Archivo de la etiqueta: Compra

Patrones y prácticas en la adquisición de libros impresos y electrónicos en las bibliotecas universitarias

 

cleveland-public-library-now-offers-hot-spotse5d27c78fcc661ab9afdff0000724a5f

Daniel, Katherine, et al. “Library Acquisition Patterns“. Ithaka S+R. Ithaka S+R. 29 January 2019. Web. 29 January 2019. https://doi.org/10.18665/sr.310937

Texto completo

El estudio “Library Acquisition Patterns (LAP)” se llevó a cabo con el apoyo de la Fundación Andrew W. Mellon con el objetivo de examinar las tendencias en la compra de libros en las bibliotecas universitarias de los Estados Unidos. El proyecto utiliza los datos suministrados por las bibliotecas que registran sus adquisiciones en el sistema integrado de bibliotecas de Ex Libris, Alma, o en los WorldShare Management Services (WMS) de OCLC.

 

La muestra de artículos de adquisición se limita a libros impresos y electrónicos adquiridos título a título, dentro de un rango de precios específico. Esto contrasta con los materiales de información adquiridos mediante suscripción y/o agrupados dentro de un paquete, que también son modelos de adquisición importantes para adquirir contenido de libros en muchas bibliotecas universitarias.

Los resultados de este informe constan de dos áreas distintas:

1) Análisis de las adquisiciones de libros en la biblioteca dentro de la muestra especificada para el año fiscal 2017 en 124 instituciones académicas de EE.UU.,

2) Análisis de las tendencias de adquisición de libros impresos y electrónicos dentro de la muestra especificada, la presencia de la edición académica en estas bibliotecas y los principales proveedores de libros en 51 universidades de EE.UU. entre los años fiscales 2014 a 2017. Aunque estas muestras no son representativas, ofrecen una visión amplia de los patrones y prácticas de adquisición de las bibliotecas universitarias de Estados Unidos.

Las principales conclusiones del análisis de las adquisiciones de 2017 son las siguientes:

  • De promedio, las bibliotecas en este estudio gastaron 3.61 millones de dólares en 2017 y adquirieron 4.750 libros impresos y 345 libros electrónicos, seleccionados título a título.
  • Los gastos en recursos electrónicos representaron las tres cuartas partes de los gastos totales invertidos en materiales, aunque sólo una quinta parte se destina a gastos en materiales monográficos.
  • Las publicaciones en serie y otros recursos continuos, que entran dentro de los gastos en recursos continuos, representan más del 60% de los gastos totales en materiales; los libros constituyen el 24,5% de los gastos en materiales.
  • Las bibliotecas gastaron el 42,6 % de sus presupuestos en libros impresos en títulos de Humanidades, y el 49% de los libros adquiridos por las bibliotecas eran las Humanidades.
  • Los títulos de ciencias sociales representaron el 32% de los gastos totales en libros electrónicos y del número de libros electrónicos adquiridos, lo que convierte a este campo en el más importante en la adquisición de libros electrónicos.
  • Las editoriales universitarias representaron el 23,6 %  del mercado de libros impresos y el 18,5 % del mercado de libros electrónicos. Oxford y Cambridge constituyeron,- como era de esperar-, la mayor parte del mercado de la edición universitaria.
  • GOBI Library Solutions es el proveedor dominante de libros impresos y electrónicos. Amazon es el segundo mayor vendedor de libros impresos a bibliotecas universitarias, pero con un amplio margen de diferencia, y no tiene una presencia significativa en el mercado de libros electrónicos.
  • La mayoría de las adquisiciones de libros de edición universitaria se realizan a través de GOBI y Amazon.

