Archivo de la etiqueta: Adquisición

Recomendaciones para seleccionar recursos electrónicos en bibliotecas

 

laptop_online_literature_1000

 

Nous, Rebecca A. (2018) “Electronic Resources in Practice: Considerations when Selecting Online Content,” JLAMS: Vol. 14 : Iss. 1 ,
Article 4.
Available at: https://scholarsarchive.library.albany.edu/jlams/vol14/iss1/4

 

Texto completo

 

Las bibliotecas ofrecen cada vez más recursos electrónicos, como libros en línea, revistas, bases de datos, música y vídeos en tiempo real, colecciones de imágenes digitales y audiolibros, como parte de sus colecciones. Algunas consideraciones para seleccionar los recursos electrónicos son las mismas que para otros formatos. La calidad del contenido, si llena o no un vacío o necesidad en la colección, las consideraciones presupuestarias, las solicitudes de los usuarios de la biblioteca, y si se considera o no como un título básico en una disciplina dada, son todos factores a considerar cuando se selecciona cualquier material para la colección de una biblioteca, sin importar el formato. Así como hay ciertas consideraciones particularmente relevantes para un libro impreso, como la calidad del papel y la encuadernación o la exhaustividad del índice, hay una multitud de consideraciones específicas de formato a tener en cuenta para los recursos en línea.

Consideraciones sobre el contenido

Plataforma e interfaz de usuario

La interfaz de usuario es muy importante para los recursos electrónicos. El contenido disponible en una plataforma que es difícil de buscar y navegar no va a proporcionar una experiencia de usuario positiva; los usuarios pueden frustrarse o desanimarse por una mala interfaz de descubrimiento. Realizar pruebas de usabilidad de recursos electrónicos son especialmente útiles para evaluar la experiencia del usuario de una plataforma. Muchos proveedores de contenido permiten una prueba de uso limitada para propósitos de evaluación, así que se debe aprovechar esa oportunidad para usarla como lo haría un evaluador. Se deben tener en cuenta las opciones de búsqueda disponibles, los resultados de la misma, las opciones de filtrado disponibles y la forma en que los usuarios realmente navegan hasta el contenido a texto completo. ¿Hay algún otra funcionalidad que no es necesaria pero que es importante disponer de ella? ¿Qué características de citación y exportación a gestores de referencia están disponibles? ¿Los usuarios pueden guardar y exportar búsquedas o listas de resultados?

Será necesario hacer un balance de cómo se siente al navegar por la plataforma. ¿Es intuitivo y fácil de usar, o te sientes ¿confundido sobre por dónde empezar o hacia donde ir después? Pruébalo en un ordenador de sobremesa, tableta, teléfono u otro más pequeño y observa cómo funciona para las personas que utilizan diferentes tipos de dispositivos. Podemos asumir que las plataformas son amigables con la movilidad, pero puede que no lo sean,  esto es muy importante para nuestros usuarios. También puedes consultar los enlaces de ayuda o de procedimientos. disponible para ayudar a los usuarios que puedan estar atascados. Muchos proveedores llevan a cabo extensas pruebas de usabilidad en sus plataformas de contenido, por lo que estas guías o preguntas frecuentes pueden ser útiles para averiguar qué características están especialmente bien utilizados, así como los obstáculos más comunes que pueden encontrarse mientras navegan.

Accesibilidad Web

La accesibilidad es una de las principales preocupaciones de los recursos electrónicos, y es importante garantizar que el contenido en línea es accesible a todos los que puedan estar usando nuestras bibliotecas. Pregunta sobre las características de accesibilidad, como si la estuvieras optimizado para soportar lectores de pantalla, si se puede navegar usando el teclado sólo, o si los subtítulos o las transcripciones completas están disponible para archivos de vídeo y audio. Muchos grandes proveedores de contenidos han invertido para garantizar que sus cumplen con los estándares actuales de accesibilidad web (como la Sección 508 de la Ley de Rehabilitación y la Iniciativa de Accesibilidad Web del W3C Pautas de Accesibilidad al Contenido Web 2.0), y han proporcionado información sobre los esfuerzos que han llevado a cabo en sus sitios web. Para los proveedores de contenido más pequeños o más especializados, puede ser necesario preguntar sobre la accesibilidad y cómo se puede acceder a su contenido por parte de las personas con discapacidad visual, motora, deficiencias auditivas o cognitivas.

