Archivo de la etiqueta: Medio Ambiente

La Biblioteca Pública de Fayetteville un proyecto con certificación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED)

La Biblioteca Pública de Fayetteville fue diseñada por Meyer, Scherer and Rockcastle, y fue inaugurada en octubre de 2004. La biblioteca fue el primer edificio de Arkansas en registrarse en el Consejo de Edificios Ecológicos de los Estados Unidos, en junio de 2001, y consiguió la designación LEED de plata en 2006. Para obtener esta designación, la biblioteca empleó muchas técnicas de diseño ecológico.

La biblioteca se construyó a pocas manzanas de la plaza histórica de Fayetteville, lo que la convierte en un proyecto de crecimiento inteligente de manual. Durante la construcción, los árboles retirados se recogieron y se utilizaron para el mobiliario o se donaron a los parques locales. A lo largo del proyecto, casi el 99% de los residuos de la construcción se reciclaron o reutilizaron. Al incorporar un tejado verde y utilizar materiales de cubierta alternativos, el equipo de diseño redujo el efecto isla de calor hasta en 20 grados. El agua recogida en el tejado se reutiliza para el riego del paisaje a través de una cisterna subterránea, lo que permite ahorrar unos 1.900.000 litros de agua al año. Los 10 urinarios sin agua de la biblioteca fueron un exitoso proyecto piloto para el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Arkansas. En 2009, la biblioteca recibió una subvención de la Asociación de Gestión de la Ciudad/Condado para instalar paneles solares de 10 kW para la generación de energía.

En 2013, el Consejo de Administración de la Biblioteca de Fayetteville aprobó un plan maestro recomendando la expansión de la Biblioteca Blair para satisfacer la necesidad de la biblioteca de la comunidad en el futuro. En 2021, la expansión se completó y amplió el tamaño total de la biblioteca a 170.500 pies cuadrados. La expansión incluye un centro de eventos con capacidad para más de 700 personas, un centro de innovación, una cocina profesional de enseñanza, una sala de arte y movimiento, así como espacios para niños y adolescentes.

Billings Public Library organiza huertos comunitarios y seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria se logra cuando se logra el acceso a alimentos suficientes, seguros, asequibles, nutritivos y culturalmente apropiados. La Ciudad de Billings – División de Desarrollo Comunitario creó una Iniciativa de Huertos Comunitarios y Seguridad Alimentaria como parte del Proyecto Billings Metro VISTA. Como resultado, se crearon varios huertos comunitarios que hoy son sostenidos por organizaciones locales sin fines de lucro.

En 2017, la División de Desarrollo Comunitario de la ciudad de Billings comenzó a encabezar una iniciativa de agricultura urbana de tres años para promover la seguridad alimentaria y la prosperidad económica que incluía los siguientes objetivos: crear jardines comunitarios y de contenedores; aumentar el acceso a productos frescos y asequibles; promover la distribución de locales minoristas / mercados de agricultores para vender opciones de alimentos saludables. Para ello trabajan en asociación con individuos, grupos comunitarios, empresas y agencias para ayudar a desarrollar las habilidades, los recursos y el apoyo necesarios para crear y mantener iniciativas de seguridad alimentaria. Ante la situación de inseguridad alimentaria cada huerto comunitario planta, cuida, cosecha y entrega productos frescos a las agencias de distribución locales. En conjunto, estos huertos proporcionan verduras frescas cada temporada a los bancos de alimentos locales y a las organizaciones sin ánimo de lucro. Los jardineros locales también están colaborando para ayudar a aliviar la inseguridad alimentaria plantando una o dos hortalizas adicionales en sus parcelas personales. Las semillas se les suministran gratuitamente a los jardineros dispuestos a cultivar las plantas hasta su madurez y a donar los productos. Este programa ofrece a los jardineros la oportunidad de apoyar y fortalecer su comunidad.

Otra aspecto de esta labor es la xerojardinería es la práctica de diseñar paisajes para reducir o eliminar la necesidad de riego. Esto significa que los paisajes xerojardinados necesitan poca o ninguna agua más allá de la que proporciona el clima natural. Se trata de una alternativa práctica a los céspedes y jardines tradicionales que resulta mutuamente beneficiosa para el propietario y el jardín. Su propósito es “coordinar y comunicar recursos, talleres, donaciones y conocimientos generales de jardinería entre estas organizaciones para aumentar el acceso a la seguridad alimentaria en la comunidad.

