Archivo de la categoría: Animación a la lectura

Cómo hacer de la biblioteca un recurso atractivo para los millennials

Madiji, Soraya. How To Make The Library An Attractive Resource For Millennials. Princh, 2022

Ver Original

Los millennials, que tienen entre 20 y 40 años, constituyen probablemente una gran parte de su comunidad actual. Por lo tanto, es importante que atienda algunas de sus necesidades para atraerlos a su biblioteca. La escritora invitada Soraya Madiji comparte sus consejos sobre cómo lograrlo.

El diccionario Merriam Webster define a una persona nacida en los años ochenta o noventa como un millennial, situado entre la generación X y la generación Z. Según los datos recogidos por PEW Research Centre en 2017, los millennials se consideran grandes usuarios de las bibliotecas públicas.

Nuestras observaciones de los millennials, que en 2022 tienen entre 26 y 40 años, se sienten atraídos por cuatro elementos clave:

Espacios
Programación
Colecciones
Tecnología

Espacios

Los millennials disfrutan de espacios que ofrecen privacidad, tranquilidad y oportunidades para colaboraciones más activas. Por lo general, las bibliotecas públicas no tienen capacidad financiera para reconfigurar o mejorar los espacios para hacerlos más atractivos; sin embargo, se pueden tomar medidas sencillas para crear una sensación de privacidad o de actividad con un presupuesto limitado. Por ejemplo, se pueden utilizar plantas para crear pantallas de privacidad. Una planta alta en maceta detrás o al lado de una silla proporciona una señal visual de refugio, sin necesidad de un cambio estructural ni de impedir la entrada de la luz. Adquirir una cabina con asientos, incluso en una zona abierta muy concurrida a lo largo de una pared o en el centro de un espacio, con una planta colocada al lado, sugiere tanto tranquilidad como colaboración y atraerá a una persona o personas a quedarse, especialmente si los enchufes para cargar la tecnología están cerca.

Limitar la señalización, desordenar y mantener la fluidez de los espacios añade un mayor atractivo. Nuestro cerebro está programado para buscar patrones y orden, por lo que no es necesario tener mucha información a la vista. Por lo general, la gente pedirá al personal que le oriente y le ayude si no sabe adónde tiene que ir.

Programación

Los millennials suelen tener hijos, por lo que la oferta de programas de la biblioteca diseñados para bebés y niños en edad escolar es una atractiva carta de presentación. Los programas de la biblioteca que son gratuitos o se ofrecen a bajo coste añaden una capa adicional de atracción para aquellos que pueden tener ingresos más bajos pero quieren entretenimiento e interacción, con oportunidades para conocer y relacionarse con otros en un entorno seguro y acogedor.

Colecciones

La eliminación de colecciones superfluas o desordenadas tiene su recompensa, ya que los artículos se prestan con más frecuencia. Las colecciones bien presentadas y conservadas son atractivas, y cada vez es más evidente que no es necesario mantener artículos sobre cada tema en la biblioteca. La adición de más estantes orientados hacia el frente puede parecer contraria a la intuición, en el sentido de que las colecciones pueden reducirse a medida que el espacio se convierte en un problema, pero la capacidad de un mayor descubrimiento aumenta, ya que los artículos se ven, lo que se demuestra en el éxito de las librerías. Dado que las editoriales gastan mucho dinero en ilustraciones para las cubiertas de los libros, es una pena que los lomos de los libros reciban mayor protagonismo en las colecciones de las bibliotecas. La consideración de dividir las colecciones, por ejemplo, en géneros de ficción, permite a los millennials, a menudo con poco tiempo, dirigirse directamente a su área de interés. Un espacio de «Devoluciones recientes» bien colocado y presentado también es útil, ya que ver lo que otras personas han leído no sólo es interesante, sino que ofrece una tienda rápida y de una sola parada para los que tienen prisa.

Además de las colecciones físicas, los recursos electrónicos bien promocionados también son atractivos. Poder descargarse un audiolibro gratuito mientras se viaja en tren al trabajo es una excelente razón para acudir a la biblioteca. La promoción de colecciones bien pensadas, tanto físicas como digitales, es atractiva, ya que ofrece una mayor posibilidad de elección.

