Archivo de la etiqueta: Bibliotecas

La biblioteca del futuro de libros inéditos de autores famosos que sólo podrán leerse en el año 2114

Richard Fishe The Norwegian library with unreadable books BBC, 2022

Ver completo

Ver Bibliotecas y Arte ¿Son una bibliotecas o es arte? Planeta Biblioteca 2020/02/26

Algunos de los autores más célebres del mundo han escrito manuscritos que no se publicarán hasta dentro de un siglo. Se trataba de la ceremonia de la Biblioteca del Futuro 2022, un proyecto artístico de 100 años de duración creado para ampliar la perspectiva del tiempo de las personas y su deber con la posteridad. Todos los manuscritos se guardarán durante casi un siglo en cajones de cristal cerrados con llave en un rincón oculto de la principal biblioteca pública de Oslo, dentro de un pequeño depósito de madera llamado la Sala del Silencio. En 2114 se abrirán los cajones y se cortarán los árboles, y 100 historias ocultas durante un siglo se publicarán por fin de una sola vez.

Una mañana de domingo, en un bosque al norte de Oslo (Noruega), más de 200 personas se reunieron para asistir a una ceremonia. Habían caminado en procesión -algunos con sus perros, otros con sus hijos- por senderos de grava, dirigidos por flechas en el suelo hechas con virutas de madera espolvoreadas. El aire desprendía un aroma a agujas de pino, troncos quemados y café noruego fuerte.

Al llegar a su destino, un bosque recién plantado, la gente se sentaba o se agachaba en una ladera salpicada de abetos. Cada árbol sólo tiene un metro de altura, pero un día, cuando los abetos sean más de 20 ó 30 veces más grandes, proporcionarán el papel para una colección especial de libros. Todos los presentes sabían que no vivirían para ver eso, ni llegarían a leer los libros.

Se trataba de la ceremonia de la Biblioteca del Futuro 2022, un proyecto artístico de 100 años de duración creado para ampliar la perspectiva del tiempo de las personas y su deber con la posteridad. Cada año desde 2014, la artista escocesa Katie Paterson -junto con su homóloga noruega Anne Beate Hovind y un grupo de gestores- ha invitado a un escritor destacado a presentar un manuscrito, y el encargo continuará hasta 2113. Entonces, un siglo después del inicio del proyecto, se publicarán finalmente todos ellos.

Este año, el autor zimbabuense Tsitsi Dangarembga y el escritor noruego Karl Ove Knausgaard acudieron al bosque para entregar sus historias (junto con los autores que regresan, Mitchell y Sjón). Se les prohibió revelar el contenido de sus obras, sólo pudieron compartir los títulos.

Bibliotecas y Bibliotecología en Argentina. Entrevista con José María Williams. Planeta Biblioteca 2022/07/20.

Bibliotecas y Bibliotecología en Argentina. Entrevista con José María Williams. Planeta Biblioteca 2022/07/20.

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

En esta ocasión visito nuestro programa y nuestra ciudad José María Williams, Jefe de Biblioteca en Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires y profesor de Bibliotecología como Docente en ISFDyT 114 Tupac Amaru Villa Ballester, además de creador y dinamizador de los encuentros EMBAPIBE. con él hemos tenido una grata charla sobre temas y cuestiones relacionadas con la profesión, como el valor y el futuro de las bibliotecas, la importancia de la enseñanza de la Bibliotecología, el desarrollo profesional y otras cuestiones.

Desarrollando competencias en Conocimiento Abierto: Recomendaciones para los profesionales y las escuelas de Biblioteconomía y Documentación

Santos-Hermosa, Gema, y Javiera Atenas. «Building Capacities in Open Knowledge: Recommendations for Library and Information Science Professionals and Schools». Frontiers in Education 7 (2022). https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/feduc.2022.866049.

