Archivo de la etiqueta: eReaders

Plastic Logic anuncia una nueva pantalla flexible de 500 ppi en tinta electrónica

 

plasticlogicoffice-640x480-1

Plastic Logic acaba de desarrollar una nueva pantalla e-paper que tiene un aumento masivo del 155% en resolución y soporta 500 PPI (pixeles por pulgada). Esta impresionante mejora, líder en la industria, se ha logrado únicamente gracias a los avances en la placa base de la matriz de transistores de Plastic Logic en una pantalla de tinta electrónica de 10,8 pulgadas. Antes de este avance tecnológico, la pantalla más avanzada de Plastic Logic disponible en el mercado era de 196 PPI en una pantalla de 4,7 pulgadas.

Las pantallas de 500ppi de Plastic Logic hacen que el texto escrito sea mucho más nítido, lo que es una ventaja para la escritura en lenguas como el chino y japones, donde los detalles de la escritura se perdieron anteriormente debido a las limitaciones de resolución. Otro caso de uso que se beneficiaría de la densidad de visualización mejorada serían las aplicaciones en las que son fundamentales líneas y mediciones precisas, como la cartografía portátil o los dibujos CAD.

Las pantallas flexibles impulsados por OTFT tienen muchas ventajas sobre las pantallas de cristal tradicionales, en términos de consumo de energía, legibilidad a la luz del día, etc., pero una de las limitaciones percibidas de la tecnología siempre ha sido la densidad de la pantalla. Con la capacidad de visualización de 500ppi no sólo se está rompiendo esa barrera proporcionando una ventaja competitiva real, sino también creando una oportunidad real para ampliar el atractivo potencial de la tecnología de papel y tinta electrónica.

E-Ink ha estado trabajando estrechamente con Plastic Logic durante varios años y recientemente firmó un acuerdo de diez años. Plastic Logic utilizará pantallas de E-Ink para sus prendas de vestir y cualquier producto que lancen en el futuro.

Anuncios

¿Los eReaders han muerto?

 

41703935024_f599d0f55f_b_d

“There is a growing negative sentiment towards e-readers”
Michael Kozlowski en Good e-Reader

 

Básicamente estos dispositivos utilizan una tecnología llamada tinta digital para simular el aspecto y la sensación aproximada de un libro físico en papel. Pero desde hace un tiempo los medios de comunicación en línea proclaman que la lectura de e-reader ha perdido su brillo y que se encuentra en un estado de decadencia. ¿La gente ya no compra nuevos e-readers y lee en sus smartphones y tabletas? ¿Es simplemente que e-readers que ya no están de moda?  ¿hay espacio para un dispositivo que sólo hace una cosa y no puede hacer esa cosa tan rápido como la una tableta o un teléfono móvil?

Sí, leer ahora es un poco diferente de lo que era hace una década. Mientras que los libros impresos van sorprendentemente bien, las tabletas y los smartphones de pantalla más grande y mejores prestaciones han dado a los libros electrónicos una segunda vida. Después de 10 años de incertidumbre, parece que finalmente vivimos en un mundo donde los lectores de libros impresos y digitales pueden vivir en paz unos con otros. Ninguno de los dos desaparecerá de manera inmediata.

Tom Hardware cree que los e-readers atienden a una audiencia cada vez menor. “Más de una cuarta parte de los adultos estadounidenses no leyeron ningún libro en 2016; del 74% que lo hizo, algunos leyeron un solo libro “en parte”. El lector estadounidense promedio termina de cuatro a 12 libros por año, dependiendo de si se toma la mediana o la media. Además, el número de personas que leen, y la cantidad que leen, han estado disminuyendo constantemente desde principios de los años 80.

Sólo el 19% de los adultos de EE.UU. tenían un lector electrónico en 2015, y los números no variaban mucho según el sexo, el lugar o la edad. Veintisiete por ciento de los individuos encuestados tenían un lector electrónico, y eran los compradores más entusiastas con diferencia. Sin embargo el 68% de los adultos de EE.UU. en esa misma fecha disponían de un teléfono inteligente, y un 87% de los individuos más pudientes disponían de un smartphone, ,según datos del Pew Research Center.

