Archivo de la etiqueta: Bibliotecas

Tres Tips en TIC!: 31 entrevistas a algunos de los profesionales que marcan tendencias en el mundo de la Información y Documentación

 

45504055534_9bbb03743f_b_d

Rodríguez Palchevich, Diana. Tres Tips en TIC! 2018

Descargar el ebook

Ver en la Web

El libro contiene todas las entrevistas del año 2018 realizadas a profesionales de la información y de la educación que destacan por su aplicación estratégica de las TIC en el trabajo diario y en la investigación.

 

Estos profesionales de la información y de la educación van marcando rumbo en la aplicación estratégica de las TIC realzando su propio espacio de acción con aplicación, inteligencia y esfuerzo. Todos y todas se destacan por su trabajo en unidades de información, aulas, puntos de decisión, centros de investigación, laboratorios, editoriales… Todos y todas #MarcanTendencia

Puedes descargar el ebook en dos formatos: PDF (para leer en ordenador y pantallas grandes) y  ePUB (para leer en readers y smartphones). Solo tienes que clickear en el enlace debajo de la imagen del ebook de regalo y elegir el formato.

 

 

 

La biblioteca sirvió como lugar de encuentro entre familias iranís separadas por la prohibición de viajar

 

2018-11-28-libraryiran

 

Las bibliotecas son lugares de plena confianza para las personas, y zonas de emergencia y acogida, en esencia son lugares públicos por derecho propio. Y que en esta ocasión se han visto gratificadas a desempeñar el papel casi clandestino de lugar de reuniones emocionales entre personas separadas por las políticas de inmigración de la administración Trump. Según dijeron algunos bibliotecarios, los funcionarios de inmigración les han amenazado con cerrar la biblioteca si continúan con estas visitas.

 

Durante el viaje de seis horas desde la ciudad de Nueva York a un pequeño pueblo en el norte de Vermont, la estudiante iraní Shirin Estahbanati lloró ante la idea de ver a su padre por primera vez en casi tres años. Desde entonces, él había sufrido un ataque al corazón, y ella no se había atrevido a salir de Estados Unidos para consolarlo por temor a no poder regresar. El lugar de encuentro fue la Haskell Free Library and Opera House, que se encuentra a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, entre Stanstead, Quebec, y Derby Line, Vermont, EE.UU., el día 3 de noviembre de 2018.

Estahbanati, como muchos estudiantes iraníes en Estados Unidos, tiene una visa de entrada única y no puede salir del país sin arriesgarse a que no se le permita volver a entrar. Sus padres, como ciudadanos iraníes, están bloqueados por la prohibición de viajar del presidente estadounidense Donald Trump para visitarla en Estados Unidos.

Aunque varios iraníes dijeron que no se habían enfrentado a ningún obstáculo por parte de las autoridades de inmigración, otros dijeron que los oficiales de fronteras de Estados Unidos les habían detenido durante varias horas, tratando de impedirles entrar a la biblioteca, además les comunicaron que no deberían visitarse unos a otros allí o que deberían limitar sus visitas a unos pocos minutos. Según dijo también un miembro del personal de la biblioteca, los funcionarios estadounidenses y canadienses les han amenazado con cerrar la biblioteca debido a las visitas.

 

 

 

Crecí en la biblioteca

3187581564_ae66e1e5e8_o

 

“Estamos tan acostumbrados a la idea de que las bibliotecas públicas existen que las damos por supuestas, que apreciamos poco estos lugares complejos, extraordinarios y ricos en recursos”

Susan Orlean “The library book” Simon & Schuster, 2018

 

Crecí en la biblioteca, o al menos así lo siento. Me crié en los suburbios de Cleveland, a unas pocas calles de la sucursal de Bertram Woods del sistema de bibliotecas públicas de Shaker Heights. A lo largo de mi infancia, desde que era muy pequeña, iba allí varias veces a la semana con mi madre. En esas visitas, mi madre y yo entrabamos juntas pero tan pronto como atravesamos la puerta, nos separábamos  y cada una se dirigió a su sección favorita. La biblioteca fue el primer lugar donde me dieron autonomía. Incluso después cuando ya tenía cuatro o cinco años, me dejaron ir sola. Luego, después de un tiempo, mi madre y yo nos reuniamos en el mostrador de préstamo con nuestros hallazgos. Juntas esperábamos  mientras el bibliotecario en el mostrador sacaba la tarjeta de fechas y la estampaba con la máquina de caja – ese puño gigante golpeando la tarjeta con un golpe seco, imprimiendo la fecha de vencimiento torcida debajo de una veintena de fechas de vencimiento torcidas anteriores que pertenecían a otras personas.

