Archivo de la etiqueta: Empleo

Trayectorias laborales: bibliotecarias y bibliotecarios en permanente transición

Vargas Aguilera, Claudia Trayectorias laborales: bibliotecarias y bibliotecarios en permanente transición. Serie Bibliotecología y Gestión de Información, 2021, n. 117, pp. 1-48. 

Texto completo

En este documento se exponen los resultados de una investigación independiente, que contextualiza el actual momento profesional de cuatro grupos de profesionales bibliotecarios titulados de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM). De manera simple, a través de datos, opiniones y recuerdos se inferirá una perspectiva del ejercicio de la profesión en los últimos 25 años.

Sector bibliotecario colombiano : horizonte ocupacional 2030

Salazar Ramos, Marlene. Sector bibliotecario colombiano : horizonte ocupacional 2030 Bogotá : Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA). Centro de Gestión Administrativa, 2020

Texto completo

Se presenta la prospectiva ocupacional del sector bibliotecario colombiano al 2030; esta se basa en las observaciones del mercado laboral y en el análisis de las tendencias demográficas, económicas, educativas y tecnológicas a nivel nacional e internacional con horizonte a 2030. Este estudio prospectivo-ocupacional busca identificar el impacto de dichas tendencias sobre la ocupación del Gestor Bibliotecario, con el fin de generar una visión que permita ajustar el programa de formación a las necesidades que se prevén para el futuro y tomar decisiones estratégicas para su permanente actualización.

¿Qué hace un bibliotecario? conoce las habilidades, tareas y salario y otras cuestiones

What Does a Librarian Do?
Learn About the Salary, Required Skills, & More

BY DAWN ROSENBERG MCKAY
Updated August 13, 2019

Ver original

Los bibliotecarios seleccionan los recursos informativos, los organizan y enseñan a la gente a utilizarlos eficazmente. Muchos trabajan con el público, mientras que otros están entre bastidores en el apoyo técnico o la gestión.

Aunque los bibliotecarios, también llamados profesionales de la información, han trabajado tradicionalmente con recursos impresos, se han mantenido al día con la tecnología en constante evolución y han incorporado recursos electrónicos como bases de datos en línea y libros electrónicos.

Funciones y responsabilidades del bibliotecario

Los bibliotecarios son responsables de una amplia gama de tareas:

  • Comprender las prácticas generales de la biblioteca, así como las prácticas de la biblioteca específica en la que trabajan.
  • Responder a las solicitudes en persona, por teléfono o por correo electrónico para responder a preguntas y localizar información.
  • Enseñar una variedad de habilidades a los estudiantes, especialmente habilidades de investigación.
  • Mantenerse al día con las tendencias de la gestión de la información.
  • Crear y publicar contenidos basados en la web, como tutoriales de investigación, guías temáticas, guías de cursos, anuncios promocionales y piezas informativas.
    Gestionar el acceso de los usuarios a los recursos.

Los bibliotecarios ayudan a las personas a encontrar la información que necesitan, ya sea la respuesta a una pregunta sobre el pago de los impuestos trimestrales de la empresa o la última colección de cuentos de un autor favorito. También capacitan a los usuarios enseñándoles a encontrar la información por sí mismos.

Salario de los bibliotecarios

Los bibliotecarios mejor pagados suelen trabajar en colegios y universidades. El salario por hora se basa en una semana laboral de 40 horas (EE.UU).

  • Salario medio anual: 59.050 dólares (28,39 dólares/hora)
  • Salario anual del 10% más alto: Más de 93.050 dólares (44,74 dólares/hora)
  • Salario anual del 10% inferior: Menos de 34.630 dólares (16,65 dólares/hora)
    Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, 2018

Educación, formación y certificación

Esta carrera suele requerir una maestría y una certificación.

Educación: La mayoría de los trabajos de bibliotecario en bibliotecas públicas, académicas o especiales requieren una maestría en ciencias bibliotecarias (MLS) de un programa acreditado por la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA). Los bibliotecarios empleados por el gobierno federal deben tener un MLS. Se requiere un doctorado en biblioteconomía para enseñar en un programa de formación de bibliotecarios o para aspirar a un puesto de gestión superior en una universidad. Algunos bibliotecarios, especialmente los que trabajan en entornos académicos, tienen un título adicional en el área en la que se especializan.

