Archivo de la etiqueta: Género

Sesgos de género y país en las citas de Wikipedia a publicaciones académicas

Zheng, Xiang, Jiajing Chen, Erjia Yan, y Chaoqun Ni. «Gender and Country Biases in Wikipedia Citations to Scholarly Publications». Journal of the Association for Information Science and Technology n/a, n.o n/a. Accedido 9 de noviembre de 2022. https://doi.org/10.1002/asi.24723.

Garantizar que Wikipedia cite las publicaciones académicas basándose en la calidad y la relevancia sin prejuicios es fundamental para una difusión creíble y justa del conocimiento. Se investigaron los sesgos basados en el género y el país en las prácticas de citación de Wikipedia utilizando datos vinculados de la Web of Science y un conjunto de datos de citación de Wikipedia.

Utilizando un emparejamiento exacto, se mostró que las publicaciones de las mujeres se citan menos en Wikipedia de lo esperado, y que las publicaciones de las mujeres tienen menos probabilidades de ser citadas que las de los hombres. Las publicaciones académicas de autores afiliados a países no pertenecientes a la Anglósfera también están en desventaja a la hora de ser citadas por Wikipedia, en comparación con las de autores afiliados a países de la Anglósfera. El nivel de las desigualdades de género o de país varía según el campo de investigación, y el sesgo interseccional de género-país es prominente en los campos STEM de uso intensivo de las matemáticas. Para garantizar la credibilidad y la igualdad en la presentación del conocimiento, Wikipedia debería considerar estrategias y directrices para citar las publicaciones académicas independientemente del género y el país de los autores.

Las mujeres en el sistema de derechos de autor: Un análisis de las autoras en los registros de derechos de autor desde 1978 hasta 2020

“Women in the Copyright System: An Analysis of Women Authors in Copyright Registrations from 1978 to 2020” U.S. Copyright Office Releases, 2022

Texto completo

Datos

La Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos publica un informe, Women in the Copyright System: Un análisis de las autoras en los registros de derechos de autor de 1978 a 2020. El informe se basa en el trabajo del profesor Joel Waldfogel, que completó recientemente una nueva evaluación de la autoría femenina en los registros de derechos de autor entre 1978 y 2020, así como el papel de las mujeres en las industrias creativas relevantes basadas en los derechos de autor.

El informe revela que la proporción de registros en los que figuran autoras ha aumentado con el tiempo, representando las mujeres el 27,9% de los autores de obras registradas en 1978 y el 38,5% de los autores de obras registradas en 2020. Su nivel de representación ha aumentado de forma generalizada, pero con variaciones significativas entre las distintas categorías de obras, oscilando en la mayoría de los casos entre el 20,4 por ciento y casi la paridad. Es notable, sin embargo, que en casi todas las categorías, las mujeres constituyen una proporción menor de los autores registrados que de los participantes en las ocupaciones correspondientes.

Las tendencias reveladas son alentadoras, ya que las mujeres avanzan considerablemente en la utilización del sistema de derechos de autor. Al mismo tiempo, queda trabajo por hacer para alcanzar la paridad de género en la mayoría de los ámbitos.

En relación con la publicación del informe sobre las mujeres en los sistemas de derechos de autor, la Oficina proporciona un conjunto de datos de referencia en formato XML. El conjunto de datos contiene información de aproximadamente 20 millones de registros de derechos de autor desde el 1 de enero de 1978 hasta el 8 de julio de 2021.