Formatos de contenido

Con los recursos en línea, es importante ver qué formatos de contenido están disponibles. Por ejemplo, con texto en línea, ¿el contenido está disponible sólo en HTML o también en PDF? Para streaming el contenido sólo puede ser transmitido directamente desde la propia plataforma, o si puede ser reproducido. externamente, es el contenido en un formato de archivo para el que se requiere un reproductor especial u otro programa El contenido debe poder exportarse fuera de la plataforma a través del correo electrónico, descargar o exportar a un servicio personal de nube como DropBox o Google Drive

Cobertura y Moneda

Los recursos en línea pueden ser muy fluidos, con contenido que se agrega, se elimina o se actualiza. Por ello es importante conocer con qué frecuencia se actualiza el contenido o si incluye publicaciones actuales u otros contenidos a medida que se publican.

Consideraciones administrativas

Creación de marca

A diferencia de los materiales físicos, donde es bastante obvio para los usuarios de la biblioteca que esos materiales son proporcionados por la biblioteca, la relación entre la biblioteca y el contenido en línea puede ser un poco más ambigua para los investigadores. Los usuarios son dirigidos a plataformas que se ven y funcionan de manera diferente a las otras presencias en línea de la biblioteca, cada una con su propia marca y nombre. Con el fin de establecer la conexión entre el contenido en línea que se proporciona y el hecho de que la biblioteca pone ese recurso a disposición de sus usuarios, muchos proveedores permiten que la biblioteca incluya su propia marca, logotipo o una declaración que indique que el acceso a este contenido está disponible mediante la suscripción o compra de la biblioteca. Averigüa qué opciones de marca están disponibles y si la biblioteca tiene archivos de imagen apropiados para compartir con el proveedor con fines de marca, si es necesario.

Acceso al contenido

Para el contenido comprado o basado en suscripción, es importante averiguar qué métodos de autenticación soporta. ¿La plataforma es compatible con el reconocimiento de IP o es un nombre de usuario y contraseña? ¿Es posible el acceso remoto a través de proxy o credenciales de inicio de sesión, o los usuarios tienen que estar en la biblioteca para acceder al contenido? Es compatible con el inicio de sesión único, lo que permite a los usuarios autenticarse mediante credenciales que utilizan para acceder a su cuenta de la biblioteca, u otros sistemas en el campus o en el biblioteca?

Hay muchas maneras en que las bibliotecas pueden optar por proporcionar acceso a contenido en línea, ya sea a través de enlaces a recursos en el sitio web de la biblioteca, registros bibliográficos en el catálogo en línea, o a través de otras bases de datos en línea que utilizan un Identificadores de enlaces o resolvers, y otros. Cuando decidir cuál es la mejor manera de proporcionar acceso a los contenidos en línea a los usuarios, hay una serie de consideraciones

Si la biblioteca utiliza un servicio de entrega de registros MARC, como 360 MARC, u obtiene registros para las colecciones en línea a través de una utilidad bibliográfica, como el Administrador de colecciones de Worldshare, ¿Está disponible en ese servicio? De no ser así, ¿pueden obtenerse registros bibliográficos del vendedor, ¿hay un costo, y valen la pena? ¿Deben añadirse a los registros de calidad adecuada el catálogo? Si los registros de carga de proveedor o de lote de otro servicio no son una opción, ¿cómo pueden ser dirigidos los los investigadores al contenido? ¿Se añadirá un enlace a la colección en el sitio web de la biblioteca? ¿El personal de catalogación o de metadatos se encargará de catalogar los registros de la colección? ¿Quién será responsable de asegurar que los puntos de acceso estén actualizados? en funcionamiento, y que los registros del catálogo se añaden, eliminan y actualizan según sea necesario? Si la biblioteca utiliza un resolver de enlaces, como Proquest SFX o Ex Libris 360 Link, ¿La plataforma lo puede soportar?

