Archivo de la etiqueta: Comunicación científica

Comunicación de la información, gestión de la información y gestión de los conocimientos

 

45300685585_b2b0a1e110_o_d

Leite, Fernando César Lima and Costa, Sely Maria de Souza and Tavares, Rosemeire Barbosa . Comunicação da informação, gestão da informação e gestão do conhecimento., [Book]  Instituto Brasileiro de Informação em Ciência e Tecnologia, 2018.

Texto completo

 

Este libro recoge los resultados de investigaciones realizadas en el ámbito de las Ciencias de la Información y Documentación que han adoptado marcos de referencia teóricos de la comunicación de la información, la gestión de la información y la gestión del conocimiento. Ahora abordados de forma aislada, a veces en asociación, todos ellos son tangenciales a la noción de contexto. A lo largo del trabajo los autores ofrecen al lector una red de enfoques conceptuales -a través de los modelos teóricos- métodos y resultados que conforman un conjunto de conocimientos elaborados por investigaciones realizadas a lo largo de poco más de una década. Compuesto por diecisiete capítulos, el libro está estructurado en partes, siendo la primera Introducción, y las otras se titulan, respectivamente, Comunicación de la Información Organizacional, Comunicación de la Información Científica, Comunicación de la Información en las Comunidades, Gestión de la Información y Gestión del Conocimiento, Comunicación y Gestión de la Información y el Conocimiento. Los organizadores y autores esperan ofrecer contribuciones útiles a la base teórica de otros trabajos que sin duda ampliarán esta discusión.

 

 

Semana Internacional del Acceso Abierto. Repositorio Gredos. Planeta Biblioteca 2018/10/24

45547298701_0ce885edf2_b_d

ESCUCHAR

Ir a descargar

 

Con motivo de la semana internacional del acceso abierto entrevistamos a Sonia Santiago Román, la persona encargada de la gestión de GREDOS, el repositorio institucional de la Universidad de Salamanca, con ella hemos hablado sobre la importancia del acceso abierto, sobre las características e implementaciones de Gredos, como se está trabajando, las políticas de autoarchivo, las motivaciones y perspectivas de futuro.

Los 5 principios de la comunicación social de la ciencia

science-communication

Spitzer,Suzi. Five principles of holistic science communication. Lonson; LSE London School of Economics, 2018

Ver original

¿Cómo podemos participar eficazmente en la práctica y el arte de la comunicación de la ciencia para aumentar el impacto público de nuestra investigación? Suzi Sptzer nos presenta cinco principios basados en lo que aprendido en el III Coloquio Sackler sobre Comunicación de la Ciencia en la Academia Nacional de Ciencias en Washington, DC en noviembre de 2017.

 

Una comunicación eficaz es fundamental para aumentar la comprensión y el impacto público de la investigación. Suzi Spitzer esboza cinco principios de comunicación científica holística que pueden facilitar el aprendizaje colaborativo entre los científicos y el público:

1. Formar un equipo diverso e interdisciplinario

2. Cuenta una historia,

3. Personaliza el mensaje

4. Comunícate con la gente en vez de sólo con otros investigadores

5. ¡Y recuerda ser humano!

 

1. Formar un equipo diverso e interdisciplinario

Los científicos deben reconocer que, si bien pueden ser expertos en una faceta particular de un problema complejo, es posible que no estén cualificados para actuar como expertos en todos los aspectos del problema. Por lo tanto, los científicos y los comunicadores deberían colaborar para formar equipos científicos interdisciplinarios que aborden de la mejor manera posible cuestiones complejas.

La ciencia es como cualquier otro bien o servicio – debe ser comunicada estratégicamente si queremos que los miembros del público la acepten, la usen o la apoyen en su vida diaria. Por lo tanto, los investigadores necesitan asociarse con creadores y profesionales de contenidos para compartir y “vender” eficazmente los resultados científicos.

La colaboración a menudo mejora la toma de decisiones y los procesos de resolución de problemas. Las personas tienen diversos modelos cognitivos que afectan la manera en que cada uno de nosotros ve el mundo y cómo entendemos o resolvemos los problemas. Una adecuada “diversidad del mundo del pensamiento” puede ayudar a los equipos a crear y comunicar una ciencia más creativa, representativa de una población más amplia y de aplicación más amplia.

2. Contar una historia

Las grandes investigaciones científicas y las grandes historias tienen algo en común: como explicó Frank Sesno en el coloquio, ambas implican “personajes convincentes que superan obstáculos para lograr un resultado digno”. Por lo tanto, la comunicación de la ciencia debe integrar diversos hechos en un mensaje integral, y contar la historia del proceso y los resultados de la investigación de una manera que sea atractiva y relevante para una audiencia.

