Archivo de la etiqueta: Pensamiento crítico

El pensamiento crítico

 

cubierta_111-250x320

Otero Bello, E. [e-Book] El pensamiento crítico. Santiago de Chile
Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación (UNIACC), 2009.

Texto completo

 

Más sobre  

 

La creciente importancia que se concede al pensamiento crítico ocurre, según Otero, en el contexto de la reconocida necesidad de integrar competencias generales o transversales en la formación de estudiantes. Además, la enseñanza efectiva, plantea, debiese incluir la formación en compotencias como la comunicación efectiva, la alfabetización digital, la sensibilidad ética, el liderazgo y el trabajo en equipo

¿Cómo analizan los estudiantes la fiabilidad de las noticias?

news-study-released-cover

“How Students Engage with News”

Alison J. Head, John Wihbey, P. Takis Metaxas, Margy MacMillan, and Dan Cohen, “How Students Engage with News: Five Takeaways for Educators, Journalists, and Librarians,” Project Information Literacy Research Institute. (October 16, 2018).

 Texto completo

Resumen ejecutivo (2 páginas )

Informe (53 páginas)

Encuesta (7 páginas)

Respuestas (14 páginas)

Guía del usuario para el conjunto de datos (10 páginas)

Para las nuevas generaciones las noticias son sociales, visuales y rápidas. La cantidad de noticias que reciben son a menudo abrumadoras, y es difícil para los estudiantes saber qué noticias son verdaderas y cuáles son falsas. Aunque la mayoría de ellos piensan que las noticias son importantes para la democracia, no definen las noticias según los estándares tradicionales, ni asignan necesariamente una autoridad basada en la plataforma o los autores de los que provienen las noticias. Los estudiantes saben que necesitan invertir tiempo y pensamiento crítico para reunir, evaluar e interpretar las noticias tal como se presentan en el siglo XXI, y aunque muchos hacen este esfuerzo, otros no lo hacen.

Los estudiantes informaron que mantenerse al día a menudo significa navegar por un complejo campo minado de desinformación e intereses comerciales o ideológicos; más de un tercio (36%) dijo que las “noticias falsas” les habían hecho desconfiar de la credibilidad de cualquier noticia y sólo el 14% se sentía confiado en que podían diferenciar las noticias “falsas” de las “reales”. Más de dos tercios de los encuestados (68%) dijeron que la cantidad de noticias era abrumadora; la mitad estuvo de acuerdo en que era difícil discernir las noticias más importantes (51%).

Ocho de cada diez estudiantes estuvieron de acuerdo en que las noticias son “necesarias en una democracia”, pero la mayoría dijo que las noticias no estaban a la altura de sus estándares de exactitud, independencia y justicia.La mayoría de los encuestados (58%) había compartido o retransmitido noticias en los medios sociales la semana anterior; muchos compartieron noticias políticas (33%) o historias sobre política nacional (29%).Los estándares tradicionales para evaluar las noticias son cada vez más problemáticos para que los estudiantes los aplicaran en un momento en que el ciclo de noticias de 24 horas trata todas las historias como noticias de última hora.

Los hallazgos sugieren que los jóvenes creen que las noticias son valiosas para sus vidas y para la sociedad en general, y muchos ven a los medios sociales como un canal importante para otorgarles voz en el mundo. Sin embargo, el nuevo entorno digital y la realidad política actual han hecho que el éxito a la hora de encontrar noticias fiables sea extremadamente difícil. “Una cosa a tomar en cuenta de este estudio es que siete de cada 10 encuestados dijeron que recibieron noticias de profesores y discusiones en clase durante la semana pasada, haciendo del aula una poderosa herramienta para aprender a interpretar las noticias y navegar por el complicado panorama de los medios de comunicación de hoy en día”.

Recomendaciones

1. Enseñar a los estudiantes habilidades de “conocimiento en acción” desde el principio y a lo largo de su formación. Los educadores y bibliotecarios necesitan enseñar a sus estudiantes a formular sus propias preguntas y ayudarles a desarrollar marcos mentales e intelectuales para probar la credibilidad de la información que llega (y llegará) en diferentes géneros y formatos.

2. Integrar las discusiones de noticias en el aula. Los educadores y bibliotecarios deben incorporar las noticias en las discusiones en el aula, aprovechando su autoridad como guías y modelos para ayudar a preparar a los estudiantes como consumidores efectivos de noticias en sus funciones académicas, laborales, personales y cívicas.

