Archivo de la etiqueta: Librerías

Un tunel interminable de libros en una librería y biblioteca de China

https3a2f2fblueprint-api-production-s3-amazonaws-com2fuploads2fcard2fimage2f5392062f3310d58a-2b01-47db-a38a-e84a45987dd4

Esta Librería y biblioteca de Yangzhou, en el este de China, ha transformado su espacio en un espacio interminable de libros, con un ingenioso truco de espejos. Zhongshuge, que se traduce aproximadamente a desván de libros de campana, es parte de una cadena de librerías con sede en otros dos lugares en Shanghai y Hangzhou. Su interior fue diseñado por el estudio de Shanghai XL-Muse Architects, que se inspiró en las famosas vías fluviales y puentes de piedra de Yangzhou que fueron referenciados por los poetas clásicos chinos, como Li Bai, que vivió en el siglo VIII, y Du Mu, del siglo IX

Ver Video

 

Su interior fue diseñado por el estudio de Shanghai XL-Muse Architects, que se inspiró en las famosas vías fluviales y puentes de piedra de Yangzhou que fueron referenciados por los poetas clásicos chinos, como Li Bai, que vivió en el siglo VIII, y Du Mu, del siglo IX

Librerías independientes, de la sumisión a la cooperación

32734728243_5e7953e4d9_o_d

 por Albert Pérez Novell, 13 de marzo de 2017

 

Son crecientes las evidencias que vamos hacia una sociedad con una economía más colaborativa y en red.

 

En el artículo “Amazón versus pequeñas librerias, cooperacion y conflicto” inicie una reflexión sobre los mecanismos que hacen que una articulación en red de las librerías independientes las fortalezca frente a otras redes  centralizadas aparentemente más poderosas como Amazon.

Tras un breve paso por Princeton, quizás imbuido por el espíritu de John Forbes Nash, me ha reafirmado en mi tesis sobre el poder de los débiles cuando se estructuran en formas eficientes de red.

Un estudio publicado el pasado noviembre en Nature “Competition among networks highlights the power of the weak” y realizado por científicos españoles del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), de la Agencia de Salud estadounidense (NIH), de la Universidad Rey Juan Carlos y del Centro de Tecnología Biomédica (UPM).. Este estudio basado en la teoría del equilibrio de Nash concluye que la cooperación no es sólo la mejor estrategia para que los débiles hagan frente a los fuertes, sino que además es la opción que más beneficia al conjunto y la que da mejores resultados a la comunidad.

El objetivo del trabajo era contestar a estas preguntas porque “si tengo una empresa pequeña y quiero contactar con otras ¿qué alianzas debo elegir: unirme a la más grande o aliarme con otras parecidas a mí?”. En este juego solamente existen dos soluciones estables según Nash: la cooperación o la sumisión.

El sector de las librerías y el editorial en general nunca ha sido proclive a este tipo de colaboración entre competidores.

Aunque, está meridianamente claro, que las condiciones en que fueron creadas las librerías se han modificado sustancialmente, y necesitan reinsertarse en un nuevo escenario productivo, tecnológico, comercial y de negocios, en el que la cooperación será un elemento clave: el sector se empecina seguir aislado y atomizado, considerándose cada elemento como el centro del universo.

Para ser competitivo en este escenario y frente a nuevos entrantes es fundamental:

  • Compartir conocimiento y estructuras en red, que desde lo micro (el nodo) alcancen cotas de excelencia en escenarios más amplios.
  • Mejorar las estrategias de futuro del sector, con la creación de una red de librerías que aporte sinergia a todos los participantes y permita enfrentarse al futuro en mejores condiciones de adaptación.
  • La “cooperación en competencia” que permita, mejorar aspectos claves de comercialización, costes de transacción y aprovisionamiento.