Hay un movimiento hacia una ciencia que se denomina focalizar la atención en el tamaño de un tweet  “attention-grabbing, tweet-sized science”. Sin emabrgo, ten cuidado de evitar el sensacionalismo y no rehuyas el estudio de temas complejos a favor de abordar “problemas del tamaño de un tweet”.

Para ayudar a la ciencia a contar una historia más completa que incluya más voces y resuene con audiencias más diversas, los científicos deberían estar menos motivados por los números y más dispuestos y ansiosos por incorporar datos cualitativos y conocimiento experiencial en sus investigaciones.

 

3. Personalizar el mensaje

Exprese claramente por qué la gente debe preocuparse por su ciencia. Esto implica pensar en lo que es importante para la audiencia y luego enmarcar su mensaje de una manera que lo haga más accesible.

La identidad y la percepción pública del mensajero importan. Como comunicadores, debemos considerar cómo nuestras propias identidades podrían impactar la forma en que se recibe nuestro mensaje.

Es necesario tener conciencia del “clima de información”, o entorno socio-político en el que su ciencia será recibida. Los comunicadores de ciencia necesitan considerar los modelos mentales de los miembros de su audiencia y pensar en cómo conectarse mejor con audiencias que pueden ser culturalmente diferentes o resistentes a la nueva información.

 

4. Comunicarse con la gente, en lugar de sólo con otros investigadores

Es mutuamente beneficioso para los científicos y el público establecer un diálogo bidireccional. Involucrar al público y escuchar sus aportes ayuda a los científicos a hacer sus investigaciones más valiosas y completas desde el punto de vista social, ayudando al público a tomar decisiones informadas y basadas en la evidencia. Excluir otras voces de lo que debería ser una conversación inclusiva hace que los científicos pierdan el respeto, la relación y el apoyo del público.

Las interacciones cara a cara y las experiencias compartidas son importantes para desarrollar relaciones y crear resultados de aprendizaje. Los comunicadores de ciencia eficaces deben tratar de crear momentos que entusiasmen a la gente a seguir aprendiendo sobre la ciencia y haciendose preguntas, incluso después de que nos hayamos ido.

Los comunicadores de la ciencia necesitan abandonar el modelo de déficit de información. El modelo de déficit postula que el escepticismo o el desuso de la ciencia se debe a la falta de conocimiento del público, y si los científicos se toman el tiempo necesario para educar a las masas y comunicar la información, entonces la toma de decisiones basada en la ciencia y el apoyo público a la ciencia prevalecerán en toda la sociedad. El eslabón perdido no es la comunicación, sino la comunicación efectiva.

 

5. ¡Recuerda ante todo ser humano!

Si queremos que la gente entienda y use nuestra ciencia en sus vidas, debemos ganarnos su confianza. No sólo debemos comunicar nuestra ciencia, sino también comunicar quiénes somos y de dónde venimos para dar contexto a nuestra experiencia y ganar confianza como seres humanos.

Los científicos a menudo se preocupan por mantener la objetividad y eliminar los prejuicios. Si bien estos objetivos son comprensibles en un entorno de laboratorio con respecto al diseño y la ejecución experimental, no son alcanzables, ni siquiera deseables, en un entorno del mundo real con respecto a cuestiones sociales complejas, transdisciplinarias y controvertidas. Los científicos deberían darse cuenta de que no son actores objetivos, y que la ciencia no sólo está sesgada, sino que a menudo es inherente e inevitablemente política. Al comunicar la ciencia, debemos reconocer nuestros propios prejuicios y mantener una comunicación honesta y transparente con nuestra audiencia.

Los científicos deben trabajar con otros miembros de la sociedad para crear una ciencia socialmente aceptada y útil. En primer lugar, la responsabilidad de la ciencia es actuar ante la sociedad y, para cumplir este contrato social, los científicos deben colaborar con expertos en otras disciplinas y establecer un diálogo bidireccional natural con los miembros de la sociedad en general a fin de garantizar que la ciencia satisfaga las necesidades del público.

Este artículo de blog apareció originalmente en el blog Integration and Implementation Insights y está basado en una versión más larga publicada en el sitio web del Centro de Integración y Aplicación de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland. S

 

Desenredando la madeja de la edición académica: La relación entre los intereses comerciales, el prestigio académico y la comunicación de la investigación.

