Archivo de la etiqueta: Bibliotecas

Makerspaces y bibliotecas. La liberalidad de la profesión bibliotecológica

Biblio 93-94: Makerspaces y bibliotecas. La liberalidad de la profesión bibliotecológica (segunda parte)  Viernes 29 de Jul del 2022

Programas de RADIO

Descargar MP3


En este programa:    

  • Julio Alonso Arévalo, especialista de la Universidad de Salamanca, nos habla sobre el curso “Makerspaces y bibliotecas”, impartido en Costa Rica. 
  • Además, se presenta la segunda parte del reportaje sobre la liberalidad de la profesión bibliotecológica en Costa Rica, con participación de la estudiante Ana Lizeth Rojas, quien entrevista a las profesionales Mauren Hidalgo, Lizzie Solórzano y Nayla Rojas.  
  • También, en el SINABI Informa, nos presenta la exposición fotográfica de la Biblioteca Pública de Grecia. 

De que manera las bibliotecas son socios esenciales de sus comunidades

How Libraries Are Essential Broadband Partners in Their Communities. Library Journal & Spectrum Enterprise, 2021

Texto completo

En un momento en el que cada vez más estudiantes aprenden a distancia y muchos espacios de oficina permanecen cerrados, las bibliotecas han sido fundamentales para garantizar que los miembros de la comunidad que no tienen acceso a la banda ancha en casa no se queden atrás.

Una nueva encuesta de Library Journal realizada a bibliotecas públicas de todo Estados Unidos, desarrollada en coordinación con Spectrum Enterprise, pretendía identificar los principales retos y oportunidades que experimentan las bibliotecas a la hora de proporcionar acceso a Internet y WiFi a sus habitantes.

¿Cómo pueden las bibliotecas apoyar las necesidades digitales de sus comunidades de manera más eficaz?

How Libraries Can Support Their Communities’ Digital Needs More Effectively. Library Journal & Spectrum Enterprise, 2021

Texto completo

Una encuesta realizada por 2020 Library Journal a bibliotecas públicas de todo Estados Unidos, elaborada en coordinación con Spectrum Enterprise, revela cómo las bibliotecas han desempeñado un papel fundamental a la hora de hacer llegar los recursos digitales a los interesados durante la pandemia.

Mientras las comunidades siguen haciendo frente a los efectos de la pandemia mundial, las bibliotecas están cubriendo una necesidad crítica al conectando a los residentes con herramientas y recursos digitales esenciales. y este papel perdurará mucho después de que termine la COVID-19

La pandemia ha puesto de manifiesto importantes lagunas en el acceso a los ordenadores y el servicio de Internet de alta velocidad entre las familias de bajos ingresos, en particular. en particular. Las bibliotecas están cubriendo estas lagunas ampliando su servicio de servicio WiFi y prestando puntos de acceso portátiles a las familias que los necesitan. que los necesitan. Además, las bibliotecas están ampliando sus colecciones digitales y creando nuevos servicios, como la tutoría en línea y la asistencia en la búsqueda de empleo, para atender las necesidades de los usuarios con mayor eficacia.

Reinventar las bibliotecas para éxito post pandémico

Reinventing Libraries for Post-Pandemic Success. Spectrum Entreprise, Library Journal, 2022

Texto completo

La pandemia mundial ha acelerado cambios clave que ya estaban que ya estaban en marcha en muchas bibliotecas, incluyendo un cambio de prioridad de los recursos impresos a los digitales y un cambio hacia un mayor autoservicio del usuario.

A medida que los líderes de los sistemas bibliotecarios planifican el futuro, tienen una oportunidad única de aprovechar la ayuda estatal y aprovechar los cambios que para atender más eficazmente las necesidades de sus usuarios.

¿Qué se necesita para ello? En colaboración con Spectrum Enterprise, Library Journal reunió una amplia gama de líderes de bibliotecas, incluyendo directores y miembros de juntas directivas de grandes sistemas bibliotecarios y de grandes sistemas bibliotecarios y pequeñas sucursales, para conocer su opinión. Esto es lo que tienen que decir sobre el futuro de las bibliotecas en el mundo post-pandémico:

Las bibliotecas afrontaron los retos de COVID-19 con soluciones creativas para preservar la salud y la seguridad de su personal y sus usuarios, al tiempo que de la comunidad en tiempos de crisis. Las innovaciones incluyeron el servicio de préstamo en la acera, taquillas para dejar y recoger y casilleros, y quioscos de autoservicio, entre otros.