En 2010, Amazon vendió 10,1 millones de Kindles, y el Kindle sólo representaba el 63% de los lectores electrónicos comprados en todo el mundo, lo que significa que tenía una alta cuota de mercado. En 2011, las compras de Kindle se dispararon a 23,2 millones. Sin embargo, después de una dramática caída en 2012, y una constante caída desde entonces, Amazon vendió  sólo 7,1 millones de Kindles en 2016.

Un caso  similar se produjo con el dispositivo “Nook” de Barnes & Noble, las ventas cayeron un 28% a medida que bajaban los precios de los dispositivos. Nook, lanzado en 2009, se defendió durante un tiempo contra el Kindle de Amazon. Y Barnes & Noble, que ha perdido cerca de 1.300 millones de dólares en los últimos seis años en el negocio de Nook, dice que Nook es esencial para alimentar su negocio de venta de libros en línea. Pero dado el rendimiento de Nook, y los recursos que desvía, se está cuestionando si es hora de desconectar lo que una vez fue un negocio de 933 millones de dólares al año, ya que el año pasado, Nook tuvo unas ventas de 146,5 millones de dólares.

“El hecho de que el negocio esté disminuyendo tanto demuestra que se trata de una plataforma muy ineficaz”, dijo Neil Saunders, Director General de GlobalData Retail. “Para B&N sería mejor descartar a NOOK por completo y centrar sus esfuerzos en desarrollar una mejor plataforma y aplicaciones online para apoyar su negocio.”

En su día los eReaders “Era algo nuevo y emocionante”, dice Cathryn Summerhayes, agente literaria de Curtis Brown. “Pero ahora se ven toscos y desprotegidos, ¿no?” Supongo que todo el mundo quiere una pieza de tecnología de moda y, por desgracia, no hay dispositivos de lectura de tecnología de moda, y no creo que la gente esté leyendo obras de ficción en sus teléfonos. Creo que el lector promedio diría que uno de los grandes placeres de la lectura es el cambio físico de página. Te ralentiza y te hace pensar.”

The Guardian escribió un artículo sobre el declive de la industria de los e-readers y aportó algunas ideas válidas. “Los libros infantiles, que representan un área de crecimiento significativo, simplemente no funcionan bien en los e-readers (aunque hay muchas aplicaciones de lectura para niños). Al igual que paso con los títulos para jóvenes, aunque se puede esperar que este grupo de edad opte por la experiencia de lectura más tecnológica. “Los jóvenes meten las narices en un libro y se pierden en él”. Pero cuando intentan leer en una máquina digital, “el encanto de Snapchat desaparece, es un desastre”.

Techcrunch comentó “Los dispositivos de tinta electrónica en color, están fuera de su alcance. Las tecnologías son demasiado caras, demasiado problemáticas o ambas cosas. Y además, un movimiento hacia el color nos lleva de vuelta a la pregunta anterior: ¿No estarían mejor leyendo en una tableta barata?  El tamaño de la pantalla y la frecuencia de actualización no sirven para leer otra cosa que no sea texto, incluso para los comics en blanco y negro.

Tanto Barnes & Noble como Amazon lanzaron el año pasado nuevos lectores de E Ink: el extremadamente caro Kindle Oasis y el extremadamente mediocre Nook GlowLight 3. Ninguno de los dos productos es lo suficientemente inventivo como para revertir la suerte del e-reader, y no está muy claro a dónde podría ir cualquiera de las dos compañías a partir de ahora. Arnaud Nourry, director ejecutivo de Hachette Livre, hizo el comentario en Scroll.in en el que afirmó que la caída en las ventas de libros de tinta electrónica en EE.UU. y Reino Unido en los últimos años “no van a revertirse”. Y añadió “El ebook es un producto estúpido. Es exactamente igual que el impreso, excepto que es electrónico. No hay creatividad, ni mejoras, ni experiencia digital real”

