Archivo de la etiqueta: Directrices

Directrices de privacidad de la biblioteca para proveedores

Library Privacy Guidelines for Vendors. ALA, 2021

Texto original

La protección de la privacidad y la confidencialidad de los usuarios ha sido durante mucho tiempo una parte integral de la misión de libertad intelectual de las bibliotecas. El derecho a la libre indagación garantizado por la Primera Enmienda depende de la capacidad de leer y acceder a la información libre del escrutinio del gobierno o de terceros. En su prestación de servicios a los usuarios de las bibliotecas, los bibliotecarios tienen la obligación ética, expresada en el Código de Ética de la Asociación Americana de Bibliotecas y en la Declaración de Derechos de las Bibliotecas, de preservar el derecho a la privacidad de los usuarios y de impedir cualquier uso no autorizado de los datos de los usuarios. Los bibliotecarios y las bibliotecas también pueden tener la obligación legal de proteger los datos de los usuarios de la biblioteca contra la divulgación no autorizada.

Las bibliotecas celebran licencias o acuerdos con terceros proveedores para prestar servicios bibliotecarios a los usuarios y satisfacer las necesidades operativas de la biblioteca. Entre los proveedores externos se encuentran los proveedores de contenidos digitales, los facilitadores de programas e incluso otras bibliotecas, como un consorcio. En el transcurso de la provisión de software, hardware o servicios, la mayoría de los proveedores externos recopilan y utilizan los datos de los usuarios de las bibliotecas por diversas razones, como el análisis y la segmentación de los consumidores, la personalización, la gestión de derechos digitales y el desarrollo de colecciones digitales. Las bibliotecas y los proveedores deben trabajar juntos para garantizar que los contratos y las licencias que rigen la recopilación, el procesamiento, la divulgación y la retención de los datos de los usuarios de la biblioteca reflejen la ética, las políticas y las obligaciones legales de la biblioteca en relación con la privacidad y la confidencialidad de los usuarios.

Elección de un proveedor de terceros

Cuando las bibliotecas inician la búsqueda de un producto o servicio, hay varias formas en las que las bibliotecas se dirigen a los proveedores sobre sus prácticas de privacidad. Las bibliotecas deben incluir requisitos y preguntas sobre privacidad para el proveedor en su solicitud de propuesta (RFP) o proceso de licitación similar. Los requisitos y las preguntas pueden incluir qué datos se recopilan, cómo se recopilan y almacenan los datos, cuánto tiempo se almacenan los datos con el proveedor, y si los datos se comparten con otros terceros y cómo.

Las bibliotecas que solicitan ofertas a los proveedores también deben hacer preguntas a lo largo del proceso de búsqueda relacionadas tanto con el servicio/producto como con las políticas y prácticas del proveedor en torno a la privacidad y seguridad de los datos. Si el servicio o producto no cumple con un requisito de privacidad indicado en la solicitud de propuestas, las bibliotecas deben preguntar a los proveedores sus planes para cumplir con ese requisito. Las bibliotecas deben preguntar cómo cuida el proveedor las violaciones de datos, así como los informes de las bibliotecas o de los usuarios sobre la posible vulnerabilidad del servicio o del producto.

Acuerdos, propiedad de los datos del usuario y requisitos legales

Los acuerdos entre las bibliotecas y los proveedores deben abordar las restricciones apropiadas sobre el uso, la agregación, la retención y la divulgación de los datos de los usuarios, en particular la información sobre los menores. Los acuerdos entre las bibliotecas y los proveedores también deben especificar que las bibliotecas conservan la propiedad de todos los datos de los usuarios y que el proveedor se compromete a respetar las políticas de privacidad y de retención y seguridad de datos de la biblioteca.

Se recomienda encarecidamente a los proveedores que apliquen los principios de privacidad por diseño, es decir, que los productos y servicios deben tener las cuestiones de privacidad “incorporadas, no atornilladas”. Si los productos que se comercializan actualmente no tienen en cuenta estas directrices de privacidad, los vendedores deberían incorporarlas en futuras actualizaciones. Además, los acuerdos entre las bibliotecas y los proveedores deberían reflejar e incorporar las restricciones sobre la posible difusión y uso de los registros y datos de los usuarios de la biblioteca impuestas por la legislación local, estatal y federal.

Menores de edad

Los derechos de los menores varían de un estado a otro, y las responsabilidades legales y la posición del personal de la biblioteca con respecto a los usuarios menores difieren sustancialmente en las bibliotecas escolares, universitarias y públicas. Por lo general, el derecho de un menor a mantener la privacidad de sus registros en la biblioteca se regirá por el estatuto de confidencialidad de la biblioteca de un estado; sin embargo, en las instituciones educativas públicas, la Ley de Derechos Educativos y Privacidad de la Familia (FERPA) también determina la confidencialidad y la divulgación de los registros de la biblioteca de los menores.

Los proveedores que permiten a los menores de 13 años acceder a sus plataformas deben cumplir la Ley federal de protección de la privacidad de los niños en línea (COPPA) y cualquier otra legislación estatal o federal relativa a la recopilación y el intercambio de datos de los menores. Las bibliotecas deben establecer políticas de privacidad claras junto con las agencias locales, estatales y federales que detallen cómo y qué datos sobre los menores se recopilan y comparten con los proveedores y las escuelas.

