Archivo de la etiqueta: Bibliotecas

La Biblioteca Estatal de Queensland equipa a los migrantes con un ordenador que ellos mismos ayudan a reciclar y conocimientos sobre su uso

 

slq-today-files-2019-05-siganto3

 

Siganto Digital Learning Workshops

https://www.slq.qld.gov.au/blog/siganto-digital-learning-workshops

 

El programa reutiliza viejas computadoras del gobierno que de otra manera estarían destinadas a terminar en un vertedero. Los Talleres se centran en la autosuficiencia en materia de TIC. Cada serie comprende cuatro sesiones durante cuatro semanas consecutivas, y cada taller explora un aspecto diferente de la alfabetización digital, incluida la seguridad en línea, la seguridad y el uso de los medios sociales. Se enseña a los estudiantes sobre hardware, software y sistemas operativos, y al final del curso cada participante se lleva a casa la computadora que ha reconstruido, y puede usarla para estudiar, solicitar empleo o para divertirse. 

 

La Biblioteca Estatal de Queensland, Queensland, Australia dispone de talleres que equipan a las comunidades de migrantes recién llegados con una computadora personal y las habilidades necesarias para usarla y mantenerla. La bondad de este proyecto es que ha proporcionado a los facilitadores y a los participantes nuevas amistades, conexiones y un sentido del logro. Estas sesiones proporcionan a los asistentes computadoras gubernamentales recicladas, poniéndolas en manos de quienes de otro modo no podrían pagarlas.

El programa se centra en la alfabetización digital en su totalidad; desde el hardware hasta el software y la interacción humana, pasando por las habilidades digitales y la seguridad en línea. En los talleres se enseña a los participantes a desmontar, reconstruir y solucionar los problemas de sus máquinas antes de utilizar programas informáticos de código abierto para crear sus propios proyectos digitales. Lo mejor de todo es que, una vez finalizado el taller, los participantes pueden conservar las computadoras en las que han trabajado para estudiar o para uso doméstico. Los talleres se financian con fondos filantrópicos y se entregan gratuitamente a las comunidades recién llegadas a Queensland.

En el último año, más de 100 estudiantes, de entre 15 y 30 años, se han inscrito en el curso. Todos llevan en Australia menos de cinco años, y los participantes proceden del Afganistán, Somalia, el Iraq, Tanzanía, Tailandia, la República Árabe Siria, el Congo, Etiopía, Eritrea, Rwanda, Burundi y Myanmar.

Galería de fotos sobre las mejores prácticas en las bibliotecas del mundo en 2020

siganto
2020 Best Practices from World Libraries Photo Gallery

Ver galería

 

La galería fotográfica “Best Practices from World Libraries” (Mejores prácticas de las bibliotecas del mundo) presenta una selección de fotografías de todo el mundo, en las que se muestran los proyectos y programas de las bibliotecas que mejor demuestran el tema de este año de la ALA: el valor de las bibliotecas en la promoción de la justicia social y la inclusión.

La colección fue curada por el Comité de Conexiones Internacionales de la Mesa Redonda de Relaciones Internacionales. La idea del proyecto proviene del Emerging Leaders’ Project del IRRT 2018: Hacia una mayor participación de los nuevos líderes profesionales internacionales en las actividades de la ALA, en el que se identificaron como máximas prioridades “el intercambio de servicios innovadores y mejores prácticas” y “la promoción del concepto de una comunidad mundial de bibliotecas”.

Estas imágenes demuestran los valores fundamentales de la bibliotecología de la ALA en la promoción de la democracia, la diversidad, la responsabilidad social, el aprendizaje permanente y el profesionalismo, y abarcan lo que el Dr. Michael Stephens denominó “el corazón de la bibliotecología” en la búsqueda de un “cambio atento, positivo y con propósito”.

El nuevo ritual de préstamo de libros tras el COVID -19

 

5e98c0ffe148d.image_

 

Mientras leía este párrafo del libro de Irene Vallejo “el infinito de un junco”, por un momento, me dio por pensar que estábamos ante lo que se ha llamado durante la desescalada, la nueva normalidad. En concreto cómo en esta nueva fase vamos a prestar los libros en la biblioteca. A veces la ficción supera la realidad. El libro está escrito antes reproducir sé la crisis.

