Archivo de la etiqueta: Bibliotecas móviles

El bibliocarromato del maestro La Cava recorre el sur de Italia llevando el amor a la lectura

 

la20cava20antonio202

“El “Bibliomotocarro”

https://www.ilbibliomotocarro.com/

 

Antonio La Cava, un maestro de escuela italiano jubilado, decidió que después de 42 años de enseñanza, podría hacer aún más para difundir el amor por la lectura entre los niños. Así que en 2003, compró una motocicleta Ape usada y la modificó para crear una biblioteca portátil que le permite llevar unos 700 libros. Desde entonces ha estado viajando en el “Bibliomotocarro”.

Cada semana, viaja a los pueblos de la región de Basilicata, en el sur de Italia, con el sonido de un órgano anunciando la llegada del Bibliomotocarro. Cuando escuchan la canción, los niños acuden a la biblioteca móvil con un entusiasmo que normalmente se reserva para la aparición de un camión de helados. La ruta de 8 paradas de La Cava le lleva a más de 500 kilómetros cada viaje, que realiza de forma totalmente gratuita.

En una entrevista el año pasado, La Cava explicó que su experiencia en el sistema escolar le dejó con la sensación de que había una mejor manera de enseñar a los niños a amar los libros, diciendo: “El desinterés por la lectura a menudo comienza en las escuelas donde se enseña la técnica, pero no va acompañado de amor. Leer debería ser un placer, no un deber”.

 

549049_orig

Una biblioteca móvil infantil a lomos de un camello que recorre el desierto de Gobi

 

locus_11217

 

Dashdondog Jamba. Ha dedicado su vida a escribir, traducir, publicar y transportar libros para niños de toda Mongolia en su camello sin ningún tipo de financiación que la que obtiene de sus publicaciones y traducciones. 

 

Dashdondog Jamba durante los últimos 20 años ha viajado 50.000 millas (137.000 kilometros) por el desierto del Gobi, a través de cada provincia de Mongolia a lomos de su camello, sólo contando con la colaboración de su esposa y su hijo. A menudo pasan varios días en un mismo lugar para dar a tantos niños como sea posible la oportunidad de leer sus libros. A

“Es un poco diferente de otras bibliotecas”, dice Jamba. “Las paredes de esta sala de lectura están hechas de montañas cubiertas de bosque, el techo es azul, el suelo es una estepa cubierta de flores, y la bombilla de lectura es el sol.”

Jamba creó su biblioteca móvil a principios de la década de 1990, poco después de que Mongolia abandonara el comunismo y adoptara la economía de libre mercado. Y a pesar de que la vida cambió en general para bien, ninguna entidad pública quiso hacerse cargo de la lectura. La mayoría de las bibliotecas infantiles se convirtieron en bancos. Jamba intentó mantener vivas las bibliotecas. “Aunque había luchado contra ello”, dijo, “mis esfuerzos no funcionaron”. Pero no se rindió. Deicidió que si los niños no tenían un lugar donde ir a buscar libros, él les llevaría los libros a los niños. Actualmente atiende a un millón de mongoles que viven como nómadas o seminómadas en medio del desierto del Gobi.

Desde entonces, ha estado escribiendo libros para niños, traduciendo literatura juvenil extranjera al mongol y llevando libros a niños que de otra manera nunca los leerían. Varios de sus libros originales han ganado el premio al Mejor Libro de Mongolia. Algunas de sus historias han sido cantadas. Algunos se han convertido en películas. En 2006, su biblioteca móvil ganó el prestigioso premio ibby-Asahi Reading Promotion Award.

Pero más notable que cualquiera de estos honores es el hecho de que Jamba ha hecho la mayor parte de su trabajo sin compensación financiera. La mayor parte del dinero para publicar, traducir, imprimir y movilizar proviene de su propio bolsillo, de las ganancias que obtiene de la venta de sus libros originales.