 

Las principales conclusiones para el análisis de tendencias en adquisición entre 2014 y 2017 son las siguientes

  • Los gastos en material de la biblioteca aumentaron en términos reales, con más del 70% de los gastos destinados a los recursos seriados y entre el 16 y el 21% a los recursos monográficos.
  • Los gastos realizados para libros impresos obtenidos título a título, disminuyeron año tras año, mientras que los gastos en libros electrónicos duplicados experimentaron un aumento neto; sin embargo, los gastos en libros electrónicos no aumentaron lo suficiente como para compensar la caída en el gasto en libros impresos.
  • El coste medio de un libro electrónico aumentó un 35% entre 2014 y 2017, mientras que el coste de los libros impresos se mantuvo estable.
  • Los gastos en libros impresos en cada campo disciplinario disminuyeron a nivel general, con una menor caída en Humanidades y una mayor en los en los libros de Ciencias (STEM)
  • Las Ciencias Sociales representaron los mayores gastos de entre todas las disciplinas en libros electrónicos, aumentando el gasto en libros electrónicos en Ciencias Sociales y las Humanidades a nivel general.
  • Todos los tipos de instituciones que otorgan títulos de grado experimentaron una disminución en sus gastos promedio en libros impresos, pero aumentó su gasto en libros electrónicos. Sólo las instituciones que otorgan títulos de maestría vieron una disminución en los gastos de libros electrónicos.
  • Los gastos no recurrentes en libros impresos de edición universitaria se redujeron en un 17,7% entre 2014 y 2017. Sin embargo, la proporción de títulos de edición institucional que se adquirieron en comparación con los títulos de edición comerciales se ha mantenido relativamente estables, ya que los primeros representan aproximadamente el 20 % de los gastos en libros impresos.
  • Si bien los gastos en libros electrónicos de edición universitaria experimentaron grandes fluctuaciones de un año a otro, en realidad no hubo un cambio neto en los gastos.
  • GOBI y Amazon fueron los principales proveedores de libros impresos, pero las bibliotecas adquirieron libros impresos de una amplia variedad de proveedores especializados para satisfacer las necesidades de sus colecciones. GOBI fue el principal proveedor de libros electrónicos.

 

Diferencias entre la compra de libros de ciencias entre las personas que se declaran de izquierdas y de derechas

noticia-por-que-confundimos-la-izquierda-de-la-derecha

 

Feng Shi, Yongren Shi, Fedor A. Dokshin, James A. Evans & Michael W. Macy “Millions of online book co-purchases reveal partisan differences in the consumption of science. Nature Human Behaviour volume 1,

Texto completo

Ver también

Confirmado: Existen cámaras de eco en los medios sociales … 

Hace unos meses hablábamos aquí de las cámaras de resonancia y como cada persona tiende a leer aquella información más cercana a sus convicciones políticas y a rechazar la información que es contraria a sus postulados  En este estudio vemos que también existen diferencias en la compra de libros entre las personas de una y otra tendencia política.

 

También los apasionados desacuerdos sobre el cambio climático, la investigación con células madre y la evolución suscitan que preocupación de que la ciencia se ha convertido en un nuevo campo de batalla de las guerras políticas.

En esta investigación se utilizaron datos derivados de millones de compras en línea como un indicador de comportamiento para saber si el interés compartido en la ciencia salva las diferencias políticas o la atención selectiva refuerza las divisiones existentes.

Los hallazgos revelan preferencias partidistas tanto dentro de las disciplinas científicas como entre ellas. En todos los campos, los clientes que compraron libros tienen determinadas preferencias políticas. Los conservadores prefieren la ciencia básica (por ejemplo, física, astronomía y zoología), mientras que los clientes progresistas prefieren la ciencia aplicada y comercial (por ejemplo, criminología, medicina y geofísica). Dentro de estas disciplinas, los libros que compran los clientes que se definen de “izquierdas” tienden a ser libros “alternativos” que están un poco en al margen de las disciplinas.

Para concluir se puede decir que la izquierda y la derecha política comparten un interés por la ciencia en general, pero no por la ciencia en particular. Esto subraya la necesidad de investigar remedios que puedan atenuar la exposición selectiva a la “verdad conveniente”,  y renovar la capacidad de la ciencia para informar objetivamente.

Implicaciones de la percepción piscológica de la propiedad digital sobre el consumo del libro electrónico

girl-reading-ebook-9207c6da1683380e784f694691f8a668

 

Helm, S. V., V. Ligon, et al. “Consumer interpretations of digital ownership in the book market.” Electronic Markets vol. 28, n. 2 (2018).  pp. 177-189. https://link.springer.com/article/10.1007/s12525-018-0293-6

 

Los avances tecnológicos en los mercados electrónicos, en particular la digitalización de productos, han transformado las interacciones entre el cliente y el producto. La alteración de la percepción de la propiedad en el ámbito digital afecta a la adquisición, uso y consumo del producto. En el mundo digital transitamos de un modelo propietario a un modelo licenciado, lo que afecta a la percepción psicológica de la propiedad sobre ese contenidos, ya que un tercero nos licencia para acceder a algo que realmente no tenemos, lo que puede tener implicaciones sobre la compra o no del producto.

