Archivo de la etiqueta: Usuarios

¿Qué tipos de bibliotecas disponen y ofrecen actividades de makerspaces y para que tipos de usuario?

Bronkar, Cherie. The Current State of Library Makerspaces. De: Makerspaces in practice : successful models for implementation / edited by
Ellyssa Kroski. Chicago : ALA Editions, 2021

Ver completo

¿Qué tipos de bibliotecas?

Las bibliotecas públicas siguen teniendo el liderazgo mayoritario en lo que respecta a los makerspaces en bibliotecas. Dado que no se trata de una encuesta exhaustiva, sería difícil extraer de sus resultados el número real de makerspaces; sin embargo, nos da una idea de dónde estamos en términos de ubicación de los makerspaces. Los resultados de la encuesta de Library Journal mostraron que más del 90% de las bibliotecas que ofrecían algún tipo de programa para creadores se encontraban en zonas urbanas y suburbanas; las bibliotecas de ciudades pequeñas y rurales les seguían de cerca con porcentajes en el rango del 80%. Los resultados de la encuesta de LJ indicaron que todos los tipos de bibliotecas públicas están incluyendo ofertas de makerspace en su programación habitual, con un porcentaje mínimo de bibliotecas que no ofrecen programación de makerspaces. Los resultados de la encuesta de LJ fueron más inclusivos de todos los tipos de fabricación, con la artesanía como un gran porcentaje.

La encuesta de Library Journal se envío a 7000 bibliotecas el 10 de marzo de 2017, se cerró el 3 de abril de 2017 con 404 encuestados. Los datos “incluyen “respuestas “de “Estados Unidos y Canadá.

¡Que tipos de usuario?

La figura 2 nos ayuda a comprender mejor a nuestros usuarios y sus grupos de edad media. Obviamente, a partir de los ejemplos de la figura 1.1, sabemos que los usuarios son más frecuentes en las bibliotecas públicas y universitarias, por lo que el grupo de edad refleja lo mismo. Lo interesante es que vemos un número similar de usuarios adultos y estudiantes universitarios y un número menor a medida que la edad desciende. Podría deberse al menor número de makerspaces en las escuelas, o incluso a que no hay tantas actividades adecuadas y seguras para los grupos de edad más jóvenes en un makerspace basado en la tecnología.

Los grupos de edad varían según la institución, al igual que las comunidades a las que sirven. Las escuelas primarias y los institutos son algunos ejemplos en los que encontraríamos un grupo de edad consistente. La escuela primaria necesita actividades muy específicas que se consideren seguras para los grupos de edad más jóvenes. Los institutos ofrecen muchos de los mismos tipos de equipamiento que vemos en las bibliotecas públicas y universitarias, pero no se encuentran con los mismos tipos de problemas que se experimentan cuando se atiende a niños pequeños.

Los resultados de mi encuesta muestran que la mayoría de los usuarios son adultos. Conocer los grupos de edad a los que servimos nos permite crear programas que lleguen al grupo de edad al que nos dirigimos, pero lo más importante es que nos permite recopilar datos de grupos de edad específicos sobre los tipos de programas que mejor sirven a sus necesidades. Identificar los grupos de edad de nuestros usuarios es sólo el primer paso para determinar lo que se ajusta a una institución o comunidad.

Los resultados demográficos de la encuesta de LJ variaron con respecto a esta encuesta en el sentido de que la programación infantil era ofrecida por el 83% de las bibliotecas, la programación para adolescentes era ofrecida por el 73% y la programación para adultos por el 51%. Tradicionalmente, las bibliotecas públicas han hecho hincapié en la programación para niños y adolescentes en general, por lo que los resultados de la encuesta de LJ no son sorprendentes. Los resultados de esta otra encuesta difieren ligeramente debido a la mezcla de encuestados. Además, en los datos demográficos de esta encuesta aparece una mayor cantidad de programación para adultos debido a la inclusión de los resultados de las bibliotecas universitarias.