Políticas de privacidad claras

Las políticas de privacidad deben ser fácilmente accesibles y comprensibles para los usuarios. Para salvaguardar la privacidad de los usuarios es necesario que éstos sepan qué información se recoge sobre ellos, durante cuánto tiempo se almacena, quién tiene acceso a ella y en qué condiciones, y cómo se utiliza. Debe haber una forma de notificar activamente a los usuarios en curso cualquier cambio en las políticas de privacidad del proveedor.

Consentimiento del usuario

El proveedor debe ofrecer a los usuarios opciones sobre la cantidad de información personal que se recopila de ellos y cómo se puede utilizar. Los usuarios deben tener la opción de optar por cualquier recopilación de datos que no sea esencial para las operaciones de la biblioteca y la oportunidad de optar de nuevo en cualquier momento futuro. Toda recopilación de datos no esenciales debería estar desactivada por defecto. En todas las áreas de la biblioteconomía, las mejores prácticas dejan a los usuarios el control de tantas opciones como sea posible en relación con su privacidad.

Acceso a los datos personales

Los usuarios deben tener derecho a acceder a su propia información personal y a corregir la información incorrecta. La verificación de la exactitud ayuda a garantizar que los servicios del proveedor que dependen de la información personal del usuario puedan funcionar correctamente. La orientación sobre cómo el usuario puede acceder a sus datos personales debe ser clara y fácil de encontrar. Los usuarios también deben tener la posibilidad de descargar sus datos personales en un formato de archivo abierto, como CSV, para su propio uso.

El acceso a la información personal debe estar restringido al usuario, al proveedor y a los trabajadores de la biblioteca, según sea necesario para la prestación de servicios y la administración de la biblioteca, y debe ajustarse a las leyes estatales aplicables que abordan la confidencialidad de los registros de la biblioteca, así como a otras leyes locales, estatales y federales aplicables.

Los proveedores deben tener la práctica de borrar los datos de los usuarios cuando se les solicite. Los datos deben ser purgados de los discos duros y servidores, no sólo ocultados a la vista.

Integridad y seguridad de los datos

Siempre que se recojan datos de usuarios, las bibliotecas, los proveedores y cualquier subcontratista deben tomar medidas razonables para garantizar la integridad y la seguridad, incluido el cumplimiento de los requisitos legales aplicables.

  • Seguridad: La seguridad implica medidas de gestión y técnicas para proteger contra la pérdida y el acceso no autorizado, la destrucción, el uso o la divulgación de los datos. Las medidas de seguridad deben integrarse en el diseño, la implementación y las prácticas cotidianas de todo el entorno operativo del proveedor como parte de su compromiso continuo con la gestión de riesgos. El proveedor debe buscar el cumplimiento de las normas de ciberseguridad publicadas por organizaciones como el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST).
  • Encriptación: El uso de la encriptación de datos ayuda a mejorar la seguridad. Todas las transacciones en línea entre las aplicaciones de los clientes (navegadores web, aplicaciones móviles, etc.) y las aplicaciones de los servidores deben estar cifradas. Además, cualquier dato del usuario alojado por el proveedor fuera de las instalaciones (infraestructura basada en la nube, copias de seguridad en cinta, etc.) debe utilizar un almacenamiento cifrado.
  • Minimización de datos: Los proveedores y las bibliotecas sólo deben recopilar, procesar, retener o divulgar los datos de los usuarios que sean necesarios para un proceso o tarea específicos. La recopilación y/o retención excesiva de datos pone a los usuarios en mayor riesgo en caso de una violación de datos.
  • Anonimización: Los datos utilizados para el análisis de usuarios y otros tipos de análisis deben ser anónimos, eliminando o encriptando la información de identificación personal. Aunque la anonimización de datos es una buena práctica, no es infalible.
  • Conservación: Los datos de los usuarios no deben conservarse a perpetuidad. Los proveedores y las bibliotecas deben establecer políticas sobre el tiempo de conservación de los diferentes tipos de datos y los métodos para destruir de forma segura los datos que ya no son necesarios. Por ejemplo, las cuentas que hayan caducado o estén inactivas durante un tiempo determinado deberían ser purgadas. Las políticas de retención también deben abarcar las copias de archivo y las copias de seguridad. Las bibliotecas deben remitirse a las leyes de retención de registros y a las políticas de los órganos de gobierno.
  • Intercambio de datos: Los datos de los usuarios no deben compartirse con otros proveedores u otros asociados comerciales sin el consentimiento del usuario. La mayoría de las leyes estatales sobre la confidencialidad de los registros de la biblioteca no permiten la divulgación de la información personal identificable de los usuarios de la biblioteca o de los datos sobre su uso de los recursos y servicios de la biblioteca sin el consentimiento del usuario o una orden judicial.
  • Solicitudes gubernamentales: Los proveedores y las bibliotecas deben desarrollar y aplicar procedimientos para atender las solicitudes gubernamentales y de las fuerzas del orden de información personal identificable y datos de uso de los usuarios de la biblioteca. Los proveedores y las bibliotecas deben tener en cuenta una solicitud gubernamental o de las fuerzas del orden sólo si es emitida por un tribunal de la jurisdicción competente que demuestre una buena causa y esté en la forma adecuada. Los proveedores deben informar y consultar a la biblioteca cuando crean que están obligados a divulgar la información de los usuarios de la biblioteca, a menos que la ley se lo impida. El proveedor también debe informar a los usuarios, a través de sus políticas de privacidad, sobre las condiciones legales en las que podría estar obligado a divulgar información personal identificable.
  • Venta, fusión o quiebra de la empresa: En el caso de que un proveedor se venda a otra empresa, se fusione con otra empresa o se disuelva por quiebra, toda la información de identificación personal debe mantenerse bajo la misma política de privacidad o destruirse de forma segura. Las bibliotecas y sus usuarios deben ser notificados y se les debe proporcionar un método para solicitar que sus datos sean destruidos o exportados de forma segura.

