Archivo de la etiqueta: Argentina

Crisis y derrumbe del sector editorial argentino

 

20190604-1420.3erinforme-ouba

Daniel Filmus, Mauro Dobruskin, Esteban Rico, Sylvia Saitta y Adrián Vila. Crisis y derrumbe del sector editorial argentino. Buenos Aires: Observatorio Universitario de Buenos Aires (OUBA) , 2019

Texto completo

FAHRENHEIT CRIOLLO
CUARTO AÑO CONSECUTIVO DE DEBACLE DEL LIBRO ARGENTINO

“En lo que va de 2019 se generaron 22,6 millones de ejemplares. Esto muestra una pérdida de un cuarto de tirada promedio para la edición general argentina“, dijo el especialista en Políticas Editoriales de la UBA Adrián Vila.

 


 

Los  números hablan por sí solos

por Adrián Vila

Se presenta el 3er. informe del Observatorio Universitario de Buenos Aires (OUBA) y se comentará la propuesta de creación del Instituto Nacional del Libro. Participarán: Daniel Filmus, Mauro Dobruskin, Esteban Rico, Sylvia Saitta y Adrián Vila. Coordinará: Américo Cristófalo.

Los  números hablan por sí solos: de 83 millones de ejemplares de tirada en 2016 se pasó a 63 millones en 2017 y a 51 millones en 2018. En lo que va de 2019 se tiraron 22,6 millones de ejemplares. Esto muestra una pérdida de un cuarto de tirada promedio para la edición general argentina.

En términos de inversión directa del Estado el presupuesto de Fomento y Apoyo Económico a Bibliotecas Populares, evoluciona de $155 millones en 2018 a $115 millones en 2019. Una reducción del 25%. Si tomamos en cuenta la inflación que se espera para 2019, la reducción es de casi el 60%.

Todavía no se notan los “beneficios” de la devaluación en las exportaciones. El alza de las retenciones tampoco colabora.

Hay que estar atentos a la continuidad del proceso de concentración que se inició en EE.UU. en los 80, que acá se desarrolló en los 90 con la venta de naves insignia de la industria editorial (caso Sudamericana y Paidós, por ejemplo). Es un fenómeno que a escala internacional continúa: esta semana Penguin Random House adquirió Salamandra y el efecto “dólar alto” puede implicar estrategias similares en Argentina de parte de los grandes grupos. Habría que ver cómo impactan estos fenómenos en la bibliodiversidad, en la diversidad de contenidos.

En cinco años, Penguin Random House GE ha adquirido Alfaguara (2014), Ediciones B (2017) y, hace tres semanas, Salamandra.

“Formamos parte de un gran grupo, Penguin Random House, que es líder en lengua inglesa y alemana; y ahora, con esos movimientos, ya lo somos en el mercado de lengua hispana mundial en ediciones generales. Miramos el castellano como un colectivo de 570 millones de habitantes en diferentes mercados. Penguin Random House está invirtiendo en los de mayor crecimiento: India, Brasil, China… Y América Latina es uno. Llevamos cuatro años consecutivos creciendo allí y en España: son mercados estables. Y se pueden conseguir más lectores.”

Nuria Cabutí, consejera-delegada de Penguin Random House Grupo Editorial.

 

Habría que ver cómo editoriales y librerías añaden a sus catálogos (y a sus planes de venta) los libros digitales. El ecosistema digital está en constante expansión y se está transponiendo literatura nacida impresa en papel de manera sostenida. Un estudio sobre literatura latinoamericana que hemos realizado en un equipo de la Universidad de Salamanca nos muestra que en tres años (2015-2018) se ha digitalizado un 10% más de los títulos de la base de datos que disponíamos. Pasamos de un 31% del corpus buscado en 2015, a un 41% en 2018.

Los libros digitales poseen algunas ventajas: su estructura de costos es menor (una vez realizado, ya está, no se sigue produciendo en reimpresiones y reediciones). El tema es qué hacen las librerías físicas, cómo se insertan en el nuevo modelo. Otro tema es el de las imprentas.

Una política del Estado para promover la traducción en el exterior de títulos de autores argentinos es algo óptimo. El Programa Sur de Traducciones de Cancillería subsidió (hasta 3200 dólares por traducción como máximo) la traducción de 1360 obras en 45 idiomas desde 2009.