Certificación: La mayoría de los estados exigen que los bibliotecarios públicos estén certificados. La certificación de los bibliotecarios escolares (también llamados especialistas en medios escolares) varía según el estado. Algunos estados exigen que sean profesores titulados, mientras que otros estipulan que tengan un máster en educación con especialización en biblioteconomía. Otros estados sólo exigen un MLS.

Formación continua: Muchos bibliotecarios toman clases de formación continua para mantenerse al día con la tecnología cambiante.

Habilidades y competencias del bibliotecario

Algunas cualidades personales específicas, denominadas habilidades blandas, pueden contribuir a su éxito como bibliotecario.

  • Amor y afinidad por el aprendizaje: Los bibliotecarios tienen que estar al día de los rápidos cambios tecnológicos.
  • Gran capacidad de comunicación: Esto incluye escuchar, hablar y las habilidades interpersonales necesarias para interactuar con los usuarios de la biblioteca, así como para funcionar como parte de un equipo. También es necesario tener una gran capacidad de atención al cliente.
  • Iniciativa: Los bibliotecarios trabajan de forma independiente sin depender de las instrucciones de otros.

Perspectivas de empleo
Según la Oficina de Estadísticas Laborales, el empleo en este campo crecerá tan rápido como la media de todas las ocupaciones, en torno al 9%, de 2016 a 2026. Las comunidades están encontrando usos nuevos e innovadores para las bibliotecas, lo que se traduce en una mayor contratación de personal.

Entorno laboral
Los bibliotecarios pueden pasar bastante tiempo en la biblioteca cuando ayudan a los usuarios, pero la mayor parte del tiempo de trabajo se pasa en una oficina o en el mostrador de circulación. Algunos pueden viajar ocasionalmente a otros lugares.

Horario de trabajo
Los trabajos de bibliotecario suelen ser a tiempo completo. No es raro trabajar los fines de semana, las noches y los días festivos. Los bibliotecarios escolares pueden tener los veranos libres si trabajan para un colegio o universidad que no ofrece clases de verano. Los bibliotecarios de las bibliotecas jurídicas o que trabajan para empresas pueden hacer horas extras para cumplir con los plazos de entrega.

Cómo conseguir el trabajo


SOLICITAR

La ALA ofrece muchos recursos para encontrar ofertas de trabajo en bibliotecas en su sitio web.

ESCRIBE UN CURRÍCULUM Y UNA CARTA DE PRESENTACIÓN ESPECÍFICOS

Elabora un currículum y una carta de presentación que destaquen sus puntos fuertes y le diferencien de los demás candidatos.

ENSAYE LAS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES DE LA ENTREVISTA

Los representantes de recursos humanos y los directores de contratación suelen hacer los mismos tipos de preguntas cuando realizan las entrevistas. Para preparar tu entrevista, aprende cuáles son esas preguntas y practica las mejores respuestas a ellas.

Comparación de trabajos similares

Algunos puestos de trabajo similares exigen una mayor -o menor- formación, y están remunerados en consecuencia. Las cifras indicadas son la media de los salarios anuales:

Archivero: 48.400 dólares
Profesor de secundaria: 60.320 dólares
Asistente de biblioteca: 29.640 dólares


Fuente: U.S. Bureau of Labor Statistics, de los Estados Unidos, 2018

Empleabilidad y Talento Digital

Empleabilidad y Talento Digital. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid, 2021

Texto completo

Elaborado por la Fundación VASS en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid,  ha contado con la colaboración de 67 expertos del ámbito empresarial, pertenecientes a 50 compañías e instituciones de primer nivel; con el apoyo de 19 universidades españolas y con la participación de 976 estudiantes universitarios, de últimos cursos de ingenierías vinculadas a la informática.

En el estudio,  al que podrás acceder desde esta web, se constata la incapacidad del sistema educativo reglado para cubrir la demanda de perfiles técnicos que necesitan las empresas para dar cobertura a sus procesos de transformación digital: poco más de 25.000 egresados universitarios y ciclos de FP frente a un colectivo de empleadores que podría llegar a los 160.000. Que 6,5 compañías estén compitiendo por cada nuevo profesional titulado revela un importante déficit cuantitativo. Se agrava la carencia de profesionales.

