Archivo de la etiqueta: Ciudades inteligentes

La contribución de la biblioteca a las ciudades inteligentes. Planeta Biblioteca 2021/08/29

La contribución de la biblioteca a las ciudades inteligentes. Planeta Biblioteca 2021/08/29

Ir a descargar

Las ciudades inteligentes son centros urbanos basados en el desarrollo urbano sostenible, que aplican la innovación y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) a la gestión y prestación de sus diferentes servicios. Una Smart City prioriza el óptimo desarrollo de infraestructuras con miras a mejorar la economía, el desarrollo social, cultural y urbano. La biblioteca como una institución ciudadana por excelencia tienen importantes contribuciones en la planificación de ciudades inteligentes. Pero ¿Cuál es el papel de la biblioteca en la futura ciudad inteligente?

Las inversiones en participación digital y las iniciativas de ciudades inteligentes fomentan una Charlotte más equitativa

La ciudad de Charlotte tiene una alianza digital de tres años y una iniciativa de Ciudades Inteligentes con Microsoft y otras instituciones. El objetivo de este esfuerzo es crear un centro regional de excelencia en innovación y desarrollo de la mano de obra, con un compromiso sostenido con las startups e innovadores regionales en Smart Cities.

En un mundo cada vez más conectado, la tecnología puede ser una herramienta eficaz para reforzar el compromiso cívico. De este modo, una inversión de 1,2 millones de dólares en varias iniciativas de compromiso digital está ayudando a conectar a los habitantes de Charlotte y a construir una comunidad más inclusiva.

Las últimas inversiones de la Fundación Knight en el espacio de la innovación tecnológica en Charlotte incluyen la contratación de un experto sobre ciudades inteligentes que dirigirá las estrategias locales sobre el tema, que potenciará los esfuerzos para reducir la brecha digital por medio de una plataforma digital para ayudar a los residentes a visualizar las oportunidades de crecimiento de la ciudad y y dinamizará varios proyectos que utilizan la tecnología inmersiva. De este modo, las estrategias de ciudad inteligente garantizan que los servicios de la ciudad sirvan eficazmente a los residentes y garanticen que todo el mundo esté conectado es una parte clave de este proyecto.

Con este proyecto, la ciudad está modernizando no solo la forma de enfocar los servicios de la ciudad, sino también la forma de involucrar a los residentes. La tecnología de vanguardia está desempeñando un papel fundamental en la incorporación de las personas al proceso de desarrollo de las estrategias comunitarias para garantizar oportunidades equitativas, asegurando que se satisfagan sus necesidades y que tengan un papel decisivo en el crecimiento de la ciudad

La última ronda de inversiones pretende reforzar la inclusión digital en todos los barrios de Charlotte y mantener a los habitantes de la ciudad en las conversaciones estratégicas sobre el presente y el futuro de la ciudad. Fuente

¿Cuáles son las ciudades más seguras e inseguras del mundo? Seguridad y resiliencia urbanas en un mundo interconectado.

Safe Cities Index : Urban security and resilience in an interconnected world. The Economist, 2019

Texto completo

El Índice de Ciudades Seguras 2019 es un informe de The Economist Intelligence Unit, patrocinado por NEC Corporation. El informe se basa en la tercera iteración del índice, que clasifica 60 ciudades a través de 57 indicadores que abarcan la seguridad digital, la seguridad sanitaria, la seguridad de las infraestructuras y la seguridad personal. El índice fue ideado y construido por Vaibhav Sahgal y Divya Sharma Nag. El informe ha sido redactado por Paul Kiestra y editado por Naka Kondo y Chris Clague. Los resultados del índice se complementaron con una amplia investigación y entrevistas en profundidad con expertos en la materia.

La humanidad es una especie predominantemente urbana, con más del 56% de nosotros viviendo en ciudades. En 2050 lo hará el 68%, lo que refleja una velocidad de urbanización aún más rápida de lo previsto. Este proceso se está produciendo de forma más visible en los países en desarrollo, algunos de los cuales tienen dificultades para hacer frente a la magnitud del cambio. En efecto, los retos de la urbanización, si no se afrontan, pueden entrañar riesgos humanos y económicos considerables. Por otro lado, si se abordan de forma eficaz, el crecimiento de las ciudades puede convertirse en una parte esencial de la forma en que las economías emergentes encuentren la manera de alcanzar a las de los países más desarrollados y de que la humanidad en su conjunto cree formas de vida más sostenibles.

