarse en los exámenes finales y los recitales de poesía. Los estudiantes también mencionaron eventos de estudio, como las “Fiestas de Investigación” y las “Noches contra la Procrastinación”. Estos comentarios de los estudiantes servirán para desarrollar una serie de nuevos y diversos programas de la biblioteca, con especial énfasis en los eventos para aliviar el estrés, así como los que proporcionan la oportunidad de explorar las diversas culturas de nuestra población estudiantil.

Los estudiantes hablaron con entusiasmo sobre las interacciones con el personal de la biblioteca, especialmente con los estudiantes trabajadores. Las pocas interacciones negativas que describieron se debieron a la aplicación de las políticas sobre comida y ruido, especialmente en los casos en los que los estudiantes se sintieron injustamente señalados o no conocían las políticas. Las experiencias que describieron los estudiantes llevaron a replantear la política de alimentos y a reconsiderar cómo gestionar las interacciones en torno a la aplicación de las normas. En general, la imagen que los participantes tenían de la biblioteca era positiva. Además, los estudiantes expresaron sistemáticamente su agradecimiento por el hecho de que los bibliotecarios pidieran su opinión, lo que lleva a creer que los propios grupos de discusión contribuyeron a mejorar la reputación y la buena voluntad de la biblioteca entre los usuarios.

Conclusiones

La experiencia con los grupos focales virtuales demuestra su valor, pero también su carácter único que debe tenerse en cuenta tanto en la planificación como en la gestión de las sesiones. La posibilidad de conectarse a distancia con los estudiantes permite a los bibliotecarios llegar a una mayor parte de la población objetivo y proporciona la flexibilidad necesaria para estructurar las sesiones de forma que se satisfagan las distintas necesidades. Los subtítulos y otras tecnologías de adaptación permiten a las bibliotecas solicitar la opinión de los estudiantes que no pueden participar en un grupo de discusión en persona. A medida que el aprendizaje en línea sigue creciendo y los servicios de las bibliotecas virtuales se amplían, entablar diálogos constructivos con los usuarios que nunca han pisado la biblioteca física ofrece valiosas oportunidades para evaluar los cambios en las necesidades y crear puntos de contacto positivos con los usuarios cercanos y lejanos.

Sociedad Digital en España 2020-2021

Sociedad Digital en España 2020-2021. Fundación Telefónica, 2021

Texto completo

Sociedad Digital en España pretende reflejar el camino que está siguiendo nuestro país para convertirse en una sociedad en red, una transformación que se ha visto acelerada por la crisis sanitaria que presenta numerosos desafíos, el más importante de los cuales es conseguir que nadie se quedé atrás, garantizando una transición inclusiva.

El año 2020 ha supuesto un antes y un después en el mundo en que vivimos. Por primera vez en tiempos recientes una pandemia global ha obligado a confinar a gran parte de la población mundial y a limitar el libre movimiento de las personas. Gracias a las tecnologías digitales, una parte nada desdeñable de la actividad económica pudo seguir funcionando en las redes y el teletrabajo se convirtió en norma para garantizar la continuidad. España ha superado la prueba de fuego que ha impuesto la crisis, lo que ha puesto en evidencia la robustez de sus infraestructuras de comunicaciones, que han sido capaces de soportar un súbito e inesperado aumento del tráfico en la red.

La presente edición del informe Sociedad Digital en España se adentra en el análisis de los efectos de la COVID-19 sobre los hábitos tecnológicos de las empresas y los ciudadanos españoles, y refleja, a la vez, el estado de desarrollo de las infraestructuras y los servicios de telecomunicaciones, así como el grado de avance en la innovación y el despliegue de las principales tecnologías de vanguardia.

Como en años anteriores, este trabajo parte de tres fuentes de información: la procedente de los principales indicadores sobre el ecosistema digital, tanto nacionales como internacionales, otra que emana de las encuestas a clientes de las unidades de negocio de Telefónica y, finalmente, una visión territorial desde las comunidades autónomas.

