Archivo de la etiqueta: Canadá

Gestión de la colección de libros electrónicos en bibliotecas

 

960x0

 

Thomas GuignardKen RobertsCarol Stephenson. Ebook Collection Practices. A Report to the Canadian Publishing Community on Trends, and Issues in Canada’s Public, University, and College Libraries. Otawa: Canadian Publishing Community on Trends, and Issues in Canada’s Public, University, and College Libraries, 2018

Texto completo

 

Este informe se centra en temas relacionados con los libros digitales y las oportunidades en los tres principales mercados de libros de bibliotecas canadienses: las bibliotecas públicas, las bibliotecas escolares y las bibliotecas universitarias. Este documento también pretende fomentar la colaboración en formas que apoyen y construyan las comunidades editorial y bibliotecaria en Canadá.

eBOUND Canada, una agencia sin fines de lucro que ayuda a los editores canadienses independientes a desarrollar y apoyar programas de publicación digital, encargó el siguiente documento en un esfuerzo por esbozar los desafíos y oportunidades que enfrentan tanto los editores como las bibliotecas en el mercado digital. Uno de los objetivos de este documento es lograr un entendimiento mutuo de los diversos modelos de adquisición y préstamo disponibles hoy en día, y de los actores clave que influyen en estos modelos. El informe se centra en cuestiones relacionadas con los libros digitales y las oportunidades en los tres principales mercados de libros de las bibliotecas canadienses: las bibliotecas públicas, las bibliotecas escolares y las bibliotecas universitarias.

Descubriendo el impacto de la cultura de Canadá a través del registro publicado y depositado en bibliotecas de todo el mundo

 

maple-leaves-canda-cover

 

Lavoie, Brian “Maple Leaves: Discovering Canada through the Published Record“, Dublin, Ohio: OCLC, 2019

Texto completo

La contribución canadiense a la literatura, la música, el cine y otras formas de expresión creativa es rica y profunda. En este informe exploramos los contornos de esta contribución, tal como se manifiesta en las colecciones de las bibliotecas de todo el mundo.

 

Mediante el uso de WorldCat, la agregación de datos más grande y completa del mundo que describe las colecciones bibliotecarias mundiales, y el mapeo de la información con Wikidata para identificar las publicaciones escritas o creadas de otra manera por canadienses y organizaciones canadienses, se trazan los límites de la presencia canadiense en el registro publicado: es decir, los materiales publicados en Canadá, por canadienses o acerca de Canadá. A continuación, se profundiza en estos materiales, destacando algunos rasgos distintivos de la presencia canadiense que ayudan a crear una imagen más detallada de cómo Canadá y los canadienses han influido, y siguen influenciando, la amplia esfera de todo lo publicado.

¿cómo es de grande es la contribución de Canadá al disco publicado? Mediante una metodología desarrollada por OCLC Research y aplicada en varios estudios anteriores, se identificaron 10.9 millones de publicaciones distintas en WorldCat que pertenecían a por lo menos una de las tres categorías de materiales que constituyen la presencia canadiense en el registro publicado.

El trabajo más grande en Canadá en términos de número de publicaciones es Ana la de Tejas Verdes (Anne of Green Gables), de la escritora Lucy Maud Montgomery, nacida en la Isla del Príncipe Eduardo. Este trabajo ha sido publicado y reeditado más de mil veces!

Lea el informe completo para conocer las obras, los autores y más “populares”, junto con los patrones cambiantes a lo largo del tiempo, los materiales publicados en los idiomas de los pueblos indígenas y más tendencias reveladas en los ricos datos que hace posible WorldCat.

¿Cuál es el perfil del lector de libros electrónicos?

thedigitalreader

Who is the average ebook reader?
Kira Harkonen July 17, 2018 E-Books & E-Reading, ebookcraft, Research & Analysis

Ver original

 

Estos datos se han recopilado a partir de encuestas de consumidores, por lo que obviamente existe cierto sesgo. En primer lugar, sólo se recogieron datos de aquellos que están dispuestos a responder a las encuestas en línea. En segundo lugar, sólo se encuestó a a lectores canadienses de libros electrónicos mayores de 18 años, por lo que estos datos no son representativos de la Generación Z. Aparte de estos sesgos, estos datos nos dicen mucho sobre el mercado objetivo y el perfil de los libros electrónicos.