Visitar la biblioteca sigue siendo la actividad cultural más extendida


In U.S., Library Visits Outpaced Trips to Movies in 2019
by Justin McCartthy, 2020

Texto completo

Visitar la biblioteca sigue siendo la actividad cultural más común en la que participan los estadounidenses. El promedio de 10.5 viajes a la biblioteca que dicen los adultos haber hecho en 2019 excede su participación en otras ocho actividades de ocio comunes. Los estadounidenses asisten a eventos musicales o teatrales en vivo y visitan parques nacionales o históricos aproximadamente cuatro veces al año de promedio y visitan museos y casinos de juego 2,5 veces al año. Los viajes a parques de diversiones o temáticos (1.5) y zoológicos (.9) son las actividades menos comunes de esta lista.

2019 Dec 2-15
Average
Go to a library10.5
Go to a movie at a movie theater5.3
Attend a live sporting event4.7
Attend a live music or theatrical event3.8
Visit a national or historical park3.7
Visit a museum2.5
Visit a gambling casino2.5
Go to an amusement or theme park1.5
Visit a zoo0.9
Dec. 2-15, 2019
GALLUP
Americans’ Reports of Leisure and ActivitiesAbout how many times in the past year, if any, did you do each of the following? How about GALLUP

Estos datos, recogidos en una encuesta de Gallup del 2 al 15 de diciembre de 2019, son una actualización de una encuesta de diciembre de 2001. Aunque la clasificación general a principios del milenio sigue siendo la misma hoy en día, se ha producido una pequeña disminución en la asistencia al cine (una reducción de 1,3 visitas promedio). Mientras tanto, se han producido pequeños incrementos en los informes medios de visitas a un museo (aumento de 0,7 visitas de media), asistencia a un evento musical o teatral en directo (aumento de 1,1 visitas de media) y visitas a un parque nacional o histórico (aumento de 1,3 visitas de media).

Las mujeres visitan las bibliotecas casi dos veces más frecuentemente que los hombres

Los hombres y las mujeres informan de que realizan la mayoría de las actividades más o menos al mismo ritmo, pero hay algunas diferencias clave:

  • Las mujeres dicen visitar la biblioteca casi el doble de veces que los hombres, 13,4 a 7,5 visitas.
  • Los hombres son más propensos que las mujeres a visitar casinos, asistir a eventos deportivos y visitar parques nacionales o históricos.

El grupo de edad de 30 a 49 años más activo en la mayoría de las actividades

En casi todas las mediciones, las tasas medias de actividad más altas se registran en el grupo de edad de 30 a 49 años, mientras que las más bajas se registran en el grupo de 65 años o más.

La mayor actividad del grupo de 30 a 49 años puede reflejar su relativa juventud combinada con la estabilidad financiera de la mediana edad. La actividad de los adultos de mediana edad está particularmente por encima de la media en lo que respecta a la asistencia a eventos deportivos en vivo. Su asistencia media a 7,4 eventos durante el año es más del doble que la de los adultos jóvenes y supera a los adultos mayores en más de tres visitas.

Las dos excepciones a la pauta de que los adultos de mediana edad son los más activos son las visitas a bibliotecas y casinos. Los adultos estadounidenses de 18 a 29 años visitan la biblioteca mucho más que todos los grupos de edad avanzada, lo que posiblemente refleje los adultos que van a la universidad y que visitan la biblioteca para estudiar. Este grupo de edad más joven también es el que más visita los casinos.

Los hogares de altos ingresos generalmente realizan más actividades

En general, los estadounidenses de hogares de altos ingresos reportan que hacen más actividades, mientras que los estadounidenses de hogares de bajos ingresos son los que menos participan.

Las mayores diferencias entre los hogares de altos y bajos ingresos se encuentran en los informes de asistencia a un evento deportivo en vivo, a un evento musical o teatral en vivo, a un museo y a un cine, todas cosas que a menudo se asocian con precios significativos de las entradas.

Por el contrario, la biblioteca, que es gratuita y ofrece una variedad de servicios, incluyendo WiFi, es más visitada por adultos de hogares de bajos ingresos y menos por adultos de hogares de altos ingresos.

A pesar de tener ingresos más bajos, los estadounidenses de hogares de bajos ingresos visitan los casinos de juego con una frecuencia ligeramente mayor.

Mientras tanto, los tres grupos de ingresos tienen la misma probabilidad de asistir a un parque de diversiones o temático, así como al zoológico.