Tecnología

Muchas bibliotecas ofrecen servicios de Internet y WiFi de alta velocidad, lo que las hace atractivas para los millennials. Dado que la mayoría de las bibliotecas públicas ofrecen servicios gratuitos, esto se convierte en una tentadora carta de presentación, ya que se reducen los costes de mantenimiento y uso de un dispositivo móvil, lo cual es importante para las personas con ingresos limitados. Algunas bibliotecas públicas también ofrecen espacios de creación (Makerspaces), donde los millennials pueden reunirse para compartir ideas, equipos, tecnología y conocimientos para trabajar en proyectos individuales o colectivos. Asignar una parte del presupuesto de la biblioteca a la actualización y el mantenimiento de la tecnología es un gasto que merece la pena, ya que garantiza que las bibliotecas sigan siendo atractivas. Si los presupuestos lo permiten, proporcionar tecnología de autoservicio es una inversión inteligente que permite una mayor libertad y flexibilidad. Ofrecer un modelo híbrido de servicio al cliente en el que se disponga tanto de personal bibliotecario como de máquinas de autoservicio ofrece mayores posibilidades de elección.

Es importante utilizar las plataformas de las redes sociales para promocionar y comercializar los servicios, programas, eventos y actividades de la biblioteca, ya que la mayoría de los millennials se desenvuelven cómodamente en estos espacios. Estas plataformas son cada vez más la forma preferida de comunicar y compartir información, por lo que las bibliotecas deben desarrollar estrategias y habilidades para ser eficaces en estos espacios en línea con el fin de atraer e informar.

Literatura, imaginación y silencio : desafíos actuales en mediación de lectura

Bajour, Cecilia. Literatura, imaginación y silencio : desafíos actuales en
mediación de lectura
/ Cecilia Bajour.– 1a ed.– Lima : Biblioteca
Nacional del Perú, 2020.

Texto completo

Este volumen recoge tres artículos de la especialista argentina Cecilia Bajour que nos invitan a reflexionar sobre el poder de la lectura como un acto creativo y autónomo; sobre el rol que cumple la imaginación; sobre los procesos de escucha y silencio; y sobre los peligros del ingreso de lo políticamente correcto a un mundo que debiera ser tan libre como el de la literatura infantil. 

En un contexto en el que, muchas veces, las actividades de mediación y de formación de lectores y lectoras limitan sus posibilidades de producir lecturas e interpretaciones por sí mismos, de participar como cocreadores y cocreadoras de los múltiples significados que puede tener un texto, el libro de Bajour nos interpela y nos orienta hacia un nuevo camino en el quehacer de formar niños y niñas lectores. Asimismo, como especialista en literatura infantil y juvenil, Bajour centra su análisis en la forma en la que muchos textos para niños y niñas adoptan una perspectiva didáctica y moralizante que, al  circunscribir la experiencia literaria a la moraleja que se quiere que los niños y las niñas aprendan, han clausurado las puertas del azar y sus posibilidades como co-creadores y co-creadoras de significados.

Se trata pues de un libro que nos invita a ver, reflexionar, discutir y, por qué no, rehuir todas aquellas fórmulas que restringen la libertad de los lectores y las lectoras para imaginar otros mundos. Permitir ese vuelo: ahí es donde radica el poder de la lectura.

Los millennials y la lectura 

Los millennials y la lectura. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2020 

Texto completo

Se denomina “millennials” a las personas que han nacido entre 1981 y 1996. Es obvio que se trata de un segmento de edades con una enorme diversidad de comportamientos y situaciones de partida personales, educativas y sociales completamente diversas. Pero dentro de la variedad se han identificado unos rasgos comunes que definen a este sector de la población y que resultan útiles para los sociólogos o para la definición de productos, servicios y marketing de los mismos.

Una primera nota para comprender la situación es la que se refiere a la composición de edades dentro de este segmento. A diferencia de lo que pueda ocurrir en otros grupos de edad en este sucede que una distancia de cuatro años puede implicar la considerable disparidad entre ser un estudiante o un profesional, entre vivir con los padres y estar casado o entre tener una cuenta corriente propia y depender de la asignación parental para los gastos propios.

