Archivo de la etiqueta: Política cultural

La biblioteca escolar que soñamos: hacia la construcción de una política pública para las bibliotecas escolares

 

la2bbiblioteca2bescolar

La biblioteca escolar que soñamos : hacia la construcción de una política pública para las bibliotecas escolares de Colombia. 1ª. ed. Bogotá : Ministerio de Educación Nacional, 2014.

Texto completo

Diversos estudios internacionales han demostrado que la biblioteca escolar, y todo cuanto se promueve desde ella, resulta crucial en el aprendizaje y los logros académicos de los estudiantes. Algunos resultados indican que los estudiantes no repitentes tienen puntajes significativamente más altos en lectura que los que han repetido en dos o más oportunidades. Adicionalmente, un mejor desempeño en lectura está asociado con leer una gran variedad de textos y disfrutarlos, realizar actividades de lectura en línea, como consultar diccionarios o enciclopedias virtuales, leer la prensa, manejar el correo electrónico, participar en grupos de discusión o buscar y generar información en la web..

Países que cuentan con una política pública de bibliotecas escolares propenden por una articulación cada vez más profunda de estas con la comunidad educativa. Las investigaciones hechas en estos países dan muestras de la obtención de resultados positivos en el logro académico de los estudiantes. Por citar solo una de estas, en el año 2008, la National Comission on Libraries and Information Science (NCLIS) comprobó que diecinueve estados y una provincia de los Estados Unidos habían mejorado los resultados académicos de los estudiantes por el uso de la biblioteca escolar y su relación con el currículo y el cuerpo docente.

Adicionalmente, la Unesco establece que: “La biblioteca escolar es un elemento esencial de cualquier estrategia a largo plazo para alfabetizar, educar, informar y contribuir al desarrollo económico, social y cultural. La biblioteca escolar es de la incumbencia de las autoridades locales, regionales y nacionales, por eso es preciso darle apoyo mediante legislaciones y políticas específicas. Las bibliotecas escolares deben contar con una financiación adecuada para disponer de personal capacitado, materiales, tecnologías e instalaciones.”

 

 

Política cultural y bibliotecas. Planeta Biblioteca 2018/02/14

39370764155_4aabb4abb2_b_d

Escuchar el programa

Ir a descargar

 

En esta ocasión ha visitado nuestro particular “Planeta” Jesús Málaga Guerrero, ex-alcalde de Salamanca, médico, profesor e investigador para tener una amena y entrañable charla sobre la política cultural de nuestra ciudad y las bibliotecas. Hemos hablado con Jesús de la creación del sistema municipal de lectura y bibliotecas de Salamanca; y también de su actividad como investigador y usuario de los servicios bibliotecarios de nuestra universidad.

“Re|pensar las políticas culturales”. La creatividad en el corazón del desarrollo

drigeexw0aacezz

Re|Penser les politiques culturelles. La créativité au cœur du développement.  Paris: UNESCO, 2017.

Texto completo

Inglés

Francés

Informe de 2015 (español)

Las políticas culturales son necesarias para planificar y ejecutar los procesos locales, nacionales y regionales de desarrollo sin embargo, queda todavía trabajo por hacer hasta que su inscripción sea prioritaria en las agendas gubernamentales centroamericanas. Para comprender la importancia estratégica de las políticas culturales, es substancial señalar que entendemos por éstas en el marco de los programas y acciones emprendidos tanto por la administración pública, como por el sector privado o la sociedad civil, que son quienes estructuran de manera coherente y eficaz el sector cultural para satisfacer las necesidades y derechos culturales de la población.

 

En el Informe de 2018 se analizan los progresos realizados en la aplicación de la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (2005) desde la publicación de un primer informe en 2015. Reúne las contribuciones de diez expertos independientes que han colaborado con la Secretaria de la Convención, así como con BOP Consulting.

