Archivo del Autor: Julio Alonso Arévalo

Acerca de Julio Alonso Arévalo

Bibliotecario de la Facultad de Traducción y Doc. de la USAL. Ex-Miembro del Grupo de Investigación E-LECTRA. Premio Nacional de Investigación por la UNE Creador y editor del repositorio E-LIS. 80 artículos científicos en revistas. El profesional de la información, Library Hi-Tech, Electronic Library. Investigación bibliotecológica, Anales de Documentación... 11 libros publicados: Nueva fuentes de información en el contexto de la web 2.0 (Pirámide), Gutemberg 2.0 (TREA). Social Reading (Elsevier), eBooks en bibliotecas universitarias (TREA), El ecosistema del libro electrónico universitario (UNE), Un viaje a la cultura open (Amazon), Zotero (Creative Spaces), Leyendo dentre Pantallas (Trea), Literaçia da infomrçao (ISPA) Ontología y acceso abierto (UCE) Más de 1200 citas en Google Schoolar Creador y gestor del blog Universo abierto Director del programa de Radio Planeta Biblioteca Más de 150.000 seguidores en los grupos profesionales de Facebook

¿Y si leer estuviera prohibido?

e768513e14fdd23ab9fd4379f0d9cc98

En un mundo en el que leer estuviera prohibido, jóvenes se encerrarían en sus cuartos para ojear sus libros a escondidas.

Se masturbarían una y otra vez mientras pasan sus páginas excitados por el morbo que tiene lo prohibido.

En un mundo en el que leer fuera ilegal, habría bibliotecas clandestinas con puertas traseras donde jóvenes rebeldes e inadaptados se reunirían para calmar su mono de lectura.

Imagínalo, cierra los ojos por un momento e imagina una sociedad que persiguiera a sus lectores.

Qué bonito sería sentarnos tú y yo con un buen libro en mitad de la carretera desafiando al mundo, o que la policía viniera hasta nuestra casa golpeando la puerta a patadas mientras nos metemos unas buenas rayas de Kafka, Poe o Hemingway.

Imagina un mundo en el que leer fuera un acto de rebeldía hacia un sistema que persigue a jóvenes que se niegan a ser copias de copias de otras copias que aparecen en televisión… ¿Un acto de rebeldía? ¡Qué estupidez! Como si en este mundo en el que vivimos ya de por sí leer no fuera una maldita declaración de guerra.

Carlos Kaballero

Nuevas evidencias sobre las actitudes y conductas cambiantes de los investigadores del siglo 21

image.imageformat.lightbox.1151714119

Blankstein, Meliase ; Wolff-Eisenberg,  Christine. Ithaka S + R US Faculty Survey 2018. Ithaka S + R, 2019. DOI: https://doi.org/10.18665/sr.311199

Texto completo

Los investigadores cada vez utilizan más Google y otros motores de búsqueda cono punto de partida para el inicio de un proceso de investigación. Ademas utilizan servicios en la nube para gestionar y preservar sus datos. Aunque están cada vez más interesados ​​en un modelo de publicación de acceso abierto, los incentivos académicos tradicionales continúan motivando su toma de decisiones. El papel de la biblioteca en el archivo, curación y preservación de materiales es cada vez más importante.

 

La Encuesta del profesorado de Ithaka S + R de EE. UU. tiene por objetivo conocer las prácticas cambiantes de la investigación, enseñanza y publicación por parte de los miembros de la universidad de  manera trienal desde el año 2000, para poder disponer de datos y evidencias que ayuden a las universidades a saber como los servicios de apoyo a la investigación como bibliotecas universitarias, sociedades científicas y editores académicos planifican el futuro.

En esta séptima encuesta trienal, se entrevistó a una muestra aleatoria de profesores de Estados Unidos sobre algunos de los temas que se planteron en encuestas anteriores, incluido el acceso y el descubrimiento de información, la gestión de datos, la difusión de investigaciones, las percepciones de las habilidades de investigación de los estudiantes y el valor de la biblioteca. También se añadieron nuevas preguntas sobre temas emergentes, como son cuestiones relativas a recursos educativos abiertos, análisis del aprendizaje y nuevos modelos de comunicación académica. Dados los niveles de respuesta a la encuesta, los hallazgos se pueden analizar por disciplina, tipo de institución y otras características demográficas importantes.