Dispositivos de los usuarios

La protección de la privacidad de la información personal identificable de los usuarios de la biblioteca y de los datos de uso debe extenderse al dispositivo del usuario, incluido el navegador web o cualquier aplicación proporcionada por el proveedor. Todas las comunicaciones entre el dispositivo del usuario y los servicios del proveedor deben estar cifradas. Si el proveedor desea emplear tecnología de personalización, como las cookies persistentes en su sitio web, o permite el seguimiento de la web por parte de terceros, debe notificarlo al usuario y darle la oportunidad de aceptarlo antes de iniciar estas funciones para el usuario. Los usuarios deben ser conscientes de que las experiencias mejoradas de los proveedores pueden requerir la divulgación de datos personales adicionales.

Si una aplicación proporcionada por un proveedor almacena información personal identificable o datos de uso en el dispositivo del usuario, debería estar cifrada. El usuario debe poder eliminar una aplicación proporcionada por un proveedor y borrar cualquier dato almacenado en el dispositivo.

Relación continua de la biblioteca con un tercero

Auditoría y notificación Los proveedores deben establecer y mantener mecanismos eficaces para hacer cumplir sus políticas de privacidad. Deben llevar a cabo auditorías de privacidad periódicas para garantizar que todas las operaciones y servicios cumplen con estas políticas. Los resultados de estas auditorías deben ponerse a disposición de las bibliotecas que sean clientes o posibles clientes, si así lo solicitan.

Respuesta a incidentes Un proveedor que experimenta una violación de datos en sus políticas de seguridad debe notificar a las bibliotecas y usuarios afectados sobre este asunto tan pronto como el proveedor tenga conocimiento de la violación de datos. El plazo de notificación, junto con lo que debe incluirse en la notificación a las bibliotecas y a los usuarios de la biblioteca, difiere de un estado a otro, y es responsabilidad de los proveedores cumplir con la normativa estatal de notificación de violaciones de datos. Las bibliotecas y los proveedores deben planificar el procedimiento de respuesta a incidentes y este plan debe incluirse en el contrato con el proveedor.

Finalización de la relación entre la biblioteca y el proveedor

Las bibliotecas que decidan no renovar un servicio o producto de un proveedor deben trabajar con él para asegurarse de que los datos de los usuarios de la biblioteca que sean personalmente identificables se eliminen de los sistemas del proveedor, incluidos los datos de las copias de seguridad, las copias archivadas y los registros del sistema.

Los proveedores que tienen servicios o productos que permiten el contenido generado por el usuario deben permitir que los usuarios de la biblioteca exporten sus datos en un formato portátil.

Directrices para las revistas científicas que deseen establecer una “política de datos” relacionada con sus publicaciones

Guidelines for journals that wish to establish a “data policy” related to their publications. March 2021 (French original version), June 2021 (English version). Paris: Ministère de l’Enseignement supérieur, de la Recherche et de l’InnovationOuvrir la Science, 2021

Texto completo

El documento está destinado a los consejos de redacción de las revistas que deseen establecer una política de datos para sus publicaciones. La política define lo que la revista espera de sus autores en cuanto a la gestión y el intercambio de los datos asociados a sus publicaciones. Las recomendaciones abarcan siete apartados que deben tenerse en cuenta en la política.

Los datos de investigación incluyen todos los “documentos en formato digital, distintos de las publicaciones científicas, que se recogen o producen en el curso de las actividades de investigación científica y se utilizan como prueba en el proceso de investigación, o que son comúnmente aceptados en la comunidad investigadora como necesarios para validar las conclusiones y los resultados de la investigación”

El documento está dirigido en particular a los editores de revistas de Humanidades y Ciencias Sociales, ya que han sido relativamente menos activos en este ámbito que sus homólogos de Ciencia, Tecnología y Medicina. Sin embargo, puede ser útil para todos los editores, independientemente del ámbito disciplinario de su revista.

