Archivo de la etiqueta: Democracia

Biblioteca pública, democracia y buen vivir

biblioteca-completo

 

Puente Hernández, Luis Eduardo. Biblioteca pública, democracia y buen vivir : aportes para la definición de políticas en Ecuador / Luis Eduardo Puente Hernández. Quito :
FLACSO, Sede Ecuador, 2013

Texto completo

 

Un libro sobre bibliotecas parecería un ejercicio de reflexión de interés obligado de los propios bibliotecarios y más para los investigadores que reflexionan a partir de las facilidades que éstas deben brindar para su trabajo; pero ligar el tratamiento de las bibliotecas públicas a la democracia y al buen vivir es una aproximación novedosa. Sin duda en el caso de Ecuador, este ejercicio es un valioso aporte, en la medida que llena un vacío dentro de la reflexión académica sobre el tema e incluso dentro de la literatura especializada, ya que en el país muy poco se ha escrito sobre bibliotecas, mientras en otros países de América Latina, el abordaje de la función de la biblioteca está en plena vigencia dentro de las profundas implicaciones de la llamada sociedad de la información y del conocimiento.

Luchando contra las noticias falsas: lecciones de la Guerra de la Información

 

wooden-puppet-disinformation-forum

Helen Lee. Bouygues. Fighting Fake News: Lessons From The Information Wars, The Reboot Foundation, november 2019

Texto completo

 

Las noticias falsas son un problema que amenaza las raíces mismas de la democracia moderna. Sin embargo, no hay una solución fácil o simple. Hay demasiados incentivos para difundir información falsa. Las naciones a menudo promueven noticias falsas como parte de campañas de desinformación para promover agendas políticas. Los especuladores generan noticias falsas y las distribuyen ampliamente para obtener ingresos publicitarios. El diseño de plataformas de medios sociales en línea permite – y a menudo estimula – la distribución generalizada de noticias falsas. El resultado es una cantidad significativa de desinformación que atraviesa el panorama de los medios de comunicación en todo el mundo.

 

Este informe pretende responder a estas preguntas, y se basa en revisiones de la literatura, entrevistas con expertos, evaluaciones de los sitios web del estado, y nuestra propia investigación independiente realizada con miles de personas a través de una plataforma en línea.

La investigación sobre el impacto de las noticias falsas es escasa. Aunque la investigación sobre la propaganda se remonta a décadas atrás, las noticias falsas modernas suelen difundirse a través de las redes sociales en línea y se presentan más claramente bajo la apariencia de “noticias”, lo que las diferencia de la propaganda estatal.

Es más, las nuevas tecnologías pueden empeorar el problema con frecuencia. Por ejemplo, los bots se extienden cada vez más por las redes sociales, amplificando a menudo los mensajes de noticias falsas. Un estudio estima que entre el 9 y el 15 por ciento de los usuarios de Twitter son bots y, al menos algunas investigaciones sugieren que juegan un papel clave en la amplificación de las noticias falsas.

Las noticias falsas tienen otros costos: los principales medios de comunicación y los sitios de verificación de hechos tienen que dedicar tiempo a desacreditar la última mentira viral. Los académicos también sospechan que los informes contradictorios entre los medios de comunicación falsos y los medios de comunicación reales pueden llevar al escepticismo o a la desconexión de todos los medios de comunicación, tanto falsos como legítimos.

La proliferación de noticias falsas también llega en un momento en que la confianza en las fuentes de noticias legítimas ha alcanzado niveles históricamente bajos Sólo el 32 por ciento de los estadounidenses dicen que confían “mucho” o “bastante” en los medios de comunicación para informar sobre las noticias “de manera completa, justa y precisa”, lo que constituye el nivel más bajo jamás documentado.

Otro temor es que la combinación de noticias falsas y redes sociales en línea, al menos tal como funcionan actualmente, produzca altos niveles de extremismo. Dado que las redes sociales quieren llamar la atención de los usuarios, suelen sugerir material que a los usuarios les puede gustar, basándose en lo que ya han visto. Las demostraciones con YouTube consideran que el mero hecho de seguir los vídeos sugeridos conduce rápidamente a contenidos cada vez más extremos.