Además están está preparando la apertura de un “Banco de Semillas de la Comunidad” en la Biblioteca Pública de Billings. El banco de semillas actuará como un centro de recursos para todo lo relacionado con la jardinería en Billings (es decir, clases de ahorro de semillas, talleres de jardinería comunitaria, eventos e información de contacto local, etc.). Habrá un conjunto de cajones organizados abiertos al público. Los voluntarios de la comunidad gestionarán el banco de semillas y la gente podrá “sacar” semillas gratuitamente. El inventario se controlará mediante un sistema de catálogo y las semillas se repondrán cada temporada gracias a las donaciones de los jardineros.

Cambio climático y sostenibilidad en las bibliotecas

Climate Change and Sustainability
Library programs focus on critical components of 21st-century science

By Phil Rockrohr | American Libraries, October 9, 2019

Ver original

A medida que aumenta la preocupación pública por el cambio climático, las bibliotecas de todo el mundo han empezado a ofrecer una amplia gama de programas sobre el tema y, al menos a coleccionar y difundir la literatura que apoya y promueve la sostenibilidad medioambiental.

La Biblioteca Pública de Santa Mónica (California) lleva muchos años ofreciendo programas ecológicos, en los que se aborda no sólo el cambio climático, sino la sostenibilidad económica y social de las iniciativas ecológicas. El programa “‘Hope for Our Planet” (Esperanza para nuestro planeta), contó con un ponente Citizens’ Climate Lobby -un grupo de defensa del medio ambiente con sede en Coronado (California)- que habló de los remedios locales, nacionales e internacionales”.

Para ayudar a los residentes del área a identificar los próximos pasos, Hammes, coordinador de relaciones públicas y comunicaciones de la Biblioteca Pública de La Crosse (LCPL) ayudó a organizar un panel sobre el cambio climático celebrado junto con el grupo local de Sierra Club de la Región de Coulee y Citizens’ Climate Lobby, el panel reunió a cinco agricultores y empresarios de la zona para hablar de sus experiencias personales con los patrones climáticos cambiantes. Los temas incluyeron los efectos del cambio climático en el turismo, la caza y la pesca, la planificación urbana y la agricultura.

Santa Monica Public Library lleva muchos años ofreciendo programas ecológicos, en los que se aborda no sólo el cambio climático, sino la sostenibilidad económica y social de las iniciativas ecológicas. La biblioteca comenzó a ofrecer su Premio Verde de Literatura Sostenible en 2007 en colaboración con la Oficina de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la ciudad. El premio reconoce a autores, ilustradores y editores cuyos libros “hacen contribuciones significativas, apoyan las ideas y amplían la conciencia pública de la sostenibilidad.” La SMPL y la ciudad de Santa Mónica crearon el premio cuando empezaron a explorar formas de promover la arquitectura de la biblioteca, que cuenta con la certificación Gold LEED, coordinar los programas de sostenibilidad y desarrollar una “colección sobre sostenibilidad” para el principiante y el erudito. Además de crear el Premio Verde, la colaboración ha dado lugar a programas como mesas redondas sobre temas de sostenibilidad, mesas informativas en los mercados de agricultores y horas de cuentos y preparación de bombas de semillas (montaje de un grupo de semillas para propagar flores aptas para las abejas) en el propio ClimateFest de la biblioteca.

También las bibliotecas públicas se asocian a menudo con las universidades e institutos locales para presentar resultados científicos y contratar a expertos y organismos que se ocupan del cambio climático. La Biblioteca de Greenwich (Conn.) colaboró con League of Women Votersl y con grupos ecologistas de la comunidad para presentar una charla de Peter de Menocal, profesor de ciencias de la tierra y del medio ambiente de la Universidad de Columbia. De Menocal habló de cómo el cambio climático afecta a lo esencial de la vida: el acceso a los alimentos, el agua, la vivienda y la energía. La biblioteca también colaboró con la Asociación de Antiguos Alumnos de Yale de Greenwich para hacer una charla con Pincelli Hull, profesor adjunto de geología y geofísica de la Universidad de Yale, sobre “Océanos, extinciones y cambio climático: Cómo están relacionados y por qué son importantes”. Hull abordó la importancia de comprender la naturaleza dinámica de los ecosistemas oceánicos y el efecto de las extinciones oceánicas que se producen en nuestra época. La directora de la biblioteca, Barbara Ormerod-Glynn, dice que cada charla atrajo a unas 200 personas.”Como comunidad ribereña, los residentes de Greenwich consideran que el cambio climático es un tema importante”, dice. “Nuestros clientes están bien versados e interesados en el tema, y muchos buscan más información para ampliar sus conocimientos sobre el tema, ya que tiene un impacto personal en sus vidas”. La biblioteca también ha ofrecido programas sobre el cambio climático durante sus programas de aprendizaje permanente de los lunes por la mañana.

