Archivo de la etiqueta: Conservación

Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19

img_20200402_140745_804

Arsenio Sánchez Hernampérez. Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19
Blog BNE – 2 abril, 2020

Ver completo BNE

 

Las enfermedades pueden transmitirse por vía directa o indirecta. Las de contagio directo se propagan cuando los microorganismos pasan de la persona infectada a la persona sana por contacto directo, es decir cuando los individuos se tocan, mantienen relaciones sexuales o se contaminan con secreciones o heridas de la persona infectada. Es el caso de la hepatitis B, el VIH/SIDA o el herpes genital.

Llegados a este punto, deberíamos plantearnos si es necesario desinfectar los libros para evitar contagios. Nuestra opinión es contraria a la desinfección. Los productos que son efectivos en superficies duras o para desinfectar plásticos o la ropa son dañinos para el papel o las tintas y podrían causar oxidación e hidrólisis ácida de la celulosa, la disolución de las tintas de tampón y de las anotaciones en bolígrafo o rotulador además de atenuar el color. Al utilizar agua como vehículo son doblemente inapropiados, pues generan debilitamiento del soporte, deformaciones y solubilización de los adhesivos de la encuadernación. Podría parecer más inofensiva la esterilización con radiación UV, pero causaría una fuerte oxidación en los soportes y sólo sería efectiva en las partes expuestas a la radiación, quedando sin desinfección las más ocultas como la zona de la costura en los libros encuadernados o el interior de las solapas de las encuadernaciones rústicas modernas. Todas estas zonas son inaccesibles a la radiación UV y, por tanto, podrían seguir reteniendo su carga viral durante horas. Por ello tampoco la radiación UV es una buena solución.

Sin embargo, dado que el virus puede permanecer durante días en el papel y el plástico, es necesario mantener precauciones con los libros que han estado expuestos al virus, especialmente si se trata de material que ha estado en contacto directo con enfermos afectados por COVID-19. Paradójicamente, la desinfección más efectiva sería no hacer nada, esperar y mantener los libros en cuarentena durante, al menos, 14 días. De esta manera prevendríamos de forma segura la transmisión indirecta sobre cualquiera de los materiales con los que están elaborados los libros (papel, cartón, tela o plástico) y no correríamos el riesgo de dañarlos al aplicar productos que tienen efectos químicos y físicos en los documentos.

 

Coloquio Internacional sobre Líneas de Trabajo en Materia de Conservación y Restauración en Bibliotecas y Archivos. Hacia la Preservación del Patrimonio Documental

memoria-coloquio

 

Texto completo

ePub

 

Las instituciones dedicadas a la preservación de la memoria documental tienen como misión el acopio, registro y la conservación, en aras de su estudio y transmisión a las generaciones futuras. De ahí que la Biblioteca Nacional de México ha propiciado la formación de espacios orientados al intercambio de experiencias en materia de conservación. Los esfuerzos sostenidos permitieron la organización de la primera emisión del Coloquio Internacional sobre Líneas de Trabajo en Materia de Conservación y Restauración, en marzo del 2010. Ante la creciente inquietud por la aplicación de medidas adecuadas en los acervos, se emitió una segunda convocatoria para efectuar un coloquio, dedicado ahora al tema de la preservación del patrimonio documental. El 2° Coloquio Internacional sobre Líneas de Trabajo en Materia de Conservación y Restauración en Bibliotecas y Archivos, dedicado al tema: “Hacia la preservación del patrimonio documental”, se llevó a cabo con objeto de continuar con el intercambio de conocimientos y actualización entre profesionales en materia de conservación, proseguir con la cooperación interinstitucional y conocer el estado de la cuestión en países latinoamericanos.

El bibliotecario que salvó los tesoros culturales de Tombuctú de Al Qaeda

5-1

 

Desde su toma de la histórica ciudad iraquí de Mosul a principios de 2014, el Estado Islámico saqueó  y demolió mezquitas, santuarios, iglesias y otros sitios sagrados en toda la región.

Abdel Kader Haidara, un coleccionista de libros de mediana edad en Malí ayudó a mantener las legendarias bibliotecas, libros y manuscritos de la ciudad a salvo de la ocupación de los yihadistas.

En 2012, los yihadistas -armados hasta los dientes con armas incautadas en Libia tras la caída de Muammar Qaddafi- invadieron el norte de Malí y establecieron un brutal régimen de la sharia en Tombuctú. Antiguamente un centro de aprendizaje y cultura, la ciudad albergó una invaluable colección de manuscritos: volúmenes de poesía, enciclopedias e incluso manuales sobre sexo que invocaban el nombre de Alá. Amenazados con la destrucción, los manuscritos fueron sacados de la ciudad para su seguridad en una emocionante operación de camuflaje.