En nuestro país, sólo desde una perspectiva muy siglo XX se intentan unir esfuerzos para centralizar servicios tipo compras y distribución. Pero en ello existe el germen de la cooperación que debe explotarse y ampliarse desde otra visión.

De esto, tenemos ejemplos como  Librerías L, Bestiari, etc, que parten de esta filosofía cooperativa. Estos proyectos que intentan homogeneizar la heterogeneidad, si añadieran una capa de tecnología que facilitara su gestión cooperativa, mediante  el diseño de un CRM propio que les permitiera realmente monitorizar que ocurre en su red, sell-in, sell-out, stocks, multiplicarían su valor de forma exponencial. Esto requiere una fuerte inversión si se realiza aisladamente y una pequeña inversión, si se realiza aprovechando soluciones actuales, con las que solo hace falta cooperar.

Existen otros proyectos, encomiables, como Librired, que se acercan más a un modelo de centralización de datos de librerías y difusión-comercialización  aguas arriba en la cadena de valor. Les falta cambiar de visión para acercarse a un verdadero formato colaborativo, pasar de extraer información de una red (librerías) para proporcionarla a otra (editores) a un modelo que retroalimentara a los primeros y añadiera espacios colaborativos más allá de compartir fichas de libros como en Cegal en Red.

Todos tus libros” es una buena iniciativa para poner en valor los stocks en librerías, permite que sepas que libros tiene en existencia una gran red de librerías independientes. A esta iniciativa le falta añadir inteligencia y recursos logísticos para que sea eficaz, y hacer que el libro te llegue a tu casa rápida y económicamente. Otra opción  colaborativa, Libelista, intenta hacerlo, lástima que no parta del conjunto de librerías existentes en “Todos tus libros”.

Recientemente, aparecen nuevos agentes en el sector, como Globalbook, que ha iniciado un camino que aporta, de entrada,  retroalimentación y modelos bench para la librerías, pero con el objetivo puesto en crear un espacio realmente colaborativo. Utilizando un símil, su concepción como herramienta, en formato “lego”, le permite articularse de diversas formas con los existentes y así añadir valor al conjunto.  Aporta, no sólo, la tecnología que lo hace posible; sino la visión, la escalabilidad y la estrategia que aplana el camino para su consecución. Este proyecto apunta a que podría evolucionar hacia un elemento de vertebración del espacio editorial, siempre que pudiera articularse con los anteriores, para lo que hace falta voluntad de cooperación.

Que pasa fuera: Iniciativa  parecida a Libelista es la británica Hive a través de la cual pueden adquirirse libros, discos, películas…, eligiendo el comprador la librería a través de la que recogerá los productos que ha comprado, de las más de 300 librerías independientes de Gran Bretaña que se han adherido a la iniciativa, y cada librería percibe su porcentaje de las compras. Otro modelo lo representa Aer.io plataforma Norteamericana de venta de libros (tanto impresos como digitales) con funcionalidades de marketing, gestión a través de redes sociales y una muy flexible integración en cualquier soporte en Internet. Permite que, cualquier librería, por pequeña que sea, puede ofrecer una variedad de referencias, similar al de las grandes plataformas de venta en Internet.

En esta línea, cada vez será más importante diseñar servicios exclusivos de infomediación para la industria editorial y el sector de la venta y distribución del libro.

¿Porque no hacer “la plataforma en red del sector” en lugar de ir malgastando esfuerzos, o incluso poniendo trabas a unir proyectos que se complementan entre sí?

Sí sería innovación en red, el desarrollo e implementación de una plataforma tecnológica de nuevo cuño integrada con los principales programas de gestión del editor, distribuidor y punto de venta, permitiera la construcción de servicios avanzados de infomediación estructurados en red; con objetivos que se orienten a la mejora de los sistemas de aprovisionamiento, y a la creación de múltiples servicios comunes de valor añadido.

