Archivo de la etiqueta: Servicios de referencia

Las tabletas en los servicios de información y referencia

ltr_48_8_300

Rethinking Reference and Instruction With Tablets, edited by Rebecca K. Miller, Carolyn G. Meier, and Heather M. Moorefield-Lang. Chicago: ALA Techsource, 2012. 59p. ISBN 978-0-8389-5863-6. $43.00 (softcover).

Texto completo

Cuando Steve Jobs, de Apple, presentó el iPad de primera generación en marzo de 2010, los profesionales de la biblioteca y la información comenzaron inmediatamente a imaginar cómo utilizarían el iPad y los dispositivos tablets para respaldar y mejorar los servicios de biblioteca. Mientras que casi todas las áreas de la biblioteconomía académica han comenzado a investigar formas de integrar las tabletas en sus planes y flujos de trabajo, los servicios de referencia y alfabetización han abrazado verdaderamente el poder transformador de esta nueva tecnología. Ellibro de “Library Technology Reports” (vol. 48, n ° 8) “Repensar la referencia y la alfabetización con tabletas” ofrece una rápida visión de las tabletas y su popularidad, y considera el papel que juegan las tabletas en la evolución de los servicios de referencia e instrucción en la biblioteca de principios del siglo XXI a través de un resumen de los capítulos aportados que comprenden este número.

Table of Contents

Chapter 1: Introduction

Rebecca K. Miller, Heather Moorefield-Lang, Carolyn Meier

PDF HTML

5-10

Chapter 2: iPads to Enhance User Engagement During Reference Interactions

Michelle M. Maloney, Veronica A. Wells

PDF HTML

11-16

Chapter 3: Smarter Together

Linda Salem, Brittany Cronin, Laurel Bliss

PDF HTML

17-21

Chapter 4: Medical Librarian Rounding with an iPad

Cleo Pappas

PDF HTML

22-27

Chapter 5: Roving Librarian at a Mid-sized, UK-Based University

Alison Sharman, Andrew Walsh

PDF HTML

28-34

Chapter 6: Tablets as Powerful Tools for University Research

Robin Canuel, Chad Crichton, Maria Savova

PDF HTML

35-41

Chapter 7: Curricular Use of the iPad 2 by a First-Year Undergraduate Learning Community

Jim Hahn, Hilary Bussell

PDF HTML

42-47

Chapter 8: The Fine Art (and Architecture) of Mobilizing Student Learning

Patrick Tomlin

PDF HTML

48-53

Chapter 9: iTeaching and Learning

Willie Miller

PDF HTML

54-59

Pidgin: servicio de referencia de mensajería instantánea con software libre

pidgin

https://pidgin.im/

Mensajería instantánea. Es un sistema de mensajería multiplataforma bajo licencia GNU.

Pidgin es un programa de chat que le permite conectarse a las cuentas en múltiples redes de chat simultáneamente. Esto significa que usted puede estar chateando con amigos en MSN, hablar con un amigo en Google Talk, o en una sala de chat de Yahoo, todo al mismo tiempo. Pidgin se ejecuta en multiplataforma, funcioando con Windows, Linux y otros sistemas operativos UNIX.

Además, Pidgin soporta muchas características de estas redes de chat, tales como transferencia de archivos, mensajes de ausencia, iconos de amigos, emoticonos personalizados y notificaciones de escritura.Así como  numerosos plugins que extienden la funcionalidad de Pidgin por encima y más allá de las características estándar.

Actualmente Piding esta disponible en más de 80 idiomas entre ellos español, catalán, valenciano, gallego y euskera.

Pidgin es gratuito y no contiene anuncios.Es un sistema de código es abierto bajo Licencia Pública General de GNU. Esto significa que se puede acceder al código subyacente de Pidgin y modificarlo para adaptarlo a nuestras necesidades, siempre y cuando se hagan publicos los cambios que se realicen para que otras personas puedan beneficiarse de también.

¿Son necesarios los servicios de referencia en la era de Google y la Wikipedia?