Pero también hay desajustes en el ámbito cualitativo, que medimos a través de nuestro Indice de Talento Digital. Si el nivel de Talento que buscan las empresas para estos perfiles técnicos tomara un nivel 100, los jóvenes universitarios que el último año entraron en procesos de selección aportarían un equivalente a 55,9 puntos. Por tanto, existe una brecha de talento cuantificable en 44,1 puntos sobre 100: un registro que empeora respecto a la edición anterior (40,3) y ensancha la diferencia entre lo que el mercado precisa y el equipamiento competencial que aportan los jóvenes egresados.

Esta perspectiva es compartida por jóvenes y expertos. El Indice de Asimetría Profesional, que mide la diferencia de percepción de unos y otros, se estrecha respecto al valor de 2018, desde el 31,2% al 23,1%. Lo cual allana la adaptación de nuestros jóvenes a sus puestos de trabajo.

Este gap de talento, que sólo en el ámbito de los servicios digitales exige un sobrecoste de formación de más de 40 millones de euros al año, delata también la perdida de oportunidades de empleo (que podría incrementarse un 15% anualmente) y evapora una actividad adicional que podría generar más de 360 millones de euros al año.

Apoyar la creación de makerspaces locales puede generar muchos beneficios, como la creación de puestos de trabajo, el desarrollo de habilidades y la obtención de más ingresos fiscales.

La definición de fabricante debe ser amplia. Pueden ser artesanos que trabajan en sus casas o fabricantes avanzados que hacen cualquier cosa que pueda ser reproducida y envasada, desde cerveza o equipos de biotecnología hasta cosméticos o ropa. Anima a las ciudades a identificar a los fabricantes que ya están generando ventas en línea directamente a los consumidores o sirviendo como proveedores o mayoristas.

De los aproximadamente 31 millones de empresas que hay en Estados Unidos, unos 25 millones son unipersonales, según la Oficina de Promoción de la Pequeña Empresa. La inmensa mayoría probablemente operan desde sus casas.

Hay muy claras sinergias entre espacios de fabricantes e industria 4.0 en cuanto a las posibilidades de afrontar los retos de la digitalización que requiere la industria del futuro: impulsando la creación de empresas, incrementando las cadenas de valor, asegurando la capacitación de la fuerza de trabajo y propiciando un cambio cultural que impulse la iniciativa empresarial local. De ahí la importancia de crear infraestructuras sociales alternativas (Klineberg, Eric, 2018) que reúnan a los fabricantes y los constructores para impulsar el desarrollo de la innovación colaborativa que pueda generar nuevas oportunidades de negocio y mitigar las tendencias negativas de las innovaciones tecnológicas, propiciando un ecosistema alternativo a las comunidades para desarrollar la innovación y la creatividad en su entorno. Cada día se están creando nuevas industrias y sectores, que necesitan graduados teóricos y prácticos que estén versados en conectividad de sensores, datos de máquinas, procesos de fabricación y desarrollo de aplicaciones. De ahí, la importancia de crear laboratorios y/o makerspaces donde los ciudadanos, estudiantes y maestros puedan desarrollar las capacidades de trabajo en equipo, habilidades tecnológicas y el pensamiento crítico que les facilitará la integración y adaptación a cualquier entorno cambiante.

Estos espacios de aprendizaje se presentan como un lugar de autoformación donde la comunidad puede compartir sus proyectos, pueden innovar utilizando equipos de creación rápida de prototipado, utilizar alta y baja tecnología que sirve como punto de partida para generar negocios innovadores, obtener asesoramiento sobre cómo colocar un producto en el mercado y relacionarse con posibles financiadores de nuevos con mayor facilidad.

Esto asegurará que las universidades eduquen a sus futuros profesionales en las habilidades técnicas más adecuadas para la industria y la sociedad del futuro, generando innovación en espacios creativos de enseñanza y aprendizaje. Se trataría de imaginar algo, proyectarlo y fabricar cualquier cosa. Lo que permite crear un potencial de proyectos de desarrollo en la biblioteca al que toda la comunidad esté invitada, que además impulse y fortalece la conexión entre enseñanza y empresa.

El papel de las bibliotecas públicas en la generación de mano de obra cualificada y desarrollo empresarial: revisión de al literatura

Measures that Matter Workforce Development Pilot: Literature review. Draft. Mt. Auburn Associates, 2021

Texto completo

Las bibliotecas públicas siempre han contribuido al desarrollo económico local a través de los servicios tradicionales, tales como el acceso a oportunidades de educación y de formación, búsqueda de patentes, talleres de redacción de currículum y búsqueda de empleo en equipos públicos. Sin embargo, con un renovado énfasis en las alianzas y experiencias, ofrecen nuevas oportunidades para la expansión de los servicios orientados al desarrollo económico a través de los espacios de fabricantes o makerspaces.

