Archivo de la etiqueta: Libros de texto

UK Open Textbooks. Iniciativa británica de libros de texto en acceso abierto con apoyo de OpenStax

http://ukopentextbooks.org/

 

OpenStax, una organización sin ánimo de lucro con sede en la Universidad de Rice , que ya ofrece libros de texto gratis, de alta calidad a través de licencias abiertas acaba de anunciar una iniciativa internacional para desarrollar un programa de libros de texto en acceso abierto. El trabajo es parte de una iniciativa abierta de OpenStax para poner su modelo de libros abiertos a disposición de los estudiantes de todo el mundo.

0821-openstax_uk-info-lg-v8m2h1

 

Otros sitios de libros de texto en abierto

BCcampus Open Textbook Project

Siyavula: Math and science open textbook providers based in South Africa.

Recursos y herramientas

BC Campus Open Textbook Adoption Toolkit

BC Campus Open Textbook Accessibility Toolkit

Manitoba Open Textbook Starter Kit

Make Textbooks Affordable (Student PIRGs)

Textbooks in Browsers: An editor for Creating, Adapting and Sharing

 

 

Anuncios

Bibliografía de libros de texto gratuitos en acceso abierto

oer

Claybaugh, Z. and C. Stone (2017). [e-Book]  Open Educational Resource 2017 Textbook List. Fairfield, CT, Sacred Heart University. Texto completo: http://digitalcommons.sacredheart.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1047&context=library_staff

 

Esta es una lista de libros de texto de OER (Open Education Resources) de todas las áreas de conocimiento actualizada y específica para los departamentos de Sacred Heart University, compilada por Zach Claybaugh y Chelsea Stone.

Encuesta sobre el uso de Recursos Educativos Abiertos en la Educación Superior de los Estados Unidos, 2015-16

opening-the-textbook1

Allen, I. E. and J. Seaman (2016). [e-Book]  Opening the Textbook: Educational Resources in U.S. Higher Education, 2015-16, Barson, 2016.

Texto completo

 

Open Education Resources (OER) o  Recursos Educativos Abiertos (REA) en español, son objetos de aprendizaje compartido bajo una licencia de propiedad intelectual, que facilita las denominadas 5 R: retener, reutilizar, revisar, remezclar y redistribuir.

El informe muestra los resultados de una encuesta a más de 3.000 profesores de Estados Unidos, La encuesta pone de relieve que la mayoría de los profesores se muestran interesados en el tema y dan mucha importancia a los REA. pero también que a pesar de ello, tienen poco en cuenta los Recursos Educativos Abiertos cuando seleccionan y recomiendan a sus alumnos los materiales para el cursos; argumentando que el impedimento principal para no hacerlo tiene que ver con el esfuerzo necesario para encontrar y evaluar estos materiales. El uso de recursos abiertos es bajo en general, pero un poco mayor en los cursos de nivel introductorio a la universidad.

 

El alto coste de los libros de texto en universidades compromete el éxito del estudiante

exchange_renting_textbooks-d1bdc

2016 Student Textbook and Course Materials Survey.  [e-Book]   Florida, Florida Virtual Campus, 2016

Texto completo

 

Durante los meses de marzo y abril de 2016, más de 22,000 estudiantes participaron en una encuesta sobre el uso de los libros libro de texto y los materiales docentes. La encuesta examinó la asequibilidad y adquisición de libros de texto en las instituciones públicas de educación superior de Florida. En la encuesta, se les pidió a los estudiantes que opinaran sobre como el coste de los libros de texto y los materiales del curso, y como la adquisición de estos materiales afectan su educación, comprando comportamientos, desarrollo del curso  y el éxito obtenido, así como la ayuda financiara para abordar la adquisición de los materiales necesarios.

El objetivo de la Encuesta sobre materiales didácticos y libros de texto de 2016 fue identificar:

1. La cantidad de dinero que los estudiantes universitarios y universitarios invirtieron en los libros de texto y materiales de curso
2. La frecuencia con que los estudiantes compran libros de texto que no se utilizan
3. Cómo les afecta el coste de los libros de texto,
4. Qué materiales son los más beneficiosos para su aprendizaje
5. Cambios en las respuestas de los estudiantes de las encuestas anteriores.

Los hallazgos sugieren que el alto costo de libros de texto y materiales de formación están forzando a muchos estudiantes universitarios a tomar decisiones que comprometen su éxito académico. El 66.6%  de los estudiante que no compraron el libro de texto requerido debido al alto coste, y debido a ello un 37.6% obtienen una calificación baja, y un 19.8% tuvieron que repetir el curso. Además el alto coste forzó a un 46% de los estudiantes a matricularse en menos asignaturas, no inscribirse en el curso (45.5%); o abandonar el curso (26,1%).