El lector digital

El lector de libros electrónicos canadiense promedio se identifica como mujer menor de 45 años soltera y sin hijos, tiene un título académico y gana más de 50,000$ al año. De media, los lectores digitales tienden a ser más jóvenes que los lectores impresos, y los oyentes de audiolibros son aún más jóvenes.

Adquisición

Se preguntó a los lectores digitales dónde adquieren la mayoría de sus libros electrónicos. Como era de esperar, el 53% de los lectores digitales dijeron que adquieren libros electrónicos a través de los diversos servicios como Kindle de Amazon (53%). o Google Libros en segundo lugar con un 33%, -sin embargo, es posible que algunos de los encuestados estuvieran confundiendo Google Play con el motor de búsqueda de Google, por lo que este número debería ser tomado con precaución-. le siguen Kobo con el 30%, la biblioteca con el 25% y Apple con el 20%. Scribd, Proyecto Gutenburg y Barnes & Noble después están los sitios de P2P de Torrent con un 14% de lectores digitales que informan que los utilizan para descargar libros electrónicos.

Formatos

De todos los libros leídos el año pasado por los lectores digitales, el 45% fueron libros electrónicos, el 43% impresos y el 12% audiolibros. Los lectores de libros electrónicos todavía leen muchos libros en formato impreso, ya que algunos géneros se adaptan más al formato digital que otros.

Según nuestra encuesta sobre el tiempo libre de los lectores canadienses en general, el 67% de los libros se leyeron en papel, el 24% en digital, y el 9% fueron audiolibros. En términos de compras, la encuesta de consumidores de 2017 muestra que el 75% de los libros comprados eran impresos, el 19% libros electrónicos y el 2% audiolibros. Sin embargo, los números de audiolibros podrían ser tergiversados debido a que los encuestados mezclan las descargas de audiolibros, el streaming y los servicios de suscripción.

Géneros

Al observar qué géneros se prefieren en digital y qué géneros se prefieren en impreso, es importante recordar que no se trata realmente de un caso de impreso frente a digital. Muchos lectores digitales leen en ambos formatos. Por ejemplo, el 44% de los lectores digitales prefieren leer libros de cocina impresos frente al 17% en formato digital. La preferencia por la lectura impresa entre quienes leen digitalmente también se aprecia en libros de poesía, libros de referencia y libros ilustrados como libros de arte, libros para niños y novelas gráficas y cómics.

En el caso de Non-Fiction, las tasas son muy cercanas, ya que el 35% de los lectores digitales prefieren libros impresos y el 30% los libros electrónicos, mientras que en el caso de Fiction la diferencia es aún más estrecha: El 33% prefiere libros impresos y el 33% prefiere libros electrónicos, mientras que el 21% dice que no tiene preferencia por uno u otro formato, y el 5% prefiere audiolibros. También cabe destacar que el 30% de los lectores digitales no leyeron ningún libro de ficción impreso el año pasado y el 35% dijo que no leyó ningún libro electrónico de ficción.

Cuando se trata de ventas de ficción, Romance, Ficción Histórica y Misterio y Policiíca son las populares en formato ebook, mientras que Novelas Gráficas y Cómics y Ficción en general se venden mejor en versión impresa. Non-Fiction vende en gran parte en formato impreso (aunque los libros de negocios son el género más popular en el formato digital), ya que muchos de estos libros se entregan como regalo.

Determinación de precios

El precio es el factor más importante para los lectores digitales cuando deciden comprar un libro (en cualquier formato). De promedio, piensan que los libros electrónicos deberían costar 9,18 dólares y los libros impresos deberían costar un poco más, 11,68 dólares. También hay una parte importante que piensa que no debería tener que pagar por el contenido nunca: el 18% de los lectores digitales piensa que los libros electrónicos deberían ser gratuitos y el 15% piensa que los libros impresos deberían ser gratuitos. Dicho esto, estas cifras se acercan bastante al número de lectores digitales que usan redes P2P para conseguir sus ebooks (14%).