 

Según los últimos datos publicados por The Association of American Publishers sobre el mercado editorial estadounidense, los ingresos comerciales por venta de libros se mantuvieron esencialmente estables (un 1,3% de incremento), mientras que los ingresos por ventas de libros electrónicos cayeron un 4,7%. Aunque el ritmo de disminución de los ingresos por las ventas de libros electrónicos parece estar estabilizándose, con un descenso del -4,7%, significativamente menor que los descensos de dos dígitos experimentados en 2015 y 2016. Sin embargo, los préstamos de libros electrónicos en bibliotecas no dejan de incrementarse, el último informe de Overdrive dice que durante 2017 las bibliotecas estadounidenses incrementaron un 14% los préstamo de libros electrónicos y un 24% los audiolibros. Existen múltiples razones por la que se dan estos dos tipos de movimientos de signo opuestos. Algunas de estas razones tienen que ver con el hecho de que las personas no están dispuestas a pagar por un producto del que no son propietarios, o no lo son del todo, y que limita los usos y prácticas que realizaban con los libros impresos, tales como prestar el libro a otra persona o dejarlo en herencia a sus descendientes. La percepción de la propiedad sobre el producto podría estar en la base de algunas de las razones de la caída consecutiva de ventas de libros electrónicos.

El objetivo de este estudio es explorar cómo los consumidores conceptualizan la propiedad de las posesiones digitales para ayudar a los profesionales del marketing a desarrollar estrategias de posicionamiento y comercialización a medida. la comparación entre la propiedad de los libros físicos y los libros electrónicos, descuida una perspectiva centrada en el consumidor sobre las posesiones digitales. Utilizando grupos focales con consumidores estadounidenses, identificamos seis temas en torno a las percepciones de la propiedad digital psicológica, que retratan principalmente un sentido constrictivo de propiedad, una experiencia de uso limitada y percepciones de valor. Sin embargo, también la facilidad de disposición favorece el uso de libros electrónicos. No se apoyaron las suposiciones típicas sobre la preferencia de los consumidores más jóvenes por los productos digitales. El estudio ofrece dos enfoques gerenciales: (1) mejorar la experiencia de usuarios del producto digital o (2) emancipar los productos digitales de sus correlatos físicos.

 

Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2017 (Enero 2018)

habitoslecturacompralibros2017-300x300

Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2017 (Enero 2018). Madrid, Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

Texto completo

 

Este estudio publicado de manera periódica permite monitorizar el estado de salud de la lectura y compra de libros  en nuestro país. Es posible mediante el seguimiento continuo diversos indicadores como la proporción de lectores frecuentes y ocasionales, el nº de libros comprados y leídos, las horas dedicadas a la lectura, la adopción de nuevos hábitos de lectura digital o la medición de la lectura entre la población infantil.

 

 

Mejoran los índices de lectura en España

El objetivo del estudio es conocer el comportamiento lector de los españoles en el momento actual y obtener  información que facilite la formulación y evaluación de políticas y planes de lectura.

El 95% de la población española de 14 o más años afirma leer en cualquier tipo de material, formato y soporte (impreso o digital) con una frecuencia al menos trimestral
y un 89% lee con frecuencia al menos semanal. Independientemente del tipo de lectura, se observa una relación directa entre el nivel de estudios finalizados y el ratio de lectores. Por nivel de incidencia trimestral, un 75% lee periódicos, un 66% lee libros y un 57% lee en Redes Sociales al menos una vez al trimestre.

La falta de tiempo sigue siendo el principal argumento de los no lectores para explicar su falta de hábito (47,7%), especialmente entre la población con edades comprendidas entre 35 y 44 años. El 35,1% señala que no lee porque o no le gusta o no le interesa, principal razón para el 49,4% de los no lectores con edades entre 25 y 34 años. Entre los mayores de 65 años, la salud o problemas de vista son las razones esgrimidas para no leer en el 30,9% de los casos. Hay que señalar, además, que un 18,7% de la población no lectora apuntó que prefiere dedicar su tiempo de ocio a otro tipo de entretenimiento.