3. Reconsiderar cómo enseñamos a evaluar la información. Los bibliotecarios y educadores necesitan ampliar la forma en que enseñan sobre el pensamiento crítico de la información para incluir fuentes de noticias. Además, deben incorporar estrategias de evaluación basadas en el contenido, no en el formato, para desarrollar la capacidad de los estudiantes en torno a las fiabilidad de las noticias.

4. Devolver el valor del contexto a la cobertura informativa. Las empresas de noticias deben proporcionar enlaces y añadir información contextual valiosa a las noticias, aumentando al mismo tiempo la inversión en “soluciones explicativas”

5. Los periodistas deben seguir adoptando nuevas formas de narración y nuevas estrategias de participación del público. Los periodistas deben escuchar una gama más amplia de voces y ampliar la diversidad de la cobertura, en particular en las historias sobre los jóvenes y las minorías, al tiempo que aumentan la transparencia sobre la forma en que cubren las noticias.

6. Necesidad de presionar a las compañías de medios sociales para que hagan mucho más para empoderar a los jóvenes consumidores de noticias. Las compañías de medios sociales deben comportarse responsablemente al servir a los jóvenes consumidores de noticias, asegurándose de que los algoritmos den mayor peso a las noticias verificadas, ofrezcan resúmenes de noticias basados en fuentes confiables y proporcionen indicadores claros de los medios manipulados.

El estudio incluye comentarios de los principales expertos de todo el país, así como amplias recomendaciones para los profesionales de la educación y la industria de la información.

¿Cómo se difundió la desinformación durante las elecciones presidenciales de 2016? Estudio de las campañas de desinformación e influencia de las ‘Noticias falsas’ en Twitter

unknown-4

Texto completo

 

El informe revela un concentrado ecosistema de “noticias falsas”, que vincula a más de 6,6 millones de tweets con los editores de noticias falsas y de noticias de conspiración en el mes anterior a las elecciones de 2016. El problema persistió después de las elecciones con 4 millones de tweets de noticias falsas destinados a conspirar desde mediados de marzo hasta mediados de abril de 2017. Una gran mayoría de estas cuentas siguen activas en la actualidad.

 

¿Cómo se difundió la desinformación durante las elecciones presidenciales de 2016? ¿ha cambiado la situación desde entonces? Un nuevo estudio de más de 10 millones de tweets de 700.000 cuentas de Twitter que se vincularon a más de 600 medios que difunden informaciones falsas.

El estudio, uno de los más grandes hasta la fecha sobre este tema, cuenta con el apoyo de la Fundación Knight, producido por Matthew Hindman de la Universidad George Washington en colaboración con Vlad Barash de la firma de análisis de redes Graphika. Knight encargó el estudio para mejorar la comprensión de cómo la desinformación se propaga en línea.

“Las “noticias falsas” y la desinformación siguen llegando a millones: Más del 80 por ciento de las cuentas que repetidamente difundieron información falsa durante la campaña electoral de 2016 siguen activas, y continúan publicando más de un millón de tweets en un día normal. El 65% de los enlaces de noticias falsos y de conspiración proceden de sólo 10 sitios.

La mayoría de las cuentas que difunden noticias falsas incluidas en el informe muestran evidencia de publicación automatizada: El treinta y tres por ciento de las 100 cuentas más seguidas en el mapa postelectoral del informe – y más del 60 por ciento de una muestra aleatoria de todas las cuentas – muestran evidencia de actividad automatizada.

Las noticias falsas siguen recibiendo muchos menos enlaces que las fuentes de los medios de comunicación tradicionales: Los sitios de noticias falsas recibieron alrededor del 13 por ciento de los enlaces de Twitter; mientras que los medios de comunicación tradicionales recibieron el 37 por ciento de los enlaces recibidos por un conjunto de periódicos regionales. Pero, las cuentas que difunden noticias falsas o de conspiración revelan un núcleo ultra-denso de cuentas que se suceden. Una cantidad sustancial de información errónea fue difundida tanto por cuentas identificadas con los republicanos como con los demócratas: Mientras que la mayoría de las “noticias falsas” procedían de cuentas pro-republicanas y pro-Trump. Después del período electoral, las noticias falsas de tendencia izquierdista disminuyeron mucho más que las noticias falsas de tendencia derechista.

La difusión coordinada de información errónea por parte de los trolls de la Agencia Rusa de Investigación en Internet (IRA) es evidente. De las más de 2,700 cuentas IRA nombradas públicamente cuando se realizó la investigación, el 65 están incluidas en al menos uno de los mapas del informe. Estas cuentas incluyen varias que fueron ampliamente citadas en los medios de comunicación estadounidenses, como @WarfareWWW, @TEN_GOP y @Jenn_Abrams. Sin embargo, el contenido con mensajes similares fue tuiteado por muchas otras cuentas con muchos más seguidores que los trolls del IRA, así como por cuentas todavía activas que probablemente están automatizadas.

