Archivo de la etiqueta: Acreditación

Recompensas, incentivos y/o reconocimientos para los investigadores que practican la Ciencia Abierta

 

osdc_520x292_opensourceprescription

Evaluation of Research Careers fully acknowledging Open Science Practices: Rewards, incentives and/or recognition for researchers practicing Open Science. Brussels: European Commission, 2017

Texto completo

 

La Ciencia Abierta representa un enfoque de la investigación que es colaborativo, transparente y accesible. Hay una amplia gama de actividades que entran bajo el paraguas de la Ciencia Abierta que incluyen publicación de acceso abierto, datos abiertos, revisión abierta por pares e investigación abierta. También incluye a los ciudadanos la ciencia o, en términos más generales, la participación de las partes interesadas, cuando los no especialistas se dedican directamente a investigación. La Ciencia Abierta va de la mano con la integridad de la investigación y requiere de un marco legal y ético. la sensibilización de los investigadores. Un factor impulsor de la Ciencia Abierta es la mejora de la transparencia y la la validez de la investigación, así como en lo que respecta a la propiedad pública de la ciencia, en particular la que es financiada con fondos públicos.

Los investigadores de toda Europa ya practican hasta cierto punto la Ciencia Abierta, por ejemplo, a través de acceso abierto a sus publicaciones. Algunos ya proporcionan datos abiertos, participan en revisiones abiertas por pares, y el compromiso de las partes interesadas o de la ciencia ciudadana. Los investigadores avanzan en su carrera a través de y este es el factor clave para asegurar que la Ciencia Abierta se convierta en una corriente dominante. El uso exclusivo de parámetros bibliométricos como indicadores de excelencia en la evaluación por parte de la mayoría de los financiadores y universidades/organizaciones de investigación no facilita la Ciencia Abierta. El compromiso con la Ciencia Abierta aumentará a través de estímulos e incentivos por parte de los empleadores y financiadores a través de la evaluación.

La Ciencia Abierta ofrece a los investigadores los medios para una mayor transparencia, reproducibilidad, difusión y transferencia de nuevos conocimientos. El sistema operativo proporciona un mayor acceso a datos y publicaciones que pueden mejorar la eficacia y el aumento de la productividad de los investigadores (lo que permite más investigación a partir de los mismos datos). En un entorno abierto puede haber una verificación más precisa de los resultados de la investigación. Estos son ejemplos de buenas razones para que los investigadores practiquen la Ciencia Abierta.

 

¿Qué esperan los investigadores de sus bibliotecas?

what-do-researchers-expect-from-the-library

Supporting Academic Research : new study identifies opportunities for research offices and libraries to strengthen support for researcher. Jerusalén: Ex-Libris, 2019

Texto completo

Una encuesta de 300 investigadores de los Estados Unidos, el Reino Unido y Australia indicó un acuerdo universal de que las bibliotecas deberían apoyar el proceso de investigación académica.

 

Los datos de un estudio encargado por Ex Libris parecen indicar una especie de desconexión entre las expectativas de los investigadores de la biblioteca y lo que sucede en la práctica.

Este documento incluye los resultados de una encuesta de 300 investigadores y entrevistas con miembros de alto rango de oficinas de investigación en los Estados Unidos, el Reino Unido y Australia.

El documento examina las prioridades clave de investigación, que incluyen:

  • La satisfacción de los investigadores con el apoyo recibido por la oficina de investigación y la biblioteca.
  • Qué actividades realizan los investigadores por si mismos en lugar de obtener ayuda de otros
  • Experiencia en la búsqueda y solicitud de subvenciones.
  • Medición del impacto de la investigación
  • Exhibir y mantener los perfiles de los investigadores.

 

Expectativas: las bibliotecas deberían estar haciendo algo (¿pero qué?)

Se preguntó a los investigadores “¿Cuál de las siguientes opciones espera que haga la biblioteca para apoyar su tarea como investigador?” Aquí está el desglose general de las respuestas:

research-report-blog-post-image1-1024x615

Todo ello sugiere que, a pesar de la falta de claridad sobre lo que las bibliotecas podrían estar haciendo para apoyar los procesos de investigación, todos los investigadores piensan que deberían estar haciendo algo más.