Las escuelas de Estados Unidos están retirando silenciosamente libros sobre raza, género e identidades LGBTQ de sus bibliotecas para no atraer la controversia

Samantha Hull sostiene tres libros que fueron retirados sin previo aviso de una escuela en el condado de Lancaster, Pensilvania. (Kyle Grantham para The Washington Post)

Schools nationwide are quietly removing books from their libraries
Meet the librarians fighting bans and scrambling to preserve children’s freedom to read

By Hannah Natanson.  The Washington Post March 22, 2022

Ver noticia completa

Samantha Hull estaba de vacaciones cuando recibió la llamada sobre los libros desaparecidos. Ocho títulos había desaparecido aparentemente de la noche a la mañana, según le dijo a Hull una ayudante escolar aterrada, de las estanterías de una escuela primaria en uno de los 22 distritos que Hull supervisa como copresidenta de un grupo que representa a los bibliotecarios escolares de los condados de Lancaster y Líbano, en Pensilvania. Los libros incluían títulos como «En mi mezquita», que instruye a los niños sobre el islam; «Un lugar dentro de mí», que cuenta el ajuste de cuentas de un estudiante negro con un tiroteo policial; y «Cuando Aidan se convirtió en un hermano», cuyo protagonista es un niño transgénero.

Hull, de 33 años, no podía entenderlo: Ninguno de esos libros había sido cuestionado formalmente por los padres, a pesar de que ella sabía que los activistas de todo el país estaban apuntando a libros con discusiones sobre la raza, el género y las identidades LGBTQ para su eliminación. El creciente furor nacional ya había llegado al rincón de Hull en Pensilvania: Los padres de un instituto del condado de Lancaster, dijo, habían solicitado la eliminación de «Gender Queer», una memoria sobre la no binación, y «Lawn Boy», una novela para jóvenes que incluye la descripción de un encuentro sexual entre dos chicos.

Poco a poco -a lo largo de meses de reuniones, investigaciones y conversaciones secretas con los temerosos bibliotecarios de sus condados- llegó a comprender la inquietante realidad. Los gestores, temerosos de atraer la controversia, retiraban silenciosamente los libros de las estanterías de las bibliotecas antes de que pudieran ser cuestionados.

Entrevistas con bibliotecarios de ocho estados y casi una docena de distritos revelaron historias similares que describen como una imagen sombría de su profesión, ya que se preocupan y luchan contra la limitación de la libertad de lectura de los escolares estadounidenses.

Brecha digital de género 2022

Brecha digital de género 2022. ONTSI, 2022

Texto completo

No hay transformación sin brechas ni transición sin impacto y por eso es fundamental no perderlas de vista. En este informe se aborda la llamada brecha digital de género, que afecta a la mitad de la población y tiene tantas dimensiones como la propia tecnología.

Uso de Internet
En la última década se ha reducido la brecha de acceso a Internet entre mujeres y hombres. Desde 2018 es casi inexistente en su uso semanal. Los cuidados son las actividades online donde las mujeres tienen mayor presencia. El 73% busca información sobre temas de salud frente al 66% de los varones. Encontramos una brecha en las actividades que conciernen a la economía, el comercio y la información.

Educación
No existen apenas diferencias por sexo en competencias digitales, siendo mayor la distancia en software y en la capacidad de resolución de problemas. Aun así, la diferencia de competencias digitales básicas es de tres puntos porcentuales en desventaja de las mujeres.

Ellas también son minoritarias en las carreras de Ingeniería y Arquitectura: solo hay un 26% de mujeres en sus aulas pese a suponer el 57% de las personas matriculadas en la universidad española.

Trabajo
Solo el 5,7% de las empresas emplea a mujeres especialistas en tecnología y digitalización, sector al que solo se dedica el 1,6% de las trabajadoras. Dentro de las compañías españolas que tienen en plantilla a profesionales de la tecnología, siete de cada diez no cuentan con expertas en la materia.

Seguridad en Internet
Solo el 6% de las mujeres se siente muy segura al navegar por Internet. Una de cada cuatro chicas de entre 16 y 24 años ha recibido insinuaciones inapropiadas, humillantes, intimidatorias u ofensivas en redes sociales. Por este motivo, ellas son más propensas a limitar el acceso a su perfil y a restringir la visualización de su ubicación geográfica.

Diferencias de género en las carreras científicas: Un análisis bibliométrico a gran escala

Boekhout, Hanjo, Inge van der Weijden, y Ludo Waltman. «Gender differences in scientific careers: A large-scale bibliometric analysis». arXiv:2106.12624 [cs], 23 de junio de 2021. http://arxiv.org/abs/2106.12624.