 

“Pedí explicaciones sobre el sorprendente ritual que se seguía para solicitar libros: Los bibliotecarios tomaban nota de tu petición y te citaban uno o dos días después, en una sala de lectura específica, a una hora precisa, para entregarte el material. Si se acercaba el fin de semana, el plazo podía alargarse a tres o incluso cuatro días. ¿Dónde están los libros?, pregunté. Y entonces me hablaron de las dos ciudades superpuestas.”

A raíz de la crisis de Covid-19, se avecina una transformación crítica para las bibliotecas públicas

 

library_bcn

 

Librarians, America Is Counting on You. by Sari Feldman | PW, May 15, 2020

Ver completo

 

¿Cómo será nuestro mundo una vez que finalmente hayamos pasado esta crisis de salud de Covid-19? Como todos los demás, anhelamos un regreso a la cotidianidad, antes seguramente entraremos en una nueva normalidad, que tendrá importantes implicaciones para muchas instituciones, incluidas las bibliotecas públicas.

El valor de las bibliotecas públicas rara vez se cuestiona en tiempos de crisis: pensemos en la Biblioteca Pública de Nueva Orleans después del huracán Katrina, o en la Biblioteca Pública Municipal de Ferguson durante los disturbios allí acaecidos Pero en esta crisis hay una particularidad muy concreta; el distanciamiento social requerido afecta muy directamente a los cimientos sobre los que descansa la biblioteca pública moderna. Y a medida que pasan los días, pensamos con preocupación en cómo serán las bibliotecas después de estos cierres.

Por un lado, sospecho que Covid-19 cambiará la perspectiva de algunas personas sobre lo que puede y debe compartirse. Me temo que muchas personas comenzarán a pensar demasiado en el manejo de materiales y la circulación de colecciones de bibliotecas físicas, incluidos libros. Es una suposición razonable que las personas saldrán de esta crisis de salud pública con un mayor sentido de riesgo relacionado con la exposición a gérmenes.

Sin embargo, a pesar de cierre casi generalizado de locales, algunos estadounidenses están en la biblioteca en este momento, sentados en el estacionamiento de la biblioteca usando el WiFi para conectarse a las escuelas, servicios sociales e incluso contactando con sus amigos, tomando en préstamo libros electrónicos o asistiendo a un club de lectura o una actividad de la biblioteca vía Zoom desde el confort de sus casas. Sin embargo, otros se cuestionan si volverán a mezclarse con extraños en el espacio de la biblioteca en un corto plazo.

En esta crisis ha habido un impacto muy claro: Internet se ha vuelto aún más central en nuestras vidas. Hasta tal punto, que incluso en estos días estamos pensando más en los  contenidos que en cosas como la privacidad o la seguridad.

La verdad es que, a medida que las  bibliotecas entramos en la nueva normalidad nadie sabe a ciencia  cierta lo qué nos deparará el futuro. Si bien la enorme energía desplegada por las bibliotecas a lo largo de su extensa existencia no puede consistir simplemente en traducir programas de la biblioteca a la web, construir colecciones digitales y garantizar una esterilización adecuada de los libros para matar el virus. Por eso, al contemplar la reapertura de nuestras bibliotecas comenzamos a pensar que se espera de las bibliotecas en la era de Covid-19.  Sin duda, como hemos hecho siempre, intentaremos proporcionar lo mejor de lo han sido siempre nuestras bibliotecas. A raíz de la crisis de Covid-19, se avecina una transformación crítica de las bibliotecas públicas, pero el público cuenta con los bibliotecarios para hacerlo bien.

Actas del IV Congreso ISKO España-Portugal 2019, XIV Congreso ISKO España

 

4667254b58851cc1c157cb9f8d6f8081

Jesús Tramullas Saz (coord.) Árbol académico, Piedad Garrido Picazo (coord.) Árbol académico, Gonzalo Marco Cuenca (coord.) Congreso ISKO España y Portugal (4. 2019. Barcelona).Congreso ISKO España (14. 2019. Barcelona). Sociedad Internacional para la Organización del Conocimiento (ISKO)-Capítulo Ibérico, 2020

 

A lo largo de sus encuentros bienales, la comunidad científica de ISKO en España y, desde hace unos años y con la constitución de ISKO España-Portugal, también la portuguesa, ha trabajado en multitud de temáticas y aspectos de la organización del conocimiento. Los congresos, como suele y ha de ser, han sido lugares de intercambio y debate en torno a estos aspectos, además de hacer posible la relación interpersonal.