Ciertas actividades más frecuentes en los hogares con niños

En la mayoría de las viisitas no hay diferencias significativas entre los adultos que declaran tener hijos menores de 18 años en sus hogares y los adultos que no tienen hijos viviendo en sus casas. Pero para algunas actividades, hay algunas diferencias entre los dos grupos:

  • Los adultos con niños en su hogar asisten a eventos deportivos en vivo y van al cine unas dos veces o más que los adultos que no tienen niños.
  • Mientras tanto, los adultos que no tienen hijos en su casa asisten a eventos musicales o teatrales en vivo un poco más frecuentemente que los adultos que tienen hijos en sus casas.

Útil, utilizable, deseable: rediseño de las bibliotecas para sus usuarios

Etches, A., & Schmidt, A. (2016). Utile, utilisable, désirable: redessiner les bibliothèques pour leurs utilisateurs. Presses de l’Enssib, 2016.

Texto completo

PDF

ePub

Útil, utilizable, deseable, publicado por la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) en 2014, es a la vez un manifiesto y una guía práctica, similar a un libro de cocina, centrada decididamente en el usuario de la biblioteca y que permite a los usuarios realizar una autoevaluación de su propia institución e iniciar proyectos para mejorar los servicios al público. Escrito en un estilo muy similar al de una guía turística, atrae al lector y está destinado a todos los profesionales de la biblioteca, cualquiera que sea su rango, nacionalidad o el establecimiento en el que trabajen.

Rediseñar las bibliotecas para sus usuarios: Útil, utilizable, deseable

Etches, Amanda ; Schmidt, Aaron. Utile, utilisable, désirable : Redessiner les bibliothèques pour leurs utilisateurs. Nouvelle édition [en ligne]. Villeurbanne : Presses de l’enssib, 2016

Texto completo

PDF

ePub

Útil, utilizable, deseable, publicado por la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA) en 2014, es a la vez un manifiesto y una guía práctica, similar a un libro de cocina, decididamente centrada en el usuario de la biblioteca y que permite a los usuarios realizar una autoevaluación de su propia institución e iniciar proyectos para mejorar los servicios al público. Escrito en un estilo muy similar al de una guía turística, atrae al lector y está destinado a todos los profesionales de la biblioteca, independientemente de su rango, nacionalidad o el establecimiento en el que trabajen.

Los usuarios de las bibliotecas y centros de documentación opinan sobre el funcionamiento de sus servicios durante la pandemia de Covid-19

San José Montano, Blanca ; López de la Fuente, Elena ; Naseiro Ramudo, Ana. Los usuarios de las bibliotecas y centros de documentación opinan sobre el funcionamiento de sus servicios durante la pandemia de Covid-19. Núm. 82 (2020): Clip de SEDIC. Revista de la Sociedad Española de Documentación e Información Científica

Texto completo

Se realiza una entrevista a varios usuarios de bibliotecas y centros de documentación para conocer su experiencia, incertidumbres y deseos acerca del acceso a los servicios durante el estado de alarma de la Covid-19. Su experiencia ha sido positiva, con las bibliotecas funcionando y activas, en continua comunicación con sus usuarios. Valoran la gran profesionalidad del colectivo bibliotecario y su adaptabilidad a la situación de alarma y desescalada. 

Usuarios en diferentes contextos informativos: aspectos teóricos y prácticos

Catálogo de publicaciones IIBI

 

Calva González, Juan José, coordinador. “Usuarios en diferentes contextos informativos: aspectos teóricos y prácticos“. Ciudad de México: IBI, 2020

Texto completo

La información se ha constituido como un insumo para diversas actividades económicas, educativas, políticas y gubernamentales en la actualidad, pero para que sea útil tiene que cumplir con determinados criterios que se establecen por el contexto de los usuarios que la consumen o necesitan. Esto quiere decir que cada comunidad determina las características y la tipología de la información que necesitan tomando en cuenta factores externos e internos. Por eso, este libro busca indagar, bajo la guía de distintos expertos de diversas áreas, cómo se distribuye la información en contextos gubernamentales, agrarios, educativos, religiosos, etcétera. Asimismo, en este trabajo se inicia la incorporación de trabajos de investigación en archivos. Por mucho tiempo, el levantamiento de estudios de necesidades de información ha privilegiado el estudio en campo en bibliotecas principalmente. Pero en estos últimos cinco o seis años, el acercamiento con los usuarios de archivos ha sido gradual. Este cambio se debe a que las comunidades sociales empiezan a otorgar importancia a otras instituciones como los archivos. Así pues, este libro surge del esfuerzo por abrirnos a las posibilidades que estas nuevas conversaciones y búsquedas nos ofrecen.