Evaluación del uso

Con cualquier tipo de recurso, evaluar el uso y el valor para los usuarios de la biblioteca es una tarea importante. Para los recursos en línea, muchos proveedores de contenido ofrecen la posibilidad de acceder a las estadísticas de uso. ¿Dispone de estadísticas de uso, y cómo se accede a ellas? ¿Proporciona el proveedor estadísticas de uso de acuerdo con el Código de Práctica de COUNTER? COUNTER es una organización que desarrolló un para informar de las estadísticas de uso de forma coherente, lo que permite obtener datos de diferentes a los editores y vendedores para que se entiendan y comparen más fácilmente (COUNTER, n.d.). Si el uso estadísticas disponibles, ¿cómo se accede a ellas? ¿Apoya el proveedor el uso estandarizado? Iniciativa de Recolección de Estadísticas (SUSHI), un método para automatizar la recolección de estadísticas de uso. de los proveedores de contenido participantes, o debe accederse a ellos a través de la página web de sitio web, entregado por correo electrónico, o algún otro método (NISO, n.d.)?

Costo y licencias

Para muchos recursos electrónicos, el costo puede variar en función de la inscripción o de la población a la que se atiende, número de usuarios concurrentes permitidos, número de escuelas o sucursales a las que se presta servicio, u otros factores. Los precios preferenciales pueden estar disponibles a través de un consorcio de compras al que pertenece la biblioteca. así que debes asegurarte de consultarlo con cualquier consorcio al que pertenezca la biblioteca.

Los acuerdos de licencia para recursos electrónicos describen quién puede acceder al contenido y cómo se puede utilizar, por lo que son extremadamente importantes. Los términos de la licencia suelen regir cosas tales como si el contenido puede o no compartirse a través del préstamo interbibliotecario, la definición de un usuario autorizado, si y cómo el contenido puede incorporarse a los sistemas de gestión de cursos para clases en línea, el número permitido de usuarios simultáneos, los límites de acceso o descarga, y qué tipo de acceso retiene la biblioteca, si es que se cancela la suscripción.

Bibliografía

  • COUNTER. (n.d.). About COUNTER. Retrieved from https://www.projectcounter.org/about/
    Henry, S. L. (2018, June 22). Web Content Accessibility Guidelines (WCAG) Overview. Retrieved from https://www.w3.org/WAI/standards-guidelines/wcag/
  • National Information Standards Organization (NISO). (n.d.). Standardized Usage Statistics Harvesting Initiative (SUSHI) Protocol (ANSI/NISO Z39.93-2014). Retrieved from https://www.niso.org/standards-committees/sushi
  • United States Access Board. (n.d.). About the Section 508 Standards. Retrieved from https://www.access-board.gov/guidelines-and-standards/communications-and-it/about-thesection-508-standards

 

Patrones y prácticas en la adquisición de libros impresos y electrónicos en las bibliotecas universitarias

 

cleveland-public-library-now-offers-hot-spotse5d27c78fcc661ab9afdff0000724a5f

Daniel, Katherine, et al. “Library Acquisition Patterns“. Ithaka S+R. Ithaka S+R. 29 January 2019. Web. 29 January 2019. https://doi.org/10.18665/sr.310937

Texto completo

El estudio “Library Acquisition Patterns (LAP)” se llevó a cabo con el apoyo de la Fundación Andrew W. Mellon con el objetivo de examinar las tendencias en la compra de libros en las bibliotecas universitarias de los Estados Unidos. El proyecto utiliza los datos suministrados por las bibliotecas que registran sus adquisiciones en el sistema integrado de bibliotecas de Ex Libris, Alma, o en los WorldShare Management Services (WMS) de OCLC.

 

La muestra de artículos de adquisición se limita a libros impresos y electrónicos adquiridos título a título, dentro de un rango de precios específico. Esto contrasta con los materiales de información adquiridos mediante suscripción y/o agrupados dentro de un paquete, que también son modelos de adquisición importantes para adquirir contenido de libros en muchas bibliotecas universitarias.

Los resultados de este informe constan de dos áreas distintas:

1) Análisis de las adquisiciones de libros en la biblioteca dentro de la muestra especificada para el año fiscal 2017 en 124 instituciones académicas de EE.UU.,

2) Análisis de las tendencias de adquisición de libros impresos y electrónicos dentro de la muestra especificada, la presencia de la edición académica en estas bibliotecas y los principales proveedores de libros en 51 universidades de EE.UU. entre los años fiscales 2014 a 2017. Aunque estas muestras no son representativas, ofrecen una visión amplia de los patrones y prácticas de adquisición de las bibliotecas universitarias de Estados Unidos.