Se presenta un análisis bibliométrico a gran escala de las diferencias de género en las carreras científicas, que abarca todas las disciplinas científicas y un gran número de países de todo el mundo. Para ello se adoptó una perspectiva longitudinal en la que se rastrearon las carreras de publicación de casi seis millones de investigadores e investigadoras en el periodo 1996-2018. El análisis revela una tendencia creciente en el porcentaje de mujeres que inician una carrera como investigadora con publicaciones, desde el 33% en el año 2000 hasta cerca del 40% en los últimos años. Al observar las cohortes de investigadores masculinos y femeninos que iniciaron su carrera de publicación en el mismo año, se encontró que las mujeres parecen tener algo menos de probabilidad de continuar su carrera como investigadoras de publicación que los hombres, pero la diferencia es pequeña. También observamos que los hombres producen de media entre un 15% y un 20% más de publicaciones que las mujeres. Además, en las disciplinas biomédicas, los hombres tienen alrededor de un 25% más de probabilidades que las mujeres de ser el último autor de una publicación, lo que sugiere que los hombres tienden a desempeñar papeles más importantes que las mujeres. En comparación con los estudios transversales, este análisis longitudinal tiene la ventaja de proporcionar una comprensión más profunda de los desequilibrios de género entre los autores de las publicaciones científicas.

La ficción es el género de lectura preferido por los escolares en comparación con la no ficción, los cómics y las revistas.

Scholes, L. (2021). Year 3 boys’ and girls’ enjoyment for reading across economic demographics in Australia. Implications for boys and students from lower SES communities. International Journal of Inclusive Education, 0(0), 1-16. https://doi.org/10.1080/13603116.2021.1941319

Texto completo

El objetivo de un estudio publicado en la revista International Journal of Inclusive Education. era investigar el disfrute de la lectura, la frecuencia y el rendimiento en las pruebas nacionales de lectura de 318 alumnos de tercer curso en Australia. Los investigadores utilizaron datos de 152 niños y 166 niñas que asistían a 14 escuelas del sureste de Queensland en una serie de comunidades socioeconómicas, con la mayoría de los estudiantes en escuelas estatales. A todos los niños se les pidió que calificaran su nivel de disfrute de la lectura de ficción, no ficción, y cómics y revistas desde «me gusta mucho» hasta «me gusta poco» o «no me gusta». También debían indicar la frecuencia con la que leían, desde «a diario» hasta «casi nunca».

Los estereotipos de género en torno a la lectura pueden estar frenando a los chicos en las aulas, según un nuevo estudio. En lo que se describe como un hallazgo «inesperado» y «significativo», la ficción es el género de lectura preferido por los escolares en comparación con la no ficción, los cómics y las revistas. En general, la proporción de chicas y chicos a los que les gusta «mucho» la ficción es del 63%, algo más de la mitad (53%) dice lo mismo de la no ficción y el 37% de los cómics y revistas.

Más de la mitad (57%) de los chicos dijeron que les gustaban «mucho» los libros de ficción o de cuentos, según la investigación realizada con más de 300 alumnos de siete a ocho años en Australia. Las niñas son más propensas a valorar el disfrute de la lectura de no ficción que los niños (55% frente a 51%).

Los resultados tienen importantes implicaciones para padres, profesores y responsables políticos. Sugieren que la gama de preferencias de lectura de los chicos puede haber sido subestimada.

Una encuesta revela la falta de diversidad entre los editores de revistas

Salazar, James W., et al. «Gender, Race, Ethnicity, and Sexual Orientation of Editors at Leading Medical and Scientific Journals: A Cross-Sectional Survey». JAMA Internal Medicine, junio de 2021. DOI.org (Crossref), doi:10.1001/jamainternmed.2021.2363.

Texto completo

Al recopilar datos sobre las distintas razas, orientaciones sexuales e identidades de género de los editores de 25 revistas científicas y médicas, los investigadores documentan la escasa representación de los grupos minoritarios.