La operación se desarrolló en tres etapas. La primera fue después de que Abdel Kader se preocupara de que los yihadistas pudieran atacar los manuscritos. Así que los sacaron de las grandes bibliotecas de Tombuctú y los trasladaron a casas seguras alrededor de la ciudad. Lo hacían por la noche, poniendo los manuscritos en cajas y trasladándolos en un carro de burros a los sótanos y almacenes de la gente. En la segunda fase, un par de meses después, los sacaron de la ciudad: un vehículo tras otro, en constante movimiento, a menudo escoltados por mensajeros adolescentes, a través  de más de 600 millas de desierto, pasando por puestos de control hasta llegar a Bamako, la capital en el sur.

La tercera fase, después de la invasión del ejército francés, transportar los libros por carretera se volvió demasiado peligrosoy consistió en llevarlos en barco por el río Níger hacia Bamako. Fue un proceso peligroso que duró meses, delante las propias narices de los yihadistas.

Todos los manuscritos han sido recogidos en un gran almacén de Bamako, por lo que han sido reunidos bajo un mismo techo. Se están digitalizando y los que resultaron dañados en el curso de la operación de contrabando se están restaurando cuidadosamente.

El artífice de esta operación fue Abdel Kader Haidara, hijo de un erudito de Tombuctú. Su padre dirigía una escuela islámica en el barrio más antiguo de Tombuctú. Así que Abdel Kader creció alrededor de estos manuscritos. Cuando tenía 17 años, su padre murió. Tenía una docena de hermanos y hermanas, pero en el testamento su padre lo convirtió en el heredero de la colección de libros de la familia, que en esa época era de miles. Su padre apreciaba el interés y la capacidad de estudio de Abdel Kader. También hablaba árabe con fluidez, lo que era esencial si se iba a encargar de estos manuscritos, ya que casi todos estaban escritos en árabe.

 

 

 

 

 

 

La extraña biblioteca de los libros congelados

bn-oy982_librar_m_20160718174941

Gargantilla, Pedro. La extraña biblioteca de los libros congelados. ABC Ciencia. Actualizado: 

Ver completo

En el Mercurio Salmantino

La Biblioteca Beinecke posee una de las mayores colecciones de libros y manuscritos raros del mundo, que conserva en frío para evitar el ataque de un insecto.

Fue levantada a comienzos de los sesenta del siglo pasado por Gordon Bunshaft y no le pasa desapercibida ni a los más despistados. Es de granito y mármol translúcido y carece de ventanas. El objetivo de este peculiar diseño es permitir el paso de una pequeña cantidad de luz solar para mejorar la conservación de los libros y evitar «visitas» indeseadas.

 

 

Adquisiciones de bienes culturales

p1

Adquisiciones de bienes culturales 2012. Madrid: Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Subdirección General de Documentación y Publicaciones
Año de publicación: 2017

Texto completo

 

La adquisición de bienes culturales es una de las tareas propias del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. A través de una política constante y eficaz de adquisiciones, se consigue el enriquecimiento de las colecciones de los museos, archivos y bibliotecas de titularidad estatal y, además, se asegura la conservación y difusión de estos bienes, que pasan a formar parte de colecciones públicas. La finalidad de esta publicación es dar a conocer todos aquellos bienes que la Administración del Estado adquiere para estas instituciones y facilitar de este modo el acceso de los ciudadanos al conocimiento de su patrimonio histórico. Esta tarea, esencial para la recuperación, conservación y conocimiento de los bienes culturales se realiza de modo continuado.

Conservación de bienes culturales: acciones y reflexiones

 

conservacionbienes

Elsa Jadot. Conservación de bienes culturales: acciones y reflexiones. Guerrero Baca, Luis Fernando (ccord.). Colección Divulgación, Instituto National de Antropología e Historia, México, 2009.

Texto completo

Coordinado por Guerrero Baca, el presente libro se enfoca en un tema considerado como un campo “auxiliar” en el estudio del patrimonio mexicano: la protección y conservación de los bienes culturales. El autor nos señala, desde un principio, que su libro no constituye un manual práctico, sino que presenta algunos casos particulares que  posibilitan una mejor comprensión de la problemática relacionada con la protección del patrimonio.

 

Protegiendo las colecciones de las instituciones del patrimonio cultural

 

imls-hhis-report-thumbnail

Protecting America’s Collections: Results from the Heritage Health Information Survey. Washington, D.C.: IMLS, 2019

Texto completo

 

El Informe HHIS, publicado en 2019, ofrece una selección de actualizaciones del Heritage Health Index of 2004 y evalúa las necesidades de preservación de las instituciones del patrimonio cultural actual con colecciones no vivas, tangibles y digitales.