Así, la gestión urbana desempeñará un papel fundamental en la definición de la calidad de vida de la mayoría de los seres humanos en los próximos años. Un elemento clave para ello será la capacidad de las ciudades para proporcionar seguridad a sus residentes, empresas y visitantes.

Tokio vuelve a ocupar el primer puesto en la clasificación general, y las ciudades de Asia-Pacífico ocupan seis de los diez primeros puestos, pero la región geográfica no tiene una relación estadística con los resultados.

Otras ciudades entre las diez primeras son Singapur (2ª), Osaka (3ª), Sydney (5ª), Seúl (8ª empatada) y Melbourne (10ª). Dos ciudades europeas están en este grupo, Ámsterdam (4ª) y Copenhague (8ª empatada), mientras que dos de América lo completan, Toronto (6ª) y Washington, DC (7ª). Sin embargo, un examen más detallado de los correlatos importantes de la seguridad, que se analizan a continuación, reveló que la seguridad de las ciudades no está relacionada con la región global: Tokio, Singapur y Osaka están a la cabeza por sus puntos fuertes específicos, no porque estén en Asia.

Los resultados de los distintos pilares del índice demuestran la importancia de conseguir lo básico. León Tolstoi escribió: “Todas las familias felices son iguales: cada familia infeliz es infeliz a su manera”. Un examen de las cinco primeras ciudades en cada pilar -digital, salud, infraestructuras y seguridad personal- arroja un mensaje similar. En cada área, las ciudades más destacadas tienen lo básico, ya sea un acceso fácil a la asistencia sanitaria de alta calidad, equipos de ciberseguridad dedicados, patrullas policiales de base comunitaria o planes de continuidad de catástrofes.

Esta es la clasificación para septiembre de 2019 de las ciudades más seguras según The Economist. Los datos fueron tomados entre julio y septiembre de 2019

Para esta clasificación, se tuvieron en cuenta 4 categorías:

  • Seguridad digital.
  • Seguridad en salud.
  • Seguridad de infraestructura.
  • Seguridad personal.
RankingCiudadPaísPuntaje
1Bandera de Tokio TokioBandera de Japón Japón92.
2Bandera de Singapur Ciudad de SingapurBandera de Singapur Singapur91.5
3Bandera de Prefectura de Osaka OsakaBandera de Japón Japón90.9
4ÁmsterdamBandera de los Países Bajos Países Bajos88.0
5SydneyBandera de Australia Australia87.9
6TorontoBandera de Canadá Canadá87.8
7Washington DCBandera de Estados Unidos Estados Unidos87.6
8CopenhagenBandera de Dinamarca Dinamarca87.4
9SeúlBandera de Corea del Sur Corea del Sur87.4
10MelbourneBandera de Australia Australia87.3
11Bandera de la Ciudad de Chicago ChicagoBandera de Estados Unidos Estados Unidos86.7
12Flag of Stockholm.svg EstocolmoBandera de Suecia Suecia86.5
13San FranciscoBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.9
14LondresBandera de Reino Unido Reino Unido85.7
15Bandera del Estado de Nueva York Nueva YorkBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.5
16FrankfurtBandera de Alemania Alemania85.4
17Los AngelesBandera de Estados Unidos Estados Unidos85.2
18WellingtonBandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda84.5
19ZúrichBandera de Suiza Suiza84.5
20Hong KongBandera de Hong Kong Hong Kong83.7
21DallasBandera de Estados Unidos Estados Unidos83.1
22TaipéiBandera de Taiwán Taiwán82.5
23ParísBandera de Francia Francia82.5
24BruselasBandera de Bélgica Bélgica82.1
25MadridBandera de España España81.4
26BarcelonaBandera de España España81.1
27Abu DhabiBandera de Emiratos Árabes Unidos Emiratos Árabes Unidos79.5
28DubaiBandera de Emiratos Árabes Unidos Emiratos Árabes Unidos79.1
29MilanBandera de Italia Italia78.1
30RomaBandera de Italia Italia76.4
31BeijingBandera de República Popular China China70.5
32ShangháiBandera de República Popular China China70.2
33SantiagoBandera de Chile Chile69.8
34Buenos AiresBandera de Argentina Argentina69.7
35Kuala LumpurBandera de Malasia Malasia66.3
36EstambulBandera de Turquía Turquía66.1
37MoscúBandera de Rusia Rusia65.8
38KuwaitBandera de Kuwait Kuwait64.5
39RiyadhBandera de Arabia Saudita Arabia Saudita62.5
40Ciudad de MéxicoBandera de México México61.6
41Río de JaneiroBandera de Brasil Brasil60.9
42San PabloBandera de Brasil Brasil59.7
43ManilaBandera de Filipinas Filipinas59.2
44JohannesburgoBandera de Sudáfrica Sudáfrica58.6
45LimaBandera de Perú Perú58.2
46MumbaiBandera de India India58.2
47BangkokBandera de Tailandia Tailandia57.6
48Ho Chi MinhBandera de Vietnam Vietnam57.6

