Archivo de la etiqueta: Adquisición

Cambridge Elements: un nuevo concepto de publicación académica

 

2019-01-15_14-48-40

Blog

PDF

Adquisición Basada en la Evidencia (EBA)

Cambridge University Press ha lanzado un nuevo modelo de publicación para proporcionar una salida a la investigación y la escritura mundial que se sitúa fuera de los formatos tradicionales de los libros o artículos de revistas. Los trabajos de entre 50 y 120 páginas se publicarán digitalmente y mediante impresión bajo demanda como “Elements ofCambridge”, guías concisas y revisadas por pares sobre temas clave y de actualidad en todos los campos de estudio e investigación.

Éstas se organizarán en series específicas, editadas por destacados académicos. Combinarán la velocidad, flexibilidad y versatilidad de la tecnología digital con los más altos estándares académicos.

Chris Harrison, Director de Desarrollo Editorial, Humanidades y Ciencias Sociales, dijo: “Durante muchos años, las limitaciones comerciales y el modelo establecido de publicación académica han impedido la publicación de una gran variedad de trabajos que no se podían acomodar dentro de los libros y formatos de revistas existentes porque eran demasiado largos para un artículo de revista y demasiado cortos para un libro. El auge de la edición digital y de la impresión bajo demanda elimina estas barreras, prometiendo una forma de publicar una gran cantidad de material de este recurso que no se había explotado anteriormente.

Las publicaciones de “Cambridge Element” se publicarán en tan sólo 12 semanas y estará disponibles en forma de colecciones digitales para las bibliotecas institucionales y para los particulares en forma de libros electrónicos y en versión impresa. También se pueden actualizar regularmente para proporcionar un recurso de referencia dinámico para estudiantes de postgrado, investigadores y profesionales.

También habrá opciones de acceso abierto, en línea con el compromiso editorial de ayudar a construir una transición sostenible y responsable hacia un futuro más abierto para la publicación académica.

Adquisición Basada en la Evidencia (EBA)

Las instituciones académicas ahora pueden acceder a las colecciones de libros electrónicos de Cambridge University Press a través de un modelo de adquisición basada en la evidencia (EBA).

Bajo este modelo, las instituciones tienen acceso a una extensa colección en línea de libros publicados por Cambridge University Press y sus socios editoriales, antes de tomar decisiones sobre qué títulos comprar en acceso a perpetuidad. La evidencia para apoyar la toma de decisiones se proporciona en forma de informes de uso, indicando qué títulos son los más populares dentro de la institución durante el período de prueba.

En un modelo EBA, se puede optar por acceder a la colección completa de libros electrónicos o a una colección de temas específicos, con amplias listas en humanidades, ciencias sociales y ciencias, tecnología y medicina.

 

Comparación del impacto científico de los libros adquiridos a través de planes de aprobación, peticiones del bibliotecario y adquisiciones impulsadas por el usuario en función de las citas recibidas

 

atrtmvznwsusldbggb7b

 

Tyler, David C. ; Hitt, Brianna D. ; Nterful, Francis A. ; Mettling, McKenna R. “Research Article: “The Scholarly Impact of Books Acquired via Approval Plan Selection, Librarian Orders, and Patron-Driven Acquisitions as Measured by Citation Counts” (Preprints). C&RL preprint 2018

Texto completo

 

El modelo de adquisición impulsada por el usuario (Patron Driver Adquisitions – PDA, por sus siglas en inglés) ha sido una propuesta novedosa, aunque polémica, entre los modelos de adquisición en bibliotecas durante los últimos años, en todo este tiempo se probó en numerosos programas piloto con buenos resultados. Sin embargo, aún hay numerosas dudas entre el personal bibliotecario, especialmente en lo que se refiere a la composición de los planes, paquetes que ofrecen los proveedores y la opinión de los usuarios. La literatura hasta la fecha ha abordado la evaluación de la adquisición impulsada por el usuario (PDA) mediante el análisis de la circulación/uso, las opiniones de los usuarios o de los bibliotecarios sobre la utilidad e idoneidad del modelo, la búsqueda de pruebas de los desequilibrios de la colección y la comprobación de la superposición de las compras impulsadas por el usuario y de los bibliotecarios.