Esta falta de creatividad se debe en parte a la falta de conocimientos digitales de los editores, según Nourry. “Nosotros, como editores, no hemos hecho un gran trabajo de digitalización. Lo hemos intentado. Hemos probado ebooks mejorados o enriquecidos – no funcionó. Hemos probado aplicaciones, sitios web con nuestro contenido – tenemos uno o dos éxitos entre cien fracasos. Estoy hablando de toda la industria. No lo hemos hecho muy bien. “Estoy convencido de que hay algo que podemos inventar utilizando nuestro contenido y propiedades digitales más allá de los libros electrónicos, pero llegué a la conclusión de que realmente no tenemos las habilidades y talentos en nuestras empresas, porque los editores están acostumbrados a elegir un manuscrito y crear un diseño en una página plana. Realmente no conocen todo el potencial de la 3D y lo digital”

“Parte de la presión positiva que la tecnología digital ha ejercido sobre la industria es que los editores han redescubierto su amor por lo físico”, dice James Daunt, director general de Waterstones.

Recapitulemos

La venta y uso de e-readers está declinando. Esto se debe a una variedad de razones. A veces Pew Research hace un artículo anual sobre la propiedad de hardware y los e-readers están en la parte inferior. La Asociación Americana de Libreros y Nielson siempre escriben una serie de informes sobre cómo las ventas de libros electrónicos están cayendo y los impresos están remontando. Los dispositivos de E-Ink son el líder de facto de la industria y tienen pocos incentivos para innovar, porque ¿contra quién compiten? La competencia siempre estimula la innovación.

Personalmente creo que los e-readers van a estar por aquí por mucho tiempo. No esstán tan de moda ni son tan populares como lo eran en 2009 y 2010 cuando eran nuevos y el concepto de leer libros digitalmente era muy convincente. Los E-Readers empezaron como dispositivos de nicho, se hicieron populares durante unos años y ahora siguen siendo nicho. Hay miles de razones por las que debería estar leyendo en un e-Reader, sin el resplandor del sol o el reflejo de la luz azul sobre la pantalla. Diseñados especialmente para la lectura, para que puedas sumergirte por completo en la historia de un autor, y no distraer al lector con medios sociales, correos electrónicos y mensajes de texto. Las baterías de los e-Readers duran mucho tiempo porque la energía sólo se genera cuando el estado de una pantalla cambia, lo que significa que sobrevivirá a tu smartphone o tableta.

 

 

 

¿Prefieres la pantalla pequeña o la pantalla grande?

skiff-reader2

Do you prefer small screen or large screen e-readers?
Michael Kozlowski

Good e-Reader

2018, May 21

¿Prefieres un lector de pantalla grande como el Kobo Aura One u Oasis, o de otra marca? O, ¿prefiere el estándar de seis pulgadas debido a su precio asequible y factor de portabilidad?

 

 

La industria de los e-readers ha estandarizado la pantalla de seis pulgadas y todas las empresas del mundo tienen algunos modelos de este tamaño. Esto incluye el Kindle Paperwhite, Barnes y Noble Nook Glowlight Plus y el próxima Clara HD. En el transcurso de los últimos seis años ha habido un movimiento para aumentar el tamaño de la pantalla. Amazon y Sony con el Kindle DX, Remarkable, Sony Digital Paper y otras compañías asumieron un gran riesgo al sacar al mercado un dispositivo que cuesta más, pero que tiene más espacio para dedicarlo a la lectura de libros o a tareas de productividad, como tomar notas o editar archivos PDF.

La pantalla de seis pulgadas es el estándar de facto de la industria de los e-readers. La compañía lanzó el Amazon DX en 2009 y lo actualizó unos años más tarde. Este dispositivo se vendía en grandes cantidades, pero no tenía pantalla táctil, sino que los usuarios tenían que navegar utilizando el teclado. Amazon tuvo un éxito masivo el año pasado cuando presentó el Kindle Oasis 2, su primer e-reader modernizado con una pantalla táctil más grande. Fue el primer e-reader con verdadera integración de Audible y tenía la capacidad de escuchar audiolibros a través de accesorios Bluetooth.

