Archivo de la etiqueta: eReaders

Algunos consejos para elegir un dispositivo lector de libros electrónicos


http://farm3.staticflickr.com/2844/10035656044_d915e936a4_d.jpg

TABLET. 

En el caso de los dispositivos de Apple, son muy buenos a nivel de usabilidad, muy intuitivos, están hechos pensando en la gente; y las calidades son quizás de las mejores. Aunque nos limitan algunas acciones, ya que se trata de un ecosistema propietarios que intenta retener y fidelizar al usuario. Por ejemplo, no tienen posibilidad para insertar una tarjeta SD externa con contenidos –como si la tienen los dispositivos Android-; teóricamente todo lo tenemos que cargar mediante iTunes; si bien luego puedes subir contenidos desde el correo electrónico o desde Dropbox. También el precio es un factor a tener en cuenta. El Ipad retina básico está en torno a los 470 euros. Aunque hay algunos Android como las tabletas de gama superior de Sansung que incluso son más caras (527 euros). Otra carácterísitica a favor del mundo iOS es que la calidad general de las aplicaciones es mejor, si bien Android va mejorando, desde mi punto de vista aún no llega al nivel de usabilidad de iOS. Si tenéis oportunidad podreis comprabar como la misma APP en un entorno u otro tiene distintos comportamientos. Un ejemplo muy claro sería la aplicación del periódico EL PAIS.

La tableta de Amazon, el Kindle Fire, tiene también buenas calidades. Aunque como ocurre con Apple, el sistema tiene un carácter muy propietario. No tiene posibilidad de tarjeta externa, y no puedes comprar en Google Play, ya que no reconoce el dispositivo, pues es un Android modificado, orientado a comprar en la tienda de aplicaciones de Amazon. Aunque podemos saltar esto instalando y bajando aplicaciones gratuitas de Aptoide. Pero el precio calidad del dispositivo es excelente. La Kindle Fire HD tiene una pantalla tan buena como la del IPAD.

Otra cuestión a tener en cuenta es la portabilidad. Las tabletas de 10 pulgadas nos permiten trabajar y visualizar mejor los contenidos, si bien a la hora de llevarlas encima son más incomodas por su tamaño que las de 7 pulgadas. Aunque evidentemente en siete pulgadas vemos los contenidos con un poco más de dificultad, sobre todo cuando se inicia la edad de la presbicia (vista cansada). Hay algunas de 7” que son excesivamente apaisadas como la tableta Nexus de Google de 7”, lo que aún hace un poco más incomodo leer contenidos.

Quizás un tamaño aceptable en cuanto a visibilidad y portabilidad son los dispositivos de 8 pulgadas como el Mini Ipad. Pero es caro, está en torno a los 329 euros. Hay alguna tableta Android de ese tamaño como la ARCHOS con un precio aceptable, si bien queda lejos de la calidad de Apple.

En cuanto a los formatos no hay problema. Ya que en una tableta Android podemos instalar y leer contenidos de Amazon en Mobi, instalando la aplicación KINDLE que encontramos en Play Store; y a la inversa en una tableta iOS podemos leer contenidos en ePub instalando alguna aplicación como Aldiko que permiten leer este formato en un dispositivo IOS como el IPAD.

Todos estos factores se deben tener en cuenta con una tableta. Cada cual debe saber que valora mejor si portabilidad, legibilidad, usabilidad o libertad.

Si es PORTABILIDAD. El ideal son dispositivos de 7 u 8 pulgadas que entran en un bolso o en los bolsillos de una cazadora.

Si es LEGIBILIDAD, porque te gusta leer mucho; es decir una buena pantalla. Elegiría o bien un IPAD o bien un Kindle HD. Incluso el IPAD 2 que vale 100 euros menos, tiene una muy buena pantalla, y ahorras ese dinero, es decir lo compras por 379 euros. De hecho es el máxmo competidor del New IPAd o IPad4.

Si valoras USABILIDAD. No lo dudes un IPAD, es el más fácil de utilizar, intuitivo y cómodo. Incluso una persona que se maneja mal con un ordenador personal, no tiene problema con el IPAD desde la primera vez que lo coge.