Dashdondog Jamba que nació en 1941. A los diecisiete años, alcanzó fama de escritor infantil y ha publicado más de setenta libros para niños pequeños, de los cuales veinticuatro se han publicado en el extranjero. Ha traducido más de cincuenta libros de escritores extranjeros, empezando por las historias de Hans Christian Andersen. Ha dedicado cuarenta años de su vida a proporcionar a los niños de Mongolia la oportunidad de experimentar la literatura de alta calidad.

En la calle con historias a bordo de un tuk-tuk : una biblioteca para todos

 

logo_deitado

Na Rua com Histórias – Uma Biblioteca Para Todos

https://naruacomhistorias.pt/

 

“Na Rua com Histórias – Uma Biblioteca Para Todos” es el nombre de la iniciativa que, de manera itinerante, llevará la literatura a 10 mil lectores de los libros de las zonas turísticas de Libsoa:  Alfama, Castelo, Graça, Castelo de São Jorge, Largo da Severa, Chafariz y Mouraria. Se trata de bibliotecas móviles que recorrerán la ciudad de Lisboa en los ya populares Tuk-Tuk de turistas, donde se podrán solicitar y reservar libros, así como conocer sugerencias de lecturas semanales.  Los objetivos específicos de la iniciativa son: La inclusión social, aumentar la autoestima, combatir el aislamiento de las personas, promoción la participación activa, ofrecer un espacio neutral para personas de diferentes orígenes, compartiendo historias y libros, contribuir a la transformación individual y social y la lucha contra el analfabetismo.

 

 

A primera vista, lo último que falta en Lisboa son más tuk-tuks. Incluso el tuk-tuk del Papa Bento XVI pertenece a una compañía de la ciudad. Pero esta historia es otra, contada por Elsa Serra, narradora profesional desde 1999 y mentora de este proyecto que quiere llevar historias, libros y sonrisas a estos lugares históricos. Se calcula que en la zona centro de Lisboa hay un 64% de ancianos. Elsa, la contadora de historias va a la casa de ancianos para leer y conversar

Elsa Serra es contadora de historias. Lo hace desde hace 17 años, pero normalmente es el público infantil que la acoge por escuelas y bibliotecas. Hace tres años, después de haber sido diagnosticada una artrosis en la cadera que la obligó a quedarse más tiempo en casa, tuvo tiempo para mirar alrededor y percibir que en el piso de abajo, vivía alguien en profunda soledad. “Tenía una vecina de 93 años que estaba todo el día sola. Tenía apoyo a domicilio, pero no había alguien que simplemente le hiciera compañía. Fui allí con ella y le leía un cuento”. A partir de ese momento, que se repitió a menudo, se dio cuenta de la carencia de alfabetización en su barrio y le surgió la pregunta: ¿Por qué no creo una biblioteca itinerante y llego a todos? La idea empezó a ganar forma en su cabeza. Quería llegar a aquellos que estaban solos, que no tenían acceso a los libros, principalmente a los ancianos. ¿Pero como? No podía simplemente llegar a la puerta de su casa y pedir entrar. Eso sonaría mal, tal vez hasta tuvieran miedo de recibir una extraña. Por eso, fue a la Junta de Freguesia de Santa María Mayor y presentó la idea: conocer a ancianos que vivían solos, crear una red de visitas y visitarlos para leer el periódico, una revista, un libro o simplemente estar presente para escucharlos.

A partir de ese momento, que se repitió a menudo, se dio cuenta de la carencia de alfabetización en su barrio y le surgió la pregunta: ¿Por qué no creo una biblioteca itinerante y llego a todos? La idea empezó a ganar forma en su cabeza. Quería llegar a aquellos que estaban solos, que no tenían acceso a los libros, principalmente a los ancianos. ¿Pero como? No podía simplemente llegar a la puerta de su casa y pedir entrar. Eso sonaría mal, tal vez hasta tuvieran miedo de recibir una extraña. Por eso, fue a la Junta de Freguesia de Santa María Mayor y presentó la idea: conocer a ancianosque vivían sólos, crear una red de visitas y visitarlos para leer el periódico, una revista, un libro o simplemente estar presente para escucharlos.