Barnes y Noble y Kobo entraron en el espacio de los e-readers en 2010 y se fijaron en los e-readers de seis pulgadas para competir contra Amazon y varias startups. B&N nunca ha divergido y ha lanzado una pantalla más grande, pero Kobo ha asumido más riesgos. Kobo lanzó un Mini e-reader de 5 pulgadas que demostró ser muy popular en ese momento y también el H20, que fue el primer e-reader impermeable. La compañía lanzó un e-reader de 7,8 pulgadas, el Kobo Aura One a finales de 2016 y fue el primer dispositivo con un sistema de préstamo de biblioteca Overdrive integrado en la librería.

En los últimos cuatro años, más empresas se han arriesgado con los lectores de pantalla grande y se han hecho un hueco en el mercado. Onyx, Sony y Remarkable desarrollaron pantallas de 10,3 a 13,3 pulgadas y no eran simples lectores de libros electrónicos, sino dispositivos profesionales que venían con un lápiz táctil. Todos ellos fueron facturados como reemplazo del papel y tenían la funcionalidad de dibujar, tomar notas o editar archivos PDF.

Sin emabrgo, la mayoría de los e-readers de pantalla grande del mercado no están dirigidos a consumidores ocasionales, sino a profesionales. Aún así, hay una demanda obvia de una pantalla más grande, es más fácil de leer y las fuentes son más grandes.

¿Prefieres un lector de pantalla grande como el Kobo Aura One u Oasis, o de otra marca? O, ¿prefiere el estándar de seis pulgadas debido a su precio asequible y factor de portabilidad?

Ver además

Tendencias sobre e-Readers para 2018: pantallas en color, grandes formatos, escuchar audiolibros y procesadores más rápidos

Tendencias sobre e-Readers para 2018: pantallas en color, grandes formatos, escuchar audiolibros y procesadores más rápidos

E-Reader Trends and Statistics for 2018. GoodEreader
January 2, 2018 By Michael Kozlowski

Original

 

A lo largo de los últimos cuatro años, la industria del e-reader ha mantenido un patrón conservador y ha habido poca innovación el las tecnologías concernientes a dispositivos de lectura digital de tinta electrónica (eReader). Todo esto cambió en 2017 con los os avances con pantallas frontales y el nuevo sistema LED que reduce la exposición a la luz azul. Amazon también aprovechó Audible y ahora es posible escuchar audiolibros en el Kindle Oasis 1, Kindle Oasis 2 y el Kindle de nivel básico. Los avances en el papel electrónico a color, procesadores y hardware garantizarán que el 2018 sea un año importante para la industria del e-reader.

Kobo compró los activos de Tolino a Deutsche Telekom. Kobo está diseñando y fabricando los futuros e-readers Tolino y ha prometido que ya no venderá dispositivos de la marca Kobo en Alemania. Kobo abrió una tienda de Audiobook basada en suscripciones en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Australia y otros mercados importantes.

También Kobo abrió una tienda de Audiobook basada en suscripciones en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Australia y otros mercados importantes, pagando una cuota mensual. Ahora mismo esto sólo está disponible en sus aplicaciones, pero parece ser que los futuros lectores de e-ink de Kobo tendrán Bluetooth y un nuevo reproductor de audiolibros.

Kobo también lanzó el Aura One Limited Edition con 32GB de almacenamiento y un nuevo motor de giro rápido de página que se habilita con la pantalla táctil. Si este nuevo modelo es un éxito, es muy probable que los futuros dispositivos Kobo tengan dos opciones de almacenamiento diferentes.

Bookeen obtuvo un acuerdo con Carrefour y está vendiendo un Nolim e-Reader en cientos de tiendas minoristas en Francia.