El desarrollo de la mano de obra es un término que describe el amplio conjunto de iniciativas públicas y privadas que buscan elevar el nivel de cualificación de los residentes, ayudarles a acceder al empleo y al trabajo, y a atender las necesidades de mano de obra de las empresas. Por lo general, este término se aplica a los esfuerzos centrados en la población en edad de trabajar y se distingue de la educación, más concretamente del sistema K-12. Sin embargo, no existe un consenso claro sobre lo que se incluye y lo que no se incluye en el sistema de desarrollo de la mano de obra de una comunidad. de desarrollo de la mano de obra de una comunidad. Para el proyecto Measures that Matter el desarrollo de la mano de obra, Mt. incluye en la definición todos los servicios que buscan mejorar las habilidades básicas y ocupacionales de los residentes en edad de trabajar; ayudar a los residentes a encontrar, mantener o avanzar en un trabajo; y apoyar a las empresas locales en el acceso a la mano de obra que necesitan para tener éxito.

Al principio del proyecto, surgió la cuestión de si incluir o no en esta evaluación general el papel de las bibliotecas en el apoyo al espíritu empresarial y al desarrollo de las pequeñas empresas. Muchos en el de la mano de obra ven el autoempleo y la creación de empresas como un elemento de una estrategia global de desarrollo de la mano de obra. Además, tanto los esfuerzos para conectar a los residentes con los puestos de trabajo como los esfuerzos para de apoyo a los residentes en sus actividades empresariales se alinean con la salud económica general de la comunidad. Por último, las entrevistas realizadas en el marco de la investigación con los responsables de las bibliotecas revelaron que algunos sistemas de bibliotecas consideran que sus servicios relacionados con el desarrollo de la mano de obra y de las empresas están interconectados. Como resultado, este proyecto explora tanto las actividades relacionadas con la mano de obra definidas definidas anteriormente, así como el papel de la biblioteca en el apoyo a los residentes que quieren iniciar o hacer crecer un negocio.

Es raro que la literatura sobre el desarrollo de la mano de obra o la literatura sobre el desarrollo de la pequeña empresa incluya el papel de las bibliotecas públicas en el sistema. Esto ya es revelador. La mayor parte de la literatura que existe sobre el tema refleja la perspectiva de las bibliotecas.

La primera fase del proyecto  Measures that Matter Workforce Development Pilot Evaluation project consiste en llevar a cabo una revisión de la bibliografía para que el equipo de investigación se base en el campo de las bibliotecas y para que sirva de base a los pasos posteriores a llevar a cabo. La revisión de la literatura se completó como un documento interno para informar sobre la investigación, y ahora se está compartiendo para informar el aprendizaje en el tema. Los investigadores principales del proyecto, Mt. Auburn Associates, revisaron la literatura pertinente a las tres áreas siguientes:

  • Una síntesis de la literatura sobre el papel de las bibliotecas públicas en el desarrollo de la mano de obra y el desarrollo empresarial, incluyendo lo que se ha investigado hasta la fecha y cuáles son los aprendizajes clave del campo;
  • Una revisión de los procesos de medición y resultados existentes en las bibliotecas, incluidas las iniciativas de resultados nacionales y voluntarias;
  • y una revisión de los esfuerzos actuales para medir los resultados en el campo del desarrollo de la mano de obra, incluyendo el desarrollo de medidas comunes y los esfuerzos para ampliar la alineación de datos entre programas.

En conjunto, estos componentes informarán el marco de investigación, los planes de recopilación de datos y el foco de análisis del proyecto de evaluación piloto.

Indicadores de competencias digitales y empleabilidad 2021

Indicadores de competencias digitales y empleabilidad 2021. Barcelona: Observatorio de Capacidades Digitales y Empleo – MANcorp FOUNDATION y Universidad Autónoma de Barcelona, 2021

Texto completo

No es fácil calcular el impacto de la digitalización en la estructura de las ocupaciones, según la fórmula de cálculo puede afectar al 9 o al 47% de las ocupaciones. Hay más impacto en las tareas en que en las ocupaciones globalmente, y las tareas más rutinarias y menos cognitivas son las más suceptibles de ser digitalizadas, que son las tareas que ejecutan los trabajadores menos cualificados.