Cuando se desglosan por género, los lectores digitales están dispuestos a pagar más por libros ilustrados impresos (14$) y menos por novelas románticas, gráficas y cómics digitales (8$). Si observamos los precios de lista promedio en Canadá, podemos ver que la No-Ficción Ilustrada tiene un promedio de precio de 16.37$ para el libro electrónico y 26.43$ para el impreso, mientras que el Romance tiene un promedio de 5.79$ para el libro electrónico y 12.80$ para el impreso

Por último, más lectores digitales dijeron que creen que las novelas gráficas y los cómics deberían ser más frecuentemente gratuitos que cualquier otro género tanto en papel (20%) como en digital (18%). Esto se debe posiblemente a la popularidad de los cómics web, muchos de los cuales están disponibles de forma gratuita.

 

usability

Dispositivos

El 62/% de los lectores digitales utilizan tabletas, lo que las convierte en el dispositivo más utilizado para la lectura de libros electrónicos, y son especialmente populares entre las personas de entre 35 a 54 años. En segundo lugar, con un 61%, se encuentra el smartphone, que es el dispositivo más popular entre los lectores digitales de los menores de 34 años  (y el menos popular entre los que tienen 55 años o más). Sorprendentemente, el 59% leen en un ordenador portátil o de sobremesa, que son, de nuevo, los más populares entre los menores de 34 años, mientras que los lectores que lo hacen en dispositivos de tinta electrónica se sitúan en último lugar. Esto se debe posiblemente al hecho de que la mayoría de la gente ya tiene otros dispositivos digitales para leer libros electrónicos, lee en sus móviles o en una tableta, por lo que los lectores electrónicos dedicados no tienen mucho sentido económicamente. Sin embargo son más populares entre los lectores de 55 años o más años, que también es el grupo que menos probabilidades tiene de tener un teléfono inteligente.

Aplicaciones

También se preguntó a los lectores digitales qué aplicaciones utilizaban para leer libros electrónicos, de acuerdo con los dispositivos que utilizan. La aplicación más popular en la tabletas es Amazon Kindle (20%), seguida de Apple iBooks (16%), Google Books (14%), navegadores web (13%), Kobo (13%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (6%), Barnes & Noble (3%) y otros (3%). (El resto informó que no usan un dispositivo en particular para leer libros electrónicos.)

En el smartphone, las apps utilizadas son bastante similares, aunque Google encabeza la lista con un 20% de lectores digitales que la utilizan. Le siguen de cerca Amazon Kindle (17%), Apple iBooks (15%), navegadores web (15%), Kobo (10%), OverDrive (9%), Adobe Digital Editions (4%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Cuando se trata de ordenadores portátiles, no es de extrañar que los navegadores web sean la opción más popular, con un 26% de lectores digitales que los usan. Le siguen Amazon Kindle (16%), Google Books (16%), Kobo (9%), Adobe Digital Editions (8%), Apple iBooks (7%), OverDrive (6%), `Otros’ (4%) y Barnes & Noble (3%).

Características de accesibilidad

Las funciones de accesibilidad más utilizadas, incluso entre las personas que no informaron sobre una discapacidad, son el ajuste del tamaño o el espaciado de la fuente (45%), la visualización nocturna (42%), el cambio de la orientación del texto (28%), el uso del “modo de lectura” para tableta o teléfono (26%), el cambio del texto o del color de fondo (26%), el ajuste de la ampliación de la pantalla (25%) y el uso de un lector de  audio en pantalla (13%). Aproximadamente la mitad de todos los lectores digitales utilizan características de accesibilidad de algún tipo.

Desplazamiento 

En un sorprendente giro de expectativas, la encuesta reveló que el barrido horizontal y las capturas de pantalla son las formas más populares de avanzar a través de las páginas de un libro electrónico, cada uno de estos dos métodos es utilizado por el 32% de los lectores digitales. De modo que los lectores no han sido condicionados por sus teléfonos inteligentes a utilizar el desplazamiento vertical, ya que la mayoría de los lectores digitales prefieren los movimientos horizontales de giro de página que reflejan la experiencia de manejar un libro impreso. y sólo el 18% de los encuestados dijeron que el desplazamiento vertical era su método de avance de página favorito. También al 18% informó que pulsa un botón para avanzar a la página siguiente.

Búsqueda de información

Preguntados los lectores digitales cómo buscan información en un libro electrónico: El 67% de los encuestados dijo que utiliza la tabla de contenidos; el 45% utiliza la función de búsqueda de su dispositivo; el 43% utiliza el índice; el 38% utiliza sus propios marcadores; y el 20% utiliza enlaces en el texto. (Los encuestados pudieron seleccionar más de una opción, por lo que los porcentajes no sumarán el 100%).