¿Qué necesitan nuestros usuarios? Un enfoque basado en la evidencia para diseñar nuevos servicios en bibliotecas universitarias

library-gallery-4

Christine Wolff-Eisenberg,
Roger C. Schonfeld. “A Methodology for Testing Service Concepts”. Ithaka S + R, 2019

Texto completo

A medida que las bibliotecas universitarias continúan evolucionando más allá de un enfoque en colecciones, sus líderes han reconocido por mucho tiempo la importancia de desarrollar nuevos servicios que agreguen valor para los estudiantes, profesores, investigadores y otras partes interesadas. A veces, la demanda de nuevos servicios es evidente, pero en otros casos la biblioteca debe desarrollar servicios especulativamente y en un entorno competitivo. En estos casos, las herramientas de planificación y evaluación pueden ser de gran valor para permitir que los líderes de la biblioteca enfoquen sus nuevas iniciativas de servicio de manera más efectiva.

Al reconocer esta necesidad, Ithaka S + R adaptó una metodología de investigación de mercado comercial para utilizarla en la planificación de nuevos modelos de servicio para bibliotecas universitarias. Esta nueva herramienta, prueba de concepto de servicio, validada en siete instituciones, que a su vez están implementando nuevos servicios. En el informe se describe esta metodología y cómo puede ser utilizada por cualquier biblioteca o grupo de bibliotecas.

Bibliotecas universitarias y estudiantes con Ana Belén Ríos. Planeta Biblioteca 2019/10/09

 

0208a69710ff7e7569a77acfc39af84f

Bibliotecas universitarias y estudiantes con Ana Belén Ríos. Planeta Biblioteca 2019/10/09.

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

Hemos entrevistado a Ana Belén Ríos Hilario, profesora de Información y Documentación y Vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad de la Universidad de Salamanca. Con Ana Belén hemos hablado de las funciones de su cargo, las necesidades expresadas por los estudiantes en relación con las bibliotecas, así como cuales son las perspectivas y proyecciones de futuro.

 

 

La situación del libro digital en América Latina. Pasado, presente y futuro

 

“La situación del libro digital en América Latina. Pasado, presente y futuro”.

Presentación PPS Julio Alonso

Todas presentaciones

Conferencia Magistral de Julio Alonso Arévalo, en la facultad de Derecho – UNCUYO. Durante el II seminario “La realidad del libro electrónico en las bibliotecas de Argentina”. 11 de septiembre del 2019, Mendoza, Argentina.

53def765d88c8dba6259e212bfda3168

 

La capacitación de los bibliotecarios para atender incidentes perturbadores y conductas anómalas en las bibliotecas

 

halifax-library-graphic

 

Ver  además

Chelsea Public Library. Política de Seguridad

 

En cualquier proceso de evaluación de un sistema de bibliotecas hay un factor que es fundamental, que es el relativo a los valores afectivos. Es decir, a la hora de valorar un servicio de biblioteca, el trato del personal pesa tanto o más en la percepción positiva del usuario que disponer de buenos servicios o buenas colecciones. Pero también a veces se dan casos de conductas anómalas que el personal tiene que enfrentar.

Aunque el día a día en la biblioteca es bastante tranquilo, los actos de conducta perturbadora aunque son los menos, a veces ocurren en las bibliotecas, un espacio donde toda la comunidad tiene acceso, y miles de personas cruzan cada día el umbral con diferentes propósitos: consultar libros, acudir a clases de cocina, cabinas de grabación, aprender a tocar instrumentos y trabajar con ordenadores, iPads y otras tecnologías.