· El escenario que se dibuja es de polarización entre trabajos con un uso intensivo de tecnologías de la información y comunicación (TIC) y de trabajos con un uso muy poco intensivo de TIC, en función de la estructura del mercado de trabajo y del modelo productivo.

· La previsión de la demanda de competencias en general, y en particular las competencias digitales, depende de multitud de factores, lo que genera incertidumbre y dificulta la planificación de la oferta.

En cuanto a las competencias digitales:

· Hay muchas formas de definir y de medir las competencias digitales, debido a la complejidad del fenómeno.
· Cuando se habla de la brecha digital se ha pasado de las desigualdades en el acceso a las habilidades/competencias en el uso de hardware y de software.
· Hay diversidad en los entornos de adquisición de las competencias digitales: entorno escolar, entorno familiar, entorno de educación no formal y autoaprendizaje. Se ha llegado a cuantificar que el 20% de las personas adquiere competencias digitales en la escuela, un 30% en cursos específicos y un 55% de forma autodidacta (datos para España, 2011).
· Se ha construido un Indicador de Competencias Digitales general (ICD) con datos de la Encuesta de Equipamiento y Usos de TIC-Hogares, a partir de cuatro dimensiones: habilidades de información, de comunicación, de resolución de problemas y de competencias informáticas. A partir de la combinación de estas competencias se ha cuantificado el nivel de competencias digitales: 11% sin competencias, 13% nivel bajo, 34% nivel intermedio y 42% nivel elevado. Hay diferencias significativas en las distintas dimensiones del indicador: un 84% de las personas tienen un nivel elevado de
habilidades de información y un 50% un nivel elevado de competencias informáticas.
· Existen diferencias territoriales significativas: Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Madrid y Cantabria son las comunidades con el nivel más elevado de competencias digitales

Centrados en el estudiante: fomentar la colaboración entre unidades para satisfacer las necesidades cambiantes de los estudiantes universitarios

Cooper, Danielle, and Rebecca Springer. “Student Focused: Fostering Cross-Unit Collaboration to Meet the Changing Needs of Community College Students.” Ithaka S+R. Ithaka S+R. 3 March 2021. Web. 18 March 2021.

Texto completo

Garantizar que los estudiantes de las universidades tengan acceso a los servicios de apoyo académico y estudiantil requiere algo más que simplemente entender las necesidades de los estudiantes: también requiere relacionar esas necesidades con modelos de servicio y estrategias organizativas factibles. Los estudiantes de las universidades navegan por ecosistemas de servicios proporcionados y apoyados por los departamentos de asuntos académicos, los departamentos de asuntos estudiantiles, las bibliotecas y el profesorado. ¿Cuál es la mejor manera de organizar y desarrollar estos ecosistemas para que se adapten a las necesidades cambiantes de los estudiantes, especialmente en medio de los trastornos de la pandemia del COVID-19?

El proyecto Community College Academic and Student Support Ecosystems (CCASSE) examina cómo se organizan, financian y dotan de personal los servicios de apoyo académico y estudiantil en las universidades sin ánimo de lucro que otorgan títulos asociados, con el fin de promover el éxito de los estudiantes de manera más eficaz. Entre febrero y noviembre de 2020, se entrevistó a 37 directores académicos, directores de asuntos estudiantiles, directores de bibliotecas, miembros del profesorado y estudiantes de colegios comunitarios de todo Estados Unidos. Las entrevistas proporcionan información sobre las estrategias organizativas cambiantes que las universidades están empleando para alinear los apoyos con las necesidades de los estudiantes; los desafíos y los factores de éxito en la conexión de los estudiantes con los recursos apropiados; el impacto de COVID-19 en las necesidades de apoyo de los estudiantes y la prestación de servicios; y las consideraciones estratégicas adicionales, como el uso de estrategias de análisis y financiación, que afectan a la forma en que las universidades toman decisiones y navegan por el cambio.