Nolim e-Reader

Comercialización de lectores electrónicos de pantalla grande. Se lanzó el modelo Remarkable de 10 pulgadas después de generar más de 15 millones de dólares en pre-pedido y las revisiones fueron favorables. Sony lanzó su segunda generación de papel digital, el DPT-RP1. Es un dispositivo de 13,3 pulgadas que está dirigido a los usuarios de empresa que trabajan con archivos PDF. Onyx también anunció tres nuevos e-readers de pantalla grande que tienen una pantalla táctil WACOM y una capa para trabajar con lápiz stylus. Los precios son un poco caros. De momento, sólo el Onyx Boox MAX PRO está disponible en el mercado, el resto saldrá a la venta en los próximos meses.

 

onyx-boox-max2-pro

Onyx Boox MAX PRO

Barnes y Noble comercializará un nuevo e-reader, el Nook Glowlight 3. Este lector electrónico tiene un nuevo sistema de giro rápido de página que salta páginas al mantener pulsadas las teclas de giro de la página manual. Este modelo también tiene un nuevo sistema de iluminación muy cálido y algo naranja.

glowlight3

Nook Glowlight 3.

Amazon lanzó el Kindle Oasis 2, el primer e-reader que cuenta con una librería Audible Bookstore y un reproductor de audiolibros. Ahora es posible comprar audiolibros o escuchar los que ha comprado con una cuenta de Audible existente. Puede conectar auriculares inalámbricos o altavoces a través de Bluetooth. Amazon entonces actualizó el firmware en el Oasis 1 y Kindle de nivel de entrada e implementó las mismas características. En 2018 es probable que Paperwhite y Voyage también obtengan acceso a audiolibros.

Kindle Oasis 2 Audible

Pocketbook lanzó nuevos dispositivos, y la compañía ha asegurado muchos nuevos socios minoristas en Asia. impulsando ese mercado en 2018.

Boyue continúa dominando el mercado chino con su relación con JD Reads, una de las librerías digitales más grandes.

E-Ink anunció un nuevo lector electrónico plegable de doble pantalla en SID Display week que se abre y cierra como un libro de verdad. La tecnología se ha perfeccionado durante el 2017 y el hardware/software debería estar finalizado en algún momento de este año. Busca un anuncio pronto.

SID Display week

El Amazon Kindle Oasis que salió en 2017 es el único e-reader que ha empleado el procesador de doble núcleo Freescale IMX7. Netronix y algunos otros proveedores de OEM han dicho que están probando IMX7 y que deberían tener unidades comerciales con etiqueta blanca disponibles a mediados de 2018.

E Ink Holdings y Japan Displays formaron una sociedad el año pasado y ambos han estado trabajando en una nueva pantalla de 600 PPI. Japan Display dice que las pantallas WXGA o Full HD son tan nítidas como las pantallas de los smartphones de gama alta.

Por fin tendremos lectores de tinta electrónica a todo color en 2018. Aunque ya en 2010 el dispositivo E-Ink Triton fue capaz de mostrar 4.096 colores, pero pocas compañías se arriesgaron a lanzar un e-reader comercialmente viable. El Hanvon color e-reader, Ectaco JetBook Color y PocketBook Color fueron los únicos modelos disponibles. En 2013 E-Ink lanzó Triton 2. Una de las grandes razones por las que esta tecnología nunca despegó fue debido a las bajas tasas de actualización, el hardware y los malos colores.

E-Ink Triton

En 2018 podríamos finalmente ver algunos avances con e-paper a color. E-Ink desarrolló ACEP, que significa Advanced Color ePaper. Se anunció a principios de 2016 y cuenta con una pantalla reflectante a todo color de alta calidad. Por primera vez, una pantalla electroforética (EPD) puede producir a todo color en cada píxel sin el uso de una matriz de filtros de color. Puede mostrar más de 32.000 colores diferentes y tiene una resolución de 1600 x 2500 píxeles y 150 PPI.

Advanced Color ePaper

ACeP logra una gama de colores completa, incluyendo los ocho colores primarios, usando sólo pigmentos de colores. La pantalla utiliza una sola capa de fluido electroforético, que se controla mediante voltajes compatibles con las placas base TFT comerciales. El fluido puede ser incorporado en microcápsulas o estructuras Microcup. La riqueza de los colores se logra al tener todos los pigmentos coloreados en cada elemento de la imagen (pixel). Esto elimina la atenuación de la luz, que puede ser bastante significativa. Al igual que el papel ePaper de tinta E normal, ACeP mantiene la legibilidad ultra-baja de potencia y similar al papel en todas las condiciones de iluminación.