En 2019, la Facultat de Biblioteconomia i Documentació de la Universitat de Barcelona acogió el IV Congreso ISKO España-Portugal, decimocuarto considerando los de ISKO España. Quedaba lejos el que, en 2005, había acogido la misma facultad. En esta nueva ocasión, tomó el relevo de Coimbra para ser el marco del encuentro, ahora con la colaboración del Área de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Zaragoza, que se ha hecho responsable de la publicación de sus actas.

El congreso tuvo lugar conjuntamente con el IX Encuentro Ibérico de EDICIC y las III Jornadas de Estudiantes de Ciencias de la Documentación: estos tres congresos conjuntos fueron los últimos actos acogidos por la más que centenaria facultad (sucesora de la Escola de Bibliotecàries fundada en 1915) antes de cambiar su nombre al actual de Facultat d’Informació i Mitjans Audiovisuals (Facultad de Información y Medios Audiovisuales).

¿Tu biblioteca ofrece servicios centrados en los adolescentes o servicios dirigidos por adolescentes? ¿Y cuál es la diferencia entre los dos?

 

maxresdefault

 

Give Teens the Lead
How to move from teen-centered to teen-driven services
By Linda W. Braun | American Libraries, May 1, 2020

Ver original

Luke Kirkland, jefa del departamento de adolescentes de la Biblioteca Pública de Waltham (Mass.), describe los servicios dirigidos a los adolescentes, como aquellos son iniciados por los jóvenes: “Se invita a los adultos a apoyar a los adolescentes en la ejecución de sus ideas. Los adolescentes retienen el poder de decisión y agencia durante la ejecución”.

 

Es importante que nuestras bibliotecas pasen de ser un modelo centrado en los adolescentes a uno dirigido por ellos. Este último permite a los adolescentes desarrollar las competencias sociales y emocionales destacadas por la Colaboración para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional: habilidades de relación, conciencia social, autoconciencia, autogestión y toma de decisiones responsables. Kirkland también observa que los servicios dirigidos por jóvenes ayudan a los adolescentes a convertirse en partes interesadas activas de la comunidad de adultos.

Si tienes una junta asesora de adolescentes (teen advisory board – TAB) en tu biblioteca, podrías estar pensando hacemos esto ya. Pero en la profesión lo que se encuentra es que la mayoría de las bibliotecas trabajan en un ambiente centrado en los adolescentes en lugar de uno dirigido por ellos.

Joanna Harris, coordinadora de programas y asociaciones para adolescentes de la Biblioteca Pública del Distrito de Columbia, describe el modelo centrado en los adolescentes como servicios creados teniendo en cuenta las necesidades e intereses de los jóvenes. Los adolescentes pueden dictar el aspecto de los servicios a través de respuestas formales, como encuestas y sondeos, o mediante comentarios verbales. “Esto puede llegar hasta el punto de hacer que los adolescentes den forma a la programación”, dice Harris, “o hacer que los adolescentes elijan qué recursos explorar bajo la guía de un mentor del personal de la biblioteca”. Sin embargo, en su mayor parte, estos servicios son creados y dirigidos por personal.

Para pasar de la adolescencia a la adolescencia real, es útil revisar la escala de participación (Roger Hart’s Ladder of Young People’s Participation) de los jóvenes. En los peldaños inferiores de la escalera -en los que los jóvenes son manipulados, tratados como decoración o como fichas- los jóvenes pueden tener la oportunidad de decir lo que piensan, pero no la de explorar o actuar según sus ideas. Los peldaños del medio de la escalera se centran en proyectos en los que los adultos deciden la actividad y los jóvenes tienen la oportunidad de ayudar. En estos niveles, los adultos se toman en serio las ideas de los jóvenes. Muchos TAB (teen advisory board) de bibliotecas se sientan en la parte media de la escalera. Son los peldaños superiores de la escalera los que proporcionan el marco para los servicios dirigidos a los adolescentes. En el peldaño más alto, los adultos ayudan a los adolescentes a actualizar los servicios compartiendo la toma de decisiones y trabajando junto a ellos.