  • Colaboración interfuncional. A pesar de las diferencias de enfoque entre los departamentos de asuntos estudiantiles y académicos de las universidades, existe un amplio apoyo a una mayor colaboración entre los dos “lados de la casa”. Los entrevistados difieren en sus opiniones sobre la mejor manera de lograrlo, ya que algunos apoyan las funciones de liderazgo “combinadas” y otros prefieren departamentos separados conectados por fuertes relaciones de trabajo y objetivos compartidos.
  • Papel de la biblioteca. Los administradores y directores de las bibliotecas suelen considerar que las principales funciones de la biblioteca en el apoyo a los estudiantes son: 1) proporcionar acceso a las colecciones adecuadas, especialmente las digitales; 2) proporcionar espacios físicos para el estudio, la socialización, el acceso a la tecnología y el apoyo académico; y 3) proporcionar formación en materia de información. Pero algunas bibliotecas de colegios comunitarios también cumplen una importante función de triaje, conectando a los estudiantes con otros recursos del campus.
  • Servicios centrados en el estudiante. Los colegios comunitarios están aplicando una serie de enfoques para garantizar que sus servicios cumplan sus objetivos de estar centrados en el estudiante. Esto incluye el desarrollo de modelos de asesoramiento de alto nivel y la implantación de sistemas de seguimiento de intervenciones en todo el campus. El profesorado y el personal de la biblioteca también pueden desempeñar un papel importante a la hora de conectar a los estudiantes con los recursos.
  • Aprovechar los análisis. La mejora activa del éxito de los estudiantes a través de la analítica es un objetivo de muchas universidades, pero sigue siendo un reto para muchos aplicarlo de forma efectiva en la práctica. Cuando se les pidió que describieran el uso de la analítica en su universidad, muchos entrevistados describieron programas incipientes o documentos de visión de varios años. Las universidades que han aprovechado eficazmente la analítica han situado la narración de historias a través de los datos en el centro de los procesos de toma de decisiones en colaboración. Para las que no han aprovechado eficazmente la analítica, la dotación de personal y la capacidad de los conocimientos técnicos representan los mayores obstáculos para el avance.
  • Organización de los servicios del campus. El apoyo a los estudiantes de la fuerza de trabajo suele estar separado de otros servicios para otras categorías de estudiantes, siendo el tipo de programa de la fuerza de trabajo un determinante importante del apoyo necesario. Por el contrario, los administradores de las universidades no suelen considerar a los estudiantes de doble matrícula como un grupo que necesite un apoyo académico o estudiantil específico más allá de la coordinación de la matrícula.
  • Primeros impactos del COVID-19. Durante los cierres de los campus como consecuencia de la pandemia del COVID-19, las universidades emplearon un enfoque para comunicarse con los estudiantes. Los programas de préstamo de tecnología se implementaron ampliamente, siendo las bibliotecas las principales distribuidoras de portátiles, puntos de acceso y otros equipos. Sin embargo, las universidades se han esforzado por encontrar formas de atraer y apoyar a los estudiantes que pueden estar menos preparados para emprender el aprendizaje a distancia.
  • Perspectivas financieras. En un entorno fiscal austero, los colegios comunitarios dependen de las fuentes de “dinero blando” -incluyendo, en 2020, la financiación de la ley CARES- para financiar tanto el apoyo de emergencia como los nuevos servicios innovadores. Los directores de las bibliotecas, en particular, pueden llevar a cabo actividades de evaluación, preparar informes presupuestarios detallados o establecer intencionadamente relaciones profesionales con la dirección administrativa para apuntalar la posición política de su unidad y abogar por la financiación a nivel interno. La necesidad de abogar continuamente por la financiación ha determinado la dotación de personal y otras prioridades estratégicas.

Adaptación Digital 2021: El 94,5% de los españoles cree que su puesto de trabajo evolucionará en tres años.

 “Adaptación Digital 2021”. Madrid: IEBS, 2021

Texto completo

La pandemia ha impulsado la transformación digital convirtiendo el proceso de digitalización en todo un reto tanto para los ciudadanos como para las organizaciones. De hecho, según nuestro último estudio “Adaptación Digital 2021”, el 94,5% de los profesionales españoles encuestados cree que el desempeño de su puesto de trabajo va a evolucionar en los próximos tres años. El 42,4% cree que será completamente distinto a su puesto actual, mientras que el 52,1% opina que sólo sufrirá algunos cambios. ¿Quieres saber qué más concluye el estudio «Adaptación Digital 2021»?