La lectura según los jóvenes

Jóvenes y lectura: Estudio cualitativo y propuestas. Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2022

Texto completo

El informe elaborado por al Laboratorio Contemporáneo de Fomento de la Lectura que puede descargarse en esta página presenta las conclusiones y aporta alguna hipótesis sobre la futura relación con la lectura y comprender cuáles son los estímulos o razones para leer y cuáles son las variables que influyen en mayor medida en su relación con la lectura de libros, sobre su voluntad, preferencias, estímulos, obstáculos y otros factores.

De un modo muy sintético, las hipótesis más relevantes para el comportamiento lector de los jóvenes que podrían formularse un escenario probable para estos próximos años:

  • Existe el riesgo de que los jóvenes construyan una percepción pobre y anticuada sobre el papel de la lectura en sus vidas.
  • La competencia de otras ofertas para ocupar el tiempo personal disponible es muy eficaz a la hora de definir ofertas de ocio atractivos.

En el trabajo de campo se ha detectado que los jóvenes tienen una percepción limitada sobre la realidad de la lectura, que se enfoca como  una actividad personal que relaja pero que genera aislamiento respecto a los demás y no se socializa con las amistades tanto como las series de TV que se están siguiendo. En buena medida, las referencias a lo que se ha sido leído o se está leyendo está perdiendo presencia en las conversaciones. La competencia por el  tiempo personal disponible es cada vez más eficaz por parte de lo digital, porque es un tipo de ocio basado en la interacción y socialización, así como por contenidos de breve duración y escasa exigencia cognitiva (a diferencia del esfuerzo exigido por la lectura).

Asimismo, se ha analizado el grado de impacto de las “mediaciones” de la lectura (escuela y biblioteca) desde la visión que se aporta por parte de los adolescentes.

En la última parte del estudio se recogen unas ideas para transitar desde ese escenario probable a un escenario deseable.

Las nuevas destrezas para mediadores de lectura

Las nuevas destrezas para mediadores de lectura. Madrid: Laboratorio Contemporáneo de Fomento de la Lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2018

Texto completo

Uno de los ámbitos que se consideraron más relevantes, en cuanto a su impacto en el desarrollo de cualquier iniciativa nacional para el fomento de la lectura es el de asentar algunas ideas sobre el papel de las mediaciones de la lectura, y caracterizar la situación de vulnerabilidad a la que se enfrentan, así como apuntar algunas propuestas para el trabajo futuro. A lo largo de 2017 la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (FGSR) ha llevado una serie de reuniones de trabajo centradas en la identificación y caracterización de desafíos que afrontan las mediaciones tradicionales para el impulso de la lectura en la sociedad.

Fomento de la lectura en el entorno digital

European Commission, Directorate-General for Education, Youth, Sport and Culture, Promoting reading in the digital environment, Publications Office, 2016, https://data.europa.eu/doi/10.2766/984241

PDF

ePub

La Agenda Europea para la Cultura de 2007 abrió un nuevo capítulo de cooperación en el ámbito cultural entre los Estados miembros de la Unión Europea, permitiendo intercambios sobre temas de interés común y sobre aquellos en los que el aprendizaje mutuo puede ser especialmente beneficioso. Estos intercambios tienen lugar a través de un proceso denominado método abierto de coordinación (MAC). Se trata de una cooperación voluntaria entre los Estados miembros interesados, que designan a expertos para que compartan sus prácticas y experiencias con el fin de mejorar su propio trabajo. Las prioridades del método abierto de coordinación en el ámbito de la cultura se establecen mediante planes de trabajo plurianuales, acordados por los Ministros de Cultura de los Estados miembros en el Consejo de Educación, Juventud y Deporte. El Plan de Trabajo del Consejo para la Cultura 2015-2018 define las prioridades actuales y da una indicación precisa de los temas que se tratarán en cada prioridad en el período de 4 años. La prioridad A se define como Cultura Accesible e Inclusiva, y bajo este epígrafe se invitó a los Estados miembros a designar expertos para trabajar durante un año (2015) en el tema de la promoción de la lectura en el entorno digital, para mapear las mejores prácticas y elaborar un informe con estudios de casos. Este informe se presenta ahora. El texto completo del mandato del subgrupo se expone y analiza a continuación. La cuestión de qué aspectos priorizar en el poco tiempo disponible suscitó un animado debate entre los expertos participantes. El Plan de Trabajo dio algunas pistas, además del propio mandato, indicando que el trabajo del grupo debía centrarse en la promoción de la lectura «como herramienta para difundir el conocimiento, potenciar la creatividad, apoyar el acceso a la cultura y la diversidad cultural y desarrollar la conciencia de una identidad europea, teniendo en cuenta las diversas condiciones aplicadas a los libros electrónicos y a los libros físicos».