Este estudio aborda el impacto académico y examina los modelos de adquisición comparando los los planes de aprobación, la adquisición por parte de los bibliotecarios y los modelos de adquisición dirigida por el usuario en Ciencias Sociales y Humanidades: Para ello los autores recopilaron muestras aleatorias de libros adquiridos mediante planes de aprobación y pedidos de los bibliotecarios durante cinco años de sus instituciones, y compararon sus citas con los recuentos de libros adquiridos a través del programa PDA. Para el conteo de citas se empleó Google Scholar.

 

 

 

Patrones de adquisición de bibliotecas universitarias ¿Realmente las ventas de libros de editoriales universitarias están en crisis?

publications

Daniel, K., J. J. Esposito, et al. (2018). [e-Book] Library Acquisition Patterns : A Preliminary Report with Data from OCLC’s WorldShare Management Services, ITHAKA S+R., 2018

Texto completo

 

¿Cuántos libros adquieren las bibliotecas universitarias por término medio al año?, ¿Hay alguna tendencia destacable en el número de adquisiciones? ¿En qué formatos y con qué métodos se están adquiriendo libros las bibliotecas universitarias? ¿Han cambiado estos patrones entre 2013 y 2017? ¿Cómo varían los patrones de adquisición según el tipo de institución y el sector, y cómo están cambiando estos patrones a lo largo del tiempo? ¿De qué editoriales se están adquiriendo libros las bibliotecas y a través de qué proveedores?

 

“Los malos datos conducirán a malas decisiones. Desgraciadamente, la situación no es simétrica: los datos buenos pueden o no conducir a buenas decisiones, ya que los datos aún siendo sólidos pueden ser erróneos debido a perturbaciones en su contexto por una malinterpretación o  simplemente debido a un despiste.”

J. J. Esposito

 

En un intento por mejorar la calidad de los datos sobre la industria del libro, Ithaka S+R acaba de publicar un informe preliminar sobre los patrones de adquisición de libros en las bibliotecas académicas elaborado por Katherine Daniel, Roger Schonfeld, y Joseph Esposito. Este proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Fundación Andrew W. Mellon.

Entre los profesionales de la comunidad de editoriales académicas existe la sensación de que las bibliotecas universitarias están adquiriendo cada vez menos libros con una importante disminución de las ventas. Un reciente estudio del Reino Unido encontró que entre 2005 y 2014 las ventas al por menor de libros académicos cayeron un 13%. Como organización que investiga las comunicaciones académicas y las bibliotecas,  Ithaka S+R se cuestiona si las ventas de editoriales universitaria están realmente en declive. ¿Cúal es la razón? Las editoriales universitarias tienden a medir sus ventas a bibliotecas universitarias a través de los vendedores mayoristas que tradicionalmente distribuyen sus publicaciones. Sin embargo, desde que Amazon entró en escena, las bibliotecas universitarias han comenzado a adquirir muchos de sus títulos a través del minorista en línea, cuyas métricas de ventas no se suelen contabilizar en los datos de ventas que ponen a disposición del público. Teniendo esto en cuenta, ¿Es posible que las ventas de libros a bibliotecas no estén en declive, sino que simplemente se producen a través de otros canales?

Al carecer de cifras en los datos de ventas proporcionados  de los distribuidores, la mejor manera de analizar la situación es a través de las propias bibliotecas, obteniendo datos a a partir de los sistemas integrados de bibliotecas (ILS) que albergan metadatos de las adquisiciones que han realizado. Para ello se lanzó un proyecto piloto con cuatro bibliotecas universitarias en el año 2016 que demostró que este método no sólo proporcionaba datos viables, sino que también era escalable, incorporando datos de los Servicios de administración de WorldShare (WMS) de OCLC.