Cada uno de los informes mundiales se basa en el análisis de los informes presentados por las partes. También han utilizado otros tipos de fuentes para completar su investigación,

En la introducción, el Secretario de la Convención y el Editor en Jefe explican los objetivos a largo plazo del Informe Global, presentan los principios rectores de la Convención y el marco metodológico para monitorear el impacto de su implementación, definidos en 2015. El marco se estructura en torno a los cuatro objetivos siguientes:

Objetivo 1 APOYO A LOS SISTEMAS DE GOBERNANZA DE LA CULTURA SOSTENIBLE
Objetivo 2: Lograr un INTERCAMBIO EQUILIBRADO DE BIENES Y SERVICIOS CULTURALES, Y AUMENTAR LA MOVILIDAD DE LOS ARTISTAS Y PROFESIONALES DE LA CULTURA
Objetivo 3: INTEGRAR LA CULTURA EN MARCOS DE DESARROLLO SOSTENIBLES
Objetivo 4 – PROMOVER LOS DERECHOS HUMANOS Y LAS LIBERTADES BÁSICAS

La introducción también establece un vínculo entre la consecución de estos objetivos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS) y establece los principales elementos de una hoja de ruta que se aplicará en los próximos años para que este Informe Global pueda convertirse, a largo plazo, en una herramienta eficaz para crear nuevos espacios de diálogo político y transformación.

El informe analiza las tendencias y dificultades relacionadas con un sector que actualmente genera ingresos de 2.250 mil millones de dólares en todo el mundo y más de 250 mil millones de dólares en comercio internacional y se espera que represente el 10% de la economía mundial en los próximos años.

Sin embargo, según el Informe, que examina el impacto del entorno digital en el intercambio de bienes culturales y la remuneración justa de los artistas, se necesita la implementación de medidas políticas para apoyar la emergencia de industrias culturales dinámicas que podría verse en peligro por la concentración de plataformas de distribución basadas en Internet.

El Informe examina otras problemáticas que afectan las industrias culturales, especialmente las cuestiones de género: mientras que se estima que las mujeres representan el 45% de las personas activas en el sector cultural en todo el mundo, trabajan más a tiempo parcial que los hombres, lo que implica mayor precarización e inseguridad económica. Además, las mujeres también se ausentan de los puestos de toma de decisiones: solo el 34% de los Ministros de Cultura son mujeres (comparado con el 24% en 2005) y solo el 31% de los directores de los programas de arte son mujeres. En general, las mujeres tienden a trabajar en campos culturales específicos, como la educación y la formación artística (60%); publicación de libros y prensa (54%), medios audiovisuales e interactivos (26%), así como servicios de diseño y creativos (33%).

La libertad de expresión artística es otra fuente de preocupación, ya que los ataques contra artistas y la libertad artística aumentaron de 340 casos reportados en todo el mundo en 2015 a 430 en 2016. La movilidad, que es fundamental para la libertad artística, también es un obstáculo, ya que los artistas del Sur Global solo pueden viajar a 75 países sin necesidad de visa, mientras que los artistas del Norte Global pueden ingresar al doble de países sin un permiso especial.

 

Lectura, piratería y mecenazgo, las claves del Plan Cultura 20/20

33693023286_e139551e84_o_d

Plan Cultura 2020.

Madrid: Ministerio de Educación y Cultura. Secretaría de Estado de Cultura, Marzo 2017

Ver Plan

  • Objetivo general 1 Fomentar una oferta cultural de calidad
  • Objetivo general 2 Actualizar el marco jurídico de protección de la cultura
  • Objetivo general 3 Promover una alianza social por la cultura
  • Objetivo general 4 Extender la cultura española más allá de nuestras fronteras
  • Objetivo general 5 Impulsar la actividad creadora

 

El Plan Cultura 2020 reúne las principales iniciativas que pretende llevar a cabo la Secretaría de Estado de Cultura durante la XII Legislatura. A partir de cinco grandes objetivos, cuya suma define el modelo cultural que desea impulsar el actual Gobierno, las medidas incorporadas al presente Plan han sido seleccionadas a partir de unos criterios precisos, que podrían resumirse en los siguientes:

Transparencia: con este Plan, la Secretaría de Estado de Cultura adquiere un compromiso de transparencia. Desde el comienzo de la legislatura, se exponen de manera pública y sistemática las líneas de trabajo que se pretenden llevar a cabo. Presentar este Plan conlleva someterse, con transparencia, al juicio, el control, la evaluación y el examen públicos, precisamente por entender que es así como debe llevarse a cabo la acción política, buscando la suma de esfuerzos, siendo honestos en la definición de las metas y aceptando el compromiso de ser medidos en el logro de las mismas.