 

  • Se incrementa el número de lectores de libros en España hasta el 65,8%. El 59,7% de los españoles lee por ocio en su tiempo libre, al margen de por trabajo o estudios.
  • Las mujeres leen más libros, revistas y redes sociales. Los hombres más prensa, cómics, webs, blogs y foros online.
  • La falta de tiempo sigue siendo el principal argumento de los no lectores para explicar su falta de hábito (47,7%).
  • Madrid sigue siendo la comunidad con mayor índice de lectores. Navarra, La Rioja, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía son las comunidades autónomas que desde 2011 registran un mayor crecimiento de la lectura de libros en tiempo libre.
  • El 76,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital, 18 puntos más que en 2012. La lectura de libros en formato digital es menor que la de prensa o redes sociales, pero crece de manera significativa: del 11,7% de 2012 al 27,2% en 2017.
  • El 40,3% de la población sólo lee en papel, mientras que un 20% ya lee libros en su tiempo libre en soporte digital.
  • El lector digital es un lector más intensivo, lee una media de 16,7 libros al año, frente a los 11,6 del lector que sólo lee en papel.
  • La lectura en menores tiene un gran protagonismo. El 80% de los jóvenes entre 10 y 14 años son lectores frecuentes. A partir de entonces se reduce el porcentaje de lectores y crece el peso de la lectura digital.
  • El 80% de los libros digitales se obtuvieron de forma gratuita. Únicamente un 29,5% de los entrevistados señalaron que obtenían libros digitales pagando por ellos.
  • Aumenta ligeramente la proporción de compradores de libros (61% frente al 56% anterior) pero disminuye la compra media, de 10,9 libros frente a 9,4 libros. Los compradores prefieren acudir a las librerías para ello.
  • Mejora la valoración de las bibliotecas en prácticamente todas las comunidades, pero desciende el servicio de préstamo.

 

¿Por qué debo pagar por libros electrónicos ?: Un estudio empírico investiga la intención de compra de libros a través de dispositivos móviles

d187d0b8d182d0b0d0b5d182

Min, Z., Z. Mingxing, et al. “Why should I pay for e-books?: An empirical study to investigate Chinese readers’ purchase behavioural intention in the mobile era.” The Electronic Library vol. 35, n. 3 (2017).  pp. 472-493. http://www.emeraldinsight.com/doi/abs/10.1108/EL-09-2015-0165

 

Debido a que los teléfonos móviles ofrecen una plataforma asequible y fácil de usar para la lectura, la lectura móvil está emergiendo como el enfoque de lectura más vanguardista. Desde la perspectiva de los proveedores de servicios móviles de lectura, el conocimiento del comportamiento de compra de los clientes y el comportamiento de consumo es fundamental para su supervivencia y éxito. Este artículo tiene como objetivo proporcionar información sobre los factores que influyen en la compra de libros electrónicos. Siguiendo la teoría de la cadena de valor, se propone un modelo estructural para investigar e identificar los factores clave que impulsan la intención de compra de los lectores en dispositivos móviles.

La gente parece percibir un riesgo de pago relativamente bajo, aunque el riesgo percibido podría afectar negativamente la intención de compra. Sin embargo, la intención de compra, decae cuando la percepción de riesgo aumenta. Por ello se recomienda que los proveedores de la lectura móvil deben destacar aspectos como la profesionalidad, la importancia de una cubierta atractiva, y una configuración de página similar a la de los libros impresos. Los lectores deben poder publicar comentarios en tiempo real y comunicarse con otros para mejorar su sentido de satisfacción, participación y pertenencia. El proceso de pago debe ser conciso y simple a través del cual los lectores pueden ahorrar su tiempo de compra y esfuerzo. Los proveedores de servicios de lectura móvil deben proporcionar enfoques de pago confiables, especialmente la plataforma de terceros y garantizar ​​la seguridad de la actividad de pago. Este trabajo no sólo proporciona una comprensión teórica del comportamiento de compra de lectura móvil, sino que también ofrece conocimientos prácticos a los fabricantes de material de lectura y a los desarrolladores de aplicaciones para promover dicho proceso