Archivo de la etiqueta: Niños

13 cosas que las bibliotecas ofrecen a los niños hoy en día

26409531618_a7e59acba2_b_d

 

It’s Not Like the Library You Remember
13 Things Libraries Offer Kids Today That You Have to Check Out

 

Las bibliotecas se han reinventado como recursos vitales del siglo XXI y centros comunitarios prósperos para personas de todas las edades. Las bibliotecas actuales albergan centros tecnológicos, espacios de fabricación, arte y programación cultural, recursos para juegos de azar y mucho más. Aquí hay 13 cosas que las bibliotecas ofrecen a los niños hoy en día.

 

Si la visión que tienes de una biblioteca es un montón de libros y un bibliotecario que manda callar a todo el mundo, es hora de hagas un viaje de regreso a la biblioteca de tu barrio. Y te darás cuenta que las bibliotecas de hoy ofrecen nuevos productos y servicios además de los ya tradicionales.

1. Áreas Adolescentes

Los adolescentes quieren espacio, y las bibliotecas están bien posicionadas para proveerlo. Muchas bibliotecas ofrecen áreas sólo para adolescentes en las que los adultos y los niños no pueden entrar. Los adolescentes usan estos espacios para conectarse, conocerse, socializarse, hacer tareas, estudiar, ver vídeos y jugar. Además algunas bibliotecas proporcionan consejos consultivos para adolescentes para aprovechar y mejorar todas las capacidades que ofrece la sociedad de la información, lo que asegura que sean relevantes para las personas para las que sirven.

2. Centros Tecnológicos

La brecha digital es real. Los centros tecnológicos de biblioteca ofrecen ordenadores, tablets, escáneres para dar a los jóvenes, además de acceso a las herramientas y wifi que necesitan diariamente. Estos centros tecnológicos también pueden albergar clubes tecnológicos donde los niños pueden aprender más sobre la tecnología como el manejo de dispositivos y otras herramientas.

3. Espacios de fabricación

Los llamados Makerspaces o espacios de fabricación elevan los centros tecnológicos a un nuevo nivel al ofrecer impresoras 3D, cortadores láser y grabadores, acceso a herramientas de diseño asistido por ordenador (CAD), circuitos impresos, sierras y muchas otras herramientas para jóvenes fabricantes e ingenieros del futuro. Conectan una forma de aprendizaje teórica con la práctica en un espacio informal más allña de la familia o del colegio.

4. “Léele a un perro”

Si a un chico tiene dificultades de lectura, en alguna biblioteca puede solicitar perros adiestrados que pueden ayudar a reducir el malestar y la inseguridad de leer en voz alta. Los niños de todas las edades pueden leer a perros entrenados que prestan un oído amistoso y un compañero que no juzga. La gente de LibraryDogs.com tiene algunos consejos muy buenos si su biblioteca no tiene este atractivo programa ya establecido!

5. Videojuegos

Los niños generalmente aman los videojuegos, pero no todos tienen acceso a ellos. Cuando las bibliotecas les dan a los niños un lugar para jugar videojuegos, les invitan a entrar en su espacio, los alientan a interactuar y les proporcionan un lugar seguro para que los niños pasen el tiempo. Algunas bibliotecas incluso organizan torneos de juegos.

6. Áreas de juego

Sí, los videojuegos están de moda, pero estamos asistiendo a un resurgimiento de la popularidad de los juegos de mesa. Las zonas de videojuegos proporcionan también juegos analógicos. Los bibliotecarios están creando áreas de juego designadas para los legos, juegos de cartas y juegos de mesa

7. Actividades fuera del horario de oficina

¿Cómo sería poder acceder a una biblioteca después del cierre? ¿Cómo sería dormir en una biblioteca? Algunas de ellas están experimentando con actividades extracurriculares. Estas actividades muestran a las bibliotecas como los nodos comunitarios que animan a los jóvenes a socializarse y les ofrece una forma alternativa y realmente genial de pasar la noche.