Las políticas de datos difieren en función de la naturaleza de los incentivos y requisitos que ofrecen, en particular:

  • ¿Incentivan o exigen que se pongan a disposición todos o parte de los datos subyacentes a las publicaciones?
  • ¿Existen condiciones específicas sobre la disponibilidad de los datos: plazo, formato, licencias…?
  • ¿Se someten los datos a un proceso de revisión por pares al igual que las publicaciones?
  • Para establecer progresivamente su política de datos, las revistas pueden remitirse a las tipologías existentes (por ejemplo, RDA ofrece 6 tipos de políticas de datos, Springer define 4).

Directrices para bibliotecas gubernamentales

Directrices para bibliotecas gubernamentales. IFLA Professional Reports, No. 133. Editado por Nancy Bolt y Suzanne Burge, 2011

Texto completo

Varios años de lluvia de ideas, planificación, reuniones, redacción y audiencias han culminado con esta guía de trabajo para directivos y personal de línea de las bibliotecas gubernamentales. Las directrices son precisamente eso: consejos, ejemplos y modelos de comportamientos, servicios y mejores prácticas que deben seguirse cuando se adapten a la situación. Como se indica a lo largo del texto, no existe una solución o estilo universal, pero esperamos que los que aquí se presentan fomenten la creatividad y promuevan ideas para su adaptación en entornos locales.

Directrices de competencia para profesionales de libros raros y colecciones especiales

Beth T. Kilmarx, Claudia Bubenik, Makeswary Periasamy, Meg Phillips, and Helen Vincent with contributions from: Maria Castrillo, Fabiano Cataldo de Azevedo, Claudia Fabian, Isabel Garcia-Monge, Alexander Haraldsvik-Lyngsnes, Irma Schuler, and Huisim Tan. Competency Guidelines for Rare Books and Special Collections Professionals. The Hague: IFLA, 2020

Texto completo

Las bibliotecas son las guardianes de la memoria cultural y los conservadores del patrimonio cultural. Dentro de las bibliotecas más grandes y como depósitos independientes, las bibliotecas de colecciones especiales son los lugares específicos donde se preserva el patrimonio documental y cultural. No sólo el contenido informativo de estas obras manuscritas, textos impresos, obras en papel, materiales audiovisuales y artefactos merece ser preservado, sino también los propios objetos por su importancia histórica y cultural. Son estas colecciones las que constituyen el núcleo de la biblioteconomía de colecciones especiales.

Estas directrices describen las competencias desarrolladas para todos los profesionales de las bibliotecas que trabajan con materiales de colecciones especiales, tanto analógicos como digitales. Proporcionan orientación y enfoque a los profesionales de las colecciones especiales para facilitar su propio desarrollo profesional, así como para gestionar sus colecciones especiales de acuerdo con sus políticas institucionales y las necesidades de los usuarios.

Se espera que las directrices puedan servir de base para el desarrollo de programas de formación que garanticen que los profesionales de las colecciones especiales desarrollen competencias básicas relevantes para su desarrollo profesional continuo. Las directrices también delinean el marco ético en el que los profesionales de las colecciones especiales deben desempeñar sus funciones profesionales para mantener su posición como administradores de confianza de los materiales del patrimonio cultural

Directrices para el trabajo de bibliotecario de enlace en la gestión de colecciones y servicios

Guidelines for Liaison Work in Managing Collections and Services“, American Library Association, September 29, 2008.

Texto completo

Preparado por Liaison with Users Committee, Collection Development and Evaluation Section, Reference and User Services Association (RUSA), 1992, revisado en 2001. Aprobado por la Junta Directiva de la RUSA, junio de 2001. Revisado en 2009 por el Liaison with Users Committee of CODES. Aprobada por el Comité de Normas y Directrices de RUSA, en enero de 2010. Aprobado por el Consejo de Administración de la RUSA en marzo de 2010.

1.0 Introducción

Con el fin de reconocer la naturaleza cambiante del trabajo de enlace y de elaborar un documento de formación para los bibliotecarios con responsabilidades en el desarrollo de colecciones, el Liaison with Users Committee of CODES (Sección de Desarrollo y Evaluación de Colecciones de la Asociación de Servicios de Referencia y Usuarios, una división de ALA) revisó las directrices existentes entre 1997 y 2000. El Comité de Normas y Directrices de la RUSA editó el documento resultante en 2001. Revisado en 2009 por el Liaison with Users Committee de CODES.

2.0 Objetivo

Este documento pretende ayudar a los bibliotecarios a identificar los grupos de usuarios de la biblioteca en varios tipos de bibliotecas y sugerir las formas en que estos grupos pueden participar en los servicios y asuntos de la colección. También puede utilizarse para identificar los objetivos y las oportunidades de formación continua para los enlaces en función de la declaración de la misión y las prioridades de su institución.