Si quieres LIBERTAD vete al mundo Android. Aunque hay Android muy baratos no merecen la pena. Porque las pantallas generalmente son muy duras y el procesador  lento; me refiero a que en un dispositivo táctil cuando pulsas sobre la pantalla debe ir con suavidad, y responder rápidamente a cualquier toque. He manejado algún Android de ciento y pico euros que es una auténtica tortura. Gástate un poco más, entre 170 y 200 euros hay dispositivos muy majos en Android, que permiten disfrutar de una buena pantalla y de una cómoda lectura que agradecerán tus ojos.

READER o DISPOSITIVO DE TINTA ELECTRÓNICA. 

En cuanto a un eReader, es mucho más cómodo si nuestro principal objetivo es la lectura que una tableta, incluso que las tabletas de mejor pantalla, si bien en las tabletas de pantalla de alta calidad (retina de 2048 dpi. como IPAD 4 y Kindle HD) se lee muy bien, y apenas se nota la fatiga visual, aunque un poco más que un dispositivo de tinta electrónica. También es valorable el hecho de que los eReaders pesan menos, en torno a los 150 gramos. Esta circunstancia sobre tus brazos cuando dedicas muchas horas a la lectura se nota.

http://farm3.staticflickr.com/2892/10035721526_1bd8641ec5_o_d.p

Y en cuanto a los distintos dispositivos se dan circunstancias muy similares a las que veíamos en las tabletas. Las grandes empresas como Amazon siguen teniendo en estos otros dispositivos dedicados a la lectura sistemas propietarios, si bien, desde mi punto de vista diría que son los mejores dispositivos del mercado en cuanto a precio/calidad. En legibilidad la nueva tecnología de tinta electrónica de Amazon tiene casi un 66% más de resolución que cualquier otro dispositivo de tinta electrónica. También facilitan muchos aspectos por formar parte del ecosistema Amazon que permite cargar contenidos desde cualquier ordenador con la aplicación “Send to Kindle“, si bien no disponen de tarjeta para cargar contendidos, y solo leen en el formato propietario de Amazon que es MOBI, si la empresa quisiera que leyeran en formato normalizado ePub no habría problema técnico alguno, pero de esta manera quieren fidelizar al cliente en su propio entorno.

El aparato táctil vale 129 euros y el básico no táctil 79. Cada uno en su precio tienen muy buena usabilidad, calidad de pantalla y manejabilidad. Problema a la vista, es que este año el Ministerio de Cultura ha hecho una licitación para empezar en 2014 a prestar libros electrónicos desde las Bibliotecas Públicas del Estadoeso quiere decir que de momento, los españoles que dispongan de un KINDLE -que es la mayoría- no va a poder llevarse libros en préstamo digital desde las bibliotecas. Si quienes tienen una tableta. Aquí está el problema de los formatos y sobre todo de los DRM. Amazon utiliza un DRM que es AZW que es incompatible con Adobe Digital Editions que utilizan el resto de empresas menos Amazon. Si bien el DRM de Amazon permite comprar un libro con un sólo clic, mientras que comprar o prestar un libro electrónico con Adobe Digital Editions requiere de ciertas destrezas informáticas que para el usuario con conocimientos básicos de informática le complican un poco la vida. Aunque a todo uno se acostumbra y termina haciéndolo con soltura, a pesar de que al principio les cueste. En esta cuestión los bibliotecarios de públicas deberán de hacer un esfuerzo importante de alfabetización. Tenéis un tutorial que puede ser de ayuda sobre como se hace en: Tutorial de Préstamo de Libros Electrónicos con Adobe Digital Editions

En Estados Unidos sin embargo, si es posible prestar libros en bibliotecas teniendo un dispositivo eReader Kindle de Amazon. Esto es debido a que la plataforma Overdrive que da servicio al 58% de las bibliotecas públicas llegó a un acuerdo con Amazon para incluir sus títulos en las 22.000 bibliotecas del sistema con muy buenos resultados, ya que Kindle era el dispositivo más utilizado en ese país. En el acuerdo con Amazon incluyeron poner un punto de venta en el catálogo a través de la opción BUY IN (Comprar), para cuando un usuario optara por comprar el libro lo pudiera hacer desde la biblioteca.

Cada libro que se vende desde las bibliotecas reporta a éstas parte del beneficio. Incluso si el usuario de la biblioteca llevó el libro prestado previamente y lo anoto, le deja las anotaciones que hizo en su día cuando llevó prestado el libro.

