Archivo de la etiqueta: Bibliotecas universitarias

Organización del trabajo en la Biblioteca de Investigación

library

Schonfeld, R. C. (2016). [e-Book]  Organizing the Work of the Research Library, Ithaka S + R, 2016.

Texto completo

 

Establecida en una época en la que la colección era el centro de la biblioteca, la biblioteca de investigación se está alejando hoy de estructuras organizativas centradas en la construcción y el desarrollo de la colección. Las bibliotecas de investigación están llevando a cabo una serie de transformaciones radicales: de la impresión a la electrónica, de la colección local a la compartida, de la licencia a la apertura, de lo general a lo distintivo, de las colecciones a la participación, del selector al socio. Para apoyar esta transformación, las bibliotecas están desarrollando estructuras diseñadas para abarcar todo el potencial de la biblioteca como un socio central del campus que apoya el uso, y a veces la creación, de recursos de información para la investigación, la enseñanza y el aprendizaje.

En este proyecto, Ithaka S + R examinó la estructura organizativa de las bibliotecas de investigación, así como temas relacionados con el liderazgo y la gestión del cambio a través de una serie de entrevistas con directores de bibliotecas. Algunos se centran en el desarrollo profesional o en la cultura organizacional, otros se centran en la planificación estratégica o en hacer las cosas. Si bien este documento se centra en los componentes estructurales del liderazgo bibliotecario, reconoce que en la práctica organizativa todos estos temas están interconectados y en los estilos de liderazgo la estructura es a veces un subproducto más que un principio organizador.

Cuando las bibliotecas de investigación eran más operaciones centradas en las colecciones, tendían a tener más estructuras orientadas a procesos.  En los últimos años, muchas bibliotecas han cambiado su énfasis para mantenerse al día con los cambios en las prácticas de investigación, enseñanza y aprendizaje, y también para abordar los imperativos estratégicos universitarios. Como resultado, los directores están gravitando hacia estructuras que permiten la innovación, que pueden extenderse para incorporar nuevos servicios, y que se alineen con un nuevo entorno de información y hacia el lugar cambiante de la universidad de investigación en la sociedad.

En última instancia, este proyecto analizó la diversidad de modelos e identificó las principales características comunes entre las instituciones, así como algunas de las diferencias intencionales. Los principales resultados incluyen:

  • Los directores de las bibliotecas parecen estar cambiando la forma en que estructuran el papel de los bibliotecarios universitarios , considerándoles como líderes organizacionales.
  • Los directores están utilizando la estructura organizativa para impulsar una reasignación de los presupuestos de personal y materiales para las colecciones generales, con un objetivo a largo plazo de reducir ambos a favor de otras prioridades. La alineación entre la estrategia y las estructuras organizativas en estas áreas de responsabilidad está especialmente bien establecidas.
  • Los directores también están presionando para establecer nuevos enfoques a las funciones de divulgación y participación, un área con mucha experimentación.
  • Por último, los directores son menos uniformes en las áreas de tecnología de biblioteca, donde los enfoques van desde los esfuerzos para construir una “Silicon Valley” a aquellos en los que los directores parecen inseguros sobre cual es la mejor manera de gestionar los recursos tecnológicos estratégicamente.

Hoy en día, parece que no existe un único modelo óptimo para la estructura organizativa de una biblioteca de investigación. Los diferentes enfoques que se persiguen reflejan los esfuerzos para experimentar e innovar en el contexto de diferentes puntos de vista sobre el liderazgo, diferentes historias y culturas organizacionales y una variedad de otros factores. La instantánea proporcionada en este informe sugiere consideraciones extensas para otras bibliotecas que persiguen el cambio organizacional.

 

Anuncios

 Las revistas culturales en las bibliotecas públicas y universitarias Presencia. Lectores. Nuevos recursos

revistas-bibliotecas-arce

Las revistas culturales en las bibliotecas públicas y universitarias Presencia. Lectores. Nuevos recursos  [e-Book]  Madrid, ARCE, 2016.

