Archivo de la etiqueta: Jóvenes

Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil

Pérez Martínez, Ana… et al. Cuando leo… cuando escribo… : encuesta sobre prácticas de lectura y escritura de la comunidad estudiantil de la UNAM. Ciudad de México : Universidad Nacional Autónoma de México, Coordinación de Difusión Cultural, 2019.

Texto completo

En 2019 el Sistema Universitario de Lectura cumplió cinco años y encontró en la elaboración de una encuesta sobre prácticas de lectura y escritura la forma de ver un rostro más horizontal y activo de la lectura respondiendo a preguntas como: ¿Qué les pasa a los jóvenes cuando leen? ¿Qué relación establecen con los libros, otros lectores y la lectura en general? ¿Qué papel tiene la escritura en sus vidas?

En cuanto a las razones que estimulan a los jóvenes a leer se identifica en primer lugar el estudio, con 55 por ciento, y en segundo, el gusto, con 26 por ciento. Entre la población de licenciatura las personas que leen por razones de estudio aumentan. En bachillerato, la lectura por estudio es de 49 por ciento, mientras que, por gusto, de 32 por ciento.

22 por ciento de los jóvenes aseguró seguir las recomendaciones de sus profesores, esta confianza sólo es superada por las recomendaciones hechas por amigos, a las que les dan una importancia de 33 por ciento. Esto refleja que en las relaciones de amistad hay un núcleo importante para la práctica lectora y que entre pares se comparten los libros y lo visto.

Al abordar su historia de lectura encontramos un hallazgo relevante, la encuesta nos dice que crecer en un hogar lector, donde hay libros y se lee en voz alta a los pequeños, no es determinante para cultivar el gusto por las letras. Ya que a 49 por ciento de los jóvenes a los que no se les leía de pequeños, reportan que les gusta mucho o bastante esa práctica.

Al hablar de formatos, encontramos una distinción entre las preferencias; los encuestados prefieren leer en formato impreso: novelas, 36 por ciento; cómics o mangas, 21 por ciento; cuentos, 20 por ciento. En formato digital: noticias, 72 por ciento; artículos y blogs, 68 por ciento; reseñas de cine, 49 por ciento; música, literatura, tips, consejos y ciencia, cada una con 37 por ciento, y ensayos, 26 por ciento.

Destacamos que esta pregunta permitía respuestas múltiples. Cabe resaltar que la poesía es el género más equilibrado, ya que se lee con la misma frecuencia de forma digital o impresa:19 por ciento.

Podemos hablar de una alternancia de formatos con base en los gustos particulares y materiales de lectura. La comunidad estudiantil recurre a mecanismos de bajo costo en el formato digital y adquiere libros impresos de forma directa.

En la encuesta hubo un apartado que exploró la percepción de los jóvenes al momento de leer, algunas de esas ideas se registraron.

El programa de alfabetización digital en Langford y Sooke junta a los adolescentes con los mayores de 55 años

Digital literacy program in Langford, Sooke pairs teens with 55+
WorkLink program’s first cohort boots up in October
GOLDSTREAM NEWS STAFFOct. 3, 2021 6:30 a.m

Ver noticia

Una nueva iniciativa de la Sociedad de Empleo WorkLink en Langford y Sooke espera ayudar a los residentes de 55 años o más a aumentar sus conocimientos digitales. ¿Sus maestros? Los adolescentes locales, por supuesto.

El curso Digital Duos, de cinco semanas de duración, financiado por el programa Nuevos Horizontes para la Tercera Edad del Gobierno de Canadá, hará que personas de ambos grupos de edad se asocien para repasar distintos conocimientos informáticos.

Los participantes aprenden a proteger su identidad en línea, a utilizar el correo electrónico y a entender los términos tecnológicos. Tras completar el programa, los alumnos mayores recibirán un ordenador portátil, mientras que los jóvenes voluntarios recibirán una carta de referencia y un certificado de agradecimiento.