Un dispositivo alternativo a KINDLE es el SONY PRT2. Que es compatible con Adobe Digital Editions y por lo tanto te permitirá llevarte en préstamo libros desde bibliotecas públicas. La versión anterior de este producto tiene algunos problemas, que el PRT2 ha solucionado satisfactoriamente, tales como el tratamiento de los archivos PDF como archivos líquidos, es decir que se adapatan al tamaño de la pantalla y no se ven como una imagen sobre la que hay que desplazarse. Un buen dispositivo que te permitirá llevar prestado libros electrónicos en bibliotecas españolas a partir del próximo año. Este año parece ser que vendrá a España la empresas Barnes & Noble que es el segundo operador en Estados Unidos, y que hasta sólo era posible comprar dispositivo o contenidos desde Estados Unidos. La empresa no tenía capacidad financiera y no podía redimensionarse, pero este año fue adquirida por Microsoft que quería entrar en el mercado del libro electrónico. Se trata de la empresa con más contenidos en castellano casi 100.000 títulos, que hasta la fecha solo vende a los hispanohablantes de EE.UU. y que comercializa el dispositivo Nook, es el 3er. Dispositivo más vendido en el mundo con una cuota de mercado del 10%. Es un buen dispositivo, con una buena relación precio/calidad, y además fue el primero en incorporar un sensor de luz y una luz uniforme superficial para facilitar la lectura.

Otro dispositivo de alcance internacional es Kobo. Kobo inc es una empresa canadiense con sede en Toronto, que vende dispositivos, y además tienen un buen sistema de lectura social. Según la agencia DIGITAL RESEARCH es segundo lector más vendido en el mundo con un 20% del mercado después de Kindle (Amazon con un 55%), vende más que SONY (6%) y el primero más vendido en Canadá, su país de origen. Es una buena elección (Ver gráfico adjunto).

Otra cuestión por la que leer en un dispositivo de tinta electrónica es que si quieres leer sin ningún tipo de interrupción es la mejor manera de hacerlo. Ya que cuando se lee en una tableta se está tentado de interrumpir la lectura para consultar el correo, redes sociales y otros menesteres. Si bien si necesitas aclarar una cuestión en la lectura de carácter científico es mejor una tableta.

http://farm3.staticflickr.com/2866/9832338525_f38a71af00_d.jpg

Al final tu eres el que mejor puedes valorar que elegir en función de estos consejos. Que sólo son consejos más bien de amigo, evidentemente no tengo ninguna relación comercial con ninguna empresa.

La mitad de los estadounidenses posee un lector electrónico o tableta, pero sólo el 28% lee en ellos

tablet-759

 

Zickuhr, K. and L. Rainie [e-Book]  E-Reading Rises as Device Ownership Jumps: Three in ten adults read an e-book last year; half own a tablet or e-reader, Pew Research, 2014.

Descargar

Pew Research Center ha publicado un nuevo informe sobre donde, cómo y en que formato están leyendo los estadounidenses; y por primera vez cuestionan las predicciones hechas por expertos para 2014. Para ello se llevó a cabo una encuesta telefónica a 1,005 adultos estadounidenses  entre 2 a 5 enero 2014. Las entrevistas se realizaron por teléfono fijo (500) y teléfono celular (505, incluyendo 268 sin un teléfono fijo) en inglés y español. Los resultados estadísticos se ponderan para corregir discrepancias demográficas conocidas. El margen de error para la muestra total es de más o menos 3,4 puntos porcentuales.

Una de las conclusiones más importante que se extranjeros es que la mitad de los estadounidenses posee un lector electrónico o tableta, pero sólo el 28% lee en ellos. El porcentaje de adultos que leyó un libro electrónico en el último año se ha elevado al 28%, frente al 23% de lectores que había a final de 2012.  El adulto típico americano ha leído o escuchado 5 libros en el último año, aunque el promedio para todos los adultos fue de 12 libros.  Ni el medio de lectura, ni el número de libros leídos ha cambiado significativamente en los últimos años.

En general, el 50% de los estadounidenses tienen ahora un dispositivo lector, ya sea un equipo dedicado o una tableta para la lectura de contenidos digitales. Además, la encuesta reveló que el 92% de los adultos tienen un teléfono celular (incluyendo el 55% de los adultos que tienen un smartphone), y el 75% tiene una computadora portátil o de escritorio – cifras que no han cambiado en forma significativa respecto a las encuestas anteriores.