8. Chat de referencia en línea

No es necesario ir a una biblioteca para obtener ayuda de un bibliotecario de referencia – hoy en puedes enviarles un correo electrónico o llamarlos. Algunas sucursales de bibliotecas ofrecen chat en línea, por lo que los adolescentes con aversión a las llamadas telefónicas todavía pueden utilizar el recurso de referencia rápida para tareas, documentos y proyectos de investigación. Para comenzar, busca el servicio “Pregúntele a un bibliotecario

9. Biblioteca de Cosas

El movimiento Library of Things reinventa la biblioteca como un lugar donde los usuarios pueden pedir prestado, no sólo libros y medios de comunicación, sino también una variedad de artículos, incluyendo instrumentos musicales, artículos de bellas artes, herramientas de artesanía, artículos deportivos, herramientas para hornear, herramientas para mejorar el hogar y mucho más. Aunque el movimiento de la Library of Things es todavía joven, está abriendo muchas  sucursales alrededor del mundo y apunta a un futuro donde las bibliotecas presten mucho más que libros.

10. Concursos de letras, poesía y palabras habladas

La poesía Slam es un estilo de alta energía de la palabra hablada que generalmente implica una competencia llamada slam. Algunas bibliotecas albergan eventos de poesía y usan la letra de las canciones como una manera de introducir a los jóvenes al arte, observar a los practicantes del arte y compartir sus propios poemas.

11. Cafeterías propias

A los jóvenes les encanta reunirse en cafeterías. Algunas bibliotecas se han enterado de esto y han puesto cafeterías dentro de sus sucursales. Es otra manera de mantener las bibliotecas relevantes y mantener a los adolescentes comprometidos, felices… y seguros.

12. Eventos Culturales

Las bibliotecas han defendido desde hace mucho tiempo a los artistas y el arte local , y la programación cultural es una parte esencial de la mayoría de las ofertas bibliotecarias. Las bibliotecas han intensificado su importancia artística y cultural para los jóvenes organizando conciertos de rock, eventos, celebraciones en torno a una variedad de celebraciones culturales y eventos subculturales. La idea es reflejar y apoyar las artes y la cultura que los adolescentes son relevantes para personas de todas las edades, incluyendo adolescentes y niños.

13. Centros de Medios

Además de los centros tecnológicos, las bibliotecas tienen centros multimedia en sucursales para dar acceso a cámaras de video, equipos de podcasting, equipos de grabación musical y más. Estos centros se convierten en focos de creatividad, aprendizaje y expresión para los jóvenes.

 

 

 

Anuncios

Lee hoy, lee futuro: Guía para niños y jóvenes. Biblioteca Escolar Futuro

 

1511357336guia_bibliotecafuturo

Lee hoy, lee futuro: Guía para niños y jóvenes. Biblioteca Escolar Futuro. [e-Book]  Santiago, Chile Pontificia Universidad Católica de Chile, 2017.

Texto completo

 

El Comité de Evaluación de Libros Futuro, implementado en el marco del proyecto de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Bibliotecas Escolares Futuro, es una instancia de reflexión, valoración y selección de libros para niños y jóvenes. Su objetivo es destacar libros de alta calidad para lectores entre los 3 y 18 años, a través de una selección cuidadosa de la oferta editorial de nuestro país, para que sea parte de las lecturas cotidianas de los potenciales lectores. El proceso de evaluación está a cargo de profesionales de amplia experiencia en el campo de la literatura infantil y juvenil y la mediación de la lectura, quienes comparten el amor por los libros y el interés de fomentar el gusto por leer en los niños y jóvenes chilenos, con una mirada crítica y atenta a la producción editorial. Para asegurar la calidad del proceso y atendiendo a la especialidad de los profesionales según la oferta a evaluar, se desarrollan en forma independiente el comité infantil y juvenil, donde cada evaluador expone sus argumentos de selección a la luz de una rigurosa pauta de evaluación. Cada reunión de comité permite realizar una selección de libros recomendados y altamente recomendados, que finalmente beneficiarán a los lectores del proyecto Bibliotecas Escolares Futuro y a todos aquellos que busquen libros de calidad para fomentar la lectura entre niños y jóvenes, además de guiar a los mediadores en la selección de los libros disponibles para su rol en la escuela, la biblioteca e incluso en el hogar. Un personaje entrañable, una historia que habite al lector, un tema que despierte curiosidad, un ambiente emotivo, son elementos que se destacan ya sean en su función narrativa o informativa, buscando finalmente que la lectura de estos textos sea una experiencia estética y un aporte a los docentes, estudiantes y padres de familia.