Nuestras visitas a la biblioteca nunca fueron suficientes para mí. El lugar era tan generoso. Me encantaba vagar por los estantes de los libros, escudriñando las estanterías hasta que algo me llamaba la atención. Esas visitas eran interludios de ensueño, sin fricciones, que prometían que me iría más rica de lo que llegué. No era como ir a una tienda con mi mamá, donde era seguro que se producía un tira y afloja entre lo que yo quería y lo que mi madre estaba dispuesta a comprarme; sin embargo, en la biblioteca podía tener todo lo que yo quisiera. Después salir, me encantaba subir al coche y ver todos los libros en mi regazo, presionándome bajo su peso sólido y cálido, sus fundas de Mylar pegándose un poco a mis muslos. Era tan emocionante ir a un lugar con cosas por las que no debias de pagar; tan emocionante anticiparnos a los nuevos libros que íbamos a leer. Hablamos sobre el orden en que íbamos a leerlos, una solemne conversación en la que planeamos cómo íbamos a caminar a través de este encantador y evanescente período de gracia hasta el vencimiento de los libros. Ambas pensamos que todos los bibliotecarios de la sucursal de Bertram Woods eran hermosos. Durante unos minutos, hablamos de su belleza. Mi madre siempre mencionaba que, si hubiera podido elegir cualquier profesión, habría elegido ser bibliotecaria, y el coche se quedaba en silencio por un momento mientras ambas considerábamos lo increíble que habría sido.

Cuando era más mayor, solía ir a la biblioteca yo sola, cargando con todos los libros que podía llevar. A veces también iba con mi madre, y el viaje era tan encantador como cuando era pequeña. Incluso cuando estaba en mi último año de secundaria y podía conducir hasta la biblioteca, mi madre y yo seguimos yendo juntas de vez en cuando, y el viaje se desarrollaba exactamente igual que cuando era niña, con los mismos ritmos y pausas y comentarios y ensueños, el mismo ritmo pensativo perfecto que habíamos seguido tantas veces antes. Cuando echo de menos a mi madre estos días, ahora que se ha ido, me gusta imaginarnos en el coche juntas, yendo de viaje a la sucursal de Bertram Woods.

La Biblioteca de Seatle la más bella del mundo según una encuesta de Istagram

edwards_library_02_2

 

Diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas en 2004, Seattle Public Library ha sido votada como la biblioteca más bella del mundo en Instagram segun una encuesta llevada a cabo por WORDERY, un vendedor de libros en la que se han analizado el número de hashtags de algunas de las bibliotecas más bellas del mundo para descubrir cuál es la más votada por los usuarios de instagram. La biblioteca de Seatle recibió 17.685 hashtags, seguida de la Bodleian de Reino Unido con 16.068, la Biblioteca Pública de Vancouver en Canadá con 7.907, La biblioteca del Real Gabinete Portugués de Leitura fue la cuarta con 4026, la Biblioteca Pública de Stuttgart de Alemania con 3.992. La primera española es la Biblioteca del Monasterio del Escorial, la n. 42 con 5 hashtags. Ver datos y metodología

La metodología consistió en la compilación de una lista de 40 bibliotecas proclamadas como las más hermosas por una variedad de publicaciones ( The Guardian , The Telegraph , Conde Nast Traveler ), encontrando los hashtags asociados con esas bibliotecas y comparando los números de veces que se utilizaron a partir del 9 de noviembre.

03

 

La biblioteca de Seatle se caracteriza por su fachada de cristal facetado, sus escaleras mecánicas futuristas chartreuse, el pasillo del cuarto piso de color rojo brillante y las vistas internas vertiginosas. Se dice que La biblioteca de Seattle “es grande pero no monumental. Los espacios están diseñados para no intimidar, sino para acomodar”. Como afirmó Willian Dietrich “De alguna manera, esta caja de vidrio no transmite frialdad sino intimidad. El resultado no es solo una biblioteca, sino un centro comunitario y un escaparate global que trasciende su propia manzana urbana entre Madison y Spring. Se extiende y se funde perfectamente con las torres del centro a su alrededor.”

icon125_iotm-seattle-library

 

 

 

Directorio de actividades de publicación de bibliotecas 2019

library_publishing_directory_2019-147x220

Hoff, Alexandra. et al.  2019 Library Publishing Directory Published. Library Publishing Coalition, 2018

Texto completo

PDF

ePub

 

Library Publishing Directory Published recoge las actividades editoriales de 138 bibliotecas universitarias y de investigación. El directorio ilustra las muchas maneras en que las bibliotecas están transformando y fomentando activamente las comunicaciones académicas en colaboración con investigadores, estudiantes, y editoriales universitarias. 