Esta plataforma debería ser facilitadora de un estándar a todos los agentes que quieran desarrollar proyectos de interconexión, y a los que ya tengan desarrollos en marcha, que facilitase la posibilidad de utilizar y combinar sus soluciones, con el fin de ampliar la eficiencia, riqueza y el alcance de cada proyecto individual.

 

En definitiva, el desarrollo de un sistema de estructuración de una red basada en librerías, que son los terminales de conexión con el público, concebida sobre una base tecnológica que facilite la creación de nuevos servicios avanzados de inteligencia económica, comunicación, infomediación y gestión en el sector tanto de la venta, como de la edición y la distribución de libros.

Esta red de colaboración e infomediación de topología distribuida entre los agentes del sector, será más fuerte y eficiente, en cuanto crezca y participe en redes de mayor alcance internacional.

Qué pasa en otros sectores:

Tu información ya no es tu tesoro.

La realidad es que vemos cada vez más ejemplos de empresas que, incluso siendo competencia, colaboran para progresar: fabricantes de automóviles que colaboran para desarrollar tecnologías comunes; compañías telefónicas que combinan sus redes para mejorar el servicio al cliente, con menores inversiones; empresas farmacéuticas que unen esfuerzos para desarrollar fármacos que requieren inversiones que superan sus capacidades individuales.

Día + Eroski: compiten en la venta, colaboran en la compra.

El grupo de alimentación Pascual y la farmacéutica Laboratorios Esteve crearon hace unos años Balance Labs, una sociedad conjunta para fabricar y comercializar productos de alimentación dirigidos especialmente a personas con diabetes.

Los grandes grupos de prensa británicos han acordado iniciar un periodo de investigación para ver cómo pueden trabajar más estrechamente y compartir costes.

Tesla Motors libera sus patentes para potenciar el mercado de los vehículos eléctricos.

La verdadera innovación será el resultado de la cooperación en red.

Un ejemplo de éxito en USA, explica como la información recogida por un agricultor puede aportarle valor, y como la agregación de la información recogida por miles de agricultores en red, incrementa exponencialmente este valor.

Farmers Business Network, Agricultores Red de Negocios, es una red independiente de miles de agricultores los más avanzados de América, que agrega la información recogida por sus usuarios a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos, de manera que los agricultores puedan aprender unos de otros. Por 500 dólares al año y el envío de la información generada en su propia explotación, granjeros y agricultores independientes pueden acceder a la información agregada de todos los miembros de la red para obtener comparativas de rendimiento y recomendaciones imparciales de los más variados productos, en base a prácticas y datos generados en el mundo real. Después de sus dos primeros años de funcionamiento, Farmers Business Network agregaba información sobre las explotaciones agrícolas en casi tres millones de hectáreas en 17 diferentes estados norteamericanos.

En el sector del libro existen las soluciones que se orientan en esta línea, solo hay que combinar unas con otras, para realmente producir valor y que todos los agentes del sector ganen.

Es más, un problema cultural que tecnológico.

Quizás vale la pena fijarse.

 

© Albert Pérez Novell, 13 de marzo de 2017

 

 

La lectura en España 2017: Casi un 40% de los españoles no leyó ningún libro

 

informe_20171

Millán, J. A. (2016). [e-Book] La lectura en España 2017. Madrid, Federación de Gremios de Editores de España, 2017

Texto completo

PDF

Se trata del 3er. informe, los anteriores son del año 2002 y 2008. .Entre la presentación del Informe y el Día del Libro se irá publicando en esta web, de forma escalonada, la totalidad de la obra. El 23 de abril se colgará además el PDF del Informe completo. 

Se trata de un informe coordinado por José Antonio Millán para la Federación de Gremios de Editores de España. Entre los aspectos más destacados del informe hay que resaltar que según el CIS el 39,4% de los españoles dice no haber leído ningún libro en 2015. Quienes más leen según el informe son los universitarios y aquellas personas que viven en municipios más poblados.

