Archivo de la etiqueta: Derecho a la intimidad

Tor Browser: el navegador que no deja ningún rastro de tu identidad y te permite navegar de manera anónima

 

1200px-tor-logo-2011-flat.svg_

 

Tor Browser

Descargar

https://www.torproject.org/download/

Defiéndete mientras navegas, Tor Browser permite navegar de forma anónima escondiendo nuestra IP real, de este modo protege tu navegación contra el rastreo, la vigilancia y la censura. Si está en un país Tor está bloqueado, se puede configurar para que se conecte a un puente durante el proceso consulta sólo tendremos que seleccionar la opción “Tor is censored in my country”.

Tor es una red de túneles virtuales que permiten mejorar tu privacidad y seguridad en Internet, funciona enviando tu tráfico a través de tres servidores aleatorios (también conocidos como repetidores) en la red Tor.

Además el navegador Tor bloquea los plugins como Flash, RealPlayer, QuickTime, y otros, que pueden ser manipulados para que revelen tu dirección IP, no se recomienda la instalación de complementos o plugins adicionales en Tor. Los plugins o addons pueden eludir a Tor o comprometer su privacidad. El Navegador Tor ya viene con HTTPS Everywhere, NoScript, y otros parches para proteger su privacidad y seguridad.

Tor Browser usa la red Tor para proteger su privacidad y anonimato a través de estas características

  • Tu proveedor de servicios de Internet, y cualquiera que vigile su conexión localmente, no podrá rastrear tu actividad en Internet, incluyendo los nombres y direcciones de los sitios web que visites.
  • Los operadores de los sitios web y servicios que utiliza, y cualquiera que los esté vigilando, verá una conexión procedente de la red Tor en lugar de tu dirección de Internet (IP) real, y no sabrán quién eres a menos que te identifiques de manera explícita.
  • Además, el navegador Tor está diseñado para evitar que los sitios web “tomen huellas” o nos identifiquen basándose en la configuración de su navegador.
  • Por defecto, Tor no guarda ningún historial de navegación. Las cookies sólo son válidas para una única sesión

 

 

El derecho a que se elimine cierta información personal de las búsquedas en línea

 

google-right-to-be-forgotten-banner

 

Brooke, Auxier. Most Americans support right to have some personal info removed from online searches. Washington D. C.: Pew Research, 2020

Ver encuesta

Art. 17 GDPR Right to erasure (‘right to be forgotten’)

Derecho al olvido

 

La capacidad de evitar que la información personal sea susceptible de ser buscada en línea está en el centro del debate en torno al “derecho al olvido” – un término que llamó la atención por primera vez en 2014 cuando el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas falló contra el gigante de los motores de búsqueda Google en un caso de privacidad de alto perfil. El derecho al olvido es un concepto relacionado con el Habeas Data y la protección de datos personales, el derecho al honor, intimidad e imagen

 

Una encuesta de Pew Research encuentra que la mayoría de los estadounidenses apoyan el derecho a que se elimine alguna información personal de las búsquedas en línea. Así, el 74% de los adultos de EE.UU. dice que es más importante poder “evitar que la información sobre ellos mismos se puedan buscar en línea”, mientras que el 23% dice que es más importante poder “descubrir información potencialmente útil sobre los demás”.

Una abrumadora mayoría de los adultos estadounidenses (85%) cree que todos los estadounidenses deberían tener el derecho a que se eliminen las fotos y los vídeos potencialmente embarazosos de los resultados de búsqueda públicos en línea. Aproximadamente dos tercios (67%) dicen que este debería ser un derecho para todos los estadounidenses cuando se trata de información sobre el historial de empleo o los registros de trabajo, y más de la mitad (56%) dicen que todos los estadounidenses deberían tener el derecho a que la cobertura negativa de los medios de comunicación sobre ellos mismos se elimine de los resultados de búsqueda públicos.