Este informe preliminar analizó las adquisiciones de libros en 54 bibliotecas -que van desde pequeños colegios privados hasta universidades públicas- que utilizan WMS. Aunque algunas instituciones pudieron proporcionar datos de los últimos cinco años, la mayoría no lo hicieron y, por lo tanto, no se pudo realizar un análisis longitudinal significativo de los patrones de adquisición en conjunto y dentro de los sectores, de modo que únicamente se pudieron obtener datos del año fiscal 2017, el año más reciente para el cual todos los participantes pudieron proporcionar información sobre sus adquisiciones.

lap-figure-3

Porcentaje de libros electrónicos por método de adquisición

 

En este informe inicial, se recogen datos de los casi 180.000 libros adquiridos en el año fiscal 2017 por 54 bibliotecas que utilizan los Servicios de administración de WorldShare (WMS) de OCLC. Los libros impresos dominaron las adquisiciones de libros en 2017 en las 54 instituciones participantes en el estudio, pues el 96% se adquirió en formato impreso y 4% por ciento restante en formato digital.

 

lap-figure-1

Porcentaje de compra de Libros Impresos respecto a Libros Electrónicos

 

El método principal para obtener libros impresos fue a través de una compra firme y única, y aunque la mayoría de los libros electrónicos también se obtuvieron a través de este método, casi el 31% se adquirieron a través de medios “desconocidos”, es decir, no a través de una compra firme, un plan de aprobación o una orden permanente, lo que lleva a especular que estas adquisiciones pueden haberse realizado a través de un sistema impulsado por la demanda -PDA Patron Driver adquisitions-. El precio medio de los libros obtenidos digitalmente también fue significativamente más alto que el de los libros impresos.  (Ver gráfico)

lap-figure-4

Precio medio de los libros impresos y electrónicos por el método de adquisición

 

El promedio de adquisiciones de libros también fue sustancialmente mayor entre las universidades públicas. Amazon ha llegado a acaparar 25 por ciento del mercado, convirtiéndose en el segundo mayor vendedor de libros para estas instituciones. Por disciplinas, los títulos de Humanidades representaron aproximadamente la mitad de todas las adquisiciones de libros del último ejercicio.

Aunque estas instituciones obtuvieron libros de cientos de proveedores, casi tres cuartas partes de las adquisiciones de libros se realizaron a través de GOBI Library Systems (46 por ciento) y Amazon (25 por ciento) en el año fiscal 2017 (para una lista completa de los 10 principales proveedores utilizados por las instituciones en esta muestra). Esto da crédito a la idea de que las bibliotecas están recurriendo cada vez más a proveedores no tradicionales para obtener sus títulos de editores académicos en lugar de hacer menos adquisiciones, o potencialmente, están haciendo ambas cosas. Los libros relacionados con Humanidades también representaron más de la mitad de las adquisiciones de libros en el año fiscal 2007, a pesar del difícil entorno de mercado que rodea a los títulos de Humanidades.

Estos hallazgos proporcionan una instantánea de los patrones de adquisición de bibliotecas entre las universidades que utilizan los Servicios de administración de WorldShare de OCLC. Si bien 180.000 registros de adquisiciones no es un número pequeño, se espera que la integración de los datos de las instituciones que utilizan Alma de Ex Libris diversifique los tipos de instituciones presentes en la muestra y permitan examinar si existen patrones de compra entre grupos de instituciones en el transcurso de varios años. También permitirá investigar más a fondo cómo los editores, los vendedores que distribuyen sus libros y las bibliotecas que los compran interactúan en un campo de juego cambiante. El informe final se publicará a finales de este otoño.

 

La mayoría de los estudiantes universitarios prefieren los libros impresos cuando leen por placer, pero cuando se trata de lectura de contenidos prefieren los libros electrónicos

Academic Collection Report-FINAL

2018 Academic Library Collection Development Survey Report. Library Journal; EBSCO, 2018

Texto completo 

Las bibliotecas académicas trabajan con todo tipo de contenido en diversos formatos, desde libros impresos hasta libros electrónicos, bases de datos, revistas y publicaciones periódicas, videos y otros medios. La colección de una biblioteca es el conjunto de todas estas cosas. El principal reto al que se enfrentan las bibliotecas es determinar qué materiales adquirir y en qué formato.