El buen lector se hace, no nace. Reflexiones sobre lectura y formación de lectores

Garrido, Felipe. El buen lector se hace, no nace. Reflexiones sobre lectura y formación de lectores. Ediciones del Sur, 2004

Texto completo

La importancia de la educación como el más poderoso instrumento de superación, personal y colectiva, es cada día más clara. También es evidente que el aprendizaje y la educación empiezan mucho antes de tropezar con la escuela, apenas nacemos, de manera muy especial por el dominio del lenguaje, tanto hablado como escrito. El lenguaje nos permite nombrar al mundo, tomar conciencia, ordenar la experiencia, relacionamos con nosotros mismos y con los demás. La educación comienza en la esfera de las operaciones básicas de comunicación y de expresión: escuchar y hablar, leer y escribir. Mientras más suficiente sea una persona en el uso de estos dos sistemas paralelos, mejor capacitada se hallará para cualquier actividad.

Lectura y escritura son acciones complementarias e inseparables; decir una es decir la otra. Decir lectura, por su parte, no puede limitarse a los libros de texto, a los libros que se ven sólo por obligación de estudio o de trabajo; decir lectura implica, además de los libros que se estudian y con los que se trabaja, los libros de imaginación, los que se leen por gusto. Entre otras razones, por las que apunta Vasili Sujomlinsky, refiriéndose a los niños, pero que podemos dar por buenas también para otros grupos de edad: La lectura es una ventana por la cual los niños ven y conocen el mundo y se conocen a sí mismos. […] No verá el niño la belleza del mundo circundante si no ha percibido la belleza de la palabra leída en el libro. El camino al corazón y a la conciencia del niño llega por dos lados que parecen opuestos a primera vista: del libro, de la palabra leída a la expresión verbal; y de la palabra instalada ya en el mundo espiritual del niño al libro, a la lectura, a la escritura. La vida en el mundo de los libros es cosa muy distinta a la lectura de las lecciones, por concienzuda y aplicada que sea. Puede darse el caso de un alumno que termina estupendamente los estudios y desconoce por completo lo que es la vida intelectual, ese alto goce humano que proporciona el leer y el pensar. La vida en el mundo de los libros es conocer la belleza del pensamiento, es gozar de las riquezas culturales, es elevarse uno mismo

Pequeñas Bibliotecas Libres. Planeta Biblioteca 2022/07/11.

Pequeñas Bibliotecas Libres

Planeta Biblioteca 2022/07/11.

Ir a descargar

Una pequeña biblioteca libre es una caja de madera hecha con materiales reciclados pintados de vistosos colores que se coloca en un lugar de paso y sirve como punto de intercambio de libros, y como punto de encuentro para las personas que no sólo comparten libros de manera altruista, si no que también desarrollan un sentido de comunidad entre sus vecinos. Se trata de bibliotecas sin bibliotecarios, en las que la gente sin más pone los libros que ya leyó, y que quiere que otros lean, si ningún tipo de registro, ni de transacción, simplemente igual que alguien deja un libro, otro al que le interesa lo coge sin más. La propuesta fue idea de Todd Bol en 2009 después de colocar una de las cajas en su propio jardín para homenajear a su madre, que era maestra y que siempre tuvo gran amor por animar a leer a sus alumnos. Una década después, la organización celebra que en el mundo ya hay instaladas oficialmente más de 100.000 Pequeñas Bibliotecas Libres.  

Cuentos antirracistas: los programas para niños provocan y normalizan las conversaciones sobre la raza

Antiracist Storytimes
Programs for kids spark and normalize conversations about race

By Emily Udell | May 2, 2022

Ver original

En septiembre de 2021, la Biblioteca Pública de Brooklyn (N.Y.) tuvo la primera oportunidad desde que comenzó la pandemia de celebrar un evento presencial, y la aprovechó para mostrar el trabajo y la programación antirracista que había explorado en los últimos dos años. Como parte del Festival del Libro de Brooklyn y en colaboración con el Museo Infantil de Brooklyn, la BPL presentó dos horas de cuentos antirracistas, junto con una mini marcha de protesta, una selección de libros que se podían sacar en préstamo y otras actividades relacionadas con temas de raza y justicia social.