Cuando se trata de datos recopilados por las fuerzas del orden, como antecedentes penales y fotografías de delincuentes, algunos grupos son más inclinados que otros a decir que creen que la eliminación de dicha información de los resultados de la búsqueda debería ser un derecho de todos los estadounidenses. Los hombres son más dados que las mujeres a decir esto (47% vs. 32%), al igual que los estadounidenses negros (44%) en comparación con los blancos (39%) e hispanos (33%).

 

El abismo de las redes sociales : culturas críticas de internet y la fuerza de la negación

Diverse people with emoticons using mobile phones

Lovink, Geert. El abismo de las redes sociales : culturas críticas de internet y la fuerza de la negación. Madrid: Remediables, 2019

Texto completo

ePub

A diario, millones de usuarios actualizan sus timelines,  actualizan fotos,  documentan su bienestar o malestar y lo comparten en sus redes sociales. Somos usuarios tentados a no abandonar nunca estos espacios, aunque en el fondo reneguemos de la lógica absorbente de dichas redes. ¿Qué necesitamos para librar esta batalla con la imperante necesidad de actualizarnos o declararnos activistas en la red en épocas de flujo perpetuo ? Esa misma red que también implica lógicas de vigilancia, mercado y control.

El teórico de los medios de comunicación y crítico de Internet holandés Geert Lovink se sumerge en la condición paradójica de la nueva normalidad digital frente a un estado de emergencia vivido. Hay una conciencia aumentada, post-Snowden; sabemos que estamos bajo vigilancia pero hacemos clic, compartimos, clasificamos y remezclamos con una perversa indiferencia hacia las tecnologías de captura y las culturas del miedo. A pesar de la incursión en la privacidad por parte de empresas como Facebook, Google y Amazon, el uso de las redes sociales sigue siendo un hábito diario, con aparatos cada vez más pequeños que ahora forman parte integral de nuestras ocupadas vidas. Nos encontramos entre la ansiedad por la adicción y el uso subliminal y obsesivo. ¿Dónde se aventuran el arte, la cultura y la crítica cuando lo digital se desvanece en el fondo?

Geert Lovink se adentra en el frenético debate de los medios sociales, examina la relación simbiótica y a la vez problemática entre las redes y los movimientos sociales, y desarrolla la noción de redes organizadas. Lovink no sólo se somete al alma vacía de la comunicación 24/7, sino que proporciona al lector alternativas radicales.

La cultura de Selfie es uno de los muchos temas de Lovink, junto con la obsesión por Internet del escritor estadounidense Jonathan Franzen, la Internet en Uganda, la estética de Anonymous y una anatomía de la religión Bitcoin. ¿Contribuirá la monetización a través de las ciberdivisas y la financiación colectiva a una redistribución de la riqueza o ampliará aún más la brecha entre ricos y pobres? En esta era de la gratuidad, ¿cómo se diseña colectivamente un modelo de ingresos del 99%? Bienvenido de nuevo a la cuestión social.

 

La vigilancia omnipresente por parte de Facebook y Google supone una amenaza sistémica para los derechos humanos según Amnistía Internacional

 

267285-1

Facebook and Google’s Pervasive Surveillance Poses an Unprecedented Danger to Human Rights”. Amnesty International, 2019

Texto completo

 

La vigilancia omnipresente de miles de millones de personas por parte de Facebook y Google supone una amenaza sistémica para los derechos humanos, ha advertido Amnistía Internacional en un nuevo informe en el que pide una transformación radical del modelo de negocio principal de los gigantes de la tecnología.

“Gigantes de la vigilancia” explica cómo el modelo de negocio basado en la vigilancia de Facebook y Google es intrínsecamente incompatible con el derecho a la privacidad y supone una amenaza sistémica para una serie de otros derechos, como la libertad de opinión y expresión, la libertad de pensamiento, y el derecho a la igualdad y la no discriminación.

“Google y Facebook dominan nuestras vidas modernas, acumulando un poder sin precedentes sobre el mundo digital al recopilar y monetizar los datos personales de miles de millones de personas. Su insidioso control de nuestras vidas digitales socava la esencia misma de la privacidad y es uno de los desafíos que definen los derechos humanos en nuestra era”, ha manifestado Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía Internacional.