 

La mayoría de los estudiantes universitarios prefieren los libros impresos cuando leen por placer, pero cuando están llevando a cabo una investigación, casi dos tercios prefieren los libros electrónicos o no expresan ninguna preferencia por formato, de acuerdo con la encuesta “Academic Student Ebook Experience Survey“, realizada por el departamento de investigación de LJ y patrocinada por EBSCO Information Services. Con las opiniones de 306 estudiantes actualmente matriculados en colegios y universidades de cuatro años (65%), programas de postgrado (20%) y colegios comunitarios o de dos años (15%), la encuesta examina las tendencias actuales y emergentes con respecto a los dispositivos y fuentes de investigación preferidas, cambios en el uso de libros electrónicos, características importantes, preferencias por un formato, y sus ideas sobre restricciones de descarga e impresión.

Las colecciones de libros en bibliotecas universitarias estadounidenses se inclina hacia el formato impreso con un 60,3% de las colecciones de las bibliotecas frente a un 39,7% de libros electrónicos.

En cuanto al gasto en adquisiciones por tipo de material, más de un tercio (37%) de los presupuestos para la compra de materiales de bibliotecas universitarias se destina a bases de datos y materiales de referencia electrónicos, seguidos de revistas (23%). Los libros electrónicos representan el 11% de los presupuestos de materiales de las bibliotecas.

Cuando se les pidió que estimaran cual consideraban que sería el gasto en los próximos 5 años (2022), los responsables de servicios de bibliotecas consideraron que las bases de datos y las revistas permanecerán en aproximadamente el mismo porcentaje de inversión respecto al resto de los materiales (38%”y 22%, respectivamente), los presupuestos dedicados a libros electrónicos tendrán un leve incremento hasta el 15%, y consecuentemente estiman que descenderá el gasto estimado para la adquisición de libros impresos hasta un 16%”, a la vez que sufrirán un aumento otros medios como el vídeo  en “streaming” con un aumento cercano al 7% del total invertido en materiales.

La decisión de comprar materiales en formato impreso o electrónico es decidida por los profesores en función de diversas cuestiones como la preferencia por un formato u otro (63%), seguido de la disponibilidad del contenido (60%), las preferencias de los estudiantes (59%), y los precios (56%).

Existe una discrepancia entre las preferencias de los usuarios de Humanidades frente a los áreas tecnológicas. El 79% de los miembros de las disciplinas como Artes y Humanidades dicen que prefieren los libros impresos. en vez de “ebooks, seguido de los estudiantes y profesores de Educación (29%). Sólo un 6% de los profesores y alumnos de estas disciplinas indicaron que preferían el formato digital sobre el impreso.

Contrariamente las disciplinas relacionadas con los estudios sobre Tecnología, los ebooks son el formato preferido por el 47% de los entrevistados, seguido de las Ciencias (44%), Negocios (34%), y Enfermería (32%) Sólo el 18% de los encuestados de estas disciplinas dijo que prefería el formato “ebook” al formato impreso.

En cuanto a la compra de libros electrónicos de los tres modelos de adquisición de libros electrónicos más comunes, el más popular es la compra “titulo a título” (28%), seguido de la compra por paquetes a perpetuidad (25%), y las suscripciones a colecciones (24%). Las bibliotecas de universidades que imparten postgrado tienden a favorecer la compra titulo a título,, mientras que las universidades que no ofrecen esta titulación se inclinan más hacia las suscripciones.

Los bibliotecarios universitarios suelen utilizar sitios en Internet para informarse sobre el contenido a adquirir (37%) seguidos de artículos de revistas (29%), y sólo un 5% utilizan los sitios web del editor.

 

 

 

 

 

Eastern Academic Scholars’ Trust (EAST) consorcio para la conservación de monografías y publicaciones seriadas académicas únicas de poca circulación.

logo

Eastern Academic Scholars’ Trust (EAST)  es una iniciativa compartida en la que participan 60 bibliotecas universitarias y de investigación de 11 estados, desde Maine hasta Florida. EAST se centra en la conservación de monografías y publicaciones seriadas académicas únicas de poca circulación.

 

Aunque los contenidos electrónicos y digitales se han convertido en un componente cada vez más importante de las colecciones de las bibliotecas universitarias y de investigación, las colecciones impresas siguen creciendo. Dada la amplitud del acceso digital a los materiales de las bibliotecas, muchos gestores universitarios se muestran reacios a aprobar la ampliación de las bibliotecas para albergar más libros impresos. El resultado es que muchas bibliotecas no tienen, en el mejor de los casos, capacidad adicional para albergar nuevos libros y, en el peor de los casos, una capacidad reducida para sus crecientes colecciones impresas. Al mismo tiempo, estas bibliotecas buscan cada vez más reutilizar el espacio y destinar lo que tradicionalmente había sido el almacenamiento de materiales físicos a otros usos: espacios de estudio colaborativo, espacios de creadores, estudios para el trabajo en humanidades digitales, diseño instruccional en apoyo de la enseñanza, y más.