La encuesta se envió en el otoño de 2018 a una muestra de 150,941 miembros de la universidad. Recibiendo un total de 10,919 respuestas completas, con una tasa de respuesta del 7.2 por ciento.

A continuación se destacan las cuestiones clave:

  • Los puntos de partida del descubrimiento de informacion se están desplazando hacia Google Scholar y otros motores de búsqueda generales. Si bien las bases de datos académicas específicas siguen siendo el punto de inicio más frecuente para la investigación, los profesores están comenzando cada vez más a explorar la literatura académica a partir de Google Scholar y otros motores de búsqueda de propósito general.
  • Los profesores prefieren cada vez más administrar y preservar sus datos utilizando servicios de almacenamiento basados ​​en la nube. Desde el ciclo anterior de la encuesta, una mayor proporción del personal docente utiliza los servicios de almacenamiento basados ​​en la nube, como Google Drive, Dropbox y Flickr, para organizar, administrar y preservar sus datos de investigación, medios o imágenes. Los profesores también informan que los servicios de alojamiento de archivos, como Box y Dropbox, son la fuente más valiosa de apoyo para administrar y preservar estos datos en comparación con otras fuentes.
  • Si bien los profesores están cada vez más interesados ​​en un modelo de publicación de acceso abierto, los incentivos académicos tradicionales continúan motivando su toma de decisiones. Aproximadamente dos tercios de los encuestados en este encuesta indicaron que estarían contentos de ver que el modelo tradicional de publicación basado en suscripción fuera reemplazado por completo por un sistema de acceso abierto, que representa una mayor proporción de encuestados en comparación con la encuesta anterior. Sin embargo, solo cuatro de cada diez profesores indican las características de acceso abierto de las revistas como altamente influyentes en las

La policia utiliza Sensorvault, la base de datos de ubicaciones de Google para resolver crímenes

getty-google-location

La policía estadounidense está aprovechando la enorme cantidad de información de localización del gigante tecnológico en su esfuerzo por resolver crímenes, con los problemas añadidos de privacidad que esto conlleva.

La base de datos de Sensorvault está conectada a un servicio de Google llamado “Historial de ubicación”. La función, que comenzó en 2009, incluye informacion de dispositivos Android y Apple.

El historial de ubicación no está activado de forma predeterminada. Google pide a los usuarios que lo habiliten cuando están configurando determinados servicios (por ejemplo, alertas de tráfico en Google Maps o imágenes de grupo vinculadas a la ubicación en Google Photos).

Si tienes activado el Historial de ubicación, Google recopilará tus datos siempre que hayas accedido a tu cuenta y tengas Google Apps habilitadas para la localización en tu teléfono. La empresa puede recopilar los datos incluso cuando la persona no está utilizando sus aplicaciones, si la configuración de su teléfono lo permite.

Segun New York Times, funcionarios de las fuerzas de seguridad de todo el país utilizan la información en una base de datos de Google llamada Sensorvault con registros de ubicación de cientos de millones de dispositivos en todo el mundo para resolver crímenes.

Aunque la nueva técnica puede identificar a los sospechosos cerca de los delitos, corre el riesgo de recoger la información sobre los transeúntes inocentes, lo que pone de relieve el impacto que la recopilación masiva de datos por parte de las empresas puede tener en la vida de las personas.

 

 

GLOALL. Alianza Global de Plataformas de Comunicación Académica de Acceso Abierto

computer-image

GLOALL

Global Alliance of Open Access Scholarly Communication Platforms

Ver noticia

En una sesión organizada por la UNESCO  el 8 de abril en el Foro WSIS 2019 en Ginebra, los coordinadores de seis plataformas:  AmeliCA ,  AJOL , Érudit ,  J-STAGE ,  OpenEdition y SciELO  acordaron unir fuerzas para democratizar el conocimiento científico a través de la multiculturalidad. La  Global Alliance of Open Access Scholarly Communication Platforms (GLOALL) se lanzó con el reconocimiento del principio de que el conocimiento científico y académico es un bien público global esencial para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. La sesión abordó directamente la línea de acción C3 de la CMSI sobre acceso a la información y el conocimiento y la línea de acción C7 sobre ciencia electrónica.