 

Pensamiento crítico: Cómo mejorar su pensamiento crítico y habilidades para la resolución de problemas y evitar los 25 sesgos cognitivos en la toma de decisiones

51e2cery-vl

Lovell, S. (2018). [e-Book] Pensamiento crítico: Cómo mejorar su pensamiento crítico y habilidades para la resolución de problemas y evitar los 25 sesgos cognitivos en la toma de decisiones (Libro en Español/Critical Thinking), Kindle.

Gratis en Amazon

 

Las habilidades de pensamiento crítico son esenciales en la nueva economía del conocimiento. Los empleos requieren cada vez más de habilidades intelectuales flexibles y la capacidad de analizar información y combinar diversas fuentes de conocimiento para resolver problemas. Pero la verdad es que, a pesar de que la demanda de pensamiento crítico está en aumento, las personas siguen tomando decisiones costosas a diario. Verá, la mayoría de las personas comete los mismos errores, tanto con su pensamiento como con su toma de decisiones. Incluso puede ser víctima de varios sesgos cognitivos… sin ni siquiera darse cuenta. Pero ahora, puede mantenerse informado con consejos de expertos, generalmente conocidos solo por los mejores encargados en la toma de decisiones, que maximizarán sus posibilidades de tomar las decisiones correctas en la escuela, trabajo, empresa o en situaciones familiares.

El 14% de los estadounidenses han cambiado de opinión sobre un problema debido a algo que vieron en las redes sociales

 

Womans hands holding smartphone

14% of Americans have changed their mind about an issue because of something they saw on social media. Pew Research, 2018

Texto completo

Resultados y metodología

Para la mayoría de los estadounidenses, la exposición a diferentes contenidos e ideas en los medios sociales no les ha hecho cambiar de opinión. Pero una pequeña parte del público – 14% – dice que ha cambiado sus puntos de vista sobre un tema político o social en el último año debido a algo que vio en los medios de comunicación social, según una encuesta del Pew Research Center sobre adultos estadounidenses realizada entre el 29 de mayo y el 11 de junio.

 

Aunque no está claro qué temas cambiaron los puntos de vista de la gente, en el último año una variedad de temas sociales y políticos – desde el movimiento #MeToo a #BlackLivesMatter y #MAGA – han sido discutidos en los medios sociales.

Ciertos grupos, particularmente los hombres jóvenes, son más dados que otros a decir que han modificado sus puntos de vista debido a los medios sociales. Alrededor de tres de cada diez hombres de entre 18 y 29 años (29%) dicen que sus puntos de vista sobre un tema político o social cambiaron el año pasado debido a los medios sociales. Esto es aproximadamente el doble de la proporción que se dice entre todos los estadounidenses y más del doble de la proporción entre hombres y mujeres de 30 años o más (12% y 11%, respectivamente).

También hay diferencias por raza y etnia, según la nueva encuesta. Alrededor de uno de cada cinco estadounidenses negros (19%) e hispanos (22%) dicen que sus puntos de vista cambiaron debido a los medios sociales, en comparación con el 11% de los blancos.

Los medios sociales provocaron que las opiniones cambiaran más entre los demócratas y los independientes simpatizantes con los demócratas (17%) que entre los republicanos y los simpatizantes republicanos (9%). Dentro de estos grupos de partidos, también hay algunas diferencias por género, al menos entre los demócratas. Los hombres que son demócratas o votantes demócratas (21%) son más propensos que sus contrapartes femeninas (14%) a decir que han cambiado de opinión. Sin embargo, la misma proporción de hombres y mujeres de tendencia republicana y republicana dicen lo mismo (9% cada uno).

Entre todos los usuarios de redes sociales, las personas que cambiaron su punto de vista sobre un tema son mucho más inclunafos a cambiar de opinión que aquellos que no dijeron que dichos sitios son importantes cuando se trata de involucrarse en asuntos políticos o sociales importantes para ellos (63% vs. %) o encontrar a otros que comparten sus puntos de vista sobre cuestiones importantes (67% frente a 38%). Poco más de la mitad de quienes cambiaron sus puntos de vista (56%) dicen que las redes sociales son personalmente importantes para proporcionar un lugar para expresar sus opiniones políticas, en comparación con un tercio de los usuarios de redes sociales que no han cambiado su opinión el año pasado (33%).