[]

A medida que los niveles de propiedad de tabletas y lectores electrónicos han aumentado en los últimos años, estos dispositivos son más utilizados para la lectura electrónica

[]

Aunque los libros electrónicos están aumentando en popularidad, los libros impresos sigue siendo la base de los hábitos de lectura de los estadounidenses. En torno a siete de cada diez estadounidenses informaron que habían leído un libro impreso, después de un ligero descenso de 4 puntos en 2012. También el 14% de los adultos escucharon un audiolibro. La mayoría de la gente que lee libros electrónicos también leen libros impresos, y sólo el 4% de los lectores son exclusivamente lectores de e-book.

Un total del 28% de los encuestados dijo que leyó libros electrónicos en los últimos 12 meses en su dispositivo de lectura digital. Este dato es inferior al 68% del grupo de estudio que informó que había leído un libro de papel, pero se trata de un un importante aumento respecto al año anterior cuando el 23% de los encuestados dijo haber leído al menos un libro electrónico.

[]

Pew también mostró que la propiedad eReader aumentó en el último año. El 32% del grupo de estudio ahora posee un ereader. Se trata de un importante aumento del 26% respecto a al estudio de 2013. La propiedad de tabletas también aumentó, con un 42% de encuestados que dicen ser dueños de un iPad, Kindle Fire, o alguna otra tableta.

[]

También están leyendo más en los teléfonos inteligentes de hace 3 años. Los ereaders es el dispositivo de lectura más utilizados con un 57% de los que leen libros electrónicos, frente al 55% para los que lo hacen en tabletas y un 32% de los que lo hacen en teléfonos móviles.

Los graduados universitarios son, por supuesto, quienes más probabilidades tienen de ser lectores y propietarios de gadgets que los encuestados sin una educación universitaria, y también hubo una correlación entre el número de libros leídos y el nivel de educación.

La proporción de estadounidenses que leen libros electrónicos está creciendo, pero pocos han reemplazado por completo los libros impresos por las versiones electrónicas. El informe encontró que había un alto grado de solapamiento entre libros impresos, electrónicos, audiolibros, con sólo el 13% de los lectores de libros electrónicos que lee exclusivamente en formato electrónico:

  • El 87% de los lectores de libros electrónicos también leyó un libro impreso en los últimos 12 meses, y el 29% de ellos escuchó un audiolibro.
  • El84% de los oyentes de audiolibros también leyó un libro impreso en el último año, y el 56% también leyó un libro electrónico.
  • El 35% de los lectores de libros impresos también leyó un libro electrónico y el 17% escuchó un audiolibro.

La encuesta demuestra que las mujeres son más dadas a leer libros electrónicos (33% vs 23%) y también a comprar un ereader (33% vs 29%), pero aproximadamente el mismo porcentaje de de hombres y mujeres tienen tabletas en propiedad. En una sección posterior del informe también se demuestra que de promedio las mujeres leen más libros (tanto digitales como impresos) que los hombres.

Caída de la venta de eReaders ante el impulso de las Tablets

[]

Hay que agradecer que debido a la aparición del primer dispositivo de tinta electrónica Sonny PRS 500 la lectura digital tomó un gran impulso en todo el mundo. Anteriormente ya existían libros electrónicos, y también dispositivos de lectura, pero debido a la rudimentaria tecnología y la incomodidad para leer con agrado, estos modelos como RotBook y Softbook no tuvieron apenas recepción alguna en el mercado debido a su pantalla de poca definición, peso y poca capacidad de almacenamiento. Igual podría decirse de las primeras plataformas de venta de libros electrónicos, recordemos el caso de la editorial Premura, que a mediados de los años 90 lanzó una plataforma de venta de eBooks y vendió 29 unidades, lo mismo sucedió con la plataforma veintinueve.com del grupo Planeta. Sin embargo la llegada de la tinta electrónica, que tiene un “efecto papel” debido a la ausencia de iluminación propia y alto contraste obtenido posibilitó leer ebooks con una comodidad más que aceptable.

[]

Los dispositivos lectores de tinta electrónica (eReaders) como Kindle, y Sony han sido durante años los preferidos del público para leer. La expansión internacional en cientos de mercados ha impulsado las ventas de dispositivos, pero la venta de dispositivos de tinta electrónica ha ido decreciendo año a año especialmente en los últimos dos años. El principal problema de los lectores de tinta electrónica dedicados es que sólo sirven para una cosa, la lectura de libros. Lo que les deja en franca desventaja frente a los dispositivos multitarea como las tabletas.