Makerspaces y ciudades inteligentes

Niaros V, Kostakis V, Drechsler W. Making (in) the smart city: The emergence of makerspaces. Telematics and Informatics 2017;34(7):1143–52. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.tele.2017.05.004

Texto completo

Este artículo investiga el potencial de creación de comunidades, aprendizaje e innovación de los makerspaces con el objetivo de explorar su papel como vehículos de transformación social impulsada por los ciudadanos.

Una visión alternativa para la ciudad inteligente puede ser posible a través de un enfoque orientado a lo común, orientado a la democratización de los medios de producción. El principio básico de este enfoque anima a los ciudadanos a participar en la creación de soluciones de forma colectiva en lugar de limitarse a adoptar la tecnología propietaria. Además de las conexiones virtuales observadas en varias iniciativas de economía colaborativa, los makerspaces pueden ser los nodos físicos de una cultura colaborativa. En este contexto, los makerspaces pueden verse como espacios en los que la gente puede participar en el desarrollo de la tecnología para una vida urbana más democrática y sostenible, que no quede subsumida a los dictados del crecimiento económico.

Se utilizan enfoques críticos del concepto de ciudad inteligente para empezar a destacar las promesas de los makerspaces, es decir, aquellos lugares urbanos emergentes que promueven prácticas de intercambio, ejercen formas de gobernanza basadas en la comunidad y utilizan tecnologías de fabricación locales. Se ofrece una visión general de la historia de los makerspaces que se remonta al movimiento hacker. A partir de fuentes secundarias, se analiza brevemente su potencial de creación de comunidades, aprendizaje e innovación. En este ensayo se argumenta que los espacios de creación pueden servir como centros y vehículos para la transformación impulsada por los ciudadanos y, por tanto, desempeñar un papel clave en una visión más inclusiva, participativa y orientada a los ciudadanos de la ciudad inteligente.

La urbanización es una tendencia de nuestro tiempo, con la mayor parte de la población humana a nivel mundial viviendo en ciudades; una tendencia que no hace más que aumentar. Las ciudades son centros económicos que, a través del consumo masivo de recursos, provocan un fuerte impacto medioambiental, así como conflictos y disputas sociales. Esto crea la necesidad de nuevas conceptualizaciones para una ciudad que sea capaz de abordar los problemas actuales de forma más imaginativa, inclusiva y sostenible. En este contexto, ha surgido el término “ciudad inteligente”. Sin embargo, este concepto es, como mínimo, vago, ya que no existe una plantilla única para enmarcarlo ni una definición única para todos.

La idea de “ciudad inteligente” ha cristalizado en una imagen de utopía urbana dirigida por la tecnología e impregnada de infraestructuras tecnológicas controladas centralmente, con el objetivo de mejorar el entorno urbano en términos de eficiencia, seguridad y sostenibilidad. Mediante la instalación de innumerables sensores inalámbricos y la utilización del IoT, las tecnologías de red/compartidas instaladas suelen tener como objetivo una mejor gestión de la energía y de la basura; la reducción del consumo de agua; la mejora de la movilidad de los ciudadanos; y la prevención de la delincuencia.