«Fue una alegría», dice Jessica Ralli, coordinadora de los programas de alfabetización temprana de la BPL. «Era una multitud muy diversa y mayoritariamente no blanca». Alrededor de 75 familias asistieron al evento, que se comercializó mínimamente debido a la preocupación por las reuniones en medio de la propagación de la variante Delta del coronavirus.

Sentar las bases

En todo el país, algunas bibliotecas están organizando horas del cuentos e incorporando prácticas antirracistas en la programación de los cuentos. Otras invitan a los educadores a formar al personal sobre cómo iniciar el trabajo necesario para llevar a cabo dicha programación.

A raíz de los asesinatos de George Floyd, Ahmaud Arbery, algunas bibliotecas empezaron a buscar formas de desterrar el racismo dentro de sus propias instituciones. La oferta de programas para satisfacer las necesidades de las comunidades que se enfrentan a los titulares de las noticias sobre el racismo y la injusticia social -incluyendo a los padres que buscan maneras de hablar con sus hijos sobre estos temas- era de vital importancia.

Ralli dice que la BPL empezó a sentar las bases de su participación en la fiesta del libro creando un grupo de trabajo de bibliotecarios interesados en temas antirracistas. Entre los formadores que acudieron a hablar con el grupo se encontraban el músico y locutor Uncle Devin, que habló sobre el racismo subyacente en muchas canciones y relatos infantiles, y la fundadora de Woke Kindergarten, Akiea Gross, que expuso cómo es el reciente movimiento de educación abolicionista para los niños pequeños.

El equipo de marketing de la BPL creó una etiqueta que los bibliotecarios de sus 60 sucursales pueden utilizar para calificar como antirracista cualquier hora de cuentos u otro programa, tanto para adultos como para niños. «La idea es: Si lo construyes, ellos vendrán», dice Ralli. «Si creamos esta etiqueta, la añadirán a sus calendarios».

Gran demanda

Al igual que algunos de los formadores que visitaron la BPL, la especialista en servicios bibliotecarios de las escuelas públicas de Denver, Janet Damon, enseña a los padres y a los miembros de la comunidad sobre cómo hablar con los niños de temas como la raza, los prejuicios implícitos y la caracterización de los negros en la literatura infantil. Fundó Afros and Books, una organización que aboga por el acceso a libros que analizan experiencias diversas.

Damon también organiza talleres con los sistemas de bibliotecas de todo el país «para ayudarles a prepararse para ofrecer horarios de cuentos antirracistas o para ayudar a los padres a entender las prácticas antirracistas para los cuidadores», dice. A pesar de estos esfuerzos, sólo unos pocos sistemas de bibliotecas están «poniendo en práctica estas prácticas en una oferta de cuentos antirracistas en toda regla», dice.

La polarización de las luchas públicas en torno a la enseñanza de la teoría crítica de la raza y otras cuestiones puede hacer que algunas bibliotecas se resistan a anunciar cualquier programa como explícitamente antirracista, especialmente en las comunidades más conservadoras, teoriza Damon. Pero los trabajadores de las bibliotecas siguen muy interesados en la formación.

«Cuando la pandemia estaba empezando y la nación comenzaba a luchar con las experiencias, eran los padres los que preguntaban a las bibliotecas de cómo hablar con sus hijos sobre lo que estaba ocurriendo a nivel nacional», dice Damon.

Los expertos afirman que nunca es demasiado pronto para hablar con los niños sobre las diferencias raciales de forma apropiada para su desarrollo. Un estudio de la Universidad de Boston de 2021 descubrió que muchos padres se equivocan cuando los niños empiezan a categorizar y atribuir características a las personas en función de su raza. Según el estudio, los niños pueden empezar a procesar el concepto de raza incluso antes de cumplir un año; los adultos suelen sobrestimar esa edad en cuatro años y medio. Este concepto erróneo, junto con factores como su propia incomodidad o el miedo a infligir un daño involuntario, puede hacer que los adultos retrasen las conversaciones.

Hablar con autenticidad

En la Biblioteca Pública de Grand Rapids (Mich.), los empleados decidieron organizar un cuento virtual llamado Hablemos de la Raza cuando los eventos presenciales se suspendieron durante la pandemia. Antes, ya incorporaban consejos sobre justicia social en las horas de cuentos habituales para ayudar a los padres a abordar estos temas con los niños.