En la práctica, a pesar de las expectativas declaradas por los investigadores, las bibliotecas juegan muy limitado en el proceso de investigación académica. El estudio Ex Libris también encuestó a los investigadores sobre qué partes del proceso de investigación gestionan ellos mismos de forma independiente y cuáles no, y a quién recurren para obtener ayuda. En ningún caso más del 12% de los encuestados mencionó a la biblioteca como su fuente de apoyo o asistencia.

Los resultados respecto a las tareas en que los investigadores recurren al personal de la biblioteca son:

  • Gestión de cargos por procesamiento de artículos (APC): 12%
  • Depósito en un repositorio institucional – 12%
  • Garantizar el cumplimiento de las políticas de acceso abierto: 10%
  • Encontrar revistas relevantes para publicación – 9%
  • Monitorear el impacto de su investigación – 8%
  • Preparación de planes de gestión de datos: 8%
  • Enviar su investigación para su publicación: 6%
  • Encontrar oportunidades de financiación relevantes: 5%
  • Solicitud de subvenciones de financiación – 4%

 

Aproximadamente la mitad de los investigadores encuestados dijeron que lo hacían ellos mismos, en lugar de contar con el apoyo de otros. Sin embargo, incluso entre aquellos que obtienen ayuda de sus instituciones, la mayoría recurre a la oficina de investigación o a asistentes de investigación.

Claramente, aunque todavía están involucradas solo en una minoría de estos casos, el soporte de la biblioteca está más enfocado en la gestión de tareas de publicación de investigación, como la gestión de los cargos de procesamiento de artículos (APCs), la búsqueda de revistas relevantes para publicación, depósitos en repositorios institucionales y garantizar el cumplimiento de políticas de acceso abierto.

Esto está en línea con el tipo de actividades que los investigadores esperan de sus bibliotecas institucionales, como se señaló anteriormente. Sin embargo, incluso un número mayor de investigadores dijeron que esperaban que la biblioteca proporcionara servicios de datos de investigación y educación en alfabetización informacional.

La brecha entre lo que a los investigadores les gustaría que hicieran sus bibliotecas y el apoyo que reciben en la práctica no es un abismo insalvable. Más bien, es una gran gran oportunidad en la que las bibliotecas están en una posición única para poder aprovecharla. Las bibliotecas pueden desempeñar un papel más destacado en el ciclo de vida de la investigación al ofrecer más servicios y un mayor apoyo para las actividades relacionadas con la publicación, esencialmente basándose en lo que ya están haciendo, además de expandir sus servicios para incluir el apoyo al proceso de investigación en sí.

Fundación DOAB: hacia un sello de calidad para libros académicos en acceso abierto

 

d7rjc6uxoaa8na2

 

La publicación científica ha experimentado una revolución durante con el desarrollo del acceso abierto, que permite a todo el mundo consultar artículos o libros académicos de forma gratuita. Pero en este entorno de libertad, los lectores y bibliotecarios deben poder orientarse hacia libros de calidad, certificados por la comunidad científica. Europa también está creando una fundación para etiquetar los libros académicos de acceso abierto y revisados por pares, la Fondation DOAB auspiciada bajo el impulso del CNRS, la Universidad de Aix-Marseille y la fundación holandesa OAPEN.

Hoy en día, es imposible pensar en la difusión del conocimiento científico sin plantear la cuestión del acceso abierto: una práctica de publicación que ofrece a todos la posibilidad de consultar gratuitamente producciones académicas compartidas en archivos abiertos o plataformas de publicación. Sin embargo, la multiplicación de iniciativas en este campo requiere establecer mecanismos de valoración de la calidad. ¿Cómo podemos garantizar la calidad y la pertinencia del contenido científico en un entorno cada vez más abierto?

Para responder al desafío del acceso abierto certificado y reconocido por los actores europeos, OpenEdition (CNRS/Aix-Marseille Université/EHESS/Université d’Avignon et des pays de Vaucluse) y la fundación holandesa Open access publishing in european network (OAPEN), han continuado su cooperación desde 2015 creando una fundación dedicada a esta misión.