A veces se dice que la ciudad inteligente no tiene en cuenta a los ciudadanos. De ahí el auge de los bienes comunes colaborativos, es decir, de los recursos compartidos, a través de los “makerspaces” urbanos; espacios abiertos dirigidos por la comunidad en los que los individuos comparten recursos y se reúnen regularmente para colaborar en proyectos creativos orientados a los bienes comunes, normalmente utilizando tecnologías de software y hardware de código abierto. Gracias a la intersección de las tecnologías digitales y la vida urbana, han surgido varias iniciativas que intentan eludir la dependencia de las empresas privadas o los gobiernos para proporcionar soluciones. Personas de diferentes orígenes y objetivos tienen acceso a las herramientas de creación de prototipos en los makerspaces, lo que les permite colaborar para producir soluciones a pequeña escala para los problemas de la vida cotidiana. Producen sus propias soluciones en lugares de co-working que pueden recibir diversos nombres como microfábricas, hackerspaces, fablabs o media labs y otros. En este trabajo, algunos de estos términos se emplean en varias etapas, pero el término “makerspace” se utiliza como paraguas para todos ellos. Las principales razones por las que la gente utiliza los makerspaces son la socialización y el aprendizaje. Por lo tanto, los makerspaces pueden ser plataformas que cultivan relaciones y redes, construyendo capital social, es decir; es decir, auténticas redes sociales de apoyo, confianza y reciprocidad.

Por lo tanto, el potencial de aprendizaje de estos espacios, junto con los entornos de aprendizaje abiertos; el aprendizaje basado en proyectos; la experimentación informal ; y la colaboración entre iguales pueden motivar el aprendizaje social y la implicación personalizada de los participantes. De esta manera, los makerspaces han generado recientemente mucho interés en diversos círculos educativos como bibliotecas y museos, que han creado espacios con el objetivo de potenciar la actividad creativa, el intercambio de recursos y el compromiso activo con la fabricación, los materiales, los procesos y las ideas en relación con sus colecciones y exposiciones.

Sheridan et al., en su estudio de tres makerspaces, concluyen que, como espacios educativos, permiten a los makers implicarse en “participar en un espacio con diversas herramientas, materiales y procesos; encontrar problemas y proyectos en los que trabajar; iterar a través de los diseños; convertirse en miembro de una comunidad; asumir funciones de liderazgo y enseñanza según sea necesario; y compartir creaciones y habilidades con un mundo más amplio” Por lo tanto, los makerspaces, reconocidos como lugares de creación de comunidades, creatividad y aprendizaje, los makerspaces podrían cambiar las reglas del juego hacia nuevas formas de espacios educativos e innovación (social). En los “makerspaces” la gente innova y aprende junta fabricando cosas y utilizando la web para conectarse globalmente y compartir diseños, tutoriales y códigos.

También, los Makerspaces se consideran a menudo centros que pueden actuar como incubadoras tanto de el desarrollo de la innovación como del espíritu empresarial. Varios emprendimientos innovadores y empresas de nueva creación han surgido a través de los makerspace. La red de Public Lab ha producido en colaboración productos de bajo coste, de código abierto y apoyados por la comunidad, como el sistema de monitorización de la calidad del aire en interiores Roomba, el sistema de monitorización del agua Riffle, el sistema de monitorización Dustuino y espectrómetros de sobremesa y móviles. También, el proyecto Open Access Control comenzó en el makerspace estadounidense 23b Shop para satisfacer la necesidad de un control de acceso electrónico personalizable y de bajo coste en el makerspace. Después de construir un primer prototipo que funcionó con éxito, se encargaron varias placas comerciales a Flashline Electronics. Otra iniciativa orientada a las ciencias de la vida es Backyard Brains, que surgió en el makerspace estadounidense All Hands Active. Esta empresa emergente cuenta con una serie de productos novedosos de código abierto, como la Spikerbox, que utiliza invertebrados para ayudar a aprender cómo funcionan las células del cerebro para comunicarse.

Como afirma Lindtner y otros, en definitiva, los makerspaces no deberían considerarse simplemente como lugares de experimentación con tecnologías de fabricación locales, sino como lugares “donde la gente experimenta con nuevas ideas sobre las relaciones entre empresas, diseñadores y consumidores”

También hay numerosas infraestructuras tecnológicas que se han desarrollado en los makerspaces en respuesta a determinadas necesidades de la comunidad, que se comparten abiertamente, independientemente de que conduzcan o no a la comercialización de nuevos productos o servicios.