Otros datos a destacar es que las librerías se redujeron hasta 3.650 en 2013 (casi 700 menos que el año anterior) y en una década ha cerrado el 25% de los puntos de venta de prensa: de los 30.000 de 2006, en 2016 quedaban 22.300.

Respecto a las bibliotecas el informe aporta datos que dicen que el número de bibliotecas ha crecido en nuestro país, pero que las colecciones tienen una alta de envejecimiento mayor, y los horarios de apertura se han reducido. Y que a pesar de aumentar el número de ciudadanos con un carnet de biblioteca, el número de préstamos se ha reducido desde 2010 en un 8.349.307 menos respecto a 2014.

Por lo cual los editores harán una petición al Gobierno de España para la renovación y refuerzo del Plan de Fomento de la Lectura.

Las librerias. Antonio Muñoz Molina

muc3b1ozmolina002

“Una parte de lo mejor de la vida se la ha pasado uno en dos lugares a la vez clausurados y públicos, los cines y las librerías, así que la incli­nación que sigue conservando ha­cia ellos no es únicamente prácti­ca, de espectador de películas y comprador de libros, sino también sentimental, como la que podría llevarlo hacia algunos bares, una lealtad incondicional de adicto, de huésped, casi de refugiado. Hay li­breros que nos conocen y nos reci­ben como camareros afables que lo saben todo sobre nuestras pre­ferencias y nuestros vicios, y que tienen la sabiduría de darle a cada lector la clase de conversación que éste prefiere, y de ofrecerle sin ne­cesidad de preguntas los libros que ya sabe que le van a gustar más, como el camarero, nada más ver al cliente conocido, pone ya el vaso encima de la barra y vierte la bebida de siempre. Hablo, por su­puesto, de bares que sin duda no existen, bares silenciosos, cálidos y en penumbra como aquel en el que todas las tardes se tomaba Philip Marlowe su gimlet en com­pañía de su amigo Terry Lennox, y que no se parecen en nada a los escandalosos bares españoles, con sus barras de cinc y sus peladuras de gambas en el suelo, con el ruido intolerable de las máquinas traga­perras que expiden la conocida melodía del Baile de los pajaritos y de las máquinas de café que rugen cada pocos instantes tan despiada­damente como los motores de un jet.”

Las librerías
ANTONIO MUÑOZ MOLINA

El futuro de la libreria está en la biblioteca

c-serge-andre-guay-5a-265

Guay, Serge-André [e-Book]  Le monde du livre et de ses coulisses. Guide pratique et critique. Quebec, Fondation littéraire Fleur de Lys, 2015

Texto completo

«L’avenir de la librairie est dans la bibliothèque»

Mientras se está discutiendo un reglamento sobre los precios de los libros en Quebec,  un editor especializado en publicación en línea, acaba de publicar un estudio sobre el futuro de las librerías independientes. Según él, la mejor manera de asegurar el futuro de las librerías independientes es a través de las bibliotecas públicas aádiendo al tradicional servicio de préstamo el de venta de libros. De este modo la cooperación entre las librerías independientes y las bibliotecas públicas aumentaría el número de puntos de venta de libros en Quebec de 86 a más de 800. Lo que supondría que se alcanzaría al 95,3% de la población de la región. Garantizando un amplio acceso al libro y una diversidad editorial sin precedentes en toda la provincia.

“La especie “biblioteca pública” ha aprendido a desarrollar y compartir conocimientos, y compartir la experiencia de adaptación puede salvar otra especie, la de “librería independiente. Es en la unión de estas especies -librerías y bibliotecas- que garantizan el acceso a los libros donde puede estar un futuro prometedor. La “biblioteca y librería” es una especie híbrida perfectamente adaptadas a las nuevas realidades del libro, presente y futuro.”

