Archivo de la etiqueta: Mujeres

La Biblioteca Feminista de Londres: la mayor colección de literatura del Movimiento de Liberación de la Mujer del mundo

cropped-558790_435488463172042_904435026_n2

The Feminist Library
Archiving our herstories since 1975

http://feministlibrary.co.uk/

 

La Biblioteca Feminista es una gran colección de literatura del Movimiento de Liberación de la Mujer con sede en Londres, que lleva apoyando proyectos de investigación y acciones de activistas desde 1975. Una de las colecciones más importantes de material feminista en todo el mundo, y un inspirador espacio social y de aprendizaje y social para miles de personas.

 

La Biblioteca Feminista en el sureste de Londres es un gran archivo de literatura feminista, en particular de materiales del Movimiento de Liberación de la Mujer que datan de finales de los años sesenta y principios de los noventa. Creada en 1975, ha sido un centro de investigación, activismo y proyectos comunitarios en este campo durante décadas, actuando también como un espacio comunitario feminista, transinclusivo, intersectorial y no sectario para aquellos que lo necesitan. Desde sus inicios, la Biblioteca ha proporcionado un lugar donde las mujeres pueden trabajar en red y educarse, y se ha convertido en un punto de contacto para las mujeres a nivel local, nacional e internacional. Para consultar el catálogo http://catalogue.feministlibrary.co.uk/

Durante estos años, la biblioteca ha sido gestionada casi exclusivamente por voluntarios, pero a principios de este año, el ayuntamiento decidió prescindir de este edificio. A pesar de que se le ofreció otro espacio en Peckham, la biblioteca necesitaba recaudar la suma de 48.000 libras esterlinas para no sólo trasladar todos sus libros, sino también convertir su nuevo hogar en una biblioteca y un espacio comunitario en funcionamiento.

Como resultado, un equipo de diseñadores se reunió para desarrollar una identidad que apoyaría la campaña de financiación colectiva y daría al nuevo espacio un nuevo aspecto. Este equipo está formado por Lucy Sanderson Studio, Hi-Vis! Collective, Power Projects y Anna Lincoln. Juntos, han desarrollado un tipo de diseño inspirado en el archivo de pancartas feministas de protesta, que a menudo incluyen cintas dobladas y cosidas en tela para crear formas de letras.

 

Las mujeres, las minorías y las personas con discapacidad en la ciencia y la ingeniería

7fb9bbbc-3c71-439b-b91f-22ec8a8927fb

National Science Foundation Releases “2019 Women, Minorities, and Persons with Disabilities in Science and Engineering“. National Science Foundation Releases 2019

Texto completo

El Centro Nacional de Estadísticas de Ciencia e Ingeniería (NCSES) ha publicado su informe de sobre Mujeres, Minorías y Personas con Discapacidades en la Ciencia y la Ingeniería (WMPD), que proporciona información detallada sobre los niveles de participación en la educación y el empleo en ciencia e ingeniería (S&E).

NCSES, una agencia estadística dentro de NSF, produce el informe cada dos años. WMPD se enfoca en mujeres, personas con discapacidades y minorías de tres grupos raciales y étnicos – negros o afroamericanos, hispanos o latinos, e indígenas americanos o nativos de Alaska. Con pocas excepciones, estos grupos están subrepresentados en los campos y ocupaciones de S&E, lo que significa que su representación es menor en S&E que en la población de los Estados Unidos.

 

 

“No era 1837, era 1980”: la luchas de las mujeres por el derecho igualitario de acceso a la cultura y a las bibliotecas

 

biblioteca_antigua

Hace una año escribí en Universo Abierto un post sobre un anuncio de la IFLA hablando de como las bibliotecas protegen los derechos de las mujeres, y me encontré esta respuesta de una mujer que firma cómo Ica, en la que habla de los problemas que tuvo a principios de los ochenta para acceder a la sala de investigadores de la Biblioteca Nacional, y que quisiera compartir con todos vosotros. La fecha 1837, que Ica menciona se refiere a otro post titulado “Las mujeres tuvieron prohibido la entrada en la Biblioteca Nacional de España hasta 1837“, pero a ella esto le sucedió a principios de 1980.