Fondation Directory of open access books (DOAB), establece criterios de calidad con las partes interesadas de la investigación europea para certificar la calidad de los libros académicos disponibles en acceso abierto. Proporciona a los lectores y bibliotecarios una herramienta para identificar publicaciones abiertas reconocidas por la comunidad científica.

Antes de convertirse en una fundación, DOAB es un proyecto lanzado por OAPEN en 2012. Este directorio contiene ahora 17.000 libros de investigación académica de acceso abierto escritos en varios idiomas. Esta nueva autonomía en forma de fundación permitirá a la DOAB expandir su actividad en Europa y en todo el mundo, al tiempo que se garantiza que se tenga en cuenta la variedad de prácticas académicas en los diferentes países europeos.

Con el tiempo, DOAB se unirá al catálogo de servicios ofrecidos por la infraestructura OPERAS – acceso abierto en el espacio europeo de investigación a través de la comunicación académica – de la que OpenEdition y OAPEN son miembros fundadores junto con otros siete socios europeos.

La creación de la Fundación DOAB es una de las acciones incluidas en el plan científico abierto nacional presentado por el Ministro de Educación Superior, Investigación e Innovación Frédérique Vidal en 2018.

¿Publicar o Perecer? Decisiones de publicación del profesorado y el proceso de acreditación académica

 

publishorperish-01

Publish or perish? Faculty publishing decisions and the RPT process. By Meredith T. Niles, Lesley Schimanski, Erin McKiernan, and Juan Pablo Alperin – with Alice Fleerackers. En Scholarly Communications Lab JULY 30, 2019

Ver original

A medida que los puestos de profesor titular se vuelven cada vez más competitivos, la presión para publicar -especialmente en revistas de “alto impacto”- nunca ha sido mayor. Como resultado, muchos de los académicos de hoy en día creen que es necesario contar con un sólido historial de publicaciones para el proceso acreditación académica. Para algunos, publicar se ha convertido en sinónimo de éxito profesional.

Sin embargo, se sabe poco acerca de las percepciones de los académicos sobre el proceso de acreditación y cómo influyen en sus decisiones editoriales. ¿Qué resultados de investigación creen los profesores que se valoran en las decisiones de acreditacion? ¿Cómo afectan estas creencias dónde y qué publican?

Para averiguarlo, los autores llevaron a cabo una encuesta a los profesores de 55 instituciones académicas de Estados Unidos y Canadá, preguntándoles sobre sus propias prioridades de publicación y las de sus colegas, así como la importancia de sus percepciones en la revisión, promoción y permanencia en el cargo (acreditación).

 

¿Dónde publicar?

Cuando se trata de decidir dónde publicar su trabajo, los investigadores informaron que valoraban a la audiencia de la revista por encima de los demás factores. Los tres factores principales que identificaron fueron:

  1. Si la revista era leída por el público al que querían llegar
  2. El prestigio general de la revista
  3. Si la revista era leída regularmente por sus colegas

Por supuesto, otros factores, como el factor de impacto de la revista (JIF) o las tarifas asociadas a la publicación, seguían siendo importantes para muchos profesores, pero en menor medida que los lectores.

figure-1

Se vieron algunas diferencias demográficas significativas entre los profesores en sus prioridades de publicación. Por ejemplo, los encuestados no titulares -que están bajo mayor presión para desempeñarse que los profesores titulares- conceden mayor importancia al Factor de Impacto (JIF). Los profesores más jóvenes también fueron más dados a priorizar factores como la frecuencia de las citas de las revistas y el prestigio de las mismas, en comparación con los colegas establecidos.

Sin embargo, a la hora de evaluar las prioridades editoriales de los demás, el profesorado respondió de forma muy diferente. Creían que sus colegas tienden más a valorar factores como el prestigio de la revista y el Factor de Impacto a la hora de decidir dónde publicar su trabajo. También creen que sus colegas tienen menos probabilidades de tomar decisiones basadas en el número de lectores de la revista o que esté en acceso abierto.

figure-2

 

¿Qué consideran que es lo más importante en el proceso de acreditación?