Los bibliotecarios de Massachusetts han sido especialmente activos en la promoción de programas que abordan el cambio climático. En septiembre de 2018, un grupo de ellos se reunió en la Biblioteca Pública de Boston para comenzar a planificar múltiples programas en todo el estado para el congreso anual Climate Preparedness Week. a semana es organizada por Communities Responding to Extreme Weather (CREW), una red de líderes de Massachusetts que tiene como objetivo movilizar a los ciudadanos voluntarios para prepararse para condiciones climáticas cada vez más adversas. Este año, CREW ha colaborado con el Sistema de Bibliotecas de Massachusetts, lo que ha permitido que 50 bibliotecas ofrezcan exposiciones relacionadas con el clima, paseos por los cuentos, lecturas de libros, paneles y conferencias.

Industria 4.0 y espacios makerspaces en bibliotecas universitarias. Planeta Biblioteca 2021/04/28.

Industria 4.0 y espacios makerspaces en bibliotecas universitarias. Planeta Biblioteca 2021/04/28.

Ir a descargar

Industria 4.0 es un concepto que se originó en Alemania y se utiliza a menudo para describir las “fábricas inteligentes” impulsadas por datos, con IA y conectadas en red, como los precursores de la cuarta revolución industrial. La idea detrás de la Industria 4.0: poder crear redes de fabricación ágiles y adaptativas que puedan responder a las fluctuaciones rápidas del mercado, es una parte importante de cómo los fabricantes mantendrán el éxito a medida que avanzan hacia una nueva Revolución Industrial. El éxito en la Industria 4.0 comenzará en el aula, donde los estudiantes deberán aprender a estar preparados para los desafíos tecnológicos en constante cambio que enfrentarán al graduarse

Las 10 principales tecnologías emergentes de 2020

These are the top 10 emerging technologies of 2020 | World Economic Forum

Top 10 Emerging Technologies 2020. World Economic Forum, 2020

Texto completo

Estas son las tecnologías más interesantes que surgieron en 2020 y, según los expertos, las que tienen el mayor potencial para transformar positivamente la sociedad y la industria. ¿Qué oportunidades abrirán, qué riesgos potenciales plantearán? Pronto podremos usar nuestros teléfonos inteligentes para detectar trastornos respiratorios, depresión, Parkinson, Alzheimer, autismo y otras condiciones. Los motores eléctricos de los aviones no sólo podrían eliminar las emisiones directas de carbono, sino también reducir los costos de combustible hasta un 90%, el mantenimiento hasta un 50% y el ruido en casi un 70%.

Los avances tecnológicos siempre han sido agentes clave de cambio en la forma en que trabajamos, interactuamos y vivimos. Durante las dos últimas décadas, el mundo ha sido testigo de un ritmo de innovación tecnológica sin precedentes en todos los campos, desde la informática y la inteligencia artificial hasta la biotecnología y la nanotecnología. Estas tecnologías tienen el potencial de ayudarnos a resolver algunos de nuestros desafíos globales más urgentes, pero también plantean riesgos significativos, si se usan y gestionan mal.

Hay muchos retos mundiales importantes, pero ninguno más apremiante en 2020 que los de la salud mundial y el cambio climático. No debería sorprender al lector que la mayoría de las tecnologías identificadas este año por los expertos ofrezcan soluciones a estos dos desafíos.

En el ámbito de la atención sanitaria, se observan importantes avances en áreas que pueden ayudar a diagnosticar y tratar las enfermedades con mayor precisión y eficiencia, desde el uso de nuestros dispositivos inteligentes para diagnosticar precozmente el Parkinson y el Alzheimer, y la creación de órganos virtuales en lugar de reales para el diagnóstico, hasta la digitalización de grandes cantidades de material genético -como un virus- para luego poder reproducirlo físicamente y manipularlo. Los avances en los dispositivos médicos llamados microagujas también prometen aumentar el alcance mundial de las vacunas y disminuir los riesgos de transmisión de enfermedades.

