Archivo de la etiqueta: Aspecto social

“Los libros cambian vidas”. Campaña de Book Aid para que compres un libro que llegará a bibliotecas públicas de países necesitados

 

twitter-card-for-website

 

Programa “Books Change Lives” de Book Aid International 

https://bookaid.org/

Ver folleto

Cada año, esta organización internacional sin ánimo de lucro envía alrededor de un millón de libros nuevos a miles de bibliotecas, escuelas, universidades, hospitales, campos de refugiados y prisiones, donde la gente tiene pocas oportunidades de acceder a los libros y leer. Todos los libros que la organización envía son cuidadosamente seleccionados para satisfacer las necesidades de cada comunidad. Se calcula que los libros que la organización envía cada año están disponibles para unos 25 millones de personas.

Book Aid International es una organización benéfica registrada en el Reino Unido que proporciona libros y apoya a bibliotecas en África y en todo el mundo. Cada año, la organización envía alrededor de un millón de libros nuevos a bibliotecas públicas y comunitarias, así como a bibliotecas de prisiones, campos de refugiados, hospitales, escuelas y universidades. La organización trabaja en estrecha colaboración con las bibliotecas y también ayuda a las bibliotecas a desarrollar sus servicios a través de sus proyectos y programas de apoyo bibliotecario. En 2016, se estima que 29,8 millones de personas han leído los libros que proporcionó Book Aid International.

Book Aid International fue fundada en 1954 por Hermione, Condesa de Ranfurly, después de que se mudara a las Bahamas con su esposo, que era Gobernador General de las Bahamas. Al recorrer las islas, se sorprendió de la falta de material de lectura disponible. En respuesta a ello, fundó Ranfurly Out Island Library para proporcionar libros en las Bahamas. A lo largo de los años, amplió su trabajo a toda la Commonwealth británica y creó una organización llamada The Ranfurly Library Service con sede en Londres. En 1994, cambió su nombre a Book Aid International. En 2016, Book Aid International envió 1.032.610 ejemplares a 3.583 bibliotecas de 14 países.

En 2008, Book Aid International lanzó un nuevo programa, “Books Change Lives”, que coincide con el Día Internacional de la Alfabetización (8 de septiembre cuyo propósito es comprar un libro y regalarlo a personas necesitadas de los países africanos. Enviar un libro sólo cuesta 2 libras esterlinas, por lo que cada tarjeta de regalo de Book Aid International que se compre puede ayudar a cambiar una vida a través de la lectura. Gracias a las bibliotecas creadas por la organización, los libros llegan a personas de algunas de las comunidades más remotas y aisladas del mundo, así estos libros ayudan a los alumnos a aprender a leer, pero también cambian vidas mucho más allá de las paredes del aula.

 

Plan Digital 2025. La digitalización de la sociedad española

ipadh-1024x1024

Plan para la Digitalización de la sociedad española [e-Book] . Plan Digital 2025 Madrid, CEOE, 2016.

Texto completo

 

Las tecnologías digitales, son tecnologías de propósito general que han tenido un gran desarrollo y cuya evolución es imparable, irreversible, nos afecta a todos y puede alterar nuestro status quo. Estos son síntomas revolucionarios, por eso se considera que estamos ante una nueva revolución, la Revolución Digital. Las nuevas tecnologías digitales constituyen el principal motor de transformación social y económica, siendo la mayor fuente de competitividad, e impactando en todos: las Administraciones Públicas, las empresas y los ciudadanos. El uso o aplicación de las tecnologías digitales es absolutamente imprescindible pero no es suficiente, pues, además, es necesario realizar las transformaciones culturales que implica la digitalización, ya que es una nueva forma de vivir, de trabajar y de relacionarse; es un cambio cultural consecuencia de la Revolución Digital en la que nos encontramos.

La digitalización efectiva implica fuertes cambios económicos y sociales. Nadie puede ignorar las oportunidades que ofrece ni los retos que representa. Nadie puede sentirse ajeno a la digitalización. Exige actuar con vocación de liderazgo. La aceleración del desarrollo tecnológico provocará una disrupción notable que se dejará sentir en los modelos de negocio (con las nuevas empresas luchando contra las tradicionales) y en las Administraciones, que tendrán que ser más flexibles e inteligentes, para cubrir las necesidades del sector privado y de los ciudadanos, en un entorno en el que el mercado de trabajo tenderá a la dualización.