GLOALL  tiene una visión para promover el desarrollo de estándares, productos y servicios de comunicación académicos multilingües. La alianza busca mejorar la interoperabilidad operativa para fortalecer el compromiso con la investigación en todo el mundo.

 

Música y Palabras 6. Viviendo en la era pop 2019/04/26

448bd581456701064e4045ab7bc9c22c

 

Música y Palabras 6. Viviendo en la era pop 2019/04/26

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

Ranking de instituciones de investigacion Scimago

SCImago Institutions Rankings

 

Scimago Institutions Rankings

https://www.scimagoir.com/rankings.php

España

Latinoamerica

SIR IBER 2018 – SCImago Institutions Rankings

Ranking Iberoamericano de Instituciones
de Educación Superior 2018 (PDF)

El SCImago Institutions Rankings (SIR) es un ranking de instituciones académicas y de investigación clasificadas por un indicador compuesto que combina tres conjuntos diferentes de indicadores basados en el rendimiento de la investigación, los resultados de la innovación y el impacto social medido por su visibilidad en la web. Además, es posible comparar las tendencias de los indicadores individuales de hasta seis instituciones. Para cada gran sector también es posible obtener gráficos de distribución de los diferentes indicadores.

La fuente de información utilizada para los indicadores de innovación es la base de datos PATSTAT.

Las fuentes de información utilizadas para los indicadores de visibilidad web son Google y Ahrefs.

La base de datos de Unpaywall se utiliza para identificar documentos de acceso abierto.

Altmetrics de las métricas de PlumX y Mendeley se utilizan para el Factor Societal.

Los indicadores se dividen en tres grupos destinados a reflejar las características científicas, económicas y sociales de las instituciones. El SIR incluye indicadores dependientes e independientes del tamaño, es decir, indicadores influenciados y no influenciados por el tamaño de las instituciones. De esta manera, el SIR proporciona estadísticas globales de la publicación científica y otros resultados de las instituciones, al mismo tiempo que permite realizar comparaciones entre instituciones de diferentes tamaños. Hay que tener en cuenta que, una vez calculado el indicador final a partir de la combinación de los diferentes indicadores (a los que se les ha asignado un peso diferente), los valores resultantes se han normalizado en una escala de 0 a 100.

Traducción realizada con el traductor http://www.DeepL.com/Translator

La Universidad de Salamanca, ocupa el puesto 543 en el ranking mundial. En cuanto a Universidades ocupa el puest0 17 y el 66 a nivel de Centros de investigación en España.

17 (543) Universidad de Salamanca * ESP

La importancia de las bibliotecas escolares para la vida de las personas

libraryview4

The importance of having a school library

Learning Curve

POR RACHEL NOBEL | 4 DE ABRIL DE 2019

Ver

Lisa Kent, marstra en Bedford-Stuyvesant, Brooklyn, ha enseñado allí durante 22 años. En todo ese tiempo, la escuela nunca ha tenido una biblioteca en funcionamiento.

Eso finalmente cambió esta primavera, gracias a los directores actuales y anteriores de la escuela, a las subvenciones y donantes de la comunidad, a los voluntarios de la PTA y a la tenacidad de la profesora de arte Lisa Ryan. El 6 de marzo, la comunidad escolar se reunió para  para inaugurar una biblioteca en la que se invirtieron 10.000 dólares en libros nuevos.

¿Qué significará para los estudiantes y profesores tener acceso a la biblioteca de su escuela? “Va a significar todo”, dice Kent.

En nuestros tiempos de tensión política, a medida que el auge de los medios de comunicación social ha hecho que la recopilación de información fiable sea más difícil, las bibliotecas están experimentando un renacimiento. En un artículo de opinión del New York Times de septiembre, el sociólogo Eric Klinenberg declaró: “Restaurar la sociedad civil, empieza por la biblioteca”.

Décadas de investigación sobre los “estudios de impacto de las bibliotecas escolares” nos dicen que las escuelas que disponen de programas bibliotecarios generan estudiantes con mejores resultados en los test de comprensión lectora, mayores habilidades de alfabetización en información y mayores tasas de éxito del estudiante. Esto es aún más cierto en las escuelas que han experimentado una disminución general del personal o en las que un alto porcentaje de estudiantes viven en la pobreza.