En cuanto al cambio climático, hemos sido testigos de importantes avances tecnológicos que pueden ayudarnos a reducir nuestra huella de carbono mundial, desde el uso de la energía solar para convertir los residuos de dióxido de carbono en materiales valiosos, y la fabricación de cemento con emisiones de carbono reducidas, hasta la posibilidad de producir hidrógeno sin utilizar energía de combustibles fósiles, sino utilizando el exceso de electricidad. Además, el sector de la aviación ha estado dando pasos importantes que permitirán a la industria utilizar motores eléctricos, que reducen masivamente las emisiones de carbono y los costos de combustible.

Por último, se han producido algunos avances interesantes en las tecnologías digitales que prometen cambiar muchas industrias, así como nuestra vida cotidiana. La realidad aumentada y la realidad virtual ya están empezando a encontrar su espacio en el lugar de trabajo y en nuestra vida cotidiana, pero la informática espacial llevará estas capacidades un paso más allá, permitiéndonos digitalizar objetos físicos que se conectan a través de la nube, y que luego afectan al mundo físico a través de nuestros dispositivos inteligentes. Además, nuevos tipos de sensores (sensores cuánticos), están permitiendo numerosas aplicaciones, desde recibir sistemas de alerta temprana para la actividad volcánica y los terremotos hasta la monitorización de la actividad cerebral en tiempo real.

Las 10 tecnologías más importantes para hacer la lista son:

Pacientes virtuales

Los pacientes virtuales, en lugar de humanos vivos, podrían hacer ensayos de vacunas más rápidas y baratas. Esta tecnología reduciría significativamente el número de sujetos humanos necesarios para la experimentación.

Micróneas para inyecciones y pruebas indoloras

Estas diminutas agujas prometen inyecciones sin dolor y análisis de sangre. Las microagujas no tocan las terminaciones nerviosas. Dado que el proceso no requiere de un equipo costoso o de mucha capacitación, pueden ser utilizadas en áreas que normalmente no reciben tecnologías médicas de punta.

Síntesis de todo el genoma

La síntesis del genoma completo transformará la ingeniería celular. La capacidad de escribir nuestro genoma ayudará inevitablemente a los médicos a curar enfermedades genéticas.

Medicina digital

La medicina digital es una colección de aplicaciones que detectan y controlan la salud mental y física de los pacientes. Estas aplicaciones y bots pueden mejorar la medicina tradicional y proporcionar apoyo a los pacientes con acceso limitado a la atención médica.

Aviación eléctrica

Los motores de propulsión eléctrica eliminarían las emisiones directas de carbono. Esta tecnología también podría reducir los costos de combustible hasta un 90%, el mantenimiento hasta un 50% y el ruido hasta casi un 70%. Actualmente, hay unos 170 proyectos de aviones eléctricos en marcha.

Cemento de bajo carbono

El hormigón, el material más utilizado por el hombre, da forma a gran parte de nuestro mundo construido. Si la producción de cemento fuera un país, sería el tercer mayor emisor después de China y los EE.UU. Los investigadores están trabajando en enfoques de bajo carbono cambiando la formula, usando diferentes materiales y utilizando tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.

Química impulsada por el sol

Este enfoque utiliza la luz solar para convertir los residuos de dióxido de carbono en productos químicos necesarios fabricados a partir de combustibles fósiles. Este enfoque podría reducir las emisiones de dos maneras: utilizando gas no deseado como materia prima y utilizando la luz solar como fuente de energía en lugar de los combustibles fósiles.

Hidrógeno verde

Los métodos actuales de producción de hidrógeno no son ambientalmente eficientes. El hidrógeno verde, producido por electrólisis, no tiene ningún subproducto, a diferencia de los procesos actuales. El hidrógeno verde podría transformar las industrias que requieren un combustible de alta energía.

Computación espacial

La “computación espacial” reunirá aplicaciones de realidad y sensores para facilitar las interacciones hombre-máquina y máquina-máquina a un nuevo nivel. Combina estas capacidades y controla los movimientos e interacciones de los objetos, permitiendo a una persona navegar por el mundo digital y físico.