De moderados a hiperconectados: seis perfiles de uso del móvil y su impacto en el bienestar personal

Charo Sádaba, Javier García-Manglano, Aurelio Fernández, Claudia López y Cecilia Serrano,. De moderados a hiperconectados: seis perfiles de uso del móvil y su impacto en el bienestar personal de los nativos digitales. Observatorio Social de la Caixa, 2021

Ver estudio completo

La realidad social, educativa y relacional de los nativos digitales (nacidos en el cambio de milenio) ha estado, desde la infancia de esta generación, mediada por la tecnología, especialmente por el teléfono móvil. En el estudio sobre el que se basa este artículo se analizaron encuestas a 1.200 jóvenes españoles de entre 18 y 22 años representativos del conjunto de España. Los datos obtenidos muestran que, junto con el tiempo de uso del móvil (¿cuánto?), el bienestar personal de los jóvenes depende, en gran medida, de los motivos por los que recurren a esta tecnología (¿para qué?). En función de esas motivaciones, se han definido seis perfiles de usuario. En un extremo se sitúan los moderados (42%), que hacen un uso generalista y equilibrado del móvil –lo utilizan, pero menos que el resto de los jóvenes–. En el otro, los hiperconectados (19%), que destacan por recurrir mucho al móvil, para tareas diversas. En medio de estos extremos se encuentran los jóvenes con motivaciones particulares para usar el móvil, cuyos perfiles se reparten entre organizados, socializadores, impetuosos y escapistas.

Puntos clave

  • El 42% de los jóvenes tiene un perfil moderado en el uso del móvil: ninguna tarea o motivación domina su patrón de consumo. Por el contrario, el 19% están hiperconectados, pues recurren al móvil para muchas tareas. El resto de jóvenes, el 39%, utiliza el móvil para organizarse (10%), socializar (10%), buscar sensaciones intensas (10%) o evadirse de sus problemas (9%).
  • El mayor sesgo de género se encuentra en los perfiles asociados con la evasión de problemas: entre los escapistas, que usan el móvil en busca de afecto, entretenimiento y evasión, el 62% son mujeres; y entre los impetuosos, que recurren a la tecnología para consumir pornografía o hacer apuestas, el 81% son hombres.
  • Algo más de un tercio (35%) de los jóvenes españoles manifiestan signos de falta de control en el uso del móvil; los moderados son el grupo que más dicen controlar este uso, y los hiperconectados están en el extremo contrario ─más de la mitad muestran síntomas de un uso problemático de la tecnología–.
  • Los niveles de ansiedad son altos en alrededor de un tercio de los jóvenes, principalmente entre los jóvenes con perfiles hiperconectado, impetuoso y escapista en su uso del móvil.
  • Destacan los organizados por su bienestar: estos jóvenes presentan mayores niveles de satisfacción, especialmente en el trabajo, pero también con la familia, los amigos y el ocio. Además, tienen los niveles más altos de autoestima, y manifiestan un sentimiento mayor de felicidad que los jóvenes de cualquier otro perfil.
  • En el extremo contrario están los escapistas: exhiben niveles bajos de satisfacción con el ocio, el trabajo, la familia y los amigos. Tienen, además, indicadores bajos de autoestima y manifiestan sentirse menos felices en comparación a lo que expresan el resto de perfiles.

Aprendizaje a lo largo de la vida: temas, políticas y procesos educativos

 

capa-aprendizados

 

Jane, P. (2019). [e-Book] Aprendizados ao longo da vida : sujeitos, políticas e processos educativos. Brasilia, SciELO.

Texto completo

PDF

ePub

El derecho a la educación como pilar de la ciudadanía y la dignidad humana impregna esta obra, que reúne la producción de los investigadores en el ámbito de la educación de jóvenes y adultos (EJA), estimulando el necesario intercambio entre el mundo académico y la sociedad. Los capítulos permiten reflexionar sobre la situación de los sujetos a los que se dirige la EJA, personas que, si bien tienen sus derechos constitucionalmente asegurados, viven amenazadas en la práctica social y política. Los autores abordan temas como las posibilidades de aprendizaje que ofrece el Estado en los espacios públicos; aportes teóricos y conceptuales que analizan la cultura escrita del público objetivo de EJA; la inserción de temas de género, sexualidad y envejecimiento, así como aspectos específicos relacionados con la formación de educadores, entre otros.