Los estudios de impacto de las bibliotecas también nos dicen que los programas de las bibliotecas escolares son más efectivos cuando bibliotecarios profesionales trabajan mano a mano con los maestros.

“Los estudios de impacto en las bibliotecas sugieren que los resultados de las pruebas tienden a ser más altos cuando los gestores, maestros y los propios bibliotecarios piensan que el bibliotecario es un líder de la escuela; un maestro, un co-maestro y un proveedor de desarrollo profesional; un diseñador de planes de estudio, un administrador de recursos educativos y un motivador de la lectura”, escribieron los investigadores Keith Curry Lance y Debra E. Kachel en 2018.

Pero encontrar espacio, personal y recursos para una biblioteca bien mantenida puede ser un desafío. En el Estado de Nueva York, las regulaciones requieren que las escuelas secundarias -pero no las escuelas primarias- sean atendidas por especialistas bibliotecarios certificados en medios de comunicación, también llamados maestros bibliotecarios.

“Un bibliotecario certificado es alguien que ha sido certificado y formado como bibliotecario y como maestro” dice Nira Psaltos, bibliotecaria de Bayside HS en Queens. “Al igual que desearías tener a un médico especializado para una enfermedad específica, un bibliotecario es un profesor que ha sido formado en este áreas concreta y que ha estudiado este tema.”

Estos profesores bibliotecarios están capacitados para ayudar a los estudiantes a comprender la información y las habilidades de alfabetización digital que necesitan para aprender investigando y recopilar información, especialmente en Internet. Los bibliotecarios ayudan a los estudiantes a comprender cómo evaluar la información que encuentran en línea y los orientan hacia los recursos en los que pueden confiar.

“Proporcionamos el conocimiento que los estudiantes necesitan saber para navegar por un paisaje de información complejo”, dice Michael Dodes, un bibliotecario escolar que ahora trabaja como coordinador de operaciones bibliotecarias y de instrucción en la Oficina de Servicios Bibliotecarios del Departamento de Educación de la ciudad. “Nos centramos en tres pilares: la investigación, o el proceso de resolución de problemas; la lectura por placer y por propósito; y la responsabilidad social, o cómo usar la información de manera responsable”.

Los bibliotecarios también pueden ser fuentes inestimables de apoyo para los maestros en el aula. Así pueden ayudar a los maestros a reunir una variedad de textos para satisfacer las diversas necesidades de los estudiantes. También trabajan con los profesores para despertar el interés de los estudiantes en la lectura y apoyarlos en la evaluación de los contenidos que encuentran en sus investigaciones.

“Los bibliotecarios saben dónde están los mejores recursos, saben cómo enseñar y saben cómo enseñar a los maestros”, dice Dodes. “Son un punto central para unir la pedagogía y los recursos alineados con las necesidades de los estudiantes.”

La mayoría de las bibliotecas de las escuelas secundarias están diseñadas para ser de “acceso abierto”, lo que significa que los estudiantes pueden visitar la biblioteca siempre que tengan tiempo libre. Además de los recursos académicos que la biblioteca puede proporcionar, Psaltos dice que la biblioteca proporciona un valor como espacio acogedor donde los estudiantes pueden pasar el tiempo, socializarse, aprender y leer por placer.

“Todos los estudiantes deben tener acceso a la biblioteca y la oportunidad de ir allí”, dice Dodes. “Se trata de crear un espacio donde los estudiantes puedan leer, explorar información, trabajar juntos y relacionarse.”

Las habilidades que los estudiantes desarrollan en sus bibliotecas escolares – mientras aprenden a comparar la relación entre fuentes de información como Wikipedia y ERIC, por ejemplo – continuarán siendo útiles a lo largo de toda su vida, mucho más allá del aula.

“Obtenemos información, pero luego tenemos que procesar esa información y usarla de manera ética y responsable, no sólo en un sentido académico, sino también en un sentido de la vida”, dice Psaltos. “La responsabilidad social y en lo que nos convertiremos como ciudadanos es parte de lo que enseñan las bibliotecas”.

Learning Curve es una columna bimestral de Rachel Nobel que se centra en temas y prácticas educativas.