 

Más post sobre Mujeres y bibliotecas

 

“Éste es mi día, qué mejor día para empezar … hablar de bibliotecas y mujeres es hablar de mi vida, de lo que soy.

La Biblioteca Nacional sirvió al público en general en una sala en su parte baja allá por los años 80. Recuerdo que era una sala amplia donde se podía ir a estudiar y a sacar libros. Por aquella época empecé a leer filosofía y descubrí a Unamuno, Descartes… mi época existencialista.

Enamorada del ambiente y de un aspirante a filosofo intenté acceder a la Biblioteca de la parte Alta, recuerdo que “mi sala” estaba a nivel de calle. Un día, armada de valor pues me abrumaba la solemnidad del edificio, intenté acceder a la parte noble, desplegué todos los carnés de las diversas bibliotecas que poseía … hasta mi dni, pero nada fue suficiente. Un malcarado señor me negó la entrada: “Esta parte es solo para investigadores mayores de edad”. Yo tenía 16 años. Recuerdo que me ofendió tanto “quiero poner una reclamación”. El señor me ofreció un folio en blanco y me miró con media sonrisa.

Ofendida como estaba escribí con letra temblorosa unas cuantas frases solicitando -infeliz de mí- que me fuera permitido el acceso argumentando que al no tener acceso era imposible acceder al objeto de estudio. Satisfecha como estaba de mi “reclamación” entregué al citado cancerbero el papel. Sonriendo cogió el papel, yo me despedí y bajé la escalinata. Mi amigo, filosofo futuro, tuvo otra experiencia con el mismo señor, y por supuesto otro trato.

Cuando llegué a casa conté mis andanzas de biblioteca y mi madre sentenció “ te has quedado con una copia,¿no?” Se me cayo el alma al suelo, con tanto cabreo había olvidado la copia. Nunca tuve respuesta, era el final de los 70, el principio de los años 80.

Más tarde, pasados pocos años ya con carné de investigador entré… todo un cuadro.

Parecía que pisaba la luna por primera vez, anduve por los pasillos queriendo grabar en mi mente todos los espacios y rincones. Me encantaban los ficheros, miles y miles de fichitas a mano algunas otras mecanografiadas…La sala de lectura general, con aquellas sillas tan incomodas, aquel señor que en medio de la sala “cierren las puertas” por la corriente que recibía al estar el pobre en medio. Con el paso de los años he conocido al que debió llegarle mi reclamación de juventud. Ni lo recuerda … pero al menos reconoce el error.

Pasado el tiempo volví para trabajar a mi amada Biblioteca. Recuerdo que en lugar de sacar la tarjeta de acceso, sacaba las llaves de casa. Alguna vez las coloque encima del lector de tarjetas …

No era 1837, era 1980.”

Ica

Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico

5c7d3dae1a99e..0-291-1920-1280

Mateos Sillero, S. and C. Gómez Hernández (2019). [e-Book] Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico. Madrid, Secretaría de Estado para el Avance Digital, Ministerio de Economía y Empresa, 2019.

Texto completo

El Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico constituye un esfuerzo sistemático para presentar un estado de la cuestión de la brecha de género digital en nuestro país y se plantea con un doble objetivo: poner en valor la figura de la mujer en el mundo digital y proponer soluciones para revertir la brecha de género existente. Consta de cinco capítulos en los que se abordan, desde una perspectiva de género, el contexto tecnológico actual a nivel nacional e internacional, los factores de impacto que influyen en la percepción de la tecnología y la ciencia desde la infancia, la situación de las mujeres en el sector digital en España, el entorno de los videojuegos y, finalmente, la discriminación introducida por algoritmos que perpetúan estereotipos de género en disciplinas como la programación de buscadores o la inteligencia artificial. Se incluyen análisis y datos estadísticos sobre cada una de las materias tratadas y cada capítulo destaca una serie de iniciativas que sirven como modelos globales de referencia. Para concluir, el libro propone una batería de recomendaciones dirigidas a combatir las principales causas y condicionantes de la brecha de género en el sector digital en España, con la concienciación, la formación y la motivación como factores clave para el cambio de paradigma.