 

Texto completo

 

En el año 2006, la Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE) abordó por primera vez un estudio sobre la presencia y comercialización de las revistas culturales en el ámbito bibliotecario , dirigido a conocer la realidad de las revistas culturales en las bibliotecas universitarias (BU) y las bibliotecas públicas (BP). Desde entonces, la Asociación ha mantenido esa línea de investigación y ha propiciado otros ámbitos de trabajo y reflexión en relación con el mundo bibliotecario y con las propias bibliotecas. Entre esas actividades, cabe destacar la organización de exposiciones y actuaciones relacionadas con las revistas culturales llevadas a cabo en distintos espacios en las bibliotecas públicas y universitarias, el contacto activo y continuo con bibliotecas y bibliotecarios en las distintas ferias nacionales e internacionales a las que ARCE acude, y la participación en proyectos comunes de colaboración, a través de la gestión de suscripciones que se realizan desde ARCE para bibliotecas de España y de todo el mundo, entre otras entidades e instituciones.

 

¿Qué sentido tienen los makerspaces en la biblioteca universitaria?

csm-faculty_prof_devel_tool_lending

Making sense: can makerspaces work in academic libraries?

J Burke

“La importancia está en que la técnica se ha democratizada. Las herramientas de la creatividad se han convertido en herramientas del habla. Así es como nuestros hijos hablan, cómo nuestros hijos piensan. Es una manera de alfabetización para esta generación. Es lo que nuestros hijos son como entienden las tecnologías digitales y su relación con ellos mismos “.

Lawrence Lessig

“Maldita sea, las bibliotecas no deberían únicamente cafés del libro en internet, deben de ser lugares donde las comunidades se reúnan para enseñarse mutuamente, donde los iniciados trabajan junto a los más motivados para mostrarles cómo dominar las nuevas herramientas de la era del conocimiento hasta aquellas más básicas”

Cory Doctorow

“La misión de los bibliotecarios es mejorar la sociedad facilitando la creación de conocimiento en sus comunidades”

David Lankes

 

El surgimiento de los espacios de producción como concepto comenzó alrededor de 2005 con el comienzo de la revista Make: y su promoción de proyectos creativos y métodos para hacer. Makerspaces o FabLabs son espacios creativos de bricolaje donde la gente puede reunirse para crear, inventar y aprender. En las bibliotecas a menudo tienen impresoras 3D, software, artesanía y suministros de hardware y herramientas convencionales. La naturaleza práctica de los espacios de producción, ya sea centrada en la creación digital o física, contribuye a que las personas aprendan habilidades, software y los procesos involucrados.

Los participantes, o fabricantes, pueden crear artículos digitales y físicos en espacios de trabajo comunes usando equipos y recursos compartidos. Los elementos esenciales de los makerspaces son las herramientas, el espacio y la experiencia compartida junto con un espíritu de exploración y descubrimiento individual a través de actividades creativas

El propósito  de los espacios de fabricación es proporcionar capacitación grupal sobre actividades creativas específicas y también ofrecer laboratorio abiertos para que los individuos trabajen de forma independiente o en pequeños grupos de colaboración en sus proyectos.

La creación de los espacios de producción en bibliotecas universitarias, públicas y escolares tienen que ver principalmente con los fines y objetivos de los entornos en los que operan estos tres tipos de bibliotecas. Pero ¿Qué posibilidades tiene la creación de makerspaces como espacios de aprendizaje dentro de los servicios de bibliotecas universitarias?. Ello tiene que tener en cuenta dos cuestiones clave: ¿Cómo se logra y se apoya el aprendizaje en los espacios de producción? ¿Qué pueden aportar los servicios de bibliotecas universitarias a la organización y el apoyo eficaces de los espacios de producción? Esto tienen que ver con algunos aspecto clave que se alinean con algunos de los grandes objetivos de la biblioteca del siglo XXI, El espacio de producción puede ofrecer oportunidades para:

  • Aprendizaje experimental
  • Fomento de la colaboración
  • Creación de comunidades de práctica
  • Autoeficacia a través del aprendizaje social
  • Servicios de biblioteca en expansión

Todo ello tiene implicaciones culturales más amplias, incluido el valor social potencial de los espacios de producción como espacios creativos transformadores que potencian las comunidades y los individuos.