Por ello, las bibliotecas miembros de EAST se comprometen a mantener los títulos acordados en sus colecciones locales durante un mínimo de 15 años y a ponerlos a disposición de otros miembros de EAST, lo que permite a estas bibliotecas considerar la posibilidad de expurgar y deseleccionar títulos localmente con fin de liberar espacio para servicios bibliotecarios nuevos e innovadores. EAST está financiado por generosas subvenciones de la Fundación Educativa Davis y la Fundación Andrew W. Mellon, así como a través del apoyo financiero de sus miembros.

En enero de 2018, EAST se unió a Shared Print Allianc de Rosemont, una proyecto colaborativo de programas regionales interesados en coordinar sus esfuerzos a mayor escala para asegurar la retención y el acceso a los archivos de respaldo de revistas impresas.

A medida que los recursos digitales cada vez van dejando paso a los formatos digitales, se corre el riesgo de sufrir importantes pérdidas culturales si no se coordina la gestión del registro del material impreso. Esta coordinación se hace mejor a escala después de analizar cuidadosa y sistemáticamente las colecciones y comprender la superposición y la singularidad. EAST se centra en la creación de una colección de impresa compartida coordinada entre bibliotecas universitarias y de investigación centrada en la protección del registro académico tal y como está representado en esas bibliotecas, lo que permite a las bibliotecas participantes continuar recopilando nuevos materiales impresos de sus áreas de interés actual y, al mismo tiempo, apoyar la deselección de las existencias de uso poco frecuente cuando sea necesario. Los compromisos de retención a largo plazo contraídos por sus socios en el ESTE permiten a los investigadores de estas instituciones confiar en que podrán tomar prestados los títulos cuando los necesiten, aunque ya no estén disponibles a nivel local. Esta colección de impresos compartida formal permite a las bibliotecas asociadas tomar decisiones informadas sobre si conservar o retirar existencias individuales sin riesgo de que la última copia pueda ser descartada involuntariamente. EAST crea una amplia red centrada en los beneficios y servicios mutuos para sus miembros.

 

 

 

 

Anti Double Dipping Alliance : quince proveedores de libros académicas de acceso abierto lanzan una alianza para evitar compras del mismo título en más de un modelo de negocio

anti-double-dipping-alliance

Ver noticia

 

El auge del acceso abierto como nuevo modelo de negocio para los libros plantea nuevos retos tanto a las bibliotecas como a los editores y proveedores, y puede provocar una falta de transparencia que conduzca a una duplicación no deseada de las adquisiciones. Por ello, quince vendedores y proveedores de plataformas en el mercado de edición académica han formado Anti-Double Dipping Alliance, una coalición contra la doble inmersión para la transparencia en la publicación de libros de acceso abierto. El grupo ha sido impulsado por una iniciativa de Knowledge Unlatched (KU), la plataforma central para modelos de financiación sostenibles de acceso abierto (OA), tiene como objetivo evitar la adquisición no deseada de títulos de libros a través de diferentes sistemas. La alianza está formada por socios de KU como Delbanco, Dietmar Dreier, JSTOR, Knowledge Unlatched, LM Information Delivery, LYRASIS, Missing Link, OAPEN, Project MUSE.

Como explica Tom Mosterd, Director de Descubrimiento de Contenidos de KU. “Junto con nuestros proveedores, ahora podemos garantizar que todos los libros que forman parte de Knowledge Unlatched están claramente marcados en una variedad de sistemas.” La información en los planes de aprobación y otros sistemas de adquisición permitirá a los bibliotecarios evitar compras del mismo título en más de un modelo de negocio”.