Las principales conclusiones del análisis de las adquisiciones de 2017 son las siguientes:

  • De promedio, las bibliotecas en este estudio gastaron 3.61 millones de dólares en 2017 y adquirieron 4.750 libros impresos y 345 libros electrónicos, seleccionados título a título.
  • Los gastos en recursos electrónicos representaron las tres cuartas partes de los gastos totales invertidos en materiales, aunque sólo una quinta parte se destina a gastos en materiales monográficos.
  • Las publicaciones en serie y otros recursos continuos, que entran dentro de los gastos en recursos continuos, representan más del 60% de los gastos totales en materiales; los libros constituyen el 24,5% de los gastos en materiales.
  • Las bibliotecas gastaron el 42,6 % de sus presupuestos en libros impresos en títulos de Humanidades, y el 49% de los libros adquiridos por las bibliotecas eran las Humanidades.
  • Los títulos de ciencias sociales representaron el 32% de los gastos totales en libros electrónicos y del número de libros electrónicos adquiridos, lo que convierte a este campo en el más importante en la adquisición de libros electrónicos.
  • Las editoriales universitarias representaron el 23,6 %  del mercado de libros impresos y el 18,5 % del mercado de libros electrónicos. Oxford y Cambridge constituyeron,- como era de esperar-, la mayor parte del mercado de la edición universitaria.
  • GOBI Library Solutions es el proveedor dominante de libros impresos y electrónicos. Amazon es el segundo mayor vendedor de libros impresos a bibliotecas universitarias, pero con un amplio margen de diferencia, y no tiene una presencia significativa en el mercado de libros electrónicos.
  • La mayoría de las adquisiciones de libros de edición universitaria se realizan a través de GOBI y Amazon.

 

Las principales conclusiones para el análisis de tendencias en adquisición entre 2014 y 2017 son las siguientes

  • Los gastos en material de la biblioteca aumentaron en términos reales, con más del 70% de los gastos destinados a los recursos seriados y entre el 16 y el 21% a los recursos monográficos.
  • Los gastos realizados para libros impresos obtenidos título a título, disminuyeron año tras año, mientras que los gastos en libros electrónicos duplicados experimentaron un aumento neto; sin embargo, los gastos en libros electrónicos no aumentaron lo suficiente como para compensar la caída en el gasto en libros impresos.
  • El coste medio de un libro electrónico aumentó un 35% entre 2014 y 2017, mientras que el coste de los libros impresos se mantuvo estable.
  • Los gastos en libros impresos en cada campo disciplinario disminuyeron a nivel general, con una menor caída en Humanidades y una mayor en los en los libros de Ciencias (STEM)
  • Las Ciencias Sociales representaron los mayores gastos de entre todas las disciplinas en libros electrónicos, aumentando el gasto en libros electrónicos en Ciencias Sociales y las Humanidades a nivel general.
  • Todos los tipos de instituciones que otorgan títulos de grado experimentaron una disminución en sus gastos promedio en libros impresos, pero aumentó su gasto en libros electrónicos. Sólo las instituciones que otorgan títulos de maestría vieron una disminución en los gastos de libros electrónicos.
  • Los gastos no recurrentes en libros impresos de edición universitaria se redujeron en un 17,7% entre 2014 y 2017. Sin embargo, la proporción de títulos de edición institucional que se adquirieron en comparación con los títulos de edición comerciales se ha mantenido relativamente estables, ya que los primeros representan aproximadamente el 20 % de los gastos en libros impresos.
  • Si bien los gastos en libros electrónicos de edición universitaria experimentaron grandes fluctuaciones de un año a otro, en realidad no hubo un cambio neto en los gastos.
  • GOBI y Amazon fueron los principales proveedores de libros impresos, pero las bibliotecas adquirieron libros impresos de una amplia variedad de proveedores especializados para satisfacer las necesidades de sus colecciones. GOBI fue el principal proveedor de libros electrónicos.