Haciendo un buen uso de las tecnologías digitales, además de crecimiento económico, se pueden lograr grandes beneficios sociales; como supervisión remota de pacientes crónicos y personas mayores, contribuyendo a aliviar la presión familiar; transporte inteligente, que disminuirá las congestiones, los accidentes y el coste de la energía; la formación de estudiantes y trabajadores, tanto presencial como online, etc. Un buen uso de la tecnología digital puede contribuir a reducir las desigualdades económicas y sociales.

La Sociedad Digital es la gran apuesta europea por la recuperación, debiendo avanzar hacia un verdadero Mercado Único Digital Europeo (sin fronteras, sencillo, con reglas equilibradas y eficaces) que ayude a ampliar las posibilidades de crecimiento de las empresas europeas, especialmente de las Pymes, y a promover una transformación digital de los sectores productivos. Esto requiere, además, una apuesta decidida por el incremento en la inversión en I+D+i, una mejor educación y unas Administraciones Públicas modernizadas gracias a las nuevas tecnologías

La Biblioteca Pública de San Francisco galardonada como mejor biblioteca del año por Library Journal

 

ljx180602webloy1b

Texto basado en 2018 Gale/LJ Library of the Year: San Francisco Public Library
By John N. Berry III  en Library Journal June 5, 2018

Ver original

 

La Biblioteca Pública de San Francisco (SFPL, por sus siglas en inglés), con su personal comprometido, liderazgo transformador, increíble variedad de programas, asociaciones, popularidad y conexiones con la comunidad ha sido considerada por Library Journal como la mejor biblioteca de 2018 por ser un modelo e inspiración para las bibliotecas públicas de todo el mundo por la diversidad de servicios que ofrece para todos miembros de su comunidad sin excepción alguna.

 

Cada año, la revista Library Journal, una publicación comercial estadounidense para bibliotecarios, reconoce a la mejor biblioteca que sirve a sus comunidades desde 1992. “Nos preocupamos los unos por los otros, y nos celebramos los unos a los otros. Nuestros bibliotecarios, nuestros gerentes, todos pasan por un entrenamiento de excelencia de servicio“, dice el director de la biblioteca Michael Lambert. La gente se ha comprometido con el modelo de servicio enfocado en el cliente, y se han comprometido a ser una biblioteca segura y acogedora, un lugar preferido por y para todos.

La eficacia de las innovaciones de la Biblioteca Pública de San Francisco (SFPL) para satisfacer las necesidades de la comunidad es medida por un equipo de análisis interno encabezado por un director de análisis, lo que a su vez es una innovación.

La inclusión ha sido durante mucho tiempo un foco de atención en la San Francisco Public Library (SFPL), pero ha adquirido nueva urgencia en el clima político actual, algo de lo que la dirección no rehuye. “El día después de las elecciones de 2016 tuvimos nuestra reunión del Foro del Futuro de la Biblioteca. Luis Herrera reconoció que la gente de la sala se sentía afectada. Descartamos la agenda que habíamos preparado y mantuvimos un diálogo con el personal. ¿Qué vamos a hacer en la biblioteca para abordar la equidad en nuestra comunidad? ¿Cómo podemos ser más inclusivos? fueron las preguntas que se debatieron“, dice Michael Lambert, bibliotecario de la ciudad.

De ese diálogo, SFPL formó su Grupo de Trabajo de Servicios para Inmigrantes, que a su vez desarrolló rápidamente una lista de programas. La iniciativa “Todos son bienvenidos” de SFPL nació con información sobre cómo establecerse en los Estados Unidos, cómo aprender o mejorar el dominio del inglés, cómo convertirse en ciudadano, y otros recursos críticos, en seis idiomas y a través del video de YouTube. El programa “Conozca sus derechos” de la iniciativa ha sido un gran éxito, y la SFPL se ha unido a la Oficina de Compromiso Cívico y Asuntos de Inmigrantes de la ciudad, que llama a la biblioteca a ser “un socio crítico”, además de un bufete de abogados de inmigración, para dar consejos individuales sobre las solicitudes de ciudadanía. La biblioteca también ofrece talleres sobre cómo convertirse en un aliado de los inmigrantes. Un conjunto de herramientas y una “Guía de recursos sobre Respeto y Amor” que aborda cuestiones relativas a la parcialidad y discriminación en varios idiomas InglésEspañolChinoArabeTagaloVietnamita, y Ruso. Y una tarjeta de recursos titulada “Ayuda Contra el Odio”, en InglésEspañolChino, y Arabe.

