Archivo de la etiqueta: Cooperación bibliotecaria

HatiTrush: valor de los proyectos cooperativos de preservación de colecciones durante la clausura de bibliotecas

 

4999d5a3436f3335fa7e661d6eb65c25

 

HathiTrust: A digital library revolution takes flight Wednesday, May 13, 2020

Texto completo

 

La frase “cerrado hasta nuevo aviso debido al COVID-19” se ha vuelto demasiado familiar. Y, si bien hemos comenzado a acostumbrarnos a perder el acceso a muchos recursos que generalmente definen nuestra existencia comunitaria, hay uno que es particularmente crucial para los investigadores, estudiantes y profesores: las bibliotecas. Si una biblioteca es importante para cualquier persona, para un investigador es una herramienta fundamental.

En 2008, las Bibliotecas de la UC cofundaron HathiTrust y comenzaron a contribuir con copias escaneadas de libros y revistas a la nueva organización. Con sede en la Universidad de Michigan (UM), HathiTrust es un repositorio a gran escala de contenido digital creado en colaboración por instituciones académicas y de investigación. A medida que los investigadores perdieron el acceso a materiales vitales impresos durante los cierres de bibliotecas, se inició un servicio denominado Emergency Temporary Access Service (ETAS)) para dar a los investigadores de la UC acceso crítico a más de 13 millones de volúmenes digitales.

Asociaciones como HathiTrust y Google Books son esenciales para los esfuerzos de digitalización de las universidades porque minimizan significativamente los recursos que cada uno debe gastar para preservar las colecciones individuales. Por ejemplo, una vez que UM ha escaneado un libro que se encuentra en la colección física de UC, UC, en teoría, no necesita digitalizar el mismo libro para su colección digital HathiTrust. Esta superposición entre las bibliotecas universitarias es de millones de libros, y hacerlo de manera común ahorra mucbo dinero. Además de ahorrar tiempo y dinero, estos esfuerzos coordinados minimizan el daño potencial a los volúmenes frágiles más antiguos, particularmente aquellos que son demasiado delicados para permanecer en circulación.

La intención original de Google Books era digitalizar la totalidad de las publicaciones del mundo. Si bien este concepto fue ilusionante en términos de investigación y acceso, fue problemático desde la perspectiva de la industria editorial. Google se enfrentó a varias demandas de derechos de autor antes de adaptarse a su política de uso actual, que permite el acceso sin restricciones a los materiales de dominio público y solo proporciona los resultados de búsqueda básicos para volúmenes con derechos de autor. Los textos bajo derechos de autor deben ser accedidos de manera física, ya sea comprándolos o tomándolos prestados de una biblioteca o institución que los haya comprado.

En tiempos normales, el acceso a través de HathiTrust es similar: sirve como un complemento muy necesario de las existencias de impresiones digitalizadas de las colecciones de muchas bibliotecas miembro, pero normalmente no proporciona acceso a texto completo para materiales con derechos de autor.

Cuando  UC, por ejemplo, contribuye con un libro de texto de botánica a HathiTrust, el libro físico vuelve a su biblioteca después de escanearlo. Por ejemplo, un estudiante podría  consultar el libro de texto impreso mientras otros tres lo leerían  simultáneamente en HathiTrust, de este modo, la universidad tendía cuatro puntos de acceso y solo habría pagado uno. Por esta razón, mientras HathiTrust archiva el texto completo de los volúmenes con derechos de autor, las restricciones de copyright impiden que los investigadores los lean.

Durante el periodo de Acceso Temporal de Emergencia (ETAS), por la pandemia, HathiTrust ha permitido que los materiales con derechos de autor seleccionados dentro de sus colecciones fueran accesibles para los investigadores de las instituciones contribuyentes que están experimentando una interrupción inesperada o involuntaria del servicio. El período ETAS puede parecer bastante sencillo, pero de hecho es revolucionario. Por lo general, si los investigadores de la UC en un campus necesitan un volumen en otro campus, pueden solicitar el libro a través de un préstamo interbibliotecario, creando las condiciones para que la comunidad universitaria acceda a una increíble cantidad de información durante la crisis.

El periodo especial de acceso de emergencia ETAS de  HathiTrust, es como su nombre lo expresa claramente, un servicio temporal de emergencia. Pero la experiencia de cómo su acceso sin precedentes ha apoyado  la investigación en estos momentos difíciles perdurará mucho más allá de la crisis.

Colaboración entre las bibliotecas públicas y universitarias de Connecticut

 

hartford-public-library-downtown-ct-f16f3f

 

 

Cuando la Universidad de Connecticut regresó al centro de Hartford en 2017, después de 47 años en West Hartford, los materiales y recursos de la biblioteca de la Universidad de West Hartford para estudiantes universitarios y de postgrado continuaron allí. En un esfuerzo de colaboración innovador y altamente exitoso con la ciudad de Hartford, que es propietaria de la Biblioteca Pública de Hartford en el centro de la ciudad y la asociación independiente de la Biblioteca Pública de Hartford (HPL) que la gestiona, la universidad reubicó sus recursos bibliotecarios académicos de West Hartford en la Biblioteca Pública de Hartford a una calle del restaurado edificio Hartford Times de 1920 cuya fachada adorna las nuevas instalaciones del centro de la Universidad.