¿Tu biblioteca ofrece servicios centrados en los adolescentes o servicios dirigidos por adolescentes? ¿Y cuál es la diferencia entre los dos?

 

maxresdefault

 

Give Teens the Lead
How to move from teen-centered to teen-driven services
By Linda W. Braun | American Libraries, May 1, 2020

Ver original

Luke Kirkland, jefa del departamento de adolescentes de la Biblioteca Pública de Waltham (Mass.), describe los servicios dirigidos a los adolescentes, como aquellos son iniciados por los jóvenes: «Se invita a los adultos a apoyar a los adolescentes en la ejecución de sus ideas. Los adolescentes retienen el poder de decisión y agencia durante la ejecución».

 

Es importante que nuestras bibliotecas pasen de ser un modelo centrado en los adolescentes a uno dirigido por ellos. Este último permite a los adolescentes desarrollar las competencias sociales y emocionales destacadas por la Colaboración para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional: habilidades de relación, conciencia social, autoconciencia, autogestión y toma de decisiones responsables. Kirkland también observa que los servicios dirigidos por jóvenes ayudan a los adolescentes a convertirse en partes interesadas activas de la comunidad de adultos.

Si tienes una junta asesora de adolescentes (teen advisory board – TAB) en tu biblioteca, podrías estar pensando hacemos esto ya. Pero en la profesión lo que se encuentra es que la mayoría de las bibliotecas trabajan en un ambiente centrado en los adolescentes en lugar de uno dirigido por ellos.

Joanna Harris, coordinadora de programas y asociaciones para adolescentes de la Biblioteca Pública del Distrito de Columbia, describe el modelo centrado en los adolescentes como servicios creados teniendo en cuenta las necesidades e intereses de los jóvenes. Los adolescentes pueden dictar el aspecto de los servicios a través de respuestas formales, como encuestas y sondeos, o mediante comentarios verbales. «Esto puede llegar hasta el punto de hacer que los adolescentes den forma a la programación», dice Harris, «o hacer que los adolescentes elijan qué recursos explorar bajo la guía de un mentor del personal de la biblioteca». Sin embargo, en su mayor parte, estos servicios son creados y dirigidos por personal.

Para pasar de la adolescencia a la adolescencia real, es útil revisar la escala de participación (Roger Hart’s Ladder of Young People’s Participation) de los jóvenes. En los peldaños inferiores de la escalera -en los que los jóvenes son manipulados, tratados como decoración o como fichas- los jóvenes pueden tener la oportunidad de decir lo que piensan, pero no la de explorar o actuar según sus ideas. Los peldaños del medio de la escalera se centran en proyectos en los que los adultos deciden la actividad y los jóvenes tienen la oportunidad de ayudar. En estos niveles, los adultos se toman en serio las ideas de los jóvenes. Muchos TAB (teen advisory board) de bibliotecas se sientan en la parte media de la escalera. Son los peldaños superiores de la escalera los que proporcionan el marco para los servicios dirigidos a los adolescentes. En el peldaño más alto, los adultos ayudan a los adolescentes a actualizar los servicios compartiendo la toma de decisiones y trabajando junto a ellos.

¿Qué se necesita para que las bibliotecas suban los peldaños de la escalera de Hart?

El riesgo. Cuando se les da a los adolescentes la oportunidad de decidir programas, no todo va a salir como se planeó. Los errores y los fracasos son una posibilidad clara. Josie Watanabe, gerente de servicios para jóvenes y familias de la Biblioteca Pública de Seattle, señala: «Lleva más tiempo, más incertidumbre y renunciar al control». Los adolescentes y el personal tienen la oportunidad de aprender a través de la toma de riesgos  con el objetivo de mejorar su trabajo.

Las relaciones. No te limites a preguntar en qué están interesados los adolescentes. El personal necesita hablar con los adolescentes sobre lo que encuentran desafiante en el mundo y qué problemas les gustaría resolver. Las conversaciones deben abordar las oportunidades que los adolescentes quisieran tener para hacer una diferencia en su comunidad.