índice de ciudades inteligentes 2020: Singapur, Helsinki y Zúrich ocuparon los primeros lugares

Índice de ciudades inteligentes

https://imd.cld.bz/Smart-City-Index-2020

Singapur, Helsinki y Zúrich ocuparon los primeros lugares en el Índice de ciudades inteligentes 2020, en un año en el que muchas ciudades europeas cayeron en la clasificación. El índice de ciudades inteligentes clasifica las ciudades en función de los datos económicos y tecnológicos, así como de las percepciones de sus ciudadanos sobre lo “inteligentes” que son sus ciudades.

Documentos relacionados

Por ranking:

»Índice de ciudades inteligentes 2020 frente a 2019 (por ranking, PDF)

»Índice de ciudades inteligentes 2020 frente a 2019 (por ranking, jpg)

Alfabético:

»Índice de ciudades inteligentes 2020 versus 2019 (alfabético, PDF)

»Índice de ciudades inteligentes 2020 frente a 2019 (por orden alfabético, jpg)

¿Qué esperan y quieren exactamente los ciudadanos de una ciudad inteligente?

 

street-smart_hi

 

Street smart: Putting the citizen at the center of smart city initiatives.Capgemini Research Institute, 2020

Texto completo

Infografía

 

En el último informe del Capgemini Research Institute – Street smart: poner al ciudadano en el centro de las iniciativas de ciudades inteligentes – se encuestoencuestó a 10.000 ciudadanos en 10 países en abril de 2020, analizando los desafíos que enfrentan y su disposición a usar iniciativas de ciudades inteligentes. También se habló con 300 funcionarios de la ciudad sobre sus puntos de vista sobre las iniciativas de ciudades inteligentes y los desafíos de la implementación, entrevistando a varios gestores de la ciudad para conocer sus perspectivas sobre la implementación de la ciudad inteligente. Estos son los hallazgos eso:

  • La vida en la ciudad no es fácil: de hecho, uno de cada tres habitantes de la ciudad quiere abandonar su ciudad debido a los desafíos que enfrentan al vivir allí.
  • Las iniciativas de ciudades inteligentes benefician a las ciudades y atraen a los ciudadanos: cerca del 60% de los ciudadanos creen que las ciudades inteligentes son iguales a sostenibilidad y mejores servicios.
  • Los programas de ciudades inteligentes deberían centrarse en casos de uso clave, especialmente cuando se trata de servicios públicos, transporte y movilidad, los ciudadanos están ansiosos por usarlos y dispuestos a pagar más por ellos.
  • El progreso es lento: apenas el 22% de los funcionarios de la ciudad acaba de comenzar a implementar un puñado de iniciativas.

Para poner en marcha las iniciativas de la ciudad inteligente, los gestores de la ciudad y los ciudadanos deben trabajar con nuevas empresas, institutos académicos y fondos de capital de riesgo con un enfoque en la confianza, la innovación y los datos como los impulsores clave. Dicha colaboración debe esforzarse por crear una atractiva visión de ciudad inteligente basada en la sostenibilidad y la resiliencia. Debería convertir a los gesgestores de la ciudad en empresarios al tiempo que se garantiza que la protección y la confianza en los datos se incorpore a la forma en que se recopilan y utilizan los datos de los ciudadanos. Finalmente, también será clave una cultura de innovación y colaboración con ciudadanos y entidades externas.

 

Investigación sobre Ciudades y Pueblos Inteligentes Sostenibles

 

sustainable_smart_cities_and_smart_villages_research-2

Lytras, M. and A. Visvizi (2020). [e-Book] Sustainable Smart Cities and Smart Villages Research: Rethinking, MDPI.