Antes de mudarse, la universidad invirtió fondos sustanciales en la renovación de algunas áreas del edificio que compartiría con el público en general y otras áreas que ocupaban la facultad y los estudiantes de UConn. Esta solución única a las restricciones presupuestarias que enfrentan las tres partes ha beneficiado a UConn, a sus estudiantes, a la ciudad de Hartford, a los estudiantes de escuelas públicas y a los residentes del centro de Hartford.

Una visión general de cómo y por qué surgió esta asociación puede proporcionar información a otras instituciones y municipalidades interesadas en crear una biblioteca compartida.

En un momento en que la ciudad de Hartford y el HPL simplemente no podían hacerlo, UConn invirtió fondos estatales sustanciales en la sucursal principal del HPL para hacer reparaciones y mejoras claramente necesarias. La carga para los contribuyentes fue mucho menor que si UConn hubiera necesitado construir su propia biblioteca en el centro de Hartford. Además de estas mejoras, los usuarios de HPL ahora tiene acceso a recursos académicos impresos y en línea que de otra manera no podría pagar. De este modo, también los estudiantes de las escuelas públicas ahora pueden reunirse con sus tutores universitarios en HPL.

Para lograr esta asociación de tres vías, las partes negociaron un acuerdo de construcción que establece cómo la universidad atendería las renovaciones y alteraciones del edificio de propiedad de la ciudad operado por una asociación de bibliotecas independientes. Antes de comenzar la construcción, UConn debía reubicar temporalmente ciertos recursos de HPL ubicados en áreas de construcción y reubicar otros permanentemente en otras partes del edificio, otros recursos de HPL originalmente ubicados en el futuro espacio de UConn. Todos los contratistas y subcontratistas involucrados en la construcción debían adherirse a ciertas disposiciones de no discriminación y acción afirmativa.

El acuerdo operativo le otorga a la universidad una licencia para usar, controlar y supervisar aproximadamente 11,700 pies cuadrados de espacio en el edificio. Además, HPL otorgó a UConn una licencia que le permite compartir, con el público en general, el uso de aproximadamente 4,150 pies cuadrados de espacio en el edificio, para uso como aulas, salas de estudio y laboratorio de computación. HPL y UConn comparten espacio de circulación y otro espacio requerido para acceder y usar el espacio de la universidad y el espacio compartido, incluidos vestíbulos, baños, entradas, pasillos y salas de telecomunicaciones y servidores. El acuerdo operativo tiene un plazo inicial de 15 años con cinco opciones de renovación sucesivas de cinco años, lo que proporciona a UConn un amplio margen de tiempo para amortizar sus inversiones en un edificio propiedad de la ciudad.

En la medida de lo posible, UConn y HPL integraron y compartieron ciertas tecnologías, como servidores de computadoras, sistemas de A / V y software. Las partes también acordaron la operación, incluido el uso fuera de horario de UConn durante las semanas de examen, los procedimientos para hacer cumplir los códigos de conducta y las respectivas obligaciones de mantenimiento y reparación de las partes. En la medida de lo posible, HPL y UConn integraron sistemas y personal de seguridad.

Colaboración entre bibliotecas para el acceso equitativo al conocimiento para todos

 

85b4bc3d5ecd51f209a7fc6e4172ed9b

Digital Public Library of America (DPLA) Releases a New Strategic Plan: Collaborating for Equitable Access to Knowledge for All. Washington:DPLA, 2019

Texto completo

 

Un único punto de acceso. Una puerta de entrada a las riquezas culturales de Estados Unidos. Disponible para todos. Esta fue la visión fundacional de la Biblioteca Pública Digital de América: una biblioteca digital nacional abierta y distribuida para educar, informar y empoderar a todos.

La misión se mantiene constante: proporcionar acceso equitativo al conocimiento para todos, expandiendo la red de agregación del patrimonio cultural que ha sido el logro distintivo, ampliando soluciones colaborativas de libros electrónicos para bibliotecas y aumentando el papel como convocante e innovador de bibliotecas.

 

 

Recomendaciones para proyectos de gestión colectiva de colecciones en bibliotecas universitarias

 

2019-08-28_21-46-27

 

Operationalizing the BIG Collective Collection: A Case Study of Consolidation vs Autonomy”. Ohio: OCLC, Big Ten Academic Alliance (BTAA), 2019

Texto completo

 

Preparado en colaboración con las iniciativas de bibliotecas de la Big Ten Academic Alliance (BTAA), este informe presenta un marco para hacer operativa la colección colectiva del BTAA -una colección gestionada en colaboración a través de una red de bibliotecas- que se centra específicamente en la colección impresa.