Además la SFPL está tomando medidas para hacer frente a la injusticia racial. De manera que la biblioteca diseñó una serie de programas para ayudar a los padres, educadores y cuidadores a discutir sobre el tema del racismo con los jóvenes. Los participantes recibieron herramientas para abordar el racismo, la inequidad y la injusticia, y practicaron conversaciones con y para los niños sobre cómo abordar las cuestiones de justicia racial.

ljx180602webloy2

Bridge at Main, es un centro de alfabetización y aprendizaje para adultos ubicado en la Biblioteca Principal que cuenta con un laboratorio de computación, clases de tecnología y un centro de recursos para los más mayores, un Centro de Servicios para Sordos, la Biblioteca para Ciegos y servicios móviles para personas confinadas en sus hogares a través de la “Biblioteca sobre Ruedas“. Una innovación reciente que permite a los pacientes del hospital tener acceso a los materiales de la biblioteca sin tener que pedir una tarjeta. Otra población desatendida a la que se dirige la SFPL son los niños que necesitan ayuda adicional con la lectura. SFPL es la primera biblioteca pública en el país en contratar a un bibliotecario de diferencias de aprendizaje, quien está desarrollando un programa de tutoría individual y remediación de lectura llamado FOG (Free Orton-Gillingham) Readers.

Otra población objetivo de la SFPL son los adolescentes. Muchas bibliotecas tienen juntas asesoras de adolescentes, pero pocas de ellas llegan tan lejos como la SFPL, lo que permite a sus adolescentes diseñar no sólo los programas sino también el espacio que los alberga “The Mix” Hay un espacio Maker, cabinas de audio y un estudio de producción de vídeo y audio. Hay un jardín de espectáculos, libros y todo tipo de asientos cómodos donde los jóvenes pueden estudiar, charlar o simplemente pasar el rato. Además de ordenadores donde pueden editar su contenido y luego mostrarlo en el sitio web de la SFPL”.

SFPL también ha dado un giro único al vehículo móvil de alcance con el SFPL Green Bookmobile, respetuoso con el medio ambiente, que funciona con un 20 por ciento de biodiesel y está especialmente equipado con cuatro paneles solares, Fantastic Vents para aire acondicionado verde, claraboyas para luz natural, madera forestada sostenible, alfombras con contenido reciclado y un generador híbrido. La flota también incluye un móvil de alfabetización temprana y uno enfocado a personas mayores.

Igualmente la SFPL se destaca por incorporar su misión de equidad en toda su programación. La Semana de la Inclusión Digital del año pasado, por ejemplo, trabajó con más de 20 organizaciones para reducir la brecha digital. Este año han denominado a esta semana “Conectando a la gente con la tecnología

La biblioteca ofrece algo para todos: clase de Tai Chi para adultos mayores, centro principal de alfabetización y aprendizaje, asistencia a estudiantes en el Tech Lab, centro Infantil, la hora de cuentos en la biblioteca con Drags Queen, etc. Además más de 700 personas participaron en más de 20 charlas de autores, recorridos en bicicleta, proyecciones de películas, mesas redondas y otras actividades. En 2017, SFPL lanzó “We Love Diverse Books” (Nos encantan los libros diversos), más de 50 programas con títulos que contrarrestan los estereotipos y muestran la variedad de culturas en los libros, incluyendo el Festival de Arte Black Comix, clases de cocina cultural, apuestas y talleres de poesía. Autores y artistas compartieron historias, también exposiciones emergentes con otras instituciones culturales de la ciudad como el mMuseo SoFOMA, así la SFPL no sólo tiene una parte de la biblioteca en el museo, sino que también continúa teniendo un poco de museo en la biblioteca. La biblioteca a menudo se une con artistas locales y organizaciones de la comunidad, proporcionando un lugar donde pueden mostrar su trabajo. En los últimos dos años, dos exposiciones creadas por SFPL y sus socios han viajado a otros museos y bibliotecas: una exposición sobre el impacto del cambio climático en las flores silvestres y una exposición que destaca a los ancianos y jóvenes nativos de Ohlone.