También lo sería una política de subsidios y créditos para la compra de derechos para traducciones al castellano en el mercado internacional. La industria editorial argentina se hizo grande en la época “dorada” de traducciones. Hoy el mercado es muy diferente, pero habrá que ver cómo recolocar nuestras traducciones en el área idiomática del castellano.

La creación del Instituto del Libro sería un buen comienzo: El ejemplo del cine argentino es paradigmático, pero habría que ver cuándo y cómo impacta sobre los resultados de la industria los beneficios de disponer de esa estructura.

 

Algunos datos actuales

 

  • Apple se transformó en agosto de 2018 en la primera empresa norteamericana que supera la cotización de US$1 billón. Un mes después, lo logró Amazon.
  • El récord histórico de Apple respondió a dos motivos fundamentales: sus ventas aumentaron 17% anual (US$53.300 millones) en el segundo trimestre de 2018, con 41.300 millones de unidades vendidas, la mitad en China. Hay que sumarle que repatrió más de US$350.000 millones, de los US$1.4 billones que tiene en el exterior, en el primer semestre del año pasado. Desde noviembre del 2018 a mayo de este año, la compañía adquirió entre 20 y 25 compañías (están adquiriendo una empresa cada 2 o 3 semanas). Tampoco digo que todo estos números tengan que ver con el sector editorial, pero son procesos “multitasking”, habría que ver para qué parte de la tecnología rumbean estas inversiones de los gigantes.
  • En España, la agencia ISBN descubre una tendencia que podría estar vinculada con [una] tormenta perfecta contra el hábito de la lectura. Las editoriales cada vez producen libros más cortos. En la última década ha crecido el número de títulos en la calle, pero con menos páginas: la media fue, en 2017, de 243 páginas en la categoría “creación literaria”. En 2009 la extensión media del mismo capítulo fue de 265 páginas. Más de 20 páginas de recorte. Y un crecimiento en la oferta breve: el 50,8% de la creación literaria son libros de menos de 200 páginas. Hace una década eran menos, el 46,3%.

De transposiciones

 Una sintética descripción de las estrategias de transposición a digital de títulos literarios latinoamericanos y caribeños inicialmente editados en soporte papel se organizarían combinando los siguientes vectores:

  1. a) Demanda real de mercado. Aquellas relacionadas directamente con las estadísticas de ventas de los títulos en soporte impreso para asumir el riesgo empresario de transposición a digital de los mismos y consideradas “demanda real de mercado” (Cordón García, 2004: 23) [Hablar de “visibilidad consolidada”]
  1. b) Derechos de autor: títulos de autores que hayan ingresado al dominio público. Las estrategias ligadas a la necesidad de recuperación de financiera dadas las inversiones efectuadas en términos de compra de los derechos de autor y de adelantos a los autores o con decisiones de publicación por dominio público de las obras.
  2. c) Ligadas a los costos. Es decir, sumados a los costos de las estrategias de marketing relacionadas con esos mismos títulos y sus autores.
  1. d) Ligadas a criterios que anclan en la elección de estilos, poéticas: realismo mágico latinoamericano. Es decir: acciones que devienen también de la circulación de criterios que anclan en la elección de estilos, poéticas, estéticas, autores y obras de la literatura latinoamericana y caribeña.
  1. e) Inclusión del gusto (Bourdieu, 1988) del usuario lector: la Web de intercambios Scribd ofrece un alto porcentaje de títulos en soporte digital en la sección “Documentos”, es decir: digitalizados por los usuarios y subidos a la red.

Para concluir, debemos subrayar que son las librerías latinoamericanas las que mayor inclusión de títulos del CLLyC construido ofrecen en soporte digital (proceso que acompaña la estrategia de transposición de todo el catálogo general de literatura latioamericana y caribeña): Livraria Cultura (de San Pablo) y Gandhi (de México) son las principales fuentes de títulos digitalizados de autoras latinoamericanos y caribeños, por encima de las grandes trasnacionales como Amazon, Barnes & Noble y Kobo. En este punto también se destaca la acción de los usuarios en la incorporación de títulos de estos autores digitalizados mediante la Web de intercambios Scribd, lo que deja librada parte de la oferta en digital a criterios de gusto por parte de los usuarios. Destacamos que  esta Web de intercambio dispone de esa cantidad de títulos en la sección de “documentos” de su oferta, es decir, en la sección de documentos incorporados por parte de los usuarios a su catálogo (en formatos pdf, doc, txt).