Dada esta dinámica, las noticias falsas plantean claros riesgos para la democracia. Los gobiernos democráticos dependen de que los votantes estén bien informados, sin embargo, las elecciones en todo el mundo se han visto sacudidas por las campañas de desinformación. Muchos países occidentales han acusado a Rusia, por ejemplo, de utilizar noticias falsas para perturbar las elecciones, y los actores políticos han utilizado noticias falsas para promover sus agendas en varios países, incluyendo Myanmar, Filipinas e Indonesia.

La información falsa y la manipulación de los medios de comunicación siempre estarán con nosotros. Pero los cambios en la tecnología -y en el consumo de los medios de comunicación- han hecho más difícil que los ciudadanos detecten información débil y han hecho que la influencia de las noticias falsas sea más nociva y generalizada.

Esta investigación revela que más de un tercio de los estudiantes de secundaria en Estados Unidos dicen que “rara vez” o “nunca” aprenden a juzgar la fiabilidad de las fuentes. La buena noticia es que el interés por los programas de alfabetización mediática está creciendo. Varias organizaciones están presionando a favor de los programas de alfabetización mediática y también proporcionan planes de estudio, herramientas y otros recursos a las escuelas.

Cómo las redes sociales pueden distorsionar las percepciones de los votantes y cambiar los resultados de las elecciones

urne-760x380

 

Stewart, A. J., M. Mosleh, et al. “Information gerrymandering and undemocratic decisions.” Nature vol. 573, n. 7772 (2019). pp. 117-121. https://doi.org/10.1038/s41586-019-1507-6

 

 

Muchos votantes hoy en día parecen vivir en burbujas partidistas, donde sólo reciben información parcial sobre cómo se sienten los demás con respecto a los asuntos políticos. Un estudio desarrollado en parte por investigadores del MIT arroja luz sobre cómo este fenómeno influye en las personas cuando votan. El análisis muestra que el flujo de información entre individuos en una red social puede ser “manipulado” para distorsionar las percepciones de cómo votarán los demás miembros de la comunidad, lo que puede alterar los resultados de las elecciones.

 

El experimento, encontró no sólo que las redes de comunicación (como los medios sociales) pueden distorsionar las percepciones de los votantes sobre cómo otros planean votar, sino también que esta distorsión puede aumentar la posibilidad de un estancamiento electoral o sesgar los resultados generales de las elecciones a favor de un partido.

“La estructura de las redes de información puede realmente influir fundamentalmente en los resultados de las elecciones”, dice David Rand, profesor asociado de la Escuela de Administración Sloan del MIT y coautor de un nuevo documento que detalla el estudio.

Más específicamente, el estudio encontró que el “gerrymandering de la información” puede sesgar el resultado de un voto, de tal manera que un partido gana hasta un 60 por ciento del tiempo en elecciones simuladas de situaciones de dos partidos en las que los grupos opositores son igualmente populares. En un estudio empírico de seguimiento del gobierno federal de Estados Unidos y ocho cuerpos legislativos europeos, los investigadores también identificaron redes de información reales que muestran patrones similares, con estructuras que podrían sesgar más del 10 por ciento de los votos.

* Gerrymandering es un término de ciencia política referido a una manipulación de las circunscripciones electorales de un territorio, uniéndolas, dividiéndolas o asociándolas, con el objeto de producir un efecto determinado sobre los resultados electorales.

España, uno de los países donde la gente está más insatisfecha con la democracia

ft_19.05.30_democracydissatisfaction_majorities-in-many-countries_alt

 

Ver original

Según datos de un estudio llevado a cabo por la agencia estadounidense Pew Research en 27 países, España estaría entre los cuatro primeros países donde las personas están más insatisfechas con la democracia, después de México, Grecia y Brasil. En el lado opuesto estarían países como Suecia, Filipinas e Indonesia, con casi un 70% de ciudadanos satisfechos con sus democracias.