El precio de los libros de texto universitarios continua incrementándose. Más de la mitad (53,2%) de los estudiantes gastó más de  300$ en libros de texto durante el período de primavera 2016, y el 17,9% gastó más de 500$. En comparación con la encuesta de 2012, los precios aumentaron entre un 8,5% a 8,9%.

Otra característica es que en muchos casos los libros de texto se compran, y después no se utilizan. El estudiante compró un promedio de 2,6 libros de texto que luego no fueron utilizados durante su carrera académica. Ello supone un aumento estadísticamente significativo desde los 1.6 libros de texto indicados en la encuesta de 2012.

 

 

 

Libros de texto electrónicos para la enseñanza superior : Informe de resumen del proyecto piloto de FinELib

64b5f17c342ebd587c269cc708989712

Mikkonen, P. and L. Peltonen (2017). e-Textbooks for higher education through cooperation: FinELib pilot project summary report. Helsinki, National Library of Finland FinELib, 2017

Texto completo

FinELib es un consorcio de universidades finlandesas, universidades de ciencias aplicadas, institutos de investigación y bibliotecas públicas, cuya misión es asegurar y mejorar la disponibilidad de materiales electrónicos en sus organizaciones miembros. En la primavera de 2014, el consorcio lanzó un proyecto encaminado a aumentar la disponibilidad de libros electrónicos en los institutos de enseñanza superior utilizando modelos de precios adecuados para las bibliotecas y aumentando la conciencia de los editores acerca de los libros electrónicos.

Las bibliotecas universitarias de Finlandia proporcionan a los estudiantes libros relacionados con los temas de su carrera. La disponibilidad de libros de texto es particularmente importante justo antes de los exámenes, momento en el que puede haber una cantidad insuficiente de copias impresas disponibles para satisfacer la demanda. Muchas bibliotecas quisieran comprar libros de texto principalmente como libros electrónicos, sin embargo, la mayoría de los libros de texto no están disponibles en formato electrónico. Además,, en la situación en que las bibliotecas disponen de libros electrónicos, estos en la mayoría de los casos están sujetos a limitaciones en cuanto a cuántos usuarios que pueden acceder a ellos de manera simultánea. Los profesores y estudiantes finlandeses ya tienen bastante experiencia con libros electrónicos. La mayoría de los profesores (78%) y los estudiantes (77%) que respondieron a la encuesta de libros electrónicos de la Biblioteca Nacional han usado libros electrónicos relacionados con sus temas de estudio. Más de la mitad (65%) de los profesores han utilizado libros electrónicos para la enseñanza, y una quinta parte de los encuestados utilizan a menudo los libros electrónicos para sus tareas docentes.

El proyecto FinELib sobre libros de texto electrónico analizó la necesidad de licencias para las bibliotecas, evaluó la capacidad de los editores y proveedores de plataformas para proporcionar dichas licencias y recopiló información sobre las experiencias de los estudiantes y profesores en el uso de libros electrónicos. Además, se pusieron a prueba modelos alternativos de licencia para abordar la escasez de libros de texto, proporcionando a varios usuarios acceso simultáneo a los mismos. El proyecto fue coordinado por la Biblioteca Nacional de Finlandia.

Acadreamia: servicio de alquiler de libros de texto

Acadreamia: servicio de alquiler de libros de texto

 

 

Julio Alonso Arévalo
Departamento de Traducción y Documentación

Universidad de Salamanca


Textbook rental service. http://www.acadreamia.co.uk/

Ya a casi nadie sorprende, o al menos así debería de ser, la aparición de nuevos modelos de negocio en relación al libro y las tareas que tradicionalmente realizamos los profesionales de la información, cuyo origen a veces se pierde en el devenir de los siglos. Quienes llevamos al menos una veintena de años en la profesión hemos tenido la gran fortuna de haber sido testigos de primera línea en este viaje iniciático cuyo principio fue próximo a la tradición casi milenaria del bibliotecario y cuyo final está por escribir. Actualmente en la profesión existe una gran incertidumbre sobre hacia dónde nos dirigimos y cuál debe ser la naturaleza de los servicios de información, ello también es en cierta manera lógico, ya que ahora más que nunca somos intermediarios que realizamos una serie de tareas poco visibles y definidas, que a veces son atribuidas a otros profesionales como editores, gestores o informáticos.