De 8.325 títulos hallados en soporte digital en marzo de 2018, Livraria Cultura (de San Pablo) es la principal fuente de títulos digitalizados. Posee 3200 títulos, el 39% de los títulos existentes en digital para las búsquedas efectuadas están disponibles en dicha librería. Asimismo, Scribd posee 2.886 títulos, casi el 35% de los títulos hallados. Google Books ofrece 2.843 títulos en digital (el 34,15% de los hallados en ese soporte). Es destacable la oferta en digital tanto de Gandhi como de Perúbookstore: 1.975 y 1.867 títulos respectivamente (23,72% y 22,42% de los hallados en digital). En lo que hace a bibliotecas, la Biblioteca Nacional de España ofrece 2.651 títulos (el 31,84% de los títulos hallados en soporte digital). Se destaca la oferta de Columbia University Libraries: 1.374 títulos en digital (16,50% de los títulos hallados en ese soporte).

En relación con las búsquedas efectuadas en 2018, fueron hallados en impreso 18.351 (el 86,67% del corpus buscado). Del total de títulos buscados, ha sido transpuesto a digital casi el 40%: 8.325 títulos (pero sigue siendo muy alto el número de títulos que solo se hallaron en impreso: 10.032, el 47,38%) (V. Figura 1).

b70daacd414e75f9a3d574914ade7008

Figura 1. 2015-2018. Ofertas en papel / digital de títulos y autores del CLLyC por plataforma y biblioteca. Fuente: elaboración propia

 

“Leer es un golazo”, un programa para fomentar la lectura en las bibliotecas argentinas durante el Mundial de Rusia 2018

a1ju3bd0

 

Argentina, que tienen en Leo Messi a la máxima estrella futbolística del mundo, y donde se vive el futbol con verdadera pasión ha lanzado el programa de fomento de la lectura “Leer es un golazo”, impulsado por por el vicegobernador Gustavo Canteros de la provincia de Corrientes.

El programa coincide con el Mundial Rusia 2018 y la celebración del Día del Escritor, el 13 de junio, y del Día del Libro, el 15 de junio y utiliza los mismos colores que la camiste de la selección argentina, la conocida “albiceleste“. Para llevarlo a cabo fueron convocados escritores, docentes, músicos y otros actores de la cultura correntina, quienes compartirán charlas y lecturas con niños, jóvenes y adultos, en encuentros que se realizarán fuera del espacio tradicional de lectura.

Durante el anuncio del programa “Leer es un golazo”, se lanzó una convocatoria pública a la comunidad para participar de la campaña “Doná libros, hacé un gol” #DonaLibrosHaceUnGol”, una acción solidaria para posibilitar el acceso a los libros de jóvenes en situación de vulnerabilidad, entendiendo a la lectura como un derecho social fundamental de todos los niños. Los libros, que se recibirán hasta el 11 de julio serán donados una institución de la ciudad que no cuente con biblioteca.

La primer actividad de este particular programa es la participaron de un “Mundialito de Poesía”, una competición en la que se leyeron poemas de autores de todo el mundo. El próximo encuentro se realizará en el Hogar Escuela Domingo Savio, con la participación de Silvia Pozo, y consistirá en un evento de cuentos contados y dibujados.

 

 

 

Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017. Sistema de Información Cultural de la Argentina.

 

40489752030_5e417c9521_b_d

Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017. Sistema de Información Cultural de la Argentina. Buenos Aires, Ministerio de Cultura. Presidencia de la Nación, 2018.

Texto completo

 

La Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017 es una iniciativa del Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), que tiene por objetivo producir información relevante para el Estado, los ciudadanos, los académicos, y el sector privado. Los datos obtenidos a partir de la encuesta permitirán conocer en profundidad el comportamiento del país respecto de los hábitos y consumos culturales para proyectar, a partir de este conocimiento, políticas públicas y líneas de acción que tengan la cultura como un factor de integración y crecimiento social. La ENCC 2017 toma como punto de partida la edición 2013 y otros relevamientos realizados en la región, con el objeto de permitir la comparabilidad internacional. La encuesta comprende, en el instrumento y en el análisis derivado de los datos, las variables del escenario nacional y regional en hábitos de consumo, patrones de gasto y equipamiento en materia cultural.