Esta tecnología fue desarrollada originalmente para la señalización digital y la compañía han estado trabajando en integrarla con la tecnología E Ink Regal Waveform y los procesadores de Freescale. Esto es muy importante porque las vueltas de página tienen que ser rápidas y resolver cualquier problema parpadeo.

CLEARink es una nueva forma de e-paper que saldrá a la venta en 2018. Fue revelado correctamente en SID Display Week Los Angeles y presenta una mejor alternativa a los lectores basados en la pantalla E Ink. El prototipo que aún no ha entrado en producción tiene un importante potencial en el segmento de exhibición en color de baja potencia, a diferencia de Amazon Liquavista. La prometedora pantalla de e-paper está configurada para ser lanzada en dos variantes: La versión’ video’ está pensada para llevar la capacidad de vídeo (con una velocidad de refresco de más de 30 Hz) a este segmento que todavía no se ha hecho nunca en la pantalla de e-paper. También está la plataforma ‘biestable’ orientada a la visualización de contenidos para marketing y publicidad digital (como cartelería digital, etc.) y por supuesto para lectores electrónicos.

CLEARink

La producción en masa está programada para principios de 2018. Los clientes ya han pagado los derechos de licencia para construir el producto. El primer conjunto de aplicaciones específicas son eSchoolbooks, Wearables y otros dispositivos móviles.

Muchas empresas europeas han estado lanzando dispositivos e-ink para Android y tienen varias App Stores para descargar aplicaciones de ebook, juegos o contenido digital como revistas, manga y periódicos. Uno de los grandes problemas es que la gran mayoría de las aplicaciones Android tienen giros de página animados y no fueron diseñados para una pantalla de e-ink. Esto crea una experiencia desarticulada al usar aplicaciones populares como Kindle, Kobo, Nook o incluso Moon+ Reader.

Los audiolibros y los podcasts son dos cosas que se han crecido exponencialmente en los últimos años. Hay docenas de minoristas de audiolibros en los Estados Unidos y han comenzado a estar disponibles en e-Readers. En este momento el Kindle es la única línea de productos que tiene un reproductor de audiolibros, conectividad Bluetooth y una tienda online. En 2018, Kobo ofrecerá su propia solución de audiolibros en su línea de lectores electrónicos.

También las compañías que comercializan e-readers  han adoptado pantallas grandes y esta tendencia continuará. Casi todo el mundo tiene unos cuantos dispositivos en su portafolio que se alejan de la tendencia de seis pulgadas y ofrecen una gama en tamaños de 6,8 a 10,3 pulgadas. Las empresas y los consumidores han demostrado que están dispuestos a gastar más dinero con un lector electrónico más grande.

Libros electrónicos y lectura digital. Planeta biblioteca 2017/07/26.

36135465666_31ee7c7c95_b_d

Escuchar programa de radio

Ir a descargar

 

La lectura digital conlleva nuevas narratividades y cualidades literarias. En el programa de hoy hemos analizado algunos de los aspectos clave que diferencian la lectura analógica y la digital, y como el texto digital conlleva importantes transformaciones que están impactando directamente en como se escribe, como se descubre, accede y se asimila la información, afectando a todas las etapas de la cadena de valor del libro, y por ende a todos los agentes implicados en este ecosistema digital.