Texto completo

 

En los últimos años se han registrado sofisticadas propuestas de políticas para el desarrollo rural y urbano sostenible. Los conceptos de aldea inteligente y ciudad inteligente promueven una visión centrada en el ser humano para una nueva era de innovación social impulsada por la tecnología. En este número especial se ofrece un útil panorama general de las novedades más recientes en los ámbitos, frecuentemente superpuestos, de la investigación sobre la ciudad y la aldea inteligentes. En este número especial se han abordado diversos temas, como el bienestar, la felicidad, la seguridad, la democracia abierta, el gobierno abierto, la educación inteligente, la innovación inteligente y la migración. Estos temas definen la dirección de las futuras investigaciones en ambos campos. La organización del debate pertinente se articula en torno a tres pilares: Sección A: Investigación sobre ciudades y pueblos inteligentes sostenibles: Fundaciones – Agrupación de servicios de ciudades inteligentes: Percepciones, expectativas y respuestas – Desarrollo de ciudades inteligentes y bienestar de los residentes – Análisis de los datos de los servicios de redes sociales para la planificación urbana inteligente Sección B: Investigación sobre ciudades y aldeas inteligentes sostenibles: Estudios de casos sobre el replanteamiento de la seguridad, la protección y el bienestar, y la felicidad – Examen de un programa de densificación urbana y ecologización basado en las partes interesadas para la ciudad interior de Rotterdam – Aceleración de la transición a una ciudad habitable con bajas emisiones de carbono – Repercusiones del programa de desarrollo integral de aldeas rurales en la sostenibilidad rural en Corea – Análisis del nivel de accesibilidad de los espacios verdes urbanos públicos a diferentes grupos de personas socialmente vulnerables – Preferencia de los consumidores y factores que influyen en el consumo de despojos en el distrito de Amathole Cabo Oriental (Sudáfrica) – Turismo sostenible: ¿Una teoría oculta de la imagen cinematográfica? A Theoretical and Visual Analysis of the Way of St. James – Future Development of Taiwan’s Smart Cities from an Information Security Perspective – Towards a Smart and Sustainable City with the Involvement of Public Participation-The Case of Wroclaw Section C: Sustainable Smart City and Smart Village Research: Cuestiones técnicas – Detección y localización de fugas de agua en las redes de agua con el apoyo de un sistema de TIC con métodos de inteligencia artificial como camino a seguir para las ciudades inteligentes – Un estudio del orden público del paisaje de la aldea de Xinye – Cambios espacio-temporales y dependencias de los precios de la tierra: Un estudio de caso de la ciudad de Olomouc – Evaluación geográfica de los modos de transporte de bajo carbono: Un estudio de caso de una universidad de suburbios – Análisis de rendimiento de un control de acceso basado en encuestas combinado con el esquema de dormir en V2I VANETs para ciudades inteligentes.

Infraestructura, políticas públicas y el desafío de los Big Data

 

markitech_smart_cities

 

Sosa Escudero, Walter. Infrastructure, Public Policy and the Challenge of Big Data. IBD, 2020

Texto completo

 

En este artículo se analizan las posibilidades de utilizar datos masivos y estrategias de aprendizaje automático para mejorar la prestación de servicios públicos en muchas dimensiones, entre ellas un mejor acceso o calidad y la reducción de costos. Se presentan varios ejemplos para el caso del agua, la electricidad y el transporte. En la nota también se destacan los retos a los que se enfrenta el sector de la infraestructura y, en general, el sector público en relación con las posibilidades y limitaciones de los big data.

Juventud y Ciudadanía Digital: comprender las habilidades necesarias para un mundo digital

 

2020-03-26_19-58-17-768x993-1

 

Cortesi, Sandra, Alexa Hasse, Andres Lombana-Bermudez, Sonia
Kim, and Urs Gasser. “Youth and Digital Citizenship+ (Plus):
Understanding Skills for a Digital World.” Berkman Klein Center for
Internet & Society (2020).

Texto completo

 Temas relacionados

 

 

 

 

“Youth and Digital Citizenship+ (Plus): Understanding Skills for a Digital World” explora cuestiones importantes sobre los jóvenes y el entorno digital, y proporciona una visión general y un análisis del discurso actual en torno a la juventud (12-18 años) y el concepto de ciudadanía digital. En el informe se propone un concepto modificado de “ciudadanía digital+ (plus)”, con el objetivo de reunir a diferentes comunidades para promover la capacidad de los jóvenes de aprovechar las oportunidades y navegar por los desafíos del mundo en línea.