Redefiniendo el éxito. «Con tanto énfasis en aumentar su circulación y participación, el personal de las bibliotecas tiene dificultades para pasar de estar centrados en los adolescentes a estarlo en la adolescencia», dice Danielle Margarida, coordinadora de servicios para jóvenes de la Oficina de Servicios de Información y Bibliotecas de Rhode Island. Cambiar la percepción de cómo se ve el éxito elimina las barreras para la implementación de los servicios dirigidos a los adolescentes».

No es un reto pequeño hacer esta transición, pero es invaluable dar a los adolescentes una voz y una propiedad sobre los servicios». «Hay muy pocos espacios para que los adolescentes hagan eso», señala Cheryl Eberly, bibliotecaria principal y voluntaria de adultos jóvenes de la Biblioteca Pública de Santa Ana (California). «Una biblioteca es el espacio comunitario perfecto para que los adolescentes participen en este tipo de aprendizaje y crecimiento».

 

Juventud y Ciudadanía Digital: comprender las habilidades necesarias para un mundo digital

 

2020-03-26_19-58-17-768x993-1

 

Cortesi, Sandra, Alexa Hasse, Andres Lombana-Bermudez, Sonia
Kim, and Urs Gasser. «Youth and Digital Citizenship+ (Plus):
Understanding Skills for a Digital World.» Berkman Klein Center for
Internet & Society (2020).

Texto completo

 Temas relacionados

 

 

 

 

“Youth and Digital Citizenship+ (Plus): Understanding Skills for a Digital World” explora cuestiones importantes sobre los jóvenes y el entorno digital, y proporciona una visión general y un análisis del discurso actual en torno a la juventud (12-18 años) y el concepto de ciudadanía digital. En el informe se propone un concepto modificado de «ciudadanía digital+ (plus)», con el objetivo de reunir a diferentes comunidades para promover la capacidad de los jóvenes de aprovechar las oportunidades y navegar por los desafíos del mundo en línea.

 El informe se centra en varias cuestiones clave:

  • ¿Por qué el concepto de ciudadanía digital se ha convertido en un tema central en los debates sobre la juventud, la educación y el aprendizaje en el siglo XXI?
  • ¿En qué se parece o difiere el concepto de ciudadanía digital de otros conceptos, como la alfabetización digital, la alfabetización mediática, las nuevas alfabetizaciones mediáticas, las aptitudes del siglo XXI o la competencia digital?
    ¿Qué se aborda en el actual panorama de la ciudadanía digital y en qué medida se incluyen las voces de los jóvenes en el desarrollo, la aplicación y la evaluación de las iniciativas de ciudadanía digital?
  • ¿Cuáles son las principales consideraciones para los espacios de aprendizaje y la participación significativa de los jóvenes?
  • ¿Cómo podemos abordar las áreas poco exploradas, como la inteligencia artificial y los datos?

 

 

Capacitación en tecnologías de información, TICs

 

imagen_167

 

Gutiérrez, Luis H. ; Botelho, Antonio José Junqueira ; Mariscal, Judith. Capacitación en tecnologías de información, TICs, empleo y jóvenes : los casos de Brasil, Colombia y México. CIS, 2017

Texto completo

 

Las preguntas de investigación que guían este trabajo son las siguientes: ¿De qué forma las ONG, a través de sus centros comunitarios, preparan principalmente a jóvenes para actividades emprendedoras/empresariales en zonas urbanas de América Latina? ¿Cuál es le rol de las habilidades en TICs dentro de estos programas? ¿Qué alianzas están construyendo las ONG para apoyar el desarrollo social y económico? ¿Cuán efectivos son estos programas para crear oportunidades económicas para los beneficiarios? ¿Cómo perciben los beneficios de esta capacitación que la apropiación de TICs puede ayudar a mejorar las condiciones de vida para ellos y sus familias?

 

Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes.

devoirs_videos

Ballesteros Guerra, J. C. and L. Picazo Sánchez (2019). [e-Book] Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes. Madrid, Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, 2018.