Hombres (y algunas mujeres): Cuentos que celebran el 8 de marzo

 

51fu2bflg7fl

Hombres (y algunas mujeres): Cuentos que celebran el 8 de marzo Versión Kindle
de Rosa Montero (Autor), Elia Barceló (Autor), Nuria Barrios (Autor), Espido Freire (Autor), Nuria Labari (Autor), Elvira Sastre (Autor), Clara Usón (Autor), Claudia Piñeiro (Autor), Marta Sanz (Autor), & 1 más

Texto completo en Amazon

 

Hombres (y algunas mujeres) es un libro con once cuentos extraordinarios de escritoras hispanoamericanas que celebran el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En este volumen, ideado, coordinado y editado por Rosa Montero, participan Elia Barceló, Nuria Barrios, Espido Freire, Nuria Labari, Vanessa Monfort, Lara Moreno, Claudia Piñeiro, Marta Sanz, Elvira Sastre, Karla Suárez y Clara Usón, que han tenido que enfrentarse al siguiente reto literario: un narrador masculino es quien cuenta una historia protagonizada, o más bien inspirada, por mujeres.

Esta obra es un juego de espejos vertiginoso, donde once autoras atrapan y dan forma a algunos de los arquetipos masculinos que pululan por las resbaladizas fronteras de nuestro inconsciente.

«Creo que se trata de un libro memorable, uno de esos raros libros de relatos en los que los textos van trenzándose los unos con los otros hasta conseguir un caleidoscópico dibujo final y arrancarle un pellizco a las entrañas de la vida. Disfruta de este intenso viaje, lector. Y muchas gracias, amigas, por jugar». Rosa Montero

Hombres (y algunas mujeres) puede descargarse a partir del 27 de febrero. Además, Zenda e Iberdrola, entidad patrocinadora del libro, sortean numerosos ejemplares de la versión impresa en diversas iniciativas. La primera comienza el lunes, 25 de febrero, en el Foro Iberdrola de Zenda, con un concurso de historias de hombres (y algunas mujeres).

Archiveras: pioneras en la Administración

 

33149135748_bf5f000bc2_b_d

1955. Archivo General de Indias. Las archiveras Victoria Hernández, Vicenta Cortés, Marina García y Julia Herráez.

Archiveras: pioneras en la Administración

Ver original

Ver además

Las mujeres tuvieron prohibido la entrada en la Biblioteca Nacional de España hasta 1837, hoy son más lectoras que los hombres

Más sobre

En 1910 se produjo un hecho insólito en la Administración. Por Real Orden de 2 de septiembre de ese año se dispone que las mujeres puedan concurrir a las oposiciones y concursos convocados para los cuerpos de funcionarios dependientes del Ministerio de Instrucción Pública, entre ellos el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Fue absolutamente novedoso porque el resto de departamentos ministeriales continuaron vetados a las mujeres hasta la aprobación del Estatuto de la Función Pública de 1918.

La primera mujer que ingresó en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos fue Ángela García Rives (1891-1968). Su primer destino, en 1913, fue la Biblioteca Pública de Jovellanos en Gijón. Un año después, antes de pasar definitivamente a la Biblioteca Nacional, estuvo destinada en el Archivo General Central de Alcalá de Henares.

Entre las primeras archiveras hay que mencionar a Áurea Javierre, destinada al Archivo de la Corona de Aragón en 1922, o a María Moliner, cuyo primer destino fue el Archivo General de Simancas. Después llegaron Pilar Loscertales, Carmen Pescador, Josefa Callao, Concepción Zulueta, Consuelo Gutiérrez del Arroyo o Carmen Caamaño. Todas ellas debieron superar grandes dificultades para abrirse camino y desarrollar su carrera profesional. Muchas, incluso, sufrieron la inhabilitación, la prisión o el exilio.

El número de archiveras fue creciendo con los años, aunque hubo que esperar a la década de los sesenta para que una archivera alcanzase cargos directivos, con los nombramientos de Carmen Crespo, directora del Centro Nacional de Conservación y Microfilmación, de Olga Gallego, directora del Archivo Histórico Provincial de Orense o de Carmen Pescador, primera directora del Archivo General de la Administración.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer queremos rendir homenaje a las archiveras pioneras del siglo XX, tanto a las que han tenido una destacada trayectoria como a las que realizaron un trabajo más anónimo.