3.0 Definición del trabajo de enlace

3.1 El trabajo de enlace es el proceso mediante el cual los bibliotecarios hacen participar a los usuarios de la biblioteca en la evaluación de las necesidades y servicios de la colección y en la medición de la satisfacción de los usuarios con la colección.
3.2 El trabajo de enlace incluye la identificación de las necesidades de los usuarios, la evaluación de las colecciones existentes, la eliminación de materiales superfluos y la localización de recursos que mejoren las colecciones.
3.3 La labor de enlace permite a la biblioteca comunicar a su público las políticas, los servicios y las necesidades de sus colecciones y mejorar las relaciones públicas de la biblioteca.
3.4 La labor de enlace permite a la clientela de la biblioteca comunicar sus necesidades y preferencias al personal y al órgano rector de la misma.
3.5 Los bibliotecarios que actúan como enlaces tienen varios títulos y descripciones de trabajo.

4.0 Formación y apoyo a los enlaces de la biblioteca

4.1 La formación, los intereses y la experiencia profesional de enlace en las bibliotecas deberían reflejar, en la medida de lo posible, los intereses y las necesidades de las comunidades a las que se dirigen.
4.2 El apoyo institucional debe desarrollar o mejorar los conocimientos y habilidades de los enlaces mediante la formación continua, la capacitación en el trabajo, los acuerdos de tutoría, las reuniones formales e informales, el tiempo para desarrollar relaciones de enlace con grupos externos y la orientación sobre las operaciones relacionadas (incluidos los servicios fiscales y técnicos, el suministro de literatura profesional y el acceso a grupos de apoyo electrónico).

5.0 El trabajo de enlace en las bibliotecas públicas

5.1 Política de desarrollo de la colección
5.1.1 Proporcionar políticas detalladas de desarrollo de la colección que definan los parámetros de los recursos y servicios y describan los mecanismos para modificar las políticas.
5.1.2 Poner la política de desarrollo de la colección a disposición del personal y de los usuarios.

5.2 Usuarios

5.2.1 Reconocer que algunos usuarios tienen necesidades e intereses especiales que requieren una evaluación y gestión de la colección específica.
5.2.2 Los usuarios incluyen, entre otros, a los lectores recreativos, los grupos cívicos, los organismos gubernamentales, los empresarios, las personas mayores, las personas con discapacidad, los estudiantes, los profesores, las poblaciones institucionalizadas, lectores no ingleses y personas que participan en programas de alfabetización.

5.3 Actividades de enlace

5.3.1 Involucrar a la clientela en la gestión de la colección en la medida de lo posible, con el fin de garantizar que los materiales satisfagan las necesidades de los usuario y que éstos conozcan los materiales y los servicios de que disponen.
5.3.2 Las actividades formales sugeridas incluyen, entre otras, las siguientes: programas de divulgación dirigidos a grupos de usuarios insuficientemente atendidos; relaciones de cooperación con instituciones y organizaciones educativas; coordinación con el personal de la biblioteca que ofrece programas para adultos y jóvenes; interacción con las secciones de los Amigos de la Biblioteca y los consejos consultivos; formación de grupos específicos de usuarios; y establecimiento de un procedimiento para que el personal y los usuarios sugieran y/o ofrezcan adquisiciones.
5.3.3 Las actividades informales sugeridas incluyen, pero no se limitan a: la interacción con el personal y los usuarios sobre las necesidades de la colección; el seguimiento de los medios de comunicación locales para los materiales sugeridos; el análisis de los datos de uso de la colección; y el trabajo en los mostradores de atención al público de forma regular para observar qué materiales se utilizan y qué se necesitan.

6.0 Trabajo de enlace en las bibliotecas académicas

6.1 Política de desarrollo de la colección

6.1.1 Proporcionar políticas detalladas de desarrollo de la colección que definan los parámetros de los recursos y servicios y describan los mecanismos para modificar las políticas.
6.1.2 Poner la política de desarrollo de la colección a disposición del personal y de los usuarios.

6.2 Usuarios

6.2.1 Identificar y definir los distintos grupos de usuarios (estudiantes, profesores, personal y otros) para que todos puedan comprender las expectativas de servicio.

6.3 Actividades de enlace

6.3.1 Involucrar a los usuarios en los servicios y asuntos de la colección en la medida de lo posible, para garantizar que los materiales satisfacen las necesidades de los usuarios y que éstos son conscientes de los materiales y servicios de que disponen.
6.3.2 Las actividades formales sugeridas incluyen, entre otras, las siguientes: encuestas a los usuarios de la biblioteca para evaluar su satisfacción con los recursos de la misma; reuniones periódicas con el profesorado para conocer los desarrollos curriculares previstos y para identificar nuevos recursos; comunicación de los materiales y servicios disponibles; y establecimiento de un proceso por el que los usuarios de la biblioteca puedan sugerir compras.
6.3.3 Las actividades informales sugeridas incluyen, entre otras, las siguientes: participación en organizaciones y actividades del campus; seguimiento de los medios de comunicación del campus para las actividades y eventos que afectan a las colecciones; y fomento del uso y apoyo de la biblioteca por parte de los no usuarios.

7.0 Trabajo de enlace en las bibliotecas especiales

7.1 Política de desarrollo de la colección

7.1.1 Proporcionar políticas detalladas de desarrollo de la colección que definan los parámetros de los recursos y servicios y describan los mecanismos para modificar las políticas.
7.1.2 Poner la política de desarrollo de la colección a disposición del personal y de los usuarios.