Los espectadores de series en streaming

Streaming Viewers Aren’t Going Anywhere
APRIL 30, 2021
By Neal Zuckerman, John Rose, Jacob Rosenzweig, Alannah Sheerin, Tim Mank, and Lisa-Katharina (Liska) Schmitz

Las últimas investigaciones de BCG sobre el comportamiento y las preferencias de los espectadores confirman que los consumidores han aumentado la cantidad de tiempo que dedican a ver la televisión o el vídeo en streaming, y que es probable que estos hábitos continúen después de que disminuyan las restricciones relacionadas con la pandemia. Más del 90% de los encuestados este último estudio de espectadores, realizado en febrero de 2021, dijeron que están utilizando al menos el mismo número de servicios de streaming que habrían utilizado en ausencia del coronavirus. Estos resultados coinciden con nuestra encuesta de 2020 y son una buena noticia para el sector.

Dicho esto, los proveedores individuales todavía tienen que ganarse su lugar en la alineación. Como ilustra nuestro estudio, los consumidores se han suscrito en general a tres servicios de streaming desde el comienzo de la pandemia. La audiencia sigue concentrada en cuatro servicios principales de vídeo bajo demanda (SVOD): Netflix (aproximadamente el 70% de los encuestados utilizan o pagan por Netflix), Amazon Prime Video (59%), Hulu (41%) y Disney+ (36%). Entre la larga cola de servicios no esenciales que compiten por la atención restante, HBO Max ha progresado rápidamente desde su lanzamiento en mayo de 2020, con una penetración de usuarios que ronda el 20%.

Cada vez hay más indicios de que los servicios de vídeo bajo demanda basados en la publicidad (AVOD), como Tubi, Pluto TV, Roku, Crackle y Peacock, aunque todavía tienen un número limitado de espectadores, están ganando tracción rápidamente a medida que los consumidores siguen explorando las opciones disponibles. El aumento del número de espectadores de AVOD parece indicar que los consumidores están dispuestos a probar servicios gratuitos con publicidad, lo que podría tener implicaciones a largo plazo para las empresas de suscripción. Los principales servicios AVOD tienen un mayor uso que muchos de los servicios SVOD no básicos. Los usuarios de cuatro o más servicios over-the-top (OTT) lideran el visionado de AVOD.

Los resultados de la encuesta sugieren algunas consideraciones prioritarias para las empresas de streaming de vídeo:

  • La retención de clientes es primordial, sobre todo para los nuevos. Los espectadores tienen muchas opciones. El cambio es fácil y la disposición a hacerlo es alta, especialmente cuando se trata de servicios no esenciales.
  • El contenido sigue siendo el rey. Los espectadores afirman sistemáticamente que los programas interesantes les llevan a las plataformas que ven. Mantendrán sus suscripciones si las plataformas ofrecen más contenidos que quieren ver.
  • La capacidad de descubrimiento cuenta. Los proveedores tienen que destacar entre la competencia para llamar la atención. Los espectadores recurren a los proveedores, así como a sus amigos, para que les sugieran qué ver a continuación, lo que subraya la importancia de un marketing eficaz para que los proveedores se abran paso entre el ruido.
  • La gratuidad puede acabar siendo una estrategia ganadora. El éxito de servicios AVOD como Tubi y Pluto indica que, tras el escepticismo inicial, el modelo publicitario está de vuelta. Dado que los servicios AVOD no suelen ganar con nuevos contenidos premium, sino que satisfacen a su base de usuarios con profundas bibliotecas de vídeo, varios actores están ofreciendo un modelo de precios escalonado que conduce a la visualización de pago sin publicidad. Esto también podría ser una oportunidad para que las empresas de SVOD más pequeñas diversifiquen sus flujos de ingresos y aumenten su base de usuarios.