 El informe se centra en varias cuestiones clave:

  • ¿Por qué el concepto de ciudadanía digital se ha convertido en un tema central en los debates sobre la juventud, la educación y el aprendizaje en el siglo XXI?
  • ¿En qué se parece o difiere el concepto de ciudadanía digital de otros conceptos, como la alfabetización digital, la alfabetización mediática, las nuevas alfabetizaciones mediáticas, las aptitudes del siglo XXI o la competencia digital?
    ¿Qué se aborda en el actual panorama de la ciudadanía digital y en qué medida se incluyen las voces de los jóvenes en el desarrollo, la aplicación y la evaluación de las iniciativas de ciudadanía digital?
  • ¿Cuáles son las principales consideraciones para los espacios de aprendizaje y la participación significativa de los jóvenes?
  • ¿Cómo podemos abordar las áreas poco exploradas, como la inteligencia artificial y los datos?

 

 

Ciudades disruptivas: Decálogo para las ciudades del futuro

 

screen_shot_2014-08-25_at_11.41.17_am.0.0

Ciudades disruptivas : ¿Cómo evolucionarán las ciudades en la próxima década?. Madrid: Fundación Innovación Bankinter, 2020

Texto completo

 

En la actualidad, las ciudades se encuentran en la encrucijada de varias tendencias disruptivas. Tecnologías apasionantes como los vehículos autónomos y la infraestructura “inteligente” prometen hacer la vida más fácil y eficiente, pero podrían alterar sustancialmente el uso del espacio y el empleo; las personas y las empresas continúan emigrando a las ciudades; el open data obliga a los ciudadanos a colaborar para mejorar la vida urbana, pero a la vez se presentan nuevos desafíos de seguridad; y se presentan otros riesgos como el cambio climático a largo plazo. Nuestros expertos analizan estos retos y proponen las mejores vías para transformar nuestras ciudades en ciudades disruptivas.

La aparición de tecnologías disruptivas está alterando nuestras expectativas en torno a cómo pueden responder las ciudades ante los retos que se les presentan. ¿Qué debemos esperar de la tecnología en el terreno urbano? ¿Hasta qué punto está transformando el mundo el que vivimos? ¿Qué desafíos añade su aplicación a los que ya acumulaban las ciudades? Ante los cambios a los que se enfrentan las ciudades, los expertos del Future Trends Forum han detectado puntos clave a tener en cuenta en el desarrollo futuro de las ciudades:

 

Decálogo para las ciudades del futuro.

01. Smart Cities. La tecnología está modificando la vida en las ciudades haciéndolas más inteligentes en lo referente a la movilidad, el medioambiente o los servicios públicos.

02. Ciudadanos conectados. El uso de las nuevas tecnologías disruptivas está creando nuevas tendencias en el funcionamiento de las ciudades ¿Cómo va a cambiar el comportamiento de consumo de los ciudadanos?

03. Espacio Urbano. Las ciudades están recuperando espacio para los peatones, ¿qué hacer con el espacio reservado hasta ahora a aparcamientos?

04. Movilidad. El vehículo autónomo y las nuevas formas de movilidad transformarán la ciudad de forma gradual ¿cómo deben regularse los nuevos sistemas de movilidad?

05. Vivienda. Las ciudades necesitarán nuevas regulación y sistemas flexibles para la gestión de la vivienda. ¿Cómo implicar a todos los actores implicados (sector público, privado y ciudadanía) para lograr agilidad en este ámbito?

06. Gentrificación. La desigualdad y el acceso a los servicios es una de las cuestiones de las ciudades del futuro para garantizar la integración social. ¿Cómo determinar quién pertenece a la comunidad? ¿Son la propiedad y la renta las que ponen el listón?

07. Envejecimiento. Las ciudades (especialmente las europeas) tienen que tener en cuenta el envejecimiento de su población y desarrollar políticas asistenciales adaptadas a sus necesidades. ¿qué políticas e infraestructuras son necesarias para paliar las consecuencias del envejecimiento de la población?

08. Infraestructuras. de telecomunicaciones y energéticas que respondan a las nuevas necesidades de las ciudades del futuro ¿Qué infraestructuras se deberán priorizar para el desarrollo de los elementos urbanos?

09. Sostenibilidad ambiental. Las ciudades deberán trabajar en la eficiencia de la gestión de sus recursos y residuos. ¿Cómo incentivar la sostenibilidad medioambiental y la conciencia ciudadana en las ciudades?

10. Innovación. Las ciudades deben convertirse en centros de innovación donde transformar las nuevas ideas en acciones de creación de valor y riqueza. ¿cómo pueden las ciudades atraer la innovación?