“Para proteger nuestros valores humanos fundamentales en la era digital -dignidad, autonomía, privacidad- se necesita una revisión radical de la forma en que opera la Gran Tecnología, y transitar a una Internet que tenga los derechos humanos en su centro”.

Mientras que otras empresas de las grandes tecnologías – incluyendo Apple, Amazon y Microsoft – han acumulado un poder significativo en otras áreas, son las plataformas propiedad de Facebook y Google las que se han convertido en fundamentales para que la gente se involucre e interactúe entre sí – efectivamente una nueva plaza pública global.

Los gigantes de la tecnología ofrecen sus servicios a miles de millones de personas sin cobrarle a los usuarios. En cambio, los individuos pagan por los servicios con sus datos personales íntimos, siendo constantemente rastreados a través de la web y en el mundo físico también, por ejemplo, a través de dispositivos conectados. Esta recopilación y análisis de los datos personales de las personas a una escala sin precedentes es incompatible con todos los elementos del derecho a la privacidad, incluida la libertad de intrusión en nuestras vidas privadas, el derecho a controlar la información sobre nosotros mismos y el derecho a un espacio en el que podamos expresar libremente nuestras identidades.

Las plataformas de Google y Facebook están respaldadas por sistemas algorítmicos que procesan enormes volúmenes de datos para facilitar características increíblemente detalladas sobre las personas y dar forma a su experiencia en línea. Posteriormente los anunciantes pagan a Facebook y Google para obtener estos datos y poder dirigirse a las personas con publicidad o mensajes específicos. El escándalo de Cambridge Analytica puso de manifiesto la facilidad con la que los datos de las personas pueden ser mal utilizados de forma imprevista con el objetivo de manipularlos e influir sobre ellos.

Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para revisar el modelo empresarial basado en la vigilancia y protegernos de los abusos de los derechos humanos de las empresas, incluso mediante la aplicación de leyes sólidas de protección de datos y la regulación efectiva de las grandes tecnologías de acuerdo con la legislación sobre derechos humanos.

Como primer paso, los gobiernos deben promulgar leyes que garanticen que las empresas, entre ellas Google y Facebook, no puedan condicionar el acceso a sus servicios a que las personas “den su consentimiento” para la recogida, el tratamiento o la puesta en común de sus datos personales con fines de marketing o publicidad. Las empresas como Google y Facebook también tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos dondequiera y como quiera que operen.

 

 

Internet y privacidad: preocupación, confusión y falta de control sobre su información personal

privacidade-menina

Americans and Privacy: Concerned, Confused and Feeling Lack of Control Over Their Personal Information. Pew Research, 2019

Texto completo

 

Las mayoría de los encuestados por Pew Research piensan que sus datos personales son menos seguros ahora, que la recopilación de datos plantea más riesgos que beneficios, y creen que no es posible pasar por la vida diaria sin ser rastreados.

 

La mayoría de los estadounidenses cree que sus actividades en línea y fuera de línea están siendo rastreadas y monitoreadas por las empresas y el gobierno con cierta regularidad. De una manera tan común que aproximadamente seis de cada diez adultos estadounidenses dicen que no creen que sea posible pasar por la vida cotidiana sin que las empresas o el gobierno recopilen datos sobre ellos .

Los productos y servicios basados ​​en datos a menudo se comercializan con el potencial de ahorrar tiempo y dinero a los usuarios o incluso mejorar la salud.y bienestar Aún así, una gran parte de los adultos estadounidenses no están convencidos de que se beneficien de este sistema de recolección de datos generalizada. Alrededor del 81% dice que los riesgos potenciales que enfrentan debido a la recopilación de datos por parte de las empresas superan los beneficios, y el 66% dice lo mismo sobre la recopilación de datos del gobierno. Al mismo tiempo, la mayoría de los estadounidenses informan estar preocupados por la forma en que sus datos están siendo utilizados por las empresas (79%) o el gobierno (64%). La mayoría también siente que tiene poco o ningún control sobre cómo estas entidades usan su información personal, según una nueva encuesta de adultos estadounidenses realizada por Pew Research Center que explora cómo se sienten los estadounidenses sobre el estado de privacidad en la nación.