Este espacio ha sido elaborado con la participación de los compañeros de la Subdirección General de Archivos Estatales, Archivo Histórico Nacional, Centro de Información Documental de Archivos, Archivo General de Simancas y Archivo General de la Administración. Y con la colaboración inestimable de Ricardo Fuentes Caamaño, Margarita Vázquez de Parga y la Fundación Olga Gallego.

Sirva este espacio para reconocimiento de todas ellas y de su legado y antesala para continuar con la labor de mostrar a otras muchas mujeres archiveras a lo largo de la historia.

Crece el interés de las mujeres por la ciencia y la tecnología

cal4

8ª Encuesta de Percepción Social de la Ciencia. Madrid: Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT, 2017

Texto completo

Dossier

El interés de las mujeres por la ciencia ha subido del 9,9% en 2014 al 13,7% en 2016, un incremento del 38,4%, lo que unido al leve descenso del interés de los hombres, del 20,4% al 18,5% hace que la brecha de género se haya reducido a la mitad en solo dos años, al pasar del 10,5% al 4,8%, su nivel mínimo en la serie histórica, según la octava Encuesta de Percepción Social de la Ciencia que realiza la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, FECYT, de manera bienal desde el año 2002.

La encuesta, que ha sido presentada hoy por la Secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, y el Director General de FECYT, José Ignacio Fernández Vera, revela también que el porcentaje de españoles que sigue la ciencia y la tecnología con interés ha pasado del 6,9% en 2004 al 16% en 2016, lo que supone un incremento acumulado del 132%.

El interés por la ciencia y la tecnología sigue siendo mayor en los jóvenes, pues un 23,1% se declara interesado por estos temas. Sin embargo, el mayor aumento del interés en la ciencia se produce esta vez en el tramo de edad de 45 a 65 años.

En lo que se refiere al interés declarado por la ciencia y la tecnología cuando se pregunta expresamente sobre este tema, se mantiene en un 3,12 en una escala del 1 al 5. Un 40,22% de la población está muy o bastante interesada en la ciencia (4 o 5 en la escala) frente a un 29,6% poco o muy poco interesada (1 o 2 en la escala). De este porcentaje de españoles con poco interés, el 33,1% atribuye su desinterés a que no entiende la ciencia.

Imagen de la ciencia

Respecto a la imagen que los ciudadanos tienen sobre la ciencia, un 54,4% afirma que ésta tiene más beneficios que perjuicios frente a un 5,8% que afirma que tiene más perjuicios que beneficios. Las aplicaciones o tecnologías que más beneficios proporcionan, para los ciudadanos, son: Internet (65%), la telefonía móvil (62,6%), la investigación con células madre (61,8%) y drones (41,1%). Crece significativamente el porcentaje de personas que no tienen una opinión formada sobre las tecnologías que despiertan más rechazo, como la energía nuclear, la clonación o el fracking.  Además baja de forma significativa, la percepción ciudadana de que la energía nuclear y cultivo de plantas modificadas genéticamente son más perjudiciales que beneficiosos (8 y 10 puntos porcentuales respectivamente), aunque siguen despertando mayor rechazo que apoyo ciudadano.

Los científicos vuelven a ser en esta encuesta la segunda profesión más valorada con un 4,4 sobre 5(subiendo respecto al 4,24 de 2012), solo por detrás de los médicos (4,55). A continuación se sitúan profesores (4,28) e ingenieros (4,14).

Educación y alfabetización científica

Los ciudadanos perciben un déficit en formación científica aunque desciende del 47,1% al 44,2% el porcentaje de los que consideran que su educación científica es baja o muy baja, que sigue siendo superior a los que la califican de normal (42,6%). Destaca que los jóvenes de 15 a 24 años perciben una mejor educación científica que la media, pues solo un 29,9% la califica de baja o muy baja, 14 puntos menos que la media.

