Cómo enseñar a los estudiantes a evaluar la calidad de la información en línea

alfin-2

 

Leigh Ann Whittle “How to Teach Students to Evaluate the Quality of Online Information”  Edudemic, 2015

Texto completo

El volumen de información disponible en Internet es asombroso y cada vez se va incrementando más. La empresa de inteligencia de negocios DOMO estima que cada minuto se crean 571 nuevos sitios web. Con esa cantidad de información, puede ser difícil para los estudiantes distinguir un sitio con información confiable o no. Por ello dotar a los estudiantes de competencias sobre la calidad y fiabilidad de las fuentes de información les será de gran utilidad en su vida académica y profesional.

 

 

Los estudiantes de hoy no conocen un mundo sin Internet, pero eso no significa que sepan cómo pensar críticamente sobre lo que ven en línea. Julie Coiro, profesora asociada de educación de la Universidad de Rhode Island, escribió en una entrada del blog de Edutopia que los estudiantes de secundaria tienden a centrarse más en la relevancia que en la credibilidad. El tipo de autor y de publicación son de importancia limitada para los estudiantes, y si examinan estos elementos, no pueden explicar por qué eligieron ciertos sitios web. Coiro también observó problemas similares entre los estudiantes de secundaria y universitarios.

Coiro sugiere estrategias para ayudar a los estudiantes a evaluar efectivamente lo que ven en Internet, practicar la refutación de lo que hay en Internet y verificar la información. En otras palabras, convertirse en consumidores críticos de material en línea significa más que simplemente ver un sitio web. Requiere conocer cómo se puede calificar un contenido como de calidad y cómo juzgar lo que es buen material y lo que no lo es.

 

Identificar el buen contenido

Hay algunos controles necesarios para asegurar que el contenido en línea sea realmente creíble. Para ser considerado como tal, el contenido debe ser relevante para la cuestión que se estudia o investiga, estar actualizado con información que pueda ser verificada a través de otras fuentes, y respaldado por un autor o editor confiable, especialmente aquellos con más autoridad en la disciplina. También es importante detectar cualquier sesgo personal o comercial que se pueda derivar del contenido.

La mayoría de nosotros rehuimos de Wikipedia como recurso, pero la enciclopedia en línea establece sus propios estándares para un contenido confiable. Irónicamente, Wikipedia también desalienta al uso de las páginas de Wikipedia en sus normas de fiabilidad. Entre las fuentes que Wikipedia considera más dignas de crédito se encuentran las revistas científicas, los diarios académicos, los periódicos convencionales y los blogs de noticias escritos por los propios periodistas. Wikipedia sugiere además evitar el trabajo auto-publicado si no hay manera de verificar que el autor es un experto en el campo.

 

Aprender a utilizar los sitios web de manera eficaz

Es posible que los estudiantes no entiendan las diferencias de calidad entre los sitios web. Demostrar a los estudiantes cómo son los diferentes sitios web, y su propósito, les ayuda a ver cómo deben usar cada tipo de sitio. Los sitios web incluyen sitios personales, de interés especial, profesionales, de noticias y comerciales. Determinar las diferencias entre ellos también es una buena lección para identificar cualquier sesgo.

Los nombres de dominio son también un indicio de la credibilidad de un sitio web. Los sitios en los dominios .edu, .gov y .org se consideran confiables, pero aquellos con dominios .com y .net requieren un escrutinio más detallado. El examen de todos los elementos de la dirección web puede ayudar a los estudiantes a determinar la fiabilidad de una fuente. La Universidad George Mason ofrece el ejemplo del sitio web “http://www.gmu.edu/facstaff/policy/administrative/60.html”, en el que cada parte de la dirección web ofrece una pista sobre el origen de la información del sitio.

Enseñar a los estudiantes buscar la “buena información” puede ayudarles a determinar el buen contenido en línea. Especialmente deben conocer los motores de búsqueda académicos, como Elsevier, Ebsco y otros, que contienen información revisada por expertos. Incluso las búsquedas en Google pueden ser más adecuadas cuando se utiliza la opción “Búsqueda Avanzada”. Google también ofrece una Búsqueda de libros y una Búsqueda de artículos de investigación en Google Académico. En las bases de datos los estudiantes deben saber también utilizar eficazmente los operadores de búsqueda booleanos (AND, OR, NOT… “) para poder acotar un tema en particular.

 

Juzgar el contenido de manera efectiva

Los estudiantes deben considerar el propósito del proyecto y qué fuentes son valiosas en ese campo. Por ejemplo, sitios web como el OWL de Purdue o la Modern Language Association MLA pueden ser más valiosos para un artículo en inglés que un sitio web más comercial. Un buen contenido se atribuye típicamente a un autor en particular, excepto cuando organizaciones confiables como universidades, gobiernos, o medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales han publicado el material.

Es importante enseñar a los estudiantes cómo es el proceso de publicación contrastando los estándares de publicación de libros, revistas y periódicos con los de los sitios web, muchos de los cuales no siguen los mismos estándares rigurosos que sus contrapartes impresas. La discusión puede entonces girar hacia las recomendaciones que los estudiantes deben usar para evaluar el contenido.

La verificación cruzada de la información es una buena manera para que los estudiantes vean cuán confiable es el contenido en línea, y los anima a explorar otros contenidos y a evaluarlos en cuanto a su credibilidad. Si los estudiantes son capaces de encontrar la misma información en otro lugar, es probable que puedan probar que el contenido es preciso y fiable.

 

Creación de lecciones de contenido web

Hacer un proyecto de investigación en clase a partir de un ejercicio de credibilidad de un sitio web no sólo enseña a los estudiantes a determinar si la información en línea es de calidad, sino que también los involucra en un tema en particular. Esta es una excelente manera de introducir un concepto y a la vez enseñar habilidades de navegación en la web. Al hacerlo, los estudiantes aprenden a evaluar la información que encuentran al mismo tiempo que aprenden un poco de historia.

 

Comprender por qué es importante

Los estudiantes necesitarán evaluar el material en línea para acreditar su credibilidad. Gran parte de la búsqueda de este material se llevará a cabo en línea, lo que significa que tendrán que entender cuales son las evidencias que califican a un sitio web como confiable. Al mismo tiempo que desafía a los estudiantes a pensar críticamente sobre su tema y a determinar qué puntos son relevantes para su trabajo o investigación. Ser capaz de construir un argumento efectivo y relevante no sólo ayuda a los estudiantes en el trabajo académico futuro, sino que también les ayuda a ser más persuasivos y a comunicarse más claramente en otras áreas de sus vidas. Ya que poder identificar y seleccionar información confiable es útil para para su propia credibilidad personal y profesional.