7.2 Usuarios

7.2.1 Identificar y definir las poblaciones de servicios y aclarar los niveles de servicio que deben esperar los usuarios internos y externos en función de la declaración de la misión y las prioridades de su institución.
7.2.2 Se debe alentar a los usuarios externos a utilizar los recursos de la biblioteca que apoyan sus actividades si ese uso no afecta negativamente a los usuarios internos.

7.3 Actividades de enlace

7.3.1 El personal de la biblioteca debe mantenerse al corriente de los proyectos e iniciativas de la organización, de los avances en los campos pertinentes, de la normativa y de la producción de nuevos materiales que apoyen las actividades de las instituciones mediante la interacción con otro personal y el estudio sistemático de revistas profesionales, catálogos y documentos de planificación.
7.3.2 Animar a los usuarios externos a compartir sus conocimientos sobre los avances y los recursos que mejoran la experiencia en los campos pertinentes.

Directrices en materia de préstamo interbibliotecario. Libro blanco

Oakley, Meg, Laura Quilter, and Sara Benson. Modern Interlibrary Loan Practices: Moving beyond the CONTU Guidelines. Washington, DC: Association of Research Libraries, August 31, 2020. https://doi.org/10.29242/report.contu2020.

Texto completo

Este libro blanco de la ARL reexamina el papel de las Directrices de la Comisión sobre Commission on New Technological Uses of Copyrighted Works (CONTU), de hace décadas, en el préstamo interbibliotecario. El libro blanco incluye la historia y la situación legal de CONTU, junto con una revisión de la ley de derechos de autor aplicable, incluida la Sección 108 de la Ley de Derechos de Autor (reproducción por parte de bibliotecas y archivos) y la Sección 107 (uso justo). Esperamos que las bibliotecas y las asociaciones de bibliotecas utilicen este libro blanco como apoyo para las conversaciones sobre el préstamo interbibliotecario, las prácticas de concesión de licencias y las suscripciones a revistas.

Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web: ¿Cumple tu sitio web con las normas WCAG?

WCAG Directrices de Accesibilidad del Contenido Web (Web Content Accessibility Guidelines)

Ver directrices

Las WCAG han sido desarrolladas por la W3C y recogen las mejores prácticas de accesibilidad digital. Además, las WCAG son un estándar aceptado mundialmente.. Utiliza el Comprobador de Accesibilidad de Siteimprove para saber si tu sitio web cumple con las directrices WCAG, con un solo clic.

Directrices del Comité de Ética de la Publicación (COPE)

What is COPE (The Committee on Publication Ethics)?

The Committee on Publication Ethics (COPE)

https://publicationethics.org/

COPE se estableció para proporcionar asesoramiento y orientación sobre las mejores prácticas para abordar las cuestiones éticas en la publicación de revistas, dirigidas principalmente, pero no exclusivamente, a los editores y publicadores de revistas. COPE está registrada como una sociedad benéfica limitada por garantía en el Reino Unido creada el 3 de octubre de 2007. También es una organización benéfica registrada (1123023).

Los principales objetivos de COPE son “educar y avanzar en el conocimiento de métodos para salvaguardar la integridad del registro académico en beneficio del público”. Los ingresos de COPE proceden exclusivamente de las cuotas de suscripción de sus miembros -editores de revistas, editores y otros afiliados a la publicación.

GUÍAS:

Directrices para la accesibilidad y el diseño universal de un makerspace para personas con capacidad reducida

 

accessible-makerspaces_students-750x500

Making a Makerspace? Guidelines for Accessibility and Universal Design. Washington: University of Washington, College of Engineering, 2015

Texto completo

Diferentes departamentos de ingeniería, bibliotecas y universidades están lanzando nuevas iniciativas para crear espacios de creación, espacios físicos donde los estudiantes, el profesorado y la comunidad en general puedan reunirse y compartir recursos y conocimientos, trabajar en proyectos, establecer redes y construir. Al crear estos espacios innovadores, se deben aplicar principios de diseño universal para asegurar que los espacios, las herramientas y la comunidad sean accesibles al mayor número posible de personas.

El diseño universal fomenta el diseño de espacios, productos y procesos no sólo para el usuario medio, sino también para personas con una amplia gama de habilidades, edades, niveles de lectura, estilos de aprendizaje, idiomas, culturas y otras características. Los makerspaces fomentan la innovación, y garantiza que personas de todos los orígenes y habilidades puedan contribuir activamente al proceso de diseño. Apoya los principios por un diseño participativo en el que individuos de diversos orígenes aporten sus experiencias y perspectivas únicas al proceso de diseño. Este documento describe las directrices, preguntas y mejores prácticas a tener en cuenta al crear, modernizar o mantener espacios de fabricación.

 

20190529_ao_3021_rory_cooper_0109_insidedisplay

 

La Facultad de Ingeniería y el DO-IT (Disabilities, Opportunities, Internetworking and Technology) de la Universidad de Washington dirigen el proyecto AccessEngineering con el fin de aumentar la participación de las personas con discapacidades en la educación y las carreras de ingeniería y mejorar los campos de la ingeniería con sus perspectivas y conocimientos, que ha  diseñado estas recomendaciones.