Los servicios de la biblioteca tuvieron que ser más flexibles para atender a los usuarios de forma eficaz durante la pandemia. Entre ellos, la tendencia al autoservicio y la automatización de los servicios de la biblioteca, así como una mayor programación virtual para los usuarios. La pandemia aceleró aún más esta tendencia, al tiempo que demostró el valor de las colecciones digitales. Cuando las bibliotecas cerraron, los usuarios pudieron acceder a los recursos electrónicos a distancia.

LECCIONES APRENDIDAS

  • La transformación efectiva también requiere la mentalidad adecuada entre los los responsables de las bibliotecas. Dirigir el cambio en tiempos inciertos depende de «una de experimentar, fracasar y volver a intentarlo»
  • Escuchar las necesidades de los usuarios. Escucha a tus usuarios, se consciente de lo que necesitan y estate preparado para adaptarte». Las bibliotecas prósperas no son estáticas ni existen en el vacío. Comprender esto es la clave para ser el recurso que su comunidad necesita.
  • Estar abierto al cambio. Las bibliotecas son conocidas por aferrarse a cosas, incluyendo servicios, políticas y prácticas obsoletas. Las bibliotecas en evolución no tienen miedo de cuestionar estos detalles operativos. Una biblioteca debe mantener un pie plantado en el presente mientras mantiene el otro pie en movimiento hacia el futuro.
  • No lo hagas solo. El éxito es un esfuerzo de equipo. Se necesita un equipo para navegar en tiempos difíciles. Los responsables deben apoyarse en las instituciones homólogas, así como en su personal.

Los cambios que las bibliotecas han realizado desde marzo de 2020 han dado lugar a muchos éxitos y algunos retos clave que los líderes deben resolver. En general las bibliotecas han respondido a los retos de los últimos años con un pensamiento creativo y un espíritu de superación, lo que ha dado lugar a una serie de nuevas formas de servir a los usuarios.

Nuevas Directrices de la IFLA para los programas de formación profesional en Biblioteconomía y Documentación

 IFLA Guidelines for Professional LIS Education Programmes. The Hague: IFLA, 2022

Texto completo

El Consejo Profesional de la IFLA aprobó el 1 de abril de 2022 las Directrices de la IFLA para los programas de formación profesional en biblioteconomía y documentación (LIS). Las Directrices, ahora publicadas, fueron redactadas por el Subgrupo de Desarrollo del Marco de Educación en Biblioteconomía y Documentación del BSLISE, bajo la dirección de los profesores Clara M. Chu y Jaya Raju. El grupo de trabajo BSLISE (Building Strong Library and Information Science Education) es una iniciativa de la Sección de Educación y Formación (SET) de la IFLA, de la Sección de Teoría e Investigación Bibliotecaria (LTR) y del SIG de Educación de la Biblioteconomía en los países en desarrollo.

Las directrices responden a las recomendaciones del documento Building Strong LIS Education: A Call to Global and Local Action – An IFLA BSLISE Working Group White Paper (IFLA BSLISE Working Group, 2018. doi: http://dx.doi.org/10.15641/0-7992-2542-6). El desarrollo de las Directrices fue informado por la literatura publicada, las normas nacionales e internacionales existentes, la experiencia del BSLISE y la consulta con la educación LIS y las partes interesadas profesionales en todo el mundo. Para conocer los antecedentes del proyecto y más detalles, visita https://bslise.org/. Estas Directrices sustituyen a las Directrices para programas educativos profesionales de biblioteconomía e información, 2012 (IFLA, 2012).

Las Directrices sirven como marco para el desarrollo de programas de formación en biblioteconomía y documentación, que las partes interesadas pueden aplicar en la planificación, el desarrollo y la evaluación de la calidad de la educación en Biblioteconomía y Documentación, e identifican las áreas de conocimiento que los profesionales de la biblioteconomía y documentación deben tener para ejercer y seguir desarrollándose. Se han creado para que sean aplicables en cualquier nivel de la enseñanza superior. Estas directrices ayudarán a los programas a seguir adaptándose a las necesidades siempre cambiantes de su comunidad, así como a permitir un mayor grado de movilidad de los profesionales de la información y la comunicación en todo el mundo.