 

Mecanismos y criterios de selección de libros en Chile

olb_doc-inter_mecanismos_y_criterios_de_seleccion_2017

Costa, Corina ; Anwandter, Christian ; González, Paulo ; Valenzuela, Aleejandro. “Mecanismos y criterios de selección de libros en Chile” Santiago de Chile: Fondo del Libro, 2017

Texto completo

Con el interés común de conocer las formas y criterios de selección empleados por los principales programas e instituciones del país vinculados al fomento lector en Chile, Corina Acosta, Christian Anwandter, Paulo González y Alejandro Valenzuela realizaron una minuciosa investigación que contó con el financiamiento del Fondo del Libro y el apoyo de diversas entidades culturales y educacionales, entre ellas Fundación La Fuente.

“Mecanismos y criterios de selección de libros en Chile” abordó el trabajo de doce instituciones y/o programas de nuestro país, develando el accionar de ellas en la etapa de selección y compra bibliográfica. El equipo investigativo quiso visibilizar el tema de forma de poder abordar públicamente este eslabón en la cadena del fomento lector, revelando cómo se escogen los libros que hoy llegan a nuestras bibliotecas, considerándose un factor relevante en la democratización de la cultura.

Cambridge Elements: un nuevo concepto de publicación académica

 

2019-01-15_14-48-40

Blog

PDF

Adquisición Basada en la Evidencia (EBA)

Cambridge University Press ha lanzado un nuevo modelo de publicación para proporcionar una salida a la investigación y la escritura mundial que se sitúa fuera de los formatos tradicionales de los libros o artículos de revistas. Los trabajos de entre 50 y 120 páginas se publicarán digitalmente y mediante impresión bajo demanda como “Elements ofCambridge”, guías concisas y revisadas por pares sobre temas clave y de actualidad en todos los campos de estudio e investigación.

Éstas se organizarán en series específicas, editadas por destacados académicos. Combinarán la velocidad, flexibilidad y versatilidad de la tecnología digital con los más altos estándares académicos.

Chris Harrison, Director de Desarrollo Editorial, Humanidades y Ciencias Sociales, dijo: “Durante muchos años, las limitaciones comerciales y el modelo establecido de publicación académica han impedido la publicación de una gran variedad de trabajos que no se podían acomodar dentro de los libros y formatos de revistas existentes porque eran demasiado largos para un artículo de revista y demasiado cortos para un libro. El auge de la edición digital y de la impresión bajo demanda elimina estas barreras, prometiendo una forma de publicar una gran cantidad de material de este recurso que no se había explotado anteriormente.

Las publicaciones de “Cambridge Element” se publicarán en tan sólo 12 semanas y estará disponibles en forma de colecciones digitales para las bibliotecas institucionales y para los particulares en forma de libros electrónicos y en versión impresa. También se pueden actualizar regularmente para proporcionar un recurso de referencia dinámico para estudiantes de postgrado, investigadores y profesionales.

También habrá opciones de acceso abierto, en línea con el compromiso editorial de ayudar a construir una transición sostenible y responsable hacia un futuro más abierto para la publicación académica.

Adquisición Basada en la Evidencia (EBA)

Las instituciones académicas ahora pueden acceder a las colecciones de libros electrónicos de Cambridge University Press a través de un modelo de adquisición basada en la evidencia (EBA).

Bajo este modelo, las instituciones tienen acceso a una extensa colección en línea de libros publicados por Cambridge University Press y sus socios editoriales, antes de tomar decisiones sobre qué títulos comprar en acceso a perpetuidad. La evidencia para apoyar la toma de decisiones se proporciona en forma de informes de uso, indicando qué títulos son los más populares dentro de la institución durante el período de prueba.

En un modelo EBA, se puede optar por acceder a la colección completa de libros electrónicos o a una colección de temas específicos, con amplias listas en humanidades, ciencias sociales y ciencias, tecnología y medicina.