Cómo fomentar la lectura a través del teatro: herramientas para el docente

1470690726fomentar_lectura_teatro

 

Aguayo, M. and C. Casali (2016). [e-Book]  Cómo fomentar la lectura a través del teatro: herramientas para el docente Santiago de Chile, Ministerio de Educación, 2017.

Texto completo

 

En Cómo fomentar la lectura a través del teatro: herramientas para el docente se encuentra una serie de acciones para promover la lectura en sus contextos de aula a partir del uso de textos dramáticos. Estas actividades están basadas en el trabajo de lectura en voz alta, de lectura colaborativa y a partir de la construcción de sentido de los textos en el trabajo en grupo. Las actividades que se proponen pueden ser utilizadas de manera independiente y pueden, a su vez, realizarse en el orden en que aparecen a continuación.

Percepción de la lectura digital por parte de los niños

 

reading-digital-print-580

McKechnie, L. and K. Schreurs (2017). [e-Book]  “Every single one is my favourite” (Theo, 4 years): Children’s Experiences and Perceptions of E-Book Reading: Final Report 2014 OCLC/ALISE Library and Information Science Research Grant Project April 10, 2017. Ohio, OCLC, 2017.

Texto completo

Presentación PPT

 
Este estudio analiza la experiencia de la lectura de libros electrónicos desde la perspectiva de los propios niños. A través de observación y entrevistas con datos capturados a través de notas de campo y grabaciones de audio. La mayoría de los niños consideraban su dispositivo como un espacio de juego. Todos los chicos encuestados eran buenos conocedores de la tecnología. Los libros tradicionales siguen siendo importantes para ellos. Según su opinión los libros electrónicos y aplicaciones van más allá del libro. A los niños les encantan los libros electrónicos. También consideran la importancia de las bibliotecas públicas en el desarrollo de sólidas colecciones de libros electrónicos para niños, facilitando además el acceso a ellos y educando a los padres y otros adultos.

Además, de las aproximadamente 70.000 millones de aplicaciones disponibles para descargar, más del 80% de las aplicaciones más vendidas están dirigidas a los niños (Shuker, Levine y Ree, 2012). El porcentaje de niños que han leído un libro electrónico aumentó del 25% al 61% desde 2010 (Kids & Family Reading, 5th ed., 2015) El 77% de los niños que han leído un libro electrónico dijo que la mayoría de los libros que leen son impresos y el 65% informa que seguirán leyendo libros impresos incluso cuando los libros electrónicos estén disponibles (Scholastic, 2015)

¿Cómo fomentar en los niños el amor por la lectura? La comunidad que lee

comunidades_lectoras

Anwandter, C. and M. Bombal (2015). [e-Book]  La comunidad que lee. Santiago de Chile, Ministerio de Educación de Chile, 2015.

Texto completo

 

¿Cómo fomentar en los niños el amor por la lectura? ¿Por qué es importante que los docentes sean buenos lectores? ¿Cómo sacar mayor provecho de las bibliotecas de aula y las bibliotecas escolares CRA que se han implementado en las escuelas durante los últimos años? ¿Qué estrategias son las más efectivas para fomentar el desarrollo del lenguaje en los estudiantes? ¿Qué criterios considerar al momento de seleccionar títulos? ¿Cómo guiar una buena conversación literaria? ¿Cómo realizar investigaciones con estudiantes de los distintos niveles educativos? Esta guía procura dar respuesta a estas preguntas de manera clara y sencilla, adaptándose a los recursos existentes hoy en nuestro país, e incluye varias recomendaciones prácticas.

Cuaderno Conversemos Nro.1. Guías de fomento lector en la escuela

39989044592_5b091dff2f_b_d

 

Cuaderno Conversemos Nro.1. Guías de fomento lector en la escuela. Santiago de Chile, Ministerio de Educación de Chile, 2014.