El relevamiento realizado en 2013 brindó un panorama de los contenidos y prácticas culturales que escuchamos, vemos, leemos y practicamos, en un momento en que la penetración de internet a través del smartphone aún era baja. En 2013 internet equivalía a PC y conexión domiciliaria. En cambio, en 2017 internet se deslocalizó, perdió arraigo a un lugar físico determinado debido al crecimiento del uso de smartphone y la extensión de la frecuencia 4g. En 2013 apenas un 9% de la población se conectaba a internet principalmente a través del celular, mientras que en 2017 más del 70% se conectó todos los días vía smartphone. El crecimiento exponencial de la digitalización de contenidos culturales posibilitada por la expansión de la red de internet, junto con la masividad del uso de celular permiten decir que, potencialmente, hoy podemos acceder a la cultura en cualquier momento y lugar.

La expansión de internet móvil no sólo cambió la forma de acceso, sino que propulsó el crecimiento de las prácticas culturales que pueden desarrollarse en simultáneo con otras actividades cotidianas, como escuchar música y mirar televisión. Prestar atención exclusiva a una práctica o consumo determinado es algo cada vez menos usual. La digitalización y la portabilidad favorecieron una modalidad de consumo ágil y con prevalencia de contenidos breves: cae la lectura de libros, pero proliferan varias actividades realizadas en internet que implican lectura, como la participación en blogs o redes sociales; cae la asistencia al cine, pero aumenta el consumo de contenidos audiovisuales a través de plataformas on-demand o sitios online; cae la compra de discos físicos, pero cada vez se escucha más música en internet.

La disponibilidad de todo tipo de contenidos al alcance de nuestras manos y en cuestión de segundos, aumenta el costo de oportunidad en el uso del tiempo, ya que elegir una actividad en particular implica dejar de hacer muchas otras. Nuestro tiempo de atención exclusiva se vuelve cada vez más escaso. Es por eso que se ven sumamente afectadas prácticas como ir al cine o a recitales, que implican desplazamientos, un costo específico de dinero y atención completa del espectador.

Estos cambios en los patrones de consumo también han tenido su correlato en el gasto
cultural, que aumentó sensiblemente, y su composición. Para estar conectado y acceder libremente a diversos tipos de contenidos digitales es necesario destinar más recursos económicos, en detrimento de consumos analógicos

Informe de producción del libro argentino 2017

cal-1920x768

 

Informe de producción del libro argentino 2017. [Report] Buenos Aires, Cámara Argentina del Libro, 2018.

Texto completo

 

En 2017 se publicaron un total de 28.440 novedades y 51 millones de ejemplares, marcando por tercer año consecutivo una caída en la primera tirada de las novedades. Los datos surgen del informe realizado por la Cámara Argentina del Libro a partir de los datos declarados ante la Agencia Argentina de ISBN, que brinda servicio a más de 4000 usuarios que registran sus libros en nuestro país. Las publicaciones que conforman el Sector Editorial Comercial (SEC), alcanzaron los 9.841 títulos. Esta producción fue realizada por 283 empresas, de las cuales el 49% publicaron 15 novedades o menos. La preferencia en el SEC por el formato en papel sigue siendo amplia: 8 de cada 10 novedades de este segmento, siguen siendo en este soporte que este año alcanzó los 19 millones de ejemplares, con una tirada promedio de 2421. Las empresas que conforman el SEC son muy diversas: las ediciones de pequeñas y medianas empresas independientes, que concentran el 72% de las publicaciones, se distinguen de las publicaciones de los 5 grandes grupos editores que publicaron el 29% de las novedades. En 2017 la distribución de ejemplares producidos los grandes grupos editores han avanzado en detrimento del resto de las 278 empresas editoriales: mientras que en 2016 los grupos concentraban el 35% de la tirada total del SEC, en 2017 produjeron el 44% de la misma.

Actualmente, casi la mitad de los usuarios a los cuales da servicio la Agencia Argentina de ISBN son autores que editan su propia publicación. El informe de producción del libro argentino 2017, dedica un capítulo especial a este segmento. A pesar de no tener un impacto en el circuito comercial del libro, la autoedición en conjunto con algunas empresas comerciales que brindan servicios de edición a autores noveles, lanzaron un total de 6.609 publicaciones (23% de las novedades totales). Con tiradas cortas que en la mayoría de los casos no superan los 100 ejemplares por libro, el fenómeno de la autoedición realiza una distribución directa de sus libros, los cuales en su mayoría continúan siendo en papel. Solo 1 de cada 10 publicaciones de este segmento elige un soporte digital.