 

28691453633_25662e8cec_b_d

Buss, S. P. “Do We Still Need Reference Services in the Age of Google and Wikipedia?” The Reference Librarian vol. 57, n. 4 (2016). pp. 265-271. http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/02763877.2015.1134377

“Google puede devolverte 100.000 respuestas, un bibliotecario puede devolverte la correcta”

NEIL GAIMAN

Con el continuo desarrollo de los recursos web y programas de búsqueda de Internet, se plantea cual es el papel que tienen los servicios de referencia en la biblioteca moderna, hasta el punto de que en muchos casos los servicio de referencia se ven como innecesarios y cada vez se utilizan menos; contrariamente a esto, los servicios de apoyo a la investigación -normalmente asociados a los servicios de referencia- son cada vez utilizados y más necesarios. A medida que los bibliotecarios se adaptan al nuevo entorno de investigación en constante evolución, las bibliotecas están experimentando con modelos alternativos de servicios de referencia. A largo plazo las bibliotecas se verán obligadas  a adoptar un modelo u otro, adaptándose a las nuevas necesidades más relacionadas con la alfabetización y capacitación en competencias con el objetivo de que las personas aprovechen todas las posibilidades que le ofrece la era conocimiento.

La profesión está experimentando cambios drásticos el concepto mismo de biblioteca, los espacios y servicios que ha venido prestando a lo largo de su devenir histórico se están viendo afectados como en ningún otro tiempo. . Estos cambios están generando ansiedad en muchos bibliotecarios, en parte porque el servicio de referencia durante mucho tiempo se ha sido visto como parte de la identidad y de la razón de ser del del profesional de la información. Cuando los estudiosos cuestionan la necesidad de los servicios de referencia, no sólo están discutiendo las características de de una herramienta o de la misma información, sino más bien el futuro papel de los bibliotecarios como profesionales.

Sin embargo, antes de poder responder si los servicios de referencia siguen siendo necesarios, puede ser útil definir exactamente qué se entiende por un servicio de referencia. Para The Reference and User Services Association en un documento aprobado en 2008 un servicio de referencia es:

“La consulta de información en la que el personal de la biblioteca recomienda, interpreta, evalúa y / o utiliza los recursos de información para ayudar a otros a satisfacer sus necesidades específicas de información. Las transacciones de referencia no incluyen la instrucción formal o intercambios que proporcionan asistencia con ubicaciones, horarios, equipos, suministros o declaraciones de política”. (Referencia del usuario y de Servicios Sociales, 2008)

El trabajo de referencia se define en términos más generales, como “operaciones de referencia y otras actividades que implican la creación, gestión y evaluación de la información o de investigación, recursos, herramientas y servicios”   (Reference and User Services Association, 2008).

De ambas definiciones se deduce que el servicio de referencia incluye una variedad de servicios a los usuarios, que van mucho más allá de las consultas directas e informativas que se hacen en el mostrador. Cuando la biblioteca de la Universidad de Regis pidió a su comunidad que definiera que significaba referencia, la mayoría de las respuestas incluían términos como “investigación” y “ayuda”. Ronald Solorzano (2013) señala que el trabajo de referencia está formado por varios componentes, incluyendo la provisión de información, instrucción y orientación en una investigación.

Por lo tanto, al cuestionar si los servicios de referencia tienen lugar en la biblioteca actual, es importante tener una visión amplia de la cuestión. Si se interpretarse de manera restrictiva como simplemente “suministro de información”, entonces tal vez se podría argumentar de manera creíble que los servicios de referencia ya no son necesarios. Después de todo, la mayoría de las cuestiones de hecho pueden ser contestadas con una rápida búsqueda en Google, o  por medio de la consulta a una base de datos especializada. Sin embargo, no todas las preguntas de investigación entran en esta categoría. Pero hay que tener en cuenta que muchas necesidades de información requieren instrucción y orientación de un bibliotecario profesional, tales como la formulación de una estrategia de investigación o la elección de las bases de datos adecuadas para hacer una revisión de la bibliográfica. Incluso aquellas preguntas que planteamos en un buscador como Google se pueden ver mejoradas con el asesoramiento de un bibliotecario, ya que muchos usuarios no saben como hacer una estrategia de búsqueda adecuada o desconocen recursos más especializado para platear una búsqueda científica como las características avanzadas de los motores de búsqueda o la búsqueda en Google Académico. Por lo tanto, cuando planteamos el servicio de referencia en el sentido más amplio del término y tenemos en cuenta la naturaleza cada vez más compleja de las necesidades de información de los usuarios, se hace evidente que los servicios de referencia es tan vitales hoy como lo fue siempre para las generaciones precedentes.