 

academic-rep

Fyfe, Aileen and Coate, Kelly and Curry, Stephen and Lawson, Stuart and Moxham, Noah and Røstvik, Camilla Mørk Untangling Academic Publishing: A history of the relationship between commercial interests, academic prestige and the circulation of research., [Report] 2017

Texto completo

 

Desde la Segunda Guerra Mundial, las prácticas editoriales académicas han tenido que hacer frente a enormes cambios en la escala de la empresa de investigación, en la cultura y la gestión de la educación superior y en el ecosistema de comunicación académica. El ritmo del cambio ha sido particularmente rápido en los últimos veinticinco años, gracias a las tecnologías digitales. Esto ha ha conllevado a una situación de creciente divergencia entre los diferentes roles implicados en la edición académica: como medio de difusión del conocimiento validado, como una forma de capital simbólico para la progresión de la carrera académica y como empresa comercial rentable.

El objetivo de este documento informativo es proporcionar una perspectiva histórica que pueda informar sobre los debates de cómo debería ser el futuro de la publicación científica. Se sostiene que la política actual en materia de publicación de acceso abierto y muchas de las demás propuestas para la reforma de la edición científica se han centrado demasiado en las oportunidades y los desafíos financieros de los cambios más recientes en las tecnologías de la comunicación digital y han dado excesiva importancia a las preocupaciones comerciales.

Demostrando que las prácticas empresariales y el significado cultural de la publicación académica se han transformado significativamente desde finales del siglo XIX a medida que el aumento de los fondos gubernamentales impulsó la expansión y profesionalización de la comunidad investigadora, un proceso que se aceleró rápidamente después de la Segunda Guerra Mundial. Se examina cómo las prácticas editoriales académicas han respondido al creciente número de investigadores y publicaciones en todo el mundo, a las expectativas cambiantes de la carga de trabajo y los resultados académicos en el sector de la educación superior, y a los nuevos modelos de negocio en la industria editorial.

Un fenómeno clave ha sido la creciente importancia de las obras publicadas como muestras de prestigio para los académicos que definen la carrera profesional. Aunque las nuevas tecnologías que surgieron a finales del siglo XX ofrecen un gran potencial para mejorar la velocidad y eficiencia de la comunicación académica, el modelo editorial ha cambiado relativamente poco para adaptarse al nuevo ecosistema.

 

 

 

Potencial de la tecnología “Blockchain” en la mejora de la investigación, medición y comunicación académica

thumb1

 

Van Rossum,Joris “Blockchain Technology in Scholarly Communication and Research“, Digital Science 2017

 

Texto completo

 

Blockchain “cadena de bloques” permite almacenar los datos en una base de datos abierta y descentralizada, sin necesidad de una autoridad central. A medida que la tecnología avanza y se adopta, algunos de los desafíos comunes a los que se enfrenta la investigación -transparencia, accesibilidad, reproducibilidad y asignación de créditos- pueden verse resueltos con la aplicación de esta metodología utilizada en el mundo de la economía para la mejora de la transacciones comerciales hasta el punto que se ha denominado “Dinero P2P de código abierto”.

Blockchain es una tecnología revolucionaria que trae la promesa de cambiar radicalmente muchas industrias. Hay cientos de iniciativas que aplican el modelo Blockchain, pero la más conocida es la criptografía digital, o activo criptográfico, a veces denominado como “el dinero P2P de código abierto”. Bitcoin es una ​es una criptomoneda concebida en 2009. El término se aplica también al protocolo y a la red P2P que lo sustenta, y de forma común se denomina como una moneda digital. Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta características novedosas y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio. Las transacciones financieras se realizan utilizando bitcoins y se transmiten a la red mediante un sistema peer-to-peer. Para ello se crea y se comparte un registro de todas las transacciones históricas. Ethereum es otro ejemplo bien conocido: es más amplio que un sistema de transacciones financieras y ejecuta contratos inteligentes que están protegidos contra cualquier otra interferencia de terceros.

En este informe Jon Treadway y Joris Van Rossum explican exploran  el impacto que la tecnología Blockchain podría tener en la comunicación e investigación académica, centrándose en algunas de las iniciativas más importantes en este campo, y cómo la tecnología blockchain puede mejorar muchos aspectos críticos de la comunicación académica, como la transparencia, la ciencia abierta y la reproducibilidad.

El equipo propone una serie de aplicaciones para la cadena de bloques dentro de la ciencia, que incluirían:

  • Facilitar la carga automática, sellado y, en caso necesario, cifrado de datos de investigación;
  • Agilizar el flujo de trabajo de investigación y reducir los errores;
  • Proporcionar una función de notarización permitiendo a los investigadores publicar un texto o archivo con ideas, resultados o simplemente datos;
  • Registrar diseños de estudio utilizando la cadena de bloques;
  • Utilizar contratos inteligentes para que en los protocolos de investigación que se establezcan en la “cadena de bloques” se automaticen incluso antes de que se recojan los datos, la metodología y el análisis.
  • Mejorar el proceso de revisión por pares podría a través de la “cadena de bloqueo” de manera que los datos subyacentes a los resultados publicados podrían estar disponibles con antelación.