 

Comparación del impacto científico de los libros adquiridos a través de planes de aprobación, peticiones del bibliotecario y adquisiciones impulsadas por el usuario en función de las citas recibidas

 

atrtmvznwsusldbggb7b

 

Tyler, David C. ; Hitt, Brianna D. ; Nterful, Francis A. ; Mettling, McKenna R. “Research Article: “The Scholarly Impact of Books Acquired via Approval Plan Selection, Librarian Orders, and Patron-Driven Acquisitions as Measured by Citation Counts” (Preprints). C&RL preprint 2018

Texto completo

 

El modelo de adquisición impulsada por el usuario (Patron Driver Adquisitions – PDA, por sus siglas en inglés) ha sido una propuesta novedosa, aunque polémica, entre los modelos de adquisición en bibliotecas durante los últimos años, en todo este tiempo se probó en numerosos programas piloto con buenos resultados. Sin embargo, aún hay numerosas dudas entre el personal bibliotecario, especialmente en lo que se refiere a la composición de los planes, paquetes que ofrecen los proveedores y la opinión de los usuarios. La literatura hasta la fecha ha abordado la evaluación de la adquisición impulsada por el usuario (PDA) mediante el análisis de la circulación/uso, las opiniones de los usuarios o de los bibliotecarios sobre la utilidad e idoneidad del modelo, la búsqueda de pruebas de los desequilibrios de la colección y la comprobación de la superposición de las compras impulsadas por el usuario y de los bibliotecarios.

Este estudio aborda el impacto académico y examina los modelos de adquisición comparando los los planes de aprobación, la adquisición por parte de los bibliotecarios y los modelos de adquisición dirigida por el usuario en Ciencias Sociales y Humanidades: Para ello los autores recopilaron muestras aleatorias de libros adquiridos mediante planes de aprobación y pedidos de los bibliotecarios durante cinco años de sus instituciones, y compararon sus citas con los recuentos de libros adquiridos a través del programa PDA. Para el conteo de citas se empleó Google Scholar.

 

 

 

Patrones de adquisición de bibliotecas universitarias ¿Realmente las ventas de libros de editoriales universitarias están en crisis?

publications

Daniel, K., J. J. Esposito, et al. (2018). [e-Book] Library Acquisition Patterns : A Preliminary Report with Data from OCLC’s WorldShare Management Services, ITHAKA S+R., 2018

Texto completo

 

¿Cuántos libros adquieren las bibliotecas universitarias por término medio al año?, ¿Hay alguna tendencia destacable en el número de adquisiciones? ¿En qué formatos y con qué métodos se están adquiriendo libros las bibliotecas universitarias? ¿Han cambiado estos patrones entre 2013 y 2017? ¿Cómo varían los patrones de adquisición según el tipo de institución y el sector, y cómo están cambiando estos patrones a lo largo del tiempo? ¿De qué editoriales se están adquiriendo libros las bibliotecas y a través de qué proveedores?

 

“Los malos datos conducirán a malas decisiones. Desgraciadamente, la situación no es simétrica: los datos buenos pueden o no conducir a buenas decisiones, ya que los datos aún siendo sólidos pueden ser erróneos debido a perturbaciones en su contexto por una malinterpretación o  simplemente debido a un despiste.”

J. J. Esposito

 

En un intento por mejorar la calidad de los datos sobre la industria del libro, Ithaka S+R acaba de publicar un informe preliminar sobre los patrones de adquisición de libros en las bibliotecas académicas elaborado por Katherine Daniel, Roger Schonfeld, y Joseph Esposito. Este proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Fundación Andrew W. Mellon.

Entre los profesionales de la comunidad de editoriales académicas existe la sensación de que las bibliotecas universitarias están adquiriendo cada vez menos libros con una importante disminución de las ventas. Un reciente estudio del Reino Unido encontró que entre 2005 y 2014 las ventas al por menor de libros académicos cayeron un 13%. Como organización que investiga las comunicaciones académicas y las bibliotecas,  Ithaka S+R se cuestiona si las ventas de editoriales universitaria están realmente en declive. ¿Cúal es la razón? Las editoriales universitarias tienden a medir sus ventas a bibliotecas universitarias a través de los vendedores mayoristas que tradicionalmente distribuyen sus publicaciones. Sin embargo, desde que Amazon entró en escena, las bibliotecas universitarias han comenzado a adquirir muchos de sus títulos a través del minorista en línea, cuyas métricas de ventas no se suelen contabilizar en los datos de ventas que ponen a disposición del público. Teniendo esto en cuenta, ¿Es posible que las ventas de libros a bibliotecas no estén en declive, sino que simplemente se producen a través de otros canales?