Tratar con situaciones que rompen las reglas de la biblioteca no es la parte favorita del trabajo de nadie. El establecimiento de políticas y sanciones claras, y un sistema consistente para el seguimiento de la mala conducta, es el primer paso hacia la creación de un ambiente en el que el personal se sienta seguro al hacer cumplir las reglas y los usuarios entiendan las consecuencias de la mala conducta. Cuando se produce un incidente de este tipo debe de redactarse un informe para documentarlo, con el objetivo de que el personal de todo el sistema pueda acceder y conocer el informe.

Los informes deben ser escritos tan pronto como sea posible después del evento. En caso de accidentes o lesiones, la primera prioridad es la ayuda inmediata a la víctima. Los informes y registros no sólo ayudan a asegurar que las reglas se cumplan de manera consistente y justa, sino que también permiten a las bibliotecas compartir información entre las sucursales y disponer de información para presentar a los financiadores cuando se necesita personal adicional o un equipo de seguridad.

Hay que tener en cuenta algunas cuestiones a la hora de escribir un informe de un incidente:

1. INFORMAR OBJETIVAMENTE SOBRE LOS HECHOS. No incluir declaraciones que reflejen juicios u opiniones.

2. QUE SEA SIMPLE. Usar un lenguaje sencillo que la mayoría de la gente pueda entender.

3. FORMATO. Ser conciso. Los párrafos largos son molestos e innecesarios.

4. ELEMENTOS CLAVE. Responder a todas las preguntas: quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo.

5. CONSCIENCIA. Tener  en cuenta las palabras que se utilizan y evitar el lenguaje que pueda ser considerado parcial o discriminatorio.

6. DOCUMENTARLOS CON MATERIAL ADICIONAL. Imágenes, cámaras de seguridad, etc.

 

Desde 2016, la Biblioteca de la Ciudad de Los Ángeles ha registrado cerca de 2000 incidentes de seguridad, incluyendo asaltos a empleados y visitantes, amenazas de muerte, robo, uso de drogas, comportamiento lascivo y vandalismo. La biblioteca ha instalado botones de pánico ocultos en las 73 sucursales, de modo que los empleados pueden llamar a la policía sin tener que levantar el teléfono. Pero con guardias de seguridad u oficiales de policía sólo se asignan a 29 de las 73 sucursales. Numerosos bibliotecarios consideran que debería haber guardias de seguridad en cada sucursal.

En la Biblioteca Central de Halifax durante los 16 meses, que hay entre enero de 2018 y abril de 2019, el personal registró 96 casos de comportamiento perturbador, que iban desde robos, violencia física y emergencias médicas, entre otros incidentes. (En total 18 robos y actos de vandalismo, 22 emergencias médicas, 32 actos de conducta perturbadora, 57 llamadas de emergencia, 12 altercados físicos y 12 incidentes por temas de drogas y alcohol.) “La biblioteca pública, como espacio público donde todo el mundo es bienvenido, significa que todo el mundo viene”, dijo Åsa Kachan, bibliotecaria jefe y directora ejecutiva de las Bibliotecas Públicas de Halifax. Así que a medida que más personas acuden a las bibliotecas para hacer uso de estos recursos, el personal está siendo capacitado para tratar con la amplia gama de personas que visitan estos centros comunitarios.

En este mundo en continua privatización cada vez menos son menos los espacios donde pueden acudir libremente este personas sin hogar y las bibliotecas están muy comprometidas con los valores relativos a la inclusión social. Los funcionarios admiten que las bibliotecas se han convertido en un imán para las personas sin hogar y los enfermos mentales, que buscan refugio de la vida en las calles.  Para hacer frente a todo esto, en algunos lugares el personal está recibiendo capacitación sobre cómo atender al usuario, primeros auxilios de salud mental e intervención no violenta en situaciones de crisis. La capacitación se basa en desarrollo de la empatía para saber manejar más adecuadamente el comportamiento de las personas con problemas en situaciones críticas. Ya que la forma como se comporta un miembro del personal en una situación delicada cambia dramáticamente la forma como se comporta el usuario, lo que influye en que todos estén más seguros, todos más tranquilos.

En algunos casos de bibliotecas con altas tasas de incidentes se ha contratado a un trabajador social. En otras han comenzado a ofrecer café, té y fruta gratis para la gente de la biblioteca. Kachan dijo que han notado que esto reduce la probabilidad de que la gente sea perturbadora.