Las Directrices, basadas en los principios de equidad, diversidad, inclusión y accesibilidad, serán de interés para los gestores de la formación en Biblioteconomía y Documentación, los educadores, los estudiantes y los responsables de la formulación de políticas. Las ocho áreas de conocimiento fundamentales de las Directrices son fundamentales para que los profesionales de la biblioteconomía y documentación desarrollen sus conocimientos y habilidades para el futuro de las bibliotecas y la sostenibilidad de nuestra profesión.

Para más información, ve a: https://bslise.org/lis-education-guidelines/

La biblioteca y las reformas educativas en el siglo XXI

Lawal, Olu Olat, Kwaghga Beetseh, y Science and Education Development Institute. Library and Educational Reforms in the 21st Century, 2015.

Texto completo

En los últimos años, la aparición de Internet ha transformado la búsqueda de información y la práctica profesional en varias disciplinas basadas en la investigación y que contribuyen en gran medida al desarrollo nacional. Los efectos de la ecnología de las comunicaciones de la información (CI). han sido notables en las profesiones y en los organismos de formación. Es significativo observar que en todo el mundo, especialmente en los países desarrollados, los profesionales de la información y la comunicación han participado en debates sobre la conveniencia de integrar la CI en la prestación de servicios bibliotecarios desde hace décadas.

Hay problemas de diversa índole que han mitigado la beneficiosa adopción de las TIC por parte de los usuarios. Este problema no es menos visible en la frontera estratégica de la educación y la formación de los profesionales de la información y la comunicación. La evaluación del papel del CI en la prestación de servicios de calidad en las bibliotecas y los centros de información se hizo necesaria al menos para reajustar los objetivos, la visión y la misión de la institución para lograr resultados positivos coordinados en el desarrollo nacional. En esta perspectiva, se han aportado documentos en este volumen indicando las acciones y las diversas medidas necesarias para alcanzar un nivel aceptable de práctica. Al hacerlo, es natural que se generen más debates y un valioso intercambio de ideas sobre la conveniencia u oportunidad del papel de los CI en el desarrollo general de las bibliotecas.

Evolución de las bibliotecas hasta el siglo XXI (Infografía)

The evolution of libraries to the 21st century (Infographic), 2021

Ver

Ampliar infografía

A un viajero en el tiempo que visitara una biblioteca hoy en día probablemente le costaría asimilar lo que está viendo: la biblioteca del siglo XXI ha evolucionado mucho, mucho más allá de su estado original como depósito de libros, para convertirse en un centro vital de la comunidad y una fuente de contenido multicanal.

A medida que las bibliotecas entran en la última fase de su historia, pivotando una vez más para adaptarse a los nuevos entornos, echamos un vistazo a la historia de las bibliotecas públicas para recordar lo lejos que hemos llegado – y cuántas nuevas y emocionantes oportunidades de cambio están en el horizonte.

De 2010 hasta nuestros días: Construir espacios acogedores para los creadores

Las bibliotecas actuales no son sólo lugares para consumir contenidos: son un lugar para crear. Con cada vez más bibliotecas que ofrecen estudios para creadores, cabinas de podcasting, software de edición de vídeo, talleres y tutoriales, la biblioteca se ha convertido en un vibrante centro creativo donde se produce tanto contenido como se disfruta.

El papel de la biblioteca seguirá evolucionando, por supuesto, pero dondequiera que vayamos, es clave tener en cuenta que el bibliotecario del siglo XXI nunca ha sido sólo un conservador de libros. Son investigadores, analistas de datos, analistas de información, gestores de bases de datos, gestores de redes sociales… y la evolución de la tecnología en las últimas décadas no ha hecho más que aclarar su polifacético papel y su inconmensurable valor.

La biblioteca pública del siglo XXI más allá de los libros

La biblioteca moderna es más que un simple depósito de libros. Hoy las bibliotecas son espacios públicos diseñados para fomentar las conexiones al tiempo que se mantienen al día con la tecnología y las necesidades de la comunidad.

En su interior, los visitantes pueden encontrar desde una flamante cafetería, una biblioteca de préstamo de herramientas y un «laboratorio de ideas» repleto de lo último en tecnología hasta cabinas de podcasting, máquinas de coser computerizadas y pantallas de realidad aumentada, las instalaciones se han actualizado para la era moderna.