Perfil sociodemográfico de los internautas. Análisis de datos INE 2020. España

Perfil sociodemográfico de los internautas. Análisis de datos INE 2020. España, ONTSI, 2021

Texto completo

El propósito de este trabajo -basado en el análisis de microdatos de la Encuesta TIC Hogares del INE- es caracterizar  la evolución de la población internauta de España (acceso a Internet, tipos de usos, …) en función de distintas variables tales como el sexo, la edad, el nivel educativo, la renta o el lugar de residencia. Con ello se pretende proporcionar una radiografía de cuáles son los segmentos en los que se debe incidir para reducir la brecha digital.

Como novedad en el estudio de este año, se ha realizado un análisis sociodemográfico de la población española en aspectos como la confianza, seguridad y privacidad en Internet y en los usos de la ciudadanía en el ámbito del “Internet de las Cosas”.


Algunos de los datos destacados en el informe son:


•    Cada vez es mayor el número de españoles que acceden a Internet. En 2020, 37,3 millones de personas de 10 y más años ya han accedido a Internet en alguna ocasión. En el último año, el porcentaje de internautas que se conectan semanalmente a Internet alcanza el 94%, tras un incremento de 3,6 puntos porcentuales durante el último año. El 83,1% de la población accede diariamente a Internet, 5,5 puntos porcentuales más que el año anterior.


•    La brecha de género en el uso de Internet cada vez es menor. El 94,2% de hombres se ha conectado en alguna ocasión mientras que este porcentaje se sitúa en el 93,8% en el caso de las mujeres.


•    Sigue existiendo brecha en el uso de Internet al segmentar por la variable edad. La población internauta tiene un perfil ligeramente más joven que la población total, el 26,2% de los internautas semanales tiene 55 años o más frente al 31,2% de la población total.


•    El nivel educativo  es una variable diferenciadora en la utilización de Internet. Siete de cada diez personas con educación primaria, se conectan semanalmente a Internet, mientras que este porcentaje es prácticamente del 100%, en personas con estudios universitarios.


•    Existen diferencias entre hombres y mujeres en la gestión de la información personal en Internet. Las mujeres limitan en mayor medida que los hombres, el acceso a su perfil o contenido en las redes sociales o de almacenamiento compartido.


•    Los españoles confían en Internet, aunque con diferencias por segmentos de población. El 59,3% de la población española declara tener mucha o bastante confianza en Internet. Se observa que son los hombres (61,5%), los estudiantes (67,9%) y las personas de nivel educativo alto (64,9%) presentan valores por encima de la media.

Estudio de Redes Sociales 2021 (IAB Spain y Elogia)

Estudio de Redes Sociales 2021. IAB Spain y Elogia, 2021

Texto completo

IAB Spain ha presentado su ‘Estudio de Redes Sociales 2021’, elaborado en colaboración con Elogia y patrocinado por PredActive, la herramienta de optimización de campañas de social media de Adbibo Next 14.  El estudio, lanzado anualmente desde el 2009, analiza entre otros temas, la evolución de la penetración de las Redes Sociales, el perfil de los usuarios, el nivel de saturación de la publicidad en Redes Sociales y la vinculación con las marcas.

Estos son algunos de los datos recogidos en el estudio:

  • La pandemia sacude cómo usamos las Redes Sociales: destaca el auge de Instagram (83%), TikTok (63%) y Twitter (63%), mientras cae Facebook (-72%) y YouTube (-67%)
  • El móvil sigue siendo el principal dispositivo para conectarse a redes, siendo la Smart TV el dispositivo que más crece este año, pasando de un 25% en 2020 a un 68% de uso en 2021.
  • La penetración de Redes Sociales entre los perfiles jóvenes (16-24 años) ya alcanza el 92%.
  • Un 48% de los usuarios de Redes Sociales siguen a influencers, aunque la penetración disminuye 8pp este año.
  • Instagram es la Red Social con más inversión publicitaria, seguida de Facebook. A un 31% de los usuarios de redes le gusta ver publicidad de contenido afín a sus intereses.