Serge-André Guay, président éditeur Fondation littéraire Fleur de Lys

El librero independiente se distingue por su pasión por la profesión, su profesionalismo, la calidad de servicio y el compromiso con su comunidad. La cooperación entre editores independientes y bibliotecas públicas es esencial para maximizar la difusión y visibilidad del libro dentro de la población. El librero es el único que puede satisfacer al lector que desee comprar una copia en propiedad de un libro que desea leer de manera inmediata o que leyó después de sacar en préstamo y quiere disponer de un ejemplar propio.

Quebec cuenta con 86 puntos de venta de librerías independientes, mientras que en el territorio hay 805 bibliotecas públicas que se distribuyen a lo largo de todo el país. El establecimiento de sitios de ventas y préstamos de libros dentro de la misma institución, formaría parte de una asociación público-privada, que posibilitaría el aumento del número de puntos de venta en la provincia.

Este desafío logístico vendría dado, entre otras cuestiones, por el hecho de que las las bibliotecas públicas por lo general cuentan con un espacio limitado. Por lo tanto, un proyecto de este tipo podría ser provisto incluyendo el punto de venta de libros en el mismo mostrador de préstamo.

Las bibliotecas dispondrían de un título que llevaría la etiqueta “disponible para la venta” en el mostrador del servicio de préstamo. De este modo las Librairies indépendantes du Québec (LIQ) podrían responder rápidamente a esta demanda, porque tienen un almacén común para cumplir con los pedidos de libros en línea que se venden en su página web, RuedesLibraires.com.

El estudio señala que las colecciones hoy no tienen la importancia que tuvieron en el pasado para las personas, de este modo la biblioteca dispondría de más espacio para reuniones, y ofrecería más zonas para trabajar y para descubrir. “La incorporación de los fondos de las librerías independientes en el catálogo de las bibliotecas públicas permitiría la comercialización y la posibilidad de disponer además una fuente de ingresos para la biblioteca”. Así de este modo las biblioteca ayudarían a encontrar soluciones al comercio del libro independiente, proporcionando un escaparate de títulos específicos. La transacción también daría lugar a maximizar la difusión en su entorno para el librero.

Por último, las bibliotecas de Quebec han demostrado su capacidad de adaptación a los cambios actuales. Entre los 80 y 90 años, los consumidores han experimentaron un fuerte aumento en el precio de venta de libros. y luego se convirtieron en una solución indispensable para seguir leyendo.En mayo pasado, la asociación nacional de editores de libros de Quebec había llamado la atención del público sobre los desafíos que estaban enfrentando los libreros. Desafiando al gobierno, el presidente de ANEL habló del “gran nerviosismo en la profesión del libro debido a la salud precaria de las librerías independientes”.

Poco después, la Asociación de Libreros de Quebec proporcionó algunas cifras en las que hablaba de 20 cierres de librerías desde 2010. Dando como resultado un daño directamente a la vitalidad de la producción de libros en la región, así como una nueva generación de autores emergentes que necesitaban del apoyo de las librerías independientes.

Esta propuesta no es un hecho aislado, Jamie LaRue, director Douglas County Libraries en Colorado es el impulsor de esta idea. LaRue y su equipo han desarrollado su propia plataforma de distribución de libros electrónicos independiente integrado en el catálogo general de la biblioteca. Una de las características de este sistema es que algunos ebooks están disponibles para su compra. Si los usuarios de las Bibliotecas del Condado de Douglas no pueden encontrar los libros que quieren, no hay problema. Les pueden comprar directamente desde el catálogo a través de Bilbary, una tienda en línea de libros electrónicos, que proporciona una colección de 1,3 millones de libros electrónicos para leer en cualquier tablet, portátil o teléfono inteligente. Los libros electrónicos están disponibles para la venta en formato ePub.