Aunque sigue habiendo muchos libros, y los libros siguen siendo el ADN de la biblioteca, el rediseño de los espacios está permitiendo nuevas propuestas. Se trata más de propiciar el aprendizaje, la participación y la socialización; no se trata tanto de que las personas vengan a coger un libro de la estantería y se marchen. El propósito es que se queden en el espacio de la biblioteca por más tiempo, disfrutando, aprendiendo y compartiendo conocimientos junto a otros. El objetivo es crear comunidades fuertes que respondan positivamente ante momentos críticos.

En general la asistencia a las bibliotecas ha disminuido en torno a un 21% entre 2009 y 2019. Pero los préstamos han aumentado; simplemente se han trasladado a Internet, ya que las colecciones han pasado del material físico al digital. Eso ha hecho que las bibliotecas cambien su forma de pensar en cuanto a lo que podría atraer a la gente a sus espacios.

Este nuevo concepto integrador da lugar a múltiples propuestas, las personas acuden a la biblioteca para desarrollar casi cualquier cosa que tenga que ver con sus intereses, es su espacio comunitario, un facilitador para alcanzar sus logros, un espacio proyectivo para sus aspiraciones en el que se mezclan ocio, disfrute y aprendizaje.

Las propuestas incluyen desde bancos de semillas, jardinería, juegos, tecnología, actividades creativas, estudios de audio y video, grabación de música, cocina o actividades artesanales. Se trata de generar espacio de aprendizaje compartido que promueva la personalización del aprendizaje con la integración de las nuevas tecnologías, en definitiva, espacios de aprendizaje bibliotecario que conectan a los estudiantes con la tecnología, la información y el aprendizaje co-curricular.

Los nuevos diseños de los espacios son parte del atractivo: zonas luminosas y abiertas, con zonas de descanso que propician la conversación. Así, las bibliotecas de la actualidad intentan satisfacer las necesidades de hoy, sin olvidar su pasado pero mirando al futuro, a través de espacios que facilitan la interacción y la flexibilidad en un mundo cambiante.

Las bibliotecas públicas son públicas: un lugar donde todos pueden reunirse. Espacios abiertos a la comunidad donde cualquiera puede acudir independientemente de sus circunstancias y condiciones. Un espacio integrador por derecho propio. De esta manera las bibliotecas del siglo XXI proporcionan un espacio común y acogedor que fomenta la exploración, la creación y la colaboración entre los miembros de la comunidad, donde reúnen lo mejor de lo físico y lo digital para crear centros de aprendizaje y acogida, posicionándose como centros comunitarios que satisfacen las necesidades generales y las infinitas posibilidades de aprendizaje. En definitiva, las bibliotecas seguirán inspirando a las personas para que construyan nuevos conocimientos y significados a partir del mundo que les rodea.

La Biblioteca Pública Centro Cultural Comuna de Calí en Colombia recibe un premio IFLA a las bibliotecas sostenibles

Centro Cultural Comuna 1 Biblioteca Pública-«El camino del barrio»

Facebook

Centro Cultural Comuna 1 Biblioteca Pública-«El camino del barrio» en Santiago de Cali en Colombia recibió el premio IFLA Green Library Award 2022, por ser un proyecto que se realizó con mínimos recursos pero con un gran impacto. El proyecto busca crear un mayor vínculo entre los habitantes y su territorio, sus barrios y la naturaleza circundante. También apoya las iniciativas comunitarias, promueve la igualdad de género y muestra la fortaleza de las comunidades.

.

.

El Centro Cultural de la Comuna 1 es el resultado de los esfuerzos de varios líderes del barrio Vista Hermosa entre los que se destaca el presidente de la Junta de Acción Comunal, Carlos Alfredo Orbes, quien lideró un consenso comunitario para solicitar la construcción de la biblioteca pública en un terreno del municipio gestionado años atrás, y en donde se había pensado inicialmente construir un polideportivo. De esta manera, el alcalde de ese entonces, Ricardo Cobo Lloreda, inició la construcción de la biblioteca en el año 2000, y fue inaugurada el 22 de diciembre de ese mismo año. Para el 1 de febrero de 2001 se inicia la prestación de sus servicios bibliotecarios y desde su apertura hace parte de la Red de Bibliotecas Públicas de Cali.