 

El nuevo programa piloto de DPLA probará un nuevo modelo de adquisición de libros electrónicos en bibliotecas que sean propiedad de la biblioteca

 

38053861456_bb81be21d9_b_d

The DPLA Exchange

DPLA Exchange, permitirá al personal de seis bibliotecas piloto iniciar sesión y comenzar a seleccionar ebooks de entre más de cien mil títulos licenciados y miles más de licencia abierta. El nuevo programa se administrará a través de una asociación con LYRASIS, y proporcionará el alojamiento y otros recursos tecnológicos.

 

The Digital Public Library of America (DPLA) ha presentado un programa piloto para probar un nuevo modelo de adquisición de libros electrónicos en bibliotecas de propiedad de la biblioteca para libros electrónicos populares, junto con los de dominio público gratuito y los libros electrónicos con licencia abierta.

El objetivo del programa es demostrar cómo DPLA puede ayudar a las bibliotecas a maximizar el acceso a los libros electrónicos para sus clientes. Para el proyecto piloto, DPLA buscó una mezcla de tipos de bibliotecas que incluyera una biblioteca estatal, un consorcio, una biblioteca pública grande y otra que sirviera a poblaciones más pequeñas en el ámbito rural. Las bibliotecas piloto que participan en el programa son: Alameda County Library (CA); Carnegie Library of Pittsburgh (PA); Connecticut State Library (CT); Califa Library Group (CA, KS); St. Mary’s County Library (MD) and Yavapai Library Network (AZ). Después de un período preliminar de trabajo con estas bibliotecas seleccionadas, DPLA considerará la posibilidad de expandir el programa a más instituciones.

Uno de los objetivos The DPLA Exchange es facilitar a las bibliotecas la adquisición de colecciones abiertas y diversas de múltiples fuentes. Las bibliotecas piloto pronto podrán ofrecer contenido abierto junto con el contenido de editoriales, incluyendo: clásicos de dominio público; títulos de Creative Commons, libros infantiles en múltiples idiomas; y recursos educativos abiertos que abarcan las humanidades y materias científico tecnológicas (STEM).

The DPLA Exchange forma parte de una arquitectura abierta emergente para el préstamos de libros electrónicos en bibliotecas conectados por el protocolo estándar Open Publication Distribution System (OPDS) y el protocolo mejorado Open Distribution for Libraries (ODL). Esta apertura permite a las bibliotecas conservar y servir contenido electrónico de una variedad de fuentes abiertas y con licencia basada en la buena experiencia de los usuarios. Para lograr esto, DPLA se asociará con LYRASIS, una de las organizaciones sin fines de lucro más antiguas que atiende a bibliotecas en los Estados Unidos, para proporcionar una solución de software simplificada para bibliotecas, desarrollada por The New York Public Library. El software proporciona al personal de la biblioteca un panel administrativo para editar metadatos, mezclar el contenido del DPLA Exchange y otras fuentes, y conservar la colección. Al proporcionar una solución de hosting, las bibliotecas que no tienen la infraestructura técnica o la capacidad para ejecutar Library Simplified pueden participar en The DPLA Exchange.

En los próximos meses, las colecciones de contenido electrónico de cada biblioteca piloto estarán disponibles para los usuarios en SimplyE.

Luz Roja, Luz Verde: el compromiso de la bibliotecas universitarias con las licencias de adquisición para fortalecer su posición negociadora

188051

“Red Light, Green Light Aligning the Library to Support Licensing”.   Ithaka S+R, 2017

Texto completo

 El movimiento en favor del acceso abierto, dirigido en buena manera por las bibliotecas universitarias, ha ampliado considerablemente el acceso a la información científica para toda la comunidad. Sin embargo, los precios de ciertos recursos académicos siguen superando los aumentos presupuestarios, y los bibliotecarios consideran que no tienen el control de los presupuestos y los precios. ¿Qué pasa si las bibliotecas encuentran la manera de asociarse con el objetivo de estabilizar o reducir lo que pagan a las grandes multinacionales de la información electrónica?. El informe propone que las bibliotecas universitarias se involucren más para retomar el control de su presupuesto de colecciones, simplemente que las bibliotecas encuentren la manera de actuar con un solo propósito:  fortalecer su posición negociadora. 

