Diferencias entre la compra de libros de ciencias entre las personas que se declaran de izquierdas y de derechas

noticia-por-que-confundimos-la-izquierda-de-la-derecha

 

Feng Shi, Yongren Shi, Fedor A. Dokshin, James A. Evans & Michael W. Macy “Millions of online book co-purchases reveal partisan differences in the consumption of science. Nature Human Behaviour volume 1,

Texto completo

Ver también

Confirmado: Existen cámaras de eco en los medios sociales … 

Hace unos meses hablábamos aquí de las cámaras de resonancia y como cada persona tiende a leer aquella información más cercana a sus convicciones políticas y a rechazar la información que es contraria a sus postulados  En este estudio vemos que también existen diferencias en la compra de libros entre las personas de una y otra tendencia política.

 

También los apasionados desacuerdos sobre el cambio climático, la investigación con células madre y la evolución suscitan que preocupación de que la ciencia se ha convertido en un nuevo campo de batalla de las guerras políticas.

En esta investigación se utilizaron datos derivados de millones de compras en línea como un indicador de comportamiento para saber si el interés compartido en la ciencia salva las diferencias políticas o la atención selectiva refuerza las divisiones existentes.

Los hallazgos revelan preferencias partidistas tanto dentro de las disciplinas científicas como entre ellas. En todos los campos, los clientes que compraron libros tienen determinadas preferencias políticas. Los conservadores prefieren la ciencia básica (por ejemplo, física, astronomía y zoología), mientras que los clientes progresistas prefieren la ciencia aplicada y comercial (por ejemplo, criminología, medicina y geofísica). Dentro de estas disciplinas, los libros que compran los clientes que se definen de “izquierdas” tienden a ser libros “alternativos” que están un poco en al margen de las disciplinas.

Para concluir se puede decir que la izquierda y la derecha política comparten un interés por la ciencia en general, pero no por la ciencia en particular. Esto subraya la necesidad de investigar remedios que puedan atenuar la exposición selectiva a la “verdad conveniente”,  y renovar la capacidad de la ciencia para informar objetivamente.