Texto completo

 

El documento consiste en un marco introductorio (La lectura, una práctica social que se inicia formalmente en la escuela), diversas estrategias didácticas (¿Cómo avanzar de la comprensión oral a la comprensión lectora?; Kamishibai, una hermosa y antigua forma de narrar; La conversación literaria, una propuesta de mediación; Libro álbum y el desarrollo de la competencia visual; Realizar inferencias, un desafío permanente al lector), una sección de experiencias compartidas, talleres, reseñas de libros y recomendaciones de recursos web. Los documentos incluidos en este cuaderno incluyen algunas preguntas orientadas a propiciar conversaciones entre docentes de los diferentes niveles escolares, con el objetivo de compartir y contrastar sus visiones acerca de la lectura e ir consensuando modos de enfrentar esta modalidad de lenguaje con sus estudiantes. Este material se entregará a cada educadora, educador y docente, de manera de ir conformando una creciente biblioteca personal que pone a disposición un conjunto de artículos en los que se abordan temas centrales, estrategias y experiencias, a partir de los cuales es posible revisar las propias prácticas en instancias periódicas de encuentro en la escuela, facilitando así compartirlas y enriquecerlas. Cada uno de estos Cuadernos intencionará diferentes temas curriculares.

Juzgar un libro por algo más que su portada: explorando las características de las experiencias de lectura tradicionales y de libros electrónicos

aaeaaqaaaaaaaal8aaaajdbjnty4zjlllta2mwytndrkyi04otvkltlkoweyytq4zje5mw

Juzgar un libro por algo más que su portada: explorar las características de las experiencias de lectura tradicionales y de libros electrónicos que apoyan el aprendizaje de los niños.
por Tamara Spiewak Toub, Ph. D.
26 de julio de 2017

Texto original

 

Imagínese: un niño pequeño mira a un adulto con expectación y le entrega un libro. Es difícil decir que no a una simple petición como esa, así que el adulto se sienta al lado del niño y se zambulle en la historia. Cuando rompemos esta interacción de lectura de libros adulto-niño, hay muchos elementos que varían. Por ejemplo:

  • La proximidad y orientación física del adulto y el niño. ¿Está el niño sentado en el regazo del adulto? ¿Están uno al lado del otro en una mesa? ¿Están abrazados?
  • Orden y cronometraje de las páginas leídas. ¿Leer sin parar? ¿Volteando hacia adelante y atrás las páginas para mirar o recordar algo? ¿Interrumpirse o perder interés y terminar un tiempo después, si es que lo hace?
  • El volumen, tono y animación de la voz del adulto. ¿Es constante? Variada basada en caracteres o puntos de trazado? ¿O diferente según el compromiso del niño?
  • El contenido de lo que dice el adulto. ¿El adulto simplemente lee el texto dentro de las páginas del libro? ¿Hay preguntas o comentarios adicionales sobre la historia? ¿Preguntas o comentarios sobre otras cosas? ¿Respuestas a las preguntas, comentarios o comportamientos del niño?
  • El comportamiento y compromiso del niño. ¿El niño está escuchando en silencio? ¿Mirando el libro o al adulto? ¿Tocando el libro? ¿Hablando con el adulto? ¿Distraído por otras cosas?

Y eso es sólo el comienzo!

Muchos de estos elementos de la experiencia de lectura han sido identificados como importantes para facilitar el desarrollo de los niños. Al leer con los niños, les presentamos la palabra escrita, el simbolismo y las narraciones, así como conceptos académicos y sociales clave y procesos de pensamiento. Les ayudamos a construir las bases para la alfabetización y el aprendizaje.

Nuestra sociedad anima a los padres y cuidadores a leer con los niños desde la infancia. a través de programas, en los que pediatras y enfermeras distribuyen libros en visitas para niños sanos y discuten la importancia de leer en voz alta con las familias. Tenemos bibliotecas y librerías llenas de libros de bolsillo y libros de tapa dura. Y tenemos tiendas de aplicaciones llenas de libros electrónicos.

Lo que lleva a muchas preguntas, como: ¿Son los libros electrónicos mejores o peores para los niños que los libros tradicionales? ¿Qué características de las interacciones tradicionales de lectura de libros para adultos y niños se imitan bien con los medios digitales? Y, a medida que los investigadores identifican las características clave de la lectura de libros que promueven el aprendizaje de los niños, ¿cómo podemos diseñar y utilizar mejor los medios digitales para incorporar esas características?