Ver además

El papel de la biblioteca como librería y medio de visibilidad de libros y autores

 

27093236733_1f673facec_o_d

Tienda de libros usados en Fruitville Public Library (USA)

 

“Para sobrevivir en la era digital, las bibliotecas deberían ser más como librerías, creando un entorno acogedor y pausado, y las librerías deberían parecerse más a las bibliotecas, que ofrecen espacios y programas comunitarios. Ambos deben pensar creativamente sobre cómo proporcionar las cosas que los vendedores en línea no pueden ofrecer.”

Muchael Scott

 

Todo tipo de bibliotecas están experimentando cambios en la forma en que son percibidas por sus comunidades y la sociedad en general. Además de promover el amor por el libro y la lectura, las bibliotecas fomentan un fuerte sentido comunitario, que los bibliotecarios enriquecen ofreciendo ayuda práctica en multitud de temas, como talleres para ayudan a los ciudadanos a rellenar formularios sobre impuestos, contratar un seguro privado o el aprendizaje de habilidades informáticas. Frente a la necesidad de competir por la reducción de los presupuestos y con ánimo de remarcar su valor en la era digital, las bibliotecas están decididas a demostrar que pueden responder rápidamente a las necesidades de los contribuyentes para mantenerse relevantes. De este modo las bibliotecas se están reinventando a sí mismas como lugares  vibrantes de sus ciudades, proporcionando las bases como centros de formación tecnológica y de apoyo a la sostenibilidad de la economía local. En consonancia con ello, los bibliotecarios están redefiniendo cual es su tarea y responsabilidades en la era digital, por lo cual muchas bibliotecas públicas están viendo una oportunidad para llenar el vacío creado por la pérdida de las librerías tradicionales, proporcionando talleres de escritura, maquetación, marketing  y edición digital  a los futuros autores, asumiendo el servicio de librería en el ámbito local adaptando cada vez más sus colecciones y servicios a las demandas de los usuarios, a los que ahora incluso algunos expertos definen como clientes.

Muchas ciudades y pueblos pequeños no disponen de librerías, pero la mayoría si tienen una biblioteca. Los autores están tomando conciencia del valor y los beneficios que tienen las bibliotecas como mecanismos de visibilidad de sus obras. Algunos datos apuntan a que un 25 de toda la producción editorial la absorben las bibliotecas. Por ello los autores  están teniendo en cuenta la importancia de estar presentes en las bibliotecas y hacer que sus libros estén a disposición de la gente. Especialmente aquellos autores que publican sin la mediación de una editorial y sin los potentes mecanismos de marketing que ofrecen las grandes editoriales.

Librerías y bibliotecas han jugado un papel importante en la educación a lo largo de muchas décadas, con la llegada de la digitalización se está produciendo un reposicionamiento de los agentes implicados en el ecosistema del libro, ya que con el nuevo formato, los libros no necesitan de un espacio físico, y por otro lado los escritores sobre todo aquellos que publican de forma independiente necesitan canales para la visibilidad a través de diversos puntos de venta. Uno de ellos puede ser la biblioteca, ya muchos de las plataformas que ofrecen sus servicios en bibliotecas permiten incorporar en el catálogo un botón de compra denominado “Buy now” (Comprar ahora) para que los lectores puedan adquirir  el libro que están consultando, bien porque desean leerlo inmediatamente y en ese momento no está disponible para el préstamo y e, o bien porque lo han leído y quieren comprarlo. De esta manera las bibliotecas pueden servir de apoyo a la visibilidad y promoción de los autores locales, ofreciendo un servicio adicional, que además contribuye al apoyo a la economía de su comunidad y a la sostenibilidad de la biblioteca, ya que parte de el ingreso de la venta -normalmente el 10%- repercute en la biblioteca para poder poder adquirir nuevos materiales. Pero este fenómeno no se circunscribe  únicamente al entorno digital.

Según Muchael Scott, para sobrevivir en la era digital, las bibliotecas deberían ser más como librerías, creando un entorno acogedor y pausado, y las librerías deberían parecerse más  a las bibliotecas, que ofrecen espacios y programas comunitarios. Ambos deben pensar creativamente sobre cómo proporcionar las cosas que los vendedores en línea no pueden ofrecer.