En comparación con la población general, así como con el profesorado de las facultades de medicina o los médicos en activo, los negros y los hispanos/latinos están infrarrepresentados en las revistas científicas y médicas de primer nivel, según un estudio publicado en JAMA Internal Medicine el 11 de junio. Los blancos representan más del 75 por ciento de los editores en la encuesta y los asiáticos otro 15 por ciento.

El equipo de investigadores, dirigido por James Salazar, investigador clínico de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y miembro de la redacción de JAMA IM, envió una encuesta por correo electrónico a 654 directores de 25 revistas (17 en EE.UU. y 8 en Europa), preguntándoles por su raza y origen étnico, así como por su orientación sexual e identidad de género. De los 368 editores que respondieron, el 1,1% eran negros. En comparación, los negros representan el 3,6% del profesorado de las facultades de medicina de EE.UU., el 5,0% de los médicos en activo y el 13,0% de los adultos estadounidenses. Entre los encuestados, el 3,8% eran hispanos, latinos o de origen español, en comparación con el 5,5% del profesorado de las facultades de medicina, el 5,8% de los médicos en activo y el 16,4% de los adultos estadounidenses.

En cuanto a la orientación sexual, el 88,3% de los encuestados se identificó como heterosexual, mientras que el 9% se identificó como LGBTQ. Uno de los encuestados se identificó como no binario, mientras que ninguno seleccionó la opción transgénero. Esto se compara con alrededor del 11-12 por ciento de los estudiantes de medicina de EE.UU. que se identifican como LGBTQ, pero Salazar señala que «hay pocos datos de poblaciones comparables, por lo que [estoy] orgulloso de que hayamos sido capaces de proporcionar datos iniciales en este frente».

Compromiso comunitario ético e inclusivo de la biblioteca con la comunidad


Ask, Listen, Empower
Ethical and inclusive community engagement

By Quanetta Batts and Ellen Knutson | June 1, 2021

Ver completo

Hasta que vivamos en una sociedad verdaderamente igualitaria, tenemos que trabajar activamente para que la sociedad sea más equitativa. Dicho de otro modo, no basta con no ser racista; debemos trabajar para ser antirracistas. La psicóloga Beverly Daniel Tatum, presidenta emérita del Spelman College, utiliza la analogía de una pasarela en movimiento. La historia y las estructuras del racismo son la pasarela. No basta con dejar de caminar, porque se sigue avanzando en una dirección racista, sólo que más lentamente. Tampoco basta con darse la vuelta, porque entonces se sigue avanzando en una dirección racista, ¡sólo que hacia atrás! Para ser antirracista, hay que caminar activamente en la dirección contraria.

El concepto fue aplicado a las bibliotecas por el bibliotecario jubilado de la Universidad de California, Berkeley, John Berry, que adaptó algunas de las afirmaciones de McIntosh en su documento de 2004 «White Privilege in Library Land«. Por ejemplo, «Cuando realizo el desarrollo de la colección, puedo encontrar fácilmente materiales con personas de mi raza» y «puedo criticar mi biblioteca o mi profesión y hablar de lo mucho que temo sus políticas y su comportamiento sin ser visto como un extraño».

Por ejemplo, trabajar sólo en inglés excluirá a quienes no lo hablan. La Biblioteca del Condado de Multnomah (Oregón) ha puesto en marcha un proyecto, We Speak Your Language (Hablamos tu idioma), para superar esta barrera ofreciendo servicios en seis idiomas: Chino, inglés, ruso, somalí, español y vietnamita.

La Biblioteca Pública de Madison (Wisconsin) utilizó un marco de equidad para diseñar Tell Us, un proceso de conversación comunitaria. La biblioteca se asoció con organismos que reunieron a miembros de la comunidad racialmente diversos para debatir los retos a los que se enfrentaban. Es importante destacar que estas conversaciones no se celebraron en la biblioteca, sino que tuvieron lugar en los hogares, las escuelas y los espacios comunitarios, y los socios de la comunidad impulsaron los temas.

