Archivo de la etiqueta: PreTextos

Misterio en la Biblioteca

Misterio en la Biblioteca. Santiago de Chile: UTEM, 2022

Texto completo

Eeición digital especial difundida por Ediciones UTEM, que tiene su origen en el concurso de cuentos que llevó el mismo nombre cuya convocatoria se realizó hasta enero de 2022 y que tenía el objetivo de fomentar la creatividad a través de cuentos originales, de temáticas en torno al misterio y donde el contexto fuese la biblioteca.

La edición cuenta con 6 cuentos cortos, donde además se identifican los ganadores del certamen:

  • La sala de Referencias • Fernando Henríquez Fuentes (1er lugar)
  • La carta sin fecha • Aldo Vilches Contreras (2do lugar)
  • Una noche en la biblioteca • Sandra Sandoval Fuentealba (3er lugar)
  • Al caer la tarde • Elizabeth Natalia Montero Muñoz
  • Mary y el Faro del saber • Claudia González Arnez
  • Pola la paloma encantadora • Susana Antileo Huenupi

El préstamo un libro que no ha sido solicitado en años

Nada se pierde para siempre. Nada. Repetid con decisión (es importante): nada. La memoria guarda en su seno tesoros que ignoramos y que crecen, se expanden y brillan mejor entre el polvo y la oscuridad. Un día, un visitante ocioso recorre con el índice polvoriento la estantería en busca de un libro determinado y he aquí que el milagro sucede una vez más. Su atención, atraída por otro volumen que descubre inesperadamente, olvida cualquier proyecto inicial, y la bibliotecaria del mostrador ve pasmada cómo se pide en préstamo un libro que no ha sido solicitado en años.

Sabino Méndez «Literatura universal»

Desde que existe el libro nadie está ya completamente solo

«Desde que existe el libro nadie está ya completamente solo, sin otra perspectiva que la que le ofrece su propio punto de vista, pues tiene al alcance de su mano el presente y el pasado, el pensar y el sentir de toda la humanidad».

Stefan Zweig «Encuentros con libros»

Stefan Zweig fue un lector empedernido que plasmó sus observaciones tanto en las reseñas que publicó en la prensa escrita como en los prólogos a la obra de otros autores. Los textos aquí reunidos dan buena prueba de la sagacidad, la erudición y la elegancia a las que Zweig nos tiene acostumbrados, pero sobre todo son un testimonio de su amor por la literatura como invitación al diálogo, una pasión tan intensa y franca que no es extraño que sepa contagiarla a sus lectores como pocos maestros.

Hogar es donde tienes tus libros

«Hogar es donde tienes tus libros; la cama que conserva tu olor, o más bien, el perfume, la esencia de la persona amada; el maravilloso espacio donde los sueños se suceden; el lugar en el que te refugias de la maldad; también hay trono de rey o de princesa donde lees sin que nadie te moleste y que en las casas sólo sirve para mear y cagar. Hogar es sinónimo, no de casa sino de calidez, de ternura, de refugio, de ventana para mirar al mundo y la lluvia sin que ésta te moje.»

Benito Taibo

No verá el niño la belleza del mundo circundante si no ha percibido la belleza de la palabra leída en el libro


«No verá el niño la belleza del mundo circundante si no ha percibido la belleza de la palabra leída en el libro. El camino al corazón y a la conciencia del niño llega por dos lados que parecen opuestos a primera vista: del libro, de la palabra leída a la expresión verbal; y de la palabra instalada ya en el mundo espiritual del niño al libro, a la lectura, a la escritura. La vida en el mundo de los libros es cosa muy distinta a la lectura de las lecciones, por concienzuda y aplicada que sea. Puede darse el caso de un alumno que termina estupendamente los estudios y desconoce por completo lo que es la vida intelectual, ese alto goce humano que proporciona el leer y el pensar. La vida en el mundo de los libros es conocer la belleza del pensamiento, es gozar de las riquezas culturales, es elevarse uno mismo»

Felipe Garrido «El buen lector se hace, no nace. Reflexiones sobre lectura y formación de lectores»

LIBRO GRATIS

Carta de Susan Sontag Borges

«Los bárbaros no tienen que quemar los libros. El tigre está en la biblioteca. Querido Borges, créame que no me satisface quejarme. Pero ¿a quién podrían estar mejor dirigidas estas quejas sobre el destino de los libros de la lectura misma- que a usted? Todo lo que quiero decir es que lo echamos de menos. Yo lo echo de menos. Su influencia decisiva continúa. La época en que ahora estamos entrando, este siglo 21, pondrá a prueba al espíritu de maneras nuevas. Pero, se lo aseguro, algunos no vamos a abandonar la Gran Biblioteca. Y usted seguirá siendo nuestro patrono y nuestro héroe.»

Susan Sontag

Permanezca y viva por algún tiempo en los libros

«Permanezca y viva por algún tiempo en los libros, y aprenda de ellos cuanto le parezca digno de ser aprendido. Ante todo, ámelos: su cariño le será pagado miles y miles de veces. Y, cualquiera que pueda llegar a ser más adelante el rumbo de su vida, estoy seguro de que ese amor cruzará siempre la urdimbre de su existencia, como uno de los hilos más importantes en la trama de sus experiencias, de desengaños y de sus alegrías.»

RAINER MARÍA RILKE Cartas a un joven poeta (1903)