«Las tres primeras veces que saqué a relucir estos consejos, me sentí intimidada», dice Elizabeth Zandstra, bibliotecaria de servicios para jóvenes de GRPL. «Pero es importante hablar de la raza con los niños. Es bueno. No tiene por qué ser un tema tabú».

Zandstra, que es blanca, también subraya la importancia de que los bibliotecarios blancos se impliquen en esta labor: «Es importante que no dependa sólo de nuestros compañeros negros».

Además de realizar formaciones antirracistas para el personal, los expertos recomiendan contar con recursos y apoyo institucional para hacer frente a los problemas que puedan surgir.

«Haz un trabajo de fondo y averigua cuáles son tus propias ideas sobre la raza y el racismo», dice Zandstra. «Prepárate para el éxito: ten algunos consejos preparados [de antemano]».

Mientras trabajaba como bibliotecaria, Jessica Anne Bratt, subdirectora de GRPL y autora de Let’s Talk about Race in Storytimes (Hablemos de la raza en los cuentos), empezó a desarrollar un marco y unos recursos que pudieran ayudar a otros profesionales a celebrar las identidades diversas y a normalizar la conversación sobre las diferencias.

«Quería averiguar si la hora del cuento era un espacio en el que se podía crear empatía, especialmente en torno a la raza», dice Bratt. «Las familias negras se acercaban a darme las gracias y decían que se sentían identificadas. Mis familias blancas me decían que no sabían que eso estaba bien [para ellos]».

Su libro ofrece herramientas para iniciar conversaciones, así como para reflexionar y desempacar parte del bagaje necesario para abordar los temas de raza y justicia con autenticidad y sin hacer daño o parecer santurrón. «La hora del cuento es un espacio de poder», dice Bratt. «Y aún puedes divertirte».

Breve manual sobre el funcionamiento de BookCrossing 

Breve manual sobre el funcionamiento de BookCrossing. BCID, 2013 

Texto completo

BookCrossing es un movimiento gratuito, voluntario e individual. Cualquier persona puede registrar y liberar libros en cualquier lugar, que nació en 2001, de mano del americano Ron Hornbaker. El equipo que continúa haciendo que todo esto suceda tiene su base en Sandpoint, Idaho (EEUU). Sin embargo, la web no podría funcionar sin los «beceros» voluntarios de todas partes del mundo, que ayudan en diferentes proyectos, a extender el movimiento, mantener los portales de los países y resolver dudas.

Intercambiar libros se vuelve más divertido con Bookcrossing. La meta es convertir el mundo entero en una gran biblioteca. ¿Y cómo lo hacemos? Liberando (dejando) libros en cualquier lugar: desde cafeterías a trenes, pasando por bancos y centros comerciales.

BookCrossing supone un intercambio de libros de proporciones infinitas. Actualmente hay 2.300.423 «beceros» y 10.038.130 libros viajando por 132 países (estadísticas a 27 de noviembre de 2013)

Los principios de funcionamiento de Bookcrossing son las “3 eRRes”:

  • Read (Lee) un buen libro (eso ya sabes hacerlo)
  • Register (Regístralo) y consigue un BCID (Número de IDentificación BookCrossing) que a partir de ese momento será una especie de “DNI” del libro.
  • Release (Libéralo) para que lo lea alguien más. Puedes dárselo a un amigo, déjarlo en un banco del parque, “olvídarlo” en una cafetería… y te será notificado vía email cada vez que alguien venga aquí y haga una entrada en el diario para ese libro. ¡Y si escribes Notas de Liberación sobre el libro, otros pueden ir de caza e intentar encontrarlo!

La página http://www.bookcrossing.es es el sitio de referencia para los usuarios hispanos de la página oficial, http://www.bookcrossing.com, que se gestiona desde EE.UU. Es allí donde se almacenan los datos y controlan los procesos de registro de usuarios, registro de libros, liberaciones de libros, etc. En caso de problemas con alguno de estos trámites es necesario contactar con ellos directamente a través de su formulario.

Bookcrossing Spain tiene varios nombres o dominios:
http://www.bookcrossing.es
http://www.bookcrossing-spain.org