 

Cae la posesión de eReaders y cada vez más gente lee en teléfonos inteligentes

maxresdefault

The Demographics of Device Ownership, [e-Book]  Pew Research Centre, 2015

Texto completo

Los teléfonos inteligentes y las tabletas han usurpado cuota de mercado a los lectores electrónicos dedicados (eReaders de tinta electrónica). Cuando se trata de la lectura de libros electrónicos, el smartphone toma el liderazgo. Estos datos se contrastan con los de un reciente estudio de Nielsen a 2.000 personas en diciembre pasado, según el cual los smartphones es la tecnología elegida para leer libros electrónicos por quienes poseen uno o varios dispositivos que permiten la lectura. En el estudio se encontró que el 54% de los compradores de libros electrónicos dijeron que usaban teléfonos inteligentes para leer sus libros, al menos, una parte del tiempo, frente al 24% que lo hacia en 2012. La titularidad e-Reader está en su punto más bajo de acuerdo con el estudio de Pew Research. La compañía dio a conocer nuevos datos sobre la propiedad de dispositivo y encontró 19% de los adultos dijo poseer un lector electrónico, tales como Kindle o Nook. Esta es una caída considerable desde principios de 2014, cuando el 32% de los adultos poseía este tipo de dispositivo.

Encuesta Pew de Lectura en Estados Unidos

devices-websites

Rainie, Lee ; Perrin, Andrew. Slightly fewer Americans are reading print books, new survey finds. Pew Research. Oct. 2015 OCTOBER 19, 2015

Ver original

 

De acuerdo con una nueva encuesta realizada por Pew Research Center el número de estadounidenses que dicen haber leído un libro en el año anterior disminuyó ligeramente respecto a años anteriores; sin embargo, en un giro un tanto sorprendente la encuesta mostró que los adultos más jóvenes de entre 18 y 29 años son el grupo de edad con más probabilidad  de haber leído un libro en el último año. Ya que durante 2014 el el 80% de los adultos más jóvenes leyeron al menos un libro, ya sea en su totalidad o en parte, en comparación con el 72% de los adultos estadounidenses de todas las edades.

 

 

En cuanto a otros grupos de edad, la encuesta informa que el 71% de los estadounidenses de entre 30 a 49 años de edad leyeron un libro en el último año, mientras que la cifra para el grupo de edad de 50 a 64 años fue del 68%.

 

El 80% de los adultos más jóvenes leyó al menos un libro el año pasado frente al 72% que lo hicieron en otros grupos de edad

 

A pesar de los informes de ventas de libros electrónicos dicen que estas han disminuido y que las ventas de libros impresos se han estabilizado, la encuesta Pew encontró muestra un ligero descenso en el número de estadounidenses adultos que leen libros impresos, con un 63% que dice que  leyeron al menos un libro impreso el año pasado, por debajo de 71 % en 2011. Además el 27% e por ciento de los adultos estadounidenses encuestados dijeron que no habían leído ningún libro en el último año.

Las mujeres leen más que los hombres. ella leen  una media de 14 libros al año, en comparación con los 9 libros leídos por los hombres.

.

 

El Estudio de Investigación Pew indica que entre los hábitos de lectura de los estadounidenses se da un cierto equilibrio entre la lectura de impresos, libros electrónicos y audiolibros, manteniéndose estas cifras bastante estables estadísticamente desde el primer informe de 2011. La encuesta de este año muestra que el 27% de los estadounidenses leyó un libro electrónico el año pasado, por encima del 17% de 2011, y alrededor del 12% de los estadounidenses escucharon un audiolibro. Según Pew las cifras, que cubren el período 2011-2014, son “estadísticamente similares” en cuanto al tamaño de la población lectora de libros electrónicos.

 

El 27% e por ciento de los adultos estadounidenses encuestados dijeron que no habían leído ningún libro en el último año.

La encuesta también destacó que las mujeres leen más que los hombres, seguidas de los adultos más jóvenes de entre 18 a 29 años de edad. Además, como parece lógico, los lectores de libros tienden a tener niveles más altos de formación; son de raza blanca, y las mujeres dicen que leyeron una media de 14 libros durante el año pasado, en comparación con los 9 libros leídos de media por los hombres.

 

La encuesta de este año informa de que el 27% de los estadounidenses leyó un libro electrónico el año pasado.

 

Según la encuesta, estos “patrones se mantienen estables en gran medida para la lectura global del libro y de las diferentes plataformas de lectura de libros impresos y libros electrónicos.”