 

El carácter de los espacios, servicios y colecciones de las bibliotecas está evolucionando con los cambios en los comportamientos de aprendizaje e investigación. Es ampliamente reconocido que el desarrollo autónomo continuo de grandes colecciones independientes no satisface las necesidades y no es eficiente. Una biblioteca no puede reunir todo lo que sus miembros desean tener, y gran parte de lo que reúne no se utiliza. Al mismo tiempo, el espacio de la biblioteca se está configurando en torno a la participación y no a las colecciones, se están reconociendo los costos a largo plazo de la gestión de los materiales impresos y está cambiando el papel que juegan los libros en la investigación y el aprendizaje. De este modo muchas bibliotecas están reevaluando los enfoques tradicionales para crear, gestionar y compartir colecciones, y buscan cada vez más hacerlo de manera cooperativa.

En este informe, se definen y analizan los aspectos clave de las colecciones colectivas y se ofrecen una serie de recomendaciones diseñadas para hacer avanzar a las bibliotecas hacia una coordinación más adecuada de sus colecciones. Se describen cuatro características de una colección colectiva mejor coordinada, que pueden ser un ejemplo para cualquier proyecto de colaboración bibliotecaria: compromisos explícitos, cumplimiento eficiente de la red, colección distribuida de manera óptima y conciencia de todo el sistema. Además, se esbozan tres áreas generales en las que se requiere coordinación para llevar a cabo la recolección colectiva: institución, aplicaciones y colecciones.

El enfoque de coordinación que se recomienda es ampliamente aplicable a otros entornos, proporcionando lecciones y recomendaciones de las que cualquier grupo o consorcio de bibliotecas puede beneficiarse.

 

GLOALL. Alianza Global de Plataformas de Comunicación Académica de Acceso Abierto

computer-image

GLOALL

Global Alliance of Open Access Scholarly Communication Platforms

Ver noticia

En una sesión organizada por la UNESCO  el 8 de abril en el Foro WSIS 2019 en Ginebra, los coordinadores de seis plataformas:  AmeliCA ,  AJOL , Érudit ,  J-STAGE ,  OpenEdition y SciELO  acordaron unir fuerzas para democratizar el conocimiento científico a través de la multiculturalidad. La  Global Alliance of Open Access Scholarly Communication Platforms (GLOALL) se lanzó con el reconocimiento del principio de que el conocimiento científico y académico es un bien público global esencial para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. La sesión abordó directamente la línea de acción C3 de la CMSI sobre acceso a la información y el conocimiento y la línea de acción C7 sobre ciencia electrónica.

GLOALL  tiene una visión para promover el desarrollo de estándares, productos y servicios de comunicación académicos multilingües. La alianza busca mejorar la interoperabilidad operativa para fortalecer el compromiso con la investigación en todo el mundo.

 

Bibliotecas universitarias: reestructuración de la estrategia de colaboración entre bibliotecas

 

toronto-library-pods

Schonfeld, Roger C. “Restructuring Library Collaboration: Strategy, Membership, Governance .” Ithaka S+R. Last Modified 6 March 2019. https://doi.org/10.18665/sr.311147.

Texto completo

 

Las bibliotecas universitarias suelen servir a instituciones de educación superior individuales, pero sus objetivos requieren que logren un mayor poder de negociación, una distribución más eficiente de las colecciones y sistemas, así como proporcionar servicios más sólidos que los que incluso una biblioteca universitarias más grande puede proporcionar por sí sola. Como resultado, las bibliotecas universitarias han buscado durante más de un siglo generar una escala interinstitucional. En este documento, se analizan los esfuerzos para generar esa escala, incluyendo consorcios y otras organizaciones de miembros, que denomina como “vehículos de colaboración”. Sin embargo, la colaboración no es buena en sí misma, sino sólo en la medida en que apoya los objetivos de las bibliotecas a medida que se desarrollan y cambian con el tiempo. Uno de los grandes retos a los que se enfrentan los líderes de las bibliotecas universitarias es su comprensible deseo de que sus vehículos de colaboración permanezcan sincronizados con los cambios en sus propios objetivos y en el contexto más amplio en el que operan.

 

 

 

 

 

 

OCLC Research y CARL se asocian para analizar las tendencias de innovación y las prioridades en las bibliotecas de investigación

Students make use of library spaces.

OCLC Research, en asociación con la Asociación Canadiense de Bibliotecas de Investigación (CARL), se han asociado para llevar a cabo un estudio sobre las tendencias y prioridades de innovación en las bibliotecas de investigación.

En primer lugar se realizará una encuesta a los directores de bibliotecas en Canadá, que revelará las tendencias, capacidades y prioridades dentro de la comunidad bibliotecaria de investigación en la que partocuparán 31 entidades. Lo que ayudará a CARL, OCLC y a la Asociación de bibliotecas de investigación (RLP) de OCLC a identificar oportunidades estratégicas que puede revelar áreas para posibles colaboraciones futuras entre las organizaciones asociadas.

Esta encuesta es la continuación de una encuesta similar que se envió a los directores de bibliotecas de 238 instituciones del Reino Unido, los Países Bajos, Alemania, Austria, Suiza, Dinamarca, España, Francia e Italia en 2017. OCLC Research también realizará encuestas en bibliotecas de investigación de Australia y Nueva Zelanda, en asociación con el Consejo de Bibliotecarios Universitarios Australianos (CAUL).