Ello tiene una implicación mayor en el contexto universitario donde existen laboratorios relacionados con las prácticas de aprendizaje, pero como se pregunta Jhon Burke ¿Podría integrarse estos modos de aprendizaje flexible abierto y autodirigido en estos espacios reglados? Es posible que los espacios de los creadores académicos tiendan a centrarse más en proyectos relacionados con la disciplina que involucran el modelado de productos y la creación de prototipos para ingeniería, diseño o marketing. Pero por otra parte, los makerspaces puede ser un mecanismo para animar a los estudiantes a experimentar y aprender más allá del aula y fuera de la estructura normal de sus tareas. Los espacios de producción favorecen que los estudiantes experimente con nuevos medios de creación y, al hacerlo, fortalezcan el aprendizaje que experimentan en sus cursos.

En conclusión la creación de espacios de fabricación en bibliotecas universitarias tiene una serie de beneficios muy positivos para los estudiantes, ya que segúb Burke, el espacio de producción puede ofrecer oportunidades para:

  • Aprendizaje práctico: Los estudiantes pueden construir objetos y aprender y practicar habilidades creativas con diversas tecnologías y medios.
  • Colaboración: Los estudiantes pueden trabajar en colaboración con sus compañeros y con los creadores más experimentados para crear trabajos juntos, aprender valiosas habilidades de participación colectiva y beneficiarse de las aportaciones e ideas de los demás.
  • Aprendizaje autodirigido: Los estudiantes pueden usar los materiales en el espacio de producción para seguir preguntas o explorar y revisar conceptos a su propio ritmo.
  • Educación STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics): Los estudiantes pueden crear y practicar con elementos relacionados con los campos STEM y el makerspace puede apoyar la enseñanza y el aprendizaje en estas disciplinas.
  • Prototipos: Los estudiantes pueden crear modelos de productos que diseñan y luego probar, alterar y mejorar rápidamente sus prototipos usando herramientas en el espacio de diseño.
  • Bricolaje: Los estudiantes pueden explorar cómo funcionan los dispositivos o objetos y ahondar en la solución de problemas o crear nuevas variaciones.
  • Cultura abierta: Los estudiantes pueden experimentar un ambiente abierto de diseño y compartición en el espacio de producción, donde pueden aprender cómo la cultura creadora depende del libre intercambio de ideas e información.
  • La formación del espacio de producción está en consonancia con la misión de la biblioteca, y/o con la concreción de  actividades de extensión a esa misión. Ya que el espacio de producción es una manera para que la biblioteca proporcione acceso a servicios, materiales y habilidades que los usuarios no pueden obtener por sí mismos.

 

Por lo tanto es crucial que las bibliotecas consideren la posibilidad de implementar espacios de fabricación, dada la naturaleza abierta e interdisciplinaria de la mayoría de las bibliotecas académicas.Pudiéndose argumentar que son el mejor lugar para tener un makerspace en el campus.

Más sobre Makerspaces y Bibliotecas Universitarias

 

Una biblioteca es el corazón y la esencia de una universidad

Bibliotheken - Libraries - Bibliothèques

 

“Una biblioteca es el corazón y la esencia de una universidad. Sin el acceso a grandes cantidades de información, ni el profesor, ni el estudiante pueden hacer un trabajo exacto. es la base de la investigación. Es la fuente de información, tanto antigua como nueva. Es un lugar para el siempre presente desafío de buscar conocimiento más allá de lo que se da en el aula”

Gordon B. Hinckley, 2000

Luz Roja, Luz Verde: el compromiso de la bibliotecas universitarias con las licencias de adquisición para fortalecer su posición negociadora

188051

“Red Light, Green Light Aligning the Library to Support Licensing”.   Ithaka S+R, 2017

Texto completo

 El movimiento en favor del acceso abierto, dirigido en buena manera por las bibliotecas universitarias, ha ampliado considerablemente el acceso a la información científica para toda la comunidad. Sin embargo, los precios de ciertos recursos académicos siguen superando los aumentos presupuestarios, y los bibliotecarios consideran que no tienen el control de los presupuestos y los precios. ¿Qué pasa si las bibliotecas encuentran la manera de asociarse con el objetivo de estabilizar o reducir lo que pagan a las grandes multinacionales de la información electrónica?. El informe propone que las bibliotecas universitarias se involucren más para retomar el control de su presupuesto de colecciones, simplemente que las bibliotecas encuentren la manera de actuar con un solo propósito:  fortalecer su posición negociadora. 