En 2009, como colaboradora del Departamento de Salud Pública, la SFPL puso a una trabajadora social en la biblioteca, la primera biblioteca pública de Estados Unidos en hacerlo. Casi una década después, la trabajadora social cuenta con un equipo de servicio social integrado por un líder y seis asociados de salud y seguridad. Atienden a todos los usuarios que necesitan ayuda, especialmente a los indigentes, personas sin hogar o que viven con enfermedades mentales, problemas crónicos de salud o abuso de sustancias. a través del proyecto Homeless Connect y Lava Mae, una organización sin fines de lucro que proporciona duchas móviles frente a la Biblioteca Principal cada semana, proporcionando comida, ropa, mochilas, cuidado de la salud, cortes de cabello, duchas y más a unas 350 personas. Más de 6.500 personas obtuvieron recursos sobre salud seguridad el año pasado, y desde 2010, 150 personas han sido colocadas en viviendas permanentes con la ayuda de SFPL. “El hecho de tener que hacer frente a problemas urbanos difíciles como la falta de hogar y la epidemia de opioides ha redefinido el papel colaborativo y expansivo que desempeñan las bibliotecas al encabezar la política social”, dice Michael Lambert, bibliotecario de la ciudad.

Según Kent Oliver, director de la Biblioteca Pública de Nashville, la Biblioteca del Año 2017 “El impacto general de San Francisco Public Library en su comunidad es obvio, ya que crea programas excepcionales que afectan a todas las partes de la diversa población de la ciudad. El tamaño y alcance de los servicios es un logro notable de lo que pretende ser cualquier programación bibliotecaria”. Según Luis Herrera, antiguo director de la biblioteca  “Nuestro trabajo fue muy intencional. Queríamos crear una biblioteca urbana modelo. Queríamos demostrar cómo sería la biblioteca del futuro. Aprendimos que siempre tiene que ser un trabajo en progreso“.

El galardón será otorgado a finales de junio en la conferencia de la American Library Association en Nueva Orleans.

 

Servicios sociales para ciudadanos digitales: Oportunidades para América Latina y el Caribe

 

servicios-sociales-para-ciudadanos-digitales-oportunidades-para-america-latina-y-el-caribe-pdf

Pombo, Cristina; Gupta, Ravi; Stankovic, Mirjana. Servicios sociales para ciudadanos digitales: Oportunidades para América Latina y el Caribe. Washington, D.C: American Development Bank, 2018

Texto completo

Español

 English

Disrupción es la nueva norma y la transformación digital puede detonar innovación en un amplio rango de actividades. Las tecnologías emergentes de la cuarta revolución industrial (conocida como 4IR) puede ayudar a los gobiernos a reducir costos a la vez que mejoran los servicios que proveen. No todas las tecnologías emergentes alterarán el panorama social, pero algunas sí tienen potencial de disrupción del estatus quo y de cambiar la forma de vida de las personas. Este estudio se enfoca en los siguientes fundamentos de la 4IR, y evalúa su impacto en los servicios sociales en América latina y el Caribe: Inteligencia Artificial, Blockchain, Internet de las Cosas, la Nube, Big Data, Realidad Virtual y Realidad Aumentada.

 

Las bibliotecas públicas también son para los “mayores”

715107168-professeur-duniversite-chaise-roulante-handicap-bibliotheque

Gómez, F. J. G. “Las bibliotecas públicas también son para los “mayores”: resultados de una encuesta realizada a profesionales bibliotecarios españoles.” Revista General de Información y Documentación vol. 25, n. 1 (2015).  pp. 69-91. https://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/view/48988

 

El colectivo de personas mayores es uno de los sectores de población cuya presencia en la sociedad española irá en aumento en los próximos años. Las bibliotecas públicas, como centro de servicios y recursos de interés para su comunidad, deben considerar a este colectivo como un destinatario preferente a la hora de planificar, diseñar y ofrecer su oferta de servicios. Se presentan los resultados de una encuesta realizada a varias bibliotecas públicas españolas para averiguar qué servicios y recursos de interés para el colectivo de personas mayores ofrecen, los usos más comunes, y las tendencias que se pueden prever a corto y medio plazo.