Acadreamia se presenta como el servicio número 1 en Reino Unido de préstamo de libros científicos para estudiantes, a unos precios que oscilan entre 2 y 10 libras, en función del tiempo de alquiler que puede ser desde 30 a 310 días con la posibilidad también de comprar el propio documento. La web como corresponde a un servicio comercial es minimalista, limpia y muy visual, permitiendo buscar un libro por autor, título o ISBN, pudiendo filtrar la información por área temática. Los libros se entregan en un plazo medio de 3 a 5 días.

Aunque curioso tampoco ofrece nada nuevo en el horizonte, si hacemos un balance de otros servicios en torno al libro, el primer gran hito lo llevó a cabo Amazon en 1995 con la venta de libros a través de Internet y cuyo origen está en el enriquecimiento y puesta en valor de los datos del ISBN estadounidense, a los que añade el poder de sugerencia e identificación de las portadas, sugerencias de otros libros que pueden interesar al cliente, y la posibilidad de introducir y ver comentarios de otros clientes sobre el material que estamos interesados en adquirir. El siguiente paso estaba ya escrito cuando en 2006 la empresa inicia la venta de libros electrónicos a través de su propio dispositivo el lector Kindle. A esta iniciativa le siguió una empresa tecnológica como Sony, que realiza el movimiento contrario montando su propia librería en línea ReaderStore a partir de la presentación de su lector Sony Reader, y finalmente Barnes & Noble la red de librerías más famosa de Estados Unidos con una tradición de casi un siglo ofreciendo su tienda virtual de libros electrónicos con su propio dispositivo “Nook”. En este año el gran impacto ha venido desde otra tecnológica como Apple que ha presentado su IPad junto a su propia tienda virtual IbookStore. Recientemente se ha incorporado el gigante Google con Google Ebookstore. Todo ello es una síntoma claro de que algo se esta moviendo en torno al libro.

Otros servicios más cercanos a la profesión que también han sido asumidos por entidades comerciales a través de externalización han sido aquellas tareas más repetitivas como la catalogación, que tuvo un peso excesivo durante muchos años en la profesión, llegando a ser casi quintaesencia de la misma, y actualmente minimizado por la facilidad de compartir metadatos. En el ámbito del préstamo interbibliotecario tenemos una empresa comercial de éxito Subito cuyos clientes somos fundamentalmente las propias bibliotecas, aunque en cierto sentido la idea es próxima a la que ya realizaba la British Library a través del BLDSC, ahora denominado Document Supply Services, entendido como un servicio comercial desde una entidad pública.

Acadreamia trabaja con material impreso, pero esta propuesta ya ha sido lanzada por servicios que operan con el libro digital con su consecuente inmediatez respecto a la disposición de los contendios, como es el caso de Questia, que trabaja con monografías académicas y libros de ensayo, así como artículos en ciencias sociales y humanidades, y cuyo modelo de negocio se basa en suscripciones individuales de los estudiantes; el modelo tiene un éxito relativo ya que hay que ser muy optimista para pensar que los propios estudiantes estén dispuestos a pagar por el acceso a un documento. Otra de las variantes de este modelo es el pago por uso desarrollado por ebrary, que permite que cualquiera pueda hojear el texto completo de un libro gratuitamente, y solamente cobra una tasa cuando se realiza una acción como copiar, descargar o imprimir el texto completo o un capítulo.

Parece claro que el espacio tradicional de la lectura y de la información científica está siendo ocupado por nuevos operadores que concurren legítimamente en este otro espacio virtual que es Internet, en el que tradicionalmente ha sido terreno exclusivo de la biblioteca y el bibliotecario; sin embargo lejos de significar una amenaza en muchos casos esta suponiendo una oportunidad para aprender cómo lo hacen otros y para proveer servicios más competitivos. Recordemos que allá en 1257 en la Universidad de Salamanca se tiene noticia de ese primer bibliotecario que en los documentos de la época aparece con el nombre de “estacionario”, que era el encargado de mandar copiar los libros que posteriormente prestaba a los alumnos a cambio de un montante económico. Realmente se juntan tal como indicaba el Pantocrator el alfa y el omega, el principio y el fin de las cosas, el estacionario y el servicio de préstamo de libros académicos a través de Internet.

Para acabar este recorrido con un poco de humor, alguien que asistió a la feria del libro de Guadalajara, me comento una anécdota, en la que un empresario del sector del libro electrónico les espetó a sus colegas editores que trabajan con el libro impreso que se parecían a la película “Los otros” porqué estaban ya muertos y no se habían dado cuenta todavía. Creo, espero y deseo que las cosas no sean tan determinantes, y simplemente, suponga un reequilibrio de acomodación al nuevo contexto adaptándonos al mismo y aprendiendo de cómo otros trabajan para mejorar en nuestro desempeño. La biblioteca ha muerto.. larga vida al bibliotecario.