Viabilidad: el Plan Cultura 2020 es más que una mera declaración de intenciones o una simple enumeración de propósitos. El principal criterio utilizado para la selección de proyectos es que todos y cada uno de ellos sean factibles en términos políticos, presupuestarios y administrativos. Al margen de los condicionamientos sobrevenidos que pudieran aparecer en el futuro, en su enunciación todas y cada una de las iniciativas comprendidas en este Plan han sido analizadas con el debido rigor para garantizar su viabilidad y posibilidad de cumplimiento.

Novedad: el presente Plan se considera sucesor del Plan Estratégico General 2012-2015 de la Secretaría de Estado de Cultura. Así, solamente se han incluido en él medidas que vayan a iniciarse ex novo durante la presente legislatura, que busquen redefinir o ampliar proyectos ya iniciados en el Plan anterior o, en el menor de los casos, que aun estando contempladas en dicho Plan, las circunstancias no hubiesen permitido llevarlas a cabo y se considera que deben seguir formando parte de los objetivos de la Secretaría de Estado. Por tanto, el Plan Cultura 2020 no es omnicomprensivo de toda la actividad que ordinariamente desarrolla la Secretaría de Estado de Cultura ni de aquellas medidas del Plan 2012-2015 que ya están en ejecución, sino que se centra en aquellos proyectos que reúnen las características de novedad o de complemento de lo ya realizado antes mencionadas.

Colaboración política: el Plan Cultura 2020 nace con vocación de ser algo más que un plan exclusivo de la Secretaría de Estado de Cultura. En este sentido, desde la Secretaría se ha invitado a participar en el mismo a todos los grupos parlamentarios y, de hecho, el Plan contiene proyectos que han sido presentados por los grupos parlamentarios del PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea y PP. En todos estos casos, el respeto a la iniciativa de estos grupos se ha articulado mediante la elaboración por los mismos de Proposiciones No de Ley (PNLs). De entre las medidas propuestas mediante este sistema de PNLs por los diferentes grupos, las que se han incluido en el Plan cumplían con los mismos requisitos impuestos a las propias iniciativas de la Secretaría de Estado: viabilidad jurídica y presupuestaria, novedad y respeto al ámbito competencial de la Secretaría de Estado de Cultura. El Plan Cultura 2020-INTERIORES-DEFINITIVO.indd 3 14/03/2017 13:47:55
Plan 2020 se presenta, así, con un espíritu de pacto y suma de esfuerzos que mejore el imprescindible diálogo entre todos los grupos parlamentarios en materia cultural.

Colaboración interadministrativa: numerosas iniciativas de las contenidas en el Plan requerirán para su ejecución de la cooperación entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas, para lo cual constituye un marco fundamental para el cumplimiento del mismo la Conferencia Sectorial de Cultura. De igual modo, en el Plan no sólo se incluyen medidas propuestas por órganos administrativos diferentes a la Secretaría de Estado de Cultura, sino que, en muchos casos, será necesaria la colaboración con otros Ministerios e instituciones. Ese doble cauce de cooperación interadministrativa es una premisa fundamental para el éxito de este Plan y forma parte, como la cooperación política, del deseo de convertir las políticas culturales en un asunto esencial que implique a todos los poderes públicos.

A partir de estos principios, el Plan Cultura 2020 se ha elaborado con rigor técnico, utilizando herramientas de la planificación estratégica, lo que permitirá su seguimiento y permanente evaluación a partir de indicadores concretos y objetivos. Es un documento de trabajo que servirá de guía y, a la vez, de instrumento de control de la actividad de la Secretaría de Estado de Cultura a lo largo de toda la legislatura. La realización y el desarrollo de los proyectos que contiene el Plan Cultura 2020 no podría acometerse sin el compromiso decidido del equipo humano con el que cuenta la Secretaría de Estado de Cultura.

Éste aporta, como ocurre normalmente en las organizaciones públicas, una parte importante del talento de la sociedad. Su profesionalidad y su espíritu de servicio constituyen la garantía de que el reto institucional que supone el desarrollo operativo del Plan, que extiende sus propuestas al próximo cuatrienio, se afronta con el respaldo profesional necesario para alcanzar durante este periodo un balance positivo de gestión.