Las preocupaciones de los estadounidenses sobre la privacidad digital se extienden a aquellos que recopilan, almacenan y usan su información personal. Además, la mayoría del público no confía en que las corporaciones sean buenos administradores de los datos que recopilan. Por ejemplo, el 79% de los estadounidenses dice que no confía demasiado o que no confía en que las empresas admitirán errores y se responsabilizarán si hacen un mal uso o comprometan la información personal, y el 69% informa tener la misma falta de confianza de que las empresas utilizarán su información personal.

 

Privacidad y bibliotecas en la era digital

 

libraries-1

The Current Privacy Landscape” Focus of New Issue of ARL’s “Research Library Issues” Research Library Issues, no. 297 (2019): The Current Privacy Landscape
Published May 6, 2019. DOI: 10.29242/rli.297

Texto completo

En este primer número de Research Library Issues (RLI) de 2019, los autores exploran la privacidad desde una perspectiva legal, digital y aplicada, centrándose en las implicaciones y oportunidades para las bibliotecas de investigación. El panorama actual de la privacidad pone de relieve la necesidad de una comprensión matizada de la complicada naturaleza de la privacidad en la actualidad. Las bibliotecas de investigación deben colaborar con otros actores relacionados con la privacidad dentro de las instituciones y en los ámbitos legislativo y de políticas públicas, y actuar como instituciones de confianza dentro de una sociedad democrática. La Asociación de Bibliotecas de Investigación (ARL) coloca la privacidad en el nivel más alto de sus prioridades de promoción y políticas públicas. Esperamos que este número de RLI ayude al lector a identificar políticas y prácticas de privacidad institucionales para investigar y adoptar en medio de cambios en las interfaces entre los usuarios y la información, y dentro del contexto más amplio del panorama político estadounidense e internacional.

 

 

 

Informe de la IFLA sobre los desafíos al derecho a la privacidad en la era digital

268f9b1610bd3dc2134950efb2c9de9f

 

The right to privacy in the digital age. Paris: IFLA, 2018

 

En respuesta a una solicitud de pruebas sobre el derecho a la privacidad en la era digital, de las Naciones Unidas sobre la privacidad, la IFLA respondió destacando la importancia de la privacidad para la libertad intelectual y el papel que las bibliotecas pueden desempeñar en la consecución de este objetivo. En el informe se pone de relieve la valiosa función que pueden desempeñar las bibliotecas en la promoción y protección del derecho a la privacidad en la era digital.

Texto completo

El Consejo de Derechos Humanos adoptó el 23 de marzo de 2017 la resolución 34/7 sobre “el derecho a la privacidad en la era digital”. Esto conllevaba dos acciones de seguimiento: organizar un taller de expertos sobre el tema y preparar un informe. El objetivo era identificar principios, normas y definir las mejores prácticas en relación con la promoción y protección del derecho a la intimidad en la era digital.

El taller tuvo lugar los días 19 y 20 de febrero de 2019 en Ginebra. La presentación del informe tenía como fecha límite el 9 de abril de 2018. Así, la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) aprovechó la oportunidad para hacer una aportación significativa sobre los desafíos relacionados con el derecho a la intimidad en la era digital.

Leyes sobre el borrado de información en línea

 

derecho-olvido

Laws on Erasure of Online Information: Canada • France • European Union • Germany • Israel Japan • New Zealand • Norway • Portugal Russia • Spain • United Kingdom. Washington D. C., The Law Library of Congress, Global Legal Research Center, 2017.