El impacto que está teniendo la apertura del conocimiento, no sólo en el sector de la Educación Superior (ES) sino a nivel de políticas públicas e institucionales, se debe en gran medida a los esfuerzos de los profesionales de la información y de los investigadores, y gracias a estos dos grupos, iniciativas como el acceso abierto (OA), la educación abierta (OE) y la ciencia abierta (OSC) han cambiado la forma de enseñar, realizar y comunicar la investigación. La apertura es una forma de democratizar el acceso al conocimiento desarrollado con fondos públicos, y este movimiento ha sido liderado por profesionales de la información en todo el mundo; sin embargo, hemos observado que, en gran medida, el desarrollo profesional en las diferentes áreas de la apertura es más bien autodidacta, informal, tutelado o continuo, pero no está formalizado en los programas de ciencias de la información, documentación o educación científica. En esta investigación exploratoria, reunimos pruebas de cómo se enseña (o si se enseña) la apertura del conocimiento mediante la revisión de una serie de planes de estudio de programas de grado y postgrado en escuelas de Biblioteconomía y Documentación (LIS) de una muestra de universidades que o bien (a) están liderando la agenda en OA, OSC, o OE; o (b) tienen políticas en materia de AA, CSC o EO; o (c) tienen mandatos, políticas o reglamentos nacionales/federales en materia de AA, CSC o EO y también de una serie de programas de formación no formal y/o de aprendizaje permanente ofrecidos en estas mismas tres áreas. Descubrimos que, si bien las escuelas de biblioteconomía y documentación no imparten formación formal para adquirir habilidades y competencias en materia de apertura, sus bibliotecas sí ofrecen distintos tipos de formación al respecto. Por otro lado, las buenas intenciones y la conciencia de apertura de las políticas aún no se han materializado en acciones que garanticen el desarrollo de capacidades. Las implicaciones de la investigación pretenden influir en el desarrollo de la creación de capacidades en materia de conocimiento abierto, aportando pruebas sólidas para mejorar el avance de los planes de estudio en las escuelas de biblioteconomía y documentación y proponiendo algunas recomendaciones en este sentido.

Reglas de catalogación para las alumnas de los cursos de Biblioteconomía de la Residencia de Señoritas. Madrid, 1934

Reglas de catalogación para las alumnas de los cursos de Biblioteconomía de la Residencia de Señoritas. Madrid: Talleres Espasa – Calpe, 1934. 25,5 cm. 104 p.

INTRODUCCIÓN

PUNTO DE VISTA MODERNO: EL LECTOR. SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN. SISTEMAS DE CATÁLOGO,FICHAS: TAMAÑO UNIVERSAL

Hasta hace poco el propósito tradicional de las bibliotecas, como se podía notar en los detalles de su organización, era la conservación de los libros y la formación de grandes bibliotecas (cuanto más grandes más buenas).

Según esto, sería suficiente una o pocas personas que la cuidasen o, más propiamente, guardasen de posibles desperfectos y extravíos, tratando al mismo tiempo de aumentarla.

Una colocación por orden de entrada, con números, letras o cualquier otro procedimiento conocido por el bibliotecario, sin necesidad de que los volúmenes guardasen una relación sistemática entre sí, sería adecuada. Bastaría que él pudiese hallarlos al ser pedidos por el lector, ya que nadie más tendría acceso al recinto donde se hubieran de conservar; en todo caso, habría otro lugar apropiado para usarlos.

En la biblioteca moderna la idea es diferente. Si ha de merecer el nombre de tal, el lector debe tener libre acceso, por lo menos, a una parte de ella, y en este caso la división por materias es in dispensable para que la persona interesada pueda encontrar reunido todo lo que existe sobre un asunto. Así es como llegamos a la clasificación por materias, pensando en la conveniencia del lector. Hay varios sistemas de clasificación que se hacen en vista de la materia. En este folleto se indica el decimal o de Dewey, por considerarlo bastante práctico, aunque no deje de reconocerse que adolece de algunos de los defectos que sus adversarios le señalan.

El propósito esencial de estas páginas es proveer a los aficionados a libros de los elementos más indispensables para dar cierto sentido de organización a una biblioteca, bien sea particular, bien de uso público, de Asociaciones, Instituciones, etc., y no excesiva mente grande. Se dan aquí primeramente las divisiones fundamentales de todas las materias según el sistema decimal de Dewey, y se trata con más extensión de la confección del catálogo.

Siendo éste una representación abreviada del contenido de la biblioteca, será tanto más perfecto, que en nuestro sistema vale tanto como decir más útil, cuanto mayor exactitud y detalle pueda ofrecer en más simplificada forma y más reducido espacio.