La tendencia a este cambio de preferencias respecto a los lectores electrónicos dedicados tiene que ver con sus capacidades más limitadas, que si bien incluyen pantallas en escala de grises que hace que la duración de la batería sea mayor (hasta 2 meses leyendo 1 hora), por otra no tienen comparación con las posibilidades de las pantallas táctiles a todo color de las tabletas. Otra cuestión tiene que ver con la rudimentaria navegación por Internet, debido a los problemas de rápida actualización de la tinta electrónica, con poca capacidad para integrar vídeo o multimedia. Computadoras tablet, como Apple iPad, Kindle Fire de Amazon y otros dispositivos tienen pantallas de color, y navegación Web completa. Otras limitaciones vienen dadas por la imposibilidad de leer otros formatos de lectura digital como es el caso de los comic, novelas gráficas y manga.

La diferencia de precios entre tabletas y eReaders también se ha reducido, lo que hace aún más atractivo para los consumidores la compra de un dispositivo multitarea. Google, por ejemplo, vende una versión de su tableta Nexus 7 por sólo 229 €, y Amazon ahora ofrece  su dispositivo tablet Kindle Fire a 139 €, es decir unos 20 euros menos que el lector de tinta electrónica Kindle más caro. El iPad Mini tiene ahora un precio de de 329 euros, un precio por debajo de 499 € que tiene el iPad de 10 pulgadas. El nuevo Kindle Voyage se está vendiendo a 199 $,  el mismo precio que una tablet de gama media.

Los principales problemas con los lectores electrónicos es que fueron diseñados únicamente para la lectura de libros. A veces las compañías incluían juegos y otras posibilidades como compartir la información en redes sociales, añadir notas pero siempre de manera muy limitada frente a las capacidades de las tabletas. Y ante el empuje de las tabletas las empresas han dejado de invertir en el desarrollo de aplicaciones en el eReader tales como pantallas en color, o pantallas biestables para permitir una hibridación entre una pantalla de tinta electrónica y una pantalla retroiluminada. Empresas como Ícaro y Onyx han lanzado una serie de lectores de tinta electrónica dedicados que ejecutan una versión moderna de Android. Esto permite a los clientes no circunscribirse a un ecosistema específico, aunque el éxito de estos dispositivos ha sido más que discreto, por un lado su alto precio y que aquellos que quieren utilizar aplicaciones tienen preferencia por adquirir una tabletas.

Y por último también tiene que ver con el tema de los formatos. La contrariedad entre aquellos dispositivos más vendidos del mundo y en España como Kindle con un formato propietario AZW, que se basa en el formato.Mobi, y un formato teóricamente estándar que es ePub. Ahora con la llegada del prestamo digital en bibliotecas públicas a través de al plataforma eBiblio del Minsterio de Educación, aquellos usuarios que dispongan de un dispositivo de Amazon no podrán pedir un libro en préstamo, ya que el formato y DRM (Gestor de derechos digitales) es incompatible con el DRM de Adobe (Adobe Digital Editions – ADE) . Pero además para aquellos que tengan un dispositivo de tinta electrónica, el problema estará en la complejidad para descargarse un libro de eBiblio a través de ADE, que requiere registrarse en Adobe Digital Editions, instalar la aplicación en el ordenador, registrar los dispositivos autorizados, ir a la plataforma, descargar el libro, enchufar con un cable USB el dispositivo al ordenador y transferirlo al mismo. Una media de 14 pasos para leer un libro prestado por la biblioteca en nuestro eReader, cuando si esta operación la realizamos por la aplicación movil (app eBiblio) se reduce a dos cuestiones:prestar el libro desde la plataforma y abrir la aplicación en el dispositivo tablet.

Si bien aún hay muchas personas, -generalmente aquellos usuarios más lectores-, que prefieren los dispositivos de tinta electrónica. Aunque el mercado establece su pauta y sus claras preferencias, y estás se inclinan a dispositivos multitarea como las tabletas. La principal ventaja del eReader son su pantalla neutra que no emite luz, ni brillo, con lo cual es más cómodo para leer a pleno día bajo la luz del sol; la larga duración de la bateria de hasta 2 meses, frente a una tableta que tenemos quecargar cada 8 horas aproximadamente, por otro lado el eReader al no tener luz por debajo la fatiga visual es menor, prácticamente lo mismo que si leemos sobre papel. Si bien las tabletas con sus pantallas de alta definición (2048 dpi) cada vez proporcionan una experiencia de lectura mejor.