Los investigadores identificaron los siguientes tres factores como los más importantes para las decisiones de acreditación:

  1. Número total de publicaciones
  2. Número de publicaciones por año
  3. Reconocimiento de nombres de revistas

Encontrando una notable disociación entre sus propias prioridades editoriales y lo que consideraban que beneficiaría a sus carreras.

figure-3

Una vez más, hubo importantes diferencias demográficas entre el profesorado, ya que los encuestados de mayor edad y con permanencia en el cargo -los más propensos a formar parte de los comités de acreditación científica – son menos dados a valorar el prestigio de las revistas y los indicadores de publicación, en comparación con los encuestados no titulares.

Finalmente, se estudio cómo las percepciones de los académicos sobre el proceso de acreditación científica afectaban sus propias prioridades de publicación a través de una serie de modelos. En resumen, se encontró que estas percepciones de lo que es valorado por el proceso de acreditación son más dadas a predecir las decisiones de publicación que la edad, el género o la historia de la publicación.

Conclusión

En conjunto, estos resultados ofrecen un panorama complejo de las presiones que enfrentan los profesores a la hora de decidir dónde publicar sus trabajos. Por un lado, la mayoría de los académicos valoran el número de lectores de una revista por encima de sus métricas de citación. Sin embargo, este valor está en desacuerdo con los factores que creen que les ayudarán a tener éxito en el proceso de acreditación -la cantidad de publicaciones y la reputación de la revista-, aunque el profesorado titular y los que a menudo forman parte de los comités de acreditación no valoran estos factores como algo muy importante. A esto se suman los desajustes entre las propias prioridades editoriales del profesorado y la forma en que perciben las de sus colegas. Tales desacuerdos ponen de relieve caminos claros para la discusión en el ámbito académico sobre lo que las comunidades valoran más.

 

 

La gestión de revistas: mérito de transferencia universal. Justo y necesario

 

Ready To Get Published

Repiso, Rafael; Torres-Salinas, Daniel; Aguaded, Ignacio (2019). “La gestión de revistas: mérito de transferencia universal. Justo y necesario”. Anuario ThinkEPI, v. 13, e13e03.
https://doi.org/10.3145/thinkepi.2019.e13e03

Texto completo

 

Se analiza la pertinencia de la gestión editorial en el contexto de los sexenios de transferencia, concretamente la participación de los académicos en la edición de revistas científicas como mérito de transferencia, y lo hace desde dos perspectivas; justicia y necesidad. En la primera parte se aborda si la edición científica debe ser considerada  como mérito de transferencia, mientras que en la segunda parte se reflexiona en torno a la necesidad de reconocimiento por parte del sector. Se llega a la conclusión de que la gestión de revistas científicas es un mérito de transferencia que cumple todos los requisitos para ser considerado como tal en la actual convocatoria.

 

¿Qué es y qué implicaciones tiene las revistas incluidas en Emerging Sources Citation Index (ESCI) para la acreditación científica?

logo_esci

Emerging Sources Citation Index (ESCI)

 

Emerging Sources Citation Index (ESCI) es una base de datos de revistas que se puede consultar también desde  Web of Science, que se creo en el año 2015 con el objetivo de indizar las revistas que están en proceso de evaluación para integrarse en la Web of Knowledge (WoS), o revistas que aunque tienen una calidad científica acreditada en su disciplina, nunca llegarán a integrarse en WoS debido a que su área de conocimiento es muy limitado y nunca alcanzaran a tener un Factor de Impacto suficientemente alto. Según el editor, el índice incluye “publicaciones revisadas por pares de importancia regional y en campos científicos emergentes que cumplen con los criterios para su indexación en Web of Science”

A estas revistas se les exige una serie de requisitos previos como que sean revistas revisadas por pares, que hagan prácticas de publicación éticas, que contenidos sea de interés para su comunidad científica, que cumplan con los requisitos técnicos, que incluyan información bibliográfica en inglés y que preferentemente estén en formato electrónico.