De hecho, el 49,9% de los encuestados en España ha señalado que su empresa está en proceso de digitalización y el 38,8% asegura que se encuentra en una fase muy avanzada o totalmente a la vanguardia.

En comparación, los datos difieren en cierto aspecto entre Latinoamérica y España. Las empresas españolas están más desarrolladas digitalmente que las de América Latina. En España, un 11,3% de los encuestados ha señalado que su empresa no ha empezado el proceso de transformación digital, frente a un 17,7% de Latam. En cuanto a organizaciones totalmente al día de las nuevas tecnologías, en España la cifra es del 6,6%, mientras que en Latinoamérica solo alcanza el 3,1%.

Pero esta revolución no solo engloba una transformación de las organizaciones. Un 78,4% de los profesionales españoles encuestados ha necesitado formarse para satisfacer las demandas digitales de su puesto de trabajo estos últimos años. Este datos está apoyado por el informe del futuro del trabajo del Foro Económico Mundial, que afirma que el 40% de los empleados necesitará volver a formarse para estar actualizado. En total, los sectores que más han requerido de formación entre sus integrantes han sido la logística, el marketing y los recursos humanos, seguido de innovación y tecnología, emprendimiento y social media

Más de 50 empleos alternativos en los que pueden trabajar los bibliotecarios

50+ ALTERNATIVE CAREERS FOR LIBRARIANS
Sarah S. Davis Nov 30, 2020

Ver original

Los estudios de Documentación e Información (Bibliotecología) son un grado versátil que facilita trabajar en múltiples carreras profesionales más allá de una biblioteca. Aquí se recogen algunos de ellos.

APOYO A LA INVESTIGACIÓN

Los bibliotecarios están en el corazón de la investigación. La ciencia bibliotecaria requiere un talento especial para buscar, localizar, compilar y analizar información de investigación. A los bibliotecarios se les enseñan tácticas de búsqueda avanzada y recuperación de información, lo que los hace muy aptos para las carreras de investigación.

Aquí hay algunas carreras reales de graduados en biblioteconomía que trabajan en este campo:

  • Miembro del equipo y enlace de la biblioteca en la unidad de investigación de una universidad
  • Trabajador de Referencia Corporativa para una empresa de servicios de información en la industria de la salud
  • Trabajador de un consorcio de investigación académica
  • Archivista
  • Asistente de investigación

DISEÑO WEB E INFORMÁTICA

Las estructuras del diseño web y la informática a menudo se superponen con la bibliotecología. Un bibliotecario ofrece un punto de vista crucial con habilidades en diseño de búsqueda, función y comportamiento. Los bibliotecarios también tienen instintos agudos en la mejor manera de organizar el contenido sin problemas con la arquitectura de la información (IA) para una experiencia de usuario intuitiva (UX).

Ejemplos:

  • Bibliotecario digital
  • Gerente de TICs
  • Analista de la experiencia del usuario (UX)
  • Arquitecto de información
  • Gestión y desarrollo de marcos (conocimientos, contenido y normas) para una asociación comercial de logística y cadena de suministro

DATOS Y METADATOS DIGITALES

Una de las cosas que se aprenden en la carrera de bibliotecología es la importancia de organizar la información de manera efectiva. Una formación en el campo de la ciencia de los datos podría ser muy adecuada para un graduado en biblioteconomía al que le guste coleccionar, procesar y analizar datos digitales. Los bibliotecarios también usan sus habilidades para caracterizar datos y metadatos, los datos sobre los datos. Describir y trabajar con metadatos se enseña cada vez más en las escuelas de biblioteconomía. Asistir a un curso de introducción a las bibliotecas digitales es una gran manera de aprender más sobre los metadatos.

Ejemplos:

  • Trabajador del equipo de datos para un inicio de aprendizaje de la máquina
  • Analista de datos
  • Bibliotecario de datos
  • Analista de Inteligencia de negocios
  • Especialista en minería de datos
  • Técnico del Sistema de Información Global (SIG)

GESTIÓN DE REGISTROS, CONOCIMIENTOS E INFORMACIÓN


La ciencia de la información es un campo que está experimentando un gran crecimiento, y los bibliotecarios encajan perfectamente en este ámbito.