 

Texto completo

Este informe describe las leyes de doce jurisdicciones que tienen alguna forma de recurso disponible que permite la eliminación de datos en línea basados en el daño a la privacidad de los individuos o intereses de reputación, incluyendo pero no limitado a la difamación. Seis de los países encuestados se encuentran dentro de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo, por lo que han aplicado la legislación de la UE. También se examinan cinco jurisdicciones no pertenecientes a la UE.

El análisis comparativo entre las distintas jurisdicciones plantea problemas terminológicos, ya que el lenguaje jurídico entre las distintas jurisdicciones parece a veces mezclar conceptos que podrían considerarse analíticamente distintos. La legislación de la UE, por ejemplo, utiliza las frases “derecho de borrado” y el “derecho a ser olvidado” sinónimamente, eliminando la diferencia entre el derecho a corregir datos incorrectos o incompletos en los documentos de origen y el derecho a que se eliminen los resultados de la búsqueda, independientemente de si el material fuente subyacente se ha alterado o eliminado.

Países de la UE. Como se describe detalladamente en la encuesta de la UE, la legislación de la UE en este ámbito surgió de una Directiva de protección de datos de 1995 que daba a las personas el derecho a borrar datos erróneos o incompletos. Una decisión del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 2014 amplió este derecho para establecer el derecho a eliminar los resultados de la búsqueda de información personal incluso sin suprimir dicha información de la publicación original, cuando los intereses de privacidad de las personas compensan el interés público en mantener la información. Un Reglamento de 2016 que se aplicará en todos los Estados miembros de la UE antes del 25 de mayo de 2018 codificará la decisión de 2014.

La mayoría de los países de la UE encuestados, además del Derecho comunitario, tienen una legislación nacional paralela que regula los contenidos nocivos en línea. El Reino Unido, que está previsto que abandone la UE, tiene sin embargo una legislación pendiente para actualizar su legislación sobre protección de datos que abordará cómo se aplicarán determinadas disposiciones del Reglamento de la UE de 2016.

Los países encuestados de fuera de la UE tienen una serie de puntos de vista diversos sobre estos temas:

Rusia tiene sanciones penales por “invasión de la privacidad personal” por la difusión ilegal de información privada sobre una persona, que se ha utilizado para perseguir la “pornografía por venganza”. Su Código Civil establece el derecho a exigir la eliminación de las imágenes que se distribuyen indebidamente en Internet, y en virtud de su Ley de Información reconoce el derecho a ser olvidadas -el derecho de los solicitantes a solicitar a los operadores de motores de búsqueda que eliminen los resultados de búsqueda ilegales, inexactos u obsoletos.

Nueva Zelanda dispone de sólidos recursos legales para resolver los contenidos nocivos en línea.

Canadá. La legislación canadiense no sólo prevé la tramitación de las denuncias relativas a cuestiones de privacidad y reputación por conducto de la Oficina del Comisionado para la Privacidad, sino también de recursos judiciales que incluyen medidas cautelares contra los motores de búsqueda para que los sitios web que no figuren en las listas puedan ser eliminados.

Japón. La ley japonesa permite a los proveedores de alojamiento de Internet eliminar el contenido difamatorio, y así establecer un refugio seguro contra la responsabilidad de dichos proveedores, además de disponer de un mecanismo para que las víctimas soliciten la eliminación de la información infractora y aplica un mecanismo más fácil y rápido para bloquear la “venganza pornográfica”. También proporciona un medio por el cual las víctimas pueden obtener la identificación de los delincuentes del proveedor de servicios.

Israel. La Ley de difamación de Israel ha sido aplicada por un tribunal contra Google por no haber cambiado un código técnico que derivó en información difamatoria en las búsquedas en línea.

 

 

Informe anual sobre privacidad 2017

2017-11-09_15-32-19

El trabajo de la DHS Privacy Office de estados Unidos apoya las cinco misiones principales del DHS  (1) prevenir el terrorismo y mejorar la seguridad; (2) asegurar las fronteras; (3) hacer cumplir las leyes de inmigración; (4) salvaguardar el ciberespacio; y (5) fortalecer la preparación nacional, así como el importante objetivo transversal de madurar y fortalecer la seguridad nacional integrando el intercambio de información y preservando la privacidad, la supervisión y la transparencia en la ejecución de todas las actividades departamentales.