Constituciones españolas: 1808-1978

29665991320_8a3047f11b_n_d

Díaz Rico, J. C. (2016). [e-Book] Constituciones españolas: 1808-1978. Madrid, Universidad Carlos III de Madrid, 2016

Texto completo

This book contains all the Spanish constitutions of the19th and 20th centuries taken from the original texts in the Archive of the Spanish Congress of Deputies, followed by a chronology of the period. Altogether there are nine constitutions in force throughout the foresaid time and two never promulgated (1856 y 1873).— Este libro contiene todas las constituciones españolas de los siglos XIX y XX según los textos originales pertenecientes al Archivo del Congreso de los Diputados acompañadas de una cronología del periodo. Son en total nueve constituciones vigentes dentro del tiempo indicado y dos no promulgadas (1856 y 1873).

Política de Lectura y bibliotecas

14

Política de Lectura y bibliotecas. [e-Book]  Bogotá, Biblioteca Nacional de Colombia, 2010.

Texto completo

El presente documento parte de la necesidad de definir una política de lectura y bibliotecas que permita asegurar las posibilidades de acceso de toda la población colombiana a la lectura, la información y al conocimiento, sin discriminaciones de ningún tipo, y que garantice para las generaciones presentes y futuras la reunión, conservación, control y divulgación de su patrimonio bibliográfico y documental en los diferentes soportes, para conocimiento y memoria del país, de su historia y de su cultura.

En el mundo actual, el desarrollo y vigencia de una sociedad y de sus individuos depende, en gran medida, de la posibilidad de participar, con producción y acceso, de las redes globales de información y conocimiento. Las bibliotecas públicas juegan un importante papel en este proceso y este papel puede llegar a ser definitivo en un país en desarrollo como el nuestro. Según datos de 20052 , en nuestro país existen 355 librerías y 583 puntos de venta. El 44% de estos puntos de venta se concentra en Bogotá, el 10% en Medellín y el 8% en Cali y trece departamentos tienen menos de cinco librerías, lo que significa que, en estos departamentos, la biblioteca pública es casi la única forma que tienen sus habitantes para acceder al libro o a un computador. Las bibliotecas se convierten así en centros fundamentales para la formación y el crecimiento intelectual y cultural de los colombianos. Son también espacios propicios para afianzar el gusto por la lectura y la escritura, para el encuentro de las comunidades alrededor de sus temas de interés y para que tengan un sitio que les permita valorar, conservar y dar a conocer su cultura y su memoria.

Culturas políticas y políticas culturales

Grimson, A . (ed). “Culturas políticas y políticas culturales.” Buenos Aires: Clasco, 2014

Texto completo

En 2012 se realizó en el Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad Nacional de San Martín el III Seminario Internacional de Posgrado de la Red de Estudios y Políticas Culturales. Este seminario, que tuvo eventos similares en Chile, México y Colombia, es parte de las actividades de una red de posgrado del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales y del Centro de Alto Estudios de la Organización de Estados Iberoamericanos. Para la realizacón del evento de Buenos Aires contamos con el importante apoyo de la Fundación Heinrich Böll, institución alemana que también auspicia la publicación de este libro. El seminario estuvo centrado en los estudios y debates sobre “Culturas políticas y políticas culturales”. Los temas abarcaron las configuraciones culturales, las políticas de la alterización, las políticas musicales, las teorías feministas, la diversidad y los derechos humanos, la ciudad y el arte, y las concepciones del sentido común. Dictaron clases Eduardo Restrepo (Universidad Javeriana de Bogotá), Ángel Quintero (Universidad de Puerto Rico), Karina Bidaseca (IDAES-UNSAM), Eduardo Nivón (Universidad Autónoma Metropolitana, de México), Víctor Vich (Pontificia Universidad Católica de Perú), además de José Nun (IDAES-UNSAM) y quien suscribe. Más de cincuenta estudiantes de doce países de América Latina realizaron el Seminario. Este libro recoge una selección de los textos realizados por los estudiantes, que abarcan diferentes temas y países, así como la conferencia especial de José Nun.