Ejemplos:

  • Coordinar un equipo de gestión de registros e información (RIM) en una universidad
  • Gestor de Conocimiento
  • Trabajando para el Registro de Escrituras
  • Gerente de registros en el departamento de ingeniería del gobierno de la ciudad
  • Gestor de activos digitales para una empresa minorista
  • Gestor de la taxonomía de datos de un depósito federal
  • Gestor y formador en bases de datos
  • Trabajador de políticas de información
  • Servicios de indización y resumen
  • Curador de contenidos
  • Especialista en digitalización

GESTIÓN DE PROYECTOS

La gestión de proyectos es una gran oportunidad para los graduados en Biblioteconomía. Los bibliotecarios recurren a sus habilidades trabajando en la conceptualización, organización y ejecución de proyectos en este campo, que podrían incluir proyectos tan diversos como en los campos de la tecnología de la información, la industria energética o incluso la construcción.

Ejemplos:

  • Gestor de proyectos
  • Gerente de proyecto para los servicios de información visual de un gobierno
  • Controlador de documentación.

EDUCACIÓN Y DISEÑO DE FORMACIÓN

La educación y el diseño industrial son espacios naturales para los bibliotecarios. Las perspectivas de carrera educativa para los bibliotecarios son casi ilimitadas, con los bibliotecarios a la vanguardia de la educación, y sus subcampos, incluyendo la formación, y el diseño de instrucción.

Ejemplos:

  • Especialista en control de calidad que trabaja con diseñadores de instrucción
  • Asesor académico en una escuela de medicina
  • Profesor en un programa de licenciatura en biblioteconomía
  • Formador corporativo de una empresa fabricante de medicamentos
  • Asistente del director en el centro de tutoría de una universidad.
  • Gerente del Programa de Educación Continua y Desarrollo Profesional
  • Diseñador de instrucción para cursos en línea
  • Director de Compromiso Académico en Línea
  • Líder del Departamento de Investigación y Efectividad Institucional de un Colegio

DESARROLLO Y LAS ORGANIZACIONES SIN FINES DE LUCRO

Los bibliotecarios no son ajenos al mundo de las organizaciones sin fines de lucro y del desarrollo. De hecho, los bibliotecarios ofrecen la experiencia que las organizaciones sin fines de lucro necesitan. En este campo, los bibliotecarios pueden ayudar en la comercialización, el desarrollo y la recaudación de fondos, así como servir a las organizaciones sin fines de lucro en las funciones tradicionales de la biblioteca.

Ejemplo:

  • Trabajando en el desarrollo de un pequeño museo
  • Investigador de prospección en la oficina de desarrollo de una universidad
  • Gerente de Marketing de una organización sin fines de lucro

EMPRESAS DE SISTEMAS DE BIBLIOTECAS

Los vendedores de software de bibliotecas, y sus competitivos salarios corporativos, son el ajuste perfecto para los bibliotecarios que quieren lo mejor de ambos mundos.

Ejemplos:

  • Representante del la marca
  • Vendedor
  • Experto en la materia de una empresa de software para bibliotecas
  • Formador, redactor de documentación y especialista en éxito de clientes en una empresa de software de bibliotecas
  • Formador de productos para vendedores de bibliotecas
  • Soporte técnico al cliente
  • Socio de Formación y Consultoría

ESCRITURA, LA EDICIÓN Y LAS COMUNICACIONES

Este campo de las comunicaciones es muy apropiado para los bibliotecarios que aman expresarse a través de la escritura y la edición. Hablar sobre libros y bibliotecas en Book Riot y otros lugares, así como asesorar a los lectores a través del servicio de Recomendaciones de Libros de una editorial.

Ejemplos:

  • Escritor del área de recomendaciones en una editorial
  • Autor de libros de texto de biblioteconomía
  • Escritor y/o editor independiente
  • Comercializador digital
  • Estratega de contenido
  • Escritor de textos alternativos

OTRAS AREAS DE TRABAJO PARA GRADUADOS DE LA BIBLIOTECA DE CIENCIAS


No pienses que las posibilidades de un trabajo no tradicional en la biblioteca se limitan a los nueve campos de este artículo. Hay formas aún más creativas de usar sus habilidades en biblioteconomía en un campo apasionante. Aquí hay algunas posibilidades profesionales que también están abiertas a la contratación de bibliotecarios.

  • Consultor
  • Gerente de la propiedad
  • Gerente de Garantía de Calidad
  • Trabajador público de radiodifusión
  • Medios de comunicación
  • Servicio de contratación de personal