La ética y la inclusión deben estar en el centro de todos sus programas de compromiso con la comunidad. Poner en práctica estas ideas puede ser un reto debido a la inercia organizativa y a la falta de apetito por el riesgo. Si considera cuidadosamente los impactos potenciales de las acciones y planes, estarás en camino de proporcionar programas de compromiso verdaderamente éticos e inclusivos.

La National Coalition for Dialogue and Deliberation, una organización sin ánimo de lucro, convocó a un grupo de líderes de la participación pública para esbozar los siete principios básicos de la participación pública:

  • Planificación y preparación cuidadosas: Mediante una planificación adecuada e inclusiva, hay que asegurarse de que el diseño, la organización y el proceso de convocatoria sirvan tanto para un propósito claramente definido como para las necesidades de los participantes.
  • Inclusión y diversidad demográfica: Incorporar de forma equitativa a personas, voces, ideas e información diversas para sentar las bases de unos resultados de calidad y una legitimidad democrática.
  • Colaboración y propósito compartido: Apoyar y animar a los participantes, a las instituciones gubernamentales y comunitarias y a otros a trabajar juntos por el bien común.
  • Apertura y aprendizaje: Ayudar a todos los implicados a escucharse mutuamente, explorar nuevas ideas, aprender y aplicar la información para generar nuevas opciones y evaluar rigurosamente las actividades de participación pública.
  • Transparencia y confianza: Sea claro y abierto sobre el proceso, y proporcione un registro público de los organizadores, los patrocinadores, los resultados y la gama de opiniones e ideas expresadas.
  • Impacto y acción: Asegúrese de que cada esfuerzo participativo tiene un potencial real para marcar la diferencia y que los participantes son conscientes de ello.
  • Compromiso sostenido y cultura participativa: Promover una cultura de la participación con programas e instituciones que apoyen un compromiso público continuo y de calidad.

Creemos que es importante centrar la inclusión en cada punto, sopesando qué acciones abren oportunidades para todas las personas de tu comunidad, y plantear preguntas que empiecen a desvelar las capas de privilegio.

La Government Alliance on Race and Equity divide esta estrategia en tres grandes categorías de acción:

Normalizar

  • ¿Qué medidas podría tomar para aumentar la comprensión compartida de los prejuicios, el racismo y la equidad racial?
  • ¿Cómo afecta la dominación cultural blanca a las personas de color en su institución?
  • ¿Qué tipo de cambio cultural es necesario?
  • ¿Cómo podría desarrollar una visión clara de la equidad racial?

Organizar

  • ¿Quiénes son los grupos de su comunidad que trabajan por la equidad racial?
  • ¿Cómo podría apoyar a los grupos comunitarios que trabajan para reducir las disparidades?
  • ¿Cómo podría desarrollar relaciones profundas con las comunidades que no han sido incluidas en la toma de decisiones?

Desarrollar

  • ¿Qué temas o decisiones requieren una evaluación de la equidad racial?
  • ¿Qué pasos y medidas tomará para lograr resultados?

Tenga en cuenta que la equidad no es lo mismo que la igualdad. Tratar a todo el mundo de la misma manera no hace que haya igualdad de condiciones. A veces, cuando se trabaja por una mayor inclusión, la biblioteca no tiene que ser el socio principal. La Biblioteca de Beauregard Parish (La.) se centró en la inclusión reconociendo las barreras invisibles o intangibles que impiden la participación. Por ejemplo, el personal observó que los adultos mayores de la comunidad no acudían a las clases de tecnología de la biblioteca. En lugar de descartar la falta de asistencia por falta de interés, la biblioteca se asoció con el Consejo de la Tercera Edad de Beauregard para crear All Hands on Tech, una serie de programas que se reúnen en el espacio del Consejo de la Tercera Edad, que los mayores ya visitan regularmente.

Honrar fechas importantes para los miembros de su comunidad también es una forma de enmarcar el compromiso. El 28 de junio de 2019 se cumplió el 50º aniversario de la redada policial en el Stonewall Inn; la rebelión que siguió a la redada marcó un punto de inflexión en la liberación LGBTQ+ y se honra y celebra a través de los desfiles del Orgullo en todo el mundo.