La teoría que en este folleto se sustenta es que en una biblioteca debe buscarse el mayor servicio con la máxima simplificación de personal. Por eso el libro es estudiado y tratado con toda minuciosidad a su entrada, con objeto de que después todo servicio con él sea rápido, especialmente el de hallarlo, aunque se busque por procedimientos varios, y esto precisamente porque se intenta que el mismo lector pueda hacerlo cuando así lo desee.

Así, por ejemplo, si tenemos el libro La vida de las flores, por J. Dantín Cereceda, de la colección «Libros de la Naturaleza», debe ser encontrado, según nuestros principios: por una persona que llegue buscando el nombre del autor; por otra que sólo conozca el título; por alguien que desee un libro de esta clase publicado en la serie «Libros de la Naturaleza», y, en fin, por quien necesite obras de esta materia y se acerque al catálogo buscando «Botánica», «Flores» o temas análogos comprendidos en la obra.

De un modo general se siguen las reglas empleadas en las bibliotecas públicas de los Estados Unidos. No al pie de la letra, sino adaptadas a lo que hemos creído ser más útil en el presente estado de la Biblioteconomía en nuestro país. Las personas que han redactado estas instrucciones están seguras de no haber encontrado una forma definitiva, que, por otra parte, no ha de ser posible alcanzar en un sistema que pretende, es cierto, proporcionar la mayor utilidad en el uso de bibliotecas, pero que se funda en algo tan convencional y variable como es la división del conocimiento. Sin embargo, todas sus reglas han sido contrastadas por la práctica biblioteconómica y por eso puede ofrecer cierta garantía de que su uso economiza el tiempo de los estudiosos y de las personas que deben servir la biblioteca, y, además, se basa en principios normativos que tienden a darle carácter científico. Los catálogos se han llevado y se llevan aún valiéndose de medios diversos: el empleo de libro o cuaderno, las hojas sueltas o cambiables y las fichas. El primero está cayendo en rápido desuso, pues su inamovilidad y rigidez obliga a cambiar, borrar y entrerrenglonar con frecuencia, acabando por darle un aspecto poco deseable. Las hojas sueltas permiten mayor flexibilidad, pero también obligan a copiarlas por entero, con más frecuencia de lo conveniente, cuando llegan a tener mal aspecto por los borrados e intercalaciones. Aquí se acepta como lo más práctico y moderno las fichas, que se recomiendan del tamaño universal, o sea 7,50 X 12 centímetros, de cartulina blanca sin rayar. Esto último porque si han de hacerse a máquina, como es aconsejable, las líneas pueden no coincidir con las de la máquina, y eso da un mal aspecto a la ficha.

Está muy discutido si las fichas han de escribirse a mano o a máquina. Hay bibliotecas en que se prefieren escritas a mano, a causa, según se dice, de la mayor permanencia de lo escrito cuando se trata de ficheros usados con mucha frecuencia. Pero aun en el caso de hacerlas de esta manera es muy probable que no ofrezcan completa uniformidad, sin contar que para su confección se necesita emplear mucho más tiempo. Una cinta nueva y una máquina bien cuidada podrán proveer de una escritura de duración suficiente.

No hay que olvidar que el fichero es la primera impresión que el lector recibe normalmente de una biblioteca, y ésta debe ser de orden, limpieza, precisión. Y si bien es verdad que, en el caso del fichero topográfico, es de uso exclusivo de los bibliotecarios, no lo es menos que su confección debe seguir las mismas reglas que el que se ofrezca al público.

Suelen emplearse también fichas impresas. Existen en los Estados Unidos, editadas por la Biblioteca del Congreso de Washington, y las que hace el Instituto Internacional de Bruselas; pero estas fichas en nuestro país apenas son aconsejables. En esto como en todo lo demás, el criterio seguido es el de alcanzar la mayor utilidad práctica.