Las revistas indexadas en el ESCI aunque no reciben factor de impacto, si son revistas citantes; es decir, que las citas de ESCI  se incluyen en el número de citas recogidas por Journal Citation Reports (JCR), contribuyendo de este modo a los factores de impacto de las revistas indexadas en JCR. Por lo tanto, los artículos en revistas indexadas por ESCI se incluyen en el cálculo del índice h de un autor y en los análisis realizados en datos de Web of Science o productos relacionados, como InCites.

El hecho de que una revista sea incluida en esta base de datos es considerado por algunas agencias de acreditación como un indicio de calidad de la revistas como por ejemplo en el caso de los sexenios del CNEAI, y en los procesos de acreditación científica de la Aneca, al mismo nivel que las revistas de WoS y como un indicador válido para la acreditación científica en Ciencias Sociales y Humanidades. (Fuiente; UNED)

ESCI cumple con las prioridades de Clarivate Analytics para ampliar la cobertura de la base de datos dando visibilidad y transparencia a las revistas que han solicitado ser incluidas en Web of Knowledge.

Según Clarivate Analytics, el total de revistas incluidas en ESCI es de 6.300. El 45% de las revistas son Europeas y un 8% son españolas, con un total de 535 revistas españolas en total, de las cuales 459 en Ciencias Sociales y Humanidades. (Fuente: Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología)

 

Uso del Factor de Impacto de la Revista en la acreditación académica, promoción y evaluaciones

tyler-large

 

McKiernan EC, Schimanski LA, Muñoz Nieves C, Matthias L, Niles MT, Alperin JP.2019Use of the Journal Impact Factor in academic review, promotion, and tenure evaluations. PeerJ Preprints 7:e27638v2 https://doi.org/10.7287/peerj.preprints.27638v2

Supplemental information: Mentions of the Journal Impact Factor in review, promotion, and tenure documents. DOI: 10.7287/peerj.preprints.27638v2/supp-1

El Journal Impact Factor (JIF) fue diseñado originalmente para ayudar a las bibliotecas a decidir qué revistas indexar y comprar para sus colecciones. Sin embargo, en las últimas décadas, se ha convertido en una medida utilizada para evaluar los artículos de investigación en función del rango de la revista. Los investigadores a menudo informan que se sienten presión para publicar en revistas con alto Factor de Impacto y mencionan la confianza en el JIF como un problema con los actuales sistemas de evaluación académica. Aunque los informes de los investigadores son útiles, falta información sobre la frecuencia y la forma en que se utiliza actualmente el JIF para la acreditación, promoción y permanencia en el cargo (RPT).

En esta investigación se recopilaron y analizaron documentos de acreditación para la revisión, promoción y permanencia en el cargo (RPT). de una muestra representativa de 129 universidades de Estados Unidos y Canadá y de 381 de sus unidades académicas. Se encontró que el 40% de las instituciones de doctorado, de investigación intensiva (tipo R) y el 18% de las instituciones de maestría, o integrales (tipo M) mencionaron explícitamente el JIF, o términos estrechamente relacionados, en sus documentos RPT. Las instituciones de pregrado o de bachillerato (tipo B) no lo mencionaron en absoluto.

Una lectura detallada de estos documentos sugiere que las instituciones también pueden estar utilizando una variedad de términos para referirse indirectamente al JIF. El análisis cualitativo muestra que el 87% de las instituciones que mencionaron el JIF apoyaron el uso de la métrica en al menos uno de sus documentos de acreditación, mientras que el 13% de las instituciones expresaron cautela sobre el uso del JIF en las evaluaciones. Ninguno de los documentos de acreditación RPT que se analizaron criticó duramente al JIF ni lo prohibió su uso en las evaluaciones. De las instituciones que mencionaron el JIF, el 63% lo asociaron con calidad, el 40% con impacto o importancia, y el 20% con prestigio, reputación o estatus. En resumen, los resultados muestran que el uso del JIF se fomenta en las evaluaciones de acreditación académica, especialmente en las universidades en las que se hace investigación intensiva, e indican que hay mucho trabajo por hacer para mejorar los procesos de evaluación para evitar el potencial mal uso de métricas como el JIF.