Pero el plan, que poco después se transformó en el proyecto “En la calle con historias – Una biblioteca para todos”, fue recibido con entusiasmo y, con el auxilio de una asistente social y del mediador comunitario comenzaron a seleccionar casos.”Las primeras visitas son siempre para conocer a la persona, sus intereses, lo que le gusta hacer. Sólo después vuelvo a visitar para leer”, comienza a explicar Elsa Serra, que cuenta que muchas de aquellas personas que viven solas ven en la lectura un pretexto para sentirse cerca de alguien y para conversar un poco. Cada visita es un momento único. “La conversación gira la mayoría de las veces alrededor de médicos y enfermedades, de la soledad … la lectura es una forma delicada de cambiar de tema”, dice, contando que le gusta llevar a leer pequeños cuentos con metáforas sobre la vida para “que se queden a pensar y reflexionar en lo que escuchan “.

 

image

 

“Compartir historias, oírlas, nos hace bien y es muy constructivo. Más que un momento lúdico, es un momento que contribuye a construir la autoestima, principalmente en la construcción del lado más emocional y de los afectos “

Elsa Serra

 

Elsa Serra, autora de cinco libros, formadora, contadora en sesiones de cuentos promovidos por librerías, bibliotecas o escuelas y organizadora de talleres de escritura creativa para niños y adolescentes, con la ayuda de esta amiga que tenía el tuk-tuk del medio ambiente, amplió la dimensión social de su trabajo: “Queremos dar vida a los que están solos y no solos“, defiende Elsa, que quiere que este proyecto llegue a toda la población de los barrios históricos, ya sean ancianos, niños, familias o incluso refugios semicirculares.

 

products_cargo_bg1

Con la biblioteca itinerante “Na Rua com Histórias”, inspirada en las antiguas bibliotecas itinerantes de la Fundação Calouste Gulbenkian, se quiere llevar la biblioteca a las estrechas calles de Lisboa, y detenerse, motivar a todos a salir de casa, y también ir al encuentro de los que viven solos, y que habitualmente no van a las bibliotecas, llevándoles libros, periódicos, revistas, leyendo en voz alta, con esperanza, afecto y creación de valor. Dar oportunidad a la transformación individual y social. “Hay mucha emoción. Al mismo tiempo que estoy promoviendo la lectura y la alfabetización, estoy contribuyendo al reencuentro de afectos de las personas que están solas“ cuenta Elsa.

El proyecto “En la calle con historias” todavía está en fase embrionaria. Elsa Serra pretende extender esta idea a otras parroquias y cuenta ya con algunos socios. “El objetivo es estar un día en cada barrio, hacer una visita semanal a esos lugares e intentar que las personas también, vengan con nosotros a la calle. Muchas de ellas tienen mucha vida, pero el cuerpo ya no corresponde y necesitan estímulos

 

Fuentes:

Tuk-tuk arranca como biblioteca nas zonas históricas Por Renata Lima Lobo Publicado en Time out. Segunda-feira 21 Maio 2018, 17:33

Elsa, a contadora de histórias que vai à casa de idosos para ler e conversar
OBSERVADOR 18 Dezembro 2016 Susana Otão.

Bibliobuses. Planeta Biblioteca 2018/04/19

41569257891_f4e1a48c6f_b_d

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

Roberto Soto es Jefe de Sección de Coordinación de Bibliotecas de la Diputación de León y Presidente del Congreso de Bibliotecas Móviles. Roberto ha visitado nuestro Planeta para conversar sobre el tema que le apasiona y en el que es un gran experto: Los bibliobuses o bibliotecas móviles. Con él hemos hablado de la creación de este servicios, las razones, las primeras iniciativas, en que zonas es indicado un servicio de este tipo, que es un bibliobús y que particularidades tiene, como es técnicamente este servicio y quienes lo atienden, particularidades y anecdotas a bordo del bibliobús, la incidencia de la llegada de la digitalización y las posibilidades de futuro de este servicio tan particular que como nos ha recordado Roberto cubre el 23% de la población atendida por bibliotecas.