Archivo de la etiqueta: Niños

La última tendencia en bibliotecas: Eliminar las multas

 

dzoohi5x0aah7hs

Crist, Beth ; DePriest, Meg. Removing Barriers to Access: Eliminating Library Fines and Fees on Children’s Materials. Whasington: Institute of Museum and
Library Services (IMLS), 2018

Texto completo

Además

Resource List

Session slides

 

Hay muchas cosas novedosas que están sucediendo en el mundo de las bibliotecas, la última tendencia en bibliotecas es eliminar las multas por daños o retrasos en la devolución del material -decir que en Estados Unidos las multas se cobran en dinero -. Las bibliotecas que no cobran multas por retraso proporcionan datos aún más convincentes; su circulación y número de prestatarios han aumentado.  

 

La investigación The Supporting Parents in Early Literacy through Libraries (SPELL) reveló que las multas y honorarios de la biblioteca por materiales vencidos, dañados y perdidos son barreras que impiden que los padres y cuidadores de niños pequeños de bajos ingresos usen las bibliotecas públicas. Después de repasar la literatura profesional sobre multas y tarifas de la biblioteca, incluida una investigación cualitativa, estudios cuantitativos, y artículos editoriales, así como el uso de los hallazgos de las dos estudios con padres y bibliotecas públicas en la Biblioteca Estatal de Colorado, se recomienda que las bibliotecas públicas eliminen las multas y las tarifas de los servicios de los niños, ya que la escasa investigación existente sobre el valor y el impacto de las multas y tasas impuestas por las bibliotecas no indica un beneficio claro de la gestión de estas políticas, y pueden ser costoso de hacer cumplir.  Las bibliotecas que que han desarrollan políticas para eliminar multas y tasas sobre el material de los menores de edad lo consideran eficaz para crear un ambiente positivo.

Meg DePriest y Beth Crist tras enterarse de que los padres de bajos ingresos no estaban sacando libros para sus hijos porque temían las consecuencias financieras, comenzaron a trabajar en animar a las bibliotecas públicas a eliminar las multas y las tarifas de los materiales para niños. Sabían que cambiar una política de larga tradición requeriría un argumento convincente, que a su vez requiere de datos para apoyar el cambio e historias que ilustren el impacto de esta política.

Hay una creencia común de que cobrar multas por retraso sirve para obligar a los prestatarios a devolver sus materiales antes; por el contrario, existe la suposición de que si no hay un castigo por las devoluciones tardías, los prestatarios no devolverán sus materiales a tiempo (o nunca). La investigación llevada a cabo por estas dos bibliotecarias, junto con las recientes estadísticas de circulación de las bibliotecas que han eliminado las multas tardías, invalidan este mito. Ya que los datos del estudio en las bibliotecas de Carolina del Norte no encontraron diferencias significativas en las tasas de devolución entre las bibliotecas que cobran multas por retrasos y las que no. También informaron que las únicas multas que fueron efectivas para que los materiales se devolvieran antes a la biblioteca fueron las más altas, no las monedas de cinco centavos, diez centavos y cuatro cuartos de dolar que la mayoría de las bibliotecas cobran por día.

Según datos del estudio, aquellas bibliotecas que eliminaron las multas aumentaron su tasa de circulación. La Biblioteca de Salt Lake City registró un aumento de más del 10% en el número de préstamos, y una proporción similar en el aumento del número de prestatarios. La Biblioteca Pública de San Rafael (CA) informó sobre un aumento en la circulación de los materiales de sus hijos y un aumento del 40% en los jóvenes prestatarios después de reducir las multas de pago por retraso de los materiales para niños. Ambas bibliotecas informaron que los tiempos de devolución (una buena medida de las devoluciones tardías) permanecieron prácticamente sin cambios. Eliminaron una política ineficaz, su circulación aumentó y más prestatarios descubrieron la biblioteca.

Por ello recopilaron esos datos, elaboraron un libro blanco que aboga por la eliminación de las multas y las tarifas de los materiales para niños, además hacen conferencias sobre el  tema y mantienen un documento de Google que recoge las experiencias de las bibliotecas que han hecho el cambio.

También ofrecen una serie de recomendaciones para que las bibliotecas procedan a la eliminación de las multas. en primer lugar, informarse en su comunidad, incluyendo a aquellos miembros que no usan la biblioteca. Preguntar a las personas de una variedad de grupos demográficos qué impacto tienen las multas y las cuotas para que usen la biblioteca, y cómo afectaría eliminarlas al uso que hacen de la biblioteca.