Hay pocas pruebas de que el acceso abierto haya llevado a reducir los gastos en licencias, y casi con toda seguridad ha dado lugar incluso a un incremento de los ingreso  obtenidos por licencias de acceso a contenido de algunos de los mayores editores.

Las bibliotecas están limitadas en sus negociaciones. Compran como agentes en nombre de una comunidad universitaria que frecuentemente exige acceso sin tener ningún incentivo para preocuparse por los precios y otras consideraciones.  En los últimos años, las bibliotecas han sido en gran medida reticentes o incapaces de cancelar recursos de contenido. Esto crea una dinámica unilateral de desventaja para las bibliotecas. Pero al menos algunas bibliotecas parecen estar preparadas para adoptar una posición más sólida a este respecto.

 

La evolución de un programa de adquisición de libros electrónicos basado en la demanda (PDA)

demanddriven

Davies, T., The evolution of an e-book demand-driven acquisition programme at Swinburne University of Technology. Insights. 30(2), pp.36–43. (2017). DOI: http://doi.org/10.1629/uksg.354

Texto completo

En 2006, la Universidad de Tecnología de Swinburne se convirtió en la primera biblioteca del mundo en lanzar a gran escala de un programa de adquisición basado en la demanda para libros electrónicos (PDA). En ese momento, los 34.000 libros electrónicos disponibles a través del programa EBL DDA representaban casi todos los libros electrónicos disponibles en la biblioteca. En los años transcurridos, la colección impulsada por la demanda ha crecido hasta casi a 300.000 libros electrónicos, que forman parte de una colección mucho más grande de 765.000 libros electrónicos en total, adquiridos a través de una gama de diferentes modelos de adquisición.

Cuando los cambios en los modelos de facturación de pago por uso causaron un importante aumento en los gastos a corto plazo a partir de finales de 2014, la biblioteca tomó medidas para poner en marcha un programa basado en PDA, o adquisición impulsada por el usuario con una base sostenible. En 2016 cuando Swinburne se convirtió en uno de los clientes piloto en el lanzamiento para un nuevo modelo de Adquisición basado en la demanda (DDA) desarrollado para la plataforma Ebook Central de ProQuest llamada  Access-to-Own (ATO). Este artículo describe la evolución del modelo DDA en Swinburne y las primeras experiencias de uso del nuevo modelo ATO.

Tendencias de compra de libros en las bibliotecas universitarias

d187_ebooks_aquisition_whitepaper_v3-1

 

 

Academic Library Book Purchasing Trends.  [e-Book]  Ann Arbor, Míchigan, ProQuest, 2016

Texto completo

 

En este documento, se analizan los datos de una encuesta reciente de más de 460 bibliotecarios universitarios, describiendo las tendencias de compra de libros en bibliotecas universitarias,, con especial énfasis en los libros electrónicos. El informe recoge algunas tendencias emergentes en el desarrollo de la colección en formato digital. 

 

Las bibliotecas están adoptado nuevos modelos de adquisición de libros orientados a la demanda con el objetivo de servir mejor a sus usuarios. Esto refleja un cambio de mentalidad que pretende que las colecciones sean más accesibles y fácilmente detectables. Sin embargo, la bibliotecas, aún no han desarrollado prácticas consistentes para mantener estos modelos y alcanzar sus metas. Mientras tanto, los editores han creado un ecosistema de adquisición difícilmente comprensible para los bibliotecarios, que está alterando el panorama del mercado.

Este documento técnico explorará lo siguiente:

• Tendencias de compra de libros en bibliotecas universitarios, con especial énfasis en libros electrónicos.
• Cómo están haciendo frente las bibliotecas a los presupuestos ante la necesidad de más recursos
• Tendencias emergentes en el desarrollo de la colección y monografías.

 

En la mayor parte de las bibliotecas los presupuestos se han congelado han tenido aumentos o disminuciones modestas (menos de un cambio de 20 por ciento). Los datos reflejan dos tendencias:

1. Los presupuestos destinados a la adquisición de monografías se están viendo erosionandos a medida que se dedican más fondos para financiar la adquisición de revistas electrónicas debido al aumento de los precios de las publicaciones seriadas.

2. Los libros electrónicos representan una proporción creciente del presupuestos destinado a libros, a medida que las bibliotecas pasan del formato al digital