QuickReports producidos por el Centro Cooney en 2012 fueron algunas de las primeras investigaciones sobre cómo las interacciones entre padres e hijos usando libros impresos en donde se comparan con sus interacciones usando libros electrónicos y cómo los padres ven estas diferentes oportunidades de lectura. La comunidad investigadora ha seguido profundizando en estos temas en los años transcurridos desde entonces, y los datos recientes contribuyen a una cada vez más profunda conversación. En la reunión anual de la Jean Piaget Society a principios de junio, formé parte de un simposio (organizado por la Dra. Brenna Hassinger-Das, la Dra. Rebecca Dore y la Dra. Roberta M. Golinkoff) dedicado al tema de la toma de decisiones basadas en la evidencia sobre los medios digitales infantiles. Mi presentación fue sobre cómo la ciencia podría informar mejor los procesos de selección de los padres. Luego, tres de los otros oradores presentaron nuevas investigaciones sobre las experiencias de los niños con los libros electrónicos, en particular, y cómo las diferentes características de los libros electrónicos contribuyen a esas experiencias.

La Dra. Brenna Hassinger-Das y sus colegas se propusieron explorar cómo las experiencias de los niños con los libros electrónicos se comparan con sus experiencias con los libros tradicionales, especialmente dada la confusa combinación de estudios anteriores que muestran diferencias en algunos casos pero no en otros. Desglosando aún más la categoría de libros electrónicos, examinaron diferentes características de los libros electrónicos comparando “libros electrónicos sin embellecimiento” (versiones digitalizadas de libros tradicionales),”libros electrónicos con audio” (con una función de lectura automática en voz alta) y “libros electrónicos de actividades” (con actividades interactivas). Ochenta y seis padres y sus hijos de 3 o 4 años participaron en el estudio. Los pares fueron asignados aleatoriamente a uno de los cuatro tipos de libros y los padres fueron instruidos a “leer el libro como lo harían normalmente”. El equipo de Hassinger-Das se centró específicamente en el tipo de charla que los padres utilizaron durante la lectura de libros y en la comprensión del cuento por parte de los niños. Descubrieron que los padres utilizaban cantidades similares de algunos tipos de conversación, independientemente del tipo de libro que estuvieran leyendo. Por ejemplo, utilizaron la misma cantidad de palabras objetivas (por ejemplo,”Hay dos osos en esta foto”), independientemente del tipo y formato del libro.

Pero algunos tipos de conversación eran más frecuentes con ciertos tipos de libros. Por ejemplo, los padres que leyeron el libro electrónico con audio utilizaron más la “charla de distanciamiento” que los padres que leyeron el libro electrónico con actividades. La charla de distanciamiento incluye preguntas y comentarios que conectan un elemento de la historia con las experiencias de los niños, pasando de la historia misma a algo cercano a sus vidas, como “¡Vimos un oso en el zoológico ayer!”. Muchos investigadores han identificado el distanciamiento como una parte clave de la lectura de libros para adultos y niños que apoya el desarrollo de la alfabetización. Es importante destacar que en este estudio, cuando los investigadores hicieron preguntas a los niños acerca de la historia del libro, la exactitud re recordar de los niños no dependía del tipo de libro que leyeron, pero sus respuestas tendían a ser mejores si sus padres utilizaban mucha conversación distanciada, es decir les incluían en la narración elementos de su vida cotidiana.

En el siguiente estudio, la Dra. Rebecca Dore y sus colegas se preguntaron si los niños podrían retener tanta información con el uso independiente de un audiolibro electrónico como lo hicieron al hacer que sus padres leyeran el libro electrónico con ellos. Esta es una pregunta particularmente relevante, ya que muchas familias están adoptando los medios digitales como una herramienta para mantener a los niños entretenidos, comprometidos y educados mientras que los adultos realizan otras tareas diarias. ¿La función de audio de un libro electrónico proporciona un apoyo comparable para los niños?

Casi 140 niños de 4 a 5 años participaron en el estudio, ya sea leyendo un libro electrónico con sus padres, usando un libro electrónico independientemente con la función de audiolectura, o leyendo un libro electrónico sin la función de audio. Los resultados mostraron que las habilidades de los niños para volver a contar la historia y responder a las preguntas de comprensión eran mucho mejores cuando los padres leían con ellos. La experiencia independiente no fue tan buena como para apoyar estas habilidades narrativas. Sin embargo, tener la función de audio ayudó a los niños a retener más información que cuando la función de audio no estaba disponible. El estudio halló que el uso independiente de libros electrónicos con narración automatizada puede apoyar la comprensión del cuento por parte de los niños, aunque no es tan útil como la narración de los padres.