Este año se ha cambiado la forma de preguntar por conocimientos científicos concretos y los encuestados han tenido que elegir la afirmación correcta entre dos opciones en lugar de decir si era verdadero o falso un enunciado. Los resultados de la encuesta de 2016 muestran que los entrevistados han logrado una nota media mayor, que se sitúa en 7,66 sobre 10, frente al 6,39 de 2014 y el 5,09 de 2006.

No se producen diferencias de género en esta pregunta, pero sí de edad, pues los mayores de 65 años tienen un conocimiento menor que la media (6,68).

Este año se ha incluido por primera vez una pregunta sobre la confianza de los ciudadanos en prácticas paranormales o pseudocientíficas. Los resultados revelan que los españoles desconfían de los horóscopos (un 83,9%), de los fenómenos paranormales (76,7%), de los curanderos (76,3%) y de los números y cosas que den suerte (71,3%).

Sin embargo, los españoles están divididos en dos prácticas pseudocientíficas: el 59,8% confía mucho, bastante o algo en la acupuntura y el 52,7% confía mucho, bastante o algo en los productos homeopáticos. Las personas con mayor nivel de estudios confían más que la media en estas prácticas cuya eficacia no tiene evidencia científica. 

Ciencia y tecnología y medios de comunicación

Respecto a encuestas anteriores, se mantiene el déficit de información científica percibido, pues existe una diferencia entre el nivel de información (2,79 sobre 5) y el grado de interés (3,12 sobre 5) de un 0,33.

Internet es la primera fuente de información científica para un 37,7% de los ciudadanos. Pero es la televisión la fuente más consultada cuando se citan tres medios para estar informado de ciencia (71,2%) e Internet se sitúa en segundo lugar con el 57,8%. Los jóvenes utilizan mayoritariamente Internet para informarse de ciencia: un 82,1% de penetración en jóvenes de 15 a 24 años y un 77,5% en los de 25 a 34 años.

Las redes sociales se convierten en esta encuesta, por primera vez, en la fuente de información científica más consultada en Internet (un 43,6% frente al 30,8% de 2014). También aumentan significativamente los canales de vídeos como Youtube o similares como fuente para el 36% de los internautas (29,7% en 2014). Sin embargo, los medios generalistas (34%) y la Wikipedia (32,9%) se estancan como fuente en Internet.

Al preguntar por las redes sociales utilizadas como canal de información científica, destacan el aumento de Facebook, un 40,9% frente al 28,3% de 2014, el mantenimiento de Twitter, un 16,3% frente al 14,7% de 2014, así como el crecimiento de Instagram, un 13,4% frente al 6,6% de 2014, llegando al 22,4% entre los jóvenes de entre 15 y 24 años.

Políticas de apoyo a la ciencia y tecnología

Las prioridades de gasto público de los españoles se concentran en sanidad (85%) y educación (73%) seguidas de pensiones (53,7%) y desempleo (47,2%). Tras la vivienda (25,7%) se sitúa la ciencia y tecnología con un 19,2% de ciudadanos que la eligen entre sus cuatro prioridades de gasto público. Este porcentaje es superior entre los hombres de 15 a 24 años (28,9%),  entre los hombres de 25 a 34 años (26,3%) y entre las personas con estudios universitarios (30,7%).

Donaciones

En 2016, más de la mitad de los ciudadanos españoles (53%) estarían dispuestos a donar a la ciencia. Los más dispuestos a donar son las personas con educación universitaria (39,5%).

Participación ciudadana 

En la encuesta de 2016 se mantiene el apoyo a una participación más importante de la ciudadanía en las decisiones de ciencia y tecnología que les afectan en un 51,6% de la población.

Ficha técnica de la encuesta

Para la VIII encuesta de percepción social de la ciencia se han realizado 6.357 entrevistas personales distribuidas por comunidad autónoma y tamaño de hábitat, con un mínimo de 350 entrevistas por cada una de las 17 Comunidades. La población estudiada son personas residentes en España durante 5 años o más de 15 años de edad en adelante.

El trabajo de recogida de la información tuvo lugar del 20 de octubre al 10 de diciembre de 2016. El error muestral por el conjunto de la muestra es de  ±1’25% para un nivel de confianza del 95’5% 2s y p=q.