Las listas de distribución como servicio de información: 20 años de InfoDoc

nn20tt20mb341

Alonso-Arévalo, J. and M. Vázquez Vázquez “Las listas de distribución como servicio de información: 20 años de InfoDoc.” Mi Biblioteca vol. 9, n. 34 (2013). pp. 58-67.

Texto completo

Allá por el año 1993, el mismo año en el que nació la web, vio la luz InfoDoc. Se trata de la lista de distribución más amplia en cuanto al número de usuarios del ámbito de las bibliotecas y la documentación en español desarrollada por la biblioteca de la facultad de Traducción y Documentación de la USAL. En este año se cumple su 20 aniversario y su objetivo sigue siendo el mismo: difundir información de interés para todo aquel que quiera estar al día en diferentes aspectos de la profesión.

Bibliotecario con un café con leche


librarian-with-latte

http://libguides.library.albany.edu/profile.php?uid=13747

Algunos de nosotros conocemos a Jesús, bibliotecario salmantino extraordinariamente creativo en su trabajo en la Universidad de Albany, a raíz de sus innovaciones, tales como bibliotecario con un café con leche  “Librarian with a Latte” un auténtico servicio de referencia 2.0 personalizado. Jesús acude cada semana  puntualmente en horas fijas a la cafetería de la universidad con su ordenador portátil y su cartel amarillo al estilo “hombre anuncio”, para en un ambiente totalmente distendido, mientras se toma el café resolver dudas de referencia y formación en información de cualquier alumno que se acerque a su mesa. “Bibliotecario con un café con leche” es una estrategia que utiliza para contactar con los estudiantes de primer grado, que funciona de la siguiente manera:

1 – Comunicación. Envía un correo electrónico a todos los miembro de la universidad a través de su lista de correo. Diciendo algo así:

“Soy Jesús, tu bibliotecario! Me gustaría ofrecer a los estudiantes la oportunidad de obtener algún tipo de asistencia personalizada en el café. Si tienes un trabajo de investigación,  o cualquier otro tipo de tarea voy a estar el miércoles a las 11 en la cafetería de la universidad, me conocerás por el cartel amarillo que pone “bibliotecario con un café con leche.” 

“Necesitas de una bibliografía completa  en sólo cuatro días! ¿Necesita ayuda para encontrar  3 artículos sobre un tema? Te puedo ayudar! Estaré en la cafetería EXPRESO ROYALE de 5 – 7 pm, este lunes con un ordenador portátil. Vamos a discutir el tema y voy a ayudarte a encontrar los artículos que necesitas.”

 “Buena suerte con sus los exámenes finales! El semestre va a acabar pronto y bien merecido tienes las vacaciones de verano que ya están a la vuelta de la esquina. “Bibliotecario con un café con leche” estará hoy en la cafetería de 11 a 12 am, si necesitas cualquier ayuda de última hora, por favor no dudes en ponerte en contacto conmigo.”

El correo electrónico debe ser breve, informal y fácil de leer – la intención es captar la atención de los estudiantes.

2. Ir donde están los usuarios “ir a donde están”, creo que estamos de acuerdo en eso que se dice amneudo de ”estar ahí cuando lo necesitan”  porque es particularmente efectivo para hacer el primer contacto.

3. Ir con el portátil en mano a la cafetería (Ahora ya Tablet)  Llega media hora antes para probar la red inalámbrica y garantizar que tiene un asiento (se trata de un café que normalmente esta lleno de gente ya que esta en una intersección clave cerca del Campus Central). Pega el cartel con celo con las palabras, “bibliotecario con un café con leche”. Carga la página web de la biblioteca, y prueba algunos de los recursos que sabe que va mostrar, y luego toma un café y espera que llegue un estudiante interesado.

En definitiva una forma sencilla de crear un servicio y establecer un primer contacto con los usuarios. Si alguien pensó en algún momento que esto de la 2.0 era algo totalmente despersonalizado, en la que el principal protagonismo lo ejercían las tecnologías vemos que no es así,  aquí tenemos un buen ejemplo de una buena práctica “in situ”. Felicidades querido y estimado Jesús!