El uso de la “cadena de bloqueo” (Blockchain) en la investigación daría lugar a que en lugar de trabajar en sistemas separados y desconectados se aportarían ventajas significativas a los investigadores. Haría que partes más amplias del ciclo de investigación se abrieran a la autocorrección, y podría posibilitar un nuevo potencial para abordar la crisis de reproducibilidad y credibilidad, así como para reducir los gastos generales. Según los autores, Blockchainofrece la oportunidad única de realinear las estructuras de incentivos de la ciencia con honestidad, eficacia, colaboración y verdadera inventiva“. hasta el punto que la tecnología Blockchain podría cambiar el modelo de negocio subyacente a la difusión de los artículos de investigación. El modelo de suscripción y el acceso abierto; ya que los actuales modelos de negocio dominantes, presentan importantes eficiencias y desventajas. El acceso y el uso podrían concederse con micropagos, y este sería un modelo diferente y posiblemente sostenible.

La investigación con un modelo Blockchain también podría tener un impacto en la forma en que los investigadores construyen su reputación. Cada vez que un investigador crea datos, realiza análisis estadístico, escribe un artículo o revisa un manuscrito, puede ser rastreado y registrado automáticamente. Esto permitiría obtener métricas más sofisticadas y fiables.  Se propone un sistema de aval académico (AES) construido sobre la cadena de bloques, basado en puntos de aval académico (AEP), que puede ser utilizado para recompensar el trabajo digno de validación. Los investigadores cuyos resultados son avalados en alto grado obtendrían más puntos, y por lo tanto mayor influencia en la comunidad. En teoría, cualquier resultado o contribución de la investigación podría grabarse y respaldarse instantáneamente. Significativamente más rápido que el tiempo necesario para que se acumulen las métricas de citación.

 

Cómo funciona la comunicación en la era de la información, los medios digitales y los medios sociales

ctccover

 

Fuchs, C. (2016). [e-Book] Critical Theory of Communication: New Readings of Lukács, Adorno, Marcuse, Honneth and Habermas in the Age of the Internet, London: University of Westminster Press, 2016

Texto completo

 

Este libro contribuye a sentar las bases de una teoría crítica de la comunicación, tal y como fue modelada por las fuerzas del capitalismo digital. Christian Fuchs, uno de los teóricos más destacados del mundo de los medios digitales, explora cómo el pensamiento de algunos de los pensadores clave de la Escuela de Frankfurt puede ser utilizado para comprender críticamente a los medios de comunicación en la era de Internet. Cinco ensayos que constituyen el corazón de este libro repasan aspectos de las obras de Georg Lukács, Theodor W. Adorno, Herbert Marcuse, Axel Honneth y Jürgen Habermas y los aplican como elementos de una teoría crítica de los fundamentos de la comunicación. El enfoque adoptado parte de Georg Lukács “Ontología del Ser Social”, se inspira en el trabajo de los pensadores de la Escuela de Frankfurt, y los pone en diálogo con el Materialismo Cultural de Raymond Williams, la Teoría Crítica de la Comunicación ofrece un conjunto vital de nuevos conocimientos sobre cómo funciona la comunicación en la era de la información, los medios digitales y los medios sociales, argumentando que necesitamos trascender la teoría de la comunicación de Habermas estableciendo un material dialéctico y cultural.

Aportes teórico-metodológicos para la investigación en comunicación

 

imagen_1261

Domínguez, N., R. Valdés, et al. (2013). [e-Book]  Aportes teórico-metodológicos para la investigación en comunicación. La Plata Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (EDULP), 2013

Texto completo

 

Este libro forma parte de la colección Libros de Cátedra que lanzó la Universidad Nacional de La Plata. Como tal, es un compilado de artículos académicos cuyos autores son docentes de la cátedra Metodología de la Investigación Social, y cada texto surgió como planteo teórico/metodológico en cada reunión de cátedra, cada clase y fundamentalmente como parte de la respuesta docente a las necesidades que expresaron nuestros alumnos a lo largo de los últimos nueve años. Asimismo, consideramos la importancia de contar con aportes metodológicos propios de la comunicación social, abordando cada etapa de la investigación desde nuestra propia disciplina y desde nuestro posicionamiento teórico/ideológico, que busca profundizar la mirada latinoamericana en nuestros objetos de estudio. Cabe en estas líneas agradecer a todos los compañeros docentes que formaron parte de la cátedra en los últimos años y contribuyeron de manera esencial en los debates que derivaron en el presente libro: Celina Artigas, Alcira Martínez y Santiago Puca Molina.