 

Los 12 países más insatisfechos con su democracia incluyen cuatro: México, Grecia, Brasil y España, donde ocho de cada diez o más ciudadanos se sienten insatisfechos con el estado de la democracia, y otros cinco donde seis de cada diez o más expresaron su insatisfacción: Túne, Italia, Sudáfrica, Argentina y Nigeria. Estados Unidos estuvo muy cerca, con un 58% ciudadanos  no satisfechos con la forma en que funciona la democracia.

Los puntos de vista de la gente sobre la economía de su país estaban fuertemente vinculados al nivel de conformidad con la democracia. En nueve de los 12 países más insatisfechos con la democracia, al menos dos tercios de los que dijeron que la situación económica actual de su país es mala también estaban insatisfechos con la democracia. (En los tres restantes, Grecia, Túnez y Brasil, muy pocas personas dijeron que la economía es buena, por lo que no se pudo analizar la relación entre los puntos de vista de la economía y la democracia. En estos países, el 90% o más se sentían  descontentos con la economía.)

Otro aspecto a considerar son las actitudes hacia los políticos  electos que también se alinearon a menudo con el grado en que las personas estaban satisfechas o insatisfechas con la democracia. En los 12 países más insatisfechos, la gran mayoría apoyaron la declaración “a los políticos no les importa lo que piensa la gente común”, una opinión especialmente común en Grecia (90%), Argentina (79%), España (79%) y Brasil (78%). En los EE. UU., El 58% describió a su país como uno en el que los políticos no se preocupan por la gente.

La corrupción política fue otra preocupación común en los países más insatisfechos con la democracia. Mayorías sustanciales en siete de estos 12 países dijeron que la declaración “la mayoría de los políticos son corruptos” describe bien a su país, incluyendo aproximadamente nueve de cada diez (89%) en Grecia y aproximadamente seis de cada diez o más en Sudáfrica (72% ), Nigeria (72%), Italia (70%), los Estados Unidos (69%), Túnez (67%) y Argentina (63%).

Entre 2017 y 2018, la insatisfacción con la democracia creció en 14 de los 27 países encuestados, con los mayores aumentos en India y Alemania, así como en Brasil, donde dos tercios del público ya tenían una opinión negativa en 2017.

Las opiniones sobre el estado de la democracia no eran sombrías en todas partes. En ocho países encuestados, cuatro de cada diez o menos dijeron que estaban insatisfechos con la democracia, con la insatisfacción más baja en Suecia (30%) y Filipinas (31%).

 

 

 

Politización del Espacio Digital : Teoría, Internet y Renovación de la Democracia

635198_cover

Smith Garrisson, T.  [e-Book]  Politicizing Digital Space : Theory, the Internet, and Renewing Democracy. Westminster, University of Westminster Press, 2017.

Texto completo

El objetivo de este libro es esbozar cómo una política radicalmente democrática puede ser revitalizada en la teoría y en la práctica a través del uso de Internet. El autor sostiene que la política en su sentido propio puede distinguirse de la antipolítica analizando la configuración del espacio público, la subjetividad, la participación y el conflicto. Cada uno de estos terrenos puede configurarse de manera más o menos política, aunque el statu quo contemporáneo los inclina fuertemente hacia una configuración antipolítica, y a partir de esta comprensión de lo que implica exactamente la política, este libro considera cómo Internet puede ayudar y obstaculizar los esfuerzos para mover cada área en una dirección más política. Al interpretar explícitamente las teorías contemporáneas de lo político en términos de Internet, este análisis evita las trampas del determinismo tecnológico y del cinismo tecnológico,  al dar a conocer lo que significa la palabra “política”, el autor desarrolla un trabajo teórico de Arendt, Rancière, Žižek y Mouffe para presentar una visión clara y coherente de cómo, en teoría, se puede digitalizar la política y, alternativamente, cómo se puede desplegar Internet al servicio de la política tridemocrática”.