 

The Library Publishing Coalition (LPC) presenta el quinto Directorio de Publicaciones de Bibliotecas, el recurso más completo que existe sobre la amplia gama de actividades editoriales en curso en las bibliotecas universitarias y de investigación de todo el mundo. En este volumen, se ofrece una visión general de los programas de publicación de bibliotecas en 138 instituciones de los Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Australia, Alemania, Irlanda y Suecia, Rumania, Italia y Kazajstán.

El directorio está destinado a los editores de bibliotecas, pero también pretende ser de utilidad para bibliotecarios y administradores que buscan obtener apoyo local para sus esfuerzos editoriales, o para responder a preguntas sobre la mejor manera de ampliar y apoyar un programa de publicaciones. Dado que la publicación de la biblioteca tiene lugar dentro del ecosistema editorial más amplio, la información aquí contenida también será de interés para los agregadores, distribuidores, desarrolladores de plataformas y otros tipos de editores.

Library Publishing Directory Published ofrece una instantánea anual de las actividades editoriales de las bibliotecas universitarias y de investigación, que incluye información sobre el número y los tipos de publicaciones que producen, los servicios que ofrecen a los autores, la forma en que cuentan con personal y fondos, y sus planes futuros. Al documentar la amplitud y profundidad de las actividades en este campo, este recurso tiene como objetivo articular el valor único de la publicación bibliotecaria; establecerla como una comunidad de práctica significativa y en crecimiento; y aumentar su visibilidad dentro de un número de comunidades de partes interesadas, incluyendo administradores, agencias de financiación, otros editores académicos, bibliotecarios y creadores de contenido.

Las asociaciones locales siguen siendo un pilar de la publicación en las bibliotecas, y esto se refleja en el conjunto de datos de 2019. La mayoría de las editoriales de bibliotecas informan que se han asociado con los departamentos del campus (80%) y con el profesorado a nivel individual (78%). Muchos también se asocian con estudiantes de postgrado (57%) y estudiantes de pregrado (57%). Una minoría de editores de bibliotecas se asocia con las editoriales universitarias (29%).

Si bien las editoriales de las bibliotecas siguen centrándose en las partes interesadas del campus a través de revistas dirigidas por profesores y estudiantes, las respuestas de este año indicaron un aumento significativo en el número de revistas publicadas para grupos externos. El número de revistas dirigidas por profesores aumentó un 16% (442 a 512) con respecto al año anterior, y el número de revistas dirigidas por estudiantes aumentó un 31% (224 a 294), mientras que las revistas publicadas para grupos externos aumentaron un 50% (173 a 259). Es posible que el aumento de revistas publicadas para grupos externos forme parte de una tendencia mayor en la publicación en bibliotecas, o que refleje más específicamente los enfoques de publicación de las muchas entradas nuevas en el directorio de este año.

Lo fundamental para la publicación en bibliotecas es mantener, apoyar y, a veces, desarrollar plataformas de publicación. Cada año hay más y más opciones de plataforma para que los editores de bibliotecas puedan elegir, incluyendo productos de código abierto y comerciales. El software de código abierto desarrollado por y para la comunidad académica fue uno de los temas centrales del Foro de Publicación de la Biblioteca de 2018, pero el conjunto de datos de este año aún no indica un cambio importante en las plataformas y tecnologías que utilizan los editores de bibliotecas. El software más utilizado por los editores de bibliotecas es la plataforma bepress de Elsevier (43%). Detrás se encuentra el sistema de código abierto Open Journal Systems (41%). Otras plataformas comunes incluyen DSpace (30%), WordPress (18%) y CONTENTdm (14%). Si bien las plataformas comerciales y de código abierto siguen siendo populares, el uso de software desarrollado localmente ha disminuido constantemente del 25% en 2017 a sólo el 12% en 2019, lo que probablemente refleja el creciente número de opciones de plataformas existentes, así como las tendencias más amplias en la gestión de la infraestructura bibliotecaria. Si la comunidad editorial de la biblioteca continúa centrándose en adoptar y apoyar el software de código abierto, se espera ver un cambio en estos datos con el tiempo, así como la aparición de nuevas opciones de código abierto.

Los editores de bibliotecas a menudo proporcionan una gama de servicios editoriales, técnicos y de producción, además de alojamiento de contenido. Los datos del año pasado revelaron que muchos de los “otros servicios” (por ejemplo, asesoramiento sobre derechos de autor, formación, servicios de metadatos) eran prestados por menos programas que en el pasado, y esta tendencia continuó durante este año. Por ejemplo, el porcentaje de instituciones que prestan servicios de digitalización disminuyó del 84% en 2017 al 69% en 2018 y al 58% en 2019. El hospedaje de contenido complementario y la provisión de capacitación y servicios analíticos también han disminuido de manera constante en los últimos tres años. Muchos de los “otros servicios” siguieron siendo coherentes con los números de 2018, incluyendo la prestación de asesoramiento sobre derechos de autor (80%), servicios de metadatos (77%) y servicios de catalogación (59%). Los servicios ofrecidos por el menor número de editores de bibliotecas incluyeron la preparación del presupuesto (7%), el desarrollo del modelo de negocio (9%) y la creación de índices (12%).