Texto completo

La investigación analiza el uso que las y los adolescentes españoles de 14 a 16 años realizan de la red y las redes sociales, las dificultades que encuentran, cómo las solventan, los dispositivos que manejan y desde cuándo, entre otras cuestiones.  Los resultados de la investigación se han obtenido a través de 1.624 entrevistas a adolescentes de 14 a 16 años en centros educativos, 4 grupos focales y 8 entrevistas individuales.

Los procesos de socialización tienen como objetivo que el individuo adquiera todos aquellos elementos y saberes que le permitirán interactuar en la sociedad en la que vive (Barahona et al., 2002). En este sentido, las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) suponen transformaciones de los ritos y pautas de comunicación e interacción social, incorporando a estos procesos de socialización toda una serie de ventajas y posibilidades, pero también desafíos y riesgos. En relación al manejo de las TIC, la población se enfrenta a una multitud de elementos que se han de aprender a integrar en su cotidianeidad vital: la gestión del yo online, la facilidad de comunicación, así como la aparición de nuevos códigos de las relaciones mediadas por la tecnología, la necesidad de conocer y aprender los requisitos formales de manejo de los dispositivos, que experimentan una constante renovación, o las relaciones entre el mundo online y offline. Siempre se ha planteado que los y las jóvenes “lo tienen más fácil”, en relación a su adaptación a los cambios y a las nuevas destrezas tecnológicas e incluso se les ha colgado la etiqueta de “nativos digitales” para ejemplificar la facilidad aparente con la que asumen e incorporan a sus pautas vitales los nuevos retos tecnológicos. Facilidad que no niega la exigencia de aprendizaje o de mediaciones orientadoras.

Sin bibliotecarios, pero con Moby Dick: biblioteca joven, caminando hacia la autogestión

moby

Cuiró Soler, Gemma, Sin bibliotecarios, pero con Moby Dick: biblioteca joven, caminando hacia la autogestión : VIII Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas. Espacio físico y virtual, 2017, págs. 89-97

Texto Completo

Actualmente se constata un abandono de las bibliotecas por parte del público joven, de edades comprendidas entre los 12 y los 18 años. Paralelamente, se evidencia a nivel mundial la práctica inexistencia de espacios bibliotecarios dedicados a este público, que dispongan de estrategias de fomento de la lectura, actividades y servicios diseñados específicamente para ellos. En la Biblioteca Comarcal de Blanes (Girona, España) se ha implementado un proyecto de biblioteca juvenil, basado en la autogestión por parte de los jóvenes y en su crecimiento personal. Ellos gestionan su espacio en horario de apertura y colaboran con los bibliotecarios en la programación de actividades y diseño de servicios destinados a la promoción del conocimiento y el fomento de la lectura. Disponer de un espacio diferente de las salas infantiles y de adultos es un elemento clave en la implementación de este proyecto. El joven lector se reafirma de un modo bi-direccional: alejándose de todo aquello que le identifica con el público infantil y poniendo en duda las directrices propuestas por los adultos. El objetivo es que estos usuarios jóvenes consoliden el hábito lector adquirido en la infancia, acompañándoles desde la preadolescencia, y que perciban la biblioteca juvenil como una herramienta útil en su crecimiento personal. Significa una apuesta atrevida e innovadora valorada positivamente por el público al cual se destina.

 

Los móviles, territorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes

dyo0am1x4aizune

Los móvilesterritorio a conquistar para el fomento de la lectura de los adolescentes. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2019

Ver

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez trabaja en una serie de proyectos orientados a la formulación de acciones de fomento de la lectura entre los adolescentes. Por primera vez, en 2018, los más jóvenes -Generación Z (16-20)- han usado los móviles como  dispositivo principal para navegar en internet y, especialmente, para participar en redes sociales. El móvil se ha convertido ya en la plataforma a la que se acude para ocupar los ratos libres -transporte urbano, espera en una consulta, antes de una reunión, etc.- con entretenimiento, noticias o cualquier otro contenido interesante.