¿Qué se necesita para que las bibliotecas suban los peldaños de la escalera de Hart?

El riesgo. Cuando se les da a los adolescentes la oportunidad de decidir programas, no todo va a salir como se planeó. Los errores y los fracasos son una posibilidad clara. Josie Watanabe, gerente de servicios para jóvenes y familias de la Biblioteca Pública de Seattle, señala: “Lleva más tiempo, más incertidumbre y renunciar al control”. Los adolescentes y el personal tienen la oportunidad de aprender a través de la toma de riesgos  con el objetivo de mejorar su trabajo.

Las relaciones. No te limites a preguntar en qué están interesados los adolescentes. El personal necesita hablar con los adolescentes sobre lo que encuentran desafiante en el mundo y qué problemas les gustaría resolver. Las conversaciones deben abordar las oportunidades que los adolescentes quisieran tener para hacer una diferencia en su comunidad.

Redefiniendo el éxito. “Con tanto énfasis en aumentar su circulación y participación, el personal de las bibliotecas tiene dificultades para pasar de estar centrados en los adolescentes a estarlo en la adolescencia”, dice Danielle Margarida, coordinadora de servicios para jóvenes de la Oficina de Servicios de Información y Bibliotecas de Rhode Island. Cambiar la percepción de cómo se ve el éxito elimina las barreras para la implementación de los servicios dirigidos a los adolescentes”.

No es un reto pequeño hacer esta transición, pero es invaluable dar a los adolescentes una voz y una propiedad sobre los servicios”. “Hay muy pocos espacios para que los adolescentes hagan eso”, señala Cheryl Eberly, bibliotecaria principal y voluntaria de adultos jóvenes de la Biblioteca Pública de Santa Ana (California). “Una biblioteca es el espacio comunitario perfecto para que los adolescentes participen en este tipo de aprendizaje y crecimiento”.

 

Lost in the Stacks: el programa de radio Rock ‘n Roll de la Biblioteca de la Universidad de Georgia

 

bookend

 

 

No estamos solos. “Viviendo en la era pop“, y “Planeta Biblioteca” son los programas de música y bibliotecas que hacemos en Radio USAL de la Universidad de Salamanca. En estos días me he enterado que la Biblioteca de la Universidad de Georgia tiene también un programa de radio que habla de música y bibliotecas. En radio WREK-FM 91.1 de Atlanta se puede escuchar el programa “Lost in the Stacks“, el programa de radio Rock ‘n Roll de la Biblioteca Universitaria, que se transmite todos los viernes desde la estación del campus de Georgia Tech (GT), mezcla música con conversaciones sobre temas de la biblioteca. (Escuchar podcasts)

Ideado por Charlie Bennett, bibliotecario de compromiso público y bibliotecario de referencia de la Escuela de Economía de GT, y Ameet Doshi, director de innovación y diseño de programas y bibliotecario de referencia de la Escuela de Políticas Públicas y Leyes de GT, el programa comenzó hace 10 años con una idea simple: correr la voz sobre los acontecimientos en la Biblioteca de GT y discutir las tendencias de la biblioteca, con música intercalada. Agregar música fue central para el atractivo del programa, dice Bennett. Según explican sus creadores “Sabíamos que no sería divertido para los estudiantes escucharnos hablar de la biblioteca durante una hora”, dice. “Pensamos: ‘¿Cómo podemos hacer que sea más interesante para ellos y para nosotros? Dijimos: “Hagamos rock ‘n roll”.

Encontrar temas para los programas es fácil, explica Doshi a American Libraries. “Lo mejor de hacer un programa sobre bibliotecas es que al ser tan multidisciplinar, podemos hacer literalmente un programa sobre cualquier cosa”, dice. “Es este maravilloso lienzo en blanco para pintar nuestras ideas.