Entre sus programas inicialmente se puede resaltar la ejecución del proyecto Servicios integrados para jóvenes, auspiciado por el programa presidencial “Colombia Joven” y financiado por el Banco Mundial, que permitió la creación de varios grupos juveniles para el fortalecimiento de las expresiones artísticas y comunitarias como: Grutespa (teatro), Grafo (comunicaciones), Mambologia (baile), Malicia (proyección audiovisual) y Vacko´s (música), los cuales dinamizaron las actividades culturales de la biblioteca por 7 años aproximadamente y se convirtieron en grupos representativos a nivel de la comuna y la ciudad.

.

.

Entre los años 2013 y 2014 con la llegada del Punto Vive Digital, la biblioteca cambió su infraestructura, remodelando la fachada, la distribución de los espacios físicos, el mobiliario y equipos tecnológicos, y por ende, se abrieron nuevos servicios como: acceso a internet, vídeo juegos, gobierno en línea, alfabetización informacional, entre otros.  

Para el  año 2015, de nuevo se realizan adecuaciones para el beneficio de la comunidad y se inició la ampliación de la biblioteca por medio de la estrategia TIOS, la cual contempló la construcción de un salón de artes que vino a reforzar las dinámicas culturales y artísticas, permitiendo la realización permanente de exposiciones, proyección de cine, ensayos de grupos y reuniones comunitarias, que sin duda han generado mayor sentido de pertenencia en esta biblioteca.

.

.

En octubre del 2021, La Biblioteca Pública Centro cultural comuna 1 fue una de las bibliotecas ganadoras del VIII Premio Nacional de Bibliotecas Públicas Daniel Samper Ortega; Dicho reconocimiento es otorgado desde el año 2014 por el Ministerio de Cultura, Biblioteca Nacional de Colombia y la Red Nacional de bibliotecas Públicas, a la bibliotecas que se destacan por la excelencia en la prestación de sus servicios y su capacidad de resiliencia a situaciones adversas.

Los ganadores del Premio IFLA a la Biblioteca Verde 2022 son:

Categoría «Mejor Biblioteca Verde»
Singapur, Consejo Nacional de Bibliotecas de Singapur-«Renovación de la Biblioteca Pública Choa Chu Kang»

Categoría «Mejor proyecto de biblioteca verde»
Francia, París, Médiathèque de la Canopée-la fontaine-«La Médiathèque de la Canopée : una biblioteca piloto de desarrollo sostenible para la red parisina»

Un reconocimiento especial es para
Colombia, Cali, Biblioteca Pública del Centro Cultural Comuna 1-«El camino del barrio»

Los finalistas son los siguientes

Categoría «Mejor biblioteca ecológica»

Bulgaria, Burgas, Biblioteca Regional «P. K. Yavorov»-«BiblioBurgas Comunitaria»
Colombia, Cali, Biblioteca Pública del Centro Cultural La Leonera-«Biblioteca Pública del Centro Cultural La Leonera 2022»

España, Barcelona, Collserola – Biblioteca Josep Miracle-«Biblioteca de Collserola. Una propuesta verde en la ciudad de Barcelona»
EEUU, Boston, MA, Valente Branch Library-«Biblioteca Pública de Cambridge – Valente Branch»

Categoría «Mejor proyecto de biblioteca verde»

Bélgica, Jette, BiblioJette y BibJette-«Adopta una planta en tu biblioteca pública: el proyecto Plantotek»

Francia, Médiathèque Mouezh ar gallon, Tourc’h-«Una biblioteca con jardín compartido para desarrollar la biodiversidad»

Noruega, Lier, Lier bibliotek-«Los peces que echan raíces»

Las bibliotecas y la educación del pueblo

Antonio Machado Álvarez

«… Las Bibliotecas Populares responden en todas las naciones al fin principal de instruir y educar al pueblo. Llevar a las Bibliotecas destinadas al pueblo lo que del pueblo es; devolver á éste en forma de cantares, cuentos, romances, leyendas, usos y costumbres, sus propios sentimientos, fantasías, creencias é ideas para que en ellas y por ellas se reconozca y estudie su pasado, es la obra más trascendental y adecuada á tan elevado fin”.

ANTONIO MACHADO Y ÁLVAREZ, de pseudónimo «Demófilo», padre de los poetas Antonio y Manuel Machado, escribe en una “Exposición” al ministro de Fomento, Pidal y Mon, refiriéndose a la importancia que las Bibliotecas populares representan para la educación del pueblo