Hay pocas pruebas de que el acceso abierto haya llevado a reducir los gastos en licencias, y casi con toda seguridad ha dado lugar incluso a un incremento de los ingreso  obtenidos por licencias de acceso a contenido de algunos de los mayores editores.

Las bibliotecas están limitadas en sus negociaciones. Compran como agentes en nombre de una comunidad universitaria que frecuentemente exige acceso sin tener ningún incentivo para preocuparse por los precios y otras consideraciones.  En los últimos años, las bibliotecas han sido en gran medida reticentes o incapaces de cancelar recursos de contenido. Esto crea una dinámica unilateral de desventaja para las bibliotecas. Pero al menos algunas bibliotecas parecen estar preparadas para adoptar una posición más sólida a este respecto.

 

Proyecto estratégico de Horizon Report sobre alfabetización digital en la educación superior

2016-10-25_11-50-11

Digital Literacy in Higher Education. NMC, 2016

Part. I.  An NMC Horizon Project Strategic Brief

Texto completo

Part II. An NMC Horizon Project Strategic Brief, , NMC, 2017

Texto completo

New Media Consortium (NMC) acaba de publicar el informe Digital Literacy in Higher Education, junto con la Conferencia Anual 2016 de EDUCAUSE. Comisionado por Adobe, el informe especial explora el avance de la alfabetización digital, y como está generando nuevas propuestas sobre cómo preparar mejor a los estudiantes para las demandas de la economía tecnológica global en la educación superior. Este proyecto se puso en marcha debido a la falta de consenso sobre cómo definir la alfabetización digital e implementar programas efectivos. 

Este proyecto se puso en marcha debido a la falta de consenso sobre cómo definir la alfabetización digital e implementar programas efectivos. Para ello se diseñó y distribuyó una encuesta entre directores y profesionales de la educación superior, con el objetivo de entender como están impactando las iniciativas de alfabetización digital en los respectivos campus universitarios.

La investigación del NMC analiza la situación actual, con el fin de conocer los múltiples modelos de alfabetización digital que se están implementando.- alfabetización universal, alfabetización creativa y alfabetización entre disciplinas – en torno a los cuales proliferan distintas habilidades y competencias a desarrollar.

Una de las conclusiones a las que llega este análisis se centra en que los líderes de la educación superior y las empresas tecnológicas prioricen a los estudiantes como creadores, aprendiendo a través del acto de creación de contenido en lugar de ser meramente consumidores pasivos. -cuestión que ya se recoge en el documento Marco para la Alfabetización en Información para la Educación Superior de ARL . Además, la publicación recomienda que los colegios y universidades establezcan colaboraciones productivas con la industria, el gobierno y las bibliotecas para proporcionar a los estudiantes acceso a las últimas tecnologías y herramientas.

La parte II  recoge el proyecto estratégico Horizon sobre alfabetización digital en la educación superior

 

 

Alfabetización informacional y prácticas de investigación

issuebrief_infoliteracy_coverthumb_blog_201411

Foster, N. F. . [e-Book]  Information Literacy and Research Practices, Ithaka S+R. Texto, 2014

Texto completo

El 12 de noviembre de 2014, el ACRL publicó el tercer borrador del  Framework for Information Literacy for Higher Education y se solicitó a la comunidad que hicieran comentarios al mismo y de esta manera proporcionaran una retroalimentación adicional.

Nancy Fried Foster, antropóloga superior de Ithaka S + R, demuestra cómo  los investigadores se adhieren a muchas de las metas descritas en el proyecto del Marco para la alfabetización informacional en educación superior, y argumenta que el Marco “capta de manera más realista lo que realmente hacen las personas alfabetizadas y representa un avance significativo en la incorporación de una comprensión sofisticada de la práctica del trabajo académico en los fundamentos de la Biblioteconomía”

.