Mientras que los estadounidenses que no han cambiado sus puntos de vista otorgan menos importancia personal a los medios de comunicación social, las mayorías ven estas plataformas como una ayuda para dar voz a los grupos subrepresentados; destacando temas importantes que de otra manera podrían pasar desapercibidos; o ayudando a mantener a personas poderosas responsables de sus acciones. Aquellos que han cambiado de opinión gracias a los medios de comunicación social son algo más dados a estar de acuerdo en que estas declaraciones describen bien a los medios de comunicación social. Al mismo tiempo, las mayorías en ambos bandos también están de acuerdo en que los medios sociales distraen a la gente de temas que son verdaderamente importantes o hacen que la gente piense que están marcando una diferencia cuando en realidad no lo están haciendo.

 

 

El pensamiento crítico como forma de creación y resistencia

1428_tapa

Claudia Piedrahita Echandía. Pablo A. Vommaro. Xabier Insausti Ugarriza. [Editores].Indocilidad reflexiva : El pensamiento crítico como forma de creación y resistencia. Bogotá:Clasco, 2018

Texto completo

Este libro recoge fundamentalmente (aunque no sólo) las intervenciones en el “Cuarto encuentro de la Red Internacional de Pensamiento Crítico” que tuvo lugar durante los días 21 al 23 de Septiembre de 2016 en la Universidad Complutense de Madrid, bajo el título: La (in)actualidad del pensamiento crítico. Un título que pretende recoger, benjaminiamente, el doble significado que sugiere la partícula “in”: tanto presencia del tiempo en que le toca vivir como su desubicación en el presente por situarse en un futuro utópico que realice, que mejore al actual. A ninguna de las dos perspectivas puede renunciar un auténtico pensamiento crítico.

 

Confirmado: Existen cámaras de eco en los medios sociales. ¿qué hacemos con ello?

 

echo_chamber_1_600_391_80

Quattrociocchi, Walter and Scala, Antonio and Sunstein, Cass R., Echo Chambers on Facebook (June 13, 2016). Available at SSRN

Texto completo

Más post sobre Pensamiento crítico y Noticias Falsas

Los usuarios tienden a buscar información que fortalezca sus narrativas preferidas y a rechazar la información que las socava. Alarmantemente, cuando deliberadamente se introdujo información falsa en estas cámaras de eco, fue absorbida y vista como creíble siempre y cuando se ajustara a la narrativa primaria. E incluso cuando se introducía información más veraz para corregir o “desacreditar” las falsedades, o bien se ignoraba o bien se reforzaban las falsas creencias de los usuarios.

El mes pasado, tres becarios confirmaron lo que ya sabíamos sobre los medios sociales, o al menos lo que sospechábamos. En un borrador llamado “Echo Chambers on Facebook”, los científicos sociales Walter Quattrociocchi, Antonio Scala y Cass Sunstein encontraron evidencia cuantitativa de cómo los usuarios tienden a promover sus narrativas favoritas, formar grupos polarizados y resistirse a aquella información que no se ajusta a sus creencias.

El estudio se centró en cómo los usuarios de Facebook interactuaban con dos narrativas que incluían teorías de conspiración y ciencia. Los usuarios que pertenecían a diferentes comunidades tendían a no interactuar y a conectarse sólo con amigos de “ideas afines”, creando comunidades cerradas y no interactivas centradas en diferentes narrativas, lo que los investigadores llamaron “cámaras de eco”. El sesgo de confirmación explica las decisiones de los usuarios de compartir ciertos contenidos, creando cascadas informativas dentro de sus comunidades.

Al mismo tiempo, la agregación de información favorecida dentro de esas comunidades refuerza la exposición selectiva y la polarización de grupos. Proporcionamos evidencia empírica de que debido a que se centran en sus narrativas preferidas, los usuarios tienden a asimilar sólo las afirmaciones que confirman e ignoran las refutaciones aparentes.

Aunque los hallazgos son motivo de preocupación, no son tan sorprendentes – el sesgo de confirmación no es nada nuevo, y las teorías de conspiración se han convertido en una parte cada vez más visible de nuestra discusión política. La pregunta es si hay algo que un medio de comunicación responsable pueda o deba hacer de manera diferente para facilitar que los hechos penetren en estas cámaras de eco, y si las organizaciones de noticias están dispuestas a hacer los cambios necesarios.

Ver completo

Confirmed: Echo chambers exist on social media. So what do we do about them? The Washington Post
By Christine Emba July 14, 2016