Estos hallazgos sugieren que el diseño de los libros electrónicos tiene importantes implicaciones en cuanto a lo bien que pueden apoyar el aprendizaje de los niños. Como sabemos que las características de las interacciones entre adultos y niños en vivo son importantes contribuyentes al desarrollo de los niños durante la lectura de libros, necesitamos encontrar maneras de incorporar características y estrategias similares en el diseño de los libros electrónicos. La Dra. Gorgene Troseth y sus colegas han asumido este reto con la Fred Rogers Company, con miras a utilizar los libros electrónicos como una herramienta para apoyar el tipo de charla distanciada que facilita el desarrollo de los niños. Limitaron las características de los libros electrónicos que los investigadores han encontrado a menudo interfieren con el aprendizaje, y aumentaron los elementos multimedia que tienden a apoyar el texto de la historia.

El equipo también creó un avatar llamado Ramone, que aparece en la pantalla periódicamente para modelar y animar los tipos de preguntas y comentarios que los adultos pueden hacer mientras leen el libro con los niños. Con una muestra inicial de casi 50 niños de 3-4 años de edad y sus padres, el equipo de Troseth ha comenzado a comparar la conversación de los padres mientras leen una versión del libro electrónico que no tiene Ramone a la conversación de los padres cuando están leyendo con la ayuda de Ramone. Mientras que los padres sin Ramone usaron alrededor de 220 palabras, los padres con Ramone usaron más de 830 palabras.

Estos primeros hallazgos sugieren que la incorporación de características basadas en la evidencia a las aplicaciones digitales puede ayudar a aumentar los tipos de comportamientos que mejor apoyan el aprendizaje de los niños a partir de las aplicaciones. Idealmente, los desarrolladores pueden aplicar enfoques similares al diseño de aplicaciones que los niños utilizan de forma independiente, de modo que los beneficios de la lectura para niños adultos pueden reflejarse aún mejor cuando los compañeros de los niños son digitales.

Cuando la Dra. Jennifer Zosh presentó sus pensamientos en el simposio de junio, ella desafió a los asistentes a pensar en cómo integrar a los padres de manera más estratégica dentro de los recursos digitales para padres. Con la lectura de libros, en particular, la investigación nos dice que hay ingredientes clave para el éxito de un padre (o cualquier adulto) leyendo a un niño. Por supuesto, qué ingredientes son clave depende en parte de cuáles son los objetivos de aprendizaje, así como otras consideraciones sobre la familia, incluyendo la edad del niño.

Mientras que la investigación del simposio se centró principalmente en los preescolares, una  noticia recientes anunció:”Los libros electrónicos capturaron la atención de los niños pequeños y llevaron a un mayor aprendizaje” que las versiones en papel de los libros, basadas en la investigación publicada en Frontiers sobre la capacidad de los niños pequeños para aprender nuevos nombres de animales durante la lectura de libros. Es esencial abordar estas cuestiones clave sobre los beneficios relativos de los libros electrónicos en todo el espectro del desarrollo mientras nos esforzamos por aprovechar al máximo la tecnología literalmente al alcance de nuestros dedos.

Aunque puede ser difícil para la investigación mantenerse al día con el ritmo de los avances tecnológicos, es importante crear sólidas redes de colaboración y comunicación entre investigadores, diseñadores y desarrolladores de aplicaciones, y las familias y educadores que ayudan a dar forma a la vida digital de los niños. Y esa es una de las razones por las que he estado tan emocionada y honrada de unirme a la comunidad de Cooney Center en estos esfuerzos. Nos sirve a todos tomar lo que la ciencia sabe sobre las prácticas efectivas de lectura de libros y aplicarlo a la creación de libros electrónicos para que los niños los usen con o sin adultos. Y al estudiar la efectividad de los diseños de medios digitales, podemos continuar ajustando hasta que tengamos varias características – el dar golpecitos, deslizar, voces, animaciones, etc. – trabajando a favor de los niños (y de los adultos que los cuidan) para mantenerlos comprometidos, aprendiendo y participando en el aprendizaje.