Sensores cuánticos

Los sensores cuánticos permiten la utilización de vehículos autónomos que pueden “ver” en las esquinas, sistemas de navegación submarina, sistemas de alerta temprana para la actividad volcánica y los terremotos, y escáneres portátiles que vigilan la actividad cerebral de una persona durante la vida diaria.

  • Los dispositivos de Microneedle podrían permitir la realización de pruebas y tratamientos en zonas insuficientemente atendidas y pueden reducir el riesgo de transmisión de virus
  • Los órganos virtuales pueden utilizarse en lugar de las intervenciones de riesgo que se requieren para el diagnóstico o la planificación del tratamiento
  • Pronto podremos usar nuestros teléfonos inteligentes para detectar trastornos respiratorios, depresión, Parkinson, Alzheimer, autismo y otras condiciones.
  • Los motores eléctricos de los aviones no sólo podrían eliminar las emisiones directas de carbono, sino también reducir los costos de combustible hasta un 90%, el mantenimiento hasta un 50% y el ruido en casi un 70%.
  • La capacidad de escribir nuestro propio genoma permitirá a los médicos curar muchas, si no todas, las enfermedades genéticas

Sostenibilidad en la renovación de bibliotecas: pioneros en un futuro neutro en carbono

En su proyecto para renovar la biblioteca principal, Universidad de Virginia (UVA) se esfuerza por lograr una calificación de nivel plata del programa de certificación Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED). El proyecto gana puntos en función de cómo cumpla con los objetivos de sostenibilidad de LEED en varias categorías, que incluyen “Materiales y recursos” y “Calidad ambiental interior”. El equipo de renovación está siguiendo los propios estándares de construcción ecológica de la Universidad que superan algunos requisitos LEED a medida que los materiales antiguos se reemplazan por otros nuevos que hacen de la biblioteca un lugar más seguro para los usuarios y el personal.

El equipo está trabajando con una “lista roja” desarrollada por la consultora de ingeniería Thornton Tomasetti para detectar cinco químicos peligrosos clave que se encuentran comúnmente en techos, ventanas, aislamiento, pintura, pisos, muebles, techos y paredes. Un material que ha pasado el riguroso proceso de selección es el nuevo suelo de marmoleum de la biblioteca, hecho únicamente de materiales naturales: aceite de linaza, resina de pino, harina de madera, piedra caliza, pigmentos y yute. Del material no peligroso no utilizado de la biblioteca, alrededor del 75% se está reciclando, incluidas 120 toneladas de estanterías metálicas y otros desechos, como barras de refuerzo.

Si bien muchos de los muebles históricos de la biblioteca se están enviando para su restauración, el equipo del proyecto decidió que las ventanas “históricas” de la biblioteca deberían restaurarse en lugar de cambiarse. Según Jesse Warren, gerente del programa de sostenibilidad de la administración de instalaciones, la razón para no quitar las ventanas es que la biblioteca está reduciendo su huella de carbono no solo al ahorrar energía en calefacción, refrigeración e iluminación, sino también por la cantidad de energía ahorrada en construcción en sí. Al eliminar el carbono incorporado en la energía que se necesitaría para quitar las ventanas, empaquetarlas, transportarlas, empaquetarlas nuevamente y transportarlas de regreso para reinstalarlas, la biblioteca está dando ejemplo para otros proyectos de construcción de la Universidad a seguir, y es pionera en la camino hacia un futuro carbono neutral.

Manual para diseñar un mundo mejor: curiosidad radical

Curiosidad radical

Curiosidad radical: manual para diseñar un mundo mejor. Madrid: Fundación Telefónica, 2020

Texto completo

Richard Buckminster Fuller es uno de los creadores más singulares de todo el siglo XX. Aunque su nombre se asocia a diseños como los de la cúpula geodésica o el automóvil Dymaxion, Fuller fue mucho más que un arquitecto o un ingeniero autodidacta. Defensor a ultranza de las posibilidades de la técnica para mejorar la vida de las personas, fue también un pionero de la conciencia medioambiental. Sus llamadas de atención sobre la necesidad de actuar con responsabilidad para que nuestras acciones no amenacen el futuro de la nave espacial Tierra, como a él le gustaba decir, o su exigencia de optimizar el empleo de los recursos, y hacer más con menos, son antecedentes directos del moderno concepto de sostenibilidad.