La reivindicación del papel de las mujeres en las canciones. Viviendo en la era pop 2021/03/08

La reivindicación del papel de las mujeres en las canciones.

Viviendo en la era pop 2021/03/08

ESCUCHAR EL PROGRAMA

Ir a descargar

Con motivo de el Día Internacional de la Mujer, hemos decidido dedicar nuestro programa a algunas de las canciones más significativas sobre la reivindicación de los derechos de las mujeres Hemos escuchado algunos temas musicales y hemos conversado sobre diferencia e igualdad, evolución e involución en los temas de genero, la necesidad o no de medidas compensatorias y cuotas, el desarrollo histórico de la lucha por la equiparación de derechos, el camino recorrido y por recorrer, la importancia del lenguaje y el statu quo, el momento de sensibilización que vivimos, una conversación distendida, entrañable e informativa.

TEMAS
1. Just a girl – No doubt2. Andres Calaaro – El día de la mujer mundial
3. Les criades – Roba Estesa4. Serrat. La mujer que yo quiero
5. En guerra – Mafalda6. Jhon Lennon & Yoko Ono – Woman
7. 8m – Alexandra Pérez8. Bob Marley  – No Woman, No Cry
9. Nunca canto sola – La otra10. Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Gúzman – María y Amaranta
11. Mamá yo quiero ser artista – Patricia Lázaro12. ‘Four Women’, de Nina Simone
13. La cumbia feminazi – Renee Goust
14. Respect. Aretha Franklin

Estudio sobre el acoso de género y la desinformación en línea

“Malign Creativity: How Gender, Sex, and Lies are Weaponized Against Women Online” ” The Wilson Center and Moonshot CVE, 2021

«Creatividad maligna: How Gender, Sex, and Lies are Weaponized Against Women Online» (Creatividad maligna: cómo el género, el sexo y las mentiras se convierten en armas contra las mujeres en la red) explora el abuso y la desinformación de género dirigidos a 13 mujeres a través de seis plataformas de medios sociales durante dos meses a finales de 2020. En un análisis de más de 336.000 mensajes de contenido abusivo compartido por más de 190.000 usuarios, el equipo de investigación encontró:

  • El acoso de género generalizado en línea estaba mucho más extendido que la desinformación. Los términos que indican abuso de género representaron el 50,4% del total de los datos recogidos, y 12 de 13 personas fueron objeto de este tipo de contenido;
  • Nueve personas de la investigación fueron objeto de narrativas de desinformación de género o sexualizadas, y las mujeres de color fueron objeto de narrativas interseccionales que también apuntaban a su raza o etnia. Las narrativas de desinformación detectadas eran de naturaleza sexual, transfóbica y racista
  • La vicepresidenta Kamala Harris fue objeto de una cantidad abrumadora de abusos durante la campaña electoral de 2020, con el 78% del total de los datos recogidos dirigidos a ella. Muchos mensajes abusivos difundieron narrativas falsas y sexualizadas sobre la vicepresidenta Harris;
  • La creatividad maligna -el uso de un lenguaje codificado, memes visuales y textuales iterativos y basados en el contexto, y otras tácticas para evitar la detección en las plataformas de medios sociales- es el mayor obstáculo para detectar y hacer cumplir el acoso y la desinformación de género en línea.

El estudio también se basa en discusiones de grupos focales con mujeres que han sufrido acoso y abuso de género en línea, y en entrevistas con mujeres objeto de campañas de desinformación patrocinadas por el Estado ruso, iraní y chino. El estudio subraya tanto el coste del acoso en línea como el hecho de que la desigualdad de género tiene implicaciones para la seguridad nacional. Por último, el estudio ofrece recomendaciones para que las plataformas de medios sociales, los responsables de las políticas gubernamentales y los empleadores mitiguen el problema en aras de un futuro más equitativo y democrático.