Las principales conclusiones que podemos extraer de los resultados de esta encuesta son las siguientes:

  • Los usos que mayoritariamente hacen los mayores de las bibliotecas están relacionados con la lectura de libros, revistas y prensa. El servicio de préstamo de libros es el servicio más utilizado, seguido de la lectura de prensa y revistas. Más lejos quedan el uso de otros servicios como el de acceso a Internet, la asistencia a actividades culturales (charlas, conferencias, audiciones, presentaciones de libros, etc.) o sacar en préstamo material audiovisual. Otros servicios utilizados por los mayores, pero en menores proporciones, son la participación en talleres o clubes de lectura, la lectura y consulta en sala en general, y la participación en talleres formativos relacionados con el uso de las tecnologías de la información
  • No existen zonas específicas para personas mayores en las biblioteca. La integración con el resto de usuarios y tramos de edades es una de las razones más importantes que profesan las bibliotecas al justificar el hecho de que no existan espacios o áreas de servicio para uso exclusivo de los mayores
  • La accesibilidad es una tarea pendiente en el colectivo de bibliotecas participantes en la encuesta. Por suerte, muchas de las bibliotecas que reconocen no contar con las condiciones de accesibilidad necesarias, tienen como uno de sus próximos objetivos dotar de medidas de accesibilidad que hagan más fácil de utilizar las bibliotecas a todas aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad y, por ende, a las personas de edad avanzada
  • Al igual que no existen áreas o servicios específicos en las instalaciones bibliotecarias, tampoco está muy extendida la existencia de secciones o colecciones diseñadas para el uso de personas mayores. No obstante, algunas bibliotecas sí mencionan contar precisamente con pequeñas secciones o colecciones de documentos cuyos destinatarios ideales sería el colectivo de personas mayores. Se citan en este sentido, los centros de interés con documentos que tratan temas de interés para personas mayores, las colecciones de libros escritos en grandes caracteres, los audiolibros, o las secciones con materiales de lectura fácil que poco a poco van encontrando sitio en la oferta de recursos de muchas bibliotecas
  • La presencia de servicio y recursos para personas mayores en los sitios web de las bibliotecas participantes en la encuesta es uno de las carencias más relevantes que se mencionan. De hecho, son más bien pocas las que reconocen ofrecer contenidos adecuados y/o de interés para mayores en sus espacios web
  • La oferta bibliotecaria existente para el colectivo de mayores es muy rica y variada. En cuanto a los proyectos de trabajo reseñados con y/o para mayores, hay que decir que encontramos una gran variedad de actividades y servicios lo que debe ser valorado muy positivamente. En este sentido, hay que resaltar el hecho de que la oferta bibliotecaria existente para el colectivo de mayores es muy rica y variada abarcando el fomento de la lectura, la  inclusión social y digital, la generación de relaciones intergeneracionales, la recuperación de la memoria histórico-local, entre otros. De hecho, podemos clasificar los servicios y recursos bibliotecarios para personas mayores en seis grandes categorías: fomento de la lectura; extensión bibliotecaria; formación y aprendizaje; fomento de relaciones intergeneracionales; recuperación de la memoria del lugar; información y recursos a medida; y participación mediante voluntariado
  • La inmensa mayoría de proyectos de trabajo informados en la encuesta se trata de proyectos en curso, algunos de ellos incluso con una dilatada trayectoria en el tiempo, y que tienen previstos seguir prestándose debido a su buena aceptación y los buenos resultados cosechados. Algunos de estos proyectos precisan de determinados medios económicos, humanos y de apoyo institucional para continuar ofreciéndose, tal y como han puesto de manifiesto las bibliotecas implicadas en los mismos
  • La planificación de las prestaciones bibliotecarias para mayores no contemplan la segmentación por edades de este colectivo, sino que en principio son ofrecidas para personas mayores en general, mayores de 55 o 65 años según los casos, sin que suponga un inconveniente o un requisito indispensable contar con una determinada edad
  • Las bibliotecas participantes en la encuesta manifiestan no llevar a cabo siempre tareas de evaluación de las actividades y servicios ofrecidos a los mayores. Aquellas que sí lo realizan, declaran utilizar como sistema de evaluación mayoritario las encuestas de satisfacción. Otros mecanismos utilizados son las estadísticas de uso de los servicios tanto presenciales como virtuales o la revisión periódica de las colecciones o secciones específicas para controlar el grado de uso de las mismas

 

Casi el 90% de las personas dice que Internet ha sido algo bueno para las personas y la sociedad en general

 

Smith, A. and T. Caiazza (2018). [e-Book] Declining Majority of Online Adults Say the Internet Has Been Good for Society. New York, Pew Research Center, 2018

Texto completo

 

La mayoría de los adultos en línea dicen que Internet ha sido bueno ellos y para  para la sociedad en general, pero al mismo tiempo crece el número de personas que también ven aspectos negativos del uso de esta tecnología. Por otra parte, los contornos de la conectividad están cambiando: Uno de cada cinco estadounidenses son ahora usuarios de Internet “sólo a través de teléfonos inteligentes” en sus hogares.