 

Planificación y políticas

Lo primero es cear una cultura de inclusión y diseño universal. Durante el proceso de planificación se deben tener n cuenta las siguientes custiones:

  • ¿Se incluye a las personas con una variedad de discapacidades en la planificación y la configuración del makerspace?
  • ¿Existen mecanismos para que los usuarios sugieran nuevos equipos o soliciten adaptaciones o ajustes en los equipos existentes?
  • ¿Existen mecanismos sencillos para que los usuarios soliciten asistencia u orientación al personal o a sus colegas?
  • ¿Existen documentos detallados y bien estructurados en formatos accesibles que describan las normas y prácticas óptimas para el espacio de fabricación? Esto puede ser especialmente útil para las personas con discapacidades de aprendizaje y las que se encuentran en el espectro del autismo.
  • ¿Incluyen los sitios web y otras publicaciones imágenes de usuarios de diversos orígenes? ¿Si necesitas algunas fotos? Echa un vistazo y utiliza algunas fotos de DO-IT.

 

Espacio

Un espacio de creación ideal es un espacio grande, central y abierto en el que la gente puede pensar, construir y trabajar juntos en sus creaciones. Las habitaciones contiguas con puertas seguras también pueden ser útiles para albergar herramientas especializadas o para proporcionar un área tranquila para que los individuos trabajen con menos distracción. La flexibilidad es clave en el diseño de los espacios de creación. La capacidad de mover los muebles y reconfigurar el espacio puede maximizar la accesibilidad, asegurando al mismo tiempo que el espacio pueda ser utilizado para diversos proyectos e iniciativas. Los makerspaces a menudo se crean en rincones no utilizados del campus, sótanos o estructuras antiguas. Al crear el espacio, hay que plantearse algunas cuestiones como:

  • ¿Las áreas de estacionamiento, caminos y entradas son accesibles para sillas de ruedas y están claramente marcadas?
  • ¿Están todos los niveles del espacio conectados a través de una ruta de viaje accesible?
  • ¿Hay señales de alto contraste y de letra grande en todo el espacio, especialmente para información de seguridad?
  • ¿Son los pasillos amplios y están libres de obstrucciones (por ejemplo, cables) para las personas con movilidad reducida o impedimentos visuales?
  • ¿Se han tenido en cuenta los procedimientos de seguridad para los estudiantes con discapacidades auditivas, visuales o de movilidad?
  • ¿Están los cables eléctricos y las superficies de trabajo claramente marcados y son accesibles para las personas con discapacidades de movilidad reduciada o visuales?

 

Muebles

Las mesas, sillas y otros muebles en la mayoría de los espacios de fabricación son fácilmente movibles, creando un ambiente flexible y accesible. Los espacios de creación ofrecen entornos alternativos para que pueden ser más fáciles para los desplazamientos en una silla de ruedas o un scooter, con muletas, o por un robot de telepresencia. Cuando considere los muebles para un makerspace, elija la variedad. Ofrezca diferentes alturas, apoyabrazos y superficies para apoyar una base de usuarios diversa. Algunas consideraciones adicionales para los muebles incluyen.

  • ¿Se puede acceder a las pizarras y otras herramientas desde una posición sentada?
  • ¿Hay mesas de altura ajustable disponibles?
  • ¿Los mostradores tienen espacio debajo para los usuarios de sillas de ruedas?
  • ¿Pueden bloquearse y desbloquearse fácilmente las ruedas de los muebles?
  • ¿Se dispone de lentes de aumento y lámparas de escritorio? Son útiles para personas con discapacidades visuales, así como para cualquiera que trabaje en costura a pequeña escala, electrónica y otros proyectos en el espacio.
  • ¿Existe un almacenamiento de fácil acceso para los proyectos y suministros?

 

Ideación, equipo y espacio de encuentro

A algunos grupos les puede gustar estar de pie, otros pueden preferir extenderse por el suelo. Sin embargo, los individuos con discapacidades pueden no ser capaces de utilizar el espacio para la lluvia de ideas o la creación de prototipos que requiere que los individuos se pongan de pie.

  • ¿Tienen los grupos la libertad y la flexibilidad de hacer que el espacio funcione para su equipo?
  • ¿Existe un espacio tranquilo que los grupos puedan utilizar para reunirse?

 

Herramientas y equipo

Muchas de las nuevas herramientas y equipos disponibles en los espacios de fabricación están aumentando la accesibilidad y la capacidad de las personas con discapacidad para construir y crear. Impresoras 3D, cortadoras láser y otras herramientas de diseño asistido por ordenador están abriendo las posibilidades para lo que todas las personas pueden hacer. Para maximizar este potencial, la elección y la colocación de las herramientas en un espacio puede facilitar enormemente la accesibilidad. Debemos tener en cuenta:

  • ¿Se mantienen las herramientas y el equipo en áreas designadas? ¿Se puede acceder a ellas desde una posición sentada?
  • ¿Se etiquetan las herramientas y el equipo con letras grandes y etiquetas en braille? (¡Fácilmente creadas con su impresora 3-D o cortadora láser!) 
  • ¿Pueden usar herramientas tanto las personas diestras como las zurdas? 
  • ¿Se mantienen los cables de alimentación, incluidos los que están suspendidos del techo, fuera de los pasillos? ¿Son sus posiciones fácilmente ajustables?