En segundo lugar ver como este hecho afectaría a la biblioteca. Las multas atrasadas normalmente ascienden a sólo el 1% del presupuesto de una biblioteca. Para los cargos por artículos perdidos/dañados, y utilizar los datos del recuento para calcular cuántos artículos se perdieron en el último año, cuáles fueron los costos de reemplazo, y cuánto entraron a través de los cargos pertinentes.

Además si se calculan los costes de gestión de las multas, el tiempo del personal (30 segundos por transacción para cobrar las multas y cuotas), el franqueo para los avisos enviados por correo postal y las cuotas por cliente para el cobro. En el caso de las multas atrasadas, los costos de recolección a menudo son iguales, o incluso superiores, a la cantidad que aportan las multas a la biblioteca. Con estos datos la biblioteca puede tomar una decisión informada sobre por dónde empezar.

Se puede empezar por eliminar las multas a los niños. ya que son los jóvenes de hogares de bajos ingresos los que se ven especialmente afectados por las multas y las tarifas; además, proporcionar acceso a todos los usuarios es parte de la misión de toda biblioteca. La mayoría de los libros retrasados volverán a la biblioteca con el tiempo como demuestra el estudio, y eliminar las multas anima a que los padres se lleven a casa más libros para sus hijos.

También alientan a las bibliotecas a que reconsideren las tarifas por libros infantiles ilustrados perdidos o dañados. Los bebés y los niños pequeños aprenden a amar los libros manipulándolos; los tocan y los examinan, los mastican, los arrastran y los llevan a la cama. Y a veces, caen en la bañera! Una pequeña tasa de pérdida y daño es el costo de un más amplio uso en favor de la alfabetización temprana, y a cambio es un pequeño precio a pagar por proporcionar un ambiente rico en alfabetización en los hogares de todos los niños.

Si una biblioteca está dispuesta a eliminar las multas y las cuotas de los materiales para niños, también se le anima a que tome el siguiente paso lógico a eliminar las multas por retraso de todos los materiales. La política de multas no es eficaz para recuperar los libros más rápido, y a menudo puede costar más dinero del que aporta, y afectando a los miembros de la comunidad, especialmente a aquellos que se enfrentan a dificultades económicas.

 

Meg DePriest es escritora, investigadora y consultora de la biblioteca estatal, sirvió como coordinadora de subvenciones para el proyecto SPELL de CSL, que permitió a ocho bibliotecas públicas en todo el estado desarrollar programas innovadores de alfabetización temprana; y escribió el libro blanco para CSL abogando por la eliminación de multas y cuotas en los materiales para niños. Actualmente, es consultora de la Biblioteca del Estado de California y trabaja en la Encuesta sobre bibliotecas públicas y en las estadísticas de alfabetización del estado.

Beth Crist ha sido la Consultora de Servicios para Jóvenes y Familias en la Biblioteca Estatal de Colorado (CSL) durante siete años, coordina iniciativas de alfabetización en todo el estado, inicia y fomenta una amplia variedad de asociaciones, y proporciona capacitación en todo el estado. Tiene una gran pasión por eliminar las barreras que impiden el acceso al los servicios de las bibliotecas y hacer que la lectura sea divertida para los niños.

Más en UA sobre MULTAS EN BIBLIOTECAS

Multas de la biblioteca

Las bibliotecas de L.A. están cobrando las multas a los más jóvenes en tiempo de lectura

“Amnistía bibliotecaria” en las bibliotecas del Condado de Orange para recuperar los libros no devueltos y a antiguos lectores

¿Cuál es el libro más robado en las bibliotecas del mundo?

14 consejos para diseñar la biblioteca digital perfecta en la escuela

 

Mujeres y niños en la cárcel. Lectura y escritura dentro y fuera de la Unidad 33

60cbb5f7bf75fe079b12de493485a4dd

Claudia Molinari, Graciela Brena. “Mujeres y niños en la cárcel. Lectura y escritura dentro y fuera de la Unidad 33”. La Plata: Universidad de la Plata, 2018

Texto

En esta publicación colectiva analizamos el trabajo realizado entre los años 2010-2015 en el marco del Proyecto de Extensión «Lectura y escritura en la Unidad 33. Madres, niños e instituciones educativas». Nuestro propósito es aportar documentación y análisis de las si­tuaciones educativas no escolares en torno a la lectura y la escritura que desarrollamos en dicha unidad con grupos de niños multiedad y con grupos de mujeres, así como otras accio­nes a favor del derecho de las madres priva­das de libertad de participar de las actividades escolares de sus hijas/os fuera de la unidad penitenciaria. Los registros de las interaccio­nes verbales, las crónicas de los encuentros, las entrevistas a las participantes y las diver­sas producciones escritas se constituyeron en material imprescindible para comprender el funcionamiento de las situaciones propues­tas, para identificar avances, revisar decisiones considerando las particularidades del contex­to y para incluir las voces de todas/os las/os protagonistas. Los resultados de este trabajo ponen en evidencia cómo mujeres y niñas/os pueden ejercer sus derechos culturales cuan­do tienen oportunidades dentro y fuera de la prisión