El lector que lee en formato digital lee y compra más libros que el lector en formato impreso

 orlyqqynk4zqpjyiu1zl

 

.

Tal como muestra un estudio llevado a cabo hace poco por Nielsen en Estado Unidos,  y que ratifica los resultados de otros estudios. El lector digital es un lector más intensivo, es un “superlector”, que lee de media más libros que los lectores que lo hacen sólo en formato analógico (22,5 frente a 16 que leídos por el lector en papel), es un lector multiformato, ya que transita sin complejo de uno a otro formato, y que también compra más libros en todos los formatos (exactamente el doble 14 frente a 7). Y contrariamente a lo que se pudiera pensar son los adultos los más dados a leer en formato digital, ya que el 54% de ellos leen en este medio.

.

Por lo general a cualquier persona que le preguntásemos sobre que grupos de edad que serían más proclives a leer en un dispositivo electrónico, no tendríamos duda en decir que serían aquellos que han convivido toda su vida con los medios digitales e Internet; los llamados “Milenars” o nativos digitales. Sin embargo tal como muestra un estudio llevado a cabo hace poco por Nielsen contrariamente son los adultos los más dados a leer en formato digital, ya que en la actualidad el 54% de ellos leen en este medio. Además como vienen poniendo de manifiesto casi todos los estudios de este tipo, el lector digital es un lector más intensivo, un superlector que lee de media más libros que los lectores que lo hacen únicamente en formato analógico.

A medida que los niveles de propiedad de tabletas y lectores electrónicos han aumentado en los últimos años, estos dispositivos son más utilizados para la lectura electrónica.  Según datos de Pew Research el 50% de los estadounidenses tienen ahora un dispositivo lector, ya sea un equipo dedicado o una tableta para la lectura de contenidos digitales. Además, la encuesta reveló que el 92% de los adultos tienen un teléfono celular (incluyendo el 55% de los adultos que tienen un smartphone), y el 75% tiene una computadora portátil o de escritorio – cifras que no han cambiado en forma significativa respecto a las encuestas anteriores. Pew también mostró que la propiedad de un eReader aumentó en el último año. El 32% del grupo de estudio ahora posee un ereader. Se trata de un importante aumento del 26% respecto a al estudio de 2013. La propiedad de tabletas también aumentó, con un 42% de encuestados que dicen ser dueños de un iPad, Kindle Fire, o alguna otra tableta. También están leyendo más en los teléfonos inteligentes de hace 3 años. Los ereaders son el dispositivo de lectura más utilizados con un 57% de los que leen libros electrónicos, frente al 55% para los que lo hacen en tabletas y un 32% de los que lo hacen en teléfonos móviles.

.

El lector digital es un “superlector”, es más intensivo en cuanto al número de libros que lee anualmente, es un lector multiformato, ya que transita sin complejo de uno a otro soporte, y además compra el doble de libro al año que el lector que lo hace exclusivamente en papel.

.

Los que leen más o exclusivamente en formato electrónico leen de promedio más de 20 libros al año (30%) que cualquiera de los que leen más o únicamente en formato impreso (18%) o los que leen por igual en ambos formatos (21%). Los lectores digitales están leyendo una media de 22,5 libros frente a los. 16 que lee el lector que lo hace exclusivamente sobre papel.

.

Los lectores digitales están leyendo una media de 22,5 libros frente a 16 libros que lee el lector que lo hace exclusivamente sobre papel. Además los lectores en formato electrónico compran el doble de libros que los lectores en papel (14 vs 7 libros adquiridos al año)

.

Sucede algo similar respecto a la cantidad de libros adquiridos en el último año, con una media de 14 libros comprados al año por parte del lector que lo hace en digital, mientras que aquellos que leen en papel dicen que compran un promedio de menos de 7 libros al año.

.

Los niños dicen que no tienen una preferencia marcada sobre leer en formato impreso o en electrónico. Sin embargo, aproximadamente dos de cada tres padres (67%) de los niños de 6-8 prefieren que sus hijos lean libros impresos.

.