La librería de los Amigos de la Biblioteca Pública de Fruitville, es asistida por voluntarios y vende libros usados en buen estado y otros productos como rompecabezas que están disponibles para su compra a precios sorprendentemente bajos. El único propósito de la institución es proporcionar apoyo y mejorar la calidad de los servicios de biblioteca al público. Cada biblioteca en el Sistema de Bibliotecas del Condado de Sarasota cuenta con un grupo de amigos de la biblioteca y todos ellos funcionan de forma similar.

selby-table-tent-photo

Friends of the library Bookstore en Selby Public Library

La librería de Selby library, invita a entrar y navegar entre los miles de libros de todos los géneros, permitiendo a los usuarios a abastecerse de su lectura de verano, buscar libros de cocina interesantes, clásicos fuera de imprenta y títulos únicos que desafían un género establecido a precios bajos. La biblioteca además también vende otros artículos donados que no son libros como joyas, arte, accesorios y materiales cerámicos.

En la biblioteca pública Arlington Heights, se puede pedir una copia adicional de cualquier libro de los que están disponibles en el catálogo. Con esta política se pretende eliminar la frustración propia de las largas esperas. La librería de la biblioteca ocupa parte del primer piso, y está equipada con asientos cómodos , máquinas expendedoras y, sobre todo, una gran cantidad de productos en venta.La biblioteca también vende libros usados, estos provienen en su mayoría de bestseller expurgados que tuvieron una alta demanda, y de los cuales la biblioteca disponía de varios ejemplares que cuya demanda declinó después de un 1 año o año y medio de una fuerte demanda como suele ocurrir con este tipo de libros, es el caso de libros como “Cincuenta sombras de Grey”, de los que la biblioteca poseía 36 ejemplares que ahora están a la venta en la librería de la biblioteca, junto a otros que han tenido baja circularon, materiales donados y libros  que ya cumplieron su ciclo de demanda. “Una biblioteca tiene un espacio limitado, por lo que casi hay  que pensar en ella como una tienda, y lo que tengamos en las estanterías debe ser aquello que la gente quiere”, dijo Jason Kuhl, el director ejecutivo de la Biblioteca de Arlington Heights.

También las bibliotecas tiene por lo menos un club de lectura, si no dos o más, y lo que cualquier autor quiere es promover su libro en la mayor cantidad posible de los clubes de lectura. De este modo las bibliotecas están asumiendo su responsabilidad de proporcionar la oportunidad de descubrir las obras literarias de mérito, ya sea los clásicos, o las novelas de ficción más recientes.

Mientras que los libros impresos, tanto de ficción y no ficción, todavía constituyen la mayor parte de las colecciones de la biblioteca. Los planes de renovación del edificio rara vez incluyen la ampliación del espacio para productos impresos. En lugar de ello, muchas bibliotecas están sacrificando sus colecciones y adaptando su espacio para dar cabida  programas de formación tecnológica, así como salas versátiles para conferencias, espacios para usos privados para el emprendimiento y la generación de nuevas ideas, lugares tranquilos frecuentemente solicitados por los diferentes colectivos de usuarios que necesitan un espacio para definir sus propuestas. El sentido de comunidad en las bibliotecas significa que los lectores van allí por una variedad de razones,  no sólo a buscar libros.  Según Michael Scott “Cada vez más, estos lugares también están llenando otra necesidad crítica en nuestras comunidades, proporcionando un refugio para aquellos que buscan una conexión comunal en un mundo cada vez más aislado”