Guía práctica para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria

5173aa50fcaacc3c10de991216b95b91

Zamora, Mª José ; Yáguez, Elena. Guía práctica para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria. Madrid: Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación y Ciencia

Texto completo

Guía que pretende ser un documento de apoyo para el desarrollo y dinamización de la biblioteca escolar en secundaria, donde se encuentran informaciones, propuestas de actividades organizativas y formativas, etc… que ayudarán a mejorar el uso de la misma.

Microbiblioteca sobre ruedas en forma de escarabajo realizada con materiales de reciclados

 

shared-lady-beetle7-kids-under-the-wings-889x592

 

Los residuos urbanos se transforman en una adorable microbiblioteca sobre ruedas en forma de escarabajo.

 

La empresa LUO Studio, con sede en Pekín, acaba de presentar una adorable microbiblioteca móvil elaborada con piezas industriales recicladas. Hecho de una bicicleta abandonada, hojas de hierro desechadas y madera recuperada, el Shared Lady Beetle es un pequeño artilugio en forma de escarabajo que se desplaza sobre cuatro ruedas, llevando libros a los niños de la localidad.

 

shared-lady-beetle16-looking-through-the-slightly-open-shell-889x592

El interesante y animado artefacto forma un triciclo muy estable con una rueda omnidireccional auxiliar en su extremo. La reutilización de los residuos industriales se completó de forma natural y artística con su caparazón inspirado en el de un escarabajo mariquita, tal y como sugiere el nombre de la biblioteca Shared Lady Beetle.

 

la cubierta exterior se abre y se cierra como las alas del insecto. en el interior, se construyó una estructura de varias capas no sólo para aumentar la resistencia, sino también para mejorar la comodidad y la capacidad de carga. las estanterías aumentan de altura a medida que se elevan, con la estantería más baja capaz de permitir que los niños se sienten y se apoyen en ella mientras leen y comparten libros. el sistema de almacenamiento es completamente flexible, lo que significa que las estanterías, e incluso las funciones, se pueden ajustar a las necesidades de los usuarios.

shared-lady-beetle11-multiple-kids-889x592

 

La biblioteca móvil de libros para niños con forma de mariquita del estudio LUO de Pekín encarna un espíritu de diseño de “hacer un buen trabajo haciendo el trabajo correcto” que está totalmente ausente de la cultura contemporánea de la motocicleta.

Niños, familia y lectura. Informe 2019

kfrr_header_home_1000x240.jpg.corpimagerendition.xxl_.1400.788

Kids & Family Reading Report: 7th Edition. Scholastic, 2019

Texto completo

 

Scholastic publicó hoy los resultados de la séptima edición de Kids & FamilyReading Report™, una encuesta nacional bienal sobre las actitudes y comportamientos de lectura de padres e hijos. Entre los encuestados se incluyen más de 1.000 padres de niños de entre 6 a 17 años, así como 678 padres de niños de 0 a 5 años.

 

La investigación revela la diversidad que los padres y los niños buscan en los libros, explora cómo la lectura ayuda a los niños a entender su mundo e indica la importancia del acceso a los libros y los modelos de lectura.

La relación con la lectura se ha mantenido bastante estable desde 2010. En la séptima edición del Kids & Family Reading Report:

  • El 35% de los niños dice que leen libros para divertirse entre 5 y 7 días a la semana (lectores frecuentes); el 41% de los niños leen por diversión 1-4 días a la semana (Lectores moderadamente frecuentes); el 28% de los niños leen por diversión menos de 1 día a la semana (lectores infrecuentes).
  • Aún así, los cambios incrementales en la frecuencia de lectura desde el 2010 han culminado en una disminución del número de lectores frecuentes (-6). puntos) y un aumento del número de lectores esporádicos (+7 puntos).
  • En todas las ediciones del informe “Kids & Family Reading” sin excepción, se produce una sorprendente tendencia a la disminución en cuanto a tiempo dedicado a la lectura a medida que los niños crecen: a la edad de nueve años se produce una disminución dramática; que se acentúa en la adolescencia.
  • Esta pérdida de compromiso significa que los niños y padres se pierden los beneficios que ofrecen los libros:
    • El 74% de los niños dicen que leer ficción y no ficción es una manera de ayudarles a entender el mundo; El 88% de los padres dicen lo mismo.
    • Más de la mitad de los niños (53%) y los padres (55%) están de acuerdo en que un libro les ha ayudado a ellos y a sus hijos en momentos difícil.
    • El 73% por ciento de los niños dicen que leer les ayuda a comprender los temas de actualidad y hace que sea más fácil tener conocimiento y conversar sobre ello.
  • En los últimos dos años, tanto los niños como los padres son menos dados a decir que seleccionan un libro infantil para leer por diversión, el tipo de libro no les importa, si les importa que contenga una buena historia (17 puntos menos entre los niños; 21 puntos entre los padres).:
    • El 52% de los niños quieren libros que les hagan reír, ayudarles a explorar nuevos mundos (40%) y familiarizarse con los temas de actualidad (26%).
    • Los padres quieren libros que ayuden a sus hijos a aprender acerca de las vidas de los demás (48%) y libros que hacen que sus hijos piensen y sientan (51%).