Para lograr estos resultados estratégicos, DHS Privacy Office estableció cuatro metas en su Plan Estratégico del Año Fiscal 2015-2018, cada una de ellas apoyada por objetivos específicos y mensurables, y explicadas en detalle en los capítulos que siguen:

  • Objetivo 1 (Política de Privacidad y Divulgación): Fomentar una cultura de privacidad y divulgación y demostrar liderazgo a través de políticas y asociaciones;
  • Objetivo 2 (Alcance, Educación e Informes): Proporcionar alcance, educación, capacitación e informes para promover la privacidad y transparencia en la seguridad nacional;
  • Objetivo 3 (Cumplimiento y Supervisión): Llevar a cabo programas sólidos de cumplimiento y supervisión para asegurar la adherencia a las leyes y políticas federales de privacidad y divulgación en todas las actividades del DHS, y promover las mejores prácticas de privacidad y orientación a las actividades de intercambio de información e inteligencia del Departamento;
  • Objetivo 4 (Excelencia de la Fuerza Laboral): Desarrollar y retener a los mejores profesionales de privacidad y divulgación en el Gobierno Federal.

Prácticas de Privacidad y Transparencia de los Proveedores de Servicios en Línea en relación al Acceso a los Datos del Usuario por parte del Gobierno

35872778635_c6ea77165f_b_d

 

EFF, “Who Has Your Back”, 2017

Texto completo

 

Los datos almacenados en nuestros teléfonos móviles, ordenadores portátiles y, especialmente, nuestros servicios en línea permiten tener un cuadro detallado de nuestras vidas -dónde vamos, con quiénes nos relacionamos, qué decimos, nuestras afiliaciones, nuestras opiniones políticas y nuestras creencias-. En 2016, el gobierno de los Estados Unidos envió al menos 49.868 solicitudes a Facebook para obtener datos de los usuarios; 27.850 solicitudes a Google y 9.076 a Apple. Estas empresas no están solas: donde los usuarios ven nuevas formas de comunicarse y almacenar datos, los agentes de la ley ven nuevas vías para la vigilancia. El séptimo informe anual de la EFF, “Who Has Your Back” analiza las formas en que muchas compañías tecnológicas están preservando la privacidad del usuario en esta era de vigilancia digital sin precedentes.

 

Nueve compañías obtuvieron tres estrellas en cada categoría este año: Adobe, Credo, Dropbox, Lyft, Pinterest, Sonic, Uber, Wickr y WordPress. Cada uno tiene un historial de defensa de la privacidad del usuario frente al exceso de gobierno por haber mejorado sus prácticas para cumplir con los estándares más estrictos.

Dos empresas de tecnología obtuvieron ganaron sólo dos estrellas: Amazon y WhatsApp, La encuesta de EFF mostró que aunque ambas empresas han hecho un trabajo significativo para defender la privacidad de los usuarios -el EFF, en especial, alaba el trabajo de WhatsApp para adoptar un cifrado de usuario a usuario para mantener la privacidad de sus mil millones de usuarios en todo el mundo- si bien, sus políticas siguen estando rezagadas. El gigante minorista en línea Amazon ha sido calificado como el número uno en el servicio al cliente, sin embargo, no ha adoptado los compromisos públicos de respaldar la privacidad digital de sus usuarios que el si tienen el resto de la industria.

AT & T, Comcast, T-Mobile y Verizon obtuvieron el puntaje más bajo, obteniendo cada una de ellas una sola estrella. Aunque han adoptado una serie de mejores prácticas de la industria, como publicar informes de transparencia y exigir una autorización para el contenido, todavía deben comprometerse a informar a los usuarios antes de divulgar sus datos al gobierno y crear una política pública de solicitar revisión judicial de todas las NSL.