Gretchen Caserotti, el director adjunto de los servicios públicos en la biblioteca pública en Darien, Connecticut., Dijo: “Estamos tremendamente emocionados con el cambio radical en las bibliotecas que permite repensar nuestro modelo en un mundo nuevo. La biblioteca debe ser como se suele decir, un tercer lugar – usted tiene su casa, el trabajo o la escuela, y luego la biblioteca,  que es el centro y el corazón de la comunidad”, además apostilló “Nuestro personal está comprometido al 100 por ciento con la hospitalidad, el servicio al cliente y es gente tan acogedora que es como si ellos les invitaran a su propia casa”. El término “Tercer lugar fue acuñado por Ray Oldenburg, autor del libro The Great Good Place, para describir cualquier entorno exterior de la casa y el lugar de trabajo (primer y segundo lugares, respectivamente), donde la gente se reúne para una conexión interpersonal más profunda. Terceros lugares incluyen, por ejemplo, lugares de culto, centros comunitarios, o bibliotecas. los terceros lugares, de acuerdo con Oldenburg, son de vital importancia para fortalecer el tejido social en las comunidades, ya que facilitan el intercambio saludable de ideas y proporcionan un lugar público para el debate y participación de la comunidad. Todo ello representa la convergencia que se está llevando a cabo entre el papel tradicional que las bibliotecas han desempeñado durante mucho tiempo y el que están desarrollando en el mundo virtual.

Bibliografía consultada

Are Libraries the New Bookstores? Winter und Boxed June 7, 2016 By Guest

How Libraries and Bookstores Became the New Community Centers newgeography by Michael Scott 01/30/2012

Libraries See Opening as Bookstores Close The New York Times By Karen ann AREN ANN Culloitadec. 27, 2012

The Future of Libraries and Bookstores lies in their own Past “Big think by KristenN Winkler

Alonso Arévalo, Julio. Vázquez Vázquez, Marta. “La biblioteca como editora de contenidos”. En: Métodos de información (MEI), II Época, Vol. 6, nº 11 2015, pp. 201-213. DOI:http://dx.doi.org/10.5557/IIMEI6-N11-201213 Texto completo

Alonso Arévalo, Julio (2016). “La biblioteca en proceso de cambio”. BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 36 (juny) . <http://bid.ub.edu/es/36/arevalo.htm>. DOI: http://dx.doi.org/10.1344/BiD2016.36.12 [Consulta: 16-06-2016].

Okerson, A. and A. Holzman (eds). [e-Book] The Once and Future Publishing LibraryWashington, Council on Library and Information Resources, 2015. Texto completo

 

Seebook: cómo adaptar la venta de ebooks en las librerías de siempre

 

[]

Seebook se venderá en librerías. Se trata de una tarjeta que reproduce la cubierta y contracubierta de un libro impreso. La idea es que el lector pueda seguir acudiendo a las librerías de siempre en busca de un libro adaptado a las tecnologías de última generación, para su lectura o para regalar.

[]

Seebook es un sistema patentado y licenciado en exclusiva a Digital Tangible S.L. para España y México. Seebook devuelve el contenido digital al mundo real. Al adquirir una tarjeta de Seebook se recupera la experiencia de comprar un libro físico en una librería, pero más ligero, económico y ecológico. El usuario sólo tiene que escanear o copiar el código QR de su interior para descargar al instante un ebook personalizado en la aplicación de Digital Tangible o en cualquiera de las aplicaciones al uso de los sistemas Android o iPhone para su lectura en cualquier dispositivo; sea un un smartphone, una tableta o un ordenador. Si el cliente no puede escanearlo, también encontrará un código alfanumérico que podrá introducir a mano directamente.  Después se escoge el formato en que se desea leer el ebook, se introduce el correo electrónico, y en él aparecerá el enlace que permitirá el acceso a la plataforma de descarga.

[]

Seebook pretende ser una solución para quienes aún gustamos de ir a las librerías a hojear libros y poder leerlos en formato digital. Además, podrás enviarlo por correo para regalar y dedicárselo a quien quieras, porque tiene la medida normalizada de una tarjeta postal.

[]