En cuanto a las generaciones más jóvenes tal como deja entrever el último informe Kids & Family Reading Report de Scholastic, por lo general los niños dicen que no tienen una preferencia marcada sobre leer en formato impreso o en electrónico. Sin embargo, aproximadamente dos de cada tres padres (67%) de los niños de 6-8 prefieren que sus hijos lean libros impresos.

.

El 46% de los estadounidenses sigue leyendo en papel, un 17% lee tanto en papel como en digital, y un 6% lee en digital

.

La proporción de estadounidenses que leen libros electrónicos está creciendo, pero pocos han reemplazado por completo la lectura de libros impresos por las versiones electrónicas. El informe encontró que había un alto grado de solapamiento entre libros impresos, electrónicos y audiolibros. Sin embargo, en términos de usuarios globales, el formato impreso siguen acaparando a la mayoría de los lectores. Casi la mitad de los estadounidenses (46%) dicen que sólo leen libros en papel, con un adicional de 16% que informan que leen más libros de trapa dura que ebooks. El diecisiete por ciento (17%)dice que lee aproximadamente el mismo número de libros en papel que en digital, mientras que el 15% lee más en digital y un 6% lee exclusivamente en el formato electrónico.

A pesar que el avance de la lectura digital en Estados Unidos ha adquirido un desarrollo más avanzado y rápido, muchas de las pautas y etapas que se han consumido en aquel país se están cumpliendo en España. Según datos del informe Panorámica de la edición 2014 publicado hace unos días, en España la edición electrónica ya representa el 24,6 % del total de la producción. Lo que pone de relieve que se está produciendo una tendencia con un desarrollo relativamente rápido hacia la digitalización, aumentando en ambos países el consumo de lectura digital y disminuyendo la venta de libros impresos. En uno y otro lado del Atlántico el lector digital es un lector multiformato, multidispositivo, y coincide en ambos casos que son aquellos que más libros leen de media anual, quienes más tendencia tienen a la compra de libros, y además manifiestan leer más desde que leen en formato electrónico. En cuanto al perfil es coincidente en cuanto a que viven en núcleos urbanos, que tienen un nivel social medio-alto y con estudios superiores. Aunque hay una diferencias en cuanto al género. En Estados Unidos el lector en dispositivos dedicados es una mujer mayor de 65 años, y en España es un hombre adulto de edad media. En el caso de los lectores en tabletas son varones de edad media en ambos casos.

.

Bibliografía consultada

2015 Kids & Family Reading Report™ . 5a ed. Scholasthic 2015 http://www.universoabierto.com/22619/informe-sobre-la-lectura-de-los-ninos-en-familia/

Comparación de los hábitos y perfil del lector digital entre Estados Unidos y España / Julio Alonso-Arévalo, José Antonio Cordón-García, Raquel Gómez-Díaz. Anales de la Documentación.  Vol. 17, Núm. 1 (2014)http://www.redalyc.org/pdf/635/63530415002.pdf

E-Reading Rises as Device Ownership Jumps. Three in ten adults read an e-book last year; half own a tablet or e-reader. Pew Research By Kathryn Zickuhr and Lee Rainie. September 10, 2014. http://www.universoabierto.com/13085/la-mitad-de-los-estadounidenses-posee-un-lector-electronico-o-tableta-pero-solo-el-28-lee-en-ellos/

54% of USA Adults Read eBooks.April 20, GoodReader 2014 By Michael Kozlowski   http://goodereader.com/blog/e-book-news/54-of-usa-adults-read-ebooks

Teenagers Resist the Sirens Call of Reading.  GoodReader September 16, 2015 By Michael Kozlowskihttp://goodereader.com/blog/e-book-news/teenagers-resist-the-sirens-call-of-reading-for-pleasure

Panorámica de la edición española de libros 2014. Madrid, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 2015http://www.universoabierto.com/22694/panoramica-de-la-edicion-espanola-de-libros-2014/

Prácticas de consumo electrónico: los lectores ante los nuevos soportes. Fernández Gómez, M. J., Cordón-García, José-Antonio, Alonso-Arévalo, Julio, Gómez-Díaz, Raquel. Documentos electrónicos y textualidades digitales: nuevos lectores, nuevas lecturas, nuevos géneros. Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca, 2014http://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/122817/1/Pr%C3%A1cticas%20de%20consumo%20electr%C3%B3nico.pdf