¿Qué quieren los lectores?

Después de ver los resultados, se revisaron los comentarios de los lectores digitales para averiguar exactamente lo que quieren de sus ebooks y dispositivos/aparatos de lectura electrónica. En primer lugar, quieren mejorar las funciones de resaltado, especialmente en los dispositivos de tinta electrónica, que sean más fáciles de usar y, en general, más funcionales.

También quieren la opción de leer sin interrupción, es decir, sin notificaciones, cuando se utiliza cualquier dispositivo que no sea un lector electrónico dedicado. Si esto significa una sugerencia para activar el “Modo Avión” antes de leer o una función que ayuda a silenciar todas las notificaciones, es evidente que los encuestados quieren escapar del mundo real durante su tiempo de lectura.

Los lectores digitales también buscan características de navegación más robustas y creativas. Quieren tener la capacidad de ir y venir fácilmente entre las secciones del libro, entre, digamos, la historia y un glosario, un mapa de una ciudad de fantasía o un árbol genealógico. Estos niveles adicionales de navegación deben anticipar las necesidades de los lectores y hacer que la experiencia sea lo más cómoda y natural posible.

Otra petición común es eliminar la cantidad de esfuerzo que debe hacerse para la adquisición y el uso de un libro electrónico, desde la compra del libro hasta la experiencia de la lectura en sí. Los lectores quieren archivos que funcionen en todos los dispositivos y una mayor duración de la batería para esos dispositivos. Los productores de libros electrónicos y lectores electrónicos necesitan igualar o, mejor aún, superar otras experiencias sin fisuras que compiten por la atención del lector. Si un cliente tiene un problema para comprar o acceder a su ebook, puede que decida ver Netflix en su lugar.

En conclusión, los lectores digitales quieren un buen diseño del libro electrónico y eso pasa porque el libro electrónico sea casi invisible. Es decir, que todo el trabajo de creación y distribución de un libro electrónico debe pasar desapercibido en última instancia, ya que el marco de trabajo de lectura electrónica se sale del camino de la experiencia de lectura tradicional.

 

RESUMEN

Lectura impresa vs. lectura digital

El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitalmente, 43% en papel y 12% en audio.

¿Dónde adquieren sus ebooks?

Amazon – 53%
Google – 33%
Kobo – 30%
Biblioteca – 25%
Manzana – 20%
Sitios Torrent – 14%

Precios

El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico.¡ es 9,18 dólares
El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso es 11,68 dólares .

Dispositivos

El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

El 62% de los lectores digitales en Canadá utiliza tabletas

Funciones de accesibilidad más utilizadas

Tamaño de fuente – 45%.
Visualización nocturna – 42%.
Oriente el texto – 28%
Modo de lectura – 26%.
Ajustar el color – 26%.
Ampliación de la pantalla – 25%.
Lector de pantalla – 13%.

Búsqueda de información

El 67% de los lectores digitales utilizan la tabla de contenidos

Datos e información sobre el lector digital canadiense promedio

thedigitalreader

A principios de 2018, se entrevistó  a 500 canadienses que leían libros digitales para explorar la usabilidad de los libros electrónicos desde la perspectiva de un lector.  Los principales resultados se muestran en esta infografía.

Resumen

  • El año pasado, el lector digital promedio leyó 45% digitales, 43% en papel y 12% en audio.
  • ¿Dónde adquieren sus ebooks?
    Amazon – 53%
    Google – 33%
    Kobo – 30%
    Biblioteca – 25%
    Apple – 20%
    Sitios Torrent – 14%
  • El precio medio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro electrónico. son 9,18 dólares
  • El precio promedio que los lectores digitales están dispuestos a pagar por un libro impreso son 11 dólares
  • El 43% de los lectores digitales no utilizan lectores electrónicos.
  • El precio es el factor más importante en su decisión de compra.