 

 

 

25 actividades de Makerspaces para niños

Makerspace-Projects-Header

25 Makerspace Projects For Kids

Original

Los proyectos Makerspace o STEM para niños no tienen por qué ser complicados o caros. De hecho, algunos de los mejores proyectos utilizan artículos reciclados o reutilizados como botellas de cartón o de soda, lo que no significa nada para comprar.

A continuación, hemos recopilado algunos de nuestros proyectos favoritos que son excelentes para los espacios de los fabricantes.

Aprende a hacer un barco con una botella de soda, crea un coche de cartón y mucho más.

 

 

Barómetro CLIP sobre la comprensión lectora infantil y primaria 2018

barometro2

Barómetro CLIP sobre la comprensión lectora infantil y primaria.

Texto completo

 

 

El objetivo principal del Barómetro CICLIP es conocer la percepción de docentes y padres/madres sobre la situación actual en lectura y comprensión lectora sobre sus alumnos e hijos/hijas.

Se trata de un informe sectorial, aprovechando la organización del Congreso Internacional de Comprensión Lectora Infantil y Primaria (CICLIP), que realiza una encuesta cuantitativa a padres y docentes sobre la situación actual de la comprensión lectora de los niños en educación infantil y primaria.

El Barómetro CICLIP sobre lectura y comprensión lectora infantil, surge de la iniciativa la Asociación Española de Comprensión Lectora (AECL) y de Supertics.

La Asociación Española de Comprensión Lectora  (AECL) es una asociación sin ánimo de lucro fundada en Málaga (España) en Julio de 2012. Su comité científico está integrado por catedráticos y especialistas de reconocido prestigio y forman parte de la asociación desde docentes de todos los niveles hasta padres y alumnos. Su objetivo es el de crear un punto de encuentro normalizado sobre lectura, competencia y comprensión lectora para familias, estudiantes, profesionales, instituciones públicas y privadas y medios de comunicación.

Por su parte Supertics tiene el firme compromiso de realizar periódicamente investigaciones relacionadas con las materias sobre las que trabaja su metodología, con el objetivo de aportar conocimientos a las familias y ciertos segmentos del sector educativo sobre temas en los que existe un desconocimiento generalizado y un interés concreto.

El Barómetro CICLIP busca dar un soporte documental a las investigaciones desarrolladas por el equipo de trabajo para analizar la realidad de la situación de la lectura y la comprensión lectora diferenciando la visión de familias y docentes.

El Barómetro de Lectura 2018 de Supertics, Asociación Leobién y Asociación Española de Comprensión Lectora que tiene como objetivo “conocer las opiniones de profesionales y docentes sobre la situación de la lectura y la comprensión lectora de niños y niñas con edades comprendidas entre los 5 y los 12 años”. Con 3.439 docentes encuestados -todos ellos preocupados por el tema ya que cubrieron la encuesta tras la celebración del III Congreso de Comprensión Lectora Infantil y Primaria (CICLIP) online-, el 83.4% de los cuales tiene entre 26 y 55 años, contiene datos preocupantes y que -me parece-  también nos interpelan a la profesión bibliotecaria:

  • Casi la totalidad considera que la comprensión lectora de sus alumnos mejoraría si pudieran dedicar más horas a preparar sus sesiones y a investigar en el campo de la comprensión de la lectura.
  • El 72% cree que la actual ley educativa en España da poca importancia a la lectura
    Sólo la mitad de los colegios españoles colabora con una biblioteca pública, “perdiendo la oportunidad de instaurar el hábito lector como actividad extraescolar”
  • El 41.6% de los docentes expresa su falta de formación para reconocer trastornos del proceso lector
  • El 52% declara no disponer de la formación necesaria para desarrollar estrategias que mejoren el actual nivel de comprensión lectora de sus alumnos
  • Casi el 80% confirma que esta falta de formación se establece desde la Universidad.