El libro blanco de la industria editorial argentina

libro_blanco_2017-300x300

El libro blanco de la industria editorial argentina 2017 [e-Book] Buenos Aires, Camara Argentina de Publicaciones, 2017

Texto completo

 

Por tercer año consecutivo, la Cámara Argentina de Publicaciones presenta El Libro Blanco de la Industria Editorial Argentina, nuestro informe anual estadístico del sector editorial, para la comprensión de su realidad, sobre la base de estadísticas relevantes, serias y depuradas.

El objetivo del trabajo es proporcionar una herramienta útil y confi able a todos los profesionales del propio sector, tanto del país como de los mercados internacionales, y a todos los funcionarios públicos que tienen interés y/o injerencia en las políticas econó- micas, educativas y culturales que afectan a la industria editorial. Estas políticas pueden ser de apoyo y fomento, pero también, en algunos casos, son parte de otras políticas macroeconómicas no específi cas, de impacto indirecto -pero muchas veces crucial- en la actividad editorial. Tener datos actualizados, ciertos y confi ables se convierte en estos casos, en una ayuda invalorable para quienes toman decisiones en las áreas de gobierno que trabajan con el sector editorial: Ministerio de Cultura, Ministerio de Educación, Ministerio de Economía y Ministerio de Relaciones Exteriores. Tal como se mostró en su edición anterior, el informe está dividido en dos partes. En la primera se describe la realidad de la oferta de libros de 2016 (compuesta por la producción nacional menos lo que se exportó, más las importaciones de libros), y en la segunda, la demanda de libros de 2016 (compuesta por las ventas en el mercado, ventas al sector público y exportaciones). En todos los casos hemos incluido un análisis comparativo 2015-2016, para tener una referencia en cuanto a la evolución de las cifras.

Estudios sobre consumos culturales en la Argentina contemporánea

 

1210_tapa

Mabel, G., V. Papalini, et al. (eds). [e-Book]  Estudios sobre consumos culturales en la Argentina contemporánea Buenos Aires. , CLASCO, 2017.

Texto completo

Este libro es el resultado del trabajo de un equipo de investigadores e investigadoras de diferentes universidades del país que fueron seleccionados/os a través de un concurso nacional con el fin de participar en un proyecto centrado en el análisis de la producción reciente de las ciencias sociales, en el marco del Programa de Investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea (PISAC). En efecto, el PISAC asumió la tarea de revisar integralmente la producción escrita de las ciencias sociales en relación con la sociedad argentina contemporánea, teniendo en cuenta la diversidad de enfoques y perspectivas, así como la heterogeneidad regional e institucional de los ámbitos de producción. El objetivo de tal revisión crítica permitiría, en última instancia, construir estados de la cuestión exhaustivos sobre distintos núcleos temáticos referidos a aspectos sociales, políticos, económicos y culturales de la Argentina actual. Cabe señalar que este proyecto se funda en la rica tradición de investigación social de nuestro país, aunque también reconoce su carácter fragmentado, las asimetrías regionales e institucionales, la tendencia a la “metropolitanización” en la definición de objetos de indagación y en la construcción de interpretaciones científicas, las dificultades para la circulación de los conocimientos y la relativa “invisibilización” de gran parte de la producción, en particular la que se realiza en ámbitos “periféricos”.

Sobre la Radio

page_1_thumb_large

Horvath, R. [e-Book] Sobre la Radio. Autoedición, 2014

Texto completo

Las radios populares, en esencia y por definición cuestionadoras del poder hegemónico, conllevan en su desarrollo un desafío irrenunciable: proteger el oficio radial. Esto es, hacer y producir radio. Cada proyecto radiofónico alternativo, cooperativo o comunitario puede (y debe) arriesgar distintos niveles y grados de originalidad respecto de estéticas, formatos y agendas. Pero nunca permitirse renunciar al lenguaje radiofónico en su objetivo de interpelar a las audiencias, porque con esa renuncia sentencia también todo lo transformador que pretenda concebir. Quizás esta sea una de las claves de lectura del trabajo de Ricardo Horvath, un recordatorio indispensable del deber ser de la radio. Un trabajo que al mismo tiempo es denuncia y reparación, y que nos enfrenta profesionalmente con el riesgo de dejar pasar la oportunidad histórica de construir una contra-hegemonía mediática cuando por primera vez en la historia Argentina existen reglas de juego institucionales que incentivan a hacerlo. La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual debe ser militada por las radios populares desde el ejercicio mismo del oficio radiofónico. Y si bien cada proyecto y su historia nos obligan a entender a cada experiencia como única, no hay condicionamientos que nos absuelvan de cualquier postergación del lenguaje radial.