 

Los estadounidenses tienden a ver el impacto de Internet y otras tecnologías digitales en sus propias vidas de manera muy positiva, según las encuestas del Pew Research Center a lo largo de los años. Una encuesta de adultos estadounidenses realizada en enero de 2018 encuentra evidencias continuas de esta tendencia, la gran mayoría de los usuarios de Internet (88%) dice que Internet, en general, ha sido algo bueno para ellos personalmente.

Pero incluso cuando ven el impacto personal de Internet de manera positiva, los estadounidenses se han vuelto algo más ambivalentes sobre el impacto de la conectividad digital en la sociedad en su conjunto. Una gran mayoría de adultos en línea (70%) sigue creyendo que Internet ha sido algo bueno para la sociedad. Sin embargo, la proporción de adultos en línea que dicen esto ha disminuido en un modesto, pero significativo porcentaje de 6 puntos desde principios de 2014, cuando el Pew Research hizo la primera pregunta. Esto se equilibra con un aumento correspondiente (del 8% al 14%) en la proporción de adultos en línea que dicen que el impacto social de Internet es una mezcla de lo bueno y lo malo. Mientras tanto, el porcentaje que dice que Internet ha sido algo mayormente malo para la sociedad no ha cambiado mucho en ese tiempo: el 15% lo dijo en 2014, y el 14% lo dice hoy en día.

Este cambio de opinión con respecto al último impacto social de Internet es particularmente marcado entre los estadounidenses más mayores, a pesar del hecho de que los adultos han sido especialmente rápidos adoptadores de tecnologías de consumo como los medios sociales y los teléfonos inteligentes en los últimos años. Hoy en día, el 64% de los adultos en línea de 65 años de edad y mayores dicen que Internet ha sido en su mayor parte algo bueno para la sociedad. Eso representa una disminución de 14 puntos desde el 78% que dijo esto en 2014. Las actitudes de los adultos más jóvenes se han mantenido más consistentes durante ese tiempo: el 74% de los usuarios de Internet entre las edades de 18 a 29 años dicen que Internet ha sido en su mayoría bueno para la sociedad, en comparación con el 79% que lo dijo en 2014.

En cuanto al grado formativo, la respuesta es muy similar a los datos de la encuesta de 2014, es más probable que los graduados universitarios digan que Internet ha tenido un impacto positivo en la sociedad (y menos probable que digan que ha tenido un impacto negativo) que aquellos con niveles más bajos de educación. Entre los adultos en línea con un título universitario, el 81% dice que el impacto de Internet en la sociedad ha sido mayormente bueno y sólo el 7% dice que ha sido mayormente malo. Por el contrario, el 65% de los que tienen un diploma de bachillerato o menos dicen que Internet ha tenido un impacto mayormente bueno en la sociedad, y el 17% dicen que su impacto ha sido mayormente malo.

Los puntos de vista positivos de Internet suelen estar vinculados al acceso a la información y a la conexión con otros; los puntos de vista negativos se basan en una gama más amplia de cuestiones.

Aquellos que piensan que Internet ha tenido un buen impacto en la sociedad tendieron a concentrarse en dos temas clave, según los ítems de seguimiento que permitieron a los encuestados explicar sus puntos de vista con sus propias palabras. La mayoría (62% de los que tienen una opinión positiva) mencionaron cómo Internet facilita y acelera el acceso a la información. Mientras tanto, el 23% de este grupo mencionó la capacidad de conectarse con otras personas, o las formas en que Internet les ayuda a mantenerse más en contacto con amigos y familiares.