Bibliotecas, archivos y museos como espacios democráticos en la era digital

Audunson, R., Andresen, H., Fagerlid, C., Henningsen, E., Hobohm, H.-C., Jochumsen, H., Larsen, H., & Vold, T. (Eds.). (2020). Libraries, Archives and Museums as Democratic Spaces in a Digital Age. De Gruyter, 2020

Texto completo

Las bibliotecas, los archivos y los museos han sido tradicionalmente parte de la infraestructura de la esfera pública. Lo han sido por proporcionar acceso público a la cultura y el conocimiento, por ser agentes de ilustración y por ser lugares de encuentro público en sus comunidades. La digitalización y la globalización plantean nuevos retos en relación con el mantenimiento de una esfera pública sostenible. ¿Pueden las bibliotecas, los archivos y los museos contribuir a superar estos retos?

La biblioteca nocturna de Kazuno Kohara

Kazuno Kohara. La biblioteca nocturna. Barcelona: Picarona , 2016

Puede que hayas estado en muchas bibliotecas, pero esta es la historia de una muy especial: abre durante la noche y está regentada por un equipo formado por una pequeña, simpática y bondadosa bibliotecaria y tres ayudantes-búho. Por si fuera poco, sus usuarios-lectores son animales. ¿Has visto alguna vez algo igual? Un álbum que ayuda a familiarizarse con los servicios básicos que ofrecen estos espacios mágicos y que enamorará a todos los lectores que pasan por sus salas (¡y a los bibliotecarios!)  La ilustradora utiliza la técnica del linograbado combinando tres colores: azul, amarillo y negro. Original, divertido, tierno e ideal para compartir en familia.

Library Futures publica una declaración política y un proyecto de ley sobre el libro electrónico: mitigar el problema de los libros electrónicos en las bibliotecas mediante la acción legislativa en los Estados

Library Futures Ebooks Policy Paper

Texto completo

Las prácticas actuales de concesión de licencias de libros electrónicos están erradicando la misión central de las bibliotecas, con graves repercusiones para la equidad y el acceso al conocimiento mundial. La raíz del problema es que mientras las bibliotecas compran libros impresos para prestarlos a los usuarios, no pueden comprar libros electrónicos. En su lugar, obtienen la licencia de acceso al contenido de las editoriales. Esto significa que los editores pueden establecer las condiciones que deseen en las licencias de libros electrónicos para las bibliotecas, o negarse a concederlas.

Los bibliotecarios de muchos estados están tratando de desarrollar leyes de libros electrónicos que aborden estas preocupaciones de costo y términos de licencia restrictivos. En junio de 2022, seis estados tenían proyectos de ley activos en esta sesión para abordar estas cuestiones. Maryland fue el primer estado en aprobar un proyecto de ley sobre libros electrónicos; sin embargo, una decisión de un tribunal federal de distrito emitió una orden judicial contra la ley en febrero de 2022, sobre la base de que la ley era inconstitucional porque estaba adelantada por la ley federal de derechos de autor. En junio de 2022, el tribunal determinó que la ley de libros electrónicos de Maryland era inconstitucional. La legislatura de Nueva York había aprobado un «clon» de la ley de Maryland, pero el gobernador acabó por vetarla, lo que llevó a los estados a dejar de lado el lenguaje legislativo que el tribunal consideró problemático y a centrarse en la ley estatal.

Como resultado, los actuales proyectos de ley estatales contienen disposiciones diferentes: algunos son facsímiles del proyecto de ley de Maryland, con el problemático lenguaje de las licencias obligatorias, y otros son proyectos de ley «híbridos»; en otras palabras, contienen el lenguaje problemático de Maryland, pero también están redactados en la ley de protección del consumidor de ese estado. En nuestra declaración política se puede encontrar un gráfico que resume las diferencias en las disposiciones de la legislación actual sobre el libro electrónico.

Library Futures apoya la legislación que pretende equiparar el mercado de los libros electrónicos. Para ello, hemos desarrollado un modelo de legislación que evita el problemático lenguaje de la ley de Maryland y que, por lo tanto, creemos que resistirá los desafíos legales. En resumen, proponemos un modelo de legislación basado en la protección del consumidor estatal, la legislación contractual estatal, la legislación de contratación pública estatal y la preeminencia de los contratos. Nuestro documento de declaración política explica los fundamentos jurídicos de nuestra propuesta de ley modelo. También puede ver un mapa interactivo de la legislación actual y suscribirse a las actualizaciones de las actividades políticas de Library Futures. Gracias a nuestra comunidad de expertos por sus ediciones, comentarios y aportaciones a esta declaración y proyecto de ley, y gracias a Readers First y a la comunidad de defensores de las bibliotecas que han trabajado por una legislación equitativa del libro electrónico en sus estados.