Estado de la edición digital en Canadá 2017

state-of-digita_30415996

The State of Digital Publishing in Canada 2017 (5th Annual Edition). BookNet Canada, 2018

Texto completo

 

El estudio de este año es la quinta edición anual de The State of Digital Publishing in Canada. Cuando se trata de ventas unitarias de libros en Canadá, según la encuesta trimestral de consumidores, el 18,6% de las compras en 2017 fueron libros electrónicos. Esto supone un ligero aumento con respecto a 2016, cuando las ventas de libros electrónicos representaban el 16,9% de todas las compras. Al mismo tiempo, también aumentó el número de editores que producen libros electrónicos: El 94% de las editoriales informaron que actualmente están produciendo libros electrónicos, un 3% más que en 2016 (91%). El número de ventas de libros digitales también ha crecido desde 2016

Los audiolibros siguen prosperando, y la producción en Canadá ha experimentado un crecimiento continuo en los últimos tres años. En 2015, sólo el 16% de las empresas producían audiolibros digitales, mientras que en 2017 esa cifra se disparó al 61%.

 

Libro blanco sobre la preservación de datos de investigación de la Asociación Canadiense de Bibliotecas de Investigación

2018-05-18_10-23-43

Research Data Preservation in Canada. Canadian Association of Research Libraries, 2018

Texto completo

 

La red Portage Network acaba de publicar un libro blanco titulado Research Data Preservation in Canada (Preservación de datos de investigación en Canadá), escrito por miembros del Portage Preservation Expert Group (PEG), en nombre de la Canadian Association of Research Libraries (Asociación Canadiense de Bibliotecas de Investigación)

 

El Grupo de Expertos en Preservación (PEG) fue creado para asesorar a la red de investigación Portage Network en el desarrollo de la infraestructura de gestión de datos de investigación (RDM) y las mejores prácticas para preservar los datos y metadatos de investigación en Canadá.

Los miembros de PEG han escrito este Libro Blanco como documento base para describir el panorama actual de la preservación digital, resaltando algunos de los trabajos de preservación digital que ya se están llevando a cabo en Canadá, e identificar los desafíos que deben ser abordados por Portage y otras partes interesadas para desarrollar y mejorar la capacidad e infraestructura de RDM en todo el país.

Portage es una iniciativa nacional de gestión de datos de investigación para ayudar a los investigadores y otras partes interesadas en la gestión de datos de investigación a través de una red de expertos en RDM basada en bibliotecas y plataformas nacionales para la planificación, preservación y descubrimiento de datos de investigación. Portage es administrado por la Asociación Canadiense de Bibliotecas de Investigación.

Datos de la industria editorial en Canadá durante 2016

BookNet Canada

Canadian publishing in 2016: A review
BookNet Canada January 30, 2017 Research & Analysis

Texto completo

Las ventas de libros bajaron una cantidad pequeña 2016 comparado con 2015, con una disminución de 6.4% en todos los géneros. En las categorías de ficción y no ficción, las ventas también bajaron ligeramente. Sin embargo, en el caso de los libros juveniles, las ventas fueron prácticamente similares entre 2015 y 2016.

unitssold

Ventas de libros en Canadá. Comparativa 2015-2016

El valor de las ventas también disminuyó ligeramente entre 2015 a 2016, con un valor estimado de un 3,6% menos en el año en curso. Una vez más, el valor vendido en 2016 fue inferior a la cifra de 2015 en las categorías de ficción y no ficción. Sin embargo, el valor de lo recaudado por la venta de libros juveniles vendidos aumentó en 2016 en comparación con los números de 2015.

El valor de las ventas de libros en Canadá entre 2015-2016

Respecto a las preferencias de formato por parte del consumidor.

Ventas por formato

Las ventas de audiolibros y los libros de tapa dura se han mantenido bastante planas. En 2016, las compras de audiolibros representaron de promedio, el 2,6% del total de compras de libros, mientras que en 2015 fue del 2,2%. Las compras de libros de tapa dura representaron el 24,2% en 2015 y bajaron sólo ligeramente hasta el 23,9% en 2016.

Los libros electrónicos en 2015 vendieron el 19,0% del total de compras de libros y en 2016 la cuota de ventas de libros electrónicos cayó al 16,9%. Por el contrario, las compras de libros de bolsillo tuvieron una tasa de mercado del 51.1% de las compras en 2015, y han aumentado hasta el 54.2% en 2016.

Respecto a los canales de distribución del libro se mantuvieron prácticamente con la misma tónica entre 2015 y 2016. Los canales en línea (incluida la aplicación en línea, móvil y ebook / audio) aumentaron del 46,2% de 2015 al 48,0% en 2016. En los canales físicos disminuyeron las ventas (cadenas, librerías, clubes de libros y supermercados) desde un 53,7% en 2015 a un 52,0% en 2016.