Por el contrario, aquellos que piensan que Internet es algo malo para la sociedad dieron una gama más amplia de razones para sus opiniones, sin que se destaque ningún tema en particular. El tema más común (mencionado por el 25% de los encuestados) fue que Internet aísla a las personas entre sí o que hace que las personas pasen demasiado tiempo con sus dispositivos. Estas respuestas también incluían referencias a la difusión y prevalencia de noticias falsas u otros tipos de información falsa: El 16% mencionó este tema. Alrededor del 14% de los que piensan que el impacto de Internet es negativo citaron preocupaciones específicas sobre su efecto en los niños, mientras que el 13% sostuvo que fomenta la actividad ilegal. Una pequeña parte (5%) expresó preocupaciones sobre la privacidad o sobre si la información personal sensible está disponible en línea.

Uno de cada cinco estadounidenses son ahora usuarios de Internet “sólo a través de teléfonos inteligentes” en sus hogares. Estos cambios de actitud están ocurriendo en un paisaje más amplio en el que las opciones de acceso disponibles para los estadounidenses están cambiando dramáticamente. Más notablemente, uno de cada cinco estadounidenses (20%) son ahora “sólo usuarios de teléfonos inteligentes” en casa – es decir, tienen un teléfono inteligente pero no se suscriben al servicio de banda ancha tradicional donde viven. Este porcentaje representó un aumento de 7 puntos en comparación con los datos de 2015, cuando el 13% de los estadounidenses eran usuarios de teléfonos inteligentes solamente. Aproximadamente dos tercios de los estadounidenses (65%) dicen que disponen de un servicio de banda ancha en su domicilio, cifra muy similar al 67% que dijo esto en julio de 2015.

La proporción de personas que sólo disponen de una conexión a Internet en casa son aquellos con un nivel de formación inferior, en relación con quienes disponen de un servicio de banda ancha en casa. También informan que viven en hogares de bajos ingresos. Por ejemplo, el 31% de los estadounidenses con un ingreso familiar anual de menos de 30,000 $ son usuarios de Internet que utilizan sólo teléfonos inteligentes,  y más del triple de la proporción entre los que viven en hogares que ganan 75,000$ o más por año (9%). Este fenómeno también es notablemente más frecuente entre los que respondieron que eran de color e hispanos que entre los blancos.

Por el contrario, los estadounidenses relativamente bien educados y económicamente acomodados tienen muchas más probabilidades de decir que tienen una conexión de banda ancha tradicional en casa. Casi nueve de cada diez estadounidenses en hogares que ganan 75,000$ o más por año dicen que se suscriben al servicio de banda ancha en el hogar, casi el doble de la tasa entre aquellos que ganan menos de 30,000$ por año (45% de los cuales tienen servicio de banda ancha en el hogar).

Más allá de esta creciente dependencia de los teléfonos inteligentes para el servicio de Internet en el hogar en lugar del servicio de banda ancha tradicional, también es notable que el 15% de los estadounidenses indican que no tienen servicio de banda ancha en casa ni un teléfono inteligente. Una gran parte de este grupo no está en línea, y  el 11% informan que no utilizan Internet ni el correo electrónico desde ningún lugar. En otros casos, la parte sin banda ancha doméstica o un teléfono inteligente representa a los estadounidenses que se conectan por otros medios.

Y, al igual que en el caso del uso exclusivo de Internet por parte de los teléfonos inteligentes, los que carecen de servicio de banda ancha y de un teléfono inteligente tienen una probabilidad desproporcionada de pertenecer a ciertos segmentos de la población. Más notablemente, el 40% de los estadounidenses de 65 años de edad y mayores están dentro de esta categoría. Esto también es así en el caso de minorías residentes rurales (25%), aquellos que no han asistido a la universidad (25%) y aquellos de hogares que ganan menos de 30,000$ por año (23%).

 

 

Teoría Social después de Internet: Medios, Tecnología y Globalización

social_theory_after_the_intenet

Schroeder, R. (2018). [e-Book]  Social Theory After the Internet: Media, Technology and Globalization. London, UCL Press, 2018.

Texto completo

 

Internet ha transformado fundamentalmente la sociedad en los últimos 25 años, pero las teorías existentes de la comunicación masiva o interpersonal no funcionan bien para entender un mundo digital. Esta comprensión tampoco se ha visto favorecida por la especialización disciplinaria y el enfoque continuo en las últimas innovaciones. Ralph Schroeder tiene una visión a más largo plazo, sintetizando perspectivas y hallazgos de varias disciplinas de las ciencias sociales en cuatro países: Estados Unidos, Suecia, India y China. Su comparación destaca, entre otras observaciones, que los smartphones son en muchos aspectos más importantes que los usos de Internet basados en los PCs.