La preservación digital sigue siendo una de las principales preocupaciones de los editores de bibliotecas y de las bibliotecas universitarias en general. Los datos de 2019 muestran que los programas de bibliotecas utilizan una serie de sistemas para prestar servicios de preservación digital, entre los que se incluyen LOCKSS (32%), CLOCKSS (9%), MetaArchive (4%), COPPUL (3%), HathiTrust (11%), Pórtico (14%) y soluciones internas (38%). Otros 22% de los editores de bibliotecas están discutiendo posibles soluciones para la preservación digital.

Por primera vez el año pasado, la encuesta del directorio incluyó una pregunta para que los encuestados indicaran como está enfocado su programa a la publicación en acceso abierto. La pregunta pedía a los encuestados que clasificaran su programa de 1 (en absoluto OA) a 5 (totalmente OA). No es de extrañar que los editores de bibliotecas se centren en la publicación en acceso abierto porque es y ha sido un valor central de la biblioteca. Este año, se les pidió a los editores de las bibliotecas que calificaran la apertura de sus programas. La mayoría calificó sus programas en 4 (42%) o 5 (46%) en términos de apertura, y ningún editor de biblioteca calificó su programa como 1.

Recopilar y sintetizar la información es un área experimental y en evolución de la publicación de bibliotecas que presenta numerosos desafíos. Etiquetar y categorizar el diverso conjunto de actividades de “publicación en bibliotecas” no es tarea fácil; tampoco lo es establecer límites en torno a los flujos de financiación, la dotación de personal y los servicios que tienen que ver específicamente con las actividades de publicación en bibliotecas.

 

Biblioteca prefabricada con un sistema curioso de regulación de la temperatura en Colina (Chile)

 

lareserva1

 

La biblioteca prefabricada en Colina, Chile, es obra del arquitecto Sebastián Irarrázava. Construida de hormigón, acero y madera, la estructura geométrica de 120 metros cuadrados se integra en el paisaje circundante.

lareserva2

 

Irarrázaval aprovecha los beneficios inherentes a estos materiales, principalmente sus atributos térmicos. Los paneles exteriores de acero crean una doble fachada en la que se calienta el aire y crea una ventilación natural alrededor de la estructura. Los elementos de hormigón trabajan para regular la temperatura moderando los oscilaciones entre el calentamiento y el enfriamiento. Como sistema completo, y acoplado con aperturas expansivas ajustables, el edificio se autorregula para el confort térmico de los ocupantes.

lareserva3

 

 

Estudios de caso sobre identificadores persistentes en la gestión de la información de la investigación europea

 

liber-cover-500

Bryant, Rebecca, Annette Dortmund, and Constance Malpas. Convenience and Compliance: Case Studies on Persistent Identifiers in European Research Information. Dublin, Ohio: OCLC Research, 2017.
doi:10.25333/C32K7M

Texto completo

Este informe proporciona a los líderes de universidades y bibliotecas de investigación información útil sobre prácticas e infraestructuras emergentes en la gestión de la información de investigación europea (RIM), sobre el papel actual y futuro de los identificadores de personas y organizaciones persistentes y, más específicamente, sobre los incentivos y barreras a la adopción en tres entornos nacionales diferentes -Finlandia, Alemania y Países Bajos- con el fin de comprender mejor la dinámica de la toma de decisiones en este espacio.

A través de investigaciones y entrevistas semiestructuradas con profesionales y partes interesadas de universidades, bibliotecas nacionales y organizaciones de colaboración en materia de tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) de Finlandia, Alemania y Países Bajos, los autores exploran las prácticas institucionales locales de la gestión de la información de investigación y examinan el papel -quizás incluso la necesidad- de identificadores persistentes para facilitar las actividades de gestión de la información de investigación a escala de grupo y la agregación de datos. Este trabajo formó parte de una colaboración de investigación conjunta con LIBER (Ligue des Bibliothèques Européennes de Recherche – Asociación de Bibliotecas de Investigación Europeas).

Este informe documenta un panorama de la gestión de la información de investigación que cambia rápidamente, a medida que los sistemas CRIS agregan más tipos de datos, recogen publicaciones de un número creciente de fuentes externas y sirven como un nodo importante que interactúa dentro de un panorama de comunicaciones académicas amplio y complejo.