Al carecer de cifras en los datos de ventas proporcionados  de los distribuidores, la mejor manera de analizar la situación es a través de las propias bibliotecas, obteniendo datos a a partir de los sistemas integrados de bibliotecas (ILS) que albergan metadatos de las adquisiciones que han realizado. Para ello se lanzó un proyecto piloto con cuatro bibliotecas universitarias en el año 2016 que demostró que este método no sólo proporcionaba datos viables, sino que también era escalable, incorporando datos de los Servicios de administración de WorldShare (WMS) de OCLC.

Este informe preliminar analizó las adquisiciones de libros en 54 bibliotecas -que van desde pequeños colegios privados hasta universidades públicas- que utilizan WMS. Aunque algunas instituciones pudieron proporcionar datos de los últimos cinco años, la mayoría no lo hicieron y, por lo tanto, no se pudo realizar un análisis longitudinal significativo de los patrones de adquisición en conjunto y dentro de los sectores, de modo que únicamente se pudieron obtener datos del año fiscal 2017, el año más reciente para el cual todos los participantes pudieron proporcionar información sobre sus adquisiciones.

lap-figure-3

Porcentaje de libros electrónicos por método de adquisición

 

En este informe inicial, se recogen datos de los casi 180.000 libros adquiridos en el año fiscal 2017 por 54 bibliotecas que utilizan los Servicios de administración de WorldShare (WMS) de OCLC. Los libros impresos dominaron las adquisiciones de libros en 2017 en las 54 instituciones participantes en el estudio, pues el 96% se adquirió en formato impreso y 4% por ciento restante en formato digital.

 

lap-figure-1

Porcentaje de compra de Libros Impresos respecto a Libros Electrónicos

 

El método principal para obtener libros impresos fue a través de una compra firme y única, y aunque la mayoría de los libros electrónicos también se obtuvieron a través de este método, casi el 31% se adquirieron a través de medios “desconocidos”, es decir, no a través de una compra firme, un plan de aprobación o una orden permanente, lo que lleva a especular que estas adquisiciones pueden haberse realizado a través de un sistema impulsado por la demanda -PDA Patron Driver adquisitions-. El precio medio de los libros obtenidos digitalmente también fue significativamente más alto que el de los libros impresos.  (Ver gráfico)

lap-figure-4

Precio medio de los libros impresos y electrónicos por el método de adquisición

 

El promedio de adquisiciones de libros también fue sustancialmente mayor entre las universidades públicas. Amazon ha llegado a acaparar 25 por ciento del mercado, convirtiéndose en el segundo mayor vendedor de libros para estas instituciones. Por disciplinas, los títulos de Humanidades representaron aproximadamente la mitad de todas las adquisiciones de libros del último ejercicio.

Aunque estas instituciones obtuvieron libros de cientos de proveedores, casi tres cuartas partes de las adquisiciones de libros se realizaron a través de GOBI Library Systems (46 por ciento) y Amazon (25 por ciento) en el año fiscal 2017 (para una lista completa de los 10 principales proveedores utilizados por las instituciones en esta muestra). Esto da crédito a la idea de que las bibliotecas están recurriendo cada vez más a proveedores no tradicionales para obtener sus títulos de editores académicos en lugar de hacer menos adquisiciones, o potencialmente, están haciendo ambas cosas. Los libros relacionados con Humanidades también representaron más de la mitad de las adquisiciones de libros en el año fiscal 2007, a pesar del difícil entorno de mercado que rodea a los títulos de Humanidades.

Estos hallazgos proporcionan una instantánea de los patrones de adquisición de bibliotecas entre las universidades que utilizan los Servicios de administración de WorldShare de OCLC. Si bien 180.000 registros de adquisiciones no es un número pequeño, se espera que la integración de los datos de las instituciones que utilizan Alma de Ex Libris diversifique los tipos de instituciones presentes en la muestra y permitan examinar si existen patrones de compra entre grupos de instituciones en el transcurso de varios años. También permitirá investigar más a fondo cómo los editores, los vendedores que distribuyen sus libros y las bibliotecas que los compran interactúan en un campo de juego cambiante. El informe final se publicará a finales de este otoño.