Esperamos trabajar con ustedes para garantizar que las bibliotecas puedan cumplir su misión de preservar y proporcionar un acceso amplio, abierto, no discriminatorio y equitativo a la información y a los materiales de lectura para el público. Si está interesado en saber más o en participar, esté atento a un seminario web a principios de agosto. Hasta entonces, inscríbase para recibir información actualizada.

ALA defiende la ley de libros digitales de Maryland y la defensa del estado cuando el tribunal federal de distrito emite una orden judicial preliminar

  • El Estado de Maryland promulgó una legislación, Md. Code, Educ. §§ 23-701, 23-702 (la «Ley de Maryland»), que obligaba a los editores a distribuir libros electrónicos, audiolibros y otras obras literarias digitales a las bibliotecas públicas de Maryland, y controlar los plazos y las condiciones para hacerlo.

Guía sencilla para gestionar la adquisición de recursos electrónicos y las cuestiones relacionadas con la concesión de licencias de contenidos digitales en la biblioteca

Texto completo

La concesión de licencias de recursos electrónicos o e-resources requiere muchas habilidades. ¿Dispone de los conocimientos necesarios para gestionar la adquisición de recursos electrónicos y las cuestiones relacionadas con la concesión de licencias de contenidos digitales en su biblioteca u organización? Las habilidades incluyen:

  • Entender el lenguaje de las licencias
  • Negociar acuerdos de licencia
  • Utilizar legalmente los contenidos con licencia

Este documento te guiará para que pueda tratar con confianza los asuntos relacionados con las licencias:

  • Abordar las frustraciones relacionadas con las licencias
  • Desmentir los mitos e ideas erróneas sobre las licencias
  • Proporcionar respuestas breves y prácticas a las preguntas

Desplácese hasta el final de este artículo para descargar consejos e información sobre la concesión de licencias de recursos electrónicos en la guía 8 consejos esenciales para la concesión de licencias de recursos electrónicos.

Green Libraries Manifesto: bibliotecas comprometidas con la lucha contra la emergencia climática

The Green Libraries Manifesto. CILIP in partnership with Arts Council England, British Library, 2022

Descargar

Las bibliotecas están comprometidas con la lucha contra la emergencia climática y aportan su granito de arena para facilitar resultados climáticos positivos. Cómo un paso más allá para intensificar el esfuerzo compartido de las bibliotecas para hacer más por nuestro planeta y por todos nosotros, se ha presentado «Green Libraries Manifesto en la conferencia anual de CILIP (Chartered Institute of Library and Information Professionals),

El Manifiesto es una iniciativa de Green Libraries Partnership, creada a principios de este año por CILIP, Libraries Connected, Julie’s Bicycle y la British Library. La Asociación también está llevando a cabo un fondo «Green Libraries Fund» para apoyar programas exploratorios a pequeña escala dentro de las bibliotecas públicas en Inglaterra, y está llevando a cabo una encuesta que ampliaría la comprensión del trabajo que ya está en marcha en el sector.

Firmando el Manifiesto, las bibliotecas se comprometerán con un conjunto de principios comunes, que nos permitirán tener un impacto mucho mayor trabajando juntos de lo que podemos hacer por nuestra cuenta. Además de comprometerse a crear nuevas asociaciones, los principios hacen hincapié en la necesidad de que todas las bibliotecas sitúen la sostenibilidad en el centro de su trabajo y su planificación, que adopten la innovación que les ayudará a cambiar sus prácticas actuales, para que crezcan y compartan conocimientos. El Manifiesto también se centra en el papel de las bibliotecas en el apoyo a los jóvenes, especialmente en el apoyo a su papel de liderazgo medioambiental en sus escuelas, comunidades y lugares de trabajo.