Lo que se presenta en este documento no es una guía, sino más bien “un guía”. Un viaje de aprendizaje destinado a docentes y a su alumnado, a través de diferentes conversaciones, para concienciar a las personas de su poder para mejorar el mundo. Las conversaciones se han enriquecido con la visión del mundo y los aprendizajes de Buckminster Fuller.

La humanidad en la encrucijada, advierte la ONU en la “Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica”

“Global Biodiversity Outlook 5” (GBO-5), UN Convention on Biological Diversity (CBD)

Texto completo

“Global Biodiversity Outlook 5” (GBO-5), publicado por UN Convention on Biological Diversity (CBD), ofrece un panorama autorizado la situación de la naturaleza. Se trata de un informe final sobre los progresos realizados en relación con los 20 objetivos mundiales de biodiversidad acordados en 2010 con un plazo límite de 2020, y ofrece las lecciones aprendidas y las mejores prácticas para seguir avanzando.

El informe llega cuando la pandemia COVID-19 desafía a las personas a replantearse su relación con la naturaleza y a considerar las profundas consecuencias para su propio bienestar y supervivencia que pueden resultar de la continua pérdida de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas.

“A pesar de los alentadores avances en varias áreas, el mundo natural está sufriendo mucho y empeorando. Por lo tanto, se necesitan urgentemente ocho cambios transformadores para asegurar el bienestar humano y salvar el planeta”, advierte la ONU en este importante informe.

Comunidades resistentes: las bibliotecas responden al cambio climático

 

rc-banner-900x300-b

 

Resilient Communities: Libraries Respond to Climate Chang. Chicago: ALA, 2020

Ver información del programa

 

Resilient Communities: Libraries Respond to Climate Change es una iniciativa de la Asociación Americana de Bibliotecas (ALA), que intenta ayudar a las bibliotecas a involucrar a sus comunidades en programas y conversaciones que aborden la crisis climática.

 

El proyecto del programa piloto financiará proyecciones de películas, diálogos comunitarios y eventos relacionados basados en el interés local en 25 bibliotecas públicas y universitarias durante 2020, y financiará la creación de un conjunto de recursos de programación gratuitos sobre la crisis climática que estará disponible para todas las bibliotecas.

Las bibliotecas participantes serán seleccionadas a través de un proceso de solicitud revisado por pares, administrado por la Oficina de Programas Públicos de la ALA. En las próximas semanas se darán más detalles sobre la oportunidad y la solicitud de propuestas. Para recibir un aviso cuando se abra el período de solicitud, inscríbase en el boletín del Bibliotecario de Programación de ALA.

El asesoramiento sobre los proyectos estará a cargo de representantes de la Mesa Redonda sobre Sostenibilidad de ALA, un foro profesional para que los miembros de ALA intercambien ideas y oportunidades en materia de sostenibilidad con el fin de avanzar hacia una sociedad más equitativa, saludable y económicamente viable.

 

 

 

 

Un informe multiinstitucional destaca los crecientes signos e impactos del cambio climático en la atmósfera, la tierra y los océanos

 

screen_shot_2020-03-05_at_10.31.25

 

Multi-Agency Report Highlights Increasing Signs and Impacts of Climate Change in Atmosphere, Land and Oceans. WMO Statement on the State of the Global Climate in 2019), 2020

Texto completo

 

Los reveladores signos físicos del cambio climático, como el aumento del calor de la tierra y los océanos, la aceleración del aumento del nivel del mar y el deshielo, se ponen de relieve en un nuevo informe compilado por la Organización Meteorológica Mundial y una amplia red de asociados. En él se documentan los efectos de los fenómenos meteorológicos y climáticos en el desarrollo socioeconómico, la salud humana, la migración y el desplazamiento, la seguridad alimentaria y los ecosistemas terrestres y marinos.

La Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2019 incluye aportaciones de los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales, de destacados expertos internacionales, de instituciones científicas y de organismos de las Naciones Unidas. El informe principal proporciona información autorizada a los encargados de formular políticas sobre la necesidad de adoptar medidas en relación con el clima.

El informe confirma la información contenida en una declaración provisional emitida en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebrada en diciembre, según la cual 2019 fue el segundo año más cálido del registro instrumental. Los años 2015-2019 son los cinco años más cálidos registrados, y 2010-2019 la década más cálida registrada. Desde el decenio de 1980, cada decenio sucesivo ha sido más cálido que cualquier otro decenio anterior desde 1850.