 

La mayoría de los estudiantes universitarios prefieren los libros impresos cuando leen por placer, pero cuando se trata de lectura de contenidos prefieren los libros electrónicos

Academic Collection Report-FINAL

2018 Academic Library Collection Development Survey Report. Library Journal; EBSCO, 2018

Texto completo 

Las bibliotecas académicas trabajan con todo tipo de contenido en diversos formatos, desde libros impresos hasta libros electrónicos, bases de datos, revistas y publicaciones periódicas, videos y otros medios. La colección de una biblioteca es el conjunto de todas estas cosas. El principal reto al que se enfrentan las bibliotecas es determinar qué materiales adquirir y en qué formato.

 

La mayoría de los estudiantes universitarios prefieren los libros impresos cuando leen por placer, pero cuando están llevando a cabo una investigación, casi dos tercios prefieren los libros electrónicos o no expresan ninguna preferencia por formato, de acuerdo con la encuesta “Academic Student Ebook Experience Survey“, realizada por el departamento de investigación de LJ y patrocinada por EBSCO Information Services. Con las opiniones de 306 estudiantes actualmente matriculados en colegios y universidades de cuatro años (65%), programas de postgrado (20%) y colegios comunitarios o de dos años (15%), la encuesta examina las tendencias actuales y emergentes con respecto a los dispositivos y fuentes de investigación preferidas, cambios en el uso de libros electrónicos, características importantes, preferencias por un formato, y sus ideas sobre restricciones de descarga e impresión.

Las colecciones de libros en bibliotecas universitarias estadounidenses se inclina hacia el formato impreso con un 60,3% de las colecciones de las bibliotecas frente a un 39,7% de libros electrónicos.

En cuanto al gasto en adquisiciones por tipo de material, más de un tercio (37%) de los presupuestos para la compra de materiales de bibliotecas universitarias se destina a bases de datos y materiales de referencia electrónicos, seguidos de revistas (23%). Los libros electrónicos representan el 11% de los presupuestos de materiales de las bibliotecas.

Cuando se les pidió que estimaran cual consideraban que sería el gasto en los próximos 5 años (2022), los responsables de servicios de bibliotecas consideraron que las bases de datos y las revistas permanecerán en aproximadamente el mismo porcentaje de inversión respecto al resto de los materiales (38%”y 22%, respectivamente), los presupuestos dedicados a libros electrónicos tendrán un leve incremento hasta el 15%, y consecuentemente estiman que descenderá el gasto estimado para la adquisición de libros impresos hasta un 16%”, a la vez que sufrirán un aumento otros medios como el vídeo  en “streaming” con un aumento cercano al 7% del total invertido en materiales.

La decisión de comprar materiales en formato impreso o electrónico es decidida por los profesores en función de diversas cuestiones como la preferencia por un formato u otro (63%), seguido de la disponibilidad del contenido (60%), las preferencias de los estudiantes (59%), y los precios (56%).

Existe una discrepancia entre las preferencias de los usuarios de Humanidades frente a los áreas tecnológicas. El 79% de los miembros de las disciplinas como Artes y Humanidades dicen que prefieren los libros impresos. en vez de “ebooks, seguido de los estudiantes y profesores de Educación (29%). Sólo un 6% de los profesores y alumnos de estas disciplinas indicaron que preferían el formato digital sobre el impreso.

Contrariamente las disciplinas relacionadas con los estudios sobre Tecnología, los ebooks son el formato preferido por el 47% de los entrevistados, seguido de las Ciencias (44%), Negocios (34%), y Enfermería (32%) Sólo el 18% de los encuestados de estas disciplinas dijo que prefería el formato “ebook” al formato impreso.

En cuanto a la compra de libros electrónicos de los tres modelos de adquisición de libros electrónicos más comunes, el más popular es la compra “titulo a título” (28%), seguido de la compra por paquetes a perpetuidad (25%), y las suscripciones a colecciones (24%). Las bibliotecas de universidades que imparten postgrado tienden a favorecer la compra titulo a título,, mientras que las universidades que no ofrecen esta titulación se inclinan más hacia las suscripciones.

Los bibliotecarios universitarios suelen utilizar sitios en Internet para informarse sobre el contenido a adquirir (37%) seguidos de artículos de revistas (29%), y sólo un 5% utilizan los sitios web del editor.