 

Al elegir las herramientas y el equipo, considera si el diseño es accesible a diversos grupos.

  • Máquinas de coser: ¿Hay alguna máquina de coser manual o con interruptor a la que puedan acceder las personas que no pueden usar los pedales?
  • Impresoras 3D: ¿Es accesible la superficie de impresión? ¿Son accesibles el software y las interfaces necesarias para operar la impresora con lectores de pantalla y otras tecnologías de asistencia?
  • Cortadoras láser: ¿Es la superficie accesible para las personas con una discapacidad? ¿Pueden añadirse etiquetas grandes o en relieve a los botones o características clave?
  • Herramientas manuales: ¿Tiene etiquetas claras y organización para las herramientas de mano? ¿Tienen las herramientas agarraderas de goma? ¿Se utilizan protectores de plástico en todas las sierras u otras herramientas afiladas?
  • Electrónica: ¿Se fomenta el uso de campanas de ventilación o de absorbedores de humo? ¿Están claramente etiquetados con letras grandes o en braille los recipientes de almacenamiento para las resistencias y otros componentes?
  • rototipos rápidos: ¿Tienen materiales accesibles para diversas habilidades? Algunos pueden preferir la madera y los clavos, mientras que otros pueden preferir la espuma, los limpiadores de pipas o la arcilla, dependiendo de su destreza, resistencia y experiencia en la fabricación.
  • Computadoras: ¿Está disponible la tecnología de asistencia, incluyendo bolas de rastreo, teclados alternativos, lectores de pantalla y software de voz a texto?

 

Personal, seguridad y capacitación

El aprendizaje es también un componente fundamental para crear un espacio de fabricación exitoso, seguro e inclusivo. El objetivo de muchos makerspaces es reducir las barreras para que todas las personas puedan entrar, aprender y empezar a crear. El personal y los usuarios de un makerspace trabajan juntos para crear un entorno seguro e inclusivo. Algunas consideraciones importantes en materia de seguridad y capacitación son

  • ¿Se dispone de material e instrucciones de capacitación en múltiples formatos? El hecho de disponer de versiones electrónicas en un sitio web permite a las personas utilizar lectores de pantalla, lupas u otra tecnología para acceder fácilmente a la documentación.
  • ¿Los letreros de seguridad son de alto contraste y con letras grandes?
  • ¿Pueden acceder a todo el equipo de seguridad, incluidas las alarmas y los extintores de incendios, las personas que utilizan una silla de ruedas o tienen una movilidad limitada?
  • ¿Existen indicadores visuales y auditivos para las notificaciones de seguridad y de equipo?
  • ¿Se dispone de gafas de seguridad en una variedad de tamaños y estilos?
  • ¿Está el personal capacitado para ayudar y proporcionar alojamiento a las personas con diversas capacidades? Revisa nuestros consejos de comunicación y otros recursos de  AccessEngineering.
  • ¿Existen reglas y expectativas claras para que los usuarios limpien el espacio y mantengan un ambiente bien organizado?

 

Grupos de enfoque y pruebas de usuario

Los creadores necesitan probar y experimentar con sus creaciones. Se debe alentar a los creadores a que lleguen a diversos usuarios. Desafía a los fabricantes a considerar el diseño universal en sus prototipos y pruebas. Hacer del diseño universal y la accesibilidad una parte de su cultura. Desafía a tus creadores a considerar

  • ¿Hemos recibido comentarios de individuos con una variedad de discapacidades en nuestras pruebas?
  • ¿Cómo podríamos resolver este desafío para un individuo que usa una silla de ruedas?
  • ¿Cómo podría cambiar nuestro diseño para permitir a un individuo mayor o a un individuo que está embarazada usar nuestra creación?
  • ¿Cómo podríamos ajustar nuestro diseño para que sea fácilmente utilizado en la oscuridad o para individuos con discapacidades visuales?

 

Más información y recursos

 

 

 

Directrices de Equidad de Género en la Investigación (SAGER).

sager-flyer-cover-203x300

Texto completo

 

COPE (Committee on Publication Ethics) acaba de aprobar las recomendaciones “Sex and Gender Equity in Research” (SAGER). Las directrices fomentan la transparencia, la inclusión y la normalización de la información sobre sexo y género y pueden ser utilizadas por los revisores para mejorar sus revisiones.

 

El Comité de Políticas de Género de EASE trabaja para promover la presentación de informes y la comunicación en el ámbito de la ciencia que tengan en cuenta las cuestiones de género y de género. El objetivo no es sólo mejorar la ciencia, ya sea en las ciencias de la vida, naturales o sociales, sino también mejorar las prácticas, las intervenciones y las oportunidades basadas en datos empíricos, tanto para las mujeres como para los hombres.