El Manifiesto de las Bibliotecas Verdes

(The Green Libraries Manifesto)

El impacto de la crisis climática y medioambiental ya se siente a nivel mundial y local. Nos afecta a todos, pero los menos responsables de la crisis -los más desfavorecidos de nuestras comunidades- son los que más pueden sufrir.

Como bibliotecas, ocupamos un lugar en el corazón de las comunidades a las que servimos. A través de este manifiesto, queremos unirnos en torno a una visión compartida: predicar con el ejemplo a través de nuestras propias acciones medioambientales y utilizar nuestro poder y alcance para informar e inspirar a la gente a tomar medidas positivas y crear resiliencia en las diversas comunidades a las que servimos.

Reconocemos la diversidad de nuestro sector, por lo que se trata de una iniciativa inclusiva para todas las bibliotecas, con el fin de ayudarlas a realizar los cambios que puedan, con los recursos que tienen.

Al firmar este manifiesto, nos comprometemos a:

  1. Llevar la sostenibilidad medioambiental al centro de la toma de decisiones Nos comprometemos a trabajar para que el pensamiento y los valores medioambientales sean el centro de lo que hacemos. Trabajaremos con los responsables de la toma de decisiones en nuestras organizaciones para impulsar un compromiso y una acción medioambiental ambiciosa, creíble y comunicada públicamente, en consonancia con las ambiciones, objetivos y el cambio climático locales, con objetivos y planes cuando sea pertinente. Cuando sea posible, trabajaremos con otros para aprender y compartir las mejores prácticas medioambientales.
  2. Innovar y evolucionar. Trabajaremos para hacer evolucionar la práctica medioambiental en todas las funciones y prácticas básicas de la biblioteca y exploraremos enfoques y soluciones nuevos e innovadores para un cambio medioambiental positivo.
  3. Trabajar con nuestras comunidades. Aprenderemos de las iniciativas ecológicas locales y las apoyaremos, y trabajaremos con ellas y con otros para para capacitar a nuestras comunidades locales para que adopten medidas medioambientales positivas. Proporcionaremos un entorno seguro y abierto para aprender, compartir ideas y debatir la crisis climática y medioambiental ,y cómo podemos trabajar por un futuro mejor para el planeta y las personas. Para ello utilizaremos enfoques creativos e innovadores para conectar con grupos diversos e infrarrepresentados.
  4. Utilizar nuestra voz para lograr un mayor impacto. Utilizaremos nuestro alcance único y nuestra posición de confianza para compartir y ayudar a la gente a encontrar información verificada, para combatir la desinformación sobre el clima, mejorar los conocimientos sobre el clima y el medio ambiente y ayudar a desarrollar el pensamiento crítico en todas las edades. Al proporcionar información actualizada y precisa, ayudaremos a la gente a desenvolverse en un lenguaje y unos conceptos a menudo complejos en torno a los temas climáticos y medioambientales y a tomar decisiones medioambientales mejor informadas.
  5. Trabajar en asociación. Formaremos asociaciones con otras organizaciones afines de los sectores privado, público y del voluntariado para mejorar el impacto positivo de los programas e iniciativas ecológicas. Utilizaremos nuestros espacios y redes para convocar a grupos que debatan y actúen de forma significativa en favor del planeta y las personas.
  6. Crecer y compartir nuestros conocimientos. Ampliaremos continuamente nuestra comprensión del medio ambiente, como individuos, equipos y organizaciones. Daremos prioridad a la formación y al desarrollo profesional que capacite al que faculte al personal de las bibliotecas a tomar medidas positivas y a desarrollar prácticas ambientalmente sostenibles en su en su propio ámbito de trabajo. Apoyaremos la acción medioambiental colectiva de todo el sector, incluyendo la promoción del papel de las bibliotecas en el apoyo al cambio positivo.
  7. Apoyar a los jóvenes. Apoyaremos a los niños y a los jóvenes para que sean líderes de una transición verde y justa y para que actuar en casa, en la escuela, en las comunidades y en el lugar de trabajo. Ayudaremos a los niños y a los jóvenes a avanzar en el debate medioambiental y a garantizar que su voz sea escuchada.

Para firmar el Manifiesto de las